Juegos populares

Folcklore. Murcia. Autóctonos. Bolos. Caliche

  • Enviado por: Alba M Pujante Segura
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad
cursos destacados
Representante de Jugadores (Agente FIFA)
Cengafor
Hazte agente FIFA y desarrolla tu carrera profesional en un ambiente con altos ingresos y magníficas experiencias.
Solicita InformaciÓn

Gestión de Recursos Materiales
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
¿Estás preparado para gestionar eficazmente un centro deportivo? En tan solo 150 horas, SEAS te capacita con un curso...
Solicita InformaciÓn

publicidad

JUEGOS POPULARES EN LA REGIÓN DE MURCIA

**INTRODUCCIÓN A LOS BOLOS**

La teoría más aceptada del nacimiento del juego de los bolos, con el objetivo de derribar un objeto vertical con un proyectil, comenzó en los monasterios de la Europa continental (Alemania).

Los monjes utilizaron este juego como pasatiempo en la soledad de los monasterios. El paso del tiempo modificó el número de palos con que se jugaba y el proyectil, que en principio era un canto rodado, pasó a ser de madera.

La entrada en la Península de los juegos de bolos, se produce a través de los peregrinos de Santiago de Compostela, el paso del tiempo fue transformando las normas de juego y aparecen distintas modalidades propias de cada valle o comarca del norte peninsular. En un libro de Alfonso X el Sabio, a finales del siglo XIII, no aparecen reseña alguna del juego de bolos.

En 1248 se produce la conquista de Sevilla en la que participaron barcos cántabros, a partir de aquí se dan teorías de no mucha credibilidad, ya que apuntan que los cántabros llevaron el juego de los bolos al sur y al sureste español, y también apuntan que los cántabros lo trajeron de allí, es decir, que el juego de los bolos tiene orígenes musulmanes.

Por lo tanto la historia del juego de los bolos no está muy clara. Lo que es cierto es que actualmente los bolos son un deporte muy popular, porque ya no se considera solo como un juego, tienen mayor popularidad en el norte peninsular, aunque en la Región de Murcia, es una actividad deportiva, sin duda la más extendida y de mayor popularidad en todo el entorno de la Huerta murciana. Existen documentos que prueban que los bolos huertanos se practicaban durante el reinado de los Reyes Católicos en si siglo XV.

Destacan:

  • Los bolos huertanos.

  • Los bolos serranos

  • Los bolos cartageneros

*LOS BOLOS HUERTANOS*

Los bolos huertanos se juegan sobre campos de tierra apisonada, llamados carriles, de forma rectangular y de un largo de 35 a 40 m por 4ó 5 m de ancho. Los elementos de juego son los bolos y las bolas.

El número de bolos para cada partido es de 6 ó 9 bolos. Los bolos son unos maderos alargados de 68 a 75 cm de altura, con una base de 6 a 8 cm y un diámetro de cúspide de 2 a 2,5 cm. La duración de los partidos será el tiempo preciso para conseguir los equipos contendientes el número de manos fijadas por la federación.

El número de jugadores se limita a tres por equipo y a dos cuando es por parejas, el juego se inicia con el lanzamiento por parte de los jugadores de las bolas, que serán de madera dura de olivera, para derribar los bolos.

Las jugadas más comunes son el “mande”, la “birla”, “a vueltas”, “las mudas” y “a copas”,…. El “manilla” es el capitán del equipo y el que decide en cada jugada, el tiro mas adecuado. En Murcia funciona la federación territorial de bolos de la Región murciana que agrupa a un centenar de clubes. Entre los jugadores mas relevantes, destacan:

  • Antonio Fernández.

  • Manuel Redondo.

  • Ángel Fernández

  • Antonio Belmonte

Entre otros destacados.

*LOS BOLOS CARTAGENEROS*

Ésta modalidad se práctica en Cartagena y la Unión sobre todo. Se ejecuta en un campo de juego llamado “boliche”, cuyo campo deberá ser duro, sin clase alguna de hierba, ni de piedras o chinarro. Las dimensiones del campo serán de: de 100 pasos de largo por seis de ancho; con nueve bolos de madera de 30 cm de alta, de base y punta afilada.

Elementos del terreno de juego:

- La chamba: cosiste en una línea recta que se señala de uno al otro lado del terreno de juego, que deben rebasar todas las bolas que se lanzan. Deberá estar bien señalada en el suelo.

- El birlaero: se sitúa siempre detrás de la chamba, nunca se podrá hacer encima o antes de la misma. Consiste en una circunferencia de 8 a 12 cm de de diámetro.

Los bolos se colocan formando tres filas rectas.

Los bolos necesarios para cada partido oficial serán de 9 bolos., no deben superar una altura de 35 cm.

Las bolas deben ser esféricas, de madera de jinjolero dura y con poco peso, de diámetro que no sobrepase de 115cm, dispondrá cada equipo de 7 bolos.

Desarrollo del juego:

Un encuentro de bolos cartageneros consta de dos partidas:

- Para ganar una partida es necesario anotarse 6 juegos.

- Para ganar un juego es necesario derribar un bolo más que el equipo contrario.

Se entiende por mande el lugar desde donde todos los jugadores efectuarán sus lanzamientos de forma preceptiva y sin excepciones. El mande deberá ser una circunferencia de un mínimo de ocho centímetros. Tipos de mandes:

  • A copas: es el que se ordena como el de la salida y es el manillas contrario el que elige la andana desde la que se debe lanzar.

  • A moros: Es el que se lanza la bola con el objetivo de aproximarse al bolo. El juego se inicia en la chamba.

- Libre

Compiten siempre dos equipos de 4 o 6 jugadores cada uno, aunque normalmente se juega entre grupos de 7 jugadores, dirigidos por el capitán o “manilla” que dirige las acciones. El lanzamiento de la bola puede hacerse “a yema” ( a la derecha y sin efecto), “a margarita”( imprimiendo efecto con el dedo meñique) o “a gordo”( si el tiro se produce con el dedo pulgar).

El objetivo principal del juego es derribar el mayor número de bolos posibilitando la segunda fase de “birla” para continuar tumbándolos.

Muy conocidos en Cartagena han sido los campos de juego de la Tía Matea, el de Marchena, y el de Los Tigres, hoy en día los tres desaparecidos.

*LOS BOLOS SERRANOS*

La explicación que viene a continuación sobre este juego es en la modalidad de alta montaña.

Se juegan en grupo, de distinguen:

  • Un pasadizo de lanzamiento (de tierra o de cemento).

  • Una línea de tiro.

  • Un tablón de madera donde se coloca el bolo,(mingo)

  • Una línea de “borre” que indica dónde debe llegar el mingo y la bola lanzada.

  • Y unas líneas de marcas de distancia que dan diferentes puntuaciones según donde lleguen la bola y el bolo.

Características de la bola: la bola es un poco aplanada por los extremos y con un asa.

Para competir en esta práctica cada grupo dispone de 5 series de tiradas (1 intento por jugador en cada tirada) para intentar sumar el máximo de puntos.

Se suele practicar, este juego, sobre todo en Andalucía, por lo tanto no son típicos de Murcia.

Otros juegos populares….

*EL CALICHE*

En este juego deben participar menos de 6 jugadores, en su práctica más habitual compiten 2 parejas.

Los materiales necesarios para jugar con piedras, piedras de caliche de hierro, redondas o cuadradas. El caliche es un trozo de caña o palo redondo de unos 20 m aproximadamente.

Terreno de juego:

'Juegos populares'

Desarrollo del juego:

Se coloca en el suelo un canute de caña o palo de unos 20 cm verticalmente y con monedas de todos los participantes se colocan en el cuelo o encima del caliche, con dos piezas de caliche se intenta derribarlo.

Para que un tiro sea considerado válido, la moneda, al caer el caliche, debe quedar más cerca del proyectil lanzado que del caliche. En caso contrario, es decir, cuando el proyectil lanzando, quede más cerca de éste que de la moneda caída, la jugada se denomina “ganga”.

Para que una “ganga” pude considerarse válida, los jugadores que faltan por lanzar tienen dos opciones: lanzar otro proyectil con la intención de arrimar más a la moneda que al caliche derribado, o lanzar el proyectil contra el caliche para que éste quede más lejos de la moneda que del proyectil lanzando inicialmente. Cuando el jugador practica uno de estos dos lanzamientos se dice que juega a “arrimar” o a “arrastrar”

Si una vez realizadas estas dos jugadas no se consigue nada, el caliche y la moneda e vuelven a colocar en la posición inicial para el último intento.

El equipo que lanza primero tiene hasta 4 oportunidades, para derribar el caliche y hacer “ganga”. Si lo consigue, el equipo que lanza a continuación deberá intentar hacer “gana válida” para llevarse el punto.

Existen otras modalidades de caliche que más que variantes se trata de juegos que pertenecen a una misma familia, cómo son:

- La toka o tuka que es una modalidad vasco-navarra.

- La tuta que se practica en Castilla y León.

- La tarusa que se practica en Andalucía y en Extremadura.

- El chito que se practica en Madrid y en Guadalajara.

Todas ellas con características muy similares e incluso idénticas.

*A LA UNA LA MULA*

Es un juego llevado a cabo por más de cinco jugadores. Primeramente se debe echar a suertes el jugador que se tiene que agachar en forma de potro, como un potro, para que el resto de jugadores salte sobre él.

El jugador que se la quede estará agachado de manera que todos puedan saltarlo.

Los jugadores que salten deberán hacerlo, realizando las acciones que se dan en cita en la canción o en la poesía, cuyas acciones son:

  • A la una la mula.

  • A las dos la coz (se debe dar un golpecito con el pie, en el trasero del jugador que esta agachado)

  • A las tres con las manos en los pies.

  • A las cuatro cuidado que te aplasto (hay que dejarse caer sobre el jugador que esta agachado).

  • A las cinco cuidado que te hinco.

  • A las seis hacer lo que queráis.

  • A las siete dejo mi gran “capuchete”.

  • A las ocho lo recojo.

  • A las nueve subí a un árbol ( se sube a un árbol).

  • En el árbol había una rama.

  • En la rama un nido.

  • En el nido tres huevos.

  • Uno blanco, uno rojo y uno negro.

  • Con el blanco me quedé manco ( se debe saltar apoyándose con una sola mano).

  • Con el rojo me quedé cojo (se debe encoger un pie).

  • Con el negro me quedé muerto ( hay que echarse encima del jugador que esta agachado).

El jugador que falle pasará a relevar al jugador que se la quedaba.

El jugador que abandone el juego, cuando se la queda aun, será castigado con un azote en el culo o el “polique” por parte del resto de los jugadores.

*MI CLASE PRÁCTICA*

Dividiría la clase de 2º de la ESO, compuesto por 32 alumnos, en cuatro grupos, de 8 alumnos cada uno, y formando una rotación continua para que fueran pasando por todos los juegos, con duración de 15 min por juego, aunque éste se quedará sin finalizar, para el siguiente grupo se colocaría todo de nuevo.

Dividiría el patio del colegio para jugar correctamente a los juegos de esta manera:

  • La pista de baloncesto la utilizaría para jugar a la una la mula.

  • La pista de fútbol para jugar al caliche.

  • El hueco que hay detrás del gimnasio, lo limpiaría antes de la clase de manera que quedará totalmente limpio, y separaría con conos los márgenes. Para desarrollar el juego de los bolos cartageneros.

  • Paralelamente al juego de los bolos cartageneros, posteriormente a dejar totalmente limpio el terreno, para poder desarrollar el juego de los bolos huertanos.

Los materiales para jugar al caliche, que son muy simples los traerían los alumnos, y para desarrollar los juegos de los bolos huertanos y los cartageneros, correrían a cargo del colegio, ya que son más difíciles de encontrar.

Anteriormente de desarrollar esta clase práctica dedicaría una o dos clases para explicar los juegos, y los últimos 20 min para desarrollarlos un poco, para cuando se hiciera la rotación, fuera más rápido y más ameno.