La caída de la Casa Usher; Edgar Allan Poe

Literatura universal contemporánea. Narrativa. Relato. Terror. Misterio. Argumento

  • Enviado por: Dar
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 6 páginas
publicidad
cursos destacados
Tendencias de la Teoría Literaria Hoy
UNED
Partiendo del extraordinario desarrollo de la teoría literaria en el siglo XX como contexto general, especialistas de...
Solicita InformaciÓn

Las lenguas como Medio de Inserción Social
UNED
La forma de hablar, de dirigirse al otro, de comprenderse, de respetarse a través de la palabra, son una manera de...
Solicita InformaciÓn

publicidad

Redacción II

UAD Campus Mazatlán

Reseña: La Caída de la Casa Usher (Edgar Allan Poe)

Jueves, 25 de Marzo de 2004

La Caida De La Casa Usher

'La caída de la Casa Usher; Edgar Allan Poe'

Edgar Alan Poe nació en Boston, Estados Unidos, el 19 de enero de 1809. Hijo de cómicos ambulantes, la muerte de su madre y de su padre le dejaron huérfano a los dos años. Fue recogido por un tío establecido en Virginia, John Allan, quien cuidó del niño hasta que, ya mayor, lo mandó a Inglaterra para que completara sus estudios. Al regresar, Poe ingresó en la Universidad de Virginia, de donde fue expulsado por su conducta rebelde y caprichosa. Acto seguido, a causa de las muchas deudas que contrajo, rompió relaciones con su padre adoptivo. En realidad, como escribe uno de sus biógrafos, "la muerte de seres queridos ensombreció pronto su corazón; soportó privaciones y humillaciones que habían de ser más dolorosas para quien poseía una muy susceptible altivez de carácter". A los 19 años publicó un volumen de poesías, Tamerlán. Luego se sabe que pasó dos años prestando servicio en el ejército, y publicó un segundo libro de versos, El Aaraaf. Un años después fue admitido en la Academia Militar de West Point, pero expulsado de ella muy pronto, se lanzó a la que habría de ser genial tantas veces, carrera literaria. Con los escasos ingresos que obtenía de sus colaboraciones periodísticas, fue abriéndose paso hasta llegar a dirigir diferentes revistas. Finalmente, se le confió el cargo de director de Southern Literary Messenger, que bajo su mandato se convirtió en el más importante periódico de los Estados americanos del Sur. Cuentos en prosa -las célebres Narraciones extraordinarias- y agudos artículos de crítica literaria comenzaron a salir de su pluma y, poco a poco, le dieron una destacada reputación, hasta alcanzar la fama en 1845 con su obra El cuervo. Pero, desde aquel entonces fueron agudizándose más y más las depresiones psíquicas que, ya desde su infancia, eran características en él. Si bien el fracaso acompañó a muchos de sus esfuerzos, también conoció periodos de esperanzadora prosperidad y saboreó la gloria. Incluso hubo un tiempo que se convirtió en ídolo del momento, se pavoneó mimado por los salones y, además de famoso y respetado, fue contemplado con azoramiento por deliciosas damas. Todo esto es verdad, como lo es que, abatido por los ataques de depresión psíquica, fue arrastrado hacia el alcohol, y el alcohol agravó su melancolía hasta el frenesí y el embrutecimiento. En una ocasión, por una carta recibida de una de sus admiradoras y que él consideró poco complaciente, decidió suicidarse, ingiriendo una tremenda dosis de láudano. Su matrimonio con una prima muchísimo más joven que él, Virginia Clemm, en 1835, no consiguió llevarle la felicidad, aunque por un tiempo actuara favorablemente sobre su equilibrio mental. Pero la irresistible tendencia a la bebida y al uso de las drogas no sólo no había sido vencida, sino que se acrecentó más y más, llevando ahora a Poe constantemente al borde de la locura. Su hundimiento físico y moral llegó a tal extremo que se vio obligado a abandonar la dirección del Southern Literary Messenger. Otra vez sumido en la miseria, en 1847, se le murió su mujer minada por la tuberculosis, y él, desolado y abatido, aunque se mantenía firme escribiendo para terminar una de sus obras, Eureka, prosiguió buscando fuerzas y consuelo en el alcohol y los estupefacientes. Su rostro en aquel entonces aparecía, según escribe una de sus amigas, Oake Smith, con "esa expresión interrogativa propia de los niños, con un matiz de ansiedad, de pavor y tristeza en sus grandes ojos claros". Cuando había decidido casarse por segunda vez, después de haber celebrado el inminente y fausto acontecimiento con algunos amigos, fue encontrado moribundo en medio de una calle de Baltimore. Cuatro días después, exactamente el 7 de octubre de 1849, murió de "delirium tremens".

Sin duda, Edgar Allan Poe (1809-1849) es uno de los autores norteamericanos mejor conocidos y más traducidos en España; según J. J. Lanero y S. Villoria “fueron innumerables las versiones de sus historias y recibió de traductores y críticos un trato bastante respetuoso”. En sus diversos trabajos sobre E. A. Poe, estos expertos exponen todas y cada una de las traducciones que aparecen en España de su obra en prosa y verso, así hablan de la traducción de historias tan conocidas como El escarabajo de oro o El gato negro y de la adaptación en prosa del famoso poema El cuervo. Además de ser traducido a otras lenguas, especialmente al francés, de hecho durante decenios enteros no se tradujo a Poe, sino a Baudelaire, son muchas las adaptaciones que se han hecho tanto de sus poemas como de sus relatos cortos. Especialmente “adaptables” a otros campos artísticos han sido sus historias de terror y sobrenatural, tales como El gato negro, El cuervo, Berenice, Ligeia, La máscara roja de la muerte, Los crímenes de la calle Morgue, etc., incluso uno de sus más famosos poemas, Annabel Lee, cuenta con una particular versión en la canción homónima del grupo español Radio Futura (La Canción de Juan Perro, 1987).

De las muchas traducciones, versiones y adaptaciones que se han hecho de la obra de Poe, este estudio se centra en una concreta, La caída de la casa Usher, para ofrecer un estudio comparativo entre el original de E. A. Poe, la versión fílmica de Corman del mismo nombre (1960) y la particular versión musical de Dagoll-Dagom, POE, un cuento musical basado en los relatos de Edgar Allan Poe (2002), actualmente de gira por España.

Con esta narración Edgar Allan Poe se apega a una corriente en la que se crea una naturaleza maléfica o de terror, que siendo analizados se dice que esto es porque todo lo que Poe escribe se apega a todo lo que pasa en su interior tales como ciertas obsesiones, alucinaciones, sueños y vivencias que el transforma en elementos literarios que ordena creando una realidad con personajes excepcionales, que actúan de forma anormal; pero aún así sus relatos resultan reflexivos y racionalizados, característica propia del autor.

En cuanto al género literario que sigue esta narración, se puede decir que se apega a un género novelesco que corresponde a una narración particular que suele confundirse con algún otro género como la `Ciencia Ficción' o el terror.

La caída de la casa Usher de Poe comienza presentándonos el escenario donde la historia tiene lugar: “Durante todo un día de otoño, triste, oscuro, silencioso, cuando las nubes se cernían bajas y pesadas en el cielo... me encontré a la vista de melancólica Casa Usher”. Sin duda, se trata de un lugar y una atmósfera de claras reminiscencias románticas, elementos naturales como el otoño, la oscuridad o el silencio producen en el narrador la sensación de tristeza y melancolía que ya, desde un principio, acompaña al lector durante el transcurso de los hechos.

Del exterior de la casa familiar, y junto con su aspecto sombrío, destaca la existencia de una grieta que la recorre de arriba a abajo y que posteriormente parece ser causante de la destrucción física del edificio, leemos que quizá el ojo de un observador minucioso hubiera podido descubrir una fisura apenas perceptible que, extendiéndose desde el tejado del edificio, en el frente, se abría camino pared abajo, en zig-zag, hasta perderse en las sombrías aguas del estanque. Esta fisura arquitectónica, además de un ejemplo físico y perceptible del estado ruinoso de la mansión Usher, puede ser interpretada como un referente visual, una prueba física de la correlación entre la casa y el estado físico y psicológico de sus habitantes, a medida que la grieta se agranda, así aumenta el deterioro físico y mental de los hermanos Usher, hasta llegar a la desaparición final de la familia y la casa que comparten nombre. Tanta es la importancia de este elemento que, en la versión de Corman, son muchas las secuencias que se interrumpen para seguir el avance de la grieta, el lector es consciente de que la destrucción de la casa es inminente.

Salvando la llegada del narrador a la casa Usher, el resto del relato tiene lugar en el interior de dicha propiedad. Si su aspecto externo era sombrío y tenebroso, el interior de la casa no lo es menos, la distribución de las habitaciones, la oscuridad de toda la casa, incluso los objetos que la decoran nos sitúan ante un escenario gótico descrito así por el narrador: “los relieves de los cielorrasos, los oscuros tapices de las paredes, el ébano negro de los pisos y los fantasmagóricos trofeos heráldicos rechinaban a mi paso” también que “el moblaje en general era profuso incómodo, antiguo y destartalado. Había muchos libros e instrumentos musicales en desorden”.

El aspecto fantasmagórico y lúgubre de la mansión Usher se incrementa con descripciones sobre la falta de luz tan detalladas como la siguiente: “Débiles fulgores de luz carmesí se abrían paso a través de los cristales enrejados y servían para diferenciar suficientemente los principales objetos; los ojos, sin embargo, luchaban en vano por alcanzar los más remotos ángulos del aposento”.

Sin lugar a dudas, el lugar más tenebroso de la casa Usher estaba próxima a los cimientos del edificio, “la cripta era pequeña, húmeda y desprovista de toda fuente de luz; estaba a gran profundidad... Evidentemente había desempeñado, en remotos tiempos feudales, el siniestro oficio de mazmorra, y en los últimos tiempos el de depósito de pólvora o alguna otra sustancia combustible”. Este recinto subterráneo, frío y oscuro es una constante en la literatura de Poe, bien como cripta bien como mazmorra o catacumba, muchos personajes bajaban al subsuelo para encontrar una muerte segura.

El argumento de La caída de la casa Usher queda claramente expuesto en su título, si bien también puede ser resumido en una frase: decadencia y desaparición de la familia y casa de los Usher. En esta trama argumental se mezclan otros subtemas típicos en Poe como las obsesiones (enfermedad mental de Roderick, temor a ser enterrada viva de Madeline), la superstición (Roderick cree firmemente en una maldición familiar), la perversión (Roderick es consciente que ha enterrado a su hermana viva), o el horror de narrador y lector cuando Madeline, a quien se creía muerta, hace su aparición para arrastrar a su hermano y a la casa al fin último.

El argumento de POE es mucho más complicado de la historia de terror que a simple vista puede apreciar el espectador. Partiendo del relato La caída de la casa Usher, el argumento se va entrelazando con personajes, escenas y argumentos de otros relatos de Poe. Esta organización textual no es nueva, ya que, en “Los ojos del diablo”, cinta de 1989 compuesta por dos sketches de George A. Romero y Darío Argento, el episodio de Argento supone una adaptación de El gato negro saturada de referencias literarias a Berenice, El pozo y el péndulo, La caída de la casa Usher, Eleonora, Las aventuras de Arthur Gordon Pym y la composición poética Annabel Lee” (Blasco, 2002:51).

También es destacable el momento en el que Roderick hace bajar a su criado al sótano para hacerle beber un vino amontillado, clara referencia a El tonel de amontillado (1846), teniendo en cuenta que este criado tiene tan mal beber como el protagonista de Hop-frog (1849), Roderick intenta aprovechar la ocasión y así asesinarle. También en el sótano intentan Roderick y Valdemar torturar y asesinar a Nicholas con ayuda de uno de los aparatos de la inquisición que allí se encuentran, se trata del péndulo-cuchilla que aparece en El pozo y el péndulo (1842). Tras este tejido argumental, la historia concluye de forma idéntica al relato original de Poe, la casa desaparece en el abismo con todos sus inquilinos.

En una versión u otra, con intrusiones o alteraciones argumentales, el hecho es que La caída de la casa Usher es uno de los relatos con los que mejor aproximarse al mundo de Poe, un mundo particular en el que los mayores y más ocultos temores del subconsciente humano quedan al descubierto. Revisando tanto el original como sus correspondientes adaptaciones fílmica y escénica, es curioso observar que tanto la lectura del relato, como el visionado de la película y el musical pueden realizarse en un período no inferior a una hora ni superior a noventa minutos, respetándose así uno de los principales principios compositivos de E. A. Poe “la brevedad debe hallarse en razón directa de la intensidad del efecto buscado, y esto último con una sola condición: la de que cierto grado de duración es requisito indispensable para conseguir un efecto cualquiera”

La novela La Caída de la Casa Usher nos pareció muy interesante pues parece ser que habla mucho de su vida personal como si quisiera transmitir un poco de su biografía como si esta historia la hubiese vivido el en le pasado. El habla mucho de ser fantástico, terrorífico y soñador un poco raro por que toca el misterio que para un lector es muy interesante y emocionante. El se enfoca mucho en la muerte como si fuera su tema principal. Una de las cosas que nos llamo mucho la atención es la forma de cómo va narrando la obra como si el hubiese estado allí algún día como que la vivió. Otra cosa que no nos gusto mucho es que la historia es un poco depresiva y que toma de pretexto el alcoholismo lo cual lo lleva a sus ataques de melancolía lo cual también trae mas consecuencias que lo lleva a drogarse con opio y es también un poco causante de su homosexualidad. Esta historia se nos hizo realmente fuerte, por todas las historias que narra que probablemente le afectaron en su infancia y lo dañaron.

Algo que nos llamo mucho la atención de la historia es que como Lady Madeline se aparece en el umbral de la puerta ocho días después de haber muerto y cae junto a su hermano Roderick no nos explicábamos como podía ser posible eso. Y nos dimos cuenta las dos de que nos dejamos llevar por la historia por las emociones como nos emocionaba leer el libro por que además inventa mundos y transporta a l lector a un Lugar de mujeres que eran bellas y frágiles en donde la muerte estaba en cada lugar.

Nosotras llegamos a la conclusión de que este autor es un gran escritor nos pareció excelente pues el talento que tiene para escribir mil respetos para el Autor le entendimos a todo y nos mantuvo en suspenso toda al obra.