La casa de Bernarda Alba; Federico García Lorca

Literatura española contemporánea. Generación del 27. Teatro y drama lorquiano. Argumento. Personajes

  • Enviado por: Jmusic9
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
cursos destacados
Doctorado en Lengua Española y Lingüística General
UNED
El Programa de DoctoradoLENGUA ESPAÑOLA Y LINGÜÍSTICA GENERAL, del Departamento de Lengua Española y Lingüística...
Solicita InformaciÓn

Amor y Duelo en la España Contemporánea. Nuevas Etnografías sobre el Ciclo de Vida
UNED
Este curso pretende ofrecer un acercamiento reflexivo a los modos y significados de los rituales contemporáneos...
Solicita InformaciÓn

publicidad

Guía de lectura

La Casa De Bernarda Alba

Guía de Lectura

1.- Resume el argumento en 19-20 líneas.

La casa de Bernarda Alba es una crítica de Lorca hacia la sociedad de esta época. En la obra se describe la vida de una familia de clase social alta en la que nada más empezar el padre muere. Consecuentemente es Bernarda la que tiene que realizar la función del padre. Bernarda mantiene a sus hijas aisladas de la gente del pueblo, ya que cree que ningún hombre del pueblo tiene derecho a pretender a una mujer de clase social más elevada. No obstante las hijas desarrollan un gran interés por encontrar un hombre al que pretender. Aparece uno (Pepe) que pretende a Angustias, pero entre las hermanas es sabido que sólo es por el dinero. Ahí empieza una lucha por parte de Adela (la más joven) ya que sabe que él en realidad la quiere a ella y Martirio, que no es físicamente agraciada y se muere de los celos. Los trámites para la boda se están acelerando gracias a los consejos de Poncia (la criada) hacia Bernarda, pero no lo suficiente. La historia desencadena en que descubren como Adela y Pepe quedan para verse por la noche, y empieza una discusión tan fuerte entre la familia que Adela se suicida, ya que cree que Bernarda ha matado a Pepe.

2.- Tema de la obra:

El tema principal de la obra es la preocupación por tener un futuro y formar una familia a la vez que la resignación por el futuro anulado a causa de la clase social o sexo.

Este es el motivo que lleva a las hijas de Bernarda a obsesionarse, ya que ellas quieren conseguir un hombre con el que formar una familia pero es Bernarda la que les impide movida por el “qué dirán” y por un pensamiento anticuado.

3.- Temas secundarios:

  • Injusta educación sexista: Las hijas de Bernarda han recibido una educación en la cual el eje principal es el hombre. La mujer queda reducida a un segundo plano, anulando toda valía o protagonismo. El papel de la mujer en esa época (y hasta hace muy poco tiempo) era el de concebir, cuidar de la casa y alimentar a su familia, nada más. Este papel era aceptado por resignación por parte de las mujeres afectadas. En la obra vemos como Adela no piensa exactamente así y eso la separa de las demás hermanas. Hay momentos (como por ejemplo cuando Bernarda les manda tejer el ajuar) en que se ven esos contrapuntos discordantes que son rápidamente solventados por la madre, que ejerce su papel de poder.

  • Erotismo desprovisto de envoltura sentimental, reducido a la fuerza elemental del sexo: Las hijas de Bernarda están constantemente aisladas de la sociedad. Ellas van cosechando un afán por conseguir a un hombre, pero su madre se lo impide alejándolas del contacto con los hombres del pueblo, que son de otra clase social. Este hecho provoca que vaya creándose dentro de ellas un gran deseo sexual y se vaya descuidando el verdadero sentido del mismo, que es el amor. Ese es el causante, por ejemplo, del robo de la foto de Pepe por parte de Martirio y su posterior descubrimiento entre sus sábanas, puro deseo carnal.

  • Exagerado sentido de la honra y la reputación, unido a al exacerbado orgullo de pertenecer a una casta superior: La familia de Bernarda Alba es una familia procedente de una clase social alta, hecho que está dispuesta a defender Bernarda a lo largo de la obra. A lo largo de la misma podemos encontrar abundantes alusiones al “qué dirán”, y en un par de ocasiones, referencias directas por parte de Bernarda a que “no importa el corazón, sino lo que parezca” casi textualmente. En esa época, quizás incluso más que ahora, se le daba un valor muy considerable a la honra de un individuo, y consecuentemente, a la de la familia. Una buena familia debía cuidar que ningún rumor circulase por el pueblo, ya que si se descubría su verdad, perdían todo el respeto ganado por sus raíces y eran motivo de mofa para siempre. Vemos también, por ejemplo, en el linchamiento de la hija de la Librada, que tener un hijo de un hombre que no es su marido es suficiente motivo de deshonra como para que corra un pueblo entero tras ella y la mate.

  • 4.- Análisis de personajes:

  • Bernarda Alba: Bernarda es una mujer mayor, de sesenta años de edad. Viste de luto a causa de la muerte de su marido. Lleva velo en la cabeza, y un abanico a causa del calor de la época. Psicológicamente es una mujer educada a la vieja usanza, con una disciplina muy conservadora inculcada por sus padres y que pretende inculcar a sus hijas. A causa de la muerte de su marido ha de hacer las funciones del mismo en la casa. A lo largo de la obra se la ve como una persona muy autoritaria, a la que se tiene que tener sumo respeto (por ejemplo, sus hijas la tratan de usted) y obedecer a pies juntillas sus órdenes. Es machista.

  • Adela: Adela es la hija menor de Bernarda, tiene 20 años. Físicamente parece ser bastante atractiva, y su juventud refuerza la tesis. Es una chica que tiene mucha ilusión en la vida, ilusión que le intentar arrebatar sus hermanas, ya decepcionadas. Adela intenta no tener el mismo sino de sus hermanas, y se rebela contra la educación impuesta por su madre, totalmente machista (véase cuando las demás hermanas empiezan a coser el ajuar). Es una chica bastante moderna con respecto a sus hermanas, totalmente tradicionales.

  • La Poncia: La Poncia es una mujer de la edad de Bernarda (60 años). Es su criada desde hace 30 años, y es quien tiene mejor relación con Bernarda, aunque en el fondo trabaja para ella por necesidad y la odia; además Bernarda mantiene bastante las distancias. Poncia no parece ser muy agraciada físicamente hablando, pero se supone que es a causa de su edad. Es una mujer con bastante experiencia en la vida, e intuye bastantes cosas de las que pasan en la casa. Es un poco bífida, ya que en algunos fragmentos tiene alguna discusión con Adela y con Bernarda. Tiene que informar a Bernarda de lo que ocurre en el pueblo, por tanto eso la obliga a interesarse por los chismes y cotilleos del pueblo, y eso la convierte en un poco entrometida. Es también a veces un poco agresiva tanto en la forma de hablar como de comportarse.

  • María Josefa: María Josefa es una mujer de muy avanzada edad (ochenta años) y es la madre de Bernarda Alba. A causa de las vivencias de la vida se ha vuelto loca, y las pocas veces que aparece en la obra lo hace proclamando por todas partes que quiere un hombre que la quiera. Físicamente es la típica mujer muy mayor en delicado estado, aunque, según sus nietas, está más fuerte que un roble. Bernarda la tiene encerrada en una habitación, y no le gusta que salga porque la pueden ver los vecinos, hecho que le causaría mucha vergüenza y deshonra. El nombre de María Josefa le viene por los nombres de los padres de Jesucristo, María y José; incluso al final de la obra sale al patio diciendo que va hacia el portal de Belén con una oveja en brazos.

  • 5.- Análisis de los símbolos:

  • El bastón de Bernarda: El bastón de Bernarda es un bastón que lleva Bernarda a lo largo de la obra. Es un símbolo indiscutible de poder. En el conflicto del final de la obra Adela coge el mismo y lo rompe, en un desafío hacia su madre de poder, simbolizando que sin bastón Bernarda no tiene poder.

  • Nombre de los personajes: El nombre de los personajes juega un gran papel descriptivo en la obra, y Lorca lo sabe representar muy bien. El nombre de Bernarda es de origen germánico y significa “con fuerza de oso”, rasgo indisctible de Bernarda, y el apellido Alba, en latín, “blanco”. Angustias tiene este nombre a causa de su edad (39 años) y el seguir soltera, que supone para ella una “angustia”. Magdalena posee este nombre porque es buena y llora con facilidad (llorar como una magdalena, por ejemplo). Martirio, parecido a angustias, pero esta es a causa de su fealdad y su fuerte pasión. Adela significa “naturaleza noble”, y no es difícil deducir que es por su frescura y espontaneidad. Con Poncia se hace una alusión a Poncio Pilatos (la Biblia) y su facilidad para lavarse las manos después de un hecho malvado, perverso. El nombre de Prudencia es adjudicado a una señora mayor que tiene la resignación e inteligencia propia de su edad. Para finalizar está María Josefa, que como he dicho en la pregunta anterior el nombre proviene de los padres de Jesucristo.

  • El agua en la obra: El agua tiene varias simbologías dentro de la obra. Si aparece en forma de río es símbolo sexual, alusión al sexo por parte de algún personaje. En cambio, si es en forma de mar u océano, es una predicción de alguna tragedia. Son simbologías típicas de Lorca, que utiliza en la mayoría de sus obras.