La belleza del mundo; Héctor Tizón

Literatura universal contemporánea del siglo XX. Narrativa argentina. Biografía. Argumento. Análisis estructural

  • Enviado por: Wichi
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 28 páginas
publicidad
publicidad

Trabajo

Práctico

Tema: Análisis de novelas y cuentos mediante

las teorías literarias

Fecha de entrega: 01/08/06

Asignatura: Lengua y Literatura II

Curso: 2º Polimodal Ciencias Naturales

Establecimiento: E.E.T Nº 2057 “San José de

Calasanz”

Guía de Análisis

Actividad Nº 1

1. Consulten en algún libro de historia de la literatura, o en un diccionario de biografías de autores o enciclopédico, y registren datos sobre la vida y la obra del autor del cuento que han elegido para trabajar.

Actividad Nº 2

2. Intenten determinar el campo literario del autor que les tocó trabajar. Pautas a tener en cuenta:

  • Relación del autor con respecto a los otros escritores de su tiempo.

  • Relación del autor con las instituciones literarias (ver que opinaba la crítica, investigar sobre si perteneció o no a revistas literarias, cuál fue su relación con las universidades o instituciones escolares).

  • Condición de pertenencia o marginación respecto del Canon literario.

Actividad Nº 3

1. Realicemos ahora el análisis estructural del cuento que les ha tocado leer. Partamos de diferenciar dos niveles: el nivel de la historia y el nivel del discurso.

  • Nivel de la historia:

        • Las acciones: realicen la secuencia narrativa de su cuento a partir de la sucesión de las acciones principales que acontecen. A partir de la secuencia narrativa, escriban brevemente el argumento.

        • Los indicios e informaciones: extraigan ejemplos de indicios e informaciones que ubiquen las acciones en un tiempo y en un espacio determinado.

        • Los personajes: caractericen los personajes principales. Determinen cuál de todos es el protagonista y a partir de él, realicen el esquema actancial.

  • Nivel del discurso:

        • El manejo del tiempo: determinar si la historia es relatada lineal o fragmentariamente.

        • El narrador o las voces narrativas: analizar el papel que desempeña el narrador en el relato a partir de: su posición respecto a la historia (narrador-personaje / narrador-testigo); grado del saber (omnisciente / equisciente / deficiente); persona gramatical en la que se hace la narración (1º, 2º, 3º).

        • El modo del relato: determinar cómo se cuenta la historia, si mediante el uso del estilo directo, el indirecto o el indirecto libre.

        • Recursos retóricos: presencia de comparaciones, metáforas, repeticiones, epígrafes, etc.

Actividad Nº 4

Sería muy interesante realizar un rastreo de las huellas de otros textos y de otras voces en el cuento que leíste, sin embargo nos limitaremos únicamente a seguir las huellas de los mitos y ver cómo cada autor los actualiza a sus tiempos.

  • ¿Cómo se actualiza el mito eje en el cuento que te tocó? ¿Aparecen objetos, situaciones, temas, personajes, etc. de los mitos en el cuento? ¿De qué manera el autor los actualiza?

  • Recorrido mítico del personaje. Descenso a los infiernos.

  • Argumento del título.

  • Conclusión.

  • Actividad Nº 1

    Biografía del Autor: “Héctor Tizón”

    'La belleza del mundo; Héctor Tizón'
        Héctor Tizón nació el 21 de octubre de 1929 en Yala, provincia de Jujuy. Fue abogado, periodista, diplomático, exiliado y regresado. Por estos días es Juez de la Corte Suprema en su provincia natal y uno de los mejores escritores de lengua española. Ha viajado largamente por el mundo; como diplomático de 1958 a 1962, como exiliado de 1976 a 1982. Vivió en México, París, Milán y Madrid, pero "su lugar en el mundo", al que vuelve una y otra vez, es Yala, Jujuy. Su primer libro fue publicado en México en 1960, A un costado de los rieles. Parte de su obra, siempre fiel a sus raíces y su lugar de origen con sus mitos e historias, ha sido traducida al francés, inglés, ruso, polaco y alemán. A su actividad profesional como juez y escritor, le suma también el de Caballero de la Orden de las Artes y las Letras, "cargo" que le otorgara el gobierno francés recientemente.

    Entre sus obras:

    • A un costado de los rieles (1960)

    • Fuego en Casabindo (1969)

    • El cantar del profeta y el bandido (1972)

    • El jactancioso y la bella (1972)

    • Sota de bastos, caballo de espadas (1975)

    • El traidor venerado (1978)

    • La casa y el viento (1984)

    • Recuento (1984) (antología personal)

    • El hombre que llegó a un pueblo (1988)

    • El gallo blanco (1992)

    • Luz de las crueles provincias (1995)

    • La mujer de Strasser (1997)

    • Obra completa (1998)

    • Extraño y pálido fulgor (1999)

    • La belleza del mundo (2004)

    Otras obras:

    • El viejo Soldado

    • Tierras de Fronteras (volumen de notas

    Premios obtenidos:

    • Premio Konex de Brillante 2004

    • Premio Konex de Platino 2004. Novela: Quinquenio 1999-2003

    • Premio 1994. Diploma al mérito: Novela: Quinquenio 1984-1988

    • Premio 1984. Diploma al mérito: Regional

    También recibió premios consagración Nacional, Gran Premio de Honor de la Sociedad Argentina de Escritores y del Fondo Nacional de las Artes; fue declarado ciudadano ilustre y recibió una medalla por su trayectoria, labor y virtud a su extensa obra de gran importancia para la literatura universal; recibió la condecoración de Caballero de las Artes y Letras en Francia; el Premio Consagración Nacional y el de la Academia de Letras, entre otros.

    Actividad Nº 2

    “La belleza del mundo” es una novela contemporánea cuyo autor es Héctor Tizón (mencionado en la actividad anterior).

    Debido a la escasez de material bibliográfico del escritor, nos fue imposible determinar el campo literario en el que se desenvuelve el mismo. Esta imposibilidad de acceder a un mayor conocimiento sobre la vida de Tizón fue un obstáculo al momento de establecer la relación del autor con respecto a los otros escritores de su tiempo, a las instituciones literarias con las que se relacionaba y por último la condición de pertenencia o marginación respecto del Canon Literario.

    Actividad Nº 3

    Análisis estructural:

    • Nivel de la historia:

      • Las Acciones:

    • Secuencia Narrativa:

      • Enamoramiento del joven apicultor y Laura.

      • Casamiento de los jóvenes.

      • Alojamiento de los recién casados en la granja del apicultor.

      • Convivencia. Adquisición de conocimientos generales por parte de Laura.

      • Comercialización de lo producido (Miel) con Venancio y algunas familias del pueblo.

      • Laura establece una relación de amistad con Venancio y Camilo (peón)

      • Llegada del Forastero (gitano) quien intenta comprarla.

      • Acciones provocativas de la joven hacia los hombres. El apicultor desconoce las actitudes de su mujer.

      • Escritura de un manuscrito elaborado por Laura. Huída con Venancio.

      • Hallazgo, lectura y comprensión de la carta por parte del apicultor.

      • Emprendimiento del joven en busca de su esposa.

      • Recopilación de información con ayuda de Jacinta.

      • Desaparición del apicultor, del pueblo.

      • El apicultor, con el nombre de Lucas, recorre el mundo durante veinte años.

      • Propuesta de empleo como mecánico de embarcaciones. Aceptación.

      • Transcurso de algunos años de su vida en casa del patrón. Conocimiento de los integrantes de la familia.

      • Decisión de Lucas de abandonar el lugar. Propuesta de Egberto para casarlo con su hija. Rechazo.

      • Regreso inesperado a su casa natal. Encuentro con virginia.

      • Alojamiento en dicho lugar.

      • Compromiso con la muchacha. Nuevamente se va.

      • Llegada al pueblo donde posteriormente es reconocido por Jacinta.

      • Intención de encontrarse con Laura. Descubrimiento de la existencia de la supuesta hija de la muchacha.

      • Comprobación de lo sospechado y revelación del asesinato de Laura.

      • Conversión de Lucas en un hombre libre.

    • Argumento:

    Esta historia transcurre a lo largo de veinte años inolvidables. Relata la vida de un joven apicultor cuya edad esta cerca de los veinte. Éste se enamora de una muchacha de edad menor a la suya.

    La jovencita, vivía con su madre que era profesora de música, y su padre que era un alcohólico recuperado. Llevaban una vida infeliz, ya que ambas mujeres eran maltratadas por parte del hombre.

    El joven apicultor vivía solo, con la única compañía de un peón sordo, de insignificante autoridad, llamado Camilo. Su madre había muerto a consecuencia de una enfermedad y de su padre nunca supo nada.

    Luego de un tiempo, Laura y el jovencito, deciden casarse.

    Los jovenzuelos, continuaron su vida matrimonial en la granja del muchacho donde transcurren varios acontecimientos, seguramente inolvidables para ambos. Allí vivieron largo plazo hasta que Laura, la esposa, que nunca había sentido amor por su marido pero que tomó la decisión de casarse con el fin de alejarse de aquella desgraciada vida que llevaba en casa de sus padres, decide marcharse con Venancio, comprador de la miel recolectada por el apicultor y criado de Jacinta.

    Horas más tardes de su partida, el joven se entera de lo ocurrido. Inmerso en una inmensa amargura, intenta olvidar todo el dolor que la acción de Laura había ocasionado alejándose del lugar. Luego de un largo tiempo de pensamientos y andanzas por el sitio, decide partir y dejar atrás su pasado. Para ello recorre gran parte del mundo, donde conoce diferentes rostros y lleva a cabo diversos oficios. Vagó por mar y tierra. En su trayectoria, a su vez, cambió su nombre y pasó a llamarse Lucas. En una ocasión, tuvo el agrado de emplearse como mecánico de una embarcación. Su patrón, a quien había obedecido durante largo tiempo, le ofreció a Lucas la mano de su hija para que se casaran, pero él rechazó su propuesta y se fue de la ciudad.

    Habían pasado casi veinte años de aquel día en que decidió marcharse, y a partir del cual a comenzado su largo viaje por el mundo.

    Después de su partida de casa de Egberto, con quien se encontraba trabajando, siguió viajando por caminos sin fin, hasta llegar a una granja donde, con tan solo la intensión de rogar un vaso de agua, entabla una relación con la dueña, Virginia.

    Permaneció un extenso período en dicho lugar. Tiempo más tarde, después de varios días de diálogos y con mayor confianza entre ambos, la mujer le propone casamiento. Lucas después de pensar un poco, acepta su propuesta. Tras varios preparativos para el acontecimiento y llegado el día tan esperado para ambos, él, desapareció, se marchó dejando una pequeña carta (episodio que años anteriores, Lucas había soportado con mucha calma, aunque confundido y con un gran porcentaje de enfado).

    El jovencito, recorrió varios kilómetros hasta que encontró un pueblo. En realidad no era uno cualquiera, sino que se trataba de su pago. Se alojó allí en una pensión. Con el correr de los días, se entera de que Jacinta, quien estuvo a cargo de Venancio (hombre que huyó con Laura), no estaba muerta, sino que había sido internada en un manicomio. Dio con su paradero; ella al verlo lo reconoció por la falta de dos de sus dedos y por la inconfundible voz (característica que no cambia a pesar del correr del tiempo).

    Él la visitó durante varios días y en una de las tantas conversaciones Jacinta le comunica el paradero de la hija de Laura. Él sale en busca de la criatura. La encuentra.

    Tiempo más tarde, la dueña del hospedaje, que estaba al tanto de los movimientos del joven, tiene una conversación con él en la cual le confiesa lo que el muchacho tanto deseaba saber.

    De esta manera logró enterarse lo que había sucedido con Laura luego de marcharse con Venancio. Le cuenta que la muchacha estaba muerta a causa de ser asesinada por dicho joven, pero que ambos habían tenido una hija idéntica a ella.

    Finalmente, luego de haber descubierto toda la verdad, se transforma en un hombre libre, sin nada que perder o ganar.

      • Los indicios e informaciones::

    La novela está estructurada en tres capítulos por lo que el tiempo y el espacio van a diferir entre uno y otro. Es necesario aclarar que el lugar donde transcurren las acciones del primer y tercer capítulo, coincide en que en ambos, los hechos se llevan cabo en un pueblo, con la diferencia que en el primero, ocurren también en la granja (campo) cosa que no sucede en el tercero.

    • Indicios e informaciones del ESPACIO en el 1º Capítulo:

    En el primer capítulo la historia transcurre en un primer momento, en el pueblo y luego en la granja del apicultor (campo).

    • “…La madre era profesora de música, tocaba el órgano en la iglesia del pueblo y participaba así de las magras limosnas…” (Pág.13-14)

    • “…Tenía veinte cajones con sus panales, colocados sobre espigones de madera en medio de una arboleda de manzanos, que producían miel suficiente como para prescindir de otra actividad, aunque también vendía la pequeña producción de manzanas a una fábrica de dulces vecina…” (Pág.15)

    • “…Laura y él abordaron un tilbury, conducido por el peón sordo, que los llevó a la granja del apicultor…” (Pág. 19)

    • Indicios e informaciones del ESPACIO en el 2º Capítulo:

    En el segundo capítulo los acontecimientos no suceden en un mismo lugar, debido a que el personaje realiza un largo viaje recorriendo diferentes lugares y experimentando diversas aventuras en cada paraje.

    • “…El patrón, el dueño de la empresa, se llamaba Egberto. Sobre todo por eso lo recordaba. Luego de muchos viajes y algunos años de relación, logró que él aceptara acompañarlo hasta su casa. La casa, grande y con jardines, estaba situada en una avenida arbolada en la gran ciudad…” (Pág. 115)

    • “…Durante mucho tiempo navegó, como oficial mecánico, en los lanchones de transporte a lo largo del ancho río, cuyo cauce caprichoso por momentos se estrechaba y se hacía más hondo, y por momentos se explayaba y requería instinto o una especial pericia para sortear el peligro de encallar...” (Pág.116)

    • “…Decidió seguir su camino, llegó al pueblo, que era tan sólo de unas cuantas casas de una planta, todas parecidas unas a otras, y construidas por inmigrantes, hoy chacareros…” (Pág. 136)

    • “…Más allá de las últimas casas se extendían los campos de labranza a uno y otro lado del camino, y a un par de kilómetros, entre unos árboles coposos, divisó una casa y hacia allí se encaminó para pedir agua…” “…- Dormirá usted en el cuarto de arriba; no es una pieza de hotel pero tampoco una pocilga, tiene un buen colchón de estopa…” (Pág. 136 y 142)

    Es necesario mencionar que al final de este capítulo, el joven concluye su última vivencia antes de dirigirse al pueblo, en el actual campo de Virginia que hace veinte años le había pertenecido.

    Nos permitió llegar a esta conclusión el siguiente indicio:

    • “…--Olvídese de esos panales, ya no sirven para nada. Y las abejas se mandaron a mudar detrás del desgraciado indecente de mi marido, como si fueran de su propia familia…” (Pág. 141)

    • Indicios e informaciones del ESPACIO en el 3º Capítulo:

    En el tercer capítulo el espacio donde se realizan las acciones es en el pueblo, siendo éste el mismo al que el autor hace referencia al comienzo de su obra.

    Debemos aclarar que las características de dicho lugar, en cierta medida, han variado a causa del correr de los años.

    • “…Y él, que se había ido para conocer el mundo y no volver nunca más, ahora regresaba…” (Pág.182)

    • “…Se echó a andar camino abajo y pronto estuvo en la calle principal, que en su memoria era más espaciosa; ahora se habían apagado las luces del alumbrado público…” (Pág. 183)

    • “…Él supo de ese modo que la vieja Jacinta había ido a parar a un manicomio, en el campo, no lejos del pueblo…” (Pág. 193)

    • “…Pero al día siguiente, apenas salió el sol, fue hasta la plaza, descubrió el lugar de la tienda y anduvo merodeando por las cercanías, entrando a un bar y a otro, esperando la hora prudente…” (Pág. 198)

    • Indicios e informaciones del TIEMPO en la historia

    La historia transcurre en un período que abarca más de veinte años.

    Los indicios e informaciones que nos permitieron llegar a esta conclusión son los siguientes:

    • En primer lugar, los tres capítulos en que se encuentra estructurada la novela, presentan una titularización con los posteriores enunciados:

    • 1º Capítulo: “Antes” (Pág. 9)

    • 2º Capítulo: “Transcurrieron veinte años” (Pág. 103)

    • 3º Capítulo: “Ahora” (Pág. 177)

    • En segundo lugar, en varias oportunidades, el narrador menciónale tiempo en que van sucediendo los hechos aportando indicios que verifican que la historia transcurre en varios años. Dichos indicios son:

    • “…Una mañana fría de mayo llegó un forastero al pueblo…” (Pág. 39)

    • “…Dos días después, o tal vez tres, fue cuando llegaron Venancio y el apicultor, con una gran caja de cartón, que Camilo ayudó a descargar y colocar en la galería…” (Pág. 48)

    • “…El invierno había sido benigno, pero aún no era primavera…” (Pág. 88)

    • “…Sólo cuatro días había estado afuera para comprar algunos repuestos y herramientas en la ciudad…”

    (Pág. 88)

    • “…Durante mucho tiempo navegó…” (Pág. 116)

    • “…Transcurrió aquella noche y el día siguiente, y ni el hombre flaco ni su pobre e indefenso perro regresaron a bordo…” (Pág. 123)

    • “…Aquel día transcurrió sin más, y también la noche siguiente y muchos más días y noches se fueron…” (Pág. 126)

    • “…Era casi a fines de octubre…” (Pág. 176)

    • “…Despertó junto con el día, un día claro de invierno, estación en que el paisaje es menos engañador…” (Pág. 182)

    • “…Hacía veinte años que hubiera debido deshacerse de ella, echarla al mar…” (Pág. 182)

    • “…En el transcurso de los últimos veinte años de su vida, hubo momentos en que estuvo tentado de ponerse por entero en manos de Dios y pedirle que decidiera por él…” (Pág. 203)

      • Los Personajes:

    Personaje Principal:

        • Joven Apicultor:

    • No tiene nombre

    • De edad muy corta, no más de veinte años

    • Flaco

    • Alto

    • Piel blanca y curtida por el sol

    • De ademanes torpes y desmañados

    • Grandes manos fuertes

    • No sabía nada de las mujeres

    • Luego se convierte en Lucas, ha envejecido

    • Aventurero

    • “…Él por su timidez o gravedad parecía más viejo…” (Pág. 14)

    • “…En realidad él, por entonces, no tenía más de veinte años y hacía cuatro que vivía solo…” (Pág. 14)

    • “…Él era un joven flaco y alto, de piel blanca y curtida por el sol, de ademanes torpes y desmañados, de grandes manos fuertes, que sin embargo cazaban mariposas. De las mujeres no sabía nada más que lo que se puede aprender con un par de incursiones apresuradas al prostíbulo de la ciudad…” (Pág. 15-16)

    • “…Aunque siempre había sido una buena persona, no había hecho nunca nada, su vida carecía de acontecimientos para recordar; no tenía padre ni hijos, ni carrera, ni remordimientos ni ambiciones…” (Pág. 73)

    • “…Ahora el apicultor se llama Lucas. Ha viajado sin sosiego por el mundo, y ha envejecido quizá mucho más que otros, con la misma suma de años…” (Pág. 107)

    Antagonista:

        • Laura:

          • Regordeta

          • De mejillas pecosas

          • Ojos claros

          • Juguetona e inocente

          • Risueña

          • Inquieta

          • Llorosa

          • Perezosa

    • “…Ella era distinta, regordeta, de mejillas pecosas, ojos claros que brillaban al mirar con una extraña luz maliciosa y alegre, y actitudes juguetonas e inocentes…” (Pág. 16)

    • “…Lo cierto es que Laura no tenía una cultura demasiado amplia ni versátil. A duras penas si había logrado concluir lo que se llama ciclo de primaria…” (Pág. 31)

    • “… (…) era muy rebelde y nunca demostró interés por los contenidos de la enseñanza escolar, que hallaba intrincados y desabridos…” (Pág. 32)

    • “…Ella de pronto reía, muchas veces sin motivo, y tan pronto lloraba…” (Pág. 50)

    Personajes Secundarios:

        • La madre de Laura:

    • Profesora de música

    • Pechugona

    • “…La madre era profesora de música, tocaba el órgano en la iglesia del pueblo…” (Pág. 13)

    • “…Laura, radiante, abrazó a su madre, emperifollada y pechugona, que permanecía en una actitud soberbia y un tanto teatral que hacía recordar a una gallina…” (Pág. 19)

        • Padre de Laura:

    • Alcohólico recuperado

    • Borracho

    • Agresiva

    • “…Se llamaba Laura, y su padre ya era un alcohólico recuperado cuando supo de ella…” (Pág. 13)

    • “… (…) el padre siempre estaba ausente y siempre regresaba borracho y taciturno. Pero esa noche, aunque tenía los ojos enrojecidos y un tanto hinchados, propio de los ebrios, parecía alegre y locuaz…” (Pág. 36)

        • Camilo:

    • Sordo

    • Lunático

    • Corpulento

    • Madrugador

    • Manos nudosas, encallecidas y oscuras

    • “…En realidad él, por entonces, no tenía más de veinte años y hacía cuatro que vivía solo- con la única compañía de un peón sordo y lunático- en su pequeña granja…” (Pág. 14)

    • “…El peón corpulento se llamaba Camilo, era sordo como una tapia y estaba en la casa desde siempre; él y su patrón, el joven apicultor, tenían casi la misma edad, pero nunca había jugado con él ni con nadie, porque la sordera hace desconfiados, hoscos y solitarios a quienes la padecen…” (Pág. 33)

    • “…Odiaba los relámpagos, que de pronto cruzaban el cielo sin que él lo previese. También odiaba toda clase de culebras…” (Pág. 33)

    • “…Camilo también madrugaba los días domingos y salía a buscar serpientes para matarlas, de modo que él estaba solo, sentado en la galería y en paz…” (Pág. 42)

    • “…Y cuando pudo hacérselo entender a Camilo, éste le posó la mano, una mano nudosa, encallecida y oscura, delicadamente sobre el regazo y después, moviendo apenas la cabeza, desapareció entre los árboles…” (Pág. 51)

        • Venancio:

    • Hijo único

    • Huérfano

    • Joven taciturno

    • Huesudo y musculoso

    • Pelo negro con un flequillo rebelde sobre la frente

    • De lenguaje limitado

    • Fumador vicioso

    • “…Venancio, sin embargo, tal vez por haber sido hijo único, y porque se había quedado huérfano, a cargo del negocio con apenas trece años - aunque de la muerte de sus padres nadie nunca hablaba, o quizás se hablara pero no en su presencia --, era un joven taciturno, huesudo y musculoso, de pelo negro con un flequillo rebelde sobre la frente, cuyo lenguaje al parecer se limitaba a una decena de palabras entre las cuales se incluían el saludo y la imposición del precio de la miel…” (Pág. 20)

    • “…Estaban en la sala, cuyas puertas batientes habían quedado abiertas para aventar el humo de la pipa de Venancio, que tenía el vicio de fumar…” (Pág. 52)

        • Jacinta:

    • Sirvienta gorda

    • Vieja

    • Piadosa

    • De poco hablar

    • Gruñona

    • De escasos cabellos

    • “…Allí vivía solo, pero asistido por una sirvienta gorda, vieja y piadosa, que casi nunca hablaba, y, cuando lo hacía, sus palabras parecían más bien gruñidos…” (Pág. 56)

    • “…-- Soy sólo yo, Jacinta.

    La vieja entreabrió las hojas del portal, parecía más

    vieja aún y tenía los escasos cabellos desordenados…”

    (Pág. 94)

        • Egberto:

    • Rechoncho

    • Calvo

    • Barba cana y descuidada

    • Edad semejante a la de Lucas

    • “…-- ¡Despierte, hombre! - oyó la voz del patrón. Entreabrió la puerta y allí estaba el hombre rechoncho y calvo. - ¿Quiere trabajar, no?-- Él lo miró, sin contestar…” (Pág. 112)

    • “…Los dos se miraron; ambos tenían los ojos de color parecido, la barba cana y descuidada, y tal vez una edad semejante…” (Pág. 113)

        • Mujer de Egberto:

    • Ridícula

    • Rechoncha

    • “…Allí conoció a la mujer, ridícula y rechoncha, con un gran moño de seda azul en la cabeza…” (Pág. 116)

        • Elisa:

          • Tímida

          • Adolescente

          • Vergonzosa

    • “…Elisa, tímida, avergonzada, y poco más que una adolescente…” (Pág. 116)

        • Pasajero:

          • Flaco

          • Barba entrecana

          • Hombre de poco hablar

          • Piel oscura

          • Dedos largos

    • “…El capitán consintió en llevar como pasajero a un hombre flaco, de barba entrecana, que viajaba - dijo - hasta el final del recorrido. Era un hombre de poco hablar, de piel oscurecida por los solazos y dedos largos acostumbrados a liar cigarrillos…” (Pág. 118)

        • Virginia:

          • Rolliza

          • Fuerte

          • Atractiva

          • Tez blanca

          • Cejas oscuras

          • Cabellos castaños y parcialmente canosos

    • “…No era demasiado joven pero sí rolliza y fuerte, aún atractiva a pesar de su ropa desaliñada. Su tez era blanca, pero sus cejas oscuras y su mirada penetrante aunque velada…” (Pág. 137)

    • “…Ella se sentó en la silla con asiento de cuero de res y cuando dejó de reír se quitó el pañuelo, dejando libre sus cabellos castaños abundantes y parcialmente canosos…” (Pág. 139)

        • Los tres hombres:

    • “…Eran tres los hombres recienvenidos: uno flaco, de camisa blanca con gruesas rayas rojas, bastante usada, raída casi en el cuello; otro, mofletudo, rubio, de ojos pequeños y pecho abombado como una paloma, y el tercero, sin nada notable en su persona, salvo unas cejas tan gruesas y pobladas que parecían dificultarle la visión…” (Pág. 160 - 161)

        • El gerente:

            • Calvo

            • Obeso

    • “…El gerente, un hombre de estudiada afabilidad, calvo, obeso aunque todavía joven…” (Pág. 164)

        • La dueña del hospedaje:

                • Desgreñada

                • Vieja

                • Con acento italiano

    • “…Pronto apareció la dueña, una mujer desgreñada y vieja, con ostensible acento italiano…” (Pág. 186)

        • Hija de Laura:

    Aparece al final de la historia pero no la describe

    solo dice que es igual a su madre cuando era más joven.

    • “…Él la vio y quedó estupefacto, paralizado y mudo. Allí estaba ella, como antes, como veinte años atrás; mirándola en silencio, con aquella mirada intensa y viva que en su memoria y en la pequeña fotografía se había huidiza y remota…” (Pág. 198)

    • Esquema Actancial:

    A)

    El joven apicultor, es el protagonista de nuestra obra y por lo

    tanto, dentro del esquema actancial está cumpliendo la función de

    sujeto. Dicho personaje tiene por objetivo, en el primer capítulo,

    buscar amor y compañía (debido a que era huérfano y vivía junto a

    su único peón). Pero no puede concretar este propósito ya que por una

    parte, no posee ayudantes que le faciliten lograr lo que busca, y por

    otra, encuentra en Laura, su esposa, la oposición, debido a que ésta

    no le brinda el amor que él buscaba. De esta manera se provoca el

    engaño, mencionado con anterioridad en el cuadro.

    B)

    C)

    D)

    E)

    • Nivel del Discurso

      • El manejo del tiempo:

    La historia es relatada linealmente:

          • Antes

          • Trascurrieron veinte años

          • Ahora

    Pero también, dentro del relato, podemos encontrar cortes

    temporales, como ser anticipaciones y retrospecciones.

    • “…Después de que ocurriera lo que trataremos de narrar, ella escribió una carta cuyo primer párrafo era el siguiente:

    Todo me condenará porque, como decía mi madre, quien quiere

    ahogar al perro lo acusa de rabioso. Yo sé que el pecado es desear

    ser distinto de lo que somos. Morder la manzana para conocer su

    su sabor. Ser buena y generosa es demasiado para mí…”

    (Pág. 13)

    • “…No sentía ganas de levantarse, como le sucedía siempre en las mañanas sin sol. Trató de seguir así, como estaba, adormecida y, sin saber por qué, como es natural, recordó unas escenas fugaces que habían ocurrido cuando ella tendría once o doce años.

    Vivían en aquellos días en un pueblo insignificante, en el confín

    de la provincia, donde su madre había logrado unas horas de

    cátedra de solfeo y recitado, disciplinas que por entonces se usaban

    en la educación primaria, sobre todo para las niñas (…) …”

    (Pág. 35)

    • “…Entre los pocos y desordenados papeles que éste dejó al morir fue donde encontró el recorte del diario local con la historia del accidente, el lugar donde ocurrió y el hecho de la muerte de se madre, una bella joven aún, y que su padre había salido felizmente ileso. Era una noche fría y clara cuando regresaban en el viejo automóvil desde el pueblo vecino, a donde habían asistido a la fiesta con motivo de la boda de otra de las ex alumnas de su padre. ¿Cómo pudo desbarrancarse el automóvil y caer al precipicio, al salirse de huella en una curva del camino que conocían como la palma de su mano? El auto cayó al fondo del profundo barranco con ella adentro, porque él quedó en el camino. La versión fue que ella, un tanto ebria, se había empeñado en conducir, él notó que una de las ruedas había perdido presión y el coche se escoraba a la derecha; por eso se detuvieron en aquella curva del camino y él descendió para comprobarlo. Ya fuera del coche y ella al volante, le había gritado, riéndose: “¡Ahora te dejo!”; entonces arrancó, aceleró y cayó al vació…” (Pág. 65-66)

    • “…-- ¿Pero, ella, dónde está?

    -- Está desde hace mucho muerta, y enterrada, no aquí, sino cerca de un pueblo vecino, donde todavía se enseña su tumba.

    Al cabo supo el resto de la historia.

    -- Luego de haber huido, dos o tres años después, regresaron. Traían consigo a la pequeña hija que llamaron con el mismo nombre de la madre, y vivieron en la vieja casa donde sólo había quedado Jacinta, la antigua criada. Casi al regresar se separaron; ella se instaló con el negocio de mercería, llevando consigo a su hija, y cosía y bordaba por encargo. Poco tiempo después se enteró de la tragedia. Él la mató con dos tiros de escopeta, también a tiros mató a sus perros y se entregó a la policía. Jamás nadie supo el motivo, ni siquiera el juez que lo condenó a quince años de prisión. En cuanto salió de la cárcel se fue de aquí, y muchos dicen que se hizo monje mendicante y anda peregrino de pueblo en pueblo por las llanuras del sur…” (Pág. 201-202)

      • El narrador o las voces narrativas:

        • Narrador respecto de la historia: Narrador en tercera persona.

        • Grado del saber: El narrador es Omnisciente.

    Ej.:

          • “…Él terminó de leer, por décima vez, aquella carta sentado en el sillón frente al fuego ya en puros rescoldos. Así estuvo durante unas horas, y el tiempo afuera se desmejoraba. Permanecía como ajeno a todo, con la carta en la mano, triste y mudo como un ataúd. Quiso moverse, ponerse en pie, sin saber por qué, pero el estupor y el dolor eran tan hondos que sentía tener el peso del universo en sus costillas. De pronto abandonó el sillón y la carta y salió en busca de Camilo…” (Pág. 93)

          • “…Sus sueños diurnos o nocturnos eran pesados y breves y de ellos despertaba desapaciblemente, porque nuestra vida está encerrada en el cuerpo, no tiene salida…” (Pág. 99)

          • “…Pensó que su amor no había sido completo para ella…” (Pág. 99)

          • “…De cualquier modo, esto es mejor que estar muerto, pensó. Al recostarse sintió que la cama se hundía, como lo había temido…” (Pág. 187)

        • Persona gramatical: La novela está narrada en tercera persona. Ej.:

          • “…Ella se puso de pie de un salto para abrazarlo y besarlo…” (Pág. 28)

          • “…Después ella se fue a la cocina y ellos pasaron a la habitación que hacía de escritorio…” (Pág. 29)

          • “…Él, que no se había movido de si asiento, sin saber qué hacer, sintió de pronto que la mano de Elisa, sentada junto a él, aprisionaba fuertemente la suya. Él entonces la miró y la vio por primera vez…” (Pág. 116)

          • “…Él, con el jarro vacío en la mano, no supo dónde meterse, ni qué decir, pero la mujer rompió a reír a carcajadas, apoyada en la baranda de la galería, y era como si hubiese estallado de pronto cierta tensión interior…” (Pág. 139)

      • El modo del relato:

    La historia se cuenta, principalmente, mediante el uso del estilo

    directo.

    Ej.:

    • “…Atardecía con lentitud, y ella, que tenía las piernas encogidas, sujetadas por sus manos, dijo:

    -- Me gustaría ser reina.

    -- Las reinas mueren jóvenes. Son abandonadas y mueren antes.

    -- Es triste - dijo ella. Pasó un rato en silencio, y cuando él, que estaba observando el ocaso, volvió a mirarla, ella tenía los ojos mojados.

    -- Pero… -- dijo él --, no…

    -- Nada, ya no digamos nada - dijo ella, poniéndose de pie de pronto. Otra vez reía. - Tenemos que ir a bailar ahora… esta noche, ¿si? ¿Por qué no? …” (Pág. 24)

    • “…Pero él la miró y aunque dejó de cantar le dijo:

    -- Perra, ¿nada te viene bien, verdad?

    -- Por favor, está tu hija.

    -- ¿Es mía? Ya lo veo, sí…” (Pág. 36)

    • “…Ella, sin dejar de abrazarlo, sorbiéndose la nariz con el ruedo del breve camisón, dijo:

    -- No quiero que hablemos de esto. A veces sueño con alguien muerto; muchas veces sueño con eso.

    -- ¿Con qué?

    -- Que me muero. Que me matan; que corro casi desnuda y descalza, y me persiguen a caballo y me matan…” (Pág. 43)

    • “…Pero al cabo ella habló:

    -- ¿Por qué ha vuelto?

    Él la miró sorprendido. Ella buscó algo en un cajón de la mesa, y dijo:

    -- En esta edad, después de todo, las pasiones ya no duelen. Y además, ¿quién nos curará del pasado? Usted ya está en edad de saberlo; como yo.

    -- ¿A caso usted me conoce? ¿Sabe quién he sido?

    -- Todos nos conocemos. - Él sintió como un cuchillo en las tripas.

    -- ¿Nos conocemos? (…)…” (Pág. 191)

    Esto no significa que en ella no aparezca el estilo indirecto e indirecto libre. Ej.:

    Indirecto: “…Aquella noche pasó de cualquier manera, y al día siguiente, un día de luz apacible, la madre la despertó trayéndole el desayuno, ya estaba arreglada y lista para ir a dar clases, la despidió con un beso y abrazándola, mientras en voz baja y consoladora, como cuando se habla a los niños pequeños, le digo que nada la apenara ya que los hombres, todos, son como la escala intermedia entre el ángel y la bestia…” (Pág. 39)

    Indirecto libre: “…Ya fuera del coche y ella al volante, le había gritado, riéndose: “¡Ahora te dejo!”; entonces arrancó, aceleró y cayó al vació…” (Pág. 66)

      • La novela, “La belleza del mundo” presenta mayormente descripciones de lugares, aunque también predomina la narración.

    Las mayores descripciones se encuentran en el segundo capítulo debido a que allí, el protagonista, realiza un largo recorrido por el mundo, conociendo nuevos paisajes naturales y caracterizándolos.

      • Recursos Retóricos:

    A lo largo de la novela se presentan comparaciones, metáforas, repeticiones de acciones, epígrafes, etc.

        • Presencia de Comparaciones:

          • “…El sol, ya sin calor, como un disco gigantesco de pálida luz herrumbrosa, pareciera descender hacia el fondo con lentitud…” (Pág. 22)

          • “… (…) entre las abejas, como entre los hombres, predominan las solitarias…” (Pág. 24)

          • “…Y de pronto pareció que una nube tormentosa le cubría la mirada, como cuando uno trata de recordar algo remotamente olvidado…” (Pág. 63)

          • “…El último resplandor de la tarde brotó en el oeste como una extraña cenefa, como ahuyentando la oscuridad inminente de la noche. Después, poco a poco, la luz del día iba ya a disolverse sobre la tierra, así como el rocío se disuelve en las mañanas…” (Pág. 70)

          • “…Y los pájaros que como pequeñas manchas móviles desiguales contra el ocaso buscaban abrigo en el follaje…” (Pág. 124)

          • “…Y cuando intenté correr, ya las llamas se elevaban como lenguas enloquecidas por la furia del calor y del viento…” (Pág. 124-125)

          • “…El sol era como una perfecta mancha amarillenta en el naciente…” (Pág. 139-140)

        • Presencia de Metáforas:

          • “…Venancio, en la vieja casa, al observar las praderas agrestes, las peñas abruptas, una columna de humo a la distancia y el rumor de las aguas del río en ese invierno claro, se mantuvo en silencio…” (Pág. 63)

          • “…Al compás de las ruedas del tren, en la magia de su sorda repetición, que también lo adormecía, evocaba su risa, la inocente y alegre mirada de sus ojos, su extraña voz perdida que venía a través de la distancia y de esta insólita geografía, como si ya no existiese, o como si hubiese existido y desaparecido hacía ya mucho tiempo: como si el destello de su cara se extinguiera…” (Pág. 70)

          • “…Todo lo demás, las palabras, las letras, son solo ecos o sombras…” (Pág. 73)

          • “…Una mujer es una mujer, aunque simule ser una flor…” (Pág. 96)

          • “…Sentado en un espolón de rocas, al sur del sur, contemplaba cómo se ponía el sol, ensangrentando tenuemente el horizonte plomizo…” (Pág. 115)

          • “…Era libre, y el sur o el norte o cualquier otra dirección le eran indiferentes, porque sabía que la libertad es también un espejismo…” (Pág. 133)

        • Presencia de Repeticiones:

    Es necesario aclarar, que las repeticiones se dan en cuanto a la realización de acciones. En esta novela, se da cuando tanto laura como Lucas escriben una carta para despedirse; en el caso de la joven, de su marido (el apicultor) y en el caso de Lucas de su comprometida (Virginia). De esta manera, este último, imita la acción de su mujer (Laura) quien al principio se casa y luego lo abandona dejándole dicho manuscrito.

        • Presencia de Epígrafes:

    Cada capítulo se encuentra encabezado con un canto de la Odisea, que hace referencia al contenido de cada uno de ellos.

          • Capítulo 1º: Antes.

    “… ¡Oh, quién fuera hijo de algún hombre dichoso que envejeciera en sus dominios…”

    (Odisea, Canto I)

    Comparando esta frase con la primera parte de la obra de Tizón, podemos llegar a la conclusión, que éste tomó uno de los fragmentos del Canto I de la Odisea, con motivo de referirse al contenido del mismo. Quiso señalar de esta manera, que todo hombre era dichoso al poder envejecer en su lugar de origen junto a su familia, sin embargo, esto, no ocurre en el primer capítulo de la novela debido a que el joven se va haciendo anciano a lo largo de todo su viaje, en su peregrinaje por el mundo.

          • Capítulo 2º: Transcurrieron veinte años.

    “… No podemos confundirte con un farsante ni con un bribón, como tantos otros vagabundos que alimentan la negra tierra, y que no dicen sino mentiras que nadie puede descubrir…”

    (Odisea, Canto XI)

    En esta ocasión, Tizón sitúa al comienzo de su segundo capítulo el Canto XI de la Odisea haciendo alusión a que el apicultor, ahora llamado Lucas no podía ser confundido con un farsante como otros vagabundos que solo dicen mentiras, ya que éste en ningún momento refleja recuerdos de su vida debido a que fue muy desdichada.

          • Capítulo 3º: Ahora

    “…Forastero, ¿quién eres?, ¿De dónde vienes?¿Cuál es tú pueblo y quiénes son tus padres?

    […]

    “…y he aquí que la anciana, tocando con sus propias manos esa cicatriz, lo reconoció…”

    (Odisea, Canto XIX)

    El último capítulo, tiene como introducción el Canto XIX de la Odisea.

    La relación que se establece es que Lucas, cuando regresa casualmente a su lugar natal, se encuentra con un grupo de muchachos quienes le preguntan quién era y de dónde venía, similar a lo sucedido en la Odisea, cuando Odisea es interrogado por Penélope de la misma manera.

    Otro parecido es que tanto Lucas como Odisea son reconocidos por una anciana mediante sus cicatrices.

    De esta manera podemos afirmar el por qué de la incorporación de dichos cantos en la novela.

    Actividad Nº 4

    Relación con los Mitos:

    La novela “La belleza del mundo” se relaciona con el mito “El largo viaje de Ulises” (Odisea) mediante situaciones, temas y personajes.

    El autor actualiza el mito a través del viaje y el reconocimiento del aventurero por parte de la anciana.

    El tema comienza a trasladarse del mito a la novela desde la segunda parte (donde el personaje emprende su viaje por el mundo, transitando por diversas aventuras con el fin de olvidar su pasado), hasta el final (donde el protagonista, luego del regreso a su lugar natal, es reconocido por la anciana debido a la carencia de alguno de sus dedos y por su inconfundible voz. Este último hecho, a su vez, se repite en la Odisea cuando Ulises es identificado por la longeva a través de su cicatriz).

    En “La belleza del mundo”, el protagonista realiza su máximo descenso cuando su esposa, Laura, lo abandona; a partir de este momento, el muchacho cae en una profunda tristeza, angustia y desolación. Pero con sus fuerzas, empeño y quizás un poco de amargura y furia por lo ocurrido, logra vencer esta crisis y decide partir, aunque sin rumbo alguno, en busca de nuevas aventuras que lo ayuden a desconectarse de esta situación en que estaba envuelto. Desde aquí, comienza su ascenso y aunque sufre otras desafortunadas vivencias, no llega a tocar fondo nuevamente.

    En síntesis, entre la novela “La belleza del Mundo” y “La Odisea”, podemos establecer diversas semejanzas que permiten relacionarlas. Ellas son:

      • Ambos personajes (Ulises y Lucas) parten de su tierra natal.

      • Realizan diversas aventuras durante su viaje.

      • El personaje principal es reconocido, al final de la obra, por una anciana.

      • Luego de su largo viaje, el protagonista de ambas obras, regresan a su lugar de partida.

      • En ambos casos transcurren más de veinte años.

    “… Si toda vida es un viaje, todo viaje es una Odisea. Pero mientras la épica homérica canta las aventuras de un héroe, Ulises, en las que participan activamente los dioses, La belleza del mundo relata los minúsculos avatares de un hombre sin nombre que se encuentra, como todos, arrojados a un paisaje vacío en donde el único consuelo lo ofrecen la naturaleza y la memoria…”

    • El título, “La belleza del mundo”, con que Héctor Tizón designa a su obra, abre una puerta, porque a pesar de que se trata fundamentalmente de un hombre que no ha podido amar, tiene experiencias de rescate, vinculares. Él descubre cómo fue el comienzo de su propia tragedia, en el pueblo, y puede seguir viviendo, y seguir mirando el cielo, el horizonte, el bosque, etcétera; se da cuenta de que en la vida hay más de una razón para seguir viviendo.

    El mundo es bello y por ello, la naturaleza nos brinda el consuelo que necesitamos; solo hay que mirarla de otra forma, es otra manera de ver las cosas apreciar lo que tenemos y superar nuestros desaciertos.

    • Conclusión:

    En "La belleza del mundo" hay un fracaso amoroso que determina un destino. Y hay un amor sin amor, expresamente confesado como tal. Y después, está el regreso a estos parajes. No huele demasiado a conciliación, pero pareciera que hay una búsqueda de consuelo.

    Creemos que el joven se da cuenta de que se ha reencontrado consigo mismo cuando siente que las pasiones no siguen siendo el motor de su vida. Es cuando arroja el saco en un zanjón, con lo que tenía adentro, que eran restos de pequeños objetos que lo unían al pasado, y recomienza. La posibilidad de recomenzar la da también la muerte de lo que amaba.

    "La belleza del mundo" es la reciente novela de Héctor Tizón. En ésta, bajo un paisaje seco y bruñido como un desierto bajo el sol, anudó destinos que no están desligados del fracaso político de su región, el norte argentino, ni de una visión metafísica desencantada que encuentra sus consuelos en el paisaje más que en el amor.

    La belleza del mundo es una novela muy interesante, ya que destaca la figura del hombre real cargado de dudas e inseguridades. Lo muestra, tal cual es, frente a la desconcertante belleza del mundo.

    Objetivo

    (Buscar amor y compañía)

    Sujeto

    (Joven Apicultor)

    Oponente

    (Engaño de Laura)

    Ayudante

    (No posee)

    Objetivo

    (Averiguar que fue de la vida de Laura)

    Ayudante

    (Jacinta y la dueña del hospedaje)

    Oponente

    (No posee)

    Sujeto

    (Lucas, el Joven Apicultor)

    Sujeto

    (Joven Apicultor)

    Oponente

    (Resignación. Piensa que no vale la pena llevar a cabo dicha acción)

    Ayudante

    (Sentimientos rencorosos hacia Laura)

    Objetivo

    (Cobrar venganza por el abandono de Laura. Olvidarla.)

    Sujeto

    (Lucas, el Joven Apicultor)

    Oponente

    (Recuerdos)

    Ayudante

    (Las aventuras que realiza y las personas que conoce)

    Objetivo

    (Recorrer el mundo tratando de escapar de su pasado)

    Sujeto

    (Lucas, el Joven Apicultor)

    Oponente

    (No posee)

    Ayudante

    (La dueña del hospedaje, quien le aporta datos sobre el paradero de la anciana)

    Objetivo

    (Encontrar a Jacinta y hablar con ella)