La casa de Bernarda Alba; Federico García Lorca

Literatura española contemporánea. Generación del 27. Biografía. Teatro y drama lorquiano. Argumento. Personajes. Ambientación

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas
publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

publicidad

ÍNDICE

NARRADOR

Biografía del autor

García Lorca, Federico (1898-1936), poeta y dramaturgo español; es el escritor de esta nacionalidad más famoso del siglo XX y uno de sus artistas supremos. Su asesinato durante los primeros días de la Guerra Civil española hizo de él una víctima especialmente notable del franquismo, lo que contribuyó a que se conociera su obra. Sin embargo, sesenta años después del crimen, su valoración y su prestigio universal permanecen inalterados.

La casa de Bernarda Alba; Federico García Lorca
Nació en Fuente Vaqueros (Granada), en el seno de una familia de posición económica desahogada. Estudió bachillerato y música en su ciudad natal y, entre 1919 y 1928, vivió en la Residencia de Estudiantes, de Madrid, un centro importante de intercambios culturales donde se hizo amigo del pintor Salvador Dalí, del cineasta Luis Buñuel y del también poeta Rafael Alberti, entre otros, a quienes cautivó con sus múltiples talentos. Viajó a Nueva York y Cuba en 1929-30. Volvió a España y escribió obras teatrales que le hicieron muy famoso. Fue director del teatro universitario La Barraca, conferenciante, compositor de canciones y tuvo mucho éxito en Argentina y Uruguay, países a los que viajó en 1933-34. Sus posiciones antifascistas y su fama le convirtieron en una víctima fatal de la Guerra Civil española, en Granada, donde le fusilaron.

Obra poética

Sus primeros poemas quedaron recogidos en Libro de poemas, de 1921, una antología que tiene grandes logros. En 1922 organizó con el compositor Manuel de Falla, el primer festival de cante jondo (véase Flamenco), y ese mismo año escribió precisamente el Poema del cante jondo, aunque no lo publicaría hasta 1931. El Primer romancero gitano, de 1928, es un ejemplo genial de poesía compuesta a partir de materiales populares, y ofrece una Andalucía de carácter mítico por medio de unas metáforas deslumbrantes y unos símbolos como la luna, los colores, los caballos, el agua, o los peces, destinados a transmitir sensaciones donde el amor y la muerte destacan con fuerza.

Tras los Poemas en prosa, escribió en Nueva York un gran ciclo profético y metafísico en el que el autor apuesta por los oprimidos, sin dejar de sacar a relucir sus obsesiones íntimas. El ciclo iba a constar de dos libros, Poeta en Nueva York, escrito entre 1929 y 1930, pero que no se publicó hasta 1940, y Tierra y Luna, del que algunos poemas fueron incluidos en Diván del Tamarit, concluido en 1934, aunque también se publicó póstumamente.

Calificados muchas veces de surrealistas, los poemas de esa obra clave de García Lorca que es Poeta en Nueva York, expresan el horror ante la falta de raíces naturales, la ausencia de una mitología unificadora o de un sueño colectivo que den sentido a una sociedad impersonal, violenta y desgarrada. Por su parte, los incompletos Sonetos del amor oscuro, escritos durante una temporada en Nueva Inglaterra (Estados Unidos), expresan una desesperación más personal y constituyen unas muestras admirables de erotismo, que sólo recientemente han sido dadas a conocer.

Otro importante poema de Lorca, dentro de la línea del neopopulismo, es el Llanto por Ignacio Sánchez Mejías, de 1935, una elegía compuesta al morir ese torero intelectual, amigo de muchos de los poetas de la generación de Lorca. Mientras que los Seis poemas gallegos, del mismo año, consiguen trascender las referencias populares evidentes.

Teatro

El teatro de Lorca es, junto al de Valle-Inclán, el más importante escrito en castellano durante el siglo XX. Se trata de un teatro de una gama muy variada con símbolos o personajes fantásticos como la muerte y la Luna, lírico, en ocasiones, con un sentido profundo de las fuerzas de la naturaleza y de la vida.

Entre sus farsas, escritas de 1921 a 1928, destacan Tragicomedia de don Cristóbal y Retablillo de don Cristóbal, piezas de guiñol, y sobre todo La zapatera prodigiosa, una obra de ambiente andaluz que enfrenta realidad e imaginación. También pertenece a la categoría de farsa Amor de don Perlimplín con Belisa en su jardín. De 1930 y 1931 son los dramas calificados como “irrepresentables”, El público y Así que pasen cinco años, obras complejas con influencia del psicoanálisis, que ponen en escena el mismo hecho teatral, la revolución y la homosexualidad, a partir de un complejo sistema de correspondencias.

Dos tragedias rurales son Bodas de sangre, de 1933, y Yerma, de 1934, donde se aúnan mitología, mundos poéticos y realidad. En Doña Rosita la soltera, de 1935, aborda el problema de la solterona española, algo que también aparece en La casa de Bernarda Alba, concluida en junio de 1936, y que la crítica suele considerar la obra fundamental de Lorca. Al comienzo de su carrera también había escrito dos dramas modernistas, El maleficio de la mariposa (1920) y Mariana Pineda (1927).

Características del narrador

La obra estudiada pertenece al género dramático y como tal no tiene narrador. Podría ser que tuviera un narrador en voz en off o acotaciones en medio del diálogo, pero este no es el caso.

PERSONAJES

Descritos de forma indirecta, es decir, parte de su comportamiento y comentarios de los otros personajes para que nos hagamos una idea de cómo son.

Personajes principales

Bernarda: Tiene 60 años y es la madre de las jóvenes de la casa. Es muy criticona y está siempre de mal humor. Es estricta, avara, severa, inflexible y ejerce un control absoluto sobre sus hijas. Es muy obtusa, y por ese motivo, no cambia de forma de pensar. Todas estas características hacen de ella una mujer de carácter fuerte. Vive pendiente del qué dirán sus vecinos.

Es el símbolo de la sociedad estricta de esa época.

Adela : Tan sólo tiene 20 años, es la más joven de la casa. Es romántica, la más guapa y ingenua (no se da cuenta que Pepe el Romano, resuelve únicamente sus necesidades sexuales, al ver el problema final en la casa; decide huir como un cobarde). La única que intenta romper todas las normas que su madre impuso desde la muerte de su padre y la que a pesar de todo y de todos intentará conseguir su felicidad.

Ella es el símbolo de la envidia y del amor carnal.

Personajes secundarios

Magdalena: La segunda hija de Bernarda,30 años. Es comprensiva y buena. Es la única también, que defiende la juventud de Amelia y Adela

Angustias : Ricachona, egoísta y casi cuarentona, reprimida y totalmente individualista. Está prometida con Pepe el Romano.

En esta conversación con Bernarda se pueden destacar sus cualidades:

B: “¿Pero has tenido valor de echarte polvos en la cara? ¿Has tenido valor de lavarte la cara el día de la muerte de tu padre?

A: “No era mi padre” .El mío murió hace tiempo. ¿Es que ya no lo recuerda usted?”

B: “Gracias a este hombre tienes colmada tu fortuna”

A : “Esto lo tendríamos que ver”

Amelia : Es junto Adela, de las más jóvenes (27 años). Tímida. Siente el deseo de casarse y de disfrutar de la vida. No quiere seguir siendo una reprimida como la mantiene su madre.

Representa el sentimiento de libertad cerrado.

María Josefa: Tiene 80 años y es la madre de Bernarda. En la obra se da a entender que está loca. Pero, gracias a eso, aparece en los momentos del clímax de la obra para reivindicar la libertad de la persona ,su derecho a recrearse como mujer y a vivir. Quizás es porque desde que empezó a envejecer Bernarda la tiene encerrada en un cuarto de su casa y por eso siente más la necesidad, aún que sea ya vieja, de ser libre y hacer lo que le apetezca .

Ella es el símbolo de este valor en la obra.

Martirio : Es la cuarta hija de Bernarda, 24 años. Joven y egoísta, siente unas ganas increíbles de vengarse de su hermana Adela. Siente un amor reprimido e imposible.

Es el símbolo de la envidia y la desesperación (porque no aguanta la vida de soltera a su edad).

La Poncia: Es una de las criadas de Bernarda y tiene 60 años. Lleva 30 años al servicio de la casa de Alba. Ella quiere mucho a las hijas de Bernarda y las defiende ante su madre, para que les dé libertad. Odia la hipocresía. Es muy sincera para con Bernarda, a la cual intenta avisar a lo largo de la obra de los problemas de las muchachas. Representa el símbolo del amor hacia los hijos (ella ama a las chicas por que se le murió el marido y no pudo tener hijos).

La Criada : No juega un papel importante en la obra, sus apariciones son pocas, únicamente para opinar y enterarse de los problemas de la casa.

Pepe el Romano: Es el prometido de Angustias. Tenia 25 años. Representa el hombre viril de la época, el don Juan que enamora a todas.

AMBIENTACIÓN

La obra se desarrolla en un pequeño pueblo de la Andalucía antes de la guerra civil española. Aún así, su dominio seria expansible a muchos territorios más ya que la obra es de carácter universal.

El tiempo interno de la novela son solamente dos día. Durante la presentación, es decir el primer acto, nos encontramos por la mañana, el segundo acto corresponde al mediodía, y finalmente, el tercer acto se desarrolla al anochecer, a la hora de ir a dormir. El tiempo externo, como ya he dicho repetidamente a lo largo del comentario literario, aunque técnicamente está situado en los años 30 del siglo pasado, es de carácter universal y intemporal.

Es una obra de contenido completamente real. La única cosa que podríamos asemejar mínimamente a la ficción es el carácter extremo de la situación descrita . La preponderancia del blanco y el negro que rige toda la obra es paradójica porque Andalucía es una tierra llena de color y también confiere a la obra un carácter irreal.

ARGUMENTO

En sentido de acción o de argumento poco pasa en La casa de Bernarda Alba. El argumento es mas bien lo que no pasa en la casa, y mucho de lo que pasa fuera no lo vemos, por ejemplo todo lo que rodea a Pepe. El dramatismo de la obra reside en el lenguaje, en la expresividad de lo que se dice y no se dice.

El argumento empieza con el entierro del marido de Bernarda. Ésta impone un luto que sus hijas consideran excesivo y que representa el desborde de la autoridad de Bernarda. Las hijas, acostumbradas a la sumisión, encuentran la reclusión excesiva y aquí se desatan los hechos. Angustias esta prometida a Pepe el Romano pero se descubre que este mantiene relaciones con Adela. Tanto las hermanas, la criada como la madre no pueden consentirlo y al final, consecuencia de un comentario lleno de odio de Martirio, Adela se suicida. Aún así, el relato acaba dramáticamente con la frase de Bernarda Ella, la hija menor de Bernarda Alba, ha muerto virgen. ¿Me habéis oído?¡Silencio, silencio he dicho!¡Silencio! En ella se resume la impotencia y inutilidad de la acción de Adela.

Unidad del texto

La estructura externa se divide en tres actos que se diferencian en distintos aspectos tales como el lenguaje: “Lento, gradual en el primer acto , rápido en el segundo y muy rápido en el tercero , donde el lenguaje realista se abandona casi desde el principio”.

La estructura interna es lineal. Se presenta con las formas planteamiento, nudo y desenlace. El primer acto, es la presentación de personajes y ambiente. En el segundo aparece la intriga y se presenta el conflicto amoroso, que, finalmente, es descubierto por la Poncia. En el tercero encontramos el desenlace.

La obra tiene un final cerrado, es decir, concluye la acción desarrollada.

TEMA

Situación de las mujeres en la sociedad, relatado en una situación extrema.

El tema central en las obras lorquianas aparece normalmente a causa de un conflicto, de un amor imposible (En este caso el enamoramiento de 3 de las 5 hijas de Bernarda Alba) y la oposición entre el amor y el deseo con la frustración y la desgracia como final. El autor también presenta en cada personaje sus problemas individuales, que son una realidad concreta. Los personajes sufren por la opresión de la clase social en que viven (Bernarda impone en sus hijas que se queden solteras, según ella no se necesita un hombre para vivir).Toda la obra, en mi opinión es una lucha contra las normas establecidas por el pueblo y la protagonista, Adela.

CONCLUSIÓN

Intención del autor

Podemos detectar dos intenciones claramente expuestas en La casa de Bernarda Alba. La primera reside en la crítica social que hace sobre la sociedad andaluza de la época. Aunque podríamos considerar que es mucho más que esto porque la obra tiene un carácter universal y, por lo tanto, adaptable a todas las mujeres del mundo en mayor o menor grado.

La segunda seria una clara intención artística reflejada en el carácter altamente poético de la obra, aunque no emplee versos.

Estilo

Predominan las frases cortas aunque cargadas de contenido. Aunque a simple vista pueda parecer un relato muy sencillo, es, realmente, un texto cargadísimo de ideas y que requiere de una gran atención en su lectura por el “camuflaje literario” con el que han sido recubiertas. Predomina un tono rebuscado y con doble intención en todo lo que se dice. La expresividad es enérgica y estática al mismo tiempo, ocurren muy pocas cosas y el escenario es muy limitado pero, aún así, el desarrollo de la obra no se detiene en ningún momento saltando de una conversación a la otra y dotando a la obra de un extraordinario dinamismo. La estética es dramática, florida y preciosista. El registro usado es la jerga andaluza en su máxima expresión, conteniendo numerosos refranes, expresiones, frases hechas y palabras de la misma.

Vocabulario

La Casa de Bernarda alba es un drama andaluz altamente poético, aunque no emplea versos.

El lenguaje de Bernarda Alba es el lenguaje andaluz llevado muchas veces a su esencia. Utiliza refranes y dichos populares, piropos u obscenidades.

Aún así, es un lenguaje muy natural y cotidiano. Se abandona después para convertirse en lenguaje cargado de valores dramáticos. Encontramos pues, una evolución del lenguaje a lo largo de toda la obra:

Lento y gradual en el primer acto , rápido en el segundo y muy rápido en el tercero , donde el lenguaje realista se abandona casi desde el principio.

Juicio crítico

La casa de Bernarda Alba es una obra de gran importancia porque marca el apogeo de la creación dramática de Lorca. Destaca por el tratamiento que se le confiere al lenguaje, expresivo y marcadamente andaluz, y por el tratamiento del conflicto social, tema lorquiana por excelencia.

Opinión personal

Nos encontramos delante de una obra exquisita. Desde su forma, su lenguaje, la ambientación, pero sobretodo, bajo mi opinión, a la dinámica de desarrollo de la acción que Lorca consigue darle. Para mí, poder dotar una situación tan completamente aburrida, como la que se desarrolla en la casa de los Alba, de tanto interés, merece el mayor de mis respetos y la más grata de mis alabanzas. El tratamiento del lenguaje es también digno de admiración porque no puede mas que ser el resultado de un extenso trabajo de documentación, ya que, aún teniendo en cuenta la procedencia andaluza de Lorca, la jerga de los pueblos vivía aislada de las grandes ciudades como Granada, población natal del autor.

Cabe reconocer que no empecé a leer esta obra con demasiado entusiasmo por el carácter clásico que se le confiere a Lorca, así, ha sido doblemente grata mi sorpresa, al descubrir en ella, una obra de tal calidad.

Enciclopedia Microsoft Encarta 2000

La casa de Bernarda Alba

1