José Ortega y gasset

Biografía. Filosofía. Razón. Pensamiento. Pedagogía. Reformismo. Realidad. Vida. Perspectivismo

  • Enviado por: Kuca
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 1 páginas
publicidad

Ortega nació en Madrid en el año 1883. Estudia filosofía y al acabar se doctora en Alemania. Es influido por un ambiente neokantiano en Leipzig, Berlín y Marburgo. Escribió Meditaciones del Quijote, La España invertebrada, El tema de nuestro tiempo, La rebelión de las masas e Historia como sistema.

La filosofía de Ortega es pedagógica, debido a la situación de España siente la responsabilidad de hacer de guía intelectual. Para ello utiliza los artículos periodísticos repletos de recursos literarios como las metáforas que ayudan a comprender las ideas. Su filosofía también rechaza las posturas extremas y radicales; en su obra intenta suprimir todas estas corrientes y al mismo tiempo integra posiciones, como se ve especialmente en el Raciovitalismo.

Por otro lado en su filosofía se puede ver un carácter reformista; reformará el concepto de realidad, de ser, frente al realismo e idealismo, forma una nueva ontología basada en la vida como realidad radical lo que le hace reformar la teoría del conocimiento y también el concepto de verdad.

La filosofía no se conforma con estudiar parte de la realidad, sino que estudia todo lo que hay y se plantea la realidad radical, por lo que la tarea del filósofo es descubrir el ser. Para la filosofía antigua (Realismo) la realidad es el ser cósmico, cosa que no es cierta ya que no puede haber algo que nadie perciba y para la filosofía moderna (Idealismo) es el ser subjetivo, ya que la existencia de las cosas dependen de nuestro pensamiento percibiéndolas. Ambos planteamientos cometen el error de considerar la substancia como aquello que no necesita de otra cosa para existir. Ortega entiende la realidad como la coexistencia entre sujeto y objeto, una interacción entre el mundo y el yo , esa interacción Ortega la llama “vida” y la considera realidad radical porque cualquier realidad solo tiene sentido desde ella. Ortega plantea cuatro atributos para intentar dar una definición a “vida”:

1. vivir es “saberse existiendo”, es decir saber que existimos y a la vez captar lo que nos rodea.

2. vivir es “convivir con una circunstancia”, esto se refleja en la frase “yo soy yo y mi circunstancia”; el yo será un proyecto que se desarrollará en una determinada situación y en una circunstancia.

3. vivir es un “problema” abierto, se nos entrega la vida y debemos decidir qué hacer con ella. Hay que elegir entre muchas posibilidades aunque sean condicionadas, no debemos renunciar a ser libres.

4. vivir es “futurición”, el ser humano consiste mas en lo que es que en lo que será.

La nueva concepción ontológica le hace transformar el concepto de verdad, para ello debe rechazar las doctrinas anteriores sobre verdad. El Idealismo y Realismo, pretenden tener una verdad absoluta, por ello pertenecen al dogmatismo racionalista, al afirmar que la realidad es única y el sujeto siempre es el mismo. Frente a esta postura está el Relativismo escéptico que afirma lo contrario, la verdad inmutable no existe y solo hay verdades relativas en función de cada sujeto.

Lo que propone Ortega es el perspectivismo, pretendiendo superar a la dogmatica y a la escéptica, afirmando que la realidad que llamamos mundo es infinita ya que cada individuo tiene un punto de vista sobre él. Esta doctrina, afirma que la perspectiva es uno de los componentes de la realidad y que nadie puede conocer más que las parcelas de verdad, pero no la niega.

Por último reforma el concepto de verdad y enfrenta al racionalismo que para salvar la razón anula la vida y al vitalismo que para salvar la vida destruye la razón. Es preciso transformar el concepto de razón para que deje de oponerse a la vida, tal como Nietzsche reivindicaba. Ante lo que no entendemos debemos responder ¿Qué es?, y ante la perplejidad debemos responder ¿Qué debemos hacer?

La razón vital es la vida y la razón histórica de igual manera es la vida pero narrada a través del tiempo, ya que la característica vital es narrar y describir la interrelación entre todos los acontecimientos.