Justicia en Venezuela

Derecho venezolano. Clasificación. Falacia de la interrogación o de la presuposición. Recurso a la fuerza. Anfibolía. Evidencia anecdótica. Argumentum ad ignoratiam, ad logicam, ad misericordiam, ad novitatem, ad numerum, ad populum

  • Enviado por: Tomi
  • Idioma: castellano
  • País: Venezuela Venezuela
  • 25 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información


JUSTICIA EN VENEZUELA

Para abordar el tema de la Justicia en Venezuela debemos definir lo que es Justicia; se puede decir, que podemos considerar la justicia como el eje en torno al cual se van vertebrando las mencionadas dimensiones como lo son: la moral, lo social y la política. De ahí que la justicia pueda ser considerada en su aspecto moral, social, y jurídico-político.

Podemos mencionar muchos aspectos mas de que abarca la palabra Justicia como lo es, la Justicia como Ajustamiento, que en el concepto de justicia está implícito el concepto de relación; de otro lado, la justicia está en conexión con el concepto de orden.

En un análisis de la moral como estructura se puede decir que el ser humano tiene que "ajustar" su comportamiento a la realidad de un modo "justificado".

La Justicia es el ajustamiento:

  • Entre las partes que componen el ser humano en cuanto sensible-racional.

  • Entre las partes que son los miembros de una sociedad.

  • Entre las partes que son la sociedad civil y el Estado como sistema jurídico-político.

Platón se refería a este ajustamiento cuando hablaba tanto de la justicia entre las partes que integran el alma, como de las partes o clases de miembros de la ciudad o el Estado. Y cifraba la justicia en la no "sublevación de una parte contra el alma toda para gobernar en ella sin pertenecerle al mando", "el hacer cada uno lo suyo".

La Justicia como Criterio Normativo de Ajustamiento.

El ajustamiento entre las partes ha de hacerse de acuerdo con un criterio o principio de justeza. Aristóteles llamó justicia a "la disposición o hábito en virtud del cual los hombres practican lo que es justo, obran justamente y quieren lo justo" ¿Qué es lo justo?.

Clases de Justicia.

  • La justicia es según Tomás de Aquino, "la perpetua y constante voluntad de dar a cada uno lo suyo".

  • Es, en otro aspecto, una cualidad del orden social, dar a cada uno lo suyo. Se distingue entre:

- Justicia conmutativa, que regula y corrige las relaciones contractuales entre los seres humanos como personas privadas, mediante un criterio básico de igualdad absoluta.

-Justicia distributiva, es la que regula las relaciones de los seres humanos como miembros de la comunidad política en la distribución de los bienes sociales, distribución que se hace atendiendo a un criterio de proporción según méritos, función, etc.

La justicia y lo justo tienen el sentido de igualdad aritmética (conmutativa), o geométrica(distributiva).

No se puede ignorar la realidad venezolana que presenta un escenario turbulento en lo que se refiere a la justicia además en lo económico, político, social, cultural atentando seriamente con la calidad de vida de los que viven el territorio, especialmente la clase media y baja que es muy representativa en la población total. Corresponde a la nueva generación de profesionales tomar todas las medidas correctivas para rescatar esa calidad de vida que se ha incrementado en los últimos años, demandando del Gobierno más responsabilidad e integrándose productivamente a los programas de justicia que se requieren para sacar adelante al país.

El objetivo de este trabajo, es el de analizar cómo se ha venido deteriorando o mejorando la calidad de justicia del venezolano avalados con informaciones e investigaciones que expertos han realizando sobre el tema. vvvvvvvvvvvvvvvvvvvvv

Venezuela se distingue en los tres primeros lugares del ranking delictivo latinoamericano no sólo por la incidencia hamponil sino por la carencia de políticas preventivas. Estudios de la Organización Panamericana de la Salud y del Banco Interamericano de Desarrollo refieren que los países de la región han mostrado su preocupación por el tema de la inseguridad. Sin embargo, Venezuela lejos de adoptar prácticas en la lucha contra el delito se caracteriza por ser una nación donde seis Ministros del Interior y Justicia han pasado por la dependencia en menos de cuatro años, esto acarrae consecuencias muy relevantes en lo que se refiere al desarrollo de la justicia venezolana, porque esto acorta las ideas y los planes para erradicar o para solventar los problemas que presenta la justicia de nuestro país, y uno de los mecanismos para solventar esto, es a través de un órgano de justicia capaz de llevar o controlar el sistema judicial venezolano. 

Eduardo Camel Anderson nos comenta en el Diario El Universal de fecha, (4/4/2003), que la población venezolana ocupa el segundo lugar mundial entre aquellos que más desconfían de las instituciones y poderes públicos. Argentina está en el primer puesto. La medición corresponde al Informe de Desarrollo Humano 2002, realizado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el cual fue presentado hace un año en el foro Retos para la reconstrucción, organizado por la Cámara Venezolano Americana de Comercio e Industria (Venamcham), por Antonio Molpeceres, representante del PNUD en el país.  

Molpeceres comento además, , que el país ha retrocedido en sus esfuerzos por la lucha en contra del hambre y la pobreza, frente al compromiso asumido por los presidentes y jefes de Estado reunidos en la Cumbre de la ONU de Nueva York en 2000, en la llamada Declaración del Milenio. Eso dicen resultados preliminares que maneja el organismo. Téngase presente de que el compromiso de 191 países en este caso fue disminuir a la mitad la población que padece de este problema, los índices de hambruna, a la llegada de 2015.  

Para que la Justicia de nuestro país funcione de la manera correcta hay que saber administrar a los encargados de impartir la justicia, además mejorara la calidad de vida de todos los venezolanos. Para que esta calidad de justicia se de, debe existir en democracia que en nuestro país “existe” y está íntimamente ligada con el progreso de justicia y económico de los países. Entre los principales aspectos que sustentan una democracia sana, a ojos de la ONU, está la supremacía del control civil sobre las fuerzas armadas y las autoridades, así como la preservación de unos medios de comunicación libres e independientes. También se necesita un mecanismo exitoso de peso y contrapeso entre las instituciones y los poderes. mmmmmmmmmmmmmmm

Por otro lado, Amnistía Internacional, de labios de su representante, Fernando Fernández, advirtió que en Venezuela hay una preocupante situación de impunidad, que se constituye en un claro atentado en contra de la seguridad jurídica. Se cometen en el país más de 2.000 tipos de delitos, mientras que en otros como en España y Colombia, sólo hay 1.000 tipos de delitos tipificados. Agregó que la impunidad se observa en todos los sectores, incluso en aquellos que mueven millones de dólares desde la clandestinidad, como el narcotráfico, delito por el cual se sentencian a apenas 20% de los apresados en un año. El país también carece de manuales y capacitación procedimental para resolver crímenes y delitos. 'El único documento del cual se dispone para recolectar evidencias data de 1886'. En el país no puede resolverse un crimen complejo, pues no hay capacidad ni recursos. 

Otro punto para que la justicia en nuestro país no se realice de buena manera es la corrupción, como fenómeno en Venezuela desde la década de los años sesenta, Venezuela ha experimentado un auge de los casos de corrupción, en los cuales por supuesto han estado involucrados altos personeros del gobierno. Se puede decir que Rómulo Betancourt quien fue el primer presidente electo después del derrocamiento del gobierno dictatorial del General Marcos Pérez Jiménez (1.958), en una oportunidad manifestó "Que se me quemen las manos si he tocado el tesoro nacional" y posteriormente por cuestiones del destino, sufrió un atentado que le ocasionó quemaduras de tercer grado en ambas manos. ,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,
Pero si bien es cierto que en esos años sesenta la corrupción era vista como actividad del diablo, se quiere decir con esto, como algo excepcional y muy criticado al punto de excluir de los círculos sociales a aquellos personeros comprometidos en hechos reñidos al buen desempeño de la función pública; hoy después de mas de cuarenta años, muchos de los venezolanos se han acostumbrado a vivir rodeados de este sistema de corrupción. Esa corrupción a la cual nos referimos no es solamente administrativa, sino que también ha alcanzado las instituciones de la moralidad familiar, en donde la corrupción a alcanzado un alto porcentaje de la vida familiar y social, esto influye en parte en la ética que tenga la persona de ser neutro y de impartir justicia entre si. mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm

En la década de los años 90 estuvo marcada por dos intentonas golpistas contra el mandatario enjuiciado, que luego resultó ser condenado. La primera de esas intentonas fue el 4 de febrero de 1.992 y estuvo liderada por el actual Presidente de la República quien para ese entonces era Teniente Coronel activo del Ejercito Venezolano; y precisamente se alzaron en armas por la gran descomposición que existía en todos los niveles del gobierno. Esa asonada militar, para muchos escritores se legitimó al llevar al poder por la vía democrática al líder de la misma, es decir al Comandante Hugo Chávez Frías. Todo hacia pensar que al llegar a la presidencia ese militar (ya retirado) las cosas cambiarían, había mucha esperanza en el pueblo, más aún por el discurso agresivo que éste Presidente mantenía y aún mantiene contra los que, de acuerdo a él son los responsables del deterioro de la justicia venezolana; Es más, ya altos funcionarios de éste gobierno, que se ha hecho llamar revolucionario, fueron incurrido en los mismos errores del pasado, y en tiempo récord se ventilo ante el Tribunal Supremo de Justicia un ante juicio de méritos contra el Presidente de la Comisión Legislativa Nacional, porque supuestamente cometió el delito de Trafico de Influencias en el otorgamiento de unos contratos. Así mismo, se juzgo también a un ex compañero de armas del Presidente y ex jefe de la Policía Política Venezolana porque supuestamente se enriqueció ilícitamente en el corto tiempo que se desempeñó como Jefe de la policía política. Aquí la justicia venezolana se puede decir que funcionó por rechazar esta conducta. Mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm


Esta realidad, es el que ha provocado descontento a todo nivel dentro de la población, ya el común de los venezolanos ha perdido la credibilidad en los actores de la política, pues la última esperanza que se tenía, se diluyó en discursos carentes de sinceridad, ya que lo que se dice y lo que se hace son dos cuestiones muy distintas. Se habla de corrupción y de justicia pero no se castiga a los corruptos ni a los que comenten verdaderas injusticias, ¿Qué hacer? ¿Cómo recuperar la confianza en los gobernantes? ¿Cómo erradicar la corrupción de una vez por todas de Venezuela? ¿Cómo podremos intervenir los particulares en ésta lucha? ¿Estará todo perdido?

Éstas interrogantes nos las hacemos día a día quienes de alguna manera estamos involucrados en la lucha anti corruptiva y que queremos hacer valer la justicia venezolana, que vemos como candidatos a los cuerpos de representación popular bien sea en el ejecutivo o legislativo, sufren una especie de metamorfosis al llegar al poder, por cuanto, de ser ellos ciudadanos supuestamente ejemplares, enemigos de los actos delictivos, se convierten en cómplices, encubridores y quizá autores materiales de esos actos que ellos otrora reprochaban. ¿Cómo explicar esta situación? Serán ellos justo?. Lo que debe ser considerado como algo inexplicable se pudiera entender entonces, como un fenómeno que aparece consuetudinariamente en la sociedad venezolana. Mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm


Ese fenómeno al cual hacemos referencia se repite en todas las esferas del poder público y desde luego, la sociedad ha perdido la capacidad de asombro ante cualquier situación por más aberrante que ésta pueda ser, lo que indica que "cual enfermo desahuciado por los galenos, él paciente se echa a morir." ¡Pues no! ¡No podemos resignarnos ante ese flagelo que carcome las instituciones públicas! Tenemos que continuar batallando sin perder las esperanzas de ver un país dirigido por ciudadanos dignos del cargo que ejerzan, donde no tengan cabida los corruptos.
Es inadmisible que las naciones se destruyan por causas de la corrupción, Venezuela siendo uno de los países más ricos en recursos naturales, hoy su justicia y su economía esté en el subsuelo. No nos resignamos a vivir en un país saqueado por sus gobernantes. Venezuela de ser centro de atracción para inmigrantes de otras naciones por su alto potencial económico, que traerá consigo una verdadera justicia, hoy nos encontremos situados en una posición desagradable y dividida, y estemos siendo señalados por ser malos administradores de la justicia y además de nuestra economía que nos ha dejado nuestra madre naturaleza. Nnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn


Muy a pesar de éste cuadro de justicia, hay que significar que en Venezuela hay innumerables valores que quieren que las cosas cambien, entre ellos podríamos citar muchas organizaciones no gubernamentales que han participado de manera enérgica, bien sea en la defensa de los derechos humanos o en la lucha contra la corrupción y la injusticia, que a todas luces debe ser considerada también como la defensa de un derecho del hombre, en virtud de que es un derecho ciudadano, que sus administradores sean hombres o mujeres honestos. Así, tenemos a la O.N.G. POR LA DIGNIDAD Y JUSTICIA DE COJEDES, que nació en el Estado Cojedes, una entidad federal con aproximadamente Doscientos Sesenta Mil (260.000) habitantes, pero con un alto nivel de pobreza, en este Estado venezolano el 75% de los niños padecen de desnutrición, el 50% de las familias carecen de un hogar digno, el 17% de la población es analfabeta, el principal empleador es el gobierno regional y es por ello que más del 60% de las personas aptas para el trabajo esté desempleada; no existe tampoco en ninguno de los centros de
asistencia medica (hospitales) del Estado, una Unidad de Cuidados Intensivos.


Una de ellas, en la actualidad se encuentra en el más alto Tribunal de Justicia de Venezuela desde hace aproximadamente siete meses y aún no ha habido pronunciamiento, también la Fiscalía General de la República se le participó pero tampoco se ha pronunciado. Esa razón, que a todas luces es constitutiva de delito cometido por el actual gobernador es evidente. De casos como éste, están llenas las paginas de la historia de la corrupción del Estado Cojedes y de Venezuela, pero antes del nacimiento de la O.N.G. POR LA DIGNIDAD Y JUSTICIA DE COJEDES, se cometían impunemente, pues no existe en los tribunales de justicia, una acusación tan seria como la que ha interpuesto ésta O.N.G.

Queremos terminar ésta radiografía venezolana con la trascripción de los escritos introducidos tanto en la Corte Suprema de Justicia (hoy Tribunal Supremo de Justicia) como en la Fiscalía General de la República, para que el mundo entero sepa que en Venezuela las O.N.G. combaten el flagelo de la corrupción pero no ha existido voluntad de cooperación entre los órganos encargados de administrar justicia y estas. Aunque estamos de acuerdo con la soberanía de nuestro país creemos conveniente que todas las naciones se deben avocar al conocimiento de las causas que afecten intereses colectivos como el caso Gobernación de Cojedes en Venezuela, para que de ese modo los corruptos sepan que serán combatidos desde cualquier parte del mundo.

Funcionalidad de la Justicia.

La Justicia venezolana, en los actuales momentos que vivimos todos los venezolanos, en los que la Justicia debería ser de suma importancia para todos y acatada para todos, se puede decir que no es así. En todos los significados que hemos ido encontrando en el concepto de justicia, o bien ha quedado sin definir qué es lo justo, o bien se lo ha entendido como la aplicación de una norma, o a una ley puesta en el ordenamiento jurídico de la sociedad cívico-política. Pero ¿qué es lo justo?, ¿Por quién se decide lo que es justo?.

Preguntamos por el origen y fundamento de lo justo. Es decir, preguntamos por la justicia como principio y criterio de decisión sobre lo justo o injusto, tanto de las acciones como de las normas que las regulan.

La Justicia y el Derecho.

Justicia como Criterio y como Utopía.

La justicia como cuestión básica nos remite al origen de lo que es justo y bueno, y a la teoría de la justicia como principio generador del derecho y como criterio valorativo del ordenamiento jurídico y de la constitución del Estado.

Este problema es muy complejo, y ha recibido no pocas respuestas. Lo que más nos importa ahora es reparar en el papel de la justicia:

  • Como criterio valorativo de la vida política de los seres humanos.

  • Como tarea tal vez siempre pendiente de realizar.

  • Como utopía, en fin, de una sociedad de seres humanos libres e iguales. "Lo que buscamos no es sólo la justicia sin más, sino la justicia política. Ésta existe entre personas que participan de una vida común para hacer posible la autarquía, personas libres e iguales".

En este sentido, lo justo es aquello capaz de "producir y preservar la felicidad y sus elementos para la comunidad política". La finalidad de la asociación civil y política: la consecución de la libertad y la igualdad para los seres humanos. Es evidente que el régimen mejor será aquel cuya organización permita a cualquier ciudadano prosperar más y llevar una vida feliz.

La Justicia Frente a la Dominación Política.

Frente a este hecho cabe exigir que no "nos mande sino la razón", es decir un ordenamiento jurídico-político querido por todos, aunque en los actuales momentos no funcione por la división política existente. En una palabra, un ordenamiento legitimado racionalmente. ¿Cómo podría ser político o legal lo que ni siquiera es legítimo? "El gobernante es guardián de la justicia". Pero para poder guardarla, es preciso antes decidir qué es la justicia.

En la posición original, los seres humanos como personas libres acabarían eligiendo por unanimidad de estos dos principios de justicia:

"Primero: Cada persona ha de tener un derecho igual al esquema más extenso de libertades básicas iguales que sea compatible con un esquema semejante de libertades para los demás".

"Segundo: Las desigualdades sociales y económicas habrán de disponerse de tal modo que sean tanto para proporcionar la mayor expectativa de beneficio a los menos aventajados, como para estar ligados con cargos y posiciones asequibles a todos bajo condiciones de una justa igualdad de oportunidades.

Derecho, Legalidad y Justicia.

El derecho tiene que ver con la fuerza, con la coacción. El derecho no es, no debe ser sólo fuerza, sino que ha de ser justo. El derecho consiste, en parte, en legalidad: pero ni todo lo legal, por ser legal, es justo; ni lo justo es, por ello y sin más, legal.

El derecho no tiene una subsistencia independiente, es un fenómeno de las relaciones económicas y de producción de una determinada sociedad. Marx plantea un importante problema, esa relación dialéctica entre las instancias económicas o de poder de la sociedad y el derecho y, a través de él, el Estado.

La tercera consideración se refiere a la relación entre derecho, libertad y justicia. El derecho aparece como la realización, cada vez más exigente y progresiva, de la libertad y la justicia.

LA FALACIA

Hay varias trampas que evitar para construir un razonamiento deductivo, que son conocidas como falacias. En lenguaje cotidiano, nos referimos como falacias a varios tipos de creencias erróneas. Pero en la lógica, el término tiene un significado más preciso. Una falacia es un defecto técnico que hace que un razonamiento no sea válido o confiable.

Nótese que se puede criticar más que solamente la confiabilidad de un razonamiento. Los razonamientos casi siempre son presentados con un propósito específico en mente. Y la intención del razonamiento también puede ser objeto de criticismo.

Los razonamientos que contienen falacias son descritos como falaces. A veces parecen válidos y convincentes, a veces, solamente una inspección minuciosa revela el defecto lógico.

Más abajo se lista de algunas falacias comunes, y también algunas habilidades retóricas usadas con frecuencia en los debates. La lista no tiene intención de ser exhaustiva. El objetivo es el de aprender algunas de las falacias más comunes y evitar ser engañado

La acentuación es una forma de falacia que se basa en el cambio del significado que se obtiene al alterar las partes de una afirmación que son enfatizadas. Por ejemplo:

"No debemos hablar mal de nuestros amigos"

"No debemos hablar mal de nuestros amigos"

Esté particularmente atento a este tipo de falacia, donde se puede interpretar mal el énfasis de lo que está escrito.

Ad hoc

Como se mencionó con anterioridad, existe diferencia entre razonamiento y explicación. Si estamos interesados en demostrar A y ofrecemos B como evidencia, la afirmación "A porque B" es un razonamiento. Si queremos demostrar la verdad de B, entonces "A porque B" no es un razonamiento, sino una explicación.

La falacia Ad hoc consiste en dar una explicación después del hecho que no se aplica a otras situaciones. Frecuentemente esta explicación Ad hoc estará vestida para verse como un razonamiento. Por ejemplo, si asumimos que Dios trata a todas las personas por igual, la siguiente es una explicación Ad hoc:

"Me curé de cáncer."

"Alaba al señor, Él es tu sanador."

"Entonces ¿curará Él a otros que padecen de cáncer?"

"Eh, bueno... los caminos de Dios son misteriosos."

Afirmación de lo consecuente

Esta falacia es un argumento de la forma "A implica B, B es verdadero, luego A es verdadero". Para entender por qué es una falacia, hay que examinar la tabla de verdad para implicaciones dada más arriba. He aquí un ejemplo:

"Si el universo fue creado por un ser sobrenatural, veríamos orden y organización en todo. Y vemos orden, no aleatoriedad; así que es claro que el universo tuvo un creador"

Anfibolía

La anfibolía ocurre cuando las premisas usadas en un razonamiento son ambiguas debido a una formulación descuidada o gramaticalmente incorrecta. Por ejemplo:

"Premisa: La creencia en Dios llena un hueco muy necesitado."

Evidencia anecdótica

Una de las falacias más simples es la de depender o confiar en una evidencia anecdótica. Por ejemplo:

"Hay abundantes evidencias de que Dios existe y de que está haciendo milagros hoy en día. La semana pasada leí acerca de una niña que estaba muriendo de cáncer. Toda su familia fue al templo y oró por ella, y ella se sanó."

Es muy válido usar la experiencia personal para ilustrar un punto, pero esas anécdotas no prueban realmente nada a nadie. Un amigo suyo puede decir que vio a Elvis en el supermercado, pero aquellos que no han tenido la misma experiencia, requerirán más que la evidencia anecdótica para convencerse.

La evidencia anecdótica puede ser muy poderosa e impresionante especialmente si la audiencia quiere creerla. Esta es parte de la explicación de las leyendas urbanas. Historias que son verificablemente falsas han circulado como anécdotas por años.

Argumentum ad baculum o Recurso a la fuerza

Un recurso a la fuerza ocurre cuando alguien apela a la fuerza (o la amenaza de ella) para presionar y hacer aceptar una conclusión. Esta falacia es comúnmente usada por políticos y puede ser fácilmente resumida como "el poder hace que sea correcto". La amenaza no tiene que venir necesariamente de la persona con quien se discute. Por ejemplo:

"... consecuentemente, hay suficientes pruebas de la verdad de la Biblia. Aquellos que se rehusen a aceptar la verdad arderán en el infierno."

"... de cualquier modo, conozco tu dirección y número de teléfono. ¿Te conté que tengo licencia para portar armas?"

Argumentum ad crumenam

Es la falacia de creer que el dinero es un criterio de corrección. Aquellos con más dinero son más proclives a tener razón. Por ejemplo:

"El software de Microsoft es indudablemente superior. ¿Por qué otra razón podría Bill Gates volverse tan rico?"

Argumentum ad hominem

Significa literalmente "argumento dirigido al hombre". Existen dos variedades.

La primera es la forma abusiva. Si Ud. se rehusa a aceptar una afirmación, y justifica su rechazo criticando a la persona que hizo tal afirmación, entonces Ud. es culpable de un argumentum ad hominem abusivo. Por ejemplo:

"Usted dice que los ateos pueden ser personas de moral. Sin embargo, sucede que yo sé que usted abandonó a su esposa e hijos."

Esto es una falacia porque la verdad de una aserción no depende de las virtudes de la persona que la afirma. Una forma menos obvia del argumentum ad hominem es la de rechazar una proposición basándose en el hecho de que también fue afirmada por alguna otra personalidad fácilmente criticable. Por ejemplo:

"¿Y qué sugiere que hagamos, que cerremos la Iglesia? Hitler y Stalin estarían de acuerdo con usted."

Una segunda forma de argumentum ad hominem es de tratar de persuadir a alguien de aceptar una afirmación que usted hizo, refiriéndose a las circunstancias particulares de esa persona. Por ejemplo:

"... por lo tanto es perfectamente aceptable matar animales para la alimentación. Espero que no lo discuta, porque le veo feliz y contento con sus zapatos de cuero."

Esto se conoce como argumentum ad hominem circunstancial. La falacia también se puede usar como excusa para rechazar una conclusión particular. Por ejemplo:

"Por supuesto que usted dirá que la discriminación positiva es mala. Usted es blanco."

Esta forma en particular del argumentum ad hominem, en la cual se alega que alguien está racionalizando una conclusión por motivos egoístas, se conoce también como "envenenar el pozo".

No siempre es inválido referirse a las circunstancias de un individuo que hace una declaración. Si una persona es un conocido mentiroso o perjurador , este hecho le restará credibilidad como testigo. No probará sin embargo, que su testimonio sea falso en este caso. Tampoco alterará la confiabilidad de cualquier razonamiento lógico que haga.

Argumentum ad ignorantiam

Argumentum ad ignorantiam significa "argumento desde la ignorancia". La falacia ocurre cuando se dice que algo debe ser cierto simplemente porque no se ha probado su falsedad. O, equivalentemente, cuando se dice que algo es falso porque no se ha probado su veracidad.

Aquí hay un par de ejemplos:

"Por supuesto que la Biblia tiene razón. Nadie puede probar lo contrario."

"Por supuesto que no existen la telepatía y otros fenómenos síquicos. Nadie ha demostrado evidencias de que existan."

En la investigación científica, se sabe que un evento puede producir ciertas evidencias de su ocurrencia, y que la ausencia de esa evidencia se puede usar válidamente para inferir que dicho evento no ocurrió. Sin embargo, no lo prueba con certeza.

Por ejemplo:

"Una inundación como se describe en la Biblia necesitaría la presencia de un enorme volumen de agua en la tierra. La tierra no tiene ni un décimo de esa agua, aún si contamos con la que está congelada en los polos. Por lo tanto, tal inundación no ocurrió."

Por supuesto que es posible que algún proceso desconocido haya hecho desaparecer el agua. La ciencia entonces demandará una teoría probable y plausible para explicar su desaparición.

Argumentum ad logicam

Esta es la "falacia de la falacia" de argumentar que la proposición es falsa porque ha sido presentada como la conclusión de un razonamiento falaz. Recuerde siempre que razonamientos falaces pueden llegar a conclusiones veraces.

"Tomemos la fracción 16/64. Ahora, cancelando el seis de arriba con el de abajo tenemos que 16/64 = 1/4."

"¡Un momento! ¡No se pueden cancelar los seises por que sí no más!"

"Ah, entonces lo que me quieres decir es que 16/64 no es igual que 1/4, ¿Verdad?"

Argumentum ad misericordiam

Este es el recurso a la piedad, también conocido como súplica especial. Esta falacia se comete cuando alguien apela a la piedad para que se acepte una conclusión, por ejemplo:

"Yo no maté a mis padres con un hacha. Por favor no me condenen; ya estoy sufriendo mucho siendo un huérfano."

Argumentum ad nauseam

Esta es la creencia incorrecta de que es más posible que una afirmación sea cierta o aceptada como cierta cuanto más veces se escuche. De tal manera, el argumentum ad nauseam es el que emplea la repetición constante, diciendo la misma cosa una y otra vez hasta que uno se enferme de escucharlo.

En Usenet, sus razonamientos serán menos escuchados cuanto más veces los repita, ya que la gente tenderá a ignorarlos y ponerlos en sus "kill files".

Argumentum ad novitatem

Es lo opuesto al argumentum ad antiquitatem; es la falacia de decir que algo es mejor o más correcto simplemente por que es más nuevo.

"BeOS es una mejor elección como sistema operativo que OpenStep, debido a que tiene un diseño más nuevo."

Argumentum ad numerum

Esta falacia está cercanamente relacionada con la de argumentum ad populum. Consiste en decir que cuanto más gente sostenga o crea en una proposición, más posibilidades de ser cierta tiene. Por ejemplo:

" La gran mayoría de la gente en este país cree que la pena capital tiene un notable efecto de prevenir e impedir delitos. Sugerir que no es así ante tanta evidencia es ridículo."

"Solamente digo que miles de personas creen en el poder de las pirámides, así que debe haber algo en eso"

Argumentum ad populum

También conocido como recurso al pueblo. Se comete esta falacia si se intenta ganar aceptación de una afirmación apelando a un grupo grande de gente. Frecuentemente este tipo de falacia se caracteriza por usar un lenguaje emotivo. Por ejemplo:

"La pornografía debe prohibirse. Es violencia en contra de las mujeres."

"Por miles de años la gente ha creído en Jesús y en la Biblia. Esta creencia ha tenido un gran impacto en sus vidas. ¿Qué evidencia más necesita de que Jesús es hijo de Dios? ¿Está tratando de decirme que toda aquella gente es tonta y está equivocada?".

Argumentum ad verecundiam

El recurso a la autoridad usa la admiración hacia un personaje famoso para tratar de obtener sostén para una afirmación. Por ejemplo:

" Isaac Newton fue un genio y creía en Dios"

Este tipo de argumento no siempre es incorrecto. Por ejemplo, puede ser relevante al referirse a una autoridad ampliamente respetada en algún campo en particular, si se está discutiendo ese tema. Por ejemplo, podemos distinguir claramente entre:

"Hawking concluyó que los agujeros negros despiden radiación"

"Penrose concluyó que es imposible construir una computadora inteligente"

Hawking es un físico, y por lo tanto podemos esperar razonablemente que sus opiniones acerca de la radiación de los agujeros negros esté bien informada. Penrose es un matemático, por lo tanto es cuestionable si él está calificado para hablar del tema de la inteligencia artificial.

Pregunta compleja, falacia de la interrogación o falacia de la presuposición

Es la forma interrogativa de implorando la controversia. Un ejemplo es la clásica pregunta capciosa:

"¿Ha dejado ya de golpear a su esposa?"

La pregunta presupone una respuesta exacta a otra cosa que nunca fue preguntada. Esta trampa es generalmente usada por los abogados en los interrogatorios , cuando hacen preguntas como las siguientes:

"¿Dónde escondió el dinero que robó?"

De igual manera, los políticos hacen preguntas capciosas como:

"¿Hasta cuando se permitirá esta intromisión de la UE en nuestros asuntos?”

"¿Planea el magistrado dos años más de ruinosa privatización?"

Otra forma de esta falacia es solicitar la explicación de algo que es falso o que no ha sido demostrado aun.

Falacias de la composición

Las falacias de la composición consisten en concluir que una propiedad compartida por un número de cosas en particular, también es compartida por la suma de esos entes; o que la propiedad de las partes de un objeto debe ser también una propiedad del objeto entero. Ejemplos:

"La bicicleta esta hecha enteramente de componentes de poca masa, y por lo tanto es muy liviana."

"Un coche usa menos gasolina y causa menos contaminación que un autobús. Por lo tanto, los coches son menos dañinos al medio ambiente que los autobuses."

Accidente inverso o generalización precipitada

Esta falacia es la contraria a la falacia del accidente. Ocurre cuando se forma una regla general examinando solo unos pocos casos específicos que no son representativos de todos los casos posibles. Por ejemplo:

"Jim Bakker no era un cristiano sincero. Luego, todos los cristianos no son sinceros."

Falacia del accidente, generalización amplia o dicto simpliciter

Una generalización amplia ocurre cuando una regla general es aplicada a una situación en particular, pero los características de esa situación en particular hacen que la regla no sea aplicable al caso. Es el error que se comete cuando se va de lo general a lo específico.

"A los cristianos generalmente no les gustan los ateos. Usted es cristiano, así que no deben gustarle los ateos."

Esta falacia es cometida con frecuencia por gente que trata de juzgar cuestiones morales y legales aplicando mecánicamente reglas generales.

Falacia de la división

Es la opuesta a la falacia de la composición. Consiste en asumir que la propiedad de algo debe aplicarse a sus partes, o que la propiedad de una colección de entes es compartida por cada integrante.

"Tú estudias en un colegio para ricos. Por lo tanto debes ser rico."

"Las hormigas pueden destruir árboles. Luego, esta hormiga puede destruir un árbol".

Equivocación o falacia de los cuatro términos

La equivocación ocurre cuando una palabra clave es usada con uno o más significados en el mismo razonamiento

"Juan es diestro jugando al fútbol. Luego, debe ser diestro con el abrelatas a pesar de ser zurdo."

Una forma de evitar esta falacia es elegir cuidadosamente la terminología antes de empezar el razonamiento y evitar palabras como "diestro" que pueden tener varios significados. (diestro = hábil, diestro = que usa preferentemente la mano derecha [o el pie derecho, en el caso del fútbol])

La falacia de la ley natural o recurso a la naturaleza

El recurso a la naturaleza es una falacia común en discusiones políticas. Una versión consiste en hacer una analogía entre una conclusión en particular y un aspecto del mundo natural, y luego declarar que tal conclusión es inevitable, por que el mundo natural es similar.

"La naturaleza se caracteriza por la competencia. Los animales luchan unos contra otros por la propiedad recursos naturales limitados. El capitalismo, la lucha competitiva por la propiedad del capital, es sencillamente una parte inevitable de la naturaleza humana. Es la forma en que funciona el mundo de la naturaleza."

Otra forma de apelar a la naturaleza es argumentar que porque el ser humano es producto de la naturaleza, debe imitar el comportamiento observado en la naturaleza, y hacerlo de otra forma es antinatural.

La falacia de "Ningún verdadero escocés..."

Suponga que yo afirme que ningún escocés le pone azúcar a su avena. Usted me discute diciendo que a su amigo Angus le gusta la avena con azúcar. Luego yo le digo "Ah, sí, pero ningún escocés verdadero le pone azúcar a su avena".

Este es un ejemplo de un cambio ad hoc usado para corregir una afirmación, combinado con un intento de cambiar el significado de las palabras usadas en la afirmación original. Puede llamarse una combinación de falacias.

Non causa pro causa

La falacia "Non causa pro causa" ocurre cuando algo se identifica como la causa de un evento pero realmente no ha sido demostrada como causa del mismo. Por ejemplo:

"Tomé una aspirina, recé a Dios, y mi dolor de cabeza desapareció. Luego, Dios me curó el dolor de cabeza"

Esto se conoce como la falacia de la causa falsa. Dos formas específicas de falacia de la forma non causa pro causa son las falacias cum hoc ergo propter hoc y post hoc ergo propter hoc.