La busca; Pío Baroja

Literatura española. Generación del 98. Novela (narrativa) contemporánea. Argumento. Personajes. Crítica social: miseria

  • Enviado por: Ismael Hernandez
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 23 páginas

publicidad
publicidad

La busca, de Baroja

Señala las referencias que, a lo largo de la novela, encuentres sobre la ciudad de Madrid vista desde las afueras. Observa en qué situaciones se producen y qué se dice de ella.

Cuando se hacen referencias ha las afueras de Madrid, siempre son referencias negativas, se intenta reflejar la pobreza, miseria, y las dificultades de la gente de las afueras de Madrid, en ningún se hace referencias a la burguesía o clases adineradas de Madrid, y en el caso de que se menciones es para criticarlas. Baroja pretende denunciar esta situación de pobreza y a veces es como si pretendiera pintar un cuadro con sus palabras, un cuadro sobre la oscuridad y miseria de Madrid.

Las situaciones en que se producen estas descripciones son diversas, a veces se describe al amanecer, la mayoría de las veces se producen cuando es de noche, y pocas veces cuando es de día. Un ejemplo de descripción de las afueras se produce en el capítulo segundo de la tercera parte del libro, nos describe estas afueras al amanecer y en el se dicen cosas como “Clareaba más el cielo, azuleando poco a poco. Se destacaban ya de un modo preciso las casas nuevas, blancas; las medianerías altas de ladrillo, agujereadas por ventanucos simétricos; los tejados, los esquinazos, las balaustradas, las torres rojas, recien construidas, los ejércitos de chimeneas, todo envuelto en la atmósfera húmeda, fría y triste de la mañana, bajo un cielo bajo de color de cinc” como se puede ver la visión es triste, intenta reflejar un poco de melancolía.

Otro ejemplo de esta descripción crítica de Madrid se produce en el capítulo cuatro de la tercera parte, en esta sección incluye personajes de clase baja como gitanas o mendigos. Un párrafo que refleja esto es por ejemplo este “Las gitanas, de trajes abigarrados, peinaban al sol a las gitanillas morenuchas y a los churumbeles, de pelo negro y ojos grandes; Una porción de vagos discurría gravemente; pordioseros envueltos en harapos, lisiados, lacrosos, clamaban, cantaban, se lamentaban, y el público dominguero, buscador de gangas, iba y venía, deteniéndose en este puesto, preguntando, husmeando, y la gente pasaba, con el rostro inyectado por el calor del sol, un sol de prima­vera, que cegaba al reflejar la blancura de creta de la tierra polvorienta, y brillaba y centelleaba con reflejos mil en los espejos rotos y en los cachi­vaches de metal, tirados y amontonados en el suelo. Y para aumentar aquella baraúnda turbadora de voces y de gritos, dos organillos llenaban el aire con el campanilleo alegre de sus notas, mezcladas y entrecruzadas”

Primera Parte

  • La historia comienza con la anécdota de los tres relojes, lo que le permite a Baroja una reflexión sobre la novela.

  • • Resume la anécdota y explica en qué consiste tal reflexión. ¿Cómo caracteriza esa hora el narrador?

    El autor comienza la obra contándonos que el reloj del pasillo de la casa de Doña Casiana dió las doce, lo hizo a su manera, pausadamente, acompasadamente, de una forma respetable como la voz de un anciano, sin embargo poco después se escuchó la voz aguda y grotesca, con impertinencia juvenil, de un reloj del barrio, y éste dió las once, a continuación nos cuenta que para mayor confusión sonó el reloj de una iglesia próxima y dió una hora diferente con una larga campanada.

    El autor cuenta que no conocía la veracidad de la hora, pero la describe diciendo que era cuando los caballos galopaban por el cielo, era una hora de misterio, romántica, de buscar aventuras para no encontrarlas, la hora de los sueños de la casta doncella, en la cual cesaban los gritos, las riñas y las canciones en la calle y a la vez se apagaban las luces de los balcones y los ciudadanos se entregaban al sueño.

    • La acción se centra después en la casa de Casiana y en el personaje de la Petra. ¿Cómo es presentada la criada? Resume qué ocurre desde que se despierta.

    Era flaca, macilenta, con el pecho hundido, los brazos delgados, las manos grandes, rojas, y el pelo gris.

    Se despertó al sonar el reloj y seguidamente cerró la ventana e hizo algunas de sus labores, pasó al cuarto de su señora y le preguntó si necesitaba algo, la patrona le contestó que le dijera al panadero que ella ya le pagaría el lunes, un poco más tarde Doña Casiana llamó a su criada para que esta mirase a la casa de enfrente, la casa de Isabelina que tenía gente, entonces la patrona empezó a comentar que ese tipo de alojamientos si que producen beneficios y no su casa de huéspedes, este suceso la alteró y empezó a decir que iba a echar a la calle a todo aquel que no le pagase. La patrona se quedó desarrollando su imaginación y Petra se fue a dormir a su obscuro cuarto, pero se despertó al cabo de tres horas porque llegaron Doña Violante y sus hijas, una de ellas Irene se asomó al balcón y le valió la regañona de la patrona.

    • ¿Cuál es la profesión de las otras mujeres que apa­recen en este episodio?

    No tiene profesión son mendigas, y se dedican a pedir dinero en los “jardines” sitios de recreo de la gente madrileña.

  • Al inicio del capítulo, se describe el amanecer en la calle en la que se encuentra la casa de doña Casiana. Nueva­mente hay una reflexión del <autor> en la que ironiza sobre el realismo decimonónico.

  • • Explica cómo lo hace. Cuando el narrador describe la vivienda, aparecen nuevas alusiones; señálalas.

    En esta descripción el autor se limita ha describir con plena objetividad lo que va sucediendo en este periodo de tiempo aunque ironiza cuando nos dice que el grillo a parado en sus ejercicios musicales, a los que en el capítulo anterior consideró como un ruido inaguantable. Luego continua diciéndonos que al grillo le sustituyó una codorniz, y que tras esto se empezaron a abrir las tiendas, los portales, se escuchó el vocear de un periódico hasta que en cierto momento el movimiento fue constante en la calle.

    Se alude a la calle donde reside la vivienda, en la calle Mesonero Romanos, se alude al portal y al portero, a los habitantes del bajo (una señora voluminosa no muy amable que siempre tiene a su delgado hijo en brazos) y a la escalera que tiene un olor insoportable, también nos cuenta que el edificio tiene tres pisos pero que solo va a hablar del primero.

    • ¿Qué visión se da de la casa? Explica quiénes son sus habitantes.

    Se da una visión pobre y oscura de la casa, así en un párrafo comenta que si se entraba allí de día parecía estar en las profundas tinieblas, también comenta que el olor era distinto al de la escalera pero que no era mejor. A continuación nos describe algunos cuadros que había en la casa y la característica común de estos es que son muy oscuros, ya que la patrona consideraba los cuadros oscuros como buenos.

    Los habitantes son La patrona Doña Casiana y la criada Petra, ya mencionadas anteriormente. Por otra parte están los huéspedes, un cura, un tenedor de libros, dos comisionistas, y un viejo, todos ellos se levantaban temprano luego estaban Doña Violante y sus dos hijas, una Vizcaína alta y gorda, y una señora a la que llamaban la Baronesa. Entre el bando femenino ocurrían muchas discusiones a lo largo del día, ninguno de los huéspedes tenía el privilegio de desayunar, bien porque se levantaban tarde, porque no deseaba desayunar, o bien porque la patrona se las apañaba para que no desayunasen

    • ¿De qué hablan las mujeres? ¿Por qué la Petra no está interesada en el complot?

    Habla de que la noche anterior Irene se llevó un hombre a la casa, probablemente un estudiante de un piso superior, ante esto deciden que si la próxima noche ocurría lo mismo la sorprenderían para que escarmentase.

    Petra no se une al complot ya que ha recibido una carta en la que se le avisa de que su hijo Manuel va a llegar a Madrid porque en el pueblo no hace nada, y de esta manera es probable que aprenda un oficio en la ciudad, así que por esto Petra no está de muy buen humor.

    • Resume las reflexiones de la Petra sobre su familia y lo que cuenta el narrador.

    En esta parte se narra la antigua situación de la familia de la criada, Petra tuvo cuatro hijas, dos hembras y dos machos. Al quedarse viuda, las hembras las consiguió colocar en diversos sitios, y a los dos muchachos los envió a Soria, tenía la esperanza de que estudiasen en un Seminario y que llegasen a ser curas.

    Manuel era el mayor de los dos hermanos, y el más revoltoso, según Petra se parecía a su difunto marido, este murió en un descuido mientras trabajaba como maquinista de ferrocarriles, el alcohol, las rabietas y el trabajo duro le mantuvieron torpe, y un día cayó del tren a la vía, y, sin herida alguna, lo encontraron muerto.

    • La preparación de la comida sirve para aludir a la condición social de los personajes; explícalo.

    El autor nos describe una escena pésima, de una comida que solo puede ser realizada para una clase mísera, y con escasez de higiene.

    Nos explica como se utilizan unos huesos sin carne (nos cuenta que proviene de cristianos para poner en duda el origen pulcro de los huesos) para preparar el cocido y que además se utilizaban unos garbanzos como balas y bicarbonato para ablandar los garbanzos, finaliza diciéndonos que el resultado parecía una cosa turbia para sacar brillo a los cristales.

    • Al anochecer, la Petra sale a recibir a su hijo a la estación del Mediodía. El narrador adopta la pers­pectiva de Manuel. ¿Qué cuenta de él?

    Nos cuenta como fue su viaje, que estuvo en Almazán donde se dió un paseo porque tenía que esperar el próximo tren, luego tuvo que transbordar en Alcuneza, para llegar más tarde a Madrid durmiendo en un incomodo asiento.

    También nos cuenta que en el pueblo vivía con sus tíos y que a diferencia de su hermano, el no era querido allí, además el no estudiaba y su hermano sí.

    • Resume qué ocurre desde el encuentro de madre e hijo hasta el final del capítulo.

    Al principio el chaval no vió a su madre en su salida del tren, la madre se le vió a él y le llamó, tenía pensado regañarle, pero le dió un abrazo y le preguntó que había pasado para que sus tíos le mandaran para Madrid, él le explicó que venía porque allí perdía el tiempo y que aquí podría aprender un oficio. La madre le llevó a cenar a la casa de doña Casiana, y después se fueron a dormir, durante la noche Manuel pudo sentir la diferencia acústica existente en Madrid, escuchó todo el lío formado por la emboscada realizada a la hija de doña Violante que había quedado con un estudiante.

  • La Petra quiere colocar a su hijo en Madrid.

  • • ¿Qué planes tiene la Petra con respecto a su hijo? ¿Por qué no se decide?

    Le quiere mandar con un tío suyo que es zapatero para que aprenda así un oficio, pero decide que es mejor que cuando terminen las vacaciones empiece a estudiar, de esta manera le haría ver que estudiar proporciona un mejor futuro.

    • ¿Cómo consigue que su hijo se quede en la pensión?

    Convence a la patrona diciendo que su hijo ayudará en las labores de la posada. Como por ejemplo poniendo la mesa.

    • ¿Qué se cuenta de doña Violante y sus «hijas»?

    El trío llevaba varios meses viviendo en la casa, pagaban poco, y cuando no podían no pagaban, por eso dormían las tres en un cuarto interior, que daba al patio, y que por esto la habitación olía asquerosamente. Eran prácticamente vagabundas y se pasaban el día haciendo combinaciones con prestamistas, empeñando y desempeñando cosas.

    Se cuenta también que Doña Violante tuvo, en sus buenos tiempos, dinero ahorrado para poder subsistir, pero que un protector anciano le convenció de que tenía una combinación admirable para ganar mucho dinero en el Frontón, no fue así y doña Violante se quedó en la ruina.

    Además se explica que Celia es su hija, e Irene su nieta, y que ambas siempre estaban discutiendo y a ambas les estorbaba doña Violante, porque era ciega y tenía una edad avanzada.

    • Explica qué rasgos de la personalidad de Manuel se hacen explícitos. ¿Qué le preocupa a la Petra? ¿Qué ocurre una mañana?

    Manuel era un chico que se adaptaba rápidamente a una nueva casa, pronto participó en las bromas que se realizaban entre los huéspedes, además era vago y no muy atento, ya que cuando se le necesitaba no aparecía y se le solía ver jugando con los niños de la vecindad.

    Su madre temía que acabara siendo como su padre, Petra pretendía todo lo contrario, ella quería que fuese tranquilo, humilde, y respetuoso.

    A la mañana siguiente Manuel estaba con la sobrina de doña Casiana, y ambos escucharon desde el pasillo llantos de Irene y gritos de doña Violante, y Celia hacia ella. El motivo de esta pelea era que Irene se había quedado embarazada, en la discusión se escuchaba a doña Violante insultarla y decir “¡Anda a la Casa de Socorro a que te quiten la hinchazón!”. Esto no fue entendido por los jóvenes que creyeron que la hinchazón se debía a un golpe, al no entender lo ocurrido la sobrina pidió explicaciones a su tía, y esto produjo grandes carcajadas entre los huéspedes.

  • Este capítulo comienza con la Baronesa.

  • • ¿Qué se cuenta de la Baronesa y de su hija?

    Nos cuenta que tanto la Baronesa como su hija Kate eran poco vistas en la casa, que la baronesa tenía grandes alternativas en su posición, a veces se mudaba una casa buena, y otra veces desaparecía en un cuartucho infecto de una casa de pupilos barata.

    Tenía prohibida la comunicación a su hija con los huéspedes, y el único con el que hablaba era con Roberto en la clase de inglés. La chica era rubia, muy blanca y muy bonita, tenía entre catorce y doce años.

    • ¿Qué le ocurre a Manuel? ¿Y a Roberto?

    En ese verano la mala racha de la Baronesa debió terminar ya que se preparaba para mudarse y comenzó a hacerse ropa. Durante unas semanas fueron una costurera y su aprendiz con trajes y sombreros para la Baronesa y su hija. Manuel se sintió enamorado por la aprendiz, y un día la siguió, pensaba entrarle y decirle algo, pero empezó a pensar que no sabía que decirle a una chica así, no sabía si decirle una barbarie o un cosa galante, así que entre que pensaba esto la chica y su madre desaparecieron entre la gente y no volvió a verlas.

    Mientras Roberto se encontraba enamorado de Kate, y tenía que aguantar las bromas de Celia, que trataba de arrancarle de su habitual frialdad.

    • Resume la historia de don Telmo. ¿Qué ocasiona en la pensión?

    Debido a que un día un policía estuvo en casa de don Telmo, los huéspedes inventaron un rumor en el que el viejo era participe en el crimen de la calle Malasaña. Este rumor produjo bromas y sorpresas entre la gente que se dedicó a espiarle, pero el se dió cuenta y no lo permitió, además otra razón de que fuera acusado del crimen es que una criada declaró que una tarde vió al hijo de doña Celsa hablar con un viejo cojo. Los rumores aumentaron y se llegó a decir que don Telmo mató a Doña Celsa y que la Vizcaína fue la que regó el cadáver con petróleo y le prendió fuego, y Roberto fue quien guardó las joyas en la casa de Amaniel.

    Esto formó dos grupos en la casa los sensatos, echo por los presuntos criminales y la patrona, y los insensatos, formado por los demás.

    • Resume las conversaciones entre don Telmo y Roberto. ¿Qué oye Manuel?

    La primera conversación trataba de que si los jóvenes han de ser o no ambiciosos, para conseguir dinero, en esta conversación participó también el “Superhombre” apodo que se le daba al periodista. Estudiante y periodista discutieron ya que el primero presumía de tener asegurado un futuro millonario y el otro ante esta presunción le lanzó una cuantas ironías que obtuvieron una respuesta más agresiva aún.

    En otra conversación el estudiante le explica el porqué de su presunción y seguridad, le cuenta que una vez al entrar en una tienda para encuadernar una cosa, y tras decir su apellido para realizar el encargo, el dependiente de la tienda le preguntó su origen, el estudiante tenía el mismo apellido y la misma procedencia que la esposa del dependiente. En esta conversación Manuel solo pudo escuchar esto, pero más tarde, en otra conversación vió como Roberto le enseñaba un árbol genealógico al viejo y como él comentaba haber ido a la parroquia a verificar el nombre de Fermín Nuñez de Letona, y haber encontrado que era obra de una falsificación. El viejo le comentó seguidamente y que lo que necesitaba para su propósito era mucho dinero y que no lo conseguiría fácilmente.

    • ¿Por qué deciden abandonar la pensión la Vizcaína y don Telmo? Resume la reacción de los habitantes.

    Ambos huéspedes se van debido al continuo espionaje que les hacían los demás residentes.

    Los habitantes se encontraron chasqueados, y ni siquiera los escándalos de Irene, ni los cuentos del cura Jacinto bastaron para quitar el silencio reinante. La marcha de la Vizcaína y don Telmo la pagaron Manuel y Roberto.

    • ¿Qué produce la expulsión de Manuel?

    Manuel empezó a sufrir los gritos y malas bromas de todo el mundo, en especial de uno de los comisionistas que continuamente le insultaba y reñía.

    Un día mandó al chaval a por dos cafés, y este tardó mucho tiempo, a la vuelta le dijo que lo que le debían poner era una albarda el chaval le contestó y tras esto el comisionista dió un puntapié a Manuel que gritó de dolor y seguidamente le lanzó un plato, al final el chico acabó asestando un serie inacabable de puñetazos y patadas a su contrincante. El comisionista informó a la patrona que no estaría en la casa un minuto más mientras estuviera ese crío en la ella, por ello Petra se vió obligada a mandar a su hijo con su tío.

    Segunda Parte

  • El narrador comienza la segunda parte con referencias a las afueras de Madrid.

  • • ¿Que visión se ofrece de esa zona?

    Los describe como barrios de miseria y sordidez, de tristeza e incultura con sus rondas miserables, llenas de polvo en verano, y lodo en invierno.


    • Explica cómo ironiza el autor sobre su novela.

    En un momento el autor se dispone a describir una casa misteriosa, como si fuera a empezar una historia de terror, seguidamente para de describir, como quien para de contar una historia, y nos explica el mismo que no termina lo que iba a empezar porque unos amigos le han aconsejado que no introdujera un acontecimiento de este tipo en la novela, ya que entonces parecería más una novela parisina. También añade irónicamente que con estos párrafos esperaba llegar algún día a la Academia Española.


    • ¿Cómo se describe la casa del señor Ignacio? Explica
    la referencia al regeneracionismo que realiza el
    narrador a partir del cartel de la zapatería.

    Cuenta que la casa no era pequeña ni de mal aspecto, pero que parecía tener unas ganas enormes de caerse. Tenía piso bajo y principal, balcones grandes.

    Nos dice que en el cartel de la zapatería pone: “A la regeneración del calzado”, y nos explica que el motivo de esta frase es lo extendido que estaba el movimiento de regeneración nacional, este movimiento quería en un principio reformar y regenerar la Constitución y la raza española. El dueño de local, el tío de Manuel, estaba de acuerdo con esta ideología y de ahí su origen, aunque también suponía una señal de desafío hacia la zapatería de enfrente.


    • Resume qué ocurre el primer día de Manuel en la
    zapatería.

    La Petra le explicó la situación a don Ignacio, mientras Manuel permanecía expectante hasta que sus primos le dijeron que ayudase en unas labores que estaban haciendo en ese momento. Tras marchar su madre habló un poco con su tío, y continuó trabajando. El trabajo consistía en desarmar y deshacer botas y zapatos viejos.

    Después de un tiempo que se le hizo pesadísimo a Manuel, vino una señora gorda que trajo la comida y seguidamente se sentaron alrededor de un paño puesto en el suelo y empezaron a comer, durante la comida se habló de política.


    • ¿Cómo es presentado el señor Ignacio? ¿Y su familia?

    Es presentado como un hombre de ideas liberales, no es un hombre perteneciente a una clase alta pero tiene suficiente para subsistir y alimentar a su familia. Su hijo Leandro, el mayor, le sigue en sus ideas liberales, mientras que Vidal el pequeño y de edad parecida a la de Manuel es presentado como un golfo, orgulloso de Madrid, y al que le gusta aprender cosas de pícaros con su pandilla.
    • Explica qué piensa Manuel antes de dormirse.

    Pensó el pro y el contra de su nueva posición social, y mientras pensaba hacia que lado se inclinaba la balanza se quedó dormido.


    • ¿Qué nuevos personajes entran en la vida del prota­gonista?
    ¿Cómo se presentan? ¿De qué se habla
    durante la comida?

    Los nuevos personajes son su tío don Ignacio, su primos Vidal y Leandro, y la señora Jacoba en cuya casa dormiría.

    En la comida se habla de política, de que debería haber libertad de culto con respecto a las religiones, y por último la señora Jacoba habla de algunos sucesos que le ocurren en el mercado y los compara con el tema de la política liberal.

    También entran la cuñada de su tío, Salomé, y la madre de Vidal, Leandra. Que son presentadas describiendo sus rasgos físicos y más tarde la suerte que a tenido cada una a la hora de elegir su respectivo hombre, en este caso la más humilde (Salomé) se llevó el peor marido. En esta segunda comida se habló de una de las muchachas de la vecindad que se había ido con un chalán muy rico, hombre casado y con familia.


    • ¿Qué era la casa del Cabrero? ¿Dónde van después
    los muchachos?

    Se llamaba Casa del Cabrero a un grupo de casuchas bajas con el patio estrecho y largo en medio. En este lugar vivían gente de poco dinero.

    Después fueron al Paseo de Yeserías, se acercaron al Deposito de cadáveres, siguieron andando por la orilla del Manzanares hasta llegar a un solar espacioso y grande y pasaron por debajo de un arco donde ponía “Deposito de Caballos Padres”.


    • Resume qué ocurre desde que Manuel y Vidal dejan
    a los otros muchachos.

    Ambos primos salieron corriendo por otro lado diferente que el de la pandilla, fueron a casa de Vidal, el cual mandó a su primo irse solo a su casa ya que él se iba a dormir, entonces Manuel coge el camino hacia la casa de doña Jacoba y mientras observó el paisaje que veía.

    2. En este capítulo, Manuel pasa a vivir a la Corrala.
    • ¿Qué se dice de ella?

    Se dice que tiene mucho términos para ser nombrada, y luego se pasa a describir la casa, se empieza por la fachada que es baja, estrecha, enjalbegada de cal, en ella se abrían unos cuantos ventanucos y agujeros, y un arco sin puerta que daba acceso a un callejón el cual desembocaba en un patio circunscrito por altas paredes negruzcas. A continuación se describe el patio, es un patio sucio, con un montón de trasto inservibles. También nos dice que a cada vecino le pertenecía una parte de galería, y que según estaba esta de limpia y cuidada revelaba el grado de miseria o de relativa bienestar de la familia.


    • ¿Quién es La Muerte? ¿Qué observó Manuel la pri­mera
    noche? ¿Qué se dice de los habitantes de la
    Corrala? ¿En qué personajes se centra la atención?

    Recibía el nombre de La Muerte una vieja borracha delirante, que pedía limosna e insultaba a todo el mundo, solía estar al entrar en el portal o en el pasillo.

    En un principio al contar características de los habitantes de la Corrala se centra en las chicas de las que se dice que, como bien dijo Vidal, cada una tiene un novio en la Corrala. Continua describiéndonos como se divierten los niños, y diciendo que en general las personas allí eran gente descentrada, que vivían en el continuo aplanamiento producido por la eterna miseria. Muchos cambiaban de oficio, otros no lo tenían, había también gitanos, y todos presentaban el mismo aspecto de miseria y consunción. Se pasaban la vida en la taberna, una vez alcoholizados creían poder salir de su situación, pero cuando se pasaban los efectos del alcohol volvían a la dura realidad.


    • ¿Qué reflexión se hace al final del capítulo acerca de
    las relaciones entre los personajes?

    Nos dice quienes eran los vecinos que se trataban con el señor Ignacio, que eran el Corrector, un tal Rebolledo, y cuatro ciegos. También nos dice que Milagros la hija del corrector estaba en relaciones con Leandro, y que Encarna hija de Zurro un vecino que no se trataba con don Ignacio, estaba enamorada de Leandro, esto generaba una odio de Encarna hacia la familia del corrector, y los ponía de cursis, y pobres. El autor comenta al final que es normal estos odios entre personas de vida común, estos odios les hacia mirarse y desearse mutuamente las mayores desgracias.

    3. Roberto Hasting visita a Manuel en la zapataría.

    • ¿Cuál es el motivo de su visita?

    Necesita hablar con Manuel porque necesita sus servicios y su ayuda.


    • ¿Dónde van Roberto y Manuel? ¿Cómo son presen­tados
    los mendigos? Comenta la reflexión de
    Roberto.

    Roberto y Manuel van a la Doctrina, un sitio donde se reúnen muchos mendigos. Los mendigos son presentados de una manera en que parecen muertos vivientes, se dice de ellos que tienen caras hinchadas, narices inflamadas y bocas torcidas, había entre las mujeres viejas gordas y pesadas, melancólicas, sus trajes eran raídos, remendados, zurcidos, y de color verde.

    Roberto dice que hay pocas caras humanas entre los hombres mendigo, que en sus caras no se lee más que la suspicacia, la ruindad, la mala intención, al igual que en los ricos nos lee más que la solemnidad, la gravedad, y la pedantería. Además añade que es curioso que todos los gatos tengan cara de gatos, todos los bueyes tienen cara de bueyes, y que en cambio la mayoría de los hombres no tiene cara de hombres.


    • ¿A quiénes busca Roberto? ¿Qué presencian?

    Buscan a dos mujeres una pobre que le puede hacer rico y otra rica que le puede hacer pobre. Presenciaron como los mendigos se empezaron a dividir en secciones, formaron grupos alrededor de los árboles, con el propósito de recibir cada uno algún objeto útil (como por ejemplo sábanas o camisas) de las marquesas (señoras que se presentaban en el patio para dar estos utensilios, y que iban vestidas de negro).


    • Señala las expresiones del lenguaje popular em­pleadas
    en el discurso directo de los personajes.

    Las expresiones utilizadas, son vulgares, típicas de las clases bajas como los mendigos, Ejemplos son: “les digo que se las guarden en el moño. ¡Las tías zorras esas!”, “¡ Las tías brujas esas!”, “Yo voy a comprar una, la unto con aceite de linaza, luego la doy barniz, y hago un impermeable cogolludo”, “Se vende aquí en la misma puerta a dos chules”, ¡Anda que confiesen ellas y la maire que las ha parío”, “ ¡Moler! Con las mujeres de Dios...”.

    Algunos de estos insultos están modificados, quizá con la intención de no poner palabras malsonantes en el libro, pero a la vez transmitir la grosera situación léxica que producen los mendigos en ese momento.


    • ¿A quién saluda Roberto?

    Roberto saluda a una mujer rubia y guapa, que es la sobrina de don Telmo.


    • ¿Dónde entran después Roberto y Manuel? ¿Qué le
    pide el estudiante? ¿Qué consejo le da? ¿Lo entiende
    Manuel?

    Más tarde ambos entran en una taberna, aquí el estudiante le pide a Manuel que siempre que fuera a un sitio donde abundara gente pobre que le avisara.

    Luego Roberto le dice que si quiere llegar lejos que no crea en la palabra imposible, y que si va a realizar algo lo haga lo más fuerte y duramente posible. Manuel encogió los hombros y miró a Roberto con extrañeza, el chico no entendió bien el consejo.

  • Este capítulo comienza con el comentario de la vida de Manuel en la zapatería y el Corralón.

  • • ¿Qué piensan Manuel y Vidal de sus vidas?

    Opinan de sus vidas que son muy pesadas, y que es un gran sacrificio la eventualidad constante de todos los días, además las tardes lánguidas arrancando suelas usadas en un rincón convidaban al sueño.

    • ¿Qué opinan de las mujeres? ¿Y del dinero?

    Manuel pensaba de la mujer que era un animal magnífico, con la carne dura y el pecho turgente, mientras que Vidal experimentaba por ellas un sentimiento confuso de desprecio, de curiosidad y preocupación.

    Con respecto al dinero estaban más de acuerdo, y lo consideraban como algo selecto y admirable, además no concebían la idea de poder conseguir algo sin la utilización del dinero.

    • ¿Cómo se siente Manuel en el Corralón después de unos meses de estancia?

    Manuel se hallaba tan acostumbrado a su trabajo y a su vida que no comprendía que pudiese hacer otra cosa. Sin embargo no le parecía ese lugar donde estaba viviendo, un sitio triste y sombrío, sino al contrario una zona llena de atractivos, conocía a casi toda la gente del barrio y los domingos se reunían con la pandilla.


    • Comenta cómo son las relaciones de Manuel con
    el Bizco. ¿Qué se dice de éste? ¿Qué Visión ofrece el
    narrador del personaje?

    Manuel y el Bizco se odiaban mutuamente, sentían el uno por el otro hostilidad sorda. Esto se debía a que el Bizco era una persona de ideas contrarias a las de Manuel, él consideraba como características esenciales en un hombre la fuerza y el valor, mientras que para Manuel era la maña y el talento.

    Además el Bizco era una persona muy bruta interesada en juntarse con gente de mala índole. Hablaba torpemente rellenando sus frases con barbaridades, era un hombre primitivo, al que le gustaba tatuarse los brazos, y le gustaba afilar su puñal, el cual guardaba como una cosa sagrada.


    • ¿A quiénes admiraba Manuel? ¿Por qué? Resume
    qué se dice de ellos.

    Manuel admiraba a los Rebolledos, padre e hijo, ellos gozaban de poseer mucha maña y talento, para ellos no había nada inservible, y con sus apaños conseguían grandes inventos, aunque la profesión del padre era la de barbero. El hijo tenía incluso más talento que el padre, se dedicaba a dibujar bonitas escenas en las paredes blancas, su obra maestra era el tríptico de Don Tancredo, pintado al carbón en la callejuela de entrada de la Corrala.


    • ¿Quiénes eran los Aristas?

    Eran dos hermanos, hijos de una planchadora, que estaban de aprendices en una fundición de metales de la Ronda. Uno de los hermanos, Aristón, solo pensaba en cosas fúnebres, trabajaba en un teatro por consideración a su padre, que fue tramoyista, y estaba a disgusto porque al teatro al que iba no se moría nadie. Su hermano sin embargo, sí soñaba con circos y trapecios, y esperaba cultivar algún día sus dotes gimnásticas.

  • El narrador cuenta los avatares de la vida de Leandro y de su novia Milagros.

  • • Resume qué dice.

    Nos explica que Leandro es un hombre temperamental que se solía meter en algunos líos, quizá por su chulería. Esto provocaba que la madre de Milagros le aconsejara que cortara con él, aunque Milagros cada vez que cortaba, al volver Leandro humilde y dispuesto a aceptar toda condición, acababa perdonándole. Debido a esto milagros era una chica caprichosa, a la que le gustaba dar celos a su novio. En ella había una mezcla de odio y cariño, en la que el odio se expresaba en el exterior y el cariño en el interior

    • ¿Dónde lleva Leandro a Manuel? ¿A quién invita éste? ¿Quién va con él? Explica cómo es este nuevo personaje.

    Leandro invita a Manuel a salir por la taberna de la Blasa, el chico sabiendo que por allí se encuentra gente pobre invita a Roberto y este se lleva a una prima suya llamada Fanny.

    Ella era extranjera, entre treinta y cuarenta años, muy delgada, de mal color y de tipo varonil distinguido, tenía nariz corva, mandíbula larga, las mejillas hundidas y los ojos grises y fríos. Además es una persona de cierto dinero y que va prevenida ante los que va a ver (lleva un revolver).

    • Explica qué ocurre en la taberna y las características del lugar y de los personajes que se encuentran en él. ¿Qué visión ofrece de ellos el narrador?

    Todas las personas que se encuentran son de clase baja. En primer lugar se habla de la mujer del mostrador una mujer gorda, y con mal humor, que cobraba las copas de antemano. En otro lado de la taberna estaban veinte hombres en una mesa, jugando al cané, y cerca de ellos unas cuantas mujeres de aspecto horroroso.

    En la taberna Leandro quiso enseñar a Manuel unas tinajas, al hacer esto molestó al baratero del local, apodado el Valencia. Leandro y él se lanzaron unas cuantas miradas aunque no ocurrió nada. Otro personaje mencionado era el apóstol que se encontraba borracho y que fue invitado a una copa por Leandro. El último personaje presentado en él capítulo es una gitana, que habla a Fanny y consigue un duro de ella gracias a que la mujer gitana le presenta a sus dos hijos y le pide caridad.

  • Unos meses después, Roberto vuelve a la Corrala en busca de Manuel.

  • • ¿Qué quiere? Resume qué le ocurre.

    Vuelve a la Corrala para saber si Manuel conoce a un tal señor Zurro, Manuel sí le conoce ya que es un vecino, entonces ambos entran en la casa del señor Zurro, allí Roberto le comenta que viene de parte de don Telmo, al hombre le agrada mucho que vengan de parte de un gran amigo suyo, y le dice que le ayudará en lo que pueda. Roberto le pregunta si conoce a una muchacha volatinera que vivió hace cinco o seis años en una posada llamada el mesón del Cuco. Zurro le comentó que fuera allí y preguntara por el Tabuenca, este hombre le podría informar mejor.

    • ¿Adónde acompaña Manuel a Roberto? ¿Qué ocurre allí? Resume qué dice el narrador del Tabuenca.

    Manuel le acompaña al mesón del Cuco. Allí se encontraron al Tabuenca.

    Este personaje es un viejo cascarrabias de mal genio, lo más llamativo en él es que tiene la nariz arrancada de cuajo y sustituida por una bolita de carne. Roberto le hizo un par de preguntas en un tono de voz alto, y este se enfadó montando un alboroto, así que al final acabaron peleándose y rompiendo un farol de la posada.

    • ¿Dónde van luego? ¿Por qué? ¿Cómo es presentado el Titiri? Resume qué cuenta de su vida.

    Luego van al café de San Millán, porque mediante el arriero quedaron allí con un hombre apodado Titiri, y de nombre don Alonso.

    El Titiri entra en el café enseñando una cajita, y diciendo “novedé, novedé”, era un hombre flaco, alto de pelo entrecano y bigote gris.

    Lo primero que cuenta sobre su vida es que ha sido director de un circo en América y que ha viajado por muchas tierras, y que ahora se encuentra andando de café en café con ese fonógrafo, y que por la mañana lleva un juego de martingala. Cuando Roberto le pregunta por la chica que está buscando él dice que si la conoce, pero cuando empieza a decir características suyas se da cuenta de que se confunde de persona. Aunque él continuó contando su vida al estudiante y a Manuel, dijo que le llamaban el Hombre-Boa, y que más tarde se hizo malabarista. Presume después de ser artista y considera esta como el mejor oficio del mundo, y además presume de haber estado en Cuba, y en París, nos cuenta que en cuba se encontró sin un céntimo y que al encontrar más artista en su misma situación los contrató, uno de esos artistas se llamaba Rosita, ella era la Rosita por la que él creía que le estaban preguntando. Luego continua diciendo que esta chica era muy guapa, pero que ponía los cuernos a su esposo con el secretario del circo. Cuenta que llegó a una isla inglesa y el gobernador se enamoró también de la bailarina, el gobernador era una persona violenta y ante sus celos mató al secretario, Rosita quedó destrozada ya que el secretario era el que más amaba. Tras estar en esta isla se trasladaron a Nueva Orleáns, en este lugar tuvo momentos de gloria, ya que se atrevió a poner el trapecio a una altura increíble que sorprendió a los americanos.

  • Este capítulo comienza con los incidentes de la Ker­messe de la calle de la Pasión.

  • • ¿Por qué va Manuel allí? Resume lo que sucede en la fiesta.

    Leandro le dice a Manuel que vaya allí con él.

    Al principio los dos estuvieron con Milagros y su familia, luego todos subieron a otro solar que estaba unos seis o siete metros más alto. Allí se tomaron unas cervezas, Milagros no tomó nada y de repente vió a dos amigas suyas y marchó por la fiesta con ellas dejando a Leandro apartado. Detrás de las tres mujeres aparecieron tres chulos con intenciones de ligárselas, pero Leandro que las siguió con Manuel un poco se interpuso entre los dos tríos, pero más tarde uno de los hombres del trío, que pretendía a Milagros, apareció junto con la familia de Milagros entonces las tres muchachas se hacendaron a ellos y Milagros bailó con el “Lechugino”.

    • ¿Dónde van después Leandro y Manuel?

    Leandro y Manuel decidieron ir al Café “la Marina”,

    • ¿Qué aspecto de Madrid presenta el narrador?

    El aspecto que da el narrador en este café es el de un sitio lleno de mujeres ansiosas de hombres, también en esta parte hace mención a dos personajes de baja condición, un chalán que discutía acerca de cante y del baile flamenco, y n bizco con cara de asesino. En esta parte se trata de reflejar la manera de divertirse de la gente de baja condición, así cuando el bizco empieza a tocar la guitarra las dos mujeres que estaban en el café se pusieron a bailar. Anteriormente también había mostrado la manera madrileña de divertirse en la llamada “kermesse”.

    • ¿Dónde entran los muchachos? ¿Por qué no se queda Manuel?

    Cuando están en el café Manuel nos se quiere quedar porque tenía mucho sueño.

  • La ruptura del noviazgo de Leandro y Milagros es ya evidente.

  • • ¿Qué le comenta Leandro a Manuel acerca de sus intenciones?

    Leandro le pregunta a Manuel qué haría él en su situación, y le comenta que si cree qué un hombre engañado tendría derecho a matar a la mujer que le ha burlado. Leandro tras escuchar la respuesta de Manuel finalizó diciendo que iba a cometer una barbaridad.

    • ¿Dónde van los muchachos? Resume lo que allí sucede.

    Fueron hacia la taberna de la Blasa, allí se encontraban unos cuantos hombres jugando en una mesa como en la vez anterior, entre los hombres estaba el Valencia, al que Leandro tenía ganas de provocar. Manuel y Leandro se sentaron en la misma mesa que los jugadores, Leandro pidió una cuantas copas de vino, y entre que las bebió entraron algunos nuevos personajes borrachos, uno de estos personajes empezó a bacilar al Valencia, en un arrebato de extraño odio Leandro se levantó y agarró al Valencia, entonces los demás hombres del local decidieron dejar que se pelearan solos, así que cada uno sacó sus navajas y empezaron a luchar amagando, pero al cabo de un rato el miedo invadió al Valencia que salió huyendo, y seguidamente Leandro le persiguió. El Valencia acabó escapando, pero luego volvió y por la puerta de la trastienda lanzo un cuchillo a Leandro, el cuchillo no dió con su objetivo, y Leandro quedó triunfante en el local ante las felicitaciones de todos.

    • Comenta las expresiones de la lengua popular em­pleadas en el discurso directo de los personajes.

    Las expresiones son de carácter vulgar, típicas de la gente de clase baja, además ocurren después de una pelea callejera. Por ejemplo:

    —Menúo canguelo tíes, gachó —gritó el Pastiri—. Pareces un saltamontes. ¡Anda ahí, barbián! ¡Que te la diñan! Si no te retiras pronto, te meten n palmo de jierro en el cuerpo.

    Esta frase tiene diferentes vulgarismos como Menúo, que en lengua cotidiana viene a ser “menudo”, tíes en vez de tienes, jierro en vez de hierro, o diñan en vez de pegan.

    En las siguientes frases hay palabras vulgares como tie en vez de tiene, bofetá en vez de bofetada, empalmao en vez de empalmado, pue en vez de puede, cheo en vez de ciego, o na en vez de nada. Se suele producir una supresión de la “d” en los participios y también en algunos sustantivos, algunos de estos vulgarismos siguen siendo comunes entre los madrileños como por ejemplo “na” por nada o “menuo” por menudo.

  • Empieza el otoño y se han producido algunos cambios.

  • • ¿En qué consisten?

    Leandro por consejo de don Ignacio vivía con su abuela en la calle del Aguila, en ese tiempo la Milagros continuaba saliendo con el Lechuguino. Y Manuel había dejado de irse con Vidal y el Bizco, y ahora se iba con Rebolledo y los dos Aristas.

    • ¿Con quiénes aparece don Alonso un día en el Corralón? ¿Qué le dice a Manuel? ¿Encuentra éste a Roberto?

    Aparece con una vieja mujer y una niña, la mujer probablemente era la Rosa que buscaba Roberto, don Alonso dice al chaval que busque al estudiante, pero cuando Manuel le busca en casa de doña Casiana él no estaba, se había marchado.

    • El narrador interrumpe la acción para centrarse en don Alonso. ¿Qué cuenta éste?

    Don Alonso empezó a pasarse frecuentemente por la Corrala y allí ante un público bastante masivo empezó a contar algunas historias.

    Cuenta una historia inventada en la que él llega a una isla, y gracias a sus facultades gimnásticas consigue librarse de un enorme cangrejo, que le perseguía desde su llegada al islote.

    • Resume el acontecimiento que, según el narrador, fue uno de los que más impresionaron a Manuel.

    El acontecimiento que tanto impresionó a Manuel es el asesinato por parte de su primo Leandro a su ex-novia, Leandro se presentó en casa de Milagros, donde también estaban su madre y Lechuguino, y le preguntó a Milagros “ ¿es este tu novio?”, La chica contestó que sí, “¿a quién prefieres?”, La chica contestó que prefería al lechuguino, entonces Leandro la mató en ese momento y fue tras el lechuguino, este huyó, en la persecución Leandro se encontró con las autoridades, y después de huir un poco acabó suicidándose a navajazos.

    Tercera Parte

  • La muerte de Leandro ocasiona en su padre una impre­sión muy fuerte que tiene importantes consecuencias en la vida de Manuel.

  • • Explica qué ocurre. ¿Cómo es la nueva vida de Manuel?

    El tío de Manuel, don Ignacio, cayó enfermo, y no se acababa de recuperar, así que esta familia ya no podía mantener a Manuel, éste tuvo que volver con su madre, que le mandó a un puesto de pan y verduras.

    El trabajo en este puesto es más duro, Manuel estaba acostumbrado a más movilidad por las rondas, y ahora permanecía inmóvil en esta tienda, además tenía que madrugar.

    • Resume la historia del tío Patas de la que se entera Manuel por habladurías. ¿Por qué no le asombra?

    El tío Patas provenía de Lugo, llegó a Madrid a los quince años para buscarse la vida, y cuando reunió cuatro o cinco mil pesetas montó un puesto de pan y verduras, su mujer despachaba el puesto y él trabajaba en la tahona, pero en ese tiempo de prosperidad su mujer falleció, y una vez viudo decidió casase con una muchacha joven porque quería saborear la vida. El problema llegó porque su hijo tenía la misma edad que la esposa de padre, y ambos jóvenes empezaron a tratarse, el viejo se dió cuenta pero como era muy tranquilo se resignó. Al cabo de un tiempo la mujer del tío Patas trajo una hermana suya, y entre el hijo y ella se la empujaron al viejo, a partir de aquí todos vivieron con una admirable tranquilidad.

    • Explica por qué la Petra busca otro trabajo a su hijo.

    La Petra va a hablar con el tío Patas y le pide que le pague un jornal a Manuel, el viejo responde que Manuel no se gana ni el pan como cada día, así que Petra decide cambiar a su hijo a un oficio que ella cree que es más provechoso para él.

    • ¿Dónde vive ahora el muchacho? Comenta sus relaciones con los compañeros de trabajo. ¿A quién destaca el narrador? ¿Por qué? ¿Qué se dice de él?

    El chico es llevado a que aprendiera el oficio de panadero en la tahona de la calle del Horno de la Mata. Dormía en el cuarto de los panaderos.

    Sus relaciones con los compañeros de trabajo eran muy malas, casi todos eran gallegos y ni siquiera se molestaron en saber el nombre de Manuel, simplemente le llamaban golfo, o Barriga, o Choto. Al principio el más odioso o para él era el hornero, porque le mandaba de manera despótica, y se enfadaba si no tenía hecho todo enseguida. El hornero procedía de Alemania, se llamaba Karl Schneider, era tímido y flemático, se expresaba muy bien en castellano y había venido a España huyendo de las quintas de su país. Tenía alrededor de veinticuatro años. Con el paso del tiempo acabó siendo el único amigo de Manuel, ya que en el fondo era una buena persona.

    • ¿Qué le ocurre a Manuel un día?

    Un día Manuel cae muy enfermo, y va a la casa de los huéspedes, allí pasó dos semana con una fiebre muy alta, y cuando se despertó se dió cuenta de que había crecido, que estaba demacrado, y sentía gran laxitud.

    • ¿Cómo influyen en él las novelas que le presta el Superhombre? Explica el motivo por el que es expul­sado de la pensión. ¿Dónde pasa la noche?

    El periodista le presta novelas de un verde muy subido, y Manuel se ve en gana de aplicar las teorías amorosas con la sobrina de doña Casiana, la cual se había hecho toda una mujer en ese tiempo.

    Manuel convenció a la chica de la utilidad de una explicación a solas, pero una vecina les sorprendió entrando en el desván, y doña Casiana enterada asestó una paliza a su sobrina y expulsó a Manuel de la casa.

    • Resume qué hace Manuel el día siguiente.

    Al día siguiente sale a la calle, se paseó por el Viaducto, y por la calle de Segovia. Pasó por la calle del Aguila y vió que el almacén del señor Ignacio estaba cerrado, así que decidió visitar a Salomé para enterarse como estaban sus familiares, estuvo hablando con ella y también comió en su casa. Luego se encontraría con Vidal y el Bizco cerca del puente de Toledo.

    • El narrador ironiza con respecto al nombre que se ponen Manuel, Vidal y el Bizco, la Sociedad de los Tres. Averigua por qué acudiendo a datos de la vida del escritor.

    • ¿Qué siente Manuel ante la formación del grupo?

    Manuel no está muy ilusionado con la formación del grupo, ya que el tipo de vida que llevan su primo y el Bizco no es el que él realmente desea.

  • Un serio acontecimiento se produce en la vida de Manuel.

  • • ¿Qué le ocurre a la madre de Manuel? Resúmelo y comenta las reflexiones de su hijo.

    La Madre de Manuel estaba enferma, a veces escupía sangre por la boca y con el paso del tiempo empeoró y acabó muriendo.

    Manuel reflexionó acerca de la utilidad de la vida y acerca de la muerte.

    • ¿Con quién se encuentra en la calle Manuel? ¿Adónde lo lleva?

    Manuel se encuentra con un niño mendigo, este niño se llama Expósito y vive sin padre ni madre en unas condiciones infrahumanas, tras hablar con Manuel un rato lo lleva al cuartel de María Cristina.

    • Explica el incidente que viven los muchachos en el camino.

    Se encontraron con una mujer subida en un coche rojo, que ofrecía ungüento para las heridas y uno especifico para quitar el dolor de muelas. Entonces Expósito la interrumpió pidiéndole un poco de la pomada para él, él marido estaba al lado y se indignó con la intrusión de los pequeños, así que intentó darles su merecido pero los chicos eran más rápidos.

    • Resume qué ocurre desde que dejan el cuartel.

    Después de comer, Manuel se tendió y se quedó dormido al despertarse Expósito ya no estaba, empezó a llover y decidió seguir a los demás niños mendigos, éstos para refugiarse se dirigieron hacia la cueva, pero el dueño, el Cojo, no les dejó entrar así que tuvieron que refugiarse en el observatorio del lado de Atocha, allí pasaron la noche y los chavales hablaron de gamberradas, robos, y mujeres. Por la mañana se levantaron y se vieron obligados a huir porque apareció un guardia, fueron hacia la cueva del Cojo para vengarse, y le cogieron la pierna de palo y se la tiraron por el desmonte abajo.

  • Manuel tiene que volver a la tahona a pedir trabajo.

  • • ¿Qué piensa el muchacho de su nueva situación?

    Manuel sabe que esto no va a ser definitivo y que volver a este trabajo no va servirle de mucho y no es la solución pero, debido a la situación en la que se encontraba necesita el trabajo.

    • ¿Adónde recurre? ¿A quién encuentra allí? ¿Qué le cuenta este personaje a Manuel? ¿Qué siente Manuel ante la historia de su amigo?

    Recurre al Cuartel de María Cristina, allí encuentra a don Roberto que le cuenta que se encuentra en baja economía, pero que aún confía en ser rico. Manuel le comenta que tal le va su tarea, él contesta que le falta dinero, que ya la Rosa que buscaba estaba muerta, que don Telmo le había ofrecido dinero a cambio de la mitad de su riqueza en el caso de que la encontrase, y que el había renegado esta oferta y la de casarse con su sobrina. Después se decide a contarle la historia por la cual esta tan seguro de sí mismo, es una larga historia en la él acaba siendo legítimo pariente de un cura que consiguió una fortuna en América, Manuel al acabar de escuchar la historia, no se la cree, y piensa que don Roberto está ilusionado por una cosa que nunca va a ocurrir, además se siente necio al estar hablando de tanta grandeza, cuando ni siquiera tenían para comer.

  • Manuel decide comenzar su vida en el hampa junto a Vidal y el Bizco.

  • • ¿Cómo y dónde encuentra al Bizco?

    Manuel buscó al Bizco, y la gente le dice que se encuentra en una casa de una ladrona de fama llamada Dolores la Escandalosa.

    • ¿Adónde van los tres? ¿Con quién se encuentran? ¿Qué hacen los cuatro?

    En las puertas de las Américas se encontraron con el Pastiri, juntos salieron a la calle a ver si encontraban unos pardillos a los que engañar mediante un juego de carta, al principio nadie caía en el timo, pero más tarde aparecieron unos hombres con pintas de tontos, y uno de ellos acabó perdiendo el dinero, cuando apareció un guardia todos desaparecieron, marchando cada uno por un camino distinto, La sociedad de los tres decidió no repartir el dinero con el Pastiri.

    • Resume qué ocurre hasta la noche.

    Luego con el dinero se pasaron el resto de la noche viviendo como príncipes, estuvieron en el merendero de la Manigua, Vidal estuvo espléndido convidando a unas chicas y bailando a lo chulo. Bebieron bastante vino y después se fueron a dormir, Manuel durmió en casa de su primo

    • ¿Qué piensa Manuel al despertarse por la noche?

    Reflexionó sobre su inicio de Golfo y se dió cuneta de que él no servía para esto, y pensó en mil maneras para salir, aunque la mayoría eran irrealizables.

    • Explica la vida que lleva con Vidal y el Bizco.

    Llevaba una vida peligrosa, aunque el trío funcionó a la perfección, robaba en un radio de extensión que iba desde las afueras y las Ventas, la Prosperidad, el barrio de doña Carlota, el Puente de Vallecas, hasta los Cuatro Caminos. No fueron muy conocidos porque sus fechorías se redujeron a modestos robos. Con el tiempo extendieron su radio de acción a otros pueblos de Madrid.

    • El narrador suspende las acciones para explicar el significado de una palabra; señala esto.

    La palabra es Pérquique, nos explica que es una palabra que decía el Tío Pérnique para pregonar unos pastelitos. La palabra procedía de la expresión ¡A perra chica!, Que era el precio de los pastelitos, pero por pereza se derivó a ¡Perre Chique!, Con el tiempo acabó en Pérquique.

    • Resume el plan de Vidal y cómo lo llevan a cabo. ¿Qué reflexión hace Vidal del suceso?

    Los tres socio planeaban robar una casa abandonada, fueron a examinarla, y decidieron asaltarla al amanecer, así que durmieron cerca de la casa, y al salir el Sol saltaron la cerca del hogar para disponerse a robar lo que pudieran. Vidal se quedaba vigilando mientras Manuel y el Bizco forzaban la puerta con una navaja, una vez dentro un perro empezó a ladrar lo que dificultó la labor, dentro de la vivienda no encontraron cosa de gran valor. Cuando tuvieron un poco de objetos decidieron salir corriendo mientras le perseguía el perro

  • Vidal y Manuel deciden separarse del Bizco.

  • • ¿Cuál es la nueva actividad de los dos jóvenes?

    Van al teatro por las noches, no tiene que pagar porque Vidal conoce al jefe del teatro, iban como aplaudidores.


    • Los personajes entran en contacto con unas mu­chachas;
    explica cómo aparecen caracterizadas y a
    qué se dedican.

    Estas chicas fingían ser vendedoras de periódicos e intentaban acercarse a los burgueses. La mayoría eran feas pero no estorbaban para los planes de Vidal, que eran extender el campo de acción. Las muchachas solían andar huyendo de los guardias porque estos las llevaban al convento de las Trinitarias, donde ellas no querían estar. Todas ellas hablaban de manera tosca. Además dormían por el día y vivía por la noche.


    • ¿Con quién aparece Vidal una noche? ¿Qué conse­cuencias
    tiene esto en la vida de Manuel?

    Aparece con una mujer alta, vestida de gris, esta mujer se llamaba Violeta y era su nueva novia. La antigua novia de Vidal dejó de aparecer por casa, entonces se dejó de pagar el alquiler y Manuel volvió a estar en la calle sin casa.


    • Otra noche se encuentra con el Bizco; ¿qué le había
    ocurrido? ¿Dónde van a dormir los dos? ¿Por qué
    huye Manuel? ¿Dónde pasa la noche? Explica el
    sentido de su sueño.

    Dolores la Escandalosa le había dejado por otro, y al encontrarse los dos en la calle deciden ir a las Cuevas de la Montaña, a Manuel no le gusta ese sitio porque le recuerda a una pesadilla de fiebre que tuvo una vez, así que al final pasa la noche en un hueco resguardado de la lluvia. Soñó con una mujer blanca muy hermosa, con cabellos de oro, la dama se le acercó y le envolvió con sus hebras doradas y él se fue quedando en su regazo agazapado dulcemente, muy dulcemente. Este sueño se debería a las ganas de Manuel de tener una estabilidad y dejar de pasar frío, para estar con una mujer a la que amara y vivir con ella en un lugar sin frío.

  • Manuel es despertado bruscamente de su sueño por el señor Custodio.

  • • ¿Quién es este personaje?

    El oficio de este personaje es el de trapero, le pregunta a Manuel por su situación y le ofrece trabajo diciéndole que él necesita un muchacho que le ayude, le promete que le dará de comer. Este nuevo personaje tenía facha de buena persona.

    • ¿Cuál es la nueva actividad de Manuel?

    Manuel debía descargar las cosas del carro del trapero en su casa.

    • ¿Dónde pasa a vivir el protagonista? ¿Cómo es el lugar? ¿Qué le parece a él?

    Pasa a vivir a la casa de don Custodio, era una casa que en un principio estaba diseñada para una sola persona, pero con el paso del tiempo se le fueron añadiendo habitaciones, cubierta y corraliza. Tenía unida dos casetas de baño, las paredes de la vivienda estaban hechas de piedras gruesas e irregulares. La casa había sufrido tantas reformas que parecía el caparazón de una tortuga.

    • El narrador explica la visión del paisaje que tiene el protagonista; comenta sus apreciaciones.

    Había ciertas cosas que le gustaban y otras que no, por ejemplo le agradaba que apenas hubiera ruido por esos lugares, reinaba el silencio de una aldea, a veces algún perro ladraba, o algún carro resonaba, pero no se escuchaba el ruido de la ciudad. A pesar de estas ventajas, toda esta tierra daba a Manuel una impresión de fealdad, pero al mismo tiempo una impresión tranquilizadora. Aquella tierra estaba llena de basura, latas de conserva vieja, peines rotos, o cacharros, desportillados. A Manuel le parecía un lugar con similitudes hacia el mismo, lleno de desechos de la vida urbana como él.

    • ¿Cómo evoluciona su vida con el trapero? Comenta sus impresiones con respecto a su nueva vida.

    Manuel se despertaba todos los días temprano, cogían el carro y se iban en busca de cosas que les sirvieran, Luego cuando llegaban a casa había que clasificar lo recogido La anciana pareja clasificaba con una pasmosa rapidez, al primer domingo que Manuel permaneció en la casa ya tenían suficiente confianza y le dejaron solo, mientras la pareja se fue a pasear. Este tipo de vida entusiasmaba a Manuel, le gustaba porque estaba retirado de la ciudad, Manuel pensaba que si de mayor viviera en una casa como la del señor Custodio, con su carro, y una mujer que le amase, sería uno de los hombres más felices del mundo.

  • Este capítulo comienza con observaciones sobre el señor Custodio.

  • • ¿Qué se dice de él?

    Se habla sobre la ideología del trapero, se dice que no sabía leer ni escribir, pero que a pesar de esto tenía unas ideas bastante nobles. Una de sus ideas fijas es que creía en la regeneración de cualquier material usado, además tenía un orgullo extraordinario, su concepción del honor y de la virtud de ideas eran comparables a las de un señor noble de la Edad Media. Tenía un gran respeto por Madrid, que era la provincia donde nació, y se añade que tenía dos hijos y una hija.

    • Manuel conoce a Justa. ¿Quién resulta ser la hija del trapero?

    Esta era la muchacha aprendiz de costurera, que fue a casa de doña Casiana a hacer ropa a la Baronesa. Manuel la siguió una vez porque se sentía atraído por ella.

    • ¿Quién aparece en la casa? Resume qué ocurre.

    Aparece un jorobado al cual conocen por el mote del Conejo, este personaje a base de decir barbaridades hacía reír mucho a Justa, el Conejo se puso a contar unas historias en las que él era el protagonista y decía frases típicas de la Misa en las que sustituía las palabras sagradas por otras con que anunciaba su comercio.

    • Manuel se encuentra con el Conejo; ¿qué quiere saber? El narrador se detiene en este personaje; ¿qué comenta de él? ¿Qué respeta Manuel en el Conejo?

    El conejo le pregunta a Manuel si le parece guapa la Justa, él contesta que sí, pero con una desgana para disimular, después Manuel le pregunta al Conejo si Justa tiene novio.

    Sobre el Conejo el narrador nos dice que es una persona muy inteligente, y audaz, tenía un tic por el que se le había asignado el mote, vestía de un modo ridículo y le gustaba embromar a la gente con sus mentiras.

    Manuel sentía cierto respeto hacia la inteligencia del Conejo, a veces incluso se las apañaba para engañar a sus colegas que no eran nada tontos.

    • Explica cómo evoluciona la relación de Manuel con la Justa.

    La justa al ver que Manuel sentía algo por ella se entretenía ilusionando al chaval, al principio Manuel se mostraba respetuoso, pero viendo que ella no se incomodaba, se iba atreviendo cada vez más, a veces la Justa se dejaba abrazar y besar, pero otras veces le daba una guantada a Manuel cuando se acercaba, y le decía que si volvía le daría otra.

    • ¿Qué siente Manuel?

    Manuel se sentía destrozado y le daban ganas de preguntarle por qué a veces se dejaba besar, y por qué otras veces no. Pero nunca realizó la pregunta porque él creía que era ridícula. Para Manuel era un doloroso despertar de la pubertad, un simulacro de amor, a veces cuando se encontraba frente al río y le daban ganas de dejarse ahogar.

    • ¿Qué descubre Manuel un domingo? ¿Qué sucede al domingo siguiente?

    Un domingo Manuel fue a la esquina del Paseo de los Pontones a esperar que pasara Justa, pero cuando la vió venía acompañada por un joven elegante.

    Al domingo siguiente ella se presentó en casa con el joven, que era adinerado e hijo de un carnicero, y también con una amiga. Justa presentó al joven a sus padres que se vieron muy ilusionados, y le consideraron como el prototipo de hombre para su hija.

    • ¿Con quién se encuentra Manuel un día en el Puente de Segovia? ¿Qué ocurre?

    Se encontró con el Bizco, este le invitó a irse con él, decía que iba a asaltar una casa, Manuel satisfecho con su nuevo estilo de vida decidió rechazar la oferta.

    • ¿Qué pensamiento tiene Manuel por entonces?

    Tenía el pensamiento de marcharse a América y hacerse marinero, o alguna otra cosa por el estilo.

    8. Continúa el noviazgo de la Justa y el Carnicerín. Un día éste invita a todos a una corrida de toros.

    • Resume qué ocurre.

    A la corrida fueron todos, Manuel, los padres de Justa, ella y su nuevo novio. Ella fue muy elegante mientras que Manuel y los padres de Justa fueron todo lo elegante que pudieron, mucha gente de la plaza señalaba, y se reían de ellos por su ropa. A Manuel no lo estaba gustando el espectáculo, el ver la desventaja del toro y la diversión del público ante tan sangriento acontecimiento le produjo una sensación de furia que le obligó a abandonar la plaza, para colmo tuvo que ver como mataban al caballo que había sufrido una cornada. Manuel le dijo a don Custodio sus deseos de marcharse de allí, Justa escuchó esto y se echó a reír. Al final Manuel acabó marchándose indignado.

    • ¿Qué siente Manuel ante el espectáculo? ¿Qué re­flexiones hace?

    Manuel creía que los toros eran un espectáculo diferente, sentía rabia contra todo el mundo, y también contra el mismo. El espectáculo le pareció de cobardes. Pensaba que este espectáculo solo le podía gustar a personas como el Carnicerín, chulapos afeminados y mujeres indecentes.

    • Manuel proyecta irse de la casa del señor Custodio; ¿Qué piensa al respecto?

    Proyectaba salir de Madrid, pero no sabía adónde.

    • En noviembre, Manuel acompaña a la Justa a una boda; ¿cómo se presenta el acontecimiento? Re­sume qué ocurre.

    Al principio parecía que no iba a estar el Carnicerín, pero al final se presentó y se sentó al lado de Justa en la mesa. Manuel se pasó la boda sentado en un rincón viendo como Justa bailaba con Carnicerín. Al anochecer Manuel se acercó a la chica y le dijo que tenían que marcharse, porque sus padres le habían encomendado que la llevara a casa por la noche. Ella se negó a irse, y más tarde llegó el novio con malas maneras y Manuel y él discutieron y acabaron peleándose.

    • ¿Adónde se dirige Manuel? Comenta sus sentimientos y pensamientos.

    Al principio no se dirigía a ningún lugar en especial, se sentía lleno de rabia, tenía ganas de destruir algo, de matar a todos los hombres, juraba que si volviera a ver al Carnicerín le ajustaría las cuentas. Luego generalizó su odio y atribuía su mala suerte a la sociedad entera que se oponía a él. Pensaba en reunirse con el Bizco y realizar las peores acciones que pudiera hacer.

    • En la Puerta del Sol se encuentra con el Bizco; ¿por qué estaba allí este personaje? ¿Qué hacen los dos muchachos? ¿A quiénes encuentran cuando vuelven a la Puerta del Sol? ¿Qué incidente ocurre?

    Había unos doce hornillos que desprendían humo espeso y acre. Estaban allí para pasar menos frío ya que les habían derribado las cuevas de la Montaña.

    Manuel tiene un poco de dinero y compra un panecillo que dió al Bizco y ambos se toman un aguardiente.

    Al volver se habían amontonado grupos de hombres y chiquillos,

    El incidente que ocurre es que Manuel se encara y pelea con el Intérprete, el capitán de los de la Montaña, ya que este estaba abusando e insultando a un niño enfermo que estaba sentado al lado de Manuel. Manuel acaba ganado la pelea y el Intérprete huye avergonzado.

    • ¿Qué expresión oída perturba a Manuel? ¿Qué hace? Comenta sus reflexiones.

    Un viejo y un municipal se encontraban curioseando y mirando a toda esta gente pobre que estaba tirada en la Puerta del Sol, el viejo comentó “estos ya no son buenos”, esto enfurece a Manuel que decidió irse de allí y caminar sin dirección ni rumbo.

    Manuel pensaba porque se atrevía el viejo a decir eso, por qué no era bueno él, que mal había hecho, después, contradiciendo, pensó que a lo mejor si era malo y que lo que debía hacer era reformarse.

    • ¿Con quiénes se encuentra en la calle de Alcalá? ¿Qué le piden?

    Se encontró con Mellá y la Rabanitos, dos de las muchachas que conoció con Vidal a la salida del teatro. Le dicen que solo quieren hablar con él.

    • Manuel vuelve a la Puerta del Sol. ¿Qué visión se proporciona de este lugar? Comenta los personajes que se presentan.

    Se presenta como un lugar con pobreza, con un pueblo que pasa la resaca después de haber estado en fiesta. Aparecen Busconas, chulos, gente de miseria, que están fumando, pasando frío, riendo, esta población de Madrid que se dedica a la vida ilegal y nocturna

    • Comienza a amanecer; ¿qué nuevos personajes aparecen?

    Con el amanecer Manuel se da cuenta de que empieza a aparecer el otro tipo de sociedad reinante en Madrid, la gente trabajadora que se levanta para ir a trabajar, de este modo ve Manuel más claro que nunca, las dos opciones que puede escoger.

    • ¿Cuáles son las reflexiones de Manuel? ¿Qué decide hacer de su vida?

    Manuel se dió cuenta que los noctámbulos eran los que sentían el placer, la noche, pero a la vez el vicio, y que eran los trabajadores los que sentían la fatiga pero disfrutaban del Sol y de cierta estabilidad. Ambas vidas eran paralelas que no se encontraban a lo largo del día. Él decidió que debía buscar la felicidad trabajando al Sol.