Juego del descubrimiento

Juegos. Interacción. Movilidad. Coordinación. Estimulación. Utilización de los sentidos. Concentración. Participación

  • Enviado por: Loli Rodríguez
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 20 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información


Juego del descubrimiento

INDICE

RESUMEN DE LA OBRA:

        • El juego de descubrimiento....................Pág. 4

        • El cesto de los tesoros.......................Pág. 5

        • El juego heurístico...........................Pág. 9

ACTIVIDAD DE LOS CESTOS DE LOS TESOROS.............Pág. 13

ACTIVIDAD DEL JUEGO HEURÍSTICO.....................Pág. 17

REFLEXIÓN Y VALORACIÓN DE LA OBRA..................Pág. 21

EL JUEGO DEL DESCUBRIMIENTO

Los niños evolucionan a través de la interacción con las personas y con las cosas. Si no se recibe una buena educación desde pequeños, se desaprovecha sus capacidades.

Los niños desde pequeños, juegan con todo ello que tienen a su alcance; Esto es debido a la curiosidad innata que poseen, y que es necesaria para su formación.

El cesto de los tesoros y el juego heurístico con los objetos tienen una denominación común: la exploración y el descubrimiento de los objetos.

El cesto de los tesoros se ofrece a los niños que todavía están sentados y que no se desplazan todavía, y que concentran su actividad en la exploración de los objetos(segunda mitad del año).

El juego heurístico se ofrece cuando los niños se desplazan, y que son capaces de poner en contacto intencionadamente dos o más objetos (segundo año).

Los dos juegos tienen en común que parten de la actividad espontánea del niño. Los adultos deben crear una atmósfera de calma y tranquilidad para favorecer la actividad del niño.

La escuela infantil debe encontrar sugerencias que mejoren esta práctica diaria, para que no se paren las posibilidades del niño, y que dirijan los esfuerzos del adulto a mejorar sus capacidades.

EL CESTO DE LOS TESOROS

Es una actividad destinada a los niños de 6 a 12 meses. En esta edad pueden estar sentados, pero no se desplazan.

Se utiliza un cesto de mimbre con objetos de uso cotidiano, escogidos con la finalidad de proporcionar estímulos y experiencias a los cinco sentidos de los niños, y del movimiento del cuerpo. Son objetos que pueden encontrar por casa, no comerciales.

Desarrolla la capacidad de coordinar ojo-mano-boca. Se lleva el objeto a la boca para conocerlo, y mientras lo chupa, piensa: ¿Qué es esto?

Facilita poder acceder a todo aquello que le interesa y por tanto favorece la curiosidad innata. Aprende solo y por él mismo; el adulto debe observarle para darle seguridad y confianza.

¿cómo se organiza?

Los objetos se escogen por sus cualidades, y se ponen en el cesto de unos 35 cm. de diámetro y 8 de altura. Se llena con un mínimo de 60 objetos. La selección de los materiales se hará con objetivos creativos y renovadores. Se presentará de manera atractiva. Es un rincón estable, sobre una alfombra. Alrededor de ella podrán jugar como máximo tres niños a la vez, para que puedan acceder fácilmente con las manos.

Los objetos del cesto ayudan a los pequeños a establecer los primeros contactos, comunicaciones, interés entre ellos a través del juego. Son auténticas herramientas de aprendizaje.

Esta actividad se prepara con interés y para ello se necesita la colaboración de todos los miembros del equipo, y pensar la manera de colaboración con los padres.

Para la renovación del material se tienen que tener en cuenta las preferencias de los niños. Se dejarán objetos anteriores que les servirán como puntos de referencia, y los incorporados serán nuevos estímulos. Se tienen que limpiar diariamente y mantenerlos en buen estado.

El adulto debe quedarse cerca de los niños observando el juego, dándoles seguridad con su mirada.

Los objetos

El propósito de esta actividad es despertar el máximo de sentidos:

  • El tacto: forma, textura, peso, temperatura, a través del descubrimiento de la mano.

  • El olor: variedad de olores.

  • El gusto: la variedad no será limitada.

  • El sonido: percusión, fricción, crujidos, ausencia de sonido.

  • La vista: color, dimensiones interesantes, forma, luminosidad.

No contiene objetos comerciales, ni de plástico, nada más aportan variedad y color, la gamma más amplia de experiencias sensoriales.

Los objetos pueden ser:

  • Objetos naturales: piedras, cáscaras, manzanas,...

  • Objetos de materiales naturales: pelota de lana, flauta de caña, pinceles,...

  • Objetos de madera: cajas pequeñas, carretes, bobinas de hilo, mortero,...

  • Objetos de metal: cucharas, latas, anillas, triángulos,...

  • Objetos de piel: goma, ropa, goma: monedero, bolsa de piel, cremalleras, trozos de goma,...

  • Objetos de papel y cartón: libreta, tubos, papel de vidrio,...

  • Objetos de vidrio: botellas de perfume, espejos, collares de bolas,...

El juego de los pequeños con los objetos

La gran variedad de objetos, permite al niño jugar con tranquilidad, ocupado y concentrado durante largos ratos. El profesor decidirá cual es el lugar de la sala idóneo para la evolución del juego.

El niño goza de las sensaciones que le provocan los objetos. Su curiosidad y sus descubrimientos hacen que se llene de satisfacciones. Va aprendiendo a escoger y a decidir que es lo que quiere hacer, tiene gran necesidad por probar la consistencia de las cosas: coge los objetos los muerde, los chupa, los manipula, los observa, los escucha, los apila, los huele, etc. participa todo su cuerpo.

El papel del educador

La presencia atenta del adulto da seguridad y favorece la concentración, con una mirada, una sonrisa le es suficiente para estar en contacto mutuamente. moverá su curiosidad la variedad de objetos, y buscará cosas nuevas y atractivas.

El adulto debe observar la evolución del niño y el progreso de cada uno, para conocer los intereses, las preferencias y la evolución de los más pequeños. El educador no debe intervenir, sino que prepara el ambiente y comprueba que los niños se sienten cómodos y seguros.

Hacia medio curso algunos ya empezarán a desplazarse y tendrán curiosidad por lo que hay más allá del rincón, y hará que los objetos del cesto pierdan interés. Se tiene que organizar el espacio de manera que los más grandes no interrumpan el espacio tranquilo de los pequeños.

Resultados

El juego del cesto de los tesoros, favorece:

INDIVIDUALMENTE:

  • Capacidad de concentración.

  • Utilización de las manos y implicación del todo el cuerpo.

  • Capacidad de escoger entre los objetos.

  • Exploración entre una gamma muy variada, y descubrir sus propiedades.

  • Aprender el solo sin depender del adulto.

  • Estructuración del pensamiento.

  • Actuar a su ritmo.

  • Placer de la sorpresa.

GRUPO DE NIÑOS:

  • Ambiente de calma que favorece la concentración.

  • Desarrollo de las primeras comunicaciones.

  • Facilita el interés de los bebés por los otros.

  • Disponibilidad del adulto para todos los niños.

EL ADULTO:

  • Observación tranquila de las acciones de los niños.

  • Mejor conocimiento de cada niño y de su ritmo.

  • Enriquecimiento de la imaginación y la creatividad durante la recogida de los juguetes.

  • Aprendizajes al lado de los niños.

  • Reflexión sobre la propia formación.

EL JUEGO HEURÍSTICO

Es una actividad de juego, destinada a los niños entre 12 y 24 meses, pensada como continuación del cesto de los tesoros.

Se requiere que los niños hayan tenido previamente la ocasión de explorar objetos de diferentes materiales, texturas, etc. Se desarrolla en una serie de sesiones, y se recomienda que no pasen muchos días entre sesión y sesión.

Se tendrán en cuenta los siguientes aspectos:

  • Disponer de un material concreto.

  • Espacio conveniente y preparado.

  • Tiempo exclusivo y sin interrupciones.

  • Disponibilidad absoluta de uno o más maestros.

  • Atmósfera de calma y tranquilidad en el grupo.

El juego heurístico aprovecha las acciones espontáneas de los más pequeños y las potencia. Estructura el pensamiento, el lenguaje, las relaciones y las acciones. Tiene dos fases: en la primera exploran los materiales y combinan objetos con otros, y en la segunda recogen los objetos.

Equipamiento

El espacio. Se hace en la sala de juego habitual de los niños; tiene que tener, las dimensiones adecuadas y favorecer la concentración en la acción.

El material. Hay tres tipos: los objetos, los contenedores y las bolsas.

Los objetos. Se utilizan objetos que no tienen una finalidad lúdica. Son fácilmente combinables entre ellos: de la naturaleza, de la casa, confeccionada, etc. Tienen que ser manejables fácilmente y que se conserven en buen estado. Tiene que haber de 15 a 20 objetos de cada tipo y unas 50 unidades en cada bolsa.

Algunos objetos pueden ser:

  • De la naturaleza: piñas, esponjas,...

  • Comprados: anillas de cortina, pelotas, rulos,...

  • Confeccionados: trozos de ropa, pompones de lana,...

  • Recogidas: botellas, cilindros de cartón, cintas, tapones,...

Los contenedores. Son un material con unas características que les hacen susceptibles de contener otros objetos. Se puede utilizar para ello, cilindros duros, botes de metales sin tapa, cajas de madera, metal o similar, etc.

Este material favorece las experiencias de exploración. La cantidad necesaria es de tres o cuarto por niño.

Las bolsas. Son de ropa, aproximadamente de 50x50 cm. Se necesita una bolsa para cada tipo de objeto.

El objetivo de estas bolsas es de conservar en buen estado y clasificado, y permitir la recogida de objetos, durante la actividad de juego. Las bolsas siempre las tendrá el adulto, no forma parte de material exploratorio para los niños.

Desenlace de una sesión.

El profesor prepara la sala donde se desarrollará el juego. Aparta todo el material y deja el espacio libre para los elementos del juego heurístico; selecciona tres o cuatro objetos, según el número de niños.

Coloca focos de material, que están constituidos por un grupo de objetos de tres a cuatro tipos y seleccionados, y algunos contenedores. El educador retira las bolsas y se sienta en una silla, y se queda observando el desarrollo del juego, preparado para intervenir cuando sea conveniente, dando seguridad al niño.

El juego consta de dos partes: la exploración y combinación de objetos, y la recogida.

Primera parte: exploración y combinación de objetos.

Se combinan de manera diferente: meter y sacar, llenar y vaciar, abrir y cerrar, agrupar y separar, colgar y descolgar, apilar, etc.

En las combinaciones de los diferentes materiales hacen descubrimientos de: si las cosas caen o no caen, si las cosas son más grandes o más pequeñas, si ruedan o están quietas, si modifican su apariencia, si le resultan agradables o no, etc.

Con este juego los niños se van haciendo conscientes de las leyes de la Naturaleza y de las propiedades de los objetos.

El profesor mientras está atento mirando a los niños, estará receptivo y disponible a todos. El tiempo de duración del juego es de 20-25 minutos, pero viene determinado por el grado de concentración de los niños en la actividad; será el profesor el que determine el fin de la actividad.

Segunda parte: recogida.

Es el momento de guardar todo el material. Van recogiendo del suelo los objetos y los van metiendo en la bolsa correspondiente que le ofrece el profesor. Esto hace que ejerciten la movilidad de los niños al trasladarse de un sitio a otro.

La recogida la empieza el adulto, recogiendo los contenedores y invitando a los niños a que le ayuden. El profesor en este caso tiene un papel activo verbal: nombra el nombre y el lugar donde se encuentra el objeto, dice la cantidad y invita a la acción: cogerlo, llevarlo y introducirlo dentro de la bolsa. El profesor se muestra complacido por el trabajo realizado. Una vez recogido el material, los niños le acompañan donde se guardan las bolsas. Así son conscientes del final del juego.

El profesor

¿Qué observa y por qué?

Tiene que llevar el control del progreso de los niños en el trabajo educativo que propone. Algunas cuestiones que pueden ayudar son:

  • Si los niños son activos.

  • Si tienen iniciativa o se les orienta en la actividad.

  • Si se concentran en la actividad.

  • Si el material utilizado es el adecuado.

  • Si las palabras utilizadas por el profesor son las adecuadas.

  • Por que medios se comprueba el progreso de los niños.

  • Todas estas cuestiones y otras invitan al profesor a hacer una reflexión.

¿Qué se consigue a través del juego?

Con el ejercicio continuado del juego heurístico se llega a conseguir que:

  • Hagan una estructuración de su pensamiento.

  • Aumente su capacidad de comprensión verbal.

  • Concentren su atención en la actividad y en las indicaciones que le dé el maestro.

  • Conozcan propiedades de los materiales que manipulan.

  • Experimentan sentimientos de éxito de fracaso.

  • Valoren el material.

  • Acepten y respeten a sus compañeros.

  • Mantenga una atmósfera de calma.

  • Adquieran hábitos de trabajo.

Con el ejercicio del juego el adulto tiene ocasión de observar con tranquilidad la actuación de los niños, y como consecuencia una visión global del grupo.

ACTIVIDAD CON EL CESTO DE LOS TESOROS

OBJETIVOS

    • Aplicar la coordinación visomanual necesaria para manejar y explorar objetos con un grado de precisión cada vez mayor en la realización de actividades de la vida cotidiana.

    • Observar y explorar su entorno físico-social planificando su acción en función de la información recibida o percibida, constatando sus efectos y estableciendo relaciones entre la propia actuación y las consecuencias que de ella se derivan.

- Expresar sentimientos, deseos e ideas mediante el lenguaje oral, ajustándose progresivamente a los diferentes contextos de comunicación habituales y cotidianos y a los diferentes interlocutores.

CONTENIDOS

    • Manifestación y regulación progresiva de los sentimientos, emociones, vivencias, preferencias, intereses, etc.

    • Diferentes tipos de objetos, naturales y elaborados, presentes en el entorno.

- Posibilidades expresivas del propio cuerpo para expresar y comunicar sentimientos, emociones, necesidades.

PAPEL DEL EDUCADOR

El educador se sentará cerca de los niños, en una silla no muy alta, que se pueda mantener en una distancia óptima para ver la evolución del juego.

El educador estará atento observando el desarrollo del juego. Con una mirada o una sonrisa le es suficiente al niño para que favorezca y estimule la concentración en el juego. Esto hace que el niño sienta seguridad, y pueda continuar experimentando el placer de experimentar.

El adulto no debe intervenir ni interferirá en las acciones del niño, pero es un punto estable de referencia. Es muy importante que vaya observando la evolución y el progreso de cada niño, y vea que objetivos quieren conseguir y los medios que utilizan. Así conocerá los intereses, preferencias de cada uno.

Debe organizar el ambiente y comprobar que los niños se sienten cómodos y seguros, y vigilar el mantenimiento de los materiales.

LO QUE HARÁN LOS NIÑOS

Estarán sentados cerca del cesto de los tesoros, en una alfombra, como máximo en grupos de tres niños. Deben acceder al cesto muy fácilmente con las manos, sin riesgo de que se desequilibren.

Cuando cogen un objeto, lo examina, lo chupa, lo muerde, pensando en: ¿qué es esto?.

RECURSOS MATERIALES

    • Cáscaras de coco

    • Manzanas grandes

    • Piñones

    • Limones

    • Castañas grandes

    • Nueces grandes

    • Conchas de mar

    • Esponjas naturales

    • Tapones de corcho

    • Pelota de lana

    • Flauta de caña

    • Cepillo de dientes

    • Pinceles

    • Brocha de afeitar

    • Libretas de diferentes tamaños

    • Cajas de cartón

    • Tubos de cartón

    • Papel de vidrio

    • Papel charol

    • Mano de mortero

    • Botes de perfume

    • Espejos

    • Collares de bolas

    • Papel celofán

RECURSOS HUMANOS

Dos educadores: estarán sentados observando el transcurso del juego, ya que en el caso de que alguno de ellos debe abandonar su sitio, evitaremos que los niños se queden solos.

DURACIÓN

La duración del juego vendrá determinado por el grado de concentración del niño en la actividad. Cuando veamos que el niño pierde interés en los objetos, es el momento para dar por zanjada la actividad.

EVALUACIÓN

Para la evaluación del niño tendremos en cuenta los siguientes puntos:

    • Capacidad de concentración

    • Capacidad de exploración

    • Capacidad de escoger

    • Si actúa solo sin depender del adulto

    • El placer de la sorpresa

    • Estructuración del pensamiento

    • Comunicación con el resto de sus compañeros

ACTIVIDAD DEL JUEGO HEURÍSTICO

OBJETIVOS

    • Adquirir la coordinación y el control dinámico general del propio cuerpo para la ejecución de tareas de la vida cotidiana y de las actividades del juego, así como para la expresión de sentimientos y emociones.

- Establecer algunas relaciones entre las características del medio físico y las formas de vida que en dicho medio se establecen.

- Comprender las intenciones y los mensajes que le comunican otros niños y adultos, valorando el lenguaje oral como un medio de relación con los demás.

CONTENIDOS

- Coordinación y control corporal de las actividades que implican tanto el movimiento global como segmentario y la adquisición progresiva de habilidades motrices nuevas en las acciones lúdicas y de la vida cotidiana.

- Producción de reacciones, cambios y transformaciones en los objetos actuando sobre ellos y observando los resultados.

- Reconocimiento y valoración del lenguaje oral como instrumento para comunicar los sentimientos, ideas e intereses propios y conocer los de los otros.

PAPEL DEL EDUCADOR

El educador tiene una tarea importante de preparación previa al desarrollo del juego. (recopilación de material, mantenimiento, etc.)

Al iniciar la sesión el profesor prepara la sala donde se realizará la actividad, y deja el espacio libre para los elementos del juego heurístico. Coloca focos de material, que cada uno de ellos, estará constituido por tres o cuatro tipos de objetos.

Se tiene que sentar en una silla y situarse estratégicamente en puntos de la sala donde pueda ver y ser visto por los niños. Se tiene que mover lo menos posible, nada más en los casos de necesidad.

LO QUE HARÁN LOS NIÑOS

Los niños se encuentran el material colocado por el suelo, actúan libremente con los objetos, los exploran y los combinan de formas muy diversas:

    • Meter y sacar

    • Llenar y vaciar

    • Abrir y cerrar

    • Agrupar y separar...

RECURSOS MATERIALES

    • Cordones

    • Piñones

    • Esponjas

    • Anillas de cortina

    • Pelotas de ping-pong

    • Trozos de ropa

    • Pompones de lana

    • Cilindros de cartón

    • Conos de cartón

    • Cajitas de madera

    • Tapones de corcho

    • Botes pequeños

    • Pinzas de tender

    • Tapadores de mermelada

    • Cajas de cartón

RECURSOS HUMANOS

Un adulto, si el educador es capaz de conducir la clase el sólo, pero si tenemos la posibilidad de tener dos en el momento de la actividad, mejor.

DURACIÓN

La duración del juego será de unos 20-25 minutos, a veces más ya que vendrá determinado por el grado de concentración del niño en la actividad. Cuando veamos que el niño pierde interés en los objetos, es el momento para recoger los objetos en sus bolsas.

EVALUACIÓN

Para la evaluación del niño tendremos en cuenta los siguientes puntos:

    • Capacidad de concentración

    • Nivel de participación en le juego

    • Si combinan materiales o se aburren en el juego

    • Si participa a la hora de recoger los objetos

    • Si tiene iniciativa o tiene que orientarle el educador

    • Si conocen las propiedades de los materiales que manipulan y el comportamiento de ellos a la hora de estar en contacto

    • Experimentan sentimientos de éxito o fracaso en la actividad

    • Aceptan y respetan la presencia de los otros niños

    • Si mantienen una atmósfera de calma y de silencio, positiva para el desarrollo del juego

    • Si adquieren hábitos de trabajo

REFLEXIÓN Y VALORACIÓN DE LA OBRA

El juego del descubrimiento me ha resultado una obra con una lectura muy entretenida. El vocabulario que emplea es muy sencillo y ayuda a la comprensión del libro.

Cuando entre a estudiar este ciclo, una de mis mayores preguntas era: ¿pero qué se puede trabajar con los niños de 0 a 2 años?. Ahora ya lo sé, y aunque nos parezca mentira a los adultos, que creemos que lo que hacemos nosotros es lo más importante, y que lo que hacen los niños carece de importancia, gracias a la lectura de esta obra te das cuenta que no es cierto. Que el desarrollo de un niño a lo largo de su vida, depende de la calidad de la información que reciben desde pequeños, y que por todo ello se tiene que tener muy en cuenta este periodo de tiempo.

- 3 -