La casa de los diablos; Lucía Baquedano

Literatura juvenil española contemporánea. Siglo XX. Resumen. Orfandad

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

La casa de los diablos.

Personajes:

María: Es la chica que muere en el accidente de tren, viajaba sola, cuando conoce a Teresa y tienen en común que son huérfanas. Tiene cuatro hermanos, y es confundida por Teresa tras el accidente, ya que se le traspapela la información de cada una.

Teresa: Es la chica que es confundida por María y no tiene a nadie de familia. Ella va a vivir con. La abuela, Fernanda, y los tres hermanos de María. En la casa la reconocen como María ya que nunca la habían visto en persona.

Fernanda: Mujer que vive y trabaja en la casa.

Julia (la Abuela): Mujer que acoge a Teresa como si fuera María y la lleva a su casa. Es abuela de David, Víctor, Andrés y Juaquincho.

Andrés: Uno de los hermanos, es el mayor y el dominante del grupo. No llega a la edad de once años.

Juaquincho; Hermano pequeño, rubio pelo rizado y ojos castaños

David: Uno de los hermanos, es muy desastrado

Víctor: es uno de los hermanos y casi nunca va al colegio. Tiene 9 años.

Adriana: Jefa del Orfanato donde se cría Teresa.

Jacobo: es el tío, quiere llevarse a los niños fuera del pueblo para que estudien.

Pirula y Emili: son dos hermanas que pertenecen a la familia Beltrán. Se hacen amigas de Teresa (María).

Argumento:

Este libro comienza contando Teresa que es una estudiante que vive en un orfanato porque es huérfana, le da un trabajo la profesora del orfanato y Teresa acepta. Teresa va en el tren y conoce a María y ven que tienen muchas cosas en común en su historia. De repente Teresa aparece en el hospital, y le empieza a decir el médico que si conoce el nombre de María, ella dice que no le suena, que ella se llama Teresa. Cuando el médico le dice que un familiar suyo va a venir Teresa se ríe y dice con ironía que como no venga su abuela… lo que pasa es que Teresa no tiene a ningún familiar, pero el médico dice que va a ser su abuela, y que ella se llama María, entonces Teresa se acuerda del tren, que conoció a una tal María.

Cuando Teresa abre los ojos, ve a una mujer, y dice que es su abuela, cuando le dan el alta, la abuela y Teresa van a la casa, una mujer Fernanda, les recibe en la puerta, feliz le da un abrazo, y dice que tenga cuidado con los diablos de la casa. Teresa se asusta, y entra en la casa, cuando de repente empieza a mirar las habitaciones, encuentra juguetes, y no le cuadra, que dos mujeres mayores jugaran con esos juguetes, cuando de repente recibe un golpe en la cabeza, y pego un chillido al pensar que eran los diablos de los que escucho hablar, cuando de repente sale Fernanda y coge a un niño de debajo del sofá. Teresa ya entiende, que los diablos eran referido a los niños de la casa.

Teresa estaba muy triste y se sentía mal porque no los niños no le querían y que también se sentía mal porque engañaba a las mujeres haciéndose pasar por María, Teresa le pregunta a Fernanda, que quienes son esos niños y la mujer se queda sorprendida y le dice, que son sus hermanos, Teresa asombrada, sorprendida.

A teresa no le gusta nada como tratan los niños a Fernanda y a La abuela. Teresa cree que no están suficientemente bien educados, ya que cada uno de los niños come lo que quiere, cada día, es decir que cada uno toma una cosa diferente a su gusto, en vez de poner lo que hay de comer. También van al colegio cuando quieren, y tienen la casa hecha un desastre, por sus juguetes.

Una noche de tormenta, Teresa esta acostada, y aparece un niño por la puerta, Juaquincho, y le empieza a decir que si está asustada que él le hace compañía oír su ella tenía miedo, cuando de repente suena un relámpago y Juaquincho entra de un salto a la cama, Juaquincho le da un beso de buenas noches y le dice que no le diga nada a Andrés por si se enfada con él.

A la mañana siguiente Andrés rompe las gafas de Teresa. Teresa está feliz ya que le ha roto las gafas que no le servían para nada, al contrario, le afectaba. Fernanda se entera y le lleva corriendo a la óptica, cuando se sale Fernanda, Teresa le pregunta al de la óptica que si le pueden poner sin graduar, y cuando sale de la óptica con sus gafas nuevas, ve aquellas manchas que veía, ahora eran árboles y campos.

Teres comienza a poner orden entre ‘’sus cuatro hermanos’’ los está acostumbrando a comer todo, a ir al colegio… ahora le decían mandona, pero ella era feliz. Esa noche Juaquincho y le da un beso de buenas noches y le dice que le quiere.

Cuando esta yendo a comprar ve a Víctor en la bici dando vueltas por la plaza a Teresa le entran ganas de montar en bici, y va a su casa y se va a la plaza con la bici y a Víctor le reta a un duelo, Teresa pierde, y Víctor le intenta enseñar, cuando de golpe se chocan los dos con una camioneta.

Al día siguiente cuando Víctor iba con sus hermanos hacia el colegio, dijo que se le había olvidado el almuerzo, Teresa sabía que no se le había olvidado el almuerzo y salió a la puerta, cuando de repente, Víctor le da un beso y le dice que le quiere.

David, también estaba empezando a encariñarse con ella y eso que no le miraba nunca y no le hablaba, y entonces un día le regaló una rosa.

Teresa esta cosiéndole una bufanda con los colores del equipo de futbol a Andrés. Ya que Fernanda no puede con todo.

Una mañana Teresa se siente triste, y no es por la casa, porque ella está a gusto, sino porque no quiere engañar a la familia, porque está recibiendo un cariño que no es para ella y quiere irse de la casa.

Teresa piensa en irse cuando termine la bufanda, pero algo le impide terminar la bufanda, cada vez que quiere terminarla ve que la bufanda va encogiendo, cuando por fin la termina, se la da a Andrés. Y Teresa envía una carta al orfanato donde vivía, y entonces se la da a Fernanda para que la lleve a correo. Pasa unos días y no le llaman. Pasa más de un mes sin saber nada, cuando un hombre llama a la puerta, no era para ella, sino era un tal Jacob que venia a llevarse a los niños, Fernanda se negó y le echo de la casa, cuando se fue, Teresa le pregunto quién era y le dijo que era el tio Jacob, y que venia a llevarse a los niños después de estar toda la vida en el pueblo.

Teresa decide ir a la peluquería para cambiar de look y se corta el pelo, en la peluquería conoce a dos chicas muy majas, Emmili y Pirula. Y le invita a Teresa y a sus hermanos a su piscina todos los días que quieran.