La atmósfera

Troposfera. Estratosfera. Ionosfera. Mesosfera. Exosfera. Efecto invernadero. Radiación solar. Ultravioleta. Factores climáticos

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 11 páginas
publicidad
publicidad

LA ATMÓSFERA: envoltura de aire que rodea la Tierra. Es uno de los componentes, junto con la hidrosfera del sistema de capas fluidas.

-Composición.

Podemos clasificar los componentes atmosféricos en tres grupos:

  • Mayoritarios: como el Dinitrógeno (N2), Oxígeno diatómico (O2), Argón (Ar), Dióxido de Carbono (CO2), otros.

  • Minoritarios: por estar en muy pequeñas proporciones se miden en partes por millón y que se dividen a su vez en “reactivos” y “no reactivos”.

  • Variables: como el vapor de agua, cuyo papel es muy importante en la regulación del clima, y los contaminantes, cuyas proporciones están sujetas a fluctuaciones debidas a la proximidad de núcleos urbanos e industriales o la presencia de corrientes atmosféricas que los transportan.

  • -Estructura.

    La troposfera: capa inferior de la atmósfera. Su altitud es variable estacionalmente (+alta en verano) y latitudinalmente. Es la zona más densa de la atmósfera, debido la compresibilidad de los gases se concentran en su parte más baja. Los primeros 500m se denominan “capa sucia”, porque en ellos se concentra el polvo en suspensión (procedente de: desiertos, volcanes, sal marina, actividades industriales). Los fenómenos meteorológicos más importantes tienen lugar en esta capa.

    La estratosfera: se extiende desde el final de la troposfera hasta la estratopausa (a 50-60km altitud).

    No existen apenas movimientos verticales del aire, sino horizontales, debido a su disposición en estratos superpuestos. No existen nubes, salvo en su parte inferior, en la que se forman unas de hielo (noctilucientes). Desde el km 30 hasta la estratopausa aumenta progresivamente la formación de ozono atmosférico. Tª max. 0ºC.

    La mesosfera: se extiende desde los 50-60km hasta la mesopausa, situada hacia el km 80. Su Tª disminuye hasta -80ºC.

    La ionosfera o termosfera: se prolonga por encima de la mesosfera. La Tª aumenta hasta 1.000ºC debido a la absorción de las radiaciones solares de onda más corta (rayos X y gamma). La termosfera finaliza en la termopausa, hacia el km 600.

    La exosfera: última capa, su límite viene marcado por una densidad atmosférica similar a la del espacio exterior.

    -Funciones de la atmósfera.

    1 Como filtro protector: en la “ionosfera” las radiaciones electromagnéticas de onda corta (rayos X y gamma) son absorbidas por H2 y N2, y al ionizarse provocan +Tª. En la “estratosfera” se encuentra la mayor parte del ozono atmosférico (capa ozono).

    2 Reguladora: el efecto invernadero natural: fenómeno por el cuál determinados gases componentes de la atmósfera, retienen parte de la energía que el suelo emite por haber sido calentado por la radiación solar.

    -Explicar la actividad reguladora de la atmósfera, saber cuáles son las condiciones meteorológicas que provocan mayor riesgo de concentración de contaminantes atmosféricos y algunas consecuencias de la contaminación, como la lluvia ácida, el incremento del efecto invernadero y la disminución de la concentración de ozono estratosférico.

    La cantidad de radiación incidente sobre la Tierra, o “balance de radiación solar”, depende de los factores como la distancia al Sol, la estructura física y la composición química de la atmósfera, dando lugar a las condiciones térmicas especiales de nuestro planeta, que, a diferencia de los demás elementos del Sistema Solar, lo hacen apto para la vida. Por este motivo, el estudio de la función reguladora del clima terrestre ejercido por la atmósfera es de gran importancia.

    FUNCIÓN REGULADORA Y PROTECTORA DE LA ATMÓSFERA.

    El balance de radiación solar.

    La Tierra tiene una temperatura media constante en el tiempo, por lo que existe un balance

    radiactivo nulo entre la cantidad de radiación solar entrante y la radiación terrestre saliente, si no se calentaría y enfriaría continuamente. De la radiación total proveniente del sol, un 30% es reflejada (albedo) por las nubes, superficie terrestre y atmósfera (gases, polvo,…), el 25 % es absorbida por la atmósfera debido a la capa de ozono, vapor de agua y partículas del aire (y las nubes) y un 45% es absorbida por la superficie (océanos > continentes), calor que saldrá de la superficie lenta y gradualmente hacia la atmósfera en forma de calor latente asociado a la evaporación > onda larga >conducción directa a la atmósfera.

    La radiación presente en la atmósfera (tanto la absorbida por ésta como la recibida de la

    superficie terrestre que acaba volviendo a la atmósfera) es devuelta al espacio en forma de radiación de onda larga (aunque el efecto invernadero o contrarradiación retarda la vuelta al espacio de laradiación).

    Función protectora: la atmósfera como filtro protector (acción de la Ionosfera y

    Estratosfera.

    La atmósfera presenta diferentes gradientes de temperatura en sus diferentes capas. Esto es debido a que absorbe de manera selectiva las radiaciones de diferentes longitudes de onda que nos llegan del Sol.

    En la ionosfera se absorben las radiaciones de onda corta y alta energía (rayos X, rayos gamma y parte de la radiación ultravioleta, todas ellas muy perjudiciales para la vida); y en la ozonosfera, gran parte de la radiación ultravioleta. Las radiaciones correspondientes al espectro visible atraviesan la atmósfera y

    alcanzan la superficie terrestre, de donde se deduce que la atmósfera es casi transparente a dichas radiaciones y no experimenta un calentamiento apreciable al ser atravesada por las mismas. No ocurre así con las radiaciones infrarrojas y las de menor energía, que son absorbidas por el CO2 y el vapor de agua atmosféricos y que ocasionan un aumento de la temperatura.

    Función reguladora del clima por la atmósfera: variaciones del albedo, efecto

    invernadero y circulación general del aire.

    La atmósfera por el día refleja (albedo) y absorbe parte de la radiación solar, evitando el

    sobrecalentamiento de la superficie del planeta. También absorbe parte de la radiación infrarroja que emite la superficie, evitando que se enfríe bruscamente por la noche ya que parte de ese calor vuelve a la Tierra como contrarradiación (efecto invernadero), y por último, la circulación del aire tiende a compensar los desequilibrios de temperatura originados por la diferente insolación en distintas zonas del planeta. Concretando:

    - Albedo: de toda la radiación visible incidente que llega a la parte baja de la atmósfera

    (troposfera), una parte (normalmente un 30%) es reflejada por las nubes, polvo, hielo, nieve, y la superficie terrestre como el suelo desprovisto de vegetación y constituye el denominado albedo. Un incremento del albedo produce un enfriamiento.

    - Efecto invernadero: parte de la luz visible no reflejada llega al suelo y causa su

    calentamiento. Como consecuencia de este calentamiento se produce lentamente una

    posterior radiación de calor (radiación infrarroja) desde el suelo hacia la atmósfera, que

    produce su calentamiento al ser absorbida por el CO2 y el vapor de agua entre otros

    componentes atmosféricos calentando la atmósfera. Éste es el fenómeno llamado efecto

    invernadero, que es aumentado por la contrarradiación ya que parte de esta radiación

    absorbida es devuelta a la superficie.

    - Circulación general del aire: la circulación general de la atmósfera redistribuye la energía solar que llega a la Tierra, disminuyendo las diferencias de temperatura entre el ecuador y las latitudes más altas (participa en el balance de calor con los grandes sistemas de vientos, huracanes y ciclones que transportan calor desde las zonas tropicales hacia los polos y frío desde zonas polares hacia el ecuador). Curiosidad: las ¾ partes de la superficie de la Tierra están cubierta de agua, el agua absorbe muy bien la radiación solar y mediante las corrientes marinas cálidas (desde el ecuador hacia las altas latitudes) y frías (desde los polos hacia las latitudes más bajas) regulan el clima de manera mucho más eficaz que la atmósfera. Tanto el transporte oceánico como atmosférico están regulados por un bucle de realimentación negativa.

    El “efecto invernadero natural” se puede producir en cualquier planeta cuya atmósfera posea moléculas poliatómicas CO2, H2O, CH4 Y N2O. Gracias a él existe agua líquida (por tanto vida), pues la Tª media de unos 15ºC (35ºC + de la esperada).

    -Radiación solar: conjunto de radiaciones electromagnéticas emitidas por el Sol. Tipos de radiaciones que llegan a la superficie terrestre y papel que juegan en la biosfera.

    La mayor parte de la energía que llega a nuestro planeta procede del Sol. El Sol emite energía en forma de radiación electromagnética. Estas radiaciones se distinguen por sus diferentes longitudes de onda. Algunas, como las ondas de radio, llegan a tener longitudes de onda de kilómetros, mientras que las más energéticas, como los rayos X o las radiaciones gamma tienen longitudes de onda de milésimas de nanómetro.

    La energía que llega al exterior de la atmósfera lo hace en una cantidad fija, llamada constante solar. Esta energía es una mezcla de radiaciones de longitudes de onda entre 200 y 4000 nm, que se distingue entre radiación ultravioleta, luz visible y radiación infrarroja.

    Radiación ultravioleta: Es la radiación ultravioleta de menor longitud de onda, lleva mucha energía e interfiere con los enlaces moleculares que pueden alterar las moléculas de ADN, muy importantes para la vida. Estas ondas son absorbidas por la parte alta de la atmósfera, especialmente por la capa de ozono. Es importante protegerse de este tipo de radiación ya que por su acción sobre el ADN está asociada con el cáncer de piel. Sólo las nubes tipo cúmulos de gran desarrollo vertical atenúan éstas radiaciones prácticamente a cero. El resto de las formaciones tales como cirrus, estratos y cúmulos de poco desarrollo vertical no las atenúan, por lo cual es importante la protección aún en días nublados. Es importante tener especial cuidado cuando se desarrollan nubes cúmulos, ya que éstas pueden llegar a actuar como espejos y difusores e incrementar las intensidades de los rayos ultravioleta y por consiguiente el riesgo solar. Algunas nubes tenues pueden tener el efecto de lupa.

    Luz visible: La radiación correspondiente a la zona visible cuya longitud de onda está entre 360 nm (violeta) y 760 nm (rojo), por la energía que lleva, tiene gran influencia en los seres vivos. La luz visible atraviesa con bastante eficacia la atmósfera limpia, pero cuando hay nubes o masas de polvo parte de ella es absorbida o reflejada.

    Radiación infrarroja: La radiación infrarroja de más de 760 nm, es la que corresponde a longitudes de onda más largas y lleva poca energía asociada. Su efecto aumenta la agitación de las moléculas, provocando el aumento de la temperatura. El CO2 , el vapor de agua y las pequeñas gotas de agua que forman las nubes absorben con mucha intensidad las radiaciones infrarrojas. La atmósfera se desempeña como un filtro ya que mediante sus diferentes capas distribuyen la energía solar para que a la superficie terrestre sólo llegue una pequeña parte de esa energía. La parte externa de la atmósfera absorbe parte de las radiaciones reflejando el resto directamente al espacio exterior, mientras que otras pasarán a la Tierra y luego serán irradiadas. Esto produce el denominado balance térmico, cuyo resultado es el ciclo del equilibrio radiante. Pero el reenvío de energía no se hace directamente, sino que parte de la energía reemitida al espacio es absorbida por la atmósfera y devuelta a la superficie, originándose el "efecto invernadero".

    -Tiempo y clima atmosférico. podemos definir el tiempo como "el estado de la atmósfera en un lugar y un momento determinados"; y el clima ,"como la sucesión periódica de tipos de tiempo".

    FACTORES CLIMÁTICOS Son los factores que condicionan el clima de una región, los más importantes son:

    LATITUD Los rayos solares no inciden de igual manera en todas las zonas del planeta.

    ALTITUD Cada 100 mt. La temperatura del aire disminuye 1ºC

    CONTINENTALIDAD El mar es un magnífico regulador de la temperatura, tiene un elevado calor específico, por lo que, tarda mucho tiempo en calentarse y en enfriarse.

    ORIENTACIÓN Debido a la perpendicularidad de los rayos solares, en el Hemisferio Norte, las zonas orientadas al Sur reciben mayor incidencia solar, en el Hemisferio Sur ocurre al revés.

    NUBOSIDAD Incide mucho en la cantidad de radiación solar que llega al suelo, en el Ecuador debido a la abundante nubosidad, las temperaturas son más bajas de lo que cabría esperar.

    NATURALEZA DEL SUELO Su mayor o menor permeabilidad, favorece más o menos la evaporación a la atmósfera, y la existencia de vegetación.

    VEGETACIÓN Interviene en la evapotranspiración de agua del suelo y en su capacidad de retención del agua. La cubierta vegetal disminuye la insolación y calentamiento del suelo.

    -Factores meso y microclimáticos que afectan a los ecosistemas. Se trata de alteraciones locales del clima general dadas por factores propios de la localidad:

    Inversiones térmicas: en los valles (generalmente en invierno) el aire frío se introduce en el fondo desplazando hacia arriba aire más caliente. Si se emiten contaminantes en el fondo del valle éstos se ven atrapados sin poder difundir fácilmente.

    Gota fría: entrada de aire frío en altura y aguas muy calientes en superficie del mar (otoño en el mediterráneo) lo que facilita las nubes de desarrollo vertical como las tormentas de final de verano.

    Solanas y umbrías: Espacios calentados de forma diferencial por el sol.

    Brisas marinas: diferencias en la velocidad de cambio de temperatura entre la tierra y el mar en el ciclo día/noche generan brisas casi constantes con cambio de sentido día/noche.

    Efecto Foehn: En las cordilleras o en islas con relieve. Los vientos cargados de humedad se ven obligados a elevarse, descargan perdiendo humedad y desciende por la ladera contraria más secos y más calientes.

    -Riesgos climáticos. Inundaciones o avenidas, gota fría, sequía.

    Los fenómenos atmosféricos pueden en algunas ocasiones y de manera temporal, alcanzar registros extremos ocasionando daños económicos o pérdidas de vidas humanas. En muchas ocasiones son debidos directamente a inadecuadas actuaciones por parte del hombre, en otros casos son riesgos de índole natural y en otras son la consecuencia indirecta de la actuación humana.

    Una avenida (en algunos lugares se denomina también como crecida, riada o aguas altas) es la elevación del nivel de un curso de agua significativamente mayor que el flujo medio de éste. Durante la crecida, el caudal de un curso de agua aumenta en tales proporciones que el lecho del río puede resultar insuficiente para contenerlo. Entonces el agua lo desborda e invade el lecho mayor, también llamado llanura aluvial.

    GOTA FRÍA Suele ser frecuente en el Mediterráneo español, ocurre a finales de verano y principios de otoño. Se origina por la rotura del CHORRO POLAR, debido a un exceso de curvatura, por la pérdida de velocidad de la corriente en chorro.

    El estrangulamiento deja una bolsa de aire frío en altura, no perceptible desde la superficie. Cuando esta bolsa se desplaza hacia latitudes más bajas, se encuentra rodeada de aire más caliente, y se precipita hacia la superficie, provocando el ascenso de aire más cálido. Este ascenso origina una borrasca que puede originar fuertes precipitaciones, si el aire caliente es muy húmedo.

    Todo esto provoca precipitaciones muy abundantes en un corto periodo de tiempo, que pueden producir inundaciones y grandes destrozos.

    SEQUÍAS Se produce por un descenso acusado de las precipitaciones en zonas más o menos extensas y por un periodo más o menos prolongado. Sus causas pueden ser:

    .- Topográficas: Barreras montañosas que impiden el paso de las nubes al otro lado, el agua descarga en un solo lado de la montaña.

    .- Influencia marina: Continentalidad, corrientes marinas frías, monzones, “El niño”,...

    .- Edáficas: Reducción de la humedad del suelo y aumento de la reflexión luminosa, por desertización, deforestación,...

    .- Atmosféricas: Presencia de polvo en el aire, que reduce la radiación solar incidente en el suelo y aumenta la temperatura del aire, produciendo la inversión térmica,...

    .- Antrópicas: Incremento del efecto invernadero, (debido a la contaminación), Deforestación,...

    -La contaminación atmosférica: presencia en la atmósfera de sustancias en una cantidad que implique molestias o riesgo para la salud de las personas y de los demás seres vivos, vienen de cualquier naturaleza, así como que puedan atacar a distintos materiales, reducir la visibilidad o producir olores desagradables. Los principales mecanismos de contaminación atmosférica son los procesos industriales que implican combustión, tanto en industrias como en automóviles y calefacciones residenciales, que generan dióxido y monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno y azufre, entre otros contaminantes. Igualmente, algunas industrias emiten gases nocivos en sus procesos productivos, como cloro o hidrocarburos que no han realizado combustión completa. La contaminación atmosférica puede tener carácter local, cuando los efectos ligados al foco se sufren en las inmediaciones del mismo, o planetario, cuando por las características del contaminante, se ve afectado el equilibrio del planeta y zonas alejadas a las que contienen los focos emisores.

    Principales contaminantes atmosféricos

    CFC Desde los años 1960, se ha demostrado que los clorofluorocarbonos (CFC, también llamados "freones") tienen efectos potencialmente negativos: contribuyen de manera muy importante a la destrucción de la capa de ozono en la estratosfera, así como a incrementar el efecto invernadero. El protocolo de Montreal puso fin a la producción de la gran mayoría de estos productos.

    • Utilizados en los sistemas de refrigeración y de climatización por su fuerte poder conductor, son liberados a la atmósfera en el momento de la destrucción de los aparatos viejos.

    • Utilizados como propelente en los aerosoles, una parte se libera en cada utilización. Los aerosoles utilizan de ahora en adelante otros gases sustitutivos, como el CO2.

    Monóxido de carbono Es uno de los productos de la combustión incompleta. Es peligroso para las personas y los animales, puesto que se fija en la hemoglobina de la sangre, impidiendo el transporte de oxígeno en el organismo. Además, es inodoro, y a la hora de sentir un ligero dolor de cabeza ya es demasiado tarde. Se diluye muy fácilmente en el aire ambiental, pero en un medio cerrado, su concentración lo hace muy tóxico, incluso mortal. Cada año, aparecen varios casos de intoxicación mortal, a causa de aparatos de combustión puestos en funcionamiento en una habitación mal ventilada.

    Los motores de combustión interna de los automóviles emiten monóxido de carbono a la atmósfera por lo que en las áreas muy urbanizadas tiende a haber una concentración excesiva de este gas hasta llegar a concentraciones de 50-100 ppm, tasas que son peligrosas para la salud de las personas.

    Dióxido de carbono La concentración de CO2 en la atmósfera está aumentando de forma constante debido al uso de carburantes fósiles como fuente de energía y es teóricamente posible demostrar que este hecho es el causante de producir un incremento de la temperatura de la Tierra efecto invernadero La amplitud con que este efecto puede cambiar el clima mundial depende de los datos empleados en un modelo teórico, de manera que hay modelos que predicen cambios rápidos y desastrosos del clima y otros que señalan efectos climáticos limitados.2 La reducción de las emisiones de CO2 a la atmósfera permitiría que el ciclo total del carbono alcanzara el equilibrio a través de los grandes sumideros de carbono como son el océano profundo y los sedimentos.

    Monóxido de nitrógeno También llamado óxido de nitrógeno (II) es un gas incoloro y poco soluble en agua que se produce por la quema de combustibles fósiles en el transporte y la industria. Se oxida muy rápidamente convirtiéndose en dióxido de nitrógeno, NO2, y posteriormente en ácido nítrico, HNO3, produciendo así lluvia ácida.

    Dióxido de azufre La principal fuente de emisión de dióxido de azufre a la atmósfera es la combustión del carbón que contiene azufre. El SO2 resultante de la combustión del azufre se oxida y forma ácido sulfúrico, H2SO4 un componente de la llamada lluvia ácida que es nocivo para las plantas, provocando manchas allí donde las gotitas del ácido han contactado con las hojas. SO2 + H2O = H2SO4

    Metano El metano, CH4, es un gas que se forma cuando la materia orgánica se descompone en condiciones en que hay escasez de oxígeno; esto es lo que ocurre en las ciénagas, en los pantanos y en los arrozales de los países húmedos tropicales. También se produce en los procesos de la digestión y defecación de los animales herbívoros.

    El metano es un gas de efecto invernadero que contribuye al calentamiento global del planeta Tierra ya que aumenta la capacidad de retención del calor por la atmósfera.

    Ozono El ozono O3 es un constituyente natural de la atmósfera, pero cuando su concentración es superior a la normal se considera como un gas contaminante. Su concentración a nivel del mar, puede oscilar alrededor de 0,01 mg kg-1. Cuando la contaminación debida a los gases de escape de los automóviles es elevada y la radiación solar es intensa, el nivel de ozono aumenta y puede llegar hasta 0,1 kg-1. Las plantas pueden ser afectadas en su desarrollo por concentraciones pequeñas de ozono. El hombre también resulta afectado por el ozono a concentraciones entre 0,05 y 0,1 mg kg-1, causándole irritación de las fosas nasales y garganta, así como sequedad de las mucosas de las vías respiratorias superiores

    Factores que influyen en la dinámica de dispersión de los contaminantes.

    Los factores que influyen en la dinámica de dispersión de contaminantes son las características de las emisiones, las condiciones atmosféricas y la geografía y el relieve.

    • Las características de las emisiones.

    Este factor viene determinado por la naturaleza del contaminante, su concentración, sus características y la altura del foco emisor. Cuando la temperatura de emisión de un gas es mayor que la del medio, el gas asciende.

    • Las condiciones atmosféricas.

    La situación de la atmósfera determina el estado y el movimiento de las masas de aire, lo que a su vez, condiciona la estabilidad o inestabilidad atmosférica, que facilitan o dificultan la dispersión de la contaminación. Entre los factores atmosféricos a tener en cuenta destacan:

    • La temperatura del aire y sus variaciones con la altura, que determinan los movimientos de las masas de aire y por tanto las condiciones de estabilidad o inestabilidad atmosféricas.

    • Los vientos relacionados con la dinámica horizontal atmosférica, elementos de gran importancia en la dispersión de contaminantes, en función de sus características: dirección, velocidad y turbulencia.

    • Precipitaciones, que producen un efecto de lavado sobre la atmósfera, al arrastrar parte de los contaminantes al suelo.

    • Insolación, que favorece las reacciones entre los precursores de los oxidantes fotoquímicos, aumentando la concentración de los mismos.

      • Características geográficas y topográficas

    La situación geográfica y el relieve tienen una influencia en el origen de brisas, que arrastran los contaminantes o provocan su acumulación.

        • En las zonas costeras se originan sistemas de brisas que durante el día desplazan los contaminantes hacia el interior, mientras que durante la noche, al invertirse la circulación de las mismas, la contaminación se desplaza hacia el mar.

        • En zonas de valles y laderas se generan las llamadas brisas de valle y montaña. Durante el día las laderas se calientan y se genera una corriente ascendente de aire caliente, mientras que en el fondo del valle se acumula aire frío y se origina una situación de inversión que impedirá la dispersión de los contaminantes. Durante la noche sucede lo contrario.

        • La presencia de masas vegetales disminuye la cantidad de contaminación en el aire, al frenar la velocidad del viento, facilitando la deposición de partículas.

        • La presencia de núcleos urbanos contribuye a disminuir o frenar la velocidad del viento. Además se generan brisas urbanas que establecen una circulación cíclica de las masas de aire, provocadas por el calor y la capa de contaminantes, que existen en el interior de la ciudad. Se forma el efecto denominado isla de calor, y como consecuencia de la mencionada circulación de vientos se produce la típica formación denominada cúpula de contaminantes sobre la ciudad.

    -Nieblas fotoquímicas (Smog). Estas nieblas o smogs provocan una elevada pérdida de calidad de aire y graves alteraciones en la salud humana. Existen dos tipos de smog: clásico o “puré de guisantes” y fotoquímico.

    El smog clásico es típico de ciudades con alto contenido en SO2 en el aire, partículas y situaciones anticiclónicas. Produce alteraciones bronquiales y toses.

    El smog fotoquímico tiene su origen en la presencia en la atmósfera de oxidantes fotoquímicos que emanan de las reacciones de óxidos de nitrógeno, hidrocarburos y oxígeno con la energía proveniente de la radiación solar proveniente de la radiación solar ultravioleta. Este proceso se ve favorecido por situaciones anticiclónicas, fuerte insolación y vientos débiles que dificultan la dispersión de contaminantes. El smog fotoquímico se caracteriza por la presencia de bruma, formación de O3, irritación ocular y daños en la vegetación.

    -Lluvias ácidas. Se forma cuando la humedad en el aire se combina con el óxido de nitrógeno o el dióxido de azufre emitido por fábricas, centrales eléctricas y automotores que queman carbón o aceite. Esta combinación química de gases con el vapor de agua forma el ácido sulfúrico y los ácidos nítricos, sustancias que caen en el suelo en forma de precipitación o lluvia ácida. Los contaminantes que pueden formar la lluvia ácida pueden recorrer grandes distancias, y los vientos los trasladan miles de kilómetros antes de precipitarse con el rocío, la llovizna, o lluvia, el granizo, la nieve o la niebla normales del lugar, que se vuelven ácidos al combinarse con dichos gases residuales.

    El SO2 también ataca a los materiales de construcción que suelen estar formados por minerales carbonatados, como la piedra caliza o el mármol, formando sustancias solubles en el agua y afectando a la integridad y la vida de los edificios o esculturas.

    Destrucción de la capa de ozozno.

    El ozono, ubicado en la Estratosfera como capa entre 15 y 30 km. de altura, se acumula en la atmósfera en grandes cantidades, y se convierte en un escudo que nos protege de la radiación ultravioleta que proviene del sol haciendo posible la vida en la Tierra.

    Durante los últimos años, la capa de ozono, se ha debilitado formando un verdadero agujero, que en algunos sectores ha producido disminuciones de hasta el 60% en la cantidad de ozono estratosférico. Este desgaste se debe al uso de un componente químico producido por el hombre, los clorofluorocarburos (CFC) de productos, como los aerosoles, disolventes, propelentes y refrigerantes. La acción de estos gases en la Estratosfera libera átomos de Cl a través de la radiación UV sobre sus enlaces moleculares; cada átomo de Cl destruye miles de moléculas de Ozono transformándolas en moléculas de dioxígeno.

    El nivel excesivo de la radiación UV (especialmente la A y la B) que llegue a la superficie de la Tierra puede perjudicar la salud de las personas, en patologías como: aparición de cáncer de piel; lesiones en los ojos que producen: cataratas, la deformación del cristalino o la presbicia; y deterioro del sistema inmunológico, influyendo de forma negativa sobre la molécula de ADN donde se ven afectadas las defensas del cuerpo, las cuales generan un aumento en las enfermedades infecciosas, que pueden aumentar tanto en frecuencia como en severidad, tales como: sarampión, herpes, malaria, lepra, varicela.

    A nivel de fauna, el aumento de los rayos UV daña a los ecosistemas acuáticos se ha visto que el daño en algunas zonas de aguas claras alcanza hasta 20 mts. de profundidad, siendo su consecuencia la pérdida de fitoplancton (base de la cadena alimenticia marina). Esto es muy perjudicial, porque una disminución en la cantidad de organismos puede provocar una reducción de los peces y afectar el resto de la cadena trófica. Así, por ejemplo, bajo el agujero de la capa ozono en la Antártica la productividad de este conjunto de organismos acuáticos disminuyó entre el 6 y el 12%. También, estos rayos provocan problemas en peces, crustáceos y anfibios durante sus primeras etapas de desarrollo, afectando sus capacidades de reproducción, por lo tanto reduciendo el tamaño de la población. Además, al escasear el fitoplancton (que son organismos fotosintéticos) los océanos perderían su potencial como recolector de CO2, contribuyendo aún más al efecto invernadero. A nivel de flora, está provocando importantes cambios en la composición química de varias especies de plantas (arroz y soya) y árboles (coníferas). Además, está alterando el crecimiento de algunas plantas e impidiendo su proceso de fotosíntesis. Así, por ejemplo, se está viendo afectado el rendimiento de las cosechas.

    Incremento del efecto invernadero y cambio climático.

    Se llama efecto invernadero al fenómeno por el que determinados gases componentes de una atmósfera planetaria retienen parte de la energía que el suelo emite al haber sido calentado por la radiación solar. Afecta a todos los cuerpos planetarios dotados de atmósfera. De acuerdo con el actual consenso científico, el efecto invernadero se está acentuando en la tierra por la emisión de ciertos gases, como el dióxido de carbono y el metano, debido a la actividad económica humana. Este fenómeno evita que la energía del sol recibida constantemente por la tierra vuelva inmediatamente al espacio produciendo a escala planetaria un efecto similar al observado en un invernadero.

    Se podría decir que el efecto invernadero es un fenómeno atmosférico natural que permite mantener una temperatura agradable en el planeta, al retener parte de la energía que proviene del sol. El aumento de la concentración de dióxido de carbono (CO2) proveniente del uso de combustibles fósiles ha provocado la intensificación del fenómeno invernadero. Principales gases: Dióxido de carbono/ CO2.

    Consecuencias Grandes cambios en el clima a nivel mundial

    • El deshielo de los casquetes polares lo que provocaría el aumento del nivel del mar.

    • Las temperaturas regionales y los regimenes de lluvia también sufren alteraciones, lo que afecta negativamente ala agricultura.

    • Aumento de la desertificación

    • Cambios en las estaciones, lo que afectará a la migración de las aves, a la reproducción de los seres vivos etc….

    Por "cambio climático" se entiende un cambio de clima atribuido directa o indirectamente a la actividad humana que altera la composición de la atmósfera mundial y que se suma a la variabilidad natural del clima observada durante períodos comparables.

    Contaminación sonora.

    Exceso de sonido que altera las condiciones normales del ambiente en una determinada zona. Si bien el ruido no se acumula, traslada o mantiene en el tiempo como las otras contaminaciones, también puede causar grandes daños en la calidad de vida de las personas si no se controla bien o adecuadamente. El término contaminación acústica hace referencia al ruido (entendido como sonido excesivo y molesto), provocado por las actividades humanas (tráfico, industrias, locales de ocio, aviones, etc.), que produce efectos negativos sobre la salud auditiva, física y mental de las personas.

    Este término está estrechamente relacionado con el ruido debido a que esta se da cuando el ruido es considerado como un contaminante, es decir, un sonido molesto que puede producir efectos nocivos fisiológicos y psicológicos para una persona o grupo de personas.

    Las principales causas de la contaminación acústica son aquellas relacionadas con las actividades humanas como el transporte, la construcción de edificios y obras públicas, las industrias, entre otras.

    Se ha dicho por organismos internacionales, que se corre el riesgo de una disminución importante en la capacidad auditiva, así como la posibilidad de trastornos que van desde lo psicológico (paranoia, perversión) hasta lo fisiológico por la excesiva exposición a la contaminación sónica.

    Uso de bioindicadores para control de contaminación atmosférica. Desde 1992, el Instituto de Ecología viene estudiando la aplicabilidad de las plantas como bioindicadores de la calidad del aire en el ambiente urbano especialmente en las ciudades de La Paz y El Alto. Se estandarizaron y aplicaron varios métodos de biomonitoreo pasivo y activo utilizando una variedad de especies recomendadas por la bibliografía y nativas o naturalizadas en la zona de estudio. Actualmente se trabaja en estrecha coordinación con la Red de Monitoreo de la Calidad del Aire (Red MoniCA) implementada por los gobiernos municipales. Se necesita para estas zonas de gran altitud con un régimen de temperaturas extremas y heladas nocturnas frecuentes especies resistentes a los extremos invernales y, al mismo tiempo, sensibles a la contaminación atmosférica. Las plantas, además de otros organismos, responden de diferentes maneras a estímulos externos como contaminantes atmosféricos. Pueden servir como indicadores de la actividad biológica de los contaminantes atmosféricos porque no solo son sensibles, pero también proveen respuestas características a contaminantes atmosféricos frecuentes.