La aventura de Saïd Gaar; Josep Lorman

Literatura española contemporánea. Siglo XX. Novela (narrativa) juvenil. Argumento. Personajes

  • Enviado por: Ali George
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

La aventura de Saíd

El patrón de la patera detuvo el motor y dijo que ya habían llegado. Tenían que saltar al agua y llegar nadando a la orilla. Los tripulantes se negaron y el patrón amenazando llamó a Sherif su ayudante. Sherif cogió un remo y derribó a Abdeslam. Otros dos tripulantes intentaron tirar a Sherif, no tuvieron suerte y cayeron los tres. Los tripulantes empezaron a saltar al agua. Solo se quedó Saíd. Se negaba saltar porque no sabía nadar. Le plantó cara al patrón, cogió un remo y golpeó al patrón. Lo derribó, el patrón intentaba subir a la patera pero no podía. Le empezó a pedir ayuda a Saíd, el muchacho estaba tan nervioso que no sabía que hacer. Estaba todo en silencio solo se oía los gritos del patrón hasta que se ahogó y el silencio fue total.

Hussein entró en la panadería donde trabajaba Saíd. Este era amigo de Saíd. Hacía mucho tiempo que no se veía y empezaron a charlar. Hussein se tuvo que ir porque Mahmut el jefe de Saíd le estaba vigilando. Hussein era el hermano que nunca había tenido Saíd. Después de terminar el trabajo los dos amigos quedaron y hablaron de que bien le iba la vida a Hussein en el extranjero. Tiene coche, dinero y un trabajo digno. Hussein venía cargado de regalos para todos y a Saíd le regaló un buen reloj.

Saíd miró el reloj, tenía miedo. Estaba todo oscuro y solo se oía el oleaje. El motor de la patera estaba roto. Creía que no iba a poder pasar aquella noche. Al día siguiente Saíd empezó a tener hambre. Buscó en la barca solo encontró un trozo de sedal y pescó un pez. Por la noche mientras Saíd dormía oyó un ruido, rápidamente se levantó. Era un barco pesquero. Le ayudaron, le dieron agua y arrancaron el motor. En el barco había un marroquí llamado Mohamed que ayudó a Saíd a comunicarse con los pesqueros. Le guiaron a Barcelona donde le esperaba Hussein. Saíd llegó un pueblo donde vio a la Guardia Civil, se metió entre unos puestos para esconderse pero se fijaron en él. La dependienta se fijó, hizo como si Saíd fuera un cliente y la Guardia Civil pasó del. María la dependienta, llevó a Saíd a un lugar seguro. Allí conoció a Carl amigo de María. Saíd habló de su duro viaje para llegar a España. Ellos también iban para Barcelona. Después de un tiempo hicieron el viaje y llevaron a Saíd a casa de Hussein. Le enseñó la casa donde vivía con dos compañeros, llamados Hassan y Ahmed. Al día siguiente Saíd tuvo que salir a la calle a buscar trabajo, pero no encontró nada. Saíd llevaba tiempo viviendo con Hussein y no sabía a que se dedicaba su amigo. Ya no aguantaba mas y se lo preguntó a Ahmed. Le dijo que era un chulo. Saíd no se lo podía creer su mejor amigo de toda la vida era un chulo. Eso distanció mas a Saíd de Hussein. Una noche Ahmed y Saíd fueron a una Asociación de vecinos a tocar en el grupo de música de Ahmed. Allí Saíd conoció a una chica. Hussein los vio y se acercó, el comenzó a hablar con chica y a Saíd no le hizo mucha gracia y se enfrentaron. La chica se puso nerviosa y se fue. Al salir de la Asociación Saíd y Ahmed conocieron a Ana, estudiaba periodismo y quería saber como vivía los inmigrantes en este país. La llevaron a casa y allí estaba Hussein borracho. Estaba enfadado con Saíd. Se pelearon y Saíd terminó con la nariz y el labio rotos y le costaba respirar. Ana lo llevó a que lo curase el padre que era médico. Lo dejó varios días de reposo en su casa. Después de que se recuperase fue a la casa Hussein se disculpó pero Saíd no quería seguir viviendo allí. Ahmed le presentó a Taíb y amigo del grupo de músicos y le alquiló una habitación. Taíb le buscó trabajo a Saíd de bracero en una finca.

Una noche después de una actuación, al volver a casa Saíd, Ahmed y Ana. Se toparon con un grupo de cabezas rapadas eran unos skins. A estos no les gustaba los inmigrantes. Ana dijo que se dieran prisa. Los skins empezaron a correr y alcanzaron a Ahmed le pegaron una paliza. Saíd corrió todo lo que pudo hasta parar un taxi. Se subieron al taxi Saíd y Ana y el taxistas embistió a los skins y rápidamente subieron a Ahmed al taxi. Estaba muy mal. Lo llevaron al hospital mientras Ahmed estaba en el hospital. Saíd trabajó en el bar por él.

Un día Hussein encontró a Saíd para ver si quería unirse a la banda que estaba haciendo para devolvérselas a los skins. Pero Saíd no quiso. Saíd seguía yendo a ver a Ahmed al hospital . Se estaba recuperando lentamente. A veces se le iba un poco la cabeza. Saíd esta coincidiendo menos con Ana en el hospital. Se sentía mas atraído por ella y quería evitarla. Un día se encontraron en el hospital y Saíd la invitó por la noche a un restaurante. Al salir del restaurante dos hombres dijeron a Saíd que les enseñase los papeles. Decían que eran policías. Saíd se resistió y les dijo que le enseñasen las placas. El siguió resistiéndose y lo llevaron a la comisaría. Estuvo internado en un centro de la Verneda un mes.

Meses mas tarde llamaron a Ana para la rueda de identificación. Habían cogido a unos skins. Ella reconoció a dos. El taxista no fue porque le habían amenazado y quemado el taxi. A los pocos días Ana recibió una amenaza. Fue a la comisaría a denunciarla. Pidió que agentes la protegiesen hasta que pasase el juicio, pero no había suficientes agentes. Unos días mas tarde Ana estaba en el aparcamiento y de repente apareció un skins. La amenazó y le dijo que dijera que no estaba segura de las identificaciones. Al enterarse de esto los padres llamaron a la policía y le pusieron dos agentes para protegerla. Saíd no se fiaba de la policía. Llamó a Hussein para ver si el podía proteger con su banda a Ana. Hussein no estaba muy seguro pero aceptó. Un día Hussein se fijó que los policías no estaban escoltando a Ana, a si que se acercó mas. Los policías habían tenido una avería en el coche. Ella bajó del coche. Pero de repente apareció un coche negro y rápidamente paró delante de ella, bajaron dos skins. Ana hecho a correr y uno de ellos la cogió. Hussein hecho a correr y de un empujón aparto al skins. El otro skins embistió a Hussein y le clavó un cuchillo. La gente no sabía que hacer estaban aterrorizados. Ana seguía pidiendo ayuda. Varios chicos furon a cerrarles el paso a los skins, pero rápidamente subieron al coche y huyeron. Hussein debió morir desangrado.

En el primer día del juicio Ana contó todo lo ocurrido la noche de la agresión de Ahmed e identificó a los dos skins acusados.

En el segundo día de juicio la abogada de Ana pidió aplazar el juicio para poder presentar a un nuevo testigo.

El juicio se reanudó dos días después. La abogada llamó a testificar a Saíd y lo contó todo igual que Ana. Cuando la abogada preguntó si había en la sala algún individuo que le había atacado. Saíd dijo que si, que había cuatro, señaló a los dos acusados y a dos cabezas rapadas que había en el fondo de la sala. Los dos del fondo saltaron y empezaron a gritar e insultar a Saíd. El juez puso orden y aplazó el juicio. El juicio se celebró a finales de mes y a los skins le cayeron doce años de prisión.

Pocos días después le llegó la carta a Saíd donde decía que día lo iban a devolver a su país. La aventura había terminado.

PERSONAJES

· Saíd: protagonista

· Sherif: ayudante del patrón de la patera

· Abdeslam: tripulante de la patera

· Hussein: amigo de Saíd

· Mahmut: panadero, jefe de Saíd

· María: dependiente

· Carl: amigo de María

· Hassan: compañero de piso de Hussein

· Ahmed: compañero de piso de Hussein

· Taíb: amigo y compañero de la banda de Ahmed