La Adolescencia

Psicosociología. Identidad adulta. Conducta. Tendencia grupal. Fantasías. Crisis religiosa. Desubicación. Sexualidad. Actitud soial. Estado de ánimo

  • Enviado por: Igab
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 12 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

publicidad

“EL SINDROME DE LA ADOLESCENCIA NORMAL”

El proceso de la adolescencia es una situación que obliga al individuo a reformularse los conceptos que ha adquirido hasta ese punto de su vida, acerca de sí mismo, sus padres, sus amigos, sus intereses, etc; que lo lleva a abandonar su parte infantil y a proyectarse al futuro como adulto. Es un proceso de cambio, de desprendimiento.

Define la adolescencia como “ la etapa de la vida durante la cual el individuo busca establecer su identidad adulta, apoyándose en las primeras relaciones objetales-parentales internalizadas y verificando la realidad que el medio social le ofrece, mediante el uso de elementos biofísicos en desarrollo a su disposición y que a su vez tienden a la estabilidad de la personalidad en un plano genital, lo que sólo es posible si se hace el duelo por la identidad infantil”.

La conducta que se presenta durante el cambio se puede denominar como “patológica”, pero en realidad es normal la presencia de esta conducta durante este tiempo, lo que sería patológico sería que esta conducta no se presentara.

Nombre de 10 características que se presentan durante este proceso:

1. Búsqueda de sí mismo y de la identidad.

La identidad es una característica de cada momento evolutivo. El niño entra en la adolescencia con dificultades, conflictos e incertidumbres que se magnifican en este momento vital, para salir luego a la madurez estabilizada con determinado carácter y personalidad de adultos. El autoconcepto se va desarrollando conforme el sujeto va cambiando e integrándose con las concepciones que acerca de sí mismo tienen varias personas, grupos e instituciones y va asimilando todos los valores que constituyen el ambiente social. Surgen varias identidades en este proceso como son las transitorias y ocasionales que se van dando mientras encuentran la propia. La integración del yo se produce por la elaboración del duelo por partes de sí mismo y por sus objetos. Una vez que las figuras parentales son internalizadas e incorporadas a la personalidad del sujeto, este puede iniciar su proceso de individuación.

2. La tendencia grupal

El adolescente recurre como comportamiento defensivo a la búsqueda de uniformidad, ya que esta le brinda seguridad y estima personal. Surge el espíritu de grupo al que tanto afecto le tiene el adolescente. El fenómeno grupal adquiere una importancia trascendental ya que se transfiere al grupo gran parte de la dependencia que antes se mantenía con la familia y los padres en especial. Este fenómeno facilita la conducta psicopática normal en el adolescente.

3. Necesidad de intelectualizar y fantasear

Una de las formas típicas del pensamiento adolescente es la de intelectualizar y fantasear. Esto le sirve como mecanismos defensivos frente a las situaciones dolorosas de pérdida. La función del fantasear es mantener al ello dentro de ciertos límites por medio de prohibiciones. El intelectualizar tiene como función, el ligar los fenómenos instintivos con contenidos ideativos y hacerlos así accesibles a la conciencia y fáciles de controlar.

4. Las crisis religiosas

Se refiere a que el adolescente puede manifestarse como un ateo exacerbado o como un místico muy fervoroso. Estas crisis son intentos de solución de la angustia que vive él yo en su búsqueda de identificaciones positivas y del enfrentamiento con la muerte.

5. La desubicación temporal

El adolescente convierte el tiempo en presente y activo como un intento de manejarlo. Las urgencias son enormes y a veces las postergaciones son aparentemente irracionales. Vive su relación con el tiempo como un objeto, lo especializa para poder manejarlo. Cuando el adolescente logra reconocer un pasado y formular proyectos de futuro, con capacidad de espera y elaboración en el presente, supera gran parte de la problemática de este proceso.

6. La evolución sexual desde el autoerotismo hasta la heterosexualidad.

Existe un oscilar permanente en esta etapa entre la actividad de tipo masturbatorio y los comienzos del ejercicio genital, donde hay mas un contacto genital de tipo exploratorio y preparatorio que la verdadera genitalidad procreativa, que solo se da con la correspondiente capacidad de asumir el rol parental. Los adultos tratan de negar estas relaciones heterosexuales adolescentes, que se dan mucho mas de lo que se piensa.

Las figuras de la madre y del padre son esenciales ya que determinaran las fantasías ya sea de penetrar o de ser penetrado según sea el caso. La ausencia o déficit de la figura del padre determinara la fijación en la madre, dando origen a la homosexualidad tanto del hombre como de la mujer. En la adolescencia se ve claramente el fenómeno de la evolución del autoerotismo a la heterosexualidad ( masturbación primero; actividad lúdica que lleva al aprendizaje a través del tocar, bailes, juegos, etc, lo que constituye también una forma de exploración).

Es normal también la presentación de situaciones fugaces de homosexualidad, las cuales no deben alarmar a nadie.

7. Actitud social reivindicatoria

La constelación familiar es la primera expresión de la sociedad que influye y determina gran parte de la conducta de los adolescentes. Hay que recordar la situación que se presenta de ambivalencia dual, la cual se refiere a que la misma situación ambivalente que presentan los hijos al separarse de los padres, la presentan los padres al ver que sus hijos se alejan.

El adolescente presenta una conducta que es el resultado final de una estabilidad biológica y psíquica, de la urgencia de los dispositivos cambiantes de relación objetal y de la vitalidad de los conflictos inconscientes.

En la medida en que no encuentra el camino adecuado para su expresión vital y la aceptación de una posibilidad de realización, no podrá nunca ser un adulto satisfecho.

La reacción del adolescente, aunque violenta, puede adoptar la forma de una reestructuración yoica revolucionaria, conducente a una liberación de ese superyo social cruel y limitante. Las actitudes reivindicatorias y de reforma social del adolescente pueden ser la cristalización en la acción de lo que ya ha ocurrido en el pensamiento.

Gran parte de la oposición que se vive por parte de los padres, es trasladada al campo social. Siente que no es él quien cambia sino que son sus padres y la sociedad, siendo estos los que se niegan a seguir funcionando como padres infantiles, que tienen con él actitudes de cuidado y protección ilimitados. Descarga entonces contra ellos su odio y su envidia y desarrolla actitudes destructivas.

8. Contradicciones sucesivas en todas las manifestaciones de la conducta

Su conducta esta dominada por la acción, es una personalidad permeable que recibe todo y que también proyecta enormemente, es decir que los procesos de proyección e introyección son intensos, variables y frecuentes. Solo que estuviera enfermo se mostraría rígido en la conducta. Es mas bien el mundo del adulto el que no acepta que el adolescente pueda tener identidades ocasionales, transitorias, circunstanciales y exige de él una identidad adulta que en realidad no tiene por que tener.

9.separacion progresiva de los padres

Una de sus tareas es la de ir separándose de sus padres, lo cual esta favorecido por el determinismo que los cambios biológicos imponen en este momento cronológico del sujeto. La intensidad y calidad de la angustia con que se maneja la relación con los padres y su separación de estos, estará determinada por la forma en que se ha realizado y elaborado la fase genital previa de cada individuo, a la que se sumaran las experiencias infantiles anteriores y ulteriores y la actual de la propia adolescencia. Si la figura de los padres aparece con roles bien definidos, en una unión amorosa y creativa, la escena primaria disminuye sus aspectos persecutorios y se convierte en el modelo del vinculo genital que el adolescente buscara realmente. Las figuras parentales no muy estables ni bien definidas en sus roles, pueden aparecer ante el adolescente como desvalorizadas y obligarlo a buscar identificaciones con personalidades más consistentes y firmes.

10. Constantes fluctuaciones del humor y del estado de ánimo

En la adolescencia se vive un sentimiento básico de ansiedad y depresión que lo acompañan permanentemente.

La intensidad y frecuencia de los procesos de introyección y proyección pueden obligarlo a realizar rápidas modificaciones de su estado de animo ya que se ve de pronto sumergido en las desesperanzas más profundas o, cuando elabora y supera los duelos puede proyectarse en una elación que suele ser desmedida.

Los cambios de humor son típicos de la adolescencia y es preciso entenderlos sobre la base de los mecanismos de proyección y de duelo por la perdida de objetos; al fallar los intentos de elaboración los cambios de humor aparecen como minicrisis maniaco-depresivas.

“ADOLESCENCIA MEDIA”

El cambio de la niñez a la adolescencia suele ser realmente agresivo, ya que, son muchas las situaciones por las que se deben de cruzar y sobretodo lo más importante lograr pasarlas. (Aberastury, 1989)

Lo principal es el duelo que hay que establecer al morir como niños para volver como adolescent6es, eso es quizá la parte más difícil de pasar sobre todo porque en muchas ocasiones son los mismos padres los que no permiten establecer ese duelo, pues es tan confrontante el ver a los hijos crecer que quisieran detenerlo. Para poder establecer un duelo debe haber existido un buen proceso de identificación con los padres, lo cual es difícil si se toma en cuenta lo mencionado anteriormente. ( Aberastury, 1989)

Las “fases” por las que pasa el adolescente son: * búsqueda de sí mismo y de la identidad - esto va desde resolver la genitalidad, hasta la aceptación de la imagen corporal. Hay varios tipos de identificaciones por las que pasa el adolescente pero estas suelen ser transitorias, todas ellas sirven para encontrar una identidad real. Se habla de que el desprendimiento es una prueba para el yo, para poder dejar cosas inútiles y adquirir cosas nuevas. Lo difícil se encuentra en tener que romper el supuesto equilibrio que se había logrado en la niñez. Es común que en la elaboración del duelo, se presenten conductas maníacas o psicopáticas. * La tendencia grupal - es cuando los adolescentes se unen para buscar uniformidad y lograr constituir su individuación en el futuro. Por otro lado es aquí donde los mecanismos esquizoparanoides se aprecian mejor sobretodo por la disociación que existe entre los sentimientos de amor a la pandilla y odio completo a la familia. Uno de los problemas que se puede manifestar ene esta fase es que como aquí se presentan las conductas psicopáticas por la pandilla el adolescente se puede estacar. * Necesidad de intelectualizar y fantasear - se utiliza como un mecanismo de defensa contra las pedidas que se vive en esos momentos y es el querer entender lo que sucede a su modo. * Las crisis religiosas - se cruza por momentos desde ateismo total hasta devoción y creencia total todo ello como un cuestionamiento de ellos mismos y con mover en lo divino la posible preservación del cuerpo y padres infantiles. * Desubicación temporal - se pretende manejar el presente, y no hay una consciencia normal de tiempo, dejan pasar las cosa tranquilamente, mientras para ellos otras en esos momentos son urgentes. Puede llegarse a negar el tiempo y pretender conservar al niño dentro, lo cual sería una muertes - viva-, lo cual crea sentimientos de soledad necesarios para que pueda tener la capacidad de entender el concepto de pasado, presente y futuro. * La evolución sexual desde el autoerotismo hasta la autoeroticidad - comienza con la masturbación hasta que llega a aceptar su genitalidad, es cuando comienza a buscar una pareja del sexo opuesto. Es el momento típico de enamoramientos fugases e intensos, pero en ocasiones no se llega a nada o por el contrario comienza la sexualidad. En ocasiones la sexualidad puede ser tan confrontante que se regresa a la masturbación. _La forma en que integren su genitalidad dependerá mucho de los padres y de cómo hayan vivenciado la escena primaria. * La actitud social reivindicatoria - se habla de la influencia de la sociedad en la conducta del adolescente y como el rechazo se puede producir en los adolescentes después de vivirlo con los adultos. Los ritos de iniciación por parte de los padres se presentan comunmente en esta etapa de la vida. * Contradicciones sucesivas en todas las manifestaciones de la conducta - no se puede mantener una conducta rígida permanente y absoluta aunque en el fondo eso sea lo que se desee. * Separación progresiva de los padres - en esta fase se trata de ir alejando a los padres con ayuda de estos mismos, la intensidad y calidad de la angustia con que se maneja la relación con los padres y su separación de ellos, esta determinada por la forma en que se ha realizada y elaborado la fase genital previa de cada individuo. * Constante fluctuaciones del humor y del estado de ánimo - aquí el adolescente se encuentra en constante ambivalencia que puede ir desde repliegues autistas hasta comportamientos maníacos.

La resolución de la adolescencia puede prolongarse por condiciones psíquicas o por condiciones sociales. (Aberastury, 1989)

Los principales logros de la adolescencia son:

  • El segundo proceso de individuación

  • La continuidad yoica

  • El acomodo del trauma residual

  • Identidad sexual (Blos, 1975)

Este segundo proceso de individuación, consta de la desvincualción de los objetos tempranos internalizados del adolescente para la resolución del complejo edípico negativo, para que haya una adopción de identidad sexual y la capacidad de establecer relaciones de objeto totales. (Blos, 1975)

La adolescencia esta caracterizada por un intenso movimiento progresivo y regresivo que, al producir ansiedad, desencadenan mecanismos restitutivos o defensivos que imprimen un nuevo movimiento progresivo o regresivo. Al terminarse el intenso movimiento progresivo y regresivo el aparato psíquico utiliza todo lo que tiene para acomodar y manejar los trumas que se pudieran haber presentado durante la infancia; Trauma (residuo traumático) que constituirán la vulnerabilidad idiosincrática de cada sujeto. (Blos, 1975).

La facilidad o dificultad con que el individuo elige su camino vocacional, así como el grado de consistencia o inconsistencia que adopte en dicho camino, revela la calidad de los mecanismos adaptativos que alcanzo la resolución de su adolescencia. (Blos, 1975)

El desarrollo del aparato congnositivo del sentido de realidad, así como sus propio puntos de vista acerca de su presente, pasado y futuro.

Las funciones defensivas puestas en el manejo de los conflictos infantiles, interaccionando con las nuevas funciones cognoscitivas, sufren un acomodo funcional definitivo al final de la adolescencia. (Blos, 1975)

En la relación de pareja de cada uno como objeto del otro se transforma, para cada uno, en objeto proveedor de gratificación que mueve todas las motivaciones instintivas. Esto tiene una connotación muy importante en el papel de la sociedad, sobre todo cuando se habla del matrimonio todo lo que conlleva, del coito nupcial, y la subsistencia y continuación de la familia. (Blos, 1975)

Dentro de la adolescencia hay una regresión a la oralidad por el proceso de separación, lo que hace que muchos adolescentes puedan llegar a aumenta de peso o bien si su historia personal así lo marca dispara una anorexia. Por otro lado hay un aumento en la fantasía y en la creatividad. El uso del diario es una forma de verbalizar y de cierta forma volver realidad las fantasías sin que esta llegue a ser actuada. (Blos, 1975)

La adolescencia es la etapa donde se presenta la rebeldía en toda su extensión ya que los jóvenes viven el sometimiento como un peligro para su libertad, y su individualidad, es como una regresión a la infancia en la que solo dicen “no” puesto que si no lo hacen se volverían a sentir completamente dependiente como cuando eran bebes. (Isaias, 1989).

La medida en la que se dé la rebelión y el antagonismo en el adolescente dependerá de cómo haya sido su vida hasta el momento y según la flexibilidad que los padres hayan manejado. (Isaias, 1989).

Lo más importante para el adolescente son los amigos mantiene las relaciones familiares y de amistad completamente disociadas, todo el amor o seguridad que en algún momento podría hallar en su casa, es en realidad lo que busca entre sus amigos y que de alguna manera encuentra, de alguna manera son cómplices de cosas sobretodo de sentimientos, los cuales no quieren compartir con nadie de su casa. (Isaias, 1989).

Por lo general los adolescentes llegan a sentir culpa por pensar que están abandonando su hogar. Se presenta también en esta etapa la tendencia a mentir lo cual forma parte de la rebeldía misma o bien esto lo provoca la ansiedad sobre todo si los padres resultan muy castrantes para el hijo o lo orillan a eso. (Isaias, 1989).

El estudio es otra forma muy clara de rebeldía y esto no es solo contra sus padres sino contra toda la autoridad: escolar o social, de alguna manera se tratan de romper todos los esquemas. (Isaias, 1989).

El punto de vista psicoanalítico acierta que los problemas no solamente son una parte normal, sino que son necesarios para el desarrollo continuo de la adolescencia. La duración de la adolescencia aunada a los cambios biológicos y sociales, abundancia de las diferentes opciones disponibles para desempeñar el papel de un adulto, falta de redes familiares de apoyo y el mayor acceso a actividades que amenaza la existencia resulta en que la etapa de la adolescencia sea más difícil que en el pasado (Panorama).