Juana de Arco; Mark Twain

Literatura estadounidense del siglo XIX. Biografía. Doncella de Orleans. Heroínas de Francia. Mártires cristianos. Santas católicas francesas. Mujeres militares. Guerra de los Cien Años

  • Enviado por: Achi
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 7 páginas
publicidad
publicidad

Contexto:

  • Autor: Mark Twain

  • Nació el 30 de noviembre de 1835 en Florida (Missouri). Siendo un niño de cuatro años, su familia se traslada a Hannibal (Missouri), en el Mississippi, donde asistió a la escuela. Al fallecer su padre, en el año 1847, trabaja como aprendiz en dos imprentas. En 1851 publica notas en el periódico de su hermano, el Hannibal Journal. Más tarde trabajó en otras imprentas de Keokuk, Iowa, Nueva York, Filadelfia y otras. Fue piloto de un barco de vapor por el río Mississippi. En 1861, se alistó en una compañía irregular de voluntarios de caballería del ejército Confederado. Con su hermano se traslada a Nevada, donde probaron fortuna en las minas de plata. Fue periodista en el Territorial Enterprise de Virginia City (Nevada) y, en 1863, empezó a firmar sus artículos con el seudónimo Mark Twain, una expresión utilizada en el río Mississippi que significa dos brazas de profundidad (el calado mínimo necesario para la buena navegación). Viaja a San Francisco, en 1864, donde conoce a los escritores Artemus Ward y Bret Harte. Un año después, escribe la historia que escuchó en las minas de oro de California "La célebre rana saltarina del condado de las Calaveras" y logró una enorme fama en todo el país. En 1867, viaja por Europa y Tierra Santa. Narró estos viajes en Los inocentes en el extranjero (1869). En 1870 contrajo matrimonio con Olivia Langdon y se estableció en Hartford (Connecticut). Escribe Una vida dura (1872) donde rememora sus experiencias como periodista y buscador de oro, Tom Sawyer (1876) describe la infancia en un pueblo a orillas del Mississippi. Un vagabundo en el extranjero (1880) narra un viaje a pie entre la Selva Negra, en Alemania, y los Alpes suizos. Príncipe y mendigo (1882), donde expone el intercambio de identidades en la Inglaterra de los Tudor. Vida en el Mississippi (1883) autobiografía de sus experiencias como piloto de barco. Un yanqui en la corte del Rey Arturo (1889) sátira sobre la opresión en la Inglaterra feudal. Las aventuras de Huckelberry Finn (1884), secuela de Tom Sawyer, considerada la obra maestra de Mark Twain. En 1884 crea la editora Charles L. Webster and Company, donde publica muchos títulos, tanto suyos como de otros autores, como las Memorias, del general Ulysses S. Grant. Diez años después, la inversión en una imprenta automática le endeudó, por lo que dio una gira de conferencias por todo el mundo para obtener fondos. A su regreso publicó Viajes alrededor del mundo siguiendo el ecuador (1897) resultado de su experiencia. En las décadas 1890 y 1900 sus escritos exponen amargura y un creciente pesimismo causados por el fracaso de sus negocios y la muerte de su mujer y dos de sus hijas. Wilson (1894), novela sobre un asesinato con trasfondo racista, y Recuerdos personales de Juana de Arco (1896), biografía sentimental. Además, escribió otros cuentos, como "El corruptor de Hadleyburg" (1899) y "Oración de guerra" (1905), y ensayos políticos, así como el manuscrito "El extranjero misterioso" y numerosas notas autobiográficas. Recibió el doctorado Honoris Causa por la Universidad de Oxford (Inglaterra), en 1907. Falleció el 21 de abril de 1910 en Nueva York.

  • Libro:

  • Juana de Arco, Mark Twain

    Primera edición, 25 de Marzo de 1989, Madrid

    Análisis del texto:

  • El libro esta dividido en una presentación, tres partes internas (las cuales se dividen en 72 capítulos), y una conclusión.

  • Juana y Luis, quien relata la historia, se criaron juntos en el pueblito de Domrémy. Luis lo describe de esta manera: “era como cualquier otra aldea de aquellos tiempos lejanos en esa perdida región. Un laberinto de sendas torcidas y estrechas, de veredas sombrías, veladas por los aleros de los tejados hechos con ramas y sarmientos, parecidos a pajares. El interior de las casas estaba débilmente iluminado por ventanas con postigos de madera… es decir, unas aberturas en las paredes que hacían de ventanas. Los suelos eran de tierra y sobre ellos se veían escasos muebles. La cría de ovejas y la ganadería eran la principal fuente de riqueza. La gente joven trabajaba en guardar los rebaños.

  • El emplazamiento de la aldea era de notable belleza. A un extremo del pueblo se abría una hermosa llanura que descendía hasta el río Mosa, describiendo amplia curva. Al otro extremo, una cuesta ascendía en pendiente, rodeada de altas hierbas, hasta la altura que la remataba, donde se encontraba un denso bosque de robles…” (Pág. 15)

    Juana viaja a vaucouleurs en 1428: esta es una población y comuna francesa, en la región de Lorena, departamento de Mosa, en el distrito de Commercy. Es el chef-lieu y mayor población del cantón de Vaucouleurs.

    Otro lugar importante en la historia es Reims, que es donde Carlos VII es coronado rey.

    También figura Chinon. Ésta es una localidad francesa comprendida en el departamento de Indre y Loira y situada en la región Centro (Francia). Es una de las dos subprefecturas de Indre y Loira (la otra es Loches). el príncipe Carlos va para refugiarse de los ingleses.

    Particularmente, en la torre que da entrada al castillo de Chinon, la Torre del reloj se encuentra el museo de Juana de Arco, el cuál es el principal lugar turístico de Chinon. Se expone una colección de obras y objetos relacionados con Juana de Arco y su estancia en Turena, recogidos por la asociación chinonaise: Conocimiento de Juana de Arco. Las obras expuestas permiten hacerse cargo del número y diversidad existente de las representaciones de Juana de Arco, que varían según los materiales, estilos y soportes empleados. Hay una infinidad de estatuas ecuestres del siglo XIX, verdaderamente extraordinarias.

    Posteriormente el relato nos lleva a Ruan que es donde Juana es juzgada por un tribunal eclesiástico. Y finalmente en la plaza del mercado de Ruan, lugar donde Juana es quemada.

  • Juana de Arco nace en 1912, bajo el reinado de Carlos VI "el Loco". Sus hazañas las realiza durante la Guerra de los Cien Años. Esta fue una prolongada serie de conflictos armados entre los reyes de Francia y los de Inglaterra que duraron en realidad 116 años (61 años de guerra y 55 de tregua) (1337-1453). Esta guerra fue de origen puramente sucesorio y feudal, pues su propósito no era otro que definir quién sucedería a la rama principal de los Capeto (extinta en 1328), los Valois o los Plantagenet, y quién controlaría las enormes posesiones que los monarcas ingleses tenían en territorios franceses desde 1154, debido al ascenso al trono inglés de Enrique Plantagenet, conde de Anjou y casado con Leonor de Aquitania.

  • Quien relata la historia, Luis de Conte, sitúa al lector en el tiempo en que él y Juana vivieron. En aquella época se vivían momentos de malestar, incertidumbre y pena en Francia, a causa de las invasiones inglesas.

    Luis relata cronológicamente los 19 años de Juana de Arco y como él la acompañó hasta el final.

  • El personaje principal es Juana de Arco: de niña Juana era una chica femenina y tímida, aunque con increíbles dotes de argumentación. Uno de sus apodos era “la vergonzosa”, porque se ruborizaba con mucha frecuencia y se mostraba perturbada con la presencia de extraños. “Estaba bien formada y tenía graciosos movimientos. Era de extraordinaria belleza: su rostro dejaba traslucir una dulzura, serenidad y pureza que no eran más que el reflejo de su naturaleza espiritual interior. Era profundamente religiosa, su piedad le proporcionaba paz y alegría interior y si, algunas veces, se la veía preocupada y mostraba tristeza en el semblante y en sus gestos, era debido, no a su sentimiento religioso, sino a la angustia por el futuro, por su patria.” (pag. 48)

  • El que yo considero un personaje secundario es Luis de Conte: principalmente por ser quien narra la historia, pero también porque fue el mejor amigo y compañero de Juana desde el principio hasta el final. Siempre le fue fiel, e incluso fue la última persona que Juana toco en vida: “permanecí siempre a su lado, hasta el final. Y cuando amaneció aquel negro día, mi mano fue la última que ella tocó en vida. (Pág.10)

    Algunos personajes que Luis recuerda son: Pedro Morel (apodado el libélula” por sus ojos saltones), Esteban Roze (apodado “el girasol” porque tenía el pelo amarillo y cara redonda, picada de viruelas), Noel Rainguesson y Edmundo Aubrey (apodado “el Paladín” debido a los ejércitos que pensaba vencer llegado el momento)También a los padres y hermanos de Juana, así como al sacerdote del pueblo, Guillermo Fronte, y a dos niñas de la edad de Juana, Haumette y Mengette. Todos estos niños eran hijos de campesinos, pero su posición económica no era extremadamente humilde. “todos ellos eran excelentes personas. No es que fueran brillantes, por supuesto - tal cosa no podía esperarse-, pero sí tenían buenos sentimientos y eran agradables, obedientes a sus padres y al sacerdote.” (Pág. 13).

    Con respecto a la veracidad de la existencia de estos personajes secundarios, otras biografías coinciden solo con los padres y hermanos de Juana, si bien, ni el libro ni las biografías dan datos sobre la hermana menor de la misma. Además coinciden con Luis de Conte, y, lógicamente, con el rey y demás miembros importantes de la corte y el ejército.

  • Debido a que la historia la narra el mismo Luis de Conte, la misma está narrada en primera Persona. Según su punto de vista en la historia, Luis es un narrador testigo, ya que cuenta la historia en la que el participó, pero justamente como testigo, como espectador de lo que pasa, sin descripciones en cuanto a lo que no se ve desde afuera, como los pensamientos y sentimientos de los personajes. “Estamos en el año 1492. tengo ochenta y dos años de edad. Los episodios de los que voy a hablaros son hechos que yo mismo contemplé durante mi infancia y adolescencia.” (Pág. 9). “De repente, escuché que me llamaban por mi nombre. Era la voz de Juana. Sentí un sobresalto al pensar cómo pudo saber que yo estaba escondido allí…” (Pág. 46).

  • El tema tratado es difícil de definir, ya que se tratan varios temas importantes. El tema principal podría ser la vida de Juana y su aceptación hacia lo sobrenatural, desde el punto de vista que ella acepta la misión que le ha sido destinada y comunicada por un Ángel y una santa. Por otro lado, su constancia en la fe, valentía, bondad, humildad, serían algunos subtemas.

  • La historia comienza relatando la alegre niñez de Juana y Luis, desde el punto de vista de éste último. Se presentan diferentes acontecimientos de su vida en Domrémy, gracias a los cuales nos damos cuenta de la personalidad y forma de ser de Juana y llagamos a comprenderla durante el resto del relato.

  • Su patria Francia estaba en una situación muy grave porque la habían invadido los ingleses que se iban conquistando rápidamente muchas ciudades y causaban grandes desgracias. En ese contexto, a los catorce años empezó a sentir unas voces que la llamaban y le decían que ella debía salvar a la nación y al rey. Por temor no contó a nadie nada al principio, pero después las voces fueron insistiéndole fuertemente en que ella estaba destinada para salvar la nación y al rey y entonces contó a sus familiares y vecinos. Al principio no le creyeron, pero ante la insistencia de las voces y los ruegos de la joven, un tío suyo la llevó con el comandante del ejército de la ciudad vecina a quien ella le dijo que Dios la enviaba para llevar un mensaje al rey. Pero el militar tampoco le creyó y la despachó otra vez para su casa.

    Sin embargo unos meses después Juana volvió a presentarse ante el comandante y este ante la noticia de una derrota que la niña le había profetizado la envió con una escolta a que fuera a ver al rey. Llegada a la ciudad pidió poder hablarle al rey. Este para engañarla se disfrazó de aldeano y colocó en su sitio a otro. La joven llegó al gran salón y en vez de dirigirse hacia donde estaba el reemplazo del rey, frente al cuál ni siquiera se arrodillo ni intento alguna reverencia, fue directamente a donde estaba el rey disfrazado y le habló y le contó secretos que el rey no se imaginaba. Esto hizo que el rey cambiara totalmente de opinión acerca de la joven campesina.

    Llegó el momento en el que solo faltaba una ciudad importante por caer: Orleans, si bien ya estaba sitiada por un fuerte ejército inglés. El mismo rey Carlos y sus militares ya habían perdido la esperanza y creían perdida la guerra. Pero Juana le pide al monarca que le conceda a ella el mando sobre las tropas, a lo que el rey accedió nombrándola capitanía. Ella manda hacer una bandera blanca con los nombres de Jesús y de María y al frente de diez mil hombres se dirige hacia Orleans. Animados por la joven capitanía, los soldados franceses lucharon como héroes y expulsaron a los asaltantes y liberaron Orleans. Luego se dirigieron a varias otras ciudades y las liberaron también. Si bien Juana no luchaba ni hería a nadie, iba al frente del ejército, y de grupo en grupo animando a los combatientes e infundiéndoles entusiasmo por lo que varias veces fue herida en las batallas.

    Gracias a numerosas victorias, Juana logró convencer al temeroso rey Carlos VII de ser coronado como jefe de toda la nación. La ceremonia se realizó en la ciudad de Reims. Pero, lamentablemente muchos empleados de la corte del rey tenían celos de que ella llegara a ser demasiado importante y empezaron a hacerle la guerra. Cuando Juana fue a conquistar París, el rey Carlos VII, por envidia y arreglos con los enemigos, le retiró sus tropas y Juana fue herida en la batalla y hecha prisionera por los Borgoñones.

    Los franceses la abandonaron y pagaron más de mil monedas de oro a los de Borgoña para que se la entregaran y la sentenciaron a cadena perpetua. Los ingleses la hicieron sufrir muchísimo en la cárcel. Las humillaron e insultaron permanentemente, pero Juana seguía rezando con fe y proclamando que sí había oído las voces del cielo y que la campaña que había hecho por salvar a su patria, había sido por voluntad de Dios.

    Como en ese tiempo estaba muy de moda acusar de brujería a toda mujer que uno quisiera hacer desaparecer, así lo hicieron con Juana, diciendo que las victorias que había obtenido era porque les había hecho brujerías a los ingleses para poderlos derrotar. Ella apeló al Sumo Pontífice, pidiéndole que fuera el Papa de Roma el que la juzgara, pero nadie quiso llevarle al Santo Padre esta noticia, y el tribunal estuvo compuesto exclusivamente por enemigos de la santa. Y aunque Juana declaró muchas veces que nunca había empleado brujerías y que era totalmente creyente y buena católica, igual la sentenciaron a ser quemada viva. Encendieron una gran hoguera y la amarraron a un poste y la quemaron lentamente. Sin embargo ella se mantuvo firme rezando permanentemente encontrando su consuelo en el crucifijo que le había pedido al fraile Isambard.

  • El libro principalmente se limita a relatar los 19 años de vida de Juana de Arco, poniendo más énfasis en sus hazañas. Pero también, y mayormente en la primera parte del libro, relata algunas historias sobre su niñez, tales como la vez que las hadas del bosque son expulsadas del mismo por mostrarse a una mujer que por ahí pasaba. Sobre esta historia creo que debo aclarar que en el pueblo donde Juana vivía había un árbol al que los niños querían, al lado del cuál había una vertiente de agua. El lugar era bellísimo, y los niños pensaban que se debía a las hadas del bosque, que mantenían ese sitio libre de insectos y el agua muy pura.

  • Otras historias podrían ser cuando la tímida Juana les demuestra a sus amigos su valentía al ser la única en hacerle frente al “loco Benoist”, un asesino que había escapado de su jaula, y acompañarlo de vuelta a donde debía estar. También demuestra su generosidad y compasión hacia el necesitado cuando, en una noche de muchísimo frío, un hombre aparece en su casa cuando todos disfrutaban del calor y la cena, y Juana se levanta y le ofrece su plato de comida, a pesar de que éste podía ser un villano.

    De esta manera en la historia se relatan algunos sucesos secundarios que ayudan al lector a tener un mejor conocimiento de la protagonista.

  • A mi parecer un momento muy conmovedor en la historia es al final, a solo minutos de su muerte, cuando Juana solicita que le traigan una cruz y al recibirla la abraza y la aprieta contra su pecho, mientras llora y da gracias a Dios y a los santos. Una vez atada sobre el haz de leños, sigue rogando a favor de su rey y se preocupa no por ella, sino por lo que pasaría con los demás. Incluso cuando percibe que las llamas tocaban sus pies se preocupa por quien tenía al lado, el fraile Isambard, quien podía llegar a quemarse, y le advierte para que se aparte. Entonces le pide que desde lejos le sostenga la cruz en alto, para que sus ojos descansaran al verla, encontrando el consuelo y la esperanza en sus últimos momentos.

  • Lo que mas rescato del libro son las numerosas virtudes de Juana de Arco, ya que siendo una chica casi de mi edad tuvo la suficiente madurez y fortaleza para afrontar todos los obstáculos y dificultades que se le presentaron. También admiro la fortaleza que tuvo Luis de Conte para permanecer fielmente al lado de Juana hasta el final, y haberla apoyado y ayudado siempre.

  • Juana de Arco se ha convertido en el símbolo de la unidad francesa. Personalmente, e insisto en esto, creo que ella nos ha dejado un ejemplo claro de real fortaleza espiritual y valentía, que pueden servir de ejemplo no solo para adultos, sino para jóvenes que talvez se sientan mas identificados con ella debido a la equivalente edad.

  • En primer lugar, la fidelidad a las amistades, en el caso de Luis de Conte hacia Juana. Pero mas que nada, la valentía, fortaleza interior, humildad y bondad de Juana de Arco que no la abandonaron nunca en su vida, además de su fuerte e inquebrantable fe en Dios, que la ayudó a no rendirse nunca, ni siquiera cuando sabia que iba a morir.

  • Conclusión:

    Siempre quise leer la historia de Juana de Arco, pero cuando se presentó la posibilidad de hacerlo este año pensé que sería aburrido leerlo desde el punto de vista religioso. Sin embargo cuando me entere que el autor era Mark Twain, me entró cierta curiosidad y pensé que podía llegar a estar entretenido.

    Mi forma de pensar no cambió después de leerlo, la obra me gustó mucho. Principalmente porque quien relata la historia de Juana es su mejor amigo, Luis de Conte y permanece a su lado fielmente hasta el final. Pero otra razón importante es porque, si bien era en otra época, Juana era casi de mi edad y tuvo la valentía y fortaleza suficientes para afrontar lo que se le presentó. Realmente admiro y valoro mucho su valentía y la considero un ejemplo a seguir en cuanto a su constancia en la fe, la que no abandonó ni siquiera cuando eso podía salvarle la vida.

    El libro me pareció muy entretenido gracias a que, como ya dije, lo escribe Luis de Conte, lo que permite apreciar mucho más la vida de Juana, ya que él rescata valores y actitudes muy buenas de la protagonista dado que era su mejor amigo.

    4

    Juana de Arco

    Mark Twain