La casa de Bernarda Alba; Federico García Lorca

Literatura española contemporánea. Generación del 27. Teatro lorquiano. Argumento. Personajes. Ambientación. Lenguaje

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad
publicidad

1. Resumen argumental:

En casa de Bernarda Alba abunda el luto. Sus cinco hijas: Angustias, Magdalena, Amelia, Martirio y Adela, las criadas y la misma Benarda visten de luto a causa de la muerte del marido de ésta última. Ninguna de las cinco está casada, todas son solteras. Angustias, la hija mayor, tiene planes de casarse con Pepe el Romano, pero todas dudan que éste la quiera por amor, ya que ella ha obtenido herencia de su padre y creen que la quiere por interés, por dinero. Pero paralelamente a esto Pepe el Romano se va viendo con Adela, la joven de la familia, la cual está muy enamorada de él, al igual que su otra hermana, Martirio. Ésta última, llena de celos ya que sabe que Adela ha estado viéndose con él, después de una fuerte discusión con su hermana, descubre a todas las demás lo sucedido. Todas insultan y critican el comportamiento de Adela, que advierte que nada la separará de Pepe. Finalemente Adela se suicida y Bernarda cuidará el honor de la familia.

2. Subgénero dramático en que podemos incluir esta obra. Justifícalo.

Esta obra, a pesar de tener ciertos rasgos o características de tragédia, es un claro ejemplo e drama. Se dramatiza en esta obra el mundo de la burguesia ( en especial de las mujeres) rural. Se diferencia de una tragedia ya que es una obra con un ambiente más realista del que tienen las tragedias. Aunque al igual que la mayoría de éstas, tiene un trágico final con la muerte de uno de los personajes protagonistas. Pero se define como drama ya que la situación de los personajes, los trágico de la obra no es nada extraordinario o exagerado, es algo natural que puede ocurrir en la vida cotidiana : celos, frustración, engaños, amor, odio, rencor, etc.

3. Temas y subtemas:

Tema: La frustración:

En esta obra se aprecia a la perfección la inmensa frustración que muestran algunos de los personajes. En general todas las hijas de Bernarda están (unas más que otras) frustradas: Angustias, la hija mayor, sigue viviendo con su familia a sus treinta y nueve años y aún mantiene su virginidad ; Magdalena también a sus trenta años mantiene su virginidad y no tiene esperanza alguna, próxima, de tener esposo; Amelia rozando también los treinta está en una situación similar; Martirio además de mantener su virginidad se sabe de ella, mediante un diálogo mantenido entre la Poncia y Bernarda hacia el final del segundo acto, que su madre no la dejó casar con Enrique Humanes, hombre del cual estaba enamorada, cosa que la debió fustrar. Además está enamorada de Pepe el Romano y no está correspondida por él y sabe que una de sus hermanas se casará con él y que otra de ellas tiene un romance también, así que tiene motivos suficientes como para estar frustrada. Finalmente Adela, la hija menor, es la única que pierde su virginidad, con Pepe el Romano, pero a pesar de ello, es muy posible que se sienta también algo fustrada por el echo de no poder estar públicamente con él ( por la reputación, el honor de la familia, etc.) y de no poder casarse con él ya que su hermana, aunque no sea amada por Pepe, es la escogida. Esto puede afectarle también a causa de su juventud y por lo tanto de su espontaneidad, es un personaje al cual le gusta la libertad.

El echo de no conocer varón con la edad que tienen es algo que parece ser les afecta mucho, ya que se puede observar que en múltiples ocasiones, en sus conversaciones surgen palabras o frases con un claro sentido erótico ( como por ejemplo: el río, que se repite varias veces en toda la obra).

Subtema: El estatus social, el qué dirán:

En la primera escena aparecen Poncia y la Criada, y mantienen una conversación, un diálogo entre criados, en la cual de la simple murmuración llegan a dar paso al odio, al rencory al resentimiento profundo. Aquí, en este diálogo, se plantea la lucha de clases. En esta obra se muestra como no hay un cierto tono de solidaridad entre quienes pertenecen a un mismo grupo social, ya que en el primer acto interviene una mendiga y la Criada no hace uso de su soliradidad con ella, si no que la echa descarada y despiadadamente.

Otro aspecto a destacar y que es de gran importancia para Bernarda, es el qué dirán. Este aspecto se ve varias veces a lo largo de toda la obra: por ejemplo al final del primer acto, aparece Angustias muy pintada y se presenta así delante de su madre, eso es algo que ninguna de las otras hijas hubieran intentado hacer, y ella se atreve por la superioridad que le otorga el dinero delante de sus hermanas. Pero Bernarda en esta escena, consciente de que aún debe durar el luto, retira toda la pintura del rostro de su hija, para no arriesgarse a los comentarios del pueblo. Un claro ejemplo también es la oposición de Bernarda a la boda entre Martirio y Enrique Humanes, así demuestra como para ella es más importante ser fiel a su clase social ( para no poder ser criticadas por nadie, basicamente) que la felicidad de su propia hija.

4.Análisis de dos personajes:

Adela:

Adela ( que significa: de naturaleza roble) es el personaje más joven de la obra, con más ganas de vivir, deseos de sentir la libertad y con esperanzas aún de casarse quizás. Des de un principio se puede observar que no se comporta igual que el resto de las hermanas, ya que en el segunto acto, en un momento que debería ser triste, en el que están de luto, le ofrece a su madre un abanico redondo con flores rojas y verdes. Esto es una muestra simbólica del vitalismo de este personaje. A medida que va avanzando la obra a Adela se le complica la situación, ya que poco a poco su secreto se va descubriendo hasta que finalmente lo descubren todas. Adela llegará a enfrentarse con todas: “¡Aquí se acabaron las voces de presidio!”, con sus hermanas, sobretodo con Martirio (ya que ésta también estaba enamorada de Pepe el Romano), con Poncia (porque esta sabe toda la historia con Pepe el Romano) y hasta con su propia madre. Esto demuestra lo importante que es para ella Pepe el Romano: “¡En mi no manda nadie más que Pepe!”, quizás por su manera de sentir las cosas, algo exageradas por su juventud, o simplemente por sentirlas de ese modo, hasta llegar al punto de dejarlo todo, su vida, mostrando así su carácter tremendamente pasional, movido por emociones y profundos sentimientos.

Martirio:

Martirio una joven apasionada y fisicamente defectuosa se caracteriza por su gran frustración y por su maldad con Adela a causa de sus terribles celos por Pepe el Romano.

Como ya he comentado antes su madre, Bernarda, se opone a que Martirio se case con Enrique Humanes cosa que a pesar de que Poncia le quite importancia delante de Bernarda en una conversación que mantienen las dos, debió frustrar algo a Martirio. Otra hecho que fustra a Martirio es el estar enamorada tan perdidamente de Pepe el Romano mientras éste quiere a su hermana Adela y va a casarse con su hermana Angustias. Es al final de la obra cuando en una discusión con Adela pierde la calma y admite sus sentimientos, lo evidente, a su hermana y muestra el gran dolor que siente, la gran tristeza, desolación: “Clávame un cuchillo si es tu gusto, pero no me lo digas más”

5. Función dramática, significado, connotaciones del personaje de Maria Josefa.

Maria Josefa , con ochenta años de edad, es la madre de Bernarda. Hace solamente dos apariciones en toda la obra: en su primera aparición contribuye a culminar toda la violencia que había acumulada en el primer acto, con un final en el cual se queja de su falta de libertad y la pide ansiosa y deseosamente: “¡ Quiero irme de aquí, Bernarda! A casarme a la orilla del mar”. En esa aparición predice que ninguna de sus nietas se casará.

En su segunda y última aparición canta una canción con la letra de la cual se puede adivinar su clara demencia senil. Lo que más sorprende de esta aparición es que a pesar de no estar presente en las conversaciones de la casa y a pesar de estar totalmente aislada, encerrada, le dice a Martirio la situación que hay con Pepe el Romano.

6. Análisis del lenguaje utilizado:

En esta obra se utiliza la prosa como se puede observar. Es un lenguaje más bien llano. Se mezcla el lenguaje formal con el coloquial y eso es debido a la mezcla entre personajes de diferentes clases sociales ( Bernarda y sus hijas y las criadas). También se utilizan algunas figuras retóricas y muchas metáforas también, junto con símbolos e imágenes que representan en muchísmos casos una función erótica ( como por ejemplo el rio).

7. El espacio donde transcurre la acción. La escenografía: los decorados.

La obra sucede entera en casa de Bernarda Alba, aunque dentro de ésta, cambia de situación: en un principio están en una habitación blanquísima ( que puede simbolizar la importancia de las apariencias), con gruesos muros, estos muros, al destacar que son gruesos, simbolizan la protección de la casa. En el segundo acto hay un cambio de escenario pero siguen en el interior de la casa. En el tercer acto cambiarán de escenario varias veces ( en el momento en que se van a cenar, salen al patio, salen también a la puerta del corral.

Todas las muejeres de obra aparecen de negro que simboliza el luto por la muerte su su padre ( Angustias, aunque su padre no fuera éste, también viste de luto). También debería destacarse el vestido verde de Adela, ya que es verde y no puede ponerselo porque tiene que respetar el luto, el verde, en cambio, simboliza esperanza, que podría ser la que tiene Adela por no acabar como sus hermanas.

En general hay un decorado muy sencillo en la obra.

La Casa de

BERNARDA ALBA