La casa de Bernarda Alba; Federico García Lorca

Literatura española contemporánea siglo XX. Teatro y drama lorquiano. Generación del 27. Argumento. Personajes

  • Enviado por: Sprewell
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad

LA CASA DE BERNARDA ALBA

Sergio Rodríguez Vicente

2º Bachillerato “A” ACTO PRIMERO ACTO PRIMERO ANTO PRIMERO ANTO PRIMACTO PRIMERO

En el primer capítulo todo empieza con la conversación de La Poncia con la Criada que estaban en la casa de Bernarda mientras ella y todas sus hijas estaban en el entierro de su padre (Antonio Maria Benavides). Durante la conversación de La Poncia con la criada se puede notar la pobreza que sufría la clase trabajadora como las criadas para que Bernarda pueda aparentar que es de un elevado nivel social (La Poncia robaba comida del arca donde se guardaba la comida y la criada no daba las sobras de la comida a una vagabunda porque eran para ella) y la gente de clase baja (todos los hijos de La Poncia trabajaban en las tierras de Bernarda para poder vivir). En esa escena y en toda la obra se puede observar como lo que mas importaba de la época no era el ser, era el aparentar. Las sirvientes de Bernarda debían limpiar la casa al máximo para que Bernarda pareciera una persona de clase alta y cuando algo de esto fallaba Bernarda se lo recriminaba a las sirvientas.

Después de la misa todas las personas que acudieron a la misa fueron a casa de Bernarda y se dividieron en hombres y en mujeres, los hombres estaban fuera de la casa y las mujeres dentro de la casa, hablando con Bernarda. Mientras todas las mujeres hablaban de varios temas las invitadas criticaban entre ellas a Bernarda pero ninguna lo manifestaba de forma clara y así todo el mundo quedaba bien con el resto. Cuando todas las mujeres se fueron Bernarda critica a todas ellas diciendo que “llenan su casa con el sudor de sus refajos y el veneno de sus lenguas”. Después de esto Bernarda recuerda a sus hijas que están de luto por la muerte de su padre y que han de respetarlo e ir todas de negro y que las hijas no han de estar con ningún hombre mientras dure el luto. Después de esto Adela demuestra su rebeldía a esa la represión saliendo a la calle con un vestido de color verde, rompiendo así el luto que había declarado su madre. Después de esto Amelia le cuenta a Adela (enamorada de Pepe el Romano) que este se iba a casar con Angustias, y Adela se enfada argumentando que el dinero lo puede todo y que Pepe el Romano no quiere casarse con Angustias por amor, sino por el dinero que ésta heredó de la muerte de su padre (que no fue Antonio Maria Benavides, fue otro anterior)

ACTO SEGUNDO

El acto segundo empieza con las hijas cosiendo y estas aprovechan y preguntan cosas a Angustias, ya sea para informarse sobre Pepe el Romano (¿Qué fue lo primero que te dijo la primera vez que se acercó a tu ventana?) o para chincharla (¿Pongo también las iniciales de Pepe?). Durante esta conversación salió el tema de que una mujer había sido violada por unos hombres que habían atado de manos y pies al marido de ésta y La Poncia cuenta sus aventuras de cuando ella era joven y contó a las hijas de Bernarda que ella había pagado a una prostituta para que su hijo mantuviera relaciones con ella porque al fin y al cabo “eso es lo que necesitan los hombres”. Después de esas anécdotas las hijas de Bernarda se preguntan por Adela que no estaba con ellas cosiendo y La Poncia va con ella para preguntarla que le pasa y de este modo La Poncia se entera de que Adela estaba manteniendo relaciones con Pepe el Romano sin que Angustias lo supiera y que ella estaba tan baja de moral porque la había pillado de sorpresa la noticia de que Pepe y Angustias se iban a casar. Después de esto entran todas las hermanas a la habitación de Adela y oyen la canción de unos obreros que había por el pueblo y se asomaron todas a ver quienes eran. Después de esto sale la conversación de que alguien estaba por la noche en el corral, porque Martirio escuchaba ruidos muchas noches y de repente Angustias entra en la habitación preguntando por el retrato que ella tenia de Pepe el Romano y Bernarda mandó a La Poncia a buscarlo por todas las habitaciones y lo encontró en la habitación de Martirio y esta argumentó en su defensa que lo había cogido para gastarle una broma a Angustias (pero eso no es cierto porque mas adelante se descubre que Martirio también está enamorada de Pepe).

Después de esto La Poncia advierte a Bernarda por primera vez del fatal error que está pasando en su casa y que Bernarda no consigue verlo porque es muy orgullosa y confía en la correcta educación que ha inculcado a sus hijas. Y también informa a Bernarda que Pepe había estado a las 4 de la mañana en el corral, mientras que Angustias afirmaba que el se despedia de ella a la una o las dos. Después de esto, llega a la casa la noticia de que una mujer del pueblo había tenido un hijo con un desconocido y que después de dar a luz mató al niño para acultar todo lo que la había pasado, y por eso todos los hombres del pueblo la llevaban arrastrando por el pelo para matarla.

ACTO TERCERO

El tercer y último capítulo empieza con Prudencia, Bernarda y todas las hijas y sirvientas cenando. Bernarda y Prudencia hablan del marido de prudencia hasta que se oye un golpe en una de las paredes. Este golpe lo hizo Maria Josefa y Bernarda le dijo a Prudencia que había sido uno de los caballos que tenía. Entre tanto también se habla del anillo de compromiso de Angustias y de las riquezas que tenia Bernarda, hasta que se oye el toque de las campanas y todas las hermanas se van a sus habitaciones a dormir excepto Magdalena que se queda dormida en la mesa y Angustias y Bernarda que hablan del enlace que debería tener Angustias con Pepe el Romanos dentro de 3 días. Angustias le cuenta a Bernarda que cada vez que ve a Pepe lo ve como distante, como si pensara en otras cosas y que no está por ella como ella quería y Bernarda la aconseja que nunca llore ni se preocupe por esas cosas porque los hombres son como son. Después de esto las hijas que faltaban llegan donde estaban Angustias y Bernarda y hablan de las estrellas que habían estado mirando. Después de esto todas las hijas se van a dormir y quedan La Poncia y Bernarda y reprenden la conversación que ya habían tenido sobre lo que Bernarda no ve pero Bernarda es tan orgullosa que no quiere ver los sentimientos que tiene Adela y la mayoría de las hijas hacia Pepe.

Después de esta conversación se van todos a dormir y entonces se levanta Adela porque ha oído los perros ladrar y eso quería decir que Pepe el Romano la estaba esperando. Por el camino Adela se encuentra a Maria Josefa con una oveja y Maria Josefa le pregunta porque estaba toda la casa llena de luto (color negro). Adela siguió los pasos que llevaba pero se encontró con Martirio que la impedía ir con Pepe el Romano argumentando que Adela desprestigiaría la familia. Después de discutir un rato Adela consigue hacer enfadar a Martirio y esta reconoce que también está enamorada de Pepe, después de esto, y con la reiteración en las intenciones de Adela para que Martirio se acabara de enfadar, Martirio llamó a gritos a Bernarda y la dijo que Adela estaba enamorada de Pepe el Romano y que Angustias estaba siendo engañada, después de esto Bernarda coge la escopeta y dispara a Pepe el Romano, pero falla y éste se va corriendo. Después de esto Adela se encierra en una habitación y se acaba suicidando. Después de esto Bernarda dice a sus hijas que no lloraran en público, que su hija había muerto virgen, que todas estarán hundidas en un mar de luto... todo para que no piense la realidad que había sucedido