La bruja bella y el solitario; Ana María del Río

Literatura hispanoamericana del Siglo XX. Literatura infantil. Literatura de aventuras. Novela. Narrativa. Brujas. Castillos

  • Enviado por: Leya
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 2 páginas

publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información


LA BRUJA BELLA Y EL SOLITARIO (Ana Maria del Río)

LA BRUJA BELLA

En Santiago, en un antiguo barrio (Gorbea con Av. España), en un castillo muy limpio y ordenado, vivía una bruja muy bella y malvada, de melena morada. Brujerías conocidas, Chasqueó los dedos y el Mapocho se llenó de ranas azules, arriscó la nariz y llovió tinta china y un miércoles se robó una campana y al sonarla tres veces las sillas de los colegios salieron por la ventana y aterrizaron en el parque forestal, formando una torre y nadie tuvo más clases.

EL CASTILLO PERFECTO

Se posaba en su ventana a pensar en sus maldades, pero no podía pensar si había el más mínimo desorden en el castillo.

EL SOLITARIO

En el mismo barrio vivía un solitario, tímido, frágil, pelo castaño y poca estatura, no sabía manejar, cambiar tapones, destapar lavatorios, cambiar balones de gas.(Gorbea con República), sin amigos excepto Send su paloma mensajera. Cada día a las 5 cruzaba al almacén La Toyita a comprar pan, lechuga y mortadela.

LA FORTALEZA DEL SOLITARIO

Su fortaleza estaba en su habilidad para escribir, contaba aventuras de piratas y de selva e historias de amor.

LA BRUJA DESDE LA VENTANA

Un día el solitario la vio en la ventana y se acercó a verla mientras se peinaba, nunca vio una mujer tan bella. No se atrevió a entrar y salió corriendo dejando su paquete y su boina negra en la vereda (Blas Alone)

EL SOLITARIO SUEÑA

Sólo soñaba con ella y la veía por todos lados. No podía ni escribir, y entonces se le ocurrió : escribirle cartas.

LOS MENSAJES DE AMOR

Había escrito 4 altos de cartas, pero cómo mandarlas. Send las llevaría. Pero no veía a la bruja que se hacía invisible. Dejó la carta bajo la puerta.

ANONIMOS INUNDAN EL CASTILLO LOS

Ella los consideraba anónimos y los botaba. Se empezó a ensuciar su castillo con tantos papeles, lo que la enojaba mucho. Quemaba las cartas en el patio y su pelo olía a humo.

LA REUNION DE BRUJAS

No pudo atender a sus amigas porque tenía desorden, ellas se alegraron de que se estuviera poniendo delgada y fea. Ella subió y vio a Send con una carta, la atrapó y le amarró una pata con un hilo invisile, la siguió hasta la casa del solitario, lo vió tan frágil que le dio pena y luego su corazón se ensanchó.

EL ENCUENTRO

Llegó ella hasta su puerta y le preguntó por qué le escribía, él no podía hablar, ella le reclamó la cantidad de papel, él la llevó a su escritorio para leerle las cartas.

EL AMOR

Le leyó 178 anónimos, ella se enamoró y le besó sus manos, ella lo abrazó también. Se fueron caminando al almacén y compraron dos marraquetas en vez de una y palta y huevos.