La busca; Pío Baroja

Literatura española. Generación del 98. Novela (narrativa) contemporánea. Caracterización de personajes

  • Enviado por: Sunna
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad
publicidad

Personajes:

Manuel: Es el personaje principal. Al principio vivía con su cuñado. Manuel era el más revoltoso de sus hermanos. Pareciéndose más a su padre que a su madre (La Petra). Para él no fue nada agradable su estancia en la casa de su cuñado. Su tío, ni su mujer le mostraban cariño, ni afecto , cosa que a su hermano sí. Manuel era mucho más perezoso q su hermano y pasaba más de todo, no quería ni estudiar. Le gustaba lo atrevido y lo peligroso. A Manuel lo caracterizaban de holgazán aventurero y vagabundo. Manuel prefiriendo estar con su madre se fue a Madrid. Y allí su madre le busco instancia en su hostal pero él debía recoger la mesa y ponerla. En la primera semana Manuel ya conocía a todos los huéspedes. Un día vi a una aprendiz de costurera y se sintió enamorado, pero ella desapareció en el momento. Manuel estaba al corriente de todo lo sucedido en la casa y le picaba la curiosidad de cómo podría hacerse Roberto millonario porque él se lo creía y intentaba escucharlos disimuladamente. Manuel tiene problemas con un comisionista. Pero él le responde peor y tampoco le tiene ningún respeto. Se acaban peleando y Doña Casiana lo acaba echando. En la zapatería dormía mejor, tenía mejor habitación y la casa era mejor. Pero allí tenía que trabajar mucho más y más duro. Vidal le presentó a sus amigos de entre ellos al bizco, al que Manuel no lograba aguantar. Además le parecía muy poco capacitado, y muy mala persona. Muchas veces Manuel se arrepentía de cosas que hacía con los piratas y más tarde dejará de andar con ellos. Un día Roberto le viene a visitar a la zapatería. Le llevó hasta la Doctrina. Donde vieron a un montón de pobres esperando a que unas ricas repartieran mantas para así después poder venderlas y sacarse algo de dinero para poder sobrevivir. Roberto buscaba a una muchacha q le haría pobre y a otra q le haría rico pero no encontró a ninguna de las dos. Manuel no pensaba igual que Vidal pero en lo que si estaban de acuerdo era en el duro trabajo de zapateros que tenían. Manuel no se hizo tatuajes como Vidal y el Bizco. Para Manuel había otros conceptos de vida que no coincidían con ellos. Admiraba a los Rebolledo y los artistas. Un día Manuel fue con Leandro, con Roberto y con una prima de Roberto. La prima era pintora , algo guapa y simpática. Fueron a un bar de mala muerte. Allí Leandro fue hablando de todos los borrachos y las putas que frecuentaban ese lugar. Como el Valencia y demás. Al día siguiente de aquello Roberto quería buscar a una tal Rosita y primero le preguntaron al Zurro, después al Tabuenca, que resultó ser un maleducado y se fueron de allí. Luego le preguntaron a don Alonso, pero el no hizo más que contarles su vida. Cuando Manuel vio a Milagros con el Lechuguino entendió el dolor de Leandro, pero estaba aterrorizado porque Leandro quería matar a Milagros. Al día siguiente ve todo el mundo como Leandro pelea con el Valencia y logra derrotarlo. Manuel quedó sorprendido cuando supo que su primo había matado a Milagros y después se había suicidado. Su madre lo llevo a la plaza del Carmen de mozo donde tuvo que trabajar el triple que en la zapatería. Como de allí no sacaba ningún provecho se fue. La Petra se lo llevó a la tahona de la calle del Horno de la Mata a que aprendiera el oficio de panadero. Donde cada vez el trabajo iba aumentando y a él se le acababan las fuerzas. El hornero se llamaba Karl, un alemán al principio insoportable que luego llegó a ser su único amigo. Y los dos se ayudaban como hermanos. El único vicio de Karl era la borrachera. También era muy sentimental. Un día Manuel calló enfermo y apareció en la casa de huéspedes. Se quedó allí hasta recuperarse debido a que le regaló a La Casiana un broche de dublé. Aquellos fueron los mejores días de Manuel si no fuera por el hambre. Bajo las influencias de los libros que le dejó el periodista después de hacerle los recados Manuel quiso comprobar el amor con la sobrina de la patrona. Una vecina los vio y la patrona pegó fuertemente a su sobrina. Y Casiana lo echó, él avergonzado se fue a la calle sin avisar. Paso la noche en la tahona. Pero a la mañana se tuvo que ir de allí. Fue a la casa de Ignacio y preguntó por Salomé y ella le explicó la mala situación de la familia. Lo más preocupante era Vidal que no quería hacer nada y se pasaba el día con el Bizco. Se paso toda la mañana hablando con ella. Le parecía muy guapa y agradable. Se fue de la casa y se encontró a Vidal y al Bizco y dieron un paseo. Manuel se comprometió a formar el grupo de los tres con ellos. Esos días durmió en la cuadra de la casa que servía una de sus hermanas. La Petra calló enferma. Y Manuel fue a la casa. La Casiana le dejó entrar y estar con su madre. Cada vez estaba peor. Y allí se murió el Domingo de Piñata. Al día siguiente del entierro, Manuel se fue de la casa. Se encontró al Expósito y gracias a él ese día pudo comer. Pero luego lo perdió de vista y como llovía se fue con los otros golfos. Durmió con lo peor de la ciudad y con los más salvajes y malas personas. Fue a ver si le daban trabajo en la tahona, y se lo dieron gracias a Karl pero se moría de hambre y fue al cuartel de Maria Cristina y allí se encontró a Roberto. Él tampoco tenía que comer ni en donde dormir. Juntos fueron a dar una vuelta. Allí Roberto le contó como su familia era .millonaria. Y le contó como después de muchos años él y sus dos hermanas eran los únicos herederos de una gran fortuna. Pero estaba el problema del partido de nacimiento de su pariente muerto que fue rico Fermín Núñez de Letona. Manuel decidió ir en busca de la mala vida con Vidal y el bizco. Los dos estaban en la casa de Dolores da Escandalosa. Aquel día habían conseguido cada uno unas cuantas pesetas haciendo juego con otra gente. El Bizco y Vidal le dieron sitio donde dormir a Manuel. A este no le parecía tan mala vida la de estos golfos. Estuvieron así varios días alimentándose de gatos, robaron en una casa y casi los pillan.

Juan: Es el hermano menor de Manuel. Siempre lo tuvo más fácil q él. Se le caracterizaba por su sentimentalismo enfermizo, y su facilidad a las lágrimas. A Juan le gustaba ir a la escuela. Y decían de él q seguramente llegaría a ser algo en la vida.

La Petra: Era la madre de Manuel. También madre de Juan y de dos hijas más. A Petra le preocupaba mucho el regreso de su hijo Manuel. Pensaba q pudo hacer algo malo para q lo trajeran de vuelta. Manuel era su preocupación pq tenía a sus dos hijas muy bien colocadas. A la mayor, de doncella, con unas señoras muy ricas y religiosas; la pequeña en casa de un empleado. Petra era muy religiosa, voluntariosa, con apariencia de humilde y muy testaruda. Al principio la situación de la familia era bastante buena, tenían huéspedes y todo. Pero después de la muerte de su marido decidió mudarse siendo este su mayor error. Pq tuvo q vender sus muebles poner a sus hijas a servir, y a sus hijos a la casa de su cuñado y ella paso de ama a criada. Criada de un hostal. Petra era flaca, de pecho hundido. Se entristece mucho cuando tiene que mandar a su hijo a la zapatería pero es el único sitio, después de su pelea en la casa. Tuvo que llevar a Manuel a un puesto de pan y verduras en la plaza del Carmen.

Manuel Alcázar: Fue el marido de Petra. Con la q tuvo cuatro hijos. Era maquinista de tren y ganaba un buen sueldo. Fue un hombre energético, fuerte, malhumorado y brutal. Su matrimonio con Petra siempre andaba a trastazos. Las peleas eran muy fuertes entre los dos. Él la abofeteaba y ella cuando lo hacia se iba a rezar y a llorar a su habitación. Un día lo encontraron muerto.

Doña Casiana: Era la dueña del hostal. Tenía muy mal carácter. Era una chismosa. Bajo de ser la mujer de un comandante hasta la miseria del patronato de huéspedes. Tenía como consuelo un líquido fabricado misteriosamente por ella misma con agua azucarada y alcohol.

Doña Violante: Madre de Celia y abuela de Irene. Después de cenar iban las tres en busca de dinero necesario para vivir haciéndole compañía a un hombre. Simpatizaba con Manuel. Le contaba historias y le hacía reír, también le daba tabaco pero lo tenía que fumar en la habitación. Ella y sus hijas eran fáciles de contentar con el alquiler, no tenían mucho dinero, y a veces no podían pagar a su debido tiempo. También por ello tenían la peor habitación para las tres.

Celia: Hija de Doña Violante. Cuando estaba en casa siempre discutía con su hija Irene pareciendo hermanas. Estaba enamorada de Roberto, el estudiante. Intentaba ligar con él, pero Roberto pasaba de ella.

Irene: Hija de Doña Violante. Tenía la cabeza, manos y pies gordos, muchacha de 15 años. Ella, La vizcaína, y su madre Celia iban a la casa de la Isabelona (burdel) todos los días a ganarse la vida. Se quedó embarazada y después tuvo que abortar se este incidente se enteró todo el hostal, y por ello fue burlada por todos e insultada por su abuela.

La Vizcaína: Mujer alta, gruesa, de aspecto bestial, nariz larga y labios abultados. Huésped del hostal de Doña Casiana.

Roberto: Estudiante serio, rubio. Le eran indiferentes los comentarios de la casa. Nunca se burlaba de los demás iba a su bola. Estaba enamorado de Kate. Pero ella se tuvo que ir debido al trabajo de su madre. Tenía el convencimiento absoluto de que iba a ser millonario. Los demás se burlaban de él menos Telmo. Después Telmo y Roberto siempre se sentaban juntos en la mesa. Y hablaban de cómo se haría millonario Roberto sin que nadie los escuchara. Cuando Roberto ve la pelea de Manuel con el comisionista apoya a Manuel y le ayuda en todo lo que puede. Y un día fue a visitar a Manuel a la zapatería . Es muy misterioso. Le contó a Manuel que buscaba a una muchacha pobre que le podría hacer rico y también a una rica que le haría ser pobre. Fueron a la taberna de la Blasa, allí Leandro les hablo de lo peor del barrio. Al día siguiente quisieron encontrar el paradero de la Rosita.

La Baronesa: No se le veía mucho por la casa. Comía y cenaba fuera.

La hija de la baronesa: Era una niña de unos 12 años, no se presentaba nunca en la comedor, ni en el pasillo. Su madre le prohibía la comunicación con los huéspedes. Se llamaba Kate. Era una muchacha rubia, blanca, muy bonita. Sólo Roberto hablaba con ella algunas veces en inglés.

Don Telmo: Todos los huéspedes lo acusaban a él del asesinato de Malasaña. Todos, menos la vizcaína, Roberto y Manuel. Telmo era el viejo cadavérico que limpiaba con la servilleta las copas y las cucharas. Era callado e indiferente, era un hombre de pocas palabras. Su única ocupación visible era dar cuerda a los relojes de la casa cuando se paraban. Siempre parecía entristecido y desgraciado. Roberto se alió con él.

Ignacio: Primo de la Petra. Tiene una zapatería, pero no es muy buena. La competencia está justo en frente. Es un hombre de unos 40 años. Su zapatería se llamaba “A la regeneración del calzado” , él era maestro de la obra prima, pero por necesidad tuvo q dejar eso por descuartizar zapatos viejos. Después de la muerte de Leandro calló en una enfermedad y su mujer tuvo que mandar a Manuel con su madre.

Leandro: Hijo mayor de Ignacio, fuerte, robusto, no se parecía nada a su padre, tenía una expresión varonil. Era muy celoso, su novia era Milagros. Se enfado mucho cuando vio a La Milagros con el Lechuguino, y más aún cuando se enteró de que eran novios. Después de saberlo quería matar a Milagros. Derrota al Valencia. Mata a Milagros y después se suicida.

Vidal: Éste se parecía más a Manuel , tenía cara de pillo, esbelto, pero siempre presumía de todo y eso a Manuel le fastidiaba mucho. Era algo infantil. Y sus amigos eran poco recomendables. Su mejor amigo era el Bizco y por su culpa accedió a hacerse tatuajes.

Leandra: Madre de Vidal y Leandro , mujer de Ignacio y hermana de Salomé. Es una borde

Salomé: Tía de Vidal y Leandro, cuñada de Ignacio y hermana de Leandra. Muy buena persona al contrario q Leandra, pero se parecían mucho físicamente.

El Bizco: Era el amigo de Vidal, que junto con otros más formaban el grupo de los piratas. Manuel decía que El bizco similaba a un chimpancé. Manuel y él se odiaban mutuamente. Pero el bizco trataba de disimularlo. Tenía muy malas formas, era un maleducado y un canalla. Forzó a una chica y después presumía de ello. Siempre se reunía con ladrones. Hablaba torpemente. Él y Vidal se hicieron tatuajes.

El corrector: Era un amigo de Ignacio. Tenía una familia numerosa. Su hija era la Milagros.

La Milagros: Era la hija del corrector. Y la novia de Leandro (el primo de Manuel) No se entendían porque un poco entonada y ambiciosa y Leandro era muy brusco. La mata Leandro porque estaba muy celoso. Pero aun asía ella lo quería.

El Zurro: Se trataba con el señor Ignacio y se llevaba fatal con el corrector. Y en su tienda no entraban más de dos personas por día. Su hija es la encarna.

La Encarna: Era la hija del Zurro. Era una flamencona de unos 25 años, muy chulapa, y muy descarada, estaba locamente enamorada de Leandro. Pero él pasaba de ella. Y por ese motivo ella odiaba a Milagros.

El Rebolledo: Habitaba en el Corralón. Le caía bien a Manuel. Lo admiraba a él y a su hijo. Era enano y jorobado, barbero de oficio, tenía cara inteligente. Siempre vestía de luto.

El Perico: Hijo del Rebolledo. Prometía ser más avispado que su padre, estaba flaco, le gustaba dibujar en paredes blancas, para él y para su padre no había nada irreversible.

Los Artistas: Eran amigos de Manuel y de los Rebolledo. Hijos de una planchadora, el hermano mayor (Aristón) era el chico más fúnebre del planeta. Le encantaba todo lo que estaba relacionado con la muerte. Le encantaría tener una funeraria. Por el contrario su hermano pequeño soñaba con ser participante de un circo.

El Valencia: Era un borracho de la taberna de la Blasa que ya tenía una puta particular que la llamaban la gamberra (Paloma). Tenía fama de el más fuerte y chulo. Y siempre tuvo muy mal carácter. Es avergonzado y derrotado por Leandro.

Don Alonso: Era un hombre flaco. A él le preguntaron si conocía a Rosita, pero él sólo conocía a una que ya era vieja. Y les contó que había sido un personaje del circo muy importante en muchos países y que hubo épocas en las que ganaba dinero.

Lechuguino : Era un hombre de unos cincuenta años. Que intentaba conseguir a la Milagros.