Justicia y leyes

Derecho. Sociedad. Autoridad. Ley. Límites

  • Enviado por: Pablo
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas
publicidad
publicidad

LA JUSTICIA Y LAS LEYES

1.- Matar a un Ruiseñor

En la justicia, aunque digan cosas que no gustan sobre tus posturas, nunca debes levantar la mano para pelear, sino que debes levantar la cabeza, para que sepan que estás ahí.

En la justicia, el hecho de que un caso posiblemente se haya perdido antes de empezar no tiene porqué ser motivo para no luchar hasta el final por defender aquello en lo que se cree aunque al final no saques nada a cambio.

A cada uno lo suyo

La justicia presupone el derecho, sin derecho no hay justicia.

Justicia es dar lo que se debe.

El hombre tiene derechos porque sólo él se autoposee.

Todo acto inmoral puede considerarse injusto.

La justicia suele realizarse en las acciones externas

La convivencia humana se ordena por actos externos.

Toda acción externa tiene trascendencia social.

Tres justicias

Reina la justicia cuando las tres obligaciones de la sociedad son cumplidas

Justicia conmutativa: Obligaciones entre los individuos. Se cumple mediante la restitución, que es dar a cada cual lo que se merece.

Justicia distributiva: Obligaciones de la sociedad con el individuo. Toma su nombre de la distribución de las cargas y beneficios sociales entre los individuos. Este cometido recae sobre el gobernante y el legislador. La imparcialidad es uno de sus rasgos, la parcialidad es su corrupción.

Justicia legal: Obligaciones del individuo con la sociedad.

Justicia es el reconocimiento de los derechos humanos.

Autoridad y ley

El quehacer del estado es el bienestar de los innumerables seres que lo componen.

La sociedad existe para el bien de todos, pero es imposible que el bien común conseguido coincida con el de las aspiraciones personales de cada uno.

Ley es la ordenación racional de la sociedad.

Si hubiera que obedecer las leyes que nos gustan, habría un caos. Y aún con leyes imperfectas, la sociedad es mejor que el caos.

Fundamento natural de la justicia

Los hombres vivimos entre iguales porque tenemos en común la condición humana.

La naturaleza humana es fuente de obligaciones éticas y de exigencias denominadas ley natural.

Hay una distribución entre ley buena y ley mala que sólo puede hacerse mediante la ley de la naturaleza.

Ley natural y leyes positivas

El orden social requiere de la delimitación clara de los derechos y los deberes de las personas.

Las leyes positivas son las que el gobernante promulga para lograr ese orden. Estas son aplicaciones de la ley natural.

Las leyes humanas son determinaciones particulares de la ley natural.

Las leyes humanas tienen legitimidad por su conexión con la ley natural.

La ley humana sólo es verdadera ley cuando respeta la verdad sobre el hombre que manifiesta la ley natural.

Límites de la justicia

La existencia privada del individuo se hace posible gracias a la justa administración de los cargos públicos.

En la justicia siempre hay que estar dispuesto a dar más y a recibir menos de lo debido.

El excesivo cálculo de lo justo deshumaniza las relaciones humanas.