Justificación de la ética de Kant

Filosofía. Metafísica. Deontología. Cumplimiento del deber. Imperativo categórico. Ideas

  • Enviado por: Moi1991
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 1 páginas
publicidad

Plantilla de la temática y justificación de Kant

*1 (referencia a la temática concreta del texto)

El hombre necesita saber cómo debe comportarse. Este tema es abordado por Kant en dos obras: Fundamentación de la Metafísica de las Costumbres, obra a la que pertenece el texto que estamos comentando y Crítica de la Razón Práctica.

La ética de Kant es formal ya que su objetivo es el cumplimiento del Deber y su fundamento es la autonomía del individuo, cuyas características son: racional, universal, categórica, autónoma, formal y deontológica, estas características se explicarán más a fondo posteriormente en la comparación con otro autor.

Para este autor existen tres tipos de acciones que son: acciones contrarias al deber que obedecen a inclinaciones que hace que nos alejemos del Deber, acciones conformes al deber, es decir aquellas que cumplen con el Deber pero no por él mismo sino de forma heterónoma y finalmente las que tienen verdadero valor moral son las acciones por Deber que garantizan el cumplimiento del Deber por él mismo de forma autónoma.

Pero… ¿cuál es el deber que debemos cumplir según Kant?

La ley moral que debemos cumplir es el Imperativo Categórico, para el Hombre es un imperativo porque no se cumpliría la ley moral de forma voluntaria; cosa que sí hace una voluntad santa (Dios) que cumple con el deber sin necesidad de mandatos.

El mandato del Imperativo Categórico es: “obra sólo según una máxima tal que puedas querer al mismo tiempo que se convierta en ley universal” o “actúa de tal manera que no trates la Hombre sólo como mero medio, sino siempre y al mismo tiempo considerándolo un fin”. Sólo las máximas que cumplan el Imperativo Categórico conseguirán que el individuo actúe por deber. El imperativo Categórico es una norma moral formal ya que no establece una norma concreta sino la forma que ha de tener esta máxima si quieres cumplir con el deber.

La Razón Práctica amplía a la Razón Teórica. Las Ideas (Dios, Alma y Libertad), las cuales no podíamos conocer por la Razón Pura, ahora nos sirven de postulados. La Razón en su uso práctico si traspasa los límites de la experiencia.

Kant con su ética deseaba que el Hombre fuera libre, autónomo a la hora de decidir. Sólo el individuo sin ninguna restricción externa ni interna debe auto-obligarse. Todos los esfuerzos de Kant en La Fundamentación de la Metafísica de las Costumbres tiene como principal objetivo basar la ética en la Razón sin mezcla con la experiencia. Su ética, pretende ser a priori, universal, racional y autónoma