La casa de Bernarda Alba; Federico García Lorca

Literatura española contemporánea. Generación del 27. Teatro lorquiano. Argumento. Temas. Personajes. Estructura

  • Enviado por: Mireia Curós
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 11 páginas

publicidad
publicidad

Trabajo sobre:

1.- SITUACIÓN GENERAL DE LA OBRA:

Género: Teatro

Subgénero: Drama

Autor: Federico García Lorca

Epoca: Etapa del 1935-1936

Tendencia: Generación del 27*

2.- ESTUDIO DE LA OBRA:

  • Comentario al simbolismo que encierran los distintos nombres de los personajes.

  • Bernarda Alba: Simboliza el carácter de aquella sociedad estricta. Es estricta, severa e inflexible. Tiene un apellido que la define tal como es ella con la obsesión a la limpieza y la vigilancia sobre la virginidad de sus hijas.

    Angustias: Representa el amor apasionado, ya que el amor le pone una tela delante de los ojos que le impide ver la realidad.

    María Josefa: Representa, simboliza, la reivindicación la libertad.

    Magdalena: Defiende la juventud, simboliza la buena comprensión.

    Amelia: Simboliza la reivindicación de una vida libre, no quiere estar reprimida.

    Martirio: Es egoísta y envidiosa. Simboliza el sentimiento de venganza y sufrimiento porqué siente un amor reprimido e imposible. Es el símbolo de la envidia y la desesperación.

    Adela: Simboliza la lucha para conseguir la libertad y la felicidad, es romántica e ingenua.

    Poncia: Simboliza la sinceridad, odia la hipocresía.

    Criada: No aparece mucho, pero se caracteriza por ser una persona débil, sumisa y un poco cotilla.

    Prudencia: También aparace poco. Es amiga de Bernarda.

  • Valore usted el hecho de que todos los personajes que aparecen en escena son mujeres y sin embargo el que desencadena la tragedia es un hombre y nunca aparece sobre las tablas.

  • En esta obra no aparece ningún hombre. Ellas hablan sobre ellos pero de ellos no hay ningún diálogo.

    Lorca pone en manifiesto que el hombre es un personaje problemático ya que en su obra, las mujeres estan en continuo conflicto. Cuando murió el marido de Bernarda, surgió entre ellas la envidia del dinero que dejó para cada una de sus hijas, porque Angustias fue la que se llevó la gran parte. A partir de aquí, vuelve otro problema y otra vez por culpa de un hombre. Pepe el Romano, el muchacho más galán del pueblo, quiere pedir el matrimonio a Angustias, y, como que en realidad Pepe le es infiel con Adela surge el odio entre ellas.

  • Analice la función del personaje de María Josefa en la obra y el papel que desempeña.

  • El personaje de Maria Josefa, es sin duda el más sincero. Aunque parezca que esté loca, ella sabe muy bien lo que dice y es la única que dice la verdad sin esconderse de nadie como lo hacen los demás personajes. Por ejemplo, ella sabe muy bien que ninguna se va a casar con Pepe Romano, pues es verdad auque parezca que al final Adela se vaya a quedar con él.

    “... ni mi traje de moaré, porque ninguna

    de vosotras se va a casar. ¡Ninguna!...” , pág.82

    Puede que sea una casualidad pero María Josefa es la única que tiene los ojos bien abiertos. Maria Josefa es un personaje marginal porque aparece en muy pocos casos y además, la tienen encerrada. Creo que es un tanto hipócrita su familia.

    Se siente muy infeliz al estar encerrada entre cinco mujeres solteras, y además de luto. Lo que desea es irse a su pueblo, en una casita abierta en el campo, todo lo que describe es símbolo de tranquilidad.

    “...yo quiero casas...” P.143

    Maria Josefa alcanza su máxima significación cuando aparece con una oveja entre sus brazos, para ella como si fuera su supuesto hijo. Parece que este supuesto hijo hace referencia a Adela cuando esta dice:

    “Ni tú ni yo queremos vivir...” P.44

    María Josefa sabe lo que sucederá con Adela y con todas. Todo lo que dice es verdad, como cuando le dice a la envidiosa de Martirio que todas quieren a Pepe y que él se aprovechará de todas.

    “...Todas lo queréis.Pero és os

    va a devorar...¡Ranas sin lengua!”

    En esta última exclamación se dirige a todas ya que ninguna de ellas es capaz de decir en voz alta el deseo de poseer a Pepe Romano.

    D. Reflexione y argumente sobre la preocupación por “el qué dirán” que constantemente manifiesta la madre.

    Bernarda Alba se siente amenazada por el pueblo. Le importa mucho su reputación y la de sus hijos. Siempre intenta mantener al margen sus hijos con la sociedad o el pueblo. Parece ser que Bernarda tiene miedo a sus vecinas, a ser rechazada como otras personas lo han sido, porque sabe que después, esta historia se extendería por todo el pueblo y el cotilleo no la dejaría dormir. Para Bernarda es muy importante mantener a sus hijas vírgenes, como si dejar de serlo pasaras a ser una “mala” mujer del pueblo como dice Bernarda.

    “...es lo única mala mujer que

    tenemos en el pueblo” P.67

    En el último diálogo que dice Bernarda, se puede ver como a parte de sus hijas, también dirige sus palabras a otras personas. Puede que se dirija tanto al público como a sus vecinos, dejando claro que su hija ha muerto virgen y que ya no se hable más del tema. Quiero decir que, como ha muerto virgen, o al menos ella cree, ha sido una mujer honrada. Adela, tras pensar que su madre había matado a Pepe, se suicida ahorcándose. Pero Bernarda, haciendo honor a su carácter, muestra más interés en que sus vecinos no conozcan lo ocurrido realmente, que en honrar a su hija. Esto es sin lugar a dudas reflejo de la sociedad de la época.

    “Ella, la hija menor de Bernarda

    Alba, ha muerto virgen,

    ¿Me habéis oído? Silencio!” P.152

    E. Analice usted, también los siguientes tópicos o símbolos:

    El caballo excitado:

    El caballo excitado es un símbolo que hace referencia a Pepe Romano. Adela confirma a Martirio que puede dominar hasta un caballo encabritado. El caballo representa el macho, la virilidad; que es acariciado por las mujeres de la casa. También, cuando hace alboroto, representa el lío que se hace solo por un hombre.

    Las campanas que aparecen al empezar cada uno de los tres actos y al final de la obra:

    Las campanas que aparecen al empezar cada uno de los tres actos y al final de obra pertenecen a la misa que hacen a los difuntos. Es un símbolo del tiempo que pasa dentro de esa triste casa.

    El clamor de las campanas, que suenan a lo largo de la narración rememoran el paso del tiempo. El segundo acto sucede en la siesta y el tercero, al anochecer. Un dato para identificar que este acto sucede al acabar la tarde es que aparecen todas las hermanas en la escena con enaguas, reflejando que acaban de salir de la cama.

    La evolución del espacio escénico en cuanto a la localización dentro de la casa y en cuanto el color predominante de las paredes de un acto a otro.

    La obra transcurre durante mucho tiempo, pero no se sabe cuanto. Eso quiere decir que la localización de la casa y su decorado se hacen cada vez más viejos . Desde el primer acto que el autor explica el detalle de la habitación blanquísima, con cuadros de ninfas y reyes etc. hasta el tercer acto en que la paredes ya son blancas ligeramente azuladas. Aquí es cuando se ha podido percibir el tiempo que ha transcurrido dentro de la casa.

    Un elemento que llama mucho la atención : “Cuadros con paisajes inverosímiles de ninfas o reyes de legenda.”que se encuentra en la primera página del acto primero. Esas ninfas y reyes son el opuesto de Bernarda Alba.

    El bastón de Bernarda.

    El bastón de Bernarda es el máximo símbolo de su poder tiránico en la casa. Es como una vara mágica, que sin él no es nada.

    Las puertas y ventanas.

    Las puertas y ventanas permanecen cerradas durante los años de luto. El símbolo que contiene es el de la liberación. Las hijas no podrán pisar la calle durante esos largos e intensos ocho años y por eso llegan a un límite de desesperación que Adela, sale mal parada. Eso hace que la puerta también sea un símbolo de muerte. Las ventanas cerradas representan la prohibición, la reclusión y la obligación de permanecer allí sin tener la posibilidad de salir. Además dan un tono pobre y triste, como el de la época.

    F. Busque información acerca de la relación que pueda haber entre el argumento y los personajes de esta obra, y la realidad que rodeó al autor a lo largo de su vida.

    Hay una estrecha relación entre el argumento de la obra y personajes con la vida de Federico García Lorca. Una prueba de ello es la época dónde transcurre la obra y el ambiente social ya que Federico García Lorca vivió en unas circunstancias similares.

    El argumento y personajes se sitúan en la época del año 1936. Durante la Guerra Civil y la ascensión Franco al poder. El clima de desesperación, de cerrarse al exterior, de pobreza, etc., estaba en el ambiente de la casa. La gente vivía bajo la sumisión de la dictadura, la cual presionaba al pueblo. Habían pobres, sin casa, ni comida, como la mendiga. Eran tiempos difíciles en que las costumbres estaban muy arraigadas en la población y no se podían infringir. Nadie tenía el poder de escoger, no había opciones. El sexo era uno de los mayores tabúes de la época, por esto las madres, como Bernarda, sobreprotegían a las hijas para asegurarse de que permanecerían vírgenes hasta su noviazgo. Las chicas no tenían ningún derecho, ni a opinar ni a decidir por ellas. Las familias acordaban los matrimonios, los dotes, la compra de muebles, etc., el noviazgo era como un contrato entre dos empresas para beneficiarse mutuamente. Había un gran respeto por la religión y por el poder del dictador.

    Todo esto es el ambiente que rodea a los personajes de la obra, pero desgraciadamente también fue el ambiente y entorno donde Federico García Lorca tuvo que vivir, luchar y sufrir por lo que él defendía. No es de extrañar pues que los personajes tengan un realismo tan característico.

    3. TEMA MONOGRÁFICO:

    REBELIÓN JUVENIL.- diserte usted, aportando citas justificativas, sobre los elementos de rebelión juvenil que están presentes a lo largo de la obra, quiénes lo manifiestan, cómo evolucionan estos elementos de rebelión y cómo acaban.

    Adela es un personaje que realiza muchos actos de rebelión juvenil a lo largo de la obra. En el primer acto, tiene una actitud feliz e ingenua. Es en el momento cuando se pone un vestido verde. Ese vestido verde la define tal como he dicho y además tiene el simbolísmo de las ganas de vivir y la libertad. Sus hermanas, al saberlo, sienten lástima por ella.

    “...¡Pobrecilla! Es la más joven de nosotras y tiene ilusión.

    ¡Daría algo por verla feliz!”

    Magdalena, pág. 74.

    Desde que sabe que Angustias, su hermana mayor, va a casarse con Pepe Romano, presenta una actitud algo borde con sus hermanas y además, le dice a su madre sucesos que en verdad no han sucedido como es el caso de que le dijo a Bernarda que Angustias estaba mirando a los hombres:

    “...La he visto asomada a la rendija del portón.

    Los hombres se acababan de ir...”

    Adela, pág 56.

    En otro caso, Adela rompió a llorar porqué no quería quedarse encerrada durante tanto tiempo y le dijo a Magdalena que este era el peor momento para pasar el luto.

    “...Yo no quiero estar encerrada.,

    ...mañana me pondré mi vestido verde

    y me echaré a pasear por la calle!”

    Adela, pág. 78.

    En el segundo acto, Adela presenta una actitud aún más extraña y distante. Algunas de sus hermanas se dan cuenta de que está rara y le dicen que tiene mal cuepo. Entonces ella contesta que solo se encuentra mal. Este “mal”, no es uno cualquiera, sino que tiene síntomas de estar embarazada. Lo oculta. Otra rebeldía que hace una noche, es ponerse medio desnuda con la luz encendida y la ventana abierta. Sin duda, lo hace para llamar la atención a Pepe Romano si es que no la estaba mirando ya. Poncia la vio y sabe muy bien lo que está pasando, entonces le dice a Adela que mejor que se olvide de él porque se va a casar con Angustias.

    “...¿No seas como los niños chicos!

    Deja en paz a tu hermana y si

    Pepe el Romano te gusta te aguantas...”

    Poncia, pág. 95.

    Un elemento que debo destacar es cuando se oyen ruidos por la calle y Bernarda

    manda a Poncia a ver que pasa. Ésta cuando vuelve les cuenta que una mujer

    que se llevaban los hombres a la montaña a mantener relaciones se ha quedado

    preñada. Para que nadie se diera cuenta esta mató al bebé y lo escondió bajo

    las piedras, pero los perros lo han encontrado. Ahora el pueblo la quiere castigar

    por lo que ha hecho. Adela, al enterarse se pone nerviosa y acogiéndose el vientre

    pide clemencia por la chica.

    A partir de aquí Adela, a escondidas, cada noche se va al corral para mantener relaciones con Pepe el Romano.

    Un día, Adela llega a tal punto de desesperación por culpa de ese hombre que hace frente a su madre, y le arrebata el bastón. Ese momento es el que más valentía ha mostrado durante la obra.

    Finalmente, su último acto fue suicidarse tras traspasar una puerta y ahorcarse.

    El segundo personaje referente a la rebelión juvenil es la abuela María Josefa. Según se da a entender en la obra, está loca. Porque como dice Lorca: “Cuando se intenta en contrar la libertad ,sólo se consigue llegar a habitaciones más cerradas donde se halla la locura-

    María Josefa o la muerte -Adela. Tal vez ,ella haya llegado a tener este estado de locura, pero defiende en todo momento la libertad de la persona ,su derecho a

    recrearse como mujer y a vivir .

    “No, no me callo. No quiero ver

    a estas mujeres solteras rabiando por la boda

    haciéndose polvo el corazón,

    y yo me quiero ir a mi pueblo.”

    María Josefa, pág. 145

    4.- OPINIÓN PERSONAL CRÍTICA:

    En relación con la obra, debo decir que ha sido fácil y rápida su comprensión, cosa que me ha motivado su lectura. Es una buena obra, breve pero llena de contenido y simbolismo que puede servir para sacar conclusiones morales expuesta en el libro.

    Es conocido por todos que el papel de la mujer en la antigüedad, y hasta no hace demasiado, se ha visto arrinconado a un segundo plano, siempre por detrás del hombre, de una forma un tanto sumisa. En este caso se muestra una sociedad en la que las mujeres, únicamente, permanecen en casa bordando o si son madres atendiendo a sus hijos, mientras que los hombres son los encargados de realizar el resto de las tareas. Obviamente, por mi condición de mujer, y por ser poseedora de una mentalidad que considero abierta y moderna, no puedo aceptar, ni defender este comportamiento. Aunque la novela se sitúa años atrás, en la actualidad la mujer también se encuentra discriminada en muchos aspectos. A pesar de que se han producido muchos avances para llegar hacia una igualdad de sexos.

    Me ha cautivado la atención el final de la obra donde Adela se quita la vida pensando que su amado había fallecido, la postura que adopta su madre, es sin duda reveladora, puesto que para evitar las habladurías de sus vecinas, decide falsear el motivo de la muerte de su hija. En aquella sociedad tan rigorosa basada en la fidelidad, puede que tuviera bastante importancia la opinión del resto. Hay que recordar, que si Adela no hubiese tomado la decisión de suicidarse, su familia la hubiera repudiado, puesto que había ido contra las normas, contra la voluntad de su madre, la había desobedecido, siendo infiel con el prometido de su hermana.

    Otro apartado a señalar, en relación con lo anterior, es la crítica que se le hace a Adela por relacionarse con Pepe el Romano, sin embargo, y como se ve reflejado en el libro, los hombres de aquella época, aún estando casados, tenían bien visto, la posibilidad de establecer vínculos con mujeres que no fuesen sus esposas. Esta es otra muestra de la discriminación a la que eran sometidas las mujeres, porque si para un hombre estaba permitido, ¿por qué para una mujer no?. Si esto es así, resulta algo paradójico, y no cabría más que denominar a la sociedad como hipócrita. Lo cierto es que actualmente, se tiene la misma opinión al respecto, y lo lamentable, es que la sociedad actual se define como más abierta y moderna, sin embargo, en muchos aspectos, seguimos pensando de la misma forma.

    *GENERACIÓN DEL 27

    Por primera vez desde principios del siglo XVII coincidieron en España un grupo de talentos líricos eminentes: Jorge Guillén, Pedro Salinas, Federico García Lorca, Rafael Alberti, Vicente Alexandre, Luis Cernuda, Dámaso Alonso, Gerardo Diego,... Desde un punto de vista cultural, la Generación del 27 representó una ocasión única en la que las impresiones que imperaban eran una actitud descuidada de la vanguardia, la ilusión del arte modernista y el optimismo del Viejo Continente de entre guerras. En España, esta atmósfera floreció efímeramente en el ambiente impetuoso que se creó con la proclamación de la Segunda República. Los artistas jóvenes se sentían extasiados con el mundo del cine, las "luces de la ciudad", la ruptura con la burguesía, el arte del realismo y la ilusión de una revolución política y estética.

    Años más tarde, todos ellos sufrirían las tremendas heridas de la Guerra Civil. Federico García Lorca fue asesinado por los nacionalistas y su dramática muerte simbolizó la de toda una generación creadora. Rafael Alberti, Luis Cernuda, Pedro Salinas, Jorge Guillen, Rosa Chacel y María Zambrano se vieron forzados al exilio. Su poesía, que había traído a la lírica española el ideal de perfección de la "poesía pura", se volvió más temporal, más reflexiva.

    BIOGRAFÍA

    Federico García Lorca (1898-1936), poeta y dramaturgo español; es el escritor de esta nacionalidad más famoso del siglo XX y uno de sus artistas supremos. Su asesinato durante los primeros días de la Guerra Civil española hizo de él una víctima especialmente notable del franquismo, lo que contribuyó a que se conociera su obra. Sin embargo, sesenta años después del crimen, su valoración y su prestigio universal permanecen inalterados.

    Nació en Fuente Vaqueros (Granada), en el seno de una familia de posición económica desahogada. Estudió bachillerato y música en su ciudad natal y, entre 1919 y 1928, vivió en la Residencia de Estudiantes, de Madrid, un centro importante de intercambios culturales donde se hizo amigo del pintor Salvador Dalí, del cineasta Luis Buñuel y del también poeta Rafael Alberti, entre otros, a quienes cautivó con sus múltiples talentos. Viajó a Nueva York y Cuba en 1929-30. Volvió a España y escribió obras teatrales que le hicieron muy famoso. Fue director del teatro universitario La Barraca, conferenciante, compositor de canciones y tuvo mucho éxito en Argentina y Uruguay, países a los que viajó en 1933-34. Sus posiciones antifascistas y su fama le convirtieron en una víctima fatal de la Guerra Civil española, en Granada, donde le fusilaron.

    Obra poética

    Sus primeros poemas quedaron recogidos en Libro de poemas, de 1921, una antología que tiene grandes logros. En 1922 organizó con el compositor Manuel de Falla, el primer festival de cante jondo (véase Flamenco), y ese mismo año escribió precisamente el Poema del cante jondo, aunque no lo publicaría hasta 1931. El Primer romancero gitano, de 1928, es un ejemplo genial de poesía compuesta a partir de materiales populares, y ofrece una Andalucía de carácter mítico por medio de unas metáforas deslumbrantes y unos símbolos como la luna, los colores, los caballos, el agua, o los peces, destinados a transmitir sensaciones donde el amor y la muerte destacan con fuerza.

    Tras los Poemas en prosa, escribió en Nueva York un gran ciclo profético y metafísico en el que el autor apuesta por los oprimidos, sin dejar de sacar a relucir sus obsesiones íntimas. El ciclo iba a constar de dos libros, Poeta en Nueva York, escrito entre 1929 y 1930, pero que no se publicó hasta 1940, y Tierra y Luna, del que algunos poemas fueron incluidos en Diván del Tamarit, concluido en 1934, aunque también se publicó póstumamente.

    Calificados muchas veces de surrealistas, los poemas de esa obra clave de García Lorca que es Poeta en Nueva York, expresan el horror ante la falta de raíces naturales, la ausencia de una mitología unificadora o de un sueño colectivo que den sentido a una sociedad impersonal, violenta y desgarrada. Por su parte, los incompletos Sonetos del amor oscuro, escritos durante una temporada en Nueva Inglaterra (Estados Unidos), expresan una desesperación más personal y constituyen unas muestras admirables de erotismo, que sólo recientemente han sido dadas a conocer.

    Otro importante poema de Lorca, dentro de la línea del neopopulismo, es el Llanto por Ignacio Sánchez Mejías, de 1935, una elegía compuesta al morir ese torero intelectual, amigo de muchos de los poetas de la generación de Lorca. Mientras que los Seis poemas gallegos, del mismo año, consiguen trascender las referencias populares evidentes.

    Teatro

    El teatro de Lorca es, junto al de Valle-Inclán, el más importante escrito en castellano durante el siglo XX. Se trata de un teatro de una gama muy variada con símbolos o personajes fantásticos como la muerte y la Luna, lírico, en ocasiones, con un sentido profundo de las fuerzas de la naturaleza y de la vida.

    Entre sus farsas, escritas de 1921 a 1928, destacan Tragicomedia de don Cristóbal y Retablillo de don Cristóbal, piezas de guiñol, y sobre todo La zapatera prodigiosa, una obra de ambiente andaluz que enfrenta realidad e imaginación. También pertenece a la categoría de farsa Amor de don Perlimplín con Belisa en su jardín. De 1930 y 1931 son los dramas calificados como “irrepresentables”, El público y Así que pasen cinco años, obras complejas con influencia del psicoanálisis, que ponen en escena el mismo hecho teatral, la revolución y la homosexualidad, a partir de un complejo sistema de correspondencias.

    Dos tragedias rurales son Bodas de sangre, de 1933, y Yerma, de 1934, donde se aúnan mitología, mundos poéticos y realidad. En Doña Rosita la soltera, de 1935, aborda el problema de la solterona española, algo que también aparece en La casa de Bernarda Alba, concluida en junio de 1936, y que la crítica suele considerar la obra fundamental de Lorca. Al comienzo de su carrera también había escrito dos dramas modernistas, El maleficio de la mariposa (1920) y Mariana Pineda (1927).

    Por esta acción se puede deducir que Adela está embarazada de Pepe el Romano.