Juan Salvador Gaviota; Richar Bach

Literatura hispanoamericana contemporánea. Narrativa juvenil. Novela. Libertad. Cielo. Temas. Personajes

  • Enviado por: Locke
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 27 páginas
publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

publicidad

Juan Salvador Gaviota

'Juan Salvador Gaviota; Richar Bach'

ÍNDICE:

1.INTRODUCCIÓN

2.ANÁLISIS DE LA PRIMERA PARTE

  • RASGOS QUE DESCRIBEN A JUAN SALVADOR GAVIOTA

  • CARACTERÍSTICAS DE LA BANDADA DE LA COMIDA

  • PROBLEMAS DE JUAN CON SUS PADRES

  • QUE SIGNIFICA PARA JUAN LA VELOCIDAD

  • DIALOGO ENTRE JUAN Y LA GAVIOTA MAYOR

3.ANÁLISIS DE LA SEGUNDA PARTE

  • SENSACIONES QUE EXPRESA JUAN AL ESTAR EN EL “CIELO”

  • QUE ES EL “CIELO” SEGÚN ELLOS

  • CONVERSACIONES CON RAFAEL SOBRE EL “CIELO”

  • DIALOGO CON CHIANG

4.ANÁLISIS DE LA TERCERA PARTE

  • COMO ENSEÑA JUAN A VOLAR A PEDRO GAVIOTA

  • COMENTARIO SOBRE SU RELACIÓN

  • COMENTAR EL DIALOGO ENTRE ENRIQUE CALVINO Y JUAN

  • RESPUESTA DE LA BANDADA ANTE LA PRESENCIA DE “EXILIADOS”

  • LA NECESIDAD DE COMPARTIR LO QUE SE SABE

  • LO QUE DICEN ACERCA DE LA LIBERTAD

  • DEFINICIÓN DE LO QUE ES AMAR

5.CONCLUSIONES

  • IDEAS Y PENSAMIENTOS QUE NOS TRANSMITE EL LIBRO

  • COMENTA ALGUNAS METÁFORAS DEL LIBRO

6.TU OPINIÓN PERSONAL

Introducción

Voy a Hablar de este libro titulado “Juan Salvador Gaviota”, que trata de una gaviota que anhela con todo el alma la libertad y superarse a sí mismo, es un libro que me a enseñado mucho sobre la vida con pequeñas metáforas.

Me gustaría que este libro obtuviese mas fama ya que nos enseña a ser mejores personas, a respetar a los de nuestro alrededor y sobre todo el significado de la vida.

Análisis de la primera parte

'Juan Salvador Gaviota; Richar Bach'

RASGOS QUE DESCRIBEN A JUAN SALVADOR GAVIOTA

Juan es una gaviota aparentemente como cualquier otra, pero cuando la conoces te das cuenta de que es muy distinta a las demás, ¿por qué?, Te preguntaras, porque tiene ansias de volar, no se pelea por un trozo de pescado y quiere batir sus propios records una y otra vez, Juan es una gaviota rechazada, marginada por su bandada y solo porque quiere conseguirles una vida mejor lejos de las peleas por la comida y de esa vida tan aburrida, yo creo que Juan es la libertad atrapada dentro del cuerpo de una gaviota, es la liberta de que quiere salir al exterior pero no puede porque las demás gaviotas no0 quieren que lo haga, los demás creen que esa es la vida de una gaviota y que Juan cree que se merecen algo mas que eso y por eso es por lo que es diferente Juan, es muy ansioso y eso es lo que le hace mas tarde llegar al “cielo”, a Juan también le hace único su sabiduría con la que enseña a los demás a volar y lo bueno de Juan es también que tiene ganas de compartir su sabiduría, por lo demás es una gaviota normal y corriente con cuarenta centímetros de largo aproximadamente y un pico achatado para coger el pescado de la comida

CARACTERÍSTICAS DE LA BANDADA DE LA COMIDA

La bandada no tiene unas características especificas como Juan sino que son gaviotas normales, se pelea todos los días por un trozo de pescado y rebuscan algunas sobras de comida en el vertedero.

No hacen nada mas en todo el día salvo eso son todas iguales, menos la gaviota mayor que es muy sabia y a veces es justa, la vida de las gaviotas de la bandada es muy aburrida nunca se arriesgan a perder algo que tengan por otra cosa y eso no es vida es peor que estar muerto, yo no le veo sentido a vivir en esas condiciones porque lo único que hacen es comer pelearse y dormir si la vida fuera así no habría noticias interesantes

PROBLEMAS DE JUAN

CON SUS PADRES

Juan tiene varios problemas con sus padres, pero el más importante de todos ellos es el ansia de volar que tiene Juan, a la gaviota mayor no le gusta nada que Juan haga vuelos “suicidas”, y menos sobre la bandada ya que podría matar a alguien o hacer daño a alguien y como eso lo dice la gaviota mayor (el jefe) hay que hacerle caso, y por eso los padres de Juan le dicen siempre que no vuelva a volar y eso para Juan es peor que morirse así que decide seguir volando libre independientemente de lo que digan sus padres, la gaviota mayor, o quien sea, yo pienso que los padres de Juan quieren que su hijo crezca y vuele libre por el cielo pero al no querer la gaviota mayor le dicen que no por miedo a ser expulsados de la bandada, cosa que a Juan no le importa y por eso sigue volando libremente como debe de ser. Entiendo a Juan perfectamente ya que a mí me pasan cosas muy parecidas con mis padres ya que siempre me están diciendo que haga esto, que haga lo otro y entonces yo me “estreso” y pierdo el control. Entonces me voy de casa hasta que recapacito pero lo de Juan es peor, porque le prohíben volar y eso es algo que no se puede prohibir por lo menos en una gaviota.

QUE SIGNIFICA PARA JUAN

LA VELOCIDAD

La velocidad es un concepto que para Juan no es solo lo rápido que van las cosas, si no que es un modo de vivir. Él desde mi punto de vista, es una gaviota a la que volar lo ve algo bonito y creo que para él es un deporte, pero es un deporte más allá de lo común.

Análisis de la segunda parte

'Juan Salvador Gaviota; Richar Bach'

SENSACIONES QUE EXPRESA AL ESTAR EN EL “CIELO”

'Juan Salvador Gaviota; Richar Bach'

QUE ES EL CIELO SEGÚN ELLOS

De modo que esto es el cielo, pensó, y tuvo que sonreír. No era muy respetuoso analizar el cielo justo en el momento en que uno está a punto de entrar en él.

Al final de la tierra, por encima de las nubes y en formación cerrada con las dos resplandecientes gaviotas, vio que su propio cuerpo se hacía tan resplandeciente como el de ellas.

En verdad, allí estaba el mismo y joven Juan Gaviota, el que siempre había existido detrás de sus ojos dorados, pero la forma exterior había cambiado. Su cuerpo sentía como gaviota, pero ya volaba mucho mejor que con el antiguo. ¡Vaya, pero si con la mitad del esfuerzo, pensó, obtengo el doble de velocidad, el doble de rendimiento que en mis mejores días en la Tierra! Brillaban sus plumas, ahora de un blanco resplandeciente, y sus alas eran lisas y perfectas como láminas de plata pulida. Empezó, gozoso, a familiarizarse con ellas, a imprimir potencia en estas nuevas alas a 350 Km./h le pareció que estaba logrando su máxima velocidad en vuelo horizontal. A 410 pensó que estaba volando al tope de su capacidad y se sintió ligeramente desilusionado. Había un límite en lo que podía hacer con su nuevo cuerpo, y aunque iba mucho más rápido que en su antigua marca de vuelo horizontal, era sin embargo un límite que le costaría mucho esfuerzo mejorar. En el cielo pensó, no debería haber limitaciones.

De pronto se separaron las nubes y sus compañeros gritaron:

- Feliz aterrizaje, Juan - y desaparecieron sin dejar rastro.

Volaba encima de un mar, hacía un mellado litoral, una que otra gaviota se afanaba en los remolinos entre los acantilados. Lejos, hacia el norte, en el horizonte mismo, volaban unas cuantas más. Nuevos horizontes, nuevos pensamientos, nuevas preguntas. ¿Por qué tan pocas gaviotas? ¡El paraíso debería estar lleno de gaviotas! ¿Por qué estoy tan cansado de pronto? Era de suponer que las gaviotas en el cielo no deberían cansarse ni dormir. ¿Dónde había oído eso? El recuerdo de su vida en la Tierra se le estaba haciendo borroso. La Tierra había sido un lugar donde había aprendido mucho, por supuesto, pero los detalles se le hacían ya nebulosos; recordaba algo de la lucha por la comida y de haber sido un Exiliado.

La docena de gaviotas que estaba cerca de la playa vino a saludarle sin que ni una dijera una palabra. Solo sintió que se le daba la bienvenida y que esta era su casa. Había sido un gran día para él, un día cuyo amanecer ya no recordaba.

CONVERSACIONES CON RAFAEL SOBRE EL “CIELO”

- ¡Dónde están los demás Rafael! - preguntó en silencio, ya bien acostumbrado a la cómoda telepatía que estas gaviotas empleaban en lugar de graznidos y trinos -. ¿Por qué no hay más de nosotros aquí? De dónde vengo había...

-...miles y miles de gaviotas. Lo sé. -Rafael movió su cabeza afirmativamente-. La única respuesta que puedo dar, Juan, es que tú eres una gaviota en un millón. La mayoría de nosotros progresamos con mucha lentitud. Pasamos de un mundo a otro casi exactamente igual, olvidando enseguida de donde habíamos venido, sin preocuparnos hacia dónde íbamos, viviendo solo el momento presente. ¿Tienes idea de cuántas vidas debimos cruzar antes de que lográramos la primera idea de que hay más en la vida que comer, luchar, o alcanzar poder en la Bandada? ¡Mil vidas, Juan, diez mil! Y luego cien vidas más hasta que empezamos a aprender que hay algo llamado perfección, y otras cien para comprender que la meta de la vida es encontrar esa perfección y reflejarla. La misma norma se aplica ahora a nosotros, por supuesto: elegimos nuestro mundo venidero mediante lo que hemos aprendido de éste. No aprendas nada, y el próximo será igual que éste, con las mismas limitaciones y pesos de plomo que superar. Extendió sus alas y volvió su cara al viento.

-Pero tú, Juan -dijo-, aprendiste tanto de una vez que no has tenido que pasar por mil vidas para llegar a esta.

En un momento estaban otra vez en el aire, practicando. Era difícil mantener la formación cuando giraban para volar en posición invertida, puesto que entonces Juan tenía que ordenar inversamente su pensamiento, cambiando la curvatura, y cambiándola en exacta armonía con la de su instructor.

-Intentemos de nuevo- decía Rafael una y otra vez-: Intentemos de nuevo .-Y por fin-: Bien.-Y entonces empezaron a practicar los rizos exteriores.

DIALOGO CON CHIANG

-Chiang...-dijo, un poco nervioso.

-¿Sí, hijo mío?

-Chiang, este mundo no es el verdadero cielo, ¿verdad?

-Veo que sigues aprendiendo, Juan -dijo.

-Bueno, ¿qué pasará ahora? ¿Adónde iremos? ¿Es qué no hay un lugar que sea como el cielo?

-No, Juan, no hay tal lugar. El cielo no es un lugar, ni un tiempo. El cielo consiste en ser perfecto. -Se quedó callado un momento-. Eres muy rápido para volar, ¿verdad?

-Me...me encanta la velocidad -dijo Juan, sorprendido, pero orgulloso de que el Mayor se hubiese dado cuenta.

-Empezarás a palpar el cielo, Juan, en el momento en que palpes la perfecta velocidad. Y esto no es volar a mil kilómetros por hora, ni a un millón, ni a la velocidad de la luz. Porque cualquier número es ya un limite, y la perfección no tiene límites. La perfecta velocidad, hijo mío, es estar allí.

-Puedes ir al lugar y al tiempo que desees -dijo el Mayor-. Yo he ido dónde y cuándo he querido. -Miró hacia el mar-. Es extraño. Las gaviotas que desprecian la perfección por el gusto de viajar, no llegan a ninguna parte y lo hacen lentamente. Las que se olvidan de viajar por alcanzar la perfección, llegan a todas partes, y al instante. Recuerda, Juan, el cielo no es un lugar ni un tiempo, porque el lugar y el tiempo poco significan. El cielo es...

-¿Me puedes enseñar a volar así?-Juan Gaviota temblaba ante la conquista de otro desafío.

-Por supuesto, si es que quieres aprender.

-Quiero. ¿Cuándo podemos empezar?

-Podríamos empezar ahora, si lo desea.

-Quiero aprender a volar de esa manera -dijo Juan, y una luz extraña brilló en sus ojos-. Dime qué hay que hacer.

-Para volar tan rápido como el pensamiento y a cualquier sitio que exista -dijo-, debes empezar por saber que ya has llegado...

-¡Olvídate de la fe! -le decía Chiang una y otra vez-. Tu no necesitaste fe para volar, lo que necesitaste fue comprender lo que era el vuelo. Esto es exactamente lo mismo. Ahora inténtalo otra vez...

Así un día, Juan, de pie en la playa, cerrados los ojos, concentrado, como un relámpago comprendió de pronto lo que Chiang habíale estado diciendo.

-¡Pero si es verdad! ¡Soy una gaviota perfecta y sin limitaciones! -Y se estremeció de alegría.

Análisis de la tercera parte

'Juan Salvador Gaviota; Richar Bach'

COMO ENSEÑA JUAN A VOLAR A PEDRO GAVIOTA

-¡Tienes que ser suave! Firme, pero suave, ¿Te acuerdas?

-Cada uno de nosotros es en verdad una idea de la Gran Gaviota, una idea ilimitada de la libertad, y el vuelo de alta precisión es un paso hacia la expresión de nuestra verdadera naturaleza. Tenemos que rechazar todo lo que nos limite, ésta es la causa de todas estas practicas a alta y baja velocidad, de estas acrobacias...

-Tu cuerpo entero, de extremo a extremo del ala, no es mas que tu propio pensamiento, en una forma que puedes ver. Rompe las cadenas de tu pensamiento, y romperás también las cadenas de tu cuerpo.

Esas son las palabras con las que Juan enseña a volar a Pedro y a todos sus alumnos, se basa prácticamente en el razonamiento y en la comprensión que luego se desarrolla en las practicas.

COMENTARIO SOBRE SU RELACION

La relación entre Juan y Pedro no es la típica relación entre Alumno-Maestro, es una relación que va mucho mas allá de eso. Pedro cree que nunca será capaz de volar tan bien como lo hace Juan y Juan sabe que eso no es verdad y que con esfuerzo Pedro podrá volar tan bien como Juan.

Juan siempre insiste que lo único que impide volar con la “libertad” con lo que lo hace él son las cadenas del pensamiento y que si se rompen esas cadenas uno es capaz de volar tan bien como lo hace Juan.

RESPUESTA DE LA BANDADA ANTE LA PRESENCIA DE “EXILIADOS”

Desconcierto, confusión, asombro...Esos son los sentimientos que sufre la bandada, asombrados de ver a ocho exiliados volando encima de sus cabezas, confundidos al no saber que decir, que hacer, hasta que una sola palabra de la Gaviota Mayor llega a sus oídos “ignorarlos”.

En el momento en que la Gaviota Mayor pronuncia esa palabra la bandada entera se da la vuelta.

Quizás Juan quiera hacerse notar al llevar al tope a sus alumnos, forzándolos y lo consigue ya que aunque la Gaviota Mayor haya dicho que ignoren a Juan y a sus alumnos muchas de las gaviotas de la bandada les observan sin ser visto y Juan lo sabe, y también creo que Juan sabe que tarde o temprano va a acudir una gaviota de la bandada a el con la esperanza de que Juan le enseñe a volar.

LA NECESIDAD DE COMPARTIR LO QUE SE SABE

Un mes después del Retorno, la primera gaviota de la Bandada cruzó la línea y pidió que se le enseñara a volar. Al preguntar , Terrence Lowell Gaviota se convirtió en un pájaro condenado, marcado por el Exilio y octavo alumno de Juan.

A partir de es suceso Juan Gaviota empezó a tener mas y más alumnos y empezó a impartir clases.

Ya se acercaban con total naturalidad sin importarles si iban a ser Exiliados o no, y allí aprovechaban para aprender o para opinar y a veces criticar. Algunos le decían a Juan que él era divino y Juan se comparaba y comparaba a todos con sus alumnos mas aventajados que volaban prácticamente como lo hacia Juan.

LO QUE DICEN ACERCA DE LA LIBERTAD

La Ley De La Bandada: está bien que una gaviota vuele; que la libertad es la misma esencia de su ser; que todo aquello que impida esa libertad debe ser eliminado, fuera ritual o superstición o limitación en cualquier forma.

Esa es la ley, la única ley en la que se basa Juan ye intenta que sus alumnos también crean en ella. Todas las gaviotas que forman la Bandada la critican y sobretodo no creen en ella de ninguna forma.

DEFINICION DE LO QUE ES AMAR

Sólo Juan Gaviota conoce el verdadero significado de la palabra que expresa el sentimiento: amar

No se debe amar el odio y el mal. Hay que practicar y llegar a ver a la verdadera gaviota, ver el bien que hay en cada una, y ayudar a las que lo vean en sí misma.

Esas son las palabras que dice Juan a Pedro al no comprender este como Juan puede amar a la bandada. Creo que hay viene muy bien definido lo que es amar y gaviota se puede sustituir por cualquier cosa, por persona.

Yo creo lo mismo que Juan, que hay que ver el verdadero bien que hay en las personas (gaviotas) y que luego hay que hacer que lo vean por sí mismas.

Conclusiones

'Juan Salvador Gaviota; Richar Bach'
IDEAS O PENSAMIENTOS QUE NOS TRANSMITE ESTE LIBRO

- Consuela y reconforta

- Hacer lo que te gusta por encima de todo

- Metáfora sobre la vida a conocerte a ti mismo

- Plantearte cómo eres

- Cómo te relacionas con los demás

- Ilusión

- Te ayuda a ver las cosas de un modo distinto

- Las alas del deseo

- No hay límites para el alma

- Sé lo que tú quieras ser

- Somos tan libres y perfectos como queramos ser

Tu opinión personal

'Juan Salvador Gaviota; Richar Bach'

OPINION PERSONAL 1

A mi este libro no me ha gustado especialmente, aunque he de reconocer que enseña y se aprende mucho.

Yo lo encuentro muy confuso al principio, para poder llegar a entenderlo y a sacarle el máximo partido de este libro hay que analizar muchas palabras como el “cielo” y la mayoría de diálogos, las sensaciones que expresa Juan en todo momento, las sensaciones que expresan el resto de gaviotas y al analizar tanto se puede sacar mucho pero se hace muy lioso y se pueden interpretar cosas mal y si se interpretan varias cosas de forma errónea se puede llegar a malinterpretar el libro y a desperdiciarlo. Lo que quiero decir es que al buen vino hay que tratarlo como buen vino, y a lo mejor por la apariencia o por cualquier otra cosa es lo que me ha pasado a mí y creo que esa es la razón por la que el libro no me haya gustado.

También he de decir que aunque no me haya gustado este libro, porque no haya sabido entenderlo, volveré a intentarlo de nuevo pasado un tiempo para intentar comprender o interpretar de otro modo lo que no he conseguido esta vez.

OPINION PERSONAL DE 2

A mi este libro me a enseñado muchas cosas, valores, ideas, pensamientos...

La verdad es que la cantidad de valores que contiene este libro es innumerable y quizás me ha gustado tanto por todo lo que me ha enseñado.

Creo que he sabido analizar este libro muy bien y he entendido todo a la perfección, o por lo menos eso creo. La historia con todo eso de las gaviotas al principio no lo entendía muy bien, creía que para que poner gaviotas si hablaban como las personas normales, pero con todo eso de la velocidad quedaba bastante bien y probablemente una persona no podría ser, sentir, pensar, razonar como lo hace Juan.

Lo bueno de este libro es que es una foto de la vida real. Puedes sustituir todas las situaciones por experiencias propias o incluso por situaciones cotidianas que se ven todos los días, ¿o no todos los días una “bandada” expulsa a un “Juan Gaviota”?Gracias a esas sustituciones he visto un montón de actos similares a los del libro y lo más importante, he sabido como reaccionar de una manera mucho mejor.

La verdad es que no se como este hombre, Richard Bach, primero ha visto la vida y exprimirla para segundo, meterla en un libro que luego la gente pueda extraer lo que la ha sabido ver con anterioridad. Este hombre lo ha hecho todo perfecto a extraído y metido perfectamente, y a escogido el mejor medio para enseñarlo, un libro.