La aventura de Saíd; Josep Lorman

Literatura española contemporánea. Narrativa juvenil. Marruecos. Emigración. Barcelona

  • Enviado por: Isab
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad
DATOS DEL AUTOR.

Josep Lorman (Barcelona, 1948) es geógrafo de formación, aunque ha trabajado principalmente en el campo audiovisual como guionista y técnico cinematográfico. Sensible a los problemas que afectan a la sociedad actual, en sus obras aborda cuestiones ecológicas y referidas a los derechos humanos, siempre con una fuerza narrativa y un estilo sencillo y ágil que envuelven

perfectamente el mensaje.

RESUMEN DE LA OBRA.

Seducido por el coche de Hussein y empujado por la miseria y la falta de expectativas, Saíd, un joven marroquí, decide dejar su pueblo, su familia, sus amigos y a Jamila, para lanzarse a la aventura de abrirse camino en Barcelona. Sin embargo, no pasa mucho tiempo antes de comprobar que el odio y la violencia son moneda corriente en la vida.

TIPO DE NOVELA.

La aventura de saíd es una novela realista sobre la xenofobia que afronta con lucidez un tema candente en nuestra sociedad.

La novela esta dedicada a todos aquellos que, como Saíd, se lanzaron a la aventura de emigrar y sólo hallaron hostilidad y desprecio.

CAPÍTULOS 1 Y 2.

Saíd decide abandonar su tierra y se embarca en patera hacia España; el patrón del “barco” había acordado con ellos (Saíd y el resto de los pasajeros) dejarlos en la costa pero unas decenas de metros antes les dice que el trayecto ha finalizado y que deben llegar a la playa a nado. Los pasajeros se rebelaron y negaron a ir a nado a la playa, ante esto el patrón decide echarlos por la fuerza.

Mientras el patrón echa al resto de los pasajeros Saíd recuerda como su amigo Hussein había decidido emigrar a España y como las cosas le habían ido bastante bien y había podido comprarse un coche y tener una vida mejor.

Cuando el patrón ya había echado a todos los pasajeros le dijo a Saíd que se fuera, este cogió un remo y comenzó una pelea de la que salió victorioso tirando a el capitán por la borda; Tras esto se quedo solo en el barco y estuvo un tiempo a la deriva, en ese tiempo consiguió pescar un pez aunque para poder comérselo tubo que trocearlo en trozos muy pequeños y engullirlos para no sentir asco.

El segundo día casi choca con un barco pesquero que lo rescato de la barca en la que iba y tras mucho pensarlo decidió dejarlo en una playa.

CAPÍTULOS 3 Y 4.

Una vez que el barco había dejado a Saíd en la playa este se dirigió hacia un pueblecito donde le dijeron los lugares donde podría hospedarse y dormir un poco, Saíd fue a las posadas que le indicaron pero todas le dijeron que tenían todas las habitaciones ocupadas. Tras esto Saíd fue a un mercadillo, cuando caminaba por el la policía lo vio y una amable mujer que regentaba un puesto en el mercadillo decidió ayudarlo y esconderlo hasta que fueran a Barcelona y lo dejasen allí.

Una vez en Barcelona Saíd fue a buscar a su amigo Hussein a la casa que compartía con otras personas, este le dice que si quiere vivir en su piso; Saíd acepto, Hussein le presento al resto de los compañeros de piso que invitaron a Saíd a formar parte de un grupo de música que tocaba en el Restaurante donde trabajaba uno de ellos.

CAPÍTULOS 5 Y 6.

Tras la actuación del grupo Hussein y Saíd se pelearon dos veces. Ese mismo día Saíd conoció a una chica que quiso hacerle unas preguntas. La chica había sido testigo de una de las peleas y al ver a Saíd tan afectado decidió llevarlo a ver a su padre que era médico.

Ahmed lo acompaño al piso para recoger sus cosas; Hussein salió a pedirle perdón a Saíd, que lo perdono pero decidió buscar otro sitio para vivir.

Saíd ya se encontraba mejor y fue a casa de María y Cari; llamo a la puerta cuando estaba esperando a que abrieran la vecina le dijo que se habían ido a Alemania y que no volverían hasta después de Navidad. Saíd le comento a Taíb que quería cambiar de piso y le ofreció el suyo.

Saíd consiguió trabajo como bracero. Una de las noches el grupo se reunió con Ana para hablar de Marruecos.

Cuando iban a casa escucharon voces, los skins habían atrapado a Ahmed y le dieron una paliza. Ana y Saíd pararon un taxi y lo llevaron al hospital.

CAPÍTULOS 7 Y 8.

El incidente sucedido con los skins fue publicado en el periódico “El País”, Ana lo leyó y quedó indignada, y decidió hablar con su abogada para ver que podía hacer, y le dijo que se pusiera en contacto con la asociación SOS racismo. La asociación le dijo que presentara una querella criminal por intento de asesinato para quela investigación fuese mas seria.

Ahmed evolucionaba lentamente y Saíd intentaba evitar a Ana para que su amor por ella no fuera a más, pero un día se encontraron en el hospital, y ella le dijo que si quedaban el Jueves que hacia mucho tiempo que no se veían, Saíd dudo por un momento pero acepto. Llegado el jueves Saíd la invito a cenar a un restaurante, al salir se encontraron con dos policías que comenzaron a insultar a saíd y le pidieron los papeles, Saíd se negó y lo metieron en el coche patrulla, Ana intenta que los policías dejen libre a Saíd y uno de los policías le dice que suba ella también al coche patrulla por insultar a la autoridad.

Una vez en la comisaria el padre de Ana habla con un inspector y la dejan libre, también intento que dejaran libre a Saíd pero no lo consiguió y estuvo un mes detenido y debido a eso el dueño del restaurante donde trabajaba no quiso readmitirlo.

CAPÍTULOS 9, 10 Y 11.

Tras varios meses después de que Ana interpusiera la demanda contra los skins llego una respuesta Ana estaba citada en la comisaria para reconocer las caras de los “cabeza rapada”, Ana acudió a la citación, le dijeron que estuviera tranquila y que lo pensara bien ya que era la única testigo; pero no consiguió reconocer a los cinco skins que le propinaron la paliza a Ahmed solo pudo reconocer a dos, al salir del reconocimiento Ana le pregunto al taxista porque dijo que no había visto nada este le dijo que su esposa estaba embarazada y que quería conocer a su hijo, tras mucho hablar con el no consiguieron convencerlo.

Un tiempo después de que Ana declarara y reconociera a los skins comenzaron las llamadas de amenaza; su abogada tras mucho insistir consiguió que le pusieran vigilancia pero solo un tiempo tras el cual volvieron las amenazas, su abogada tenia sospechas de que la policía filtraba información. Un día cuando salía de su coche en el aparcamiento de su casa un skin y la amenazo diciéndole que si no decía que se había equivocado en la declaración la matarían; Saíd se entero de lo ocurrido y tragándose su orgullo fue a hablas con Hussein para que su grupo de marroquíes protegieran a Ana, cuando Hussein y Saíd hablaban sobre la protección de Ana Hussein le comento a Saíd que porque no testificaba el y este le respondió que por lo expulsarían del país al ver que es un ilegal, tras una larga charla Hussein acepto protegerla a cambio de dinero.

Un día cuando Ana iba a la universidad su coche se averió y tuvo que parar en un taller y como iba sin escolta Hussein se acercó más a ella y cuando ya estaba en la universidad un coche de skins se acercó a ella para intentar matarla pero Hussein lo impidió muriendo en el acto al recibir una puñalada.

Todo lo ocurrido adelanto el juicio contra los dos skins que Ana había reconocido; los skins parecían haber salidos beneficiados del caso pero la abogada de Ana llamo a un testigo sorpresa Saíd que con su declaración inculpo a otros 2 skins y consiguió pena de cárcel para ellos.

Poco después del juicio Saíd recibió la notificación de que debía abandonar el país y en una mañana nublada y lluviosa abandono España terminando así su aventura.