La búsqueda; Alfonso Lara Castillo

Realización personal. Desarrollo. Vivencias. Parábolas. Auto-ayuda

  • Enviado por: Antonio Javier Piñeiro Justo
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 4 páginas
publicidad
cursos destacados
Técnicas y Análisis de Textos Medievales: la Formación de los Géneros Narrativos
UNED
El curso girará en torno al análisis de los textos medievales en el proceso de construcción de los géneros o...
Solicita InformaciÓn

Oposiciones de Geografía e Historia
Master-D
¿Quieres convertirte en profesor de geografía e historia? Master-D te ayuda a aprobar la oposición para que puedas...
Solicita InformaciÓn

publicidad

Introducción.

En este libro se trata uno de los mayares anhelos de los hombres:

“La realización personal”

Este libro como su nombre lo dice es una búsqueda del yo para poder sobresalir en comunidad. Fue escrito a los hombres que quieren comprometerse consigo mismos, concientes de su naturaleza , situación y potencial, en búsqueda continua de nuevos retos en las diferentes etapas y actividades de su vida.

Desarrollo.

Un día como cualquier otro al pie de una montaña salió de su granja el dueño y tropezó con un huevo de águila aún caliente y lo llevó al corral. Las gallinas al ver algo nuevo se peleaban por empollarlo.

Después de un tiempo nació un aguilucho que poco a poco se fue acostumbrando a ser como una ave de corral. El aguilucho fue quedando conforme con su vida. Hasta que un día el granjero tomó al águila la sacó del corral y le dijo:

-Tú eres una águila naciste con características propias. ¡Sal y remonta tu vuelo!, ¡Naciste para ser libre!

El águila bajó la cabeza y regresó al granero por comida.

En la noche el águila despertó y creyó que todo había sido un sueño, así que se empezó a preguntar: ¿Quién soy?, ¿Cuál es mi naturaleza?. Reconoció que hasta ese momento había vivido en esclavitud y se preguntó: ¿Cómo pude perder mi libertad?. Y sintió dentro de sí más pesada la esclavitud que la libertad.

Cuando el granjero regresó encontró una águila nueva en busca de la realización. El granjero volvió a intentarlo la sacó al sol y le dijo:

  • águila, tu eres única, se digna-

El águila se levantó en vuelo e inició su búsqueda.

Al principio estaba temerosa ante la vida, pero después decidió enfrentarse y retar la vida. Se pregunto: ¿Por qué siento esta energía?

Y su voz interna le decía: “ Es una energía natural que no te permitirá caer al fango, es la llave”

En ese momento el águila solo tenía una duda: ¿Cual es el destino de las águilas? Comprendió que se había dejado manipular por los dictados de los vientos y las corrientes.

Encontró una águila y le planteó su duda, ésta le contesto: “Comer, beber, procrear, divertirse y trabajar lo menos posible”. El águila escapó preguntándose: ¿Será este el destino de las águilas?.

El águila continuó su peregrinar y al ver a otra águila presurosa le planteó su duda y esta le respondió: “No dispongo de tiempo para pensar en esas cosas”.

Después encontró un grupo de águilas pasivas y silenciosamente las escuchó, como deseaban trabajar lo menos posible, y se preguntó: ¿Será este el destino de las águila?

Deseó huir para buscar algo mejor, observo a otro grupo de águilas que estaban robotizadas, con rostros pálidos y disgustadas de la vida, mientras una águila poderosa las dominaba.

Otro día vio a una águila estudiada y al plantearle su duda esta no le respondió, según que porque no tenía tiempo. Y el águila pensó “Que poca sabiduría tiene el águila conocedora”.

Después encontró a otra águila que le estuvo explicando el verdadero camino de las águilas y con la que hizo muy buena amistad. El águila acompañante le hablo de las águilas que escondían sus alas temiendo que alguien las invitara a volar.

Después de algunos días de estar con el águila acompañante, esta le dijo: “Sigue tu búsqueda si quieres volar alto”. Por primera vez el águila dudó entre seguir su búsqueda y llegar a la cima o desistir, pero su voz interna le dijo: Reflexiona, analiza la situación y busca la luz. También le resaltó “Dejar de luchar es comenzar a morir. El águila buscaba ser única, diferente y libre para alcanzar la cima de la montaña. El águila abandonó el valle de la oscuridad y continuó su búsqueda.

Cuando se encontraba a gran altura encontró una águila segura y le preguntó: ¿Cual es el destino de las águilas? El águila le respondió: ¡La realización!. La dos águilas se hicieron muy amigas y compartieron mucha sabiduría.

Un día el águila segura le explicó que la realización es el crecimiento continuo de tu ser y que cuando desarrolles tus facultades naturales de crear y transformar llegarás a la realización.

¡Sé lo que desees ser conforme a tu naturaleza y circunstancias! El águila expresó en voz alta: “ Acepto el compromiso ”.

El águila se fue y prosiguió su búsqueda. Poco después se encontró a otra águila, la cual estaba solitaria y hablaba sola esta le explicó “morir un poco es aprender a caminar, dejar algo valioso en cada paso para volver a nacer”.

El águila continuó su peregrinar y encontró un pájaro azul muy alegre y este le explico que era el amor, se conocieron y el amor entró a su corazón.

El águila llego a la cima y encontró su verdadera satisfacción y éxtasis. Después bajó de la montaña y ayudo a las demás águilas a lograr su realización.

Un día una águila le preguntó ¿Donde encuentro la libertad y la seguridad? El águila serena y segura de sí contesto:

¡Dentro de ti!

Opinión personal.

En lo que a mí respecta es un libro muy bien redactado y escrito, en el que se encuentra una serie de sabiduría y crecimiento muy grande. Me gustó mucho, las frases que maneja y sus definiciones. Lo que no me gustó fue la sencillez de la historia.

Me gustaría que manejara una historia más intensa y espectacular. En una escala del 0 al 10 le pondría un 8 por que es muy sabio pero le falta profundizar en la historia.

Bibliografía.

Lara Castilla Alfonso, La búsqueda, Diana, México, 1999, 61 edición.