Juegas todos los días; Pablo Neruda

Literatura. Poesía del siglo XX. Poemas. Lírica. Veinte poemas de amor y una canción desesperada. Amor. Análisis literario. Métrica

  • Enviado por: Valentina Novegil
  • Idioma: castellano
  • País: Estados Unidos Estados Unidos
  • 14 páginas
publicidad
publicidad

20 Poemas de Amor

Pablo Neruda

Primera Parte

Juegas todos los días

Análisis de la métrica

Jue/gas/ to/dos/ los/ dí/as/ con/ la/ luz/ del/ u/ni/ver/so. 15=15 A

Su/til/ vi/si/ta/do/ra/, lle/gas/ en/ la/ flor/ y en/ el/ a/gua/. 16=16

E/res/ mas/ que es/ta/ [blan/ca/ ca/be/ci/ta/ que a/prie/to 15=15 A

co/mo/ un/ ra/ci/mo]/ en/tre/ mis/ ma/nos/ ca/da/ dí/a/. 15=15

A/ na/die/ te/ pa/re/ces/ des/de/ que/ yo/ te/ a/mo/. 14=14

Dé/ja/me/ ten/der/te en/tre/ guir/nal/das/ a/ma/ri/llas/. 14=14 A

Quién/ es/cri/be/ tu/ nom/bre/ con/ le/tras/ de hu/mo en/tre/

las/ es/tre/llas/ del/ sur?/ 19+1=20

Ah/ dé/ja/me/ re/cor/dar/te/ có/mo e/ras/ en/ton/ces/, cuan/do

a/ún/ no e/xis/tí/as/. 22=22 A

De/ pron/to el/ vien/to a/ú/lla y/ gol/pea/ mi/ ven/ta/na/

ce/rra/da/. 17=17

El/ cie/lo es/ u/na/ red/ cua/ja/da/de/ pe/ces/som/brí/os. 16=16

A/quí/ vie/nen/ a/ dar/ to/dos/ los/ vien/tos/, to/dos/. 13=13

Se/ des/vis/te/ la/ llu/via/. 7=7

Pa/san/ hu/yen/do/ los/ pá/ja/ros/. 9-1=8

El/ vien/to. El/ vien/to/. 6=6 A

Yo/ só/lo/ pue/do/ lu/char/ con/tra/ la/ fuer/za/ de/ los/

Hom/bres/. 16=16

El/ tem/po/ral/ a/rre/mo/li/na ho/jas/ os/cu/ras/. 13=13

Y/ suel/ta/ to/das/ las/ bar/cas/ que a/no/che a/ma/rra/ron/ al/

cie/lo/. 17=17 A

Tú es/tas/ a/quí. Ah/ tú/ no hu/yes/. 7=7

Tú/ me/ res/pon/de/rás/ has/ta el/ úl/ti/mo/ gri/to/. 13=13

O/ví/lla/te a/ mi/ la/do/ co/mo/ si/ tu/vie/ras /mie/do. 15=15

Sin/ em/bar/go/ al/gu/na/ vez/ co/rrió u/na/ som/bra ex/tra/ña/

por/ sus/ o/jos/. 17=17

A/ho/ra, a/ho/ra/ tam/bién/, pe/que/ña/, me/ tra/es/ ma/dre/-

sel/vas, 17=17 A

y/ tie/nes/ a/ho/ra/ los/ se/nos/ per/fu/ma/dos/. 12=12

Mien/tras/ el/ vien/to/ tris/te/ ga/lo/pa/ ma/tan/do/ ma/ri/po/sas/ 17=17

Yo/ te a/mo, y /mi a/le/grí/a/ muer/de/ tu/ bo/ca/ de/ ci/rue/la/.

17=17 A

Cuán/to/ te ha/brá/ do/li/do a/cos/tum/brar/te a /mí/, 13+1=14

a/ mi al/ma/ so/la y /sal/va/je, a/ mi/ nom/bre que /tod/os

a/hu/yen/tan/. 17=17

He/mos/ vis/to ar/der/ tan/tas/ ve/ces/ el/ lu/ce/ro/ be/sán/do/nos/

los/ o/jos/. 20=20

Y/ so/bre/ nues/tras/ ca/be/zas/ des/tor/cer/se/ los/ cre/pús/cu/los/

en/ a/ba/ni/cos/ gi/ran/tes/. 25=25

Mis/ pa/la/bras/ llo/vie/ron/ so/bre/ ti a/ca/ri/cián/do/te/. 15-1=14

A/mé/ des/de ha/ce/ tiem/po/ tu/ cuer/po/ de/ ná/car/ so/lea/do/. 17=17

Has/ta/ te/ cre/o/ due/ña/ del/ u/ni/ver/so/. 12=12 A

Te/ tra/e/ré/ de/ las/ mon/ta/ñas/ flo/res/ a/le/gres/, co/pi/hues/, 17=17

a/ve/lla/nas/ os/cu/ras/, y/ ces/tas/ sil/ves/tres/ de/ be/sos/. 16=16 A

Quie/ro ha/cer/ con/ti/go/ 6=6

lo/ que/ la/ pri/ma/ve/ra ha/ce/ con/ los/ ce/re/zos/. 13=13

La Princesa está triste

Análisis de la métrica

La/ prin/ce/sa /es/tá/ tris/te/... ¿Qué /ten/drá/ la/ prin/ce/sa?/ 14=14 A

Los/ sus/pi/ros/ se es/ca/pan/ de/ su/ bo/ca/ de/ fre/sa/, 14=14 A

Que/ ha/ per/di/do/ la/ ri/sa/, que ha/ per/di/do el/ co/lor/. 14=14 B

La/ prin/ce/sa es/tá/ pá/li/da en/ su/ si/lla/ de o/ro/, 14=14 C

Es/tá/ mu/do el/ te/cla/do/ de/ su/ cla/ve/ so/no/ro/, 14=14 C

Y en/ un/ va/so/, ol/vi/da/da/, se/ des/ma/ya u/na/ flor/. 14=14 B


El /jar/dín/ pue/bla el/ tri/un/fo/ de/ los/ pa/vos/-re/a/les/.14=14 A


Par/lan/chi/na/, la/ due/ña/ di/ce/ co/sas/ ba/na/les/, 14=14 A

Y/ ves/ti/do/ de/ ro/jo/ pi/rue/ta el/ bu/fón/. 14=14 B

La/ prin/ce/sa/ no/ rí/e/, la/ prin/ce/sa/ no/ sien/te/; 14=14 C

La/ prin/ce/sa/ per/si/gue/ por/ el/ rí/o/ del/ O/rien/te/ 14=14 C

La/ li/bé/lu/la/ va/ga/ de u/na/ va/ga i/lu/sión/. 14=14 B


¿Pien/sa a/ca/so en/ el/ prín/ci/pe/ de/ Gol/con/da o/ de/ Chi/na/, 14=14 A

o en /el/ que ha/ de/te/ni/do/ su/ ca/rro/za/ ar/gen/ti/na/ 14=14 A

pa/ra/ ver/ de/ sus/ o/jos/ la/ dul/zu/ra/ de/ luz/, 13+1=14 B

o en/ el/ rey/ de/ las/ is/las/ de/ las/ Ro/sas/ fra/gan/tes/, 14=14 C

o en/ el/ que es/ so/be/ra/no/ de/ los/ cla/ros/ dia/man/tes/, 14=14 C

o en/ el/ due/ño or/gu/llo/so/ de/ las/ per/las/ de Or/muz/? 14=14 B


¡Ay!/, la/ po/bre/ prin/ce/sa/ de/ la/ bo/ca /de/ ro/sa/ 14=14 A

quie/re/ ser/ go/lon/dri/na/, quie/re/ ser/ ma/ri/po/sa/, 14=14 A

te/ner/ a/las/ li/ge/ras/; ba/jo el/ cie/lo/ vo/lar/; 14=14 B


ir/ al/ sol/ por/ la es/ca/la/ lu/mi/no/sa/ de un/ ra/yo/, 14=14 C

sa/lu/dar/ a/ los/ li/rios/ con/ los/ ver/sos/ de/ Ma/yo/, 14=14 C

o/ per/der/se en/ el/ vien/to/ so/bre el/ true/no/ del/ mar/. 14=14 B


Ya/ no/ quie/re el/ pa/la/cio/, ni/ la/ rue/da/ de/ pla/ta/, 14=14 A

Ni el/ hal/cón/ en/can/ta/do/, ni el/ bu/fón/ es/car/la/ta/, 14=14 A

Ni/ los/ cis/nes/ u/ná/ni/mes/ en/ el/ la/go/ de a/zur/. 14=14 B

Y es/tán/ tris/tes/ las/ flo/res/ por/ la/ flor/ de/ la/ cor/te/, 14=14 C

Los/ jaz/mi/nes/ de/ O/rien/te/, los/ ne/lum/bos/ del/ Nor/te/, 14=14 C

De/ o/cci/den/te/ las/ da/lias/ y/ las/ ro/sas/ del/ Sur/. 14=14 B


¡Po/bre/ci/ta/ la/ prin/ce/sa/ de/ los/ o/jos/ a/zu/les/! 14=14 A

Es/tá/ pre/sa en/ sus/ o/ros/, es/tá/ pre/sa en/ sus/ tu/les/, 14=14 A

En/ la/ jau/la/ már/mol/ del/ pa/la/cio/ re/al/:14=14 B

El/ pa/la/cio/ so/ber/bio/ que/ vi/gi/lan/ los guar/das/, 14=14 C

Que/ cus/to/dian/ cien/ ne/gros/ con/ sus/ cien/ a/la/bar/das/. 14=14 C

Un/ le/brel/ que/ no/ duer/me/ y un/ dra/gón/ co/lo/sal/. 13+1=14 B


Oh/, quién/ fue/ra hip/si/pi/la/ que/ de/jó/ la/ cri/sá/li/da/! 14=14 A

(La/ prin/ce/sa/ es/tá/ tris/te/ la/ prin/ce/sa es/tá/ pá/li/da/.) 14=14 A

¡Oh/, vi/sión/ a/do/ra/da/ de o/ro/, ro/sa y /mar/fíl!/ 14=14 B

¡Quién/ vo/la/rá a/ la/ tie/rra/ don/de un/ prín/ci/pe e/xis/te/ 14=14 C

(La/ prin/ce/sa/ es/tá/ pá/li/da/. La/ prin/ce/sa es/tá/ tris/te/).15=15 C


[más/ bri/llan/te/ que el/ al/ba/, más/ her/mo/so/ que A/bril!/] 14=14 B


«[Ca/lla/, ca/lla/] prin/ce/sa/- di/ce el/ ha/da/ ma/dri/na/-; 14=14 A


en/ el/ ca/ba/llo/ con/ a/las/, ha/cia/ a/cá /se en/ca/mi/na/, 14=14 A

en/ el/ cin/to/ la es/pa/da y en/ la/ ma/no en/ a/zor/, 14=14 B

el/ fe/liz/ ca/ba/lle/ro/ que/ te a/do/ra/ sin/ ver/te/, 14=14 C

y/ que/ lle/ga/ de/ le/jos/, ven/ce/dor/ de/ la/ Muer/te/, 14=14 C

a en/cen/der/te/ los/ la/bios/ con/ su/ be/so/ de a/mor/.» 13+1=14 B

Juegas todos los días

Recursos literarios y análisis del poema

Juegas todos los días con la luz del universo.

Sutil visitadora, llegas en la flor y en el agua.

Eres mas que [esta blanca cabecita que aprieto

como un racimo] entre mis manos cada día.

Comparación

El poema Juegas todos los días de Pablo Neruda trata sobre el amor que siente un hombre por la mujer que ama . Esta se encuentra a su lado, y el hombre describe como la trata, como le aprieta la cabeza.

A nadie te pareces desde que yo te amo.

Déjame tenderte entre guirnaldas amarillas.

[Quién escribe tu nombre con letras de humo entre

las estrellas del sur?] Interrogación

Ah déjame recordarte cómo eras entonces, cuando

aún no existías.

En la segunda estrofa, en su mayoría, el hombre describe como la mujer cambia desde que lo conoce. “A nadie te pareces desde que yo te amo”, así es como describe lo recién mencionado. También dice “déjame recordarte como eras entonces, cuando aún no existías”. Esto significa que la mujer cambió desde que está con él, es como otra persona.

De pronto el [viento aúlla] y golpea mi ventana

cerrada. Personificación

[El cielo es una red cuajada de peces sombríos].

Metáfora

[Aquí vienen a dar todos los vientos, todos].

Hipérbole

[Se desviste la lluvia].

Metáfora

En la tercer estrofa la tormenta comienza, sabemos esto porque en el cuarto verso dicen “se desviste la lluvia”. El hombre describe la potencia del viento y las consecuencias que este causa. En el segundo verso el autor dice “el cielo es una red cuajada de peces sombríos”, los peces representan las nubes y como hay tormenta se ven “sombríos”. Podemos decir, también, que es de noche, por eso el color de los peces.

Pasan huyendo los pájaros.

El viento. El viento.

Reduplicación

Yo sólo puedo luchar contra la fuerza de los

hombres.

El temporal arremolina [hojas oscuras].

Imagen Visual

[Y suelta todas las barcas que anoche amarraron al

cielo]. Metáfora

En la cuarta estrofa continúa describiendo la potencia de la tormenta, como huyen los pájaros. Dice que las hojas están oscuras, esto se debe a que está lloviendo y a que es de noche, por eso las hojas se ven oscuras. Compara nuevamente a la tormenta con el mar, diciendo que “suelta todas las barcas que anoche amarraron al cielo”. Esto demuestra que está lloviendo fuertemente. Otra conclusión que podemos sacar es que el hombre y la mujer están en un puerto ya que éste compara al mar y a la tormenta. Podría estar describiendo también el estado del mar, queriendo decir que está “bravo” y por eso se sueltan las barcas.

Tú estas aquí. Ah tú no huyes.

Tú me responderás hasta el último grito.

Ovíllate a mi lado como si tuvieras miedo.

[Sin embargo alguna vez corrió una sombra extraña

por sus ojos]. Hipérbaton

La mujer está a su lado, la abraza como si tuviera miedo, es como si la estuviese “protegiendo” de la fuerte tormenta. El hombre piensa que en algún momento su amada se asustó por la tormenta.

[Ahora, ahora] también, pequeña, me traes madre-

Reduplicación

selvas,

y tienes ahora los [senos perfumados].

Imagen Olfativa

{Mientras el [viento triste] galopa matando mariposas]}

personificación Metáfora (todo)

Yo te amo, y mi alegría muerde tu [boca de ciruela].

Metáfora

En la sexta estrofa describe como su amor continúa a pesar de la fuerte tormenta.

Cuánto te habrá dolido acostumbrarte [a mí,

a mi] alma sola y salvaje, a mi nombre que todos

Reduplicación

ahuyentan.

Hemos visto arder tantas veces el lucero besándonos

los ojos.

[Y sobre nuestras cabezas destorcerse lo crepúsculos

en abanicos girantes]. Metáfora

{Mis palabras llovieron [sobre ti acariciándote]}.

Metáfora (todo) Pleonasmo

Amé desde hace tiempo tu cuerpo de nácar soleado.

[Hasta te creo dueña del universo].

Hipérbole

Te traeré de las montañas flores alegres, copihues,

avellanas oscuras, y cestas silvestres de besos.

En la séptima estrofa el hombre le dice a su amada cuanto le habrá costado acostumbrarse a él, a su “alma sola”, esto se debe a que la tormenta los tiene aislados. Hace referencia de cuantas veces vieron arder el lucero besándose, el lucero representa el sol. Recuerda los momentos vividos junto a ella, recuerda los atardeceres que pasaron juntos. Describe también el amor que siente por ella, como la cree “dueña del universo” y lo que haría por ella.

[Quiero hacer contigo

lo que la primavera hace con los cerezos].

Metáfora

La última estrofa es corta pero en mi opinión es la más hermosa, el hombre le dice a su amada “quiero a hacer contigo// lo que la primavera hace con los cerezos”. Esto significa que la quiere hacer florecer. Durante ese período del año las cosas florecen y se ven hermosas, así es como él la quiere ver a ella.

La Princesa está triste
Recursos literarios y análisis del poema

Rubén Darío

La princesa está triste... [¿Qué tendrá la princesa?]
Interrogación

[Los suspiros se escapan] de su [boca de fresa],
Personificación Metáfora

[Que ha perdido la risa, que ha perdido el color].
Reduplicación

La princesa está pálida en su [silla de oro],
Metáfora

{Está [mudo el teclado] de su clave sonoro]},
Personificación Metáfora (todo)

Y en un vaso, {olvidada, se desmaya una flor}.
Personificación(todo)Metáfora

La primer estrofa habla de como se siente la princesa. Esta está triste, no habla, esta pálida en su trono y suspiros escapan de su boca hermosa.


[El jardín puebla el triunfo de los pavos-reales].

Imagen Visual


Parlanchina, la dueña dice cosas banales,

Y vestido de rojo pirueta el bufón.

[La princesa no ríe, la princesa no siente;

La princesa persigue por el río del Oriente]
Anáfora (todo)

La [libélula vaga] de una [vaga ilusión].
Personificación Personificación

En el palacio quieren hacer que la princesa sonría, ni la Parlanchina ni el bufón logran que la princesa cambie la cara, no logran hacerla reír.


{¿Piensa acaso en el príncipe de Golconda o de China,

o en el que ha detenido su carroza argentina

para ver de sus ojos [la dulzura de luz],
Personificación

o en el rey de las islas de las [Rosas fragantes],
Pleonasmo

o en el que es soberano de los [claros diamantes],
Pleonasmo

o en el dueño orgulloso de las perlas de Ormuz?}
Interrogación- Polisíndeton (toda la estrofa)

La tercer estrofa habla de quien estará pensando la princesa y cita ejemplos de príncipes de distintas partes del mundo.


¡Ay!, la pobre princesa de la [boca de rosa]
Metáfora

[quiere ser golondrina, quiere ser mariposa],
Reduplicación

tener alas ligeras; bajo el cielo volar;


ir al sol por la escala luminosa de un rayo,

saludar a los lirios con los versos de Mayo,

o perderse en el viento sobre el [trueno del mar].
Metáfora

La princesa está triste, quiere ser mariposa o golondrina para poder volar y huir de sus problemas. La princesa está distraída le gustaría pode volar bajo el cielo, sobre lugares hermosos para olvidar sus penas.


[Ya no quiere el palacio, ni la rueda de plata,

Ni el halcón encantado, ni el bufón escarlata,

Ni los cisnes unánimes en el lago de azur].
Polisíndeton

Y están [tristes las flores] por la [flor de la corte],
Personificación Metáfora

Los jazmines de Oriente, los nelumbos del Norte,

De occidente las dalias y las rosas del Sur.

No hay nada que se pueda hacer para hacer a la princesa feliz, esta necesita un príncipe, ni el bufón la hace reír, y ya no le divierten las cosas que solía hacer en el palacio cuando estaba contenta.


¡Pobrecita la princesa de los [ojos azules!]
Imagen Visual

[Está presa en sus oros, está presa en sus tules],
Reduplicación- Sinécdoque

En la jaula mármol del palacio real:

El [palacio soberbio] que vigilan los guardas,
Personificación

Que custodian cien negros con sus cien alabardas.

Un lebrel que no duerme y un dragón colosal.

La princesa esta “presa en sus oros, esta presa en sus tules”, esto significa que esta encerrada en el palacio y manifiesta que no está contenta ya que los tules y los oros no logran hacerla sonreír. Nuevamente dice que la princesa está triste en el palacio.


Oh, quién fuera hipsipila que dejó la crisálida!

{ (La princesa está triste la princesa está pálida.)

Reduplicación

[¡Oh, visión adorada de oro], rosa y marfil!
Apóstrofe

¡Quién volará a la tierra donde un príncipe existe

(La princesa está pálida. La princesa está triste.) }

Reduplicación Retruécano, Anáfora (con el segundo verso)


[más brillante que el alba, más hermoso que Abril!]
Hipérbole

La princesa esta triste esta esperando que llegue su príncipe. Se preguntan quien volara a la tierra donde exista un príncipe, que sea mas brillante que el alba y mas hermoso que el Abril. La princesa espera al hombre de su vida.


«[Calla, calla] princesa- dice el hada madrina-;

Reduplicación


en el caballo con alas, hacia acá se encamina,

en el cinto la espada y en la mano en azor,

el feliz caballero que te adora sin verte,

y que llega de lejos, [vencedor de la Muerte],
Metáfora

{a [encenderte los labios] con su beso de amor}.»

Personificación Metáfora (todo)

La princesa se encuentra con su hada madrina esta le dice que su príncipe está yendo rumbo al palacio, y que va hacia allá para encenderle “los labios con un beso de amor”

Segunda Parte

Comentario Comparativo

En ambos poemas vemos el tema del amor. Aunque están reflejados de distinta manera en los dos poemas, los personajes están enamorados. La princesa está triste como su título lo indica se trata de una princesa que está deprimida, esta está esperando a su príncipe azul, al hombre de sus sueños. Nada la hace reír, los oros y los tules no logran hacerla feliz. Hacia el final del poema su hada madrina aparece y le dice que su príncipe está en camino. En el otro poema, Juegas todos los días el amor se ve reflejado de una manera distinta. El hombre describe el ambiente, en el cual encontramos a su amada y a su vez describe una fuerte tormenta que está ocurriendo. El hombre está contento de tener a su amada cerca, a su lado pero este sentimiento se mezcla con la tormenta. En ambos poemas los personajes parecen estar en cierta forma “aislados”. En el de Rúben Darío, la princesa está encerrada en el palacio y nada parece indicar que esta tenga algún tipo de contacto con el mundo exterior, mas que el la espera de su amado. En el poema de Pablo Neruda, el hombre describe la tormenta como algo muy fuerte, describe la potencia del viento y el mal que este causa. Esto nos da la sensación de aislamiento.

Los autores utilizan el lenguaje para comunicar su propósito. Esto lo hacen a través de la estructura que utilizan, el tono, los recursos literarios y el estilo. Todos estos factores son muy importantes ya que son los que le dan en cierta forma “vida” al poema. La estructura de los poemas es muy variada, algunos autores respetan la métrica mientras que otros hacen estrofas distintas y sin rimas. Según el tono que se utiliza el autor puede manifestar ya sea una sensación de tristeza profunda, una de alegría, de ambas o una mezcla de muchas más. Los recursos literarios aparecen con frecuencia en los poemas. El estilo del autor puede ser muy variado, este puede ser simple, complejo y rico en recurso. Cada poema tiene su propio estilo que es lo que en cierta forma diferencia a cada poema.

El poema La Princesa está triste de Rúben Darío encontramos que está compuesto de ocho estrofas que contiene seis versos cada una. Predominan los versos Alejandrinos (de arte mayor), mientras que todas las estrofas tienen una rima asonante. A su vez el poema de Pablo Neruda Juegas todos los días es más irregular. Este está compuesto por 8 estrofas, los versos varían según la estrofa, no hay un número definido de estos. Los versos son en su gran mayoría de arte mayor. Con respecto a la rima, solo hay rima asonante y parece en pocos casos. Es difícil comparar ambos poemas ya que en el poema de Rubén Darío las estrofas tienen todas el mismo número de versos y encontramos la misma rima en todas las estrofas, esto no ocurre en el poema de Pablo Neruda, ya que este es muy irregular.

En el poema La Princesa está triste el tono es muy melancólico, el autor describe lo que siente la princesa. Esta está pálida, no habla, no ríe, el bufón y la Parlanchina no logran hacerla reír. El tono es mas bien dramático. En la última estrofa cambia el tono del poema, esto es cuando aparece el hada madrina. Esta le dice que su príncipe está yendo hacia el palacio y que la “ama sin verla”. Aunque en esta estrofa no describen lo que siente la princesa damos por hecho que esta está contenta por la noticia que acaba de darle su hada madrina. Esto lo concluimos ya que a lo largo del poema el autor se pregunta dónde estará el príncipe y a su vez se pregunta en qué príncipe estará pensando la princesa. El hada madrina es una señal ya que en todos los cuentos de hadas estas transmiten mucha alegría. En el poema Juegas todos los días el tono es más complicado. El hombre demuestra estar feliz por tener a su amada cerca. A su vez la fuerte tormenta hace un ambiente distinto, hace que la escena de ellos dos en la cama abrazándose no sea tan romántica como sería si afuera estuviese ardiendo el sol. Algunas de las estrofas hablan sobre el amor que hay entre ellos dos y otras hablan de la tormenta, haciendo un fuerte contraste.

Ambos poemas son ricos en recursos literarios. En ambos encontramos metáforas, personificaciones y varias reduplicaciones. Es interesante señalar que en ambos poemas se utiliza una metáfora muy similar para describir los labios de la princesa y los de la mujer. En el poema de Rúben Darío, este utiliza la metáfora “boca de fresa” y “boca de rosa” para describir de una forma hermosa los labios de la princesa. Al leer esto uno se imagina unos labios gruesos y colorados. Pablo Neruda utiliza la metáfora “boca de ciruela” también para describir los labios de la mujer, esto nos causa la misma sensación que la anterior. Los autores utilizan las metáforas también para describir elementos de la nauraleza. En el de Rubén Darío, este describe las olas diciendo “trueno del mar”. Al mismo tiempo Neruda describe que comienza a llover diciendo “se desviste la lluvia”. Este también describe la tormenta diciendo “el cielo es una red cuajada de peces sombríos”. Los peces representan al cielo. Cuando los peces están en una red generalmente se mueven de un lado a otro ya que no tiene oxígeno. Esto quiere decir que las nubes se están moviendo alocadamente, para todos lados. En los dos poemas observamos muchas personificaciones. Ruben Darío utiliza varias personificaciones para describir el estado de ánimo de la princesa mientras que Neruda por otra parte utiliza las personificaciones para describir al viento. Rubén Darío describe a la princesa diciendo “flor de la corte”, para describir su belleza. Utiliza otra personificación para describir su silencio. “Está mudo el teclado de su clave sonoro”, esto significa que la princesa no habla y si lo compara con un teclado podemos llegar a la conclusión de que su voz es hermosa. Neruda describe al viento diciendo “viento triste” y “ viento aúlla”. Este quiere decir que el viento está soplando tan fuerte que hace un ruido como el de un lobo. Aunque adentro de la casa el ambiente es lindo, Neruda se esmera por describir al ambiente fuera de la casa como uno maligno, ya que el lobo generalmente representa peligro. Ambos autores utilizan las reduplicaciones para resaltar el ambiente. Rubén Darío utiliza reduplicaciones una vez más para resaltar el estado de la princesa. Este dice “La princesa está triste. La princesa está pálida”, dos versos mas abajo vuelve a decir las mismas oraciones en diferente orden. Otra reduplicación es “La princesa no ríe, la princesa no siente…”. Aquí vuelve a describir el estado de ánimo de esta. Neruda utiliza la reduplicación “El viento. El viento” para describir nuevamente la tormenta. Luego de comparar ambos poemas en base a sus recursos literarios podemos decir que ambos autores utilizan los recursos literarios para describir ya sea la tristeza de la princesa o la fuerte tormenta.

El estilo de los autores es muy similar, aunque el tema de estos dos poemas no se perece mucho el estilo sí. Ambos utilizan un estilo simple, sus poemas son ricos en recursos literarios, y aunque en su mayoría los utilizan para describir diferentes situaciones, ambos se enfocan en uno o dos temas principales.

En mi opinión ambos poemas son muy interesantes, encontré en cada uno temas diferentes. Estaba acostumbrada a encontrar en los otros poemas leídos de Pablo Neruda, el tema de la falta de amor y la soledad. El tema del poema de Rubén Darío habla de eso, pero encontré muy interesante la forma que encuentra el autor para desarrollar este tema. Mientras que creo que el poema Juegas todos los días de Neruda es uno de los más bonitos que leí.

1