John Ronald Reuel Tolkien

Literatura universal contemporánea del siglo XX. Narrativa fantástica. Vida y obras. Estilo literario

  • Enviado por: Rek
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 21 páginas
publicidad
publicidad

Índice

Introducción 3

Biografía 4

Obras 7

Estilo General 9

Tierra Media 10

Razas de la Tierra Media 15

Conclusión 20

Bibliografía 21

Introducción

J.R.R. Tolkien es una de las más grandes figuras literarias del siglo XX. Fue tan grande su imaginación que llego a crear un mundo fantástico en que todas las razas, las lenguas, la historia y hasta los calendarios de cada pueblo eran inventados por él. Desde chico mostró un gran interés por los idiomas que lo llevo a crear muchos él mismo, pero, sin embargo, nunca los conservó. La Mitología, así como las leyendas y las tradiciones son fundamentales en las novelas de Tolkien, ya que a través de ellas consigue que ese mundo inventado, lleno de lugares, de seres y demás elementos fantásticos nos resulte un poco verosímil, es decir, su utilidad no es otra que la de hacer que la Tierra Media acabe siendo más familiar que desconocida y catalogada como el típico mundo inventado para localizar las aventuras de unos seres que no existen.
Tolkien fue un gran amigo de otros escritores importantes de la época como C.S. Lewis, quien lo ayudo en la confección de sus libros, pero después sintió grandes celos por el éxito que tuvo “El Señor de los Anillos”.

Hoy existen millones de seguidores de Tolkien y sus maravillosas obras. Se han formado grandes clubes en diversos países de Europa y el resto del mundo, y miles de paginas Web basadas en sus obras. Se han creado juegos de rol, de cartas (Magic, inspirados en las criaturas que habitaban en la Tierra Media) y de computador. También próximamente saldrá la película de “El Señor de los Anillos”, La comunidad del Anillo.

La Vida de J.R.R. Tolkien


John Ronald Reuel Tolkien nació el 3 de Enero de 1892 en Bloemfontein, Sudáfrica. Su padre, Arthur Reuel Tolkien, era banquero y su madre, Mabel Suffield, misionera. Ella lo llevó a vivir a Inglaterra, con la esperanza de que el clima le sentara bien, ya que era un niño muy débil. Se mudaron a Sarehole, un pueblo rural a las afueras de Birmingham donde Tolkien vivió hasta 1903. En 1896, su padre murió de una neumonía mal curada antes de que lo pudieran volver a ver.

         La madre de Tolkien le enseñó las bases académicas (Latín, Griego, Matemáticas y Literatura Romántica). Sin embargo, Tolkien estaba más interesado en inventar lenguas que en aprenderlas, e hizo varias de su propia invención a muy corta edad. No obstante, no conservó ninguna y por lo tanto nunca encontró el estilo de El Señor de los Anillos. Contrariamente a lo que se sospecha, Tolkien era un estudiante perezoso y posteriormente un profesor perezoso, pero bastante productivo no obstante. Su madre también lo introdujo en la fantasía o Faery-stories como decían los ingleses, cuya favorita era el informe sobre la búsqueda del Rey Arturo de Mallory.

          En 1903 a la edad de doce años, Tolkien fue matriculado en el colegio Rey Eduardo VI de Birmingham y más tarde su hermano se le unió. Aquí fue introducido a las nuevas lenguas y a la literatura las cuales le llevaron al estudio de las Clásicas (Latín y Griego), que eran necesarias para entrar en Cambridge u Oxford. Lo que es más importante es que aquí fue donde conoció a la que sería su futura esposa, Edith Mary Bratt, quien se ocupaba del colegio de chicas.

         Tras ganar una exhibición (escolar) en el Exeter College (una de las facultades de la Universidad de Oxford), Tolkien comenzó a estudiar las lenguas inglesas en lugar de las Clásicas. Su elección no era muy popular en su tiempo y consistía en cuatro años en lugar de la media de tres, pero su amor a la lengua le impulsó a permanecer un año más. En 1915, recibió el grado de honor de primero de la clase en Lengua Inglesa y Literatura. Su principal obsesión era casarse con Edith Mary, desde que eran adultos hasta entonces, pero en su lugar fue reclutado para luchar en la Iª Guerra Mundial.

         Tras alistarse fue enviado a Francia donde apostó a lo largo del río Soma. Antes de partir, finalmente se casó con Edith Mary el 22 de Marzo de 1916. Pese a las falsas esperanzas infundidas por el Gobierno Británico a los soldados, no estaban preparados para la Batalla de Soma. Aunque fue un completo desastre Tolkien sobrevivió, pero enfermó gravemente con la Fiebre de la Trinchera (similar al tifus). Permaneció en un hospital militar hasta 1917 y mientras estaba allí comenzó a trabajar en El Silmarillion. En ese mismo año nació su hijo John. El 16 de Julio de 1919 le licenciaron del ejército y se trasladó a Oxford.

          Durante la década de los 20 vario eventos importantes tuvieron lugar en la vida de Tolkien, el primero fue el nacimiento de su segundo hijo Michael en 1920. También comenzó a escalar posición tras posición como filólogo (persona que estudia las lenguas), primero siendo el Lector de Lengua Inglesa en la Universidad de Leeds y posteriormente como profesor de Lengua Inglesa en 1924. El 1 de Octubre de 1925 volvió a Oxford como profesor de Anglo-Sajón y en 1926 se convirtió en socio del colegio Pembroke. Sus estudiantes le adoraban porque gastaba el tiempo ayudándoles con trabajos y otros estudios, pero sobre todo porque les animaba de todas las formas concebibles. Irónicamente, le reclamaban que era un profesor terrible porque hablaba demasiado deprisa, demasiado alto y sus palabras eran extremadamente poco claras. Y para colmo, nunca se preocupaba en explicar su asignatura porque suponía que la persona que estaba hablando conocía de que estaba hablado - todo lo relacionado desde Beowulf a los Elfos.

         Durante su vida, Tolkien formó parte de dos clubs: Los Coalbiters y los Inklings. Ambos estaban compuestos por hombres eruditos quienes se reunían en habitaciones privadas o en el fondo de una taberna. Estos dos clubs resultaron ser el origen del ánimo y la crítica constructiva para las obras de C.S. Lewis y J.R.R. Tolkien.. Los Coalbiters oyeron los extractos de El Silmarillion y secciones del primer borrador de El Hobbit. Los Inklings, sin embargo, fueron ligeramente un grupo más numeroso y se reunían con el mismo estilo, pero resultaron ser más prolíficos con autores como Lewis, Tolkien, Charles Williams, y Hugo Dyson.

         El Hobbit fue comenzado en 1928 mientras Tolkien examinaba solicitudes escritas por estudiantes para acceder a la Universidad.. Se completó a principio de los treinta, pero no se publicó hasta 1938. También el Silmarillion fue completado en su primer borrador y presentado por primera vez para su publicación en 1937, pero fue rechazado por su naturaleza escolar y su interés en lenguas no existentes y mitología. De todas formas, más tarde, El Señor de los Anillos probó la existencia de su mitología y una vez el libro estuvo completado por Christopher Tolkien, tras la muerte de su padre, fue finalmente impreso en 1977.

         En 1936, Tolkien recibió una beca Leverhume, subvención que le dio derecho a elegir un tema de investigación durante dos años. No sorprende que eligiera Beowulf. Ese año más tarde entregó un escrito famoso titulado "Beowulf: Los Monstruos y las Críticas" en el cual criticaba a los críticos que dejaban sus sugerencias y opiniones sobre el significado de la historia cubriendo la verdadera propuesta de la misma. Manifestaba que metían sus narices tan profundamente en el significado de entre líneas que lo perdían por completo; olvidar esto que después de todo es una historia.. En 1938, entregó otro ensayo famoso, éste a Charles Williams en 1938, titulado "On Faerie-Stories." Este particular ensayo es significante porque revela la filosofía de Tolkien de cómo están escritas las mitologías, incorporando lo bueno, lo malo, la cosmología, la geografía y el lenguaje dentro de una forma que encontramos verosímil.

         En 1942, Tolkien se volvió el Profesor Merton de Lengua y Literatura Inglesa y resignó sus posiciones antiguas. Dos de sus grandes obras fueron publicadas junto a muchos poemas en los años cuarenta.

         C.S. Lewis dijo, antes de morir, que había visto los primeros manuscritos de El Señor de los Anillos en la casa de Tolkien en 1937. Durante los catorce años siguientes, Tolkien leería extractos de los Inklings, quienes resultaron ser más un ánimo que una crítica. Sus deberes como profesor eran sus principales prioridades, y entonces vinieron sus deberes como autor y por eso el libro largo en su escritura. Fue finalmente completado en 1949. Tolkien al final entregó El Señor de los Anillos para su publicación en 1950, pero fue rechazado por George Allen y Unwin, sus editores ingleses. Sin embargo, sus decisiones fueron revocadas y fue finalmente impreso en 1954. Originalmente, sus tres libros fueron diseñados como uno, pero para recortar costes en la impresión y las pérdidas proyectadas en ingresos, el editor lo dividió en tres: La Asociación del Anillo, Las Dos Torres y El Regreso del Rey. Esto estaba bien hecho excepto después de la impresión del primer libro ya que no estaban preparados para la inesperada demanda durante los dos años siguientes. Para satisfacer las demandas del cliente, Las Dos Torres y El Regreso del Rey fueron imprimidas dos veces tan rápidamente como habían sido planeadas originalmente. Los libros obtuvieron más popularidad incluso durante los sesenta y continúan vendiéndose a una velocidad considerable.

         En 1954, Tolkien recibió el honorario de Doctor en Letras por el University College en Dublín y la Universidad de Lieja en Bélgica, así como ser elegido vicepresidente de la Sociedad Filológica de gran Bretaña y galardonado como miembro honorario en la Sociedad Islándica. En 1957, las Universidades de Harvard y Marquette le otorgaron grados honorarios. También en ese año, ganó el premio a la mejor novela fantástica de 1956 en la Convención Mundial de Ciencia Ficción y en 1958 ganó el puesto honorario del Merton College.

La vejez finalmente le alcanzó a finales de los sesenta. Su mujer había estado enferma crónicamente varios años y apenas fue capaz de recibir invitados o incluso a sus hijos y nietos. Un elemento importante que acompañaba a la fama era la atención que conllevaba. Al principio era halagüeño pero se convirtió en algo molesto. Por el tiempo de El Señor de los Anillos alcanzó la cima de la popularidad, Tolkien estaba resentido por las llamadas telefónicas a altas horas de la noche, la multitud de visitantes no invitados, las toneladas de correo y la pérdida de su privacidad que empezaron a ser una plaga para él y su familia. En 1968, él y su mujer se trasladaron a Bournemouth, usando un alias para proteger su privacidad. Edith Mary murió el 2 de Noviembre de 1971 dejando solo a Tolkien desde que sus hijos estaban diseminados a lo largo de Inglaterra. Para combatir la soledad, se trasladó a un apartamento propiedad de la Universidad de Oxford. Allí vivió felizmente hasta que murió el 2 de Septiembre de 1973 a la edad de 81 años. Sin embargo, justo antes de morir, fue premiado miembro de la Orden del Imperio Británico por la Reina Isabel, uno de los premios más prestigiosos de Inglaterra.


Obras

-“El Hobbit” ("The Hobbit")

Su primera obra conocida en todo el mundo, que surgió como un cuento para niños; supuestamente independiente del mundo y de la mitología que había creado, pero que en última instancia, tuvo cabida en la historia de la Tierra Media. "El Hobbit” o “Historia de Una Ida y Una Vuelta" incursionó en el mundo literario con la aparición del simpático hobbit Bilbo Bolsón (Baggins), quien se lanza a una emocionante aventura con un grupo de enanos exiliados y el reconocidísimo mago Gandalf, en busca del tesoro de los enanos de Erebor, y la restauración del Reino Bajo la Montaña.

-“El Señor de Los Anillos” ("The Lord Of The Rings")

La gran Obra de Tolkien, que nació como una continuación de “El Hobbit” , tras el rotundo éxito que ésta fue. La historia épica recoge ahora sí muchos de los aspectos mitológicos de la cosmogonía creada por Tolkien años atrás, y los evoca a lo largo de las aventuras de los hobbits y la comunidad del anillo como recuerdos de épocas pasadas.

La obra, separada en tres extensos volúmenes, narra la historia de la destrucción del Anillo Único, posesión del Señor Oscuro, ahora en manos de Frodo Bolsón. El primer volumen "La Comunidad del Anillo” (“The Fellowship of the Ring)", narra el viaje de Frodo y sus amigos hobbits a Rivendel, donde se determina que la compañía del anillo, formada por los cuatro hobbits Frodo, Sam, Merry y Pippin; el elfo Legolas; el enano Gimli; Boromir, el príncipe de Gondor; y Aragorn, montaraz y heredero de los reinos de Arnor y Gondor; y el poderoso mago Gandalf, debe ir a la Tierra de Mordor, territorio de Sauron, el Señor Oscuro, a destruir el anillo en las grietas del Monte del Destino, donde fue forjado.

El segundo volumen "Las Dos Torres” (“The Two Towers)", narra las aventuras de los diferentes miembros de la comunidad, una vez disuelta, y los preparativos para la gran Guerra sostenida entre Gondor y las tropas enemigas de Mordor, comandadas por los espectros del anillo, también llamados Nâzgul.

El tercero y último, "El Retorno del Rey” (“The Return Of The King") narra la terrible guerra del anillo, sostenida en las tierras que están junto a Minas Tirith, la gran fortaleza de los hombres; y la destrucción del anillo en el monte del destino, tras una larga y penosa travesía de Frodo y Sam por la Tierra Tenebrosa.

- “El Silmarillion”("The Silmarillion")

La gran obra de Tolkien, fue publicada hasta 1976, cuando Tolkien ya había fallecido. Christopher, tercer hijo de J.R.R. Tolkien, ha reunido en un solo libro, los extensos manuscritos que Tolkien escribiera desde los dieciocho años sobre la Tierra Media y su mitología.

El libro se divide en varias partes: El Ainulindale y el Valaquenta, una especie de Génesis, en el que se narra cómo los Poderes del Mundo o los Ainur, conciben el mundo con su música, y van forjando la Tierra: Arda.

-“Las Aventuras de Tom Bombadil” ("The Adventures Of Tom Bombadil")

-“Egidio, el Granjero de Ham” ("Farmer Giles of Ham")

- “Árbol y Hoja” ("Tree And Leaf")

- “El Herrero de Wootton Mayor” ("Smith of Wootton Major")

- “Los Cuentos Inconclusos” ("The Unfinished Tales")

- “El Libro de Los Cuentos Perdidos 1”("The Book of Lost Tales 1")

-“El Libro de Los Cuentos Perdidos 2”("The Book of Lost Tales 2")

- “Las Baladas de Beleriand” ("The Lays Of Beleriand")

- “La Formación de la Tierra Media” ("The Shaping Of Middle Earth")

-“El Camino Perdido” ("The Lost Road")

-“El Retorno de la Sombra” ("The Return Of The Shadow")

-“La Traición de Isengard” ("The Treason Of Isengard")

-“La Guerra del Anillo” ("The War Of The Ring")

-“The Road Goes Ever On: A Song Cycle”

-“Sauron Derrotado” ("Sauron Defeated")

-“Cartas de J.R.R. Tolkien” (“Letters of J.R.R. Tolkien”)

-“Las Cartas de Papá Noel” (“The Letters Of Father Christmas”)

-“El Señor Bliss” (“Mr. Bliss”)

   

Estilo General

A lo largo de toda su obra, Tolkien va creando un universo nuevo, que solo existe gracias a él. En este universo cada suceso tiene una profundidad histórica tremenda: todo está ligado a algo que pasó hace mucho tiempo atrás.

Aquí se nota el carácter aventurero de sus creaciones, en que todo va encaminado al cumplimiento de una misión, que se encadena con otra y otra, pero siempre con un destino claro.

Extrañamente, todos los personajes que Tolkien destina para el cumplimiento de la misión, en que se compromete todo el universo, son verdaderos antihéroes: son sacados de pronto de su realidad tranquila y son enviados a salvar el mundo. No tienen conciencia de sus capacidades, sin embargo, al llegar el momento generalmente salen airosos de su labor.

Una lectura más detallada de las obras de Tolkien podría mostrarnos algunas de sus debilidades, por ejemplo, la pobre descripción de las expresiones de los rostros: Todo se queda en “ojos brillantes” o “tez clara”, pero no hay nada más allá de eso, a diferencia de la descripción de la luz: todo es luz, de plata, de oro, del sol, de la luna, todo es muy rico en descriptivas luces.

Sin embargo, todo lo anterior no es nada, en comparación con el genio inventivo de su escritor, que fue capaz de crear en transcurso de su vida lo que muchos pueblo demoran miles de años en hacer. Por ejemplo, él creo Gandalf,, el mago, pero el mito de Merlín tomó más de mil años en ser creado, y por todo una nación.

De modo que aunque los defectos de Tolkien y su obra puedan ser incontables, nunca sobrepasarán a las bondades de su literatura.

La Tierra Media

El mundo de Tolkien esta lleno de magia, de mitología y de leyendas, un mundo donde habitan enanos, dragones, elfos, trasgos, trolls y todo tipo de seres fantásticos que solo la gran imaginación de Tolkien ha sido capaz de crear, un mundo donde podemos encontrarnos todo tipo de paisajes, desde el más hermoso, hasta el más tenebroso.

Para empezar vamos a mostrar un mapa de la Tierra Media:

John Ronald Reuel Tolkien

Ahora vamos a describir los lugares más importantes de la Tierra Media:

La comarca

Las verdes y extensas tierras de la Comarca en Eriador son el hogar de la raza mediana que recibe el nombre de hobbits.

La Comarca está dividida en cuatro zonas principales, llamadas las Cuadernas: la cuaderna del norte, del sur, del este y del oeste. Los hobbits se adaptan bien a estas fértiles tierras. Las aldeas y pueblos de la Comarca crecieron, a partir de agujeros hobbits y cabañas y pequeñas granjas. La Comarca es una región extremadamente pacífica, cuyos habitantes no sabían casi nada del mundo exterior. Tienen muy buenos caminos y varias posadas.

Última Morada

Se encuentra en Rivendel. Es donde vive Elrond, un medio elfo y sus antepasados eran grandes e importantes hombres y elfos. La Ultima Morada se encuentra en un valle rodeado de estrechos y de paredes escarpadas que se abren de súbito. Si uno mira desde arriba se pueden ver grandes árboles y una corriente de agua en el fondo. Algunos desfiladeros muy profundos en los que el agua corre por ellos en cascadas. Hay gargantas oscuras que no se pueden cruzarse sin trepar. Hay ciénagas; algunas eran lugares verdes de aspecto agradable donde crecen flores altas y luminosas.

Montañas Nubladas

Hay muchas sendas que suben internándose en aquellas montañas, y sobre ellas muchos desfiladeros. Pero la mayoría de estas sendas son engañosas y decepcionantes, o no llevaban a ningún lado, o acababan mal; y l mayoría de estos desfiladeros están infestados de criaturas malvadas y de peligros horrorosos

Valle y casa de Beorn

Beorn es un cambia de piel: unas veces un enorme oso negro, y otras veces un hombre vigoroso y corpulento de pelo oscuro. Hay muchos árboles que parecen olmos y robles, un rió que atraviesa el valle sobresaliendo del terreno. Justo en el curso del río que allí serpentea, hay una gran roca, casi una colina de piedra, como una última avanzada de las montañas distantes, o un enorme peñasco arrojado millas adentro en la llanura por algún gigante.  

Su casa es una cancela de madera, alta y ancha, y desde allí, a lo lejos, se pueden ver jardines y un grupo de edificios de madera, algunos con techo de paja y paredes de leños informes: graneros, establos y una casa grande y de techo bajo, todo de madera. Dentro, al fondo del gran seto, hay hileras e hileras de colmenas con cubiertas acampanadas de paja.

Por dentro hay un patio, tres de cuyas paredes están formadas por la casa de madera y las dos largas alas. En medio hay un grueso tronco de roble, con muchas ramas desmochadas al lado.

Bosque Negro

La entrada del sendero al bosque negro es una especie de arco que lleva a un túnel lóbrego formado por dos árboles inclinados, demasiado viejos y ahogados por la hiedra y los líquenes colgantes para tener mas que una pocas hojas ennegrecidas. El sendero mismo es estrecho y serpente por entre los troncos. Hay ardillas negras en el bosque. Hay también extraños ruidos, gruñidos, susurros, correteos en la maleza y entre las hojas que se amontonaban en algunos sitios del bosque.

Entre las cosas visibles lo más horrible son las telarañas: espesas telarañas oscuras, con hilos extraordinariamente gruesos; tendidas casi siempre de árbol a árbol, o enmarañadas en las ramas más bajas, a los lados. Es quieto sofocante y oscuro.

Las noches en el Bosque Negro son lo peor: todo se pone oscuro como el carbón, tan negro que de verdad no se puede ver nada. Al medio del bosque hay una corriente de agua que interrumpe el sendero. Rápida y alborotada... y es negra.

Nada apetitoso parece crecer en el bosque; solo hongos y hierbas de hojas pálidas y olor desagradable.

Montaña Solitaria

Las tierras en que se encuentra la montaña solitaria son desoladas y desiertas, y con muy poca hierba. Los árboles y arbustos habían muerto mucho tiempo atrás y ahora solo quedan unos restos rotos y ennegrecidos.   

Por el valle de la montaña pasa un río, el río Rápido, y sus orillas son desnudas y rocosas, altas y escarpadas sobre la corriente. Nada se mueve en el yermo aparte del vapor y el agua, y de cuando en cuando un cuervo negro y siniestro.

A lo lejos se veía la montaña amenazadora asomando la cima oscura entre las nubes.

Lorien

Es el más hermoso de los reinos élficos que quedan en la Tierra Media. Lo llaman Lothlórien, “la tierra en la que sueñan las flores”, y recibe también los nombres de Lórien, “tierra de los sueños”, y Laurelindórinan, “tierra del valle del oro cantor”. En este reino de los bosques, crecen los árboles mallorn de hojas doradas y troncos plateados. Son los árboles más altos y más hermosos de la Tierra Media y sobre sus ramas altas construyen sus casas sobre unas plataformas llamadas telain o flets.

Estos elfos son prácticamente invisibles, porque se mueven por las ramas altas y llevan capas de elfos grises con una capacidad camaleónica mágica. Aquí gobieran la reina Galadriel y el rey Celeborn. Lothlórien posee una gran ciudad-palacio llamada Caras Galadon, la “ciudad de los árboles”. Es un palacio real construido en la cima de una gran colina en la que se encuentran los árboles más altos del bosque y está rodeada por un muro al que rodean, a su vez, otros grandes árboles.

Fangorn

Es uno de los bosques más antiguos de la Tierra Media. El Bosque de Fangorn se encuentra en el extremo sur de las Montañas Nubladas. A pesar de que es enorme, no es más que un resto del inmenso bosque que en otros tiempos se extendía hacia el norte.

Varios de los otros pueblos lo llaman el Bosque de los Ents, porque es el último refugio de los grandes guardianes de los árboles, llamados ents; es un bosque encantado que produce miedo a todos menos a los elfos que aman los bosques, lleno de multitud de espíritus extraños, a menudo con mal genio. El bosque recibe su nombre de su guardián principal, Fangorn, el ent de más edad que queda en la Tierra Media.

Gondor

Gondor es el reino meridional de los dúnedain de la Tierra Media. Fue invadido muchas veces por varios ejércitos. Tan debilitado quedó Gondor que, en el año 2002, los siervos de Sauron (el mayor poder maligno de aquel tiempo), los Nazgûl o Espectros del Anillo, tomaron la ciudad de Minas Ithil. Fue ocupada por poderes malignos durante más de mil años y rebautizada como Minas Morgul.

La principal ciudad era Minas Arnor pero tras un ataque de Sauron que casi la destruyó los hombres de Gondor cambiaron el nombre de la torre que les quedaba, Minas Anor, por Minas Tirith, “Torre de la Guardia”. Resultó ser un nombre adecuado, porque durante más de mil años Minas Tirith montó guardia contra las fuerzas del mal que amenazaban con destruir a Gondor completamente.

Años después Minas Tirith era una formidable fortaleza, construida en siete niveles. Cada nivel se alzaba sobre el anterior y estaban todos rodeados por murallas circulares. Cada una de estas murallas no tenía más que una puerta, pero, por motivos defensivos, cada puerta estaba situada en un lugar diferente que la del nivel inmediatamente inferior, mientras que la Gran Puerta de la muralla principal miraba hacia el este.

Mordor

Es el lugar que eligió Sauron, para concentrar su poder y luego poder expandirse al resto de la Tierra Media.

En las Montañas de la Sombra que constituyen el muro occidental y frontera de Mordor, existía un estrecho paso poco frecuentado llamado Cirith Ungol, el desfiladero de la araña.

La cuenta de los años en la Tierra Media:

-La primera edad comienza cuando los Valar (una especie de dioses) crean el mundo. Terminó con la Gran Batalla en la que el ejercito de Valinor, donde vivían los Valar, derribó a Morghot, un valar con mucho poder que se había pasado al lado oscuro.

- La Segunda Edad terminó con la primera derrota de Sauron, servidor de Morghot, y la desaparición del Anillo Único, un anillo muy poderoso que forjaron los elfos.

- La Tercera Edad llegó a su fin con la Guerra Del Anillo (que se narra en el Señor de los Anillos).

- En la Cuarta Edad las edades anteriores se llaman Días Antiguos.

Razas y personajes importantes de la Tierra Media

Los Hobbits

Los hobbits son gente pequeña de la mitad de nuestra talla, y más chicos que los enanos barbados. Los hobbits no tienen barba. Hay poca o ninguna magia en ellos. Tienden a ser gruesos de vientre; visten colores brillantes; no usan zapatos, porque en los pies tienen suelas naturales de piel y un pelo espeso y tibio de color castaño, como el que les crece en las cabezas (que es rizado); los dedos son largos, mañosos y morenos, los rostros simpáticos, y se ríen con profundas risas.

Así son definidos los hobbits por parte de Tolkien y de esta forma tenemos que imaginárnoslos, aunque cada uno puede atribuir el resto de características físicas no descritas como quiera.

La mayoría de los hobbits viven en agujeros en el suelo. No un agujero húmedo, sucio, repugnante, con restos de gusanos y olor a fango, ni tampoco un agujero seco, desnudo y arenoso, sin nada en que sentarse o que comer: era un agujero-hobbit, y eso significa comodidad. Tienen las puertas y ventanas redondas y largos pasillos que llevan a muchas habitaciones. Nunca tienen escaleras, ya que a los hobbits no les gusta subirlas.

Gandalf (magos)

“Si sólo hubieseis oído un cuarto de lo que yo he oído de él, y he oído sólo muy poco de todo lo que hay que oír, estaríais preparados para cualquier especie de cuento notable."(Capítulo I, pág 14 "El Hobbit")

Gandalf representa la sabiduría dentro los libros de Tolkien. Su condición de mago errante unido a la descripción que de él realiza Tolkien, da muestras de la idea de "hombre" sabio que podemos tener en mente cuando leemos o escuchamos alguna historia fantástica. Tolkien lo describe como un anciano con un bastón; con un sombrero azul, alto y puntiagudo; larga capa gris; bufanda de plata; barba larga y blanca; botas negras y cejas largas y espesas; es decir, como todo el mundo se imagina a un mago.

Pero Gandalf no sólo representa la sabiduría, sino que nos da eco de como es el autor-narrador, es decir, Tolkien nos cuenta una historia de hechos fantásticos y se identifica con este personaje. Tolkien está alucinado, o eso nos cuenta, de las cosas e historias que ha oído de Gandalf, pero eso no es más que su representación puesto que, al fin y al cabo, Tolkien nos está contando una historia también alucinante y fantástica.

En definitiva, Gandalf representa la sabiduría, el oportunismo (siempre aparece cuando se le necesita), la tradicional figura del anciano mago y, ante todo, al narrador de historias fantásticas que todo el mundo se sienta a escuchar, es decir, a J.R.R. Tolkien.

Los Enanos

Los enanos son una especie de hombres pequeños y corpulentos, con largas barbas peinadas y recortadas. Visten ropas finas y tienen el paso orgullosos. Nadie sabe de lo que es capaz un enano, ya sea por venganza o por recobrar   lo que les pertenece. Los enanos no son héroes, sino gente calculadora, con una idea precisa del valor del dinero; algunos son ladinos y falsos y bastante malos tipos; otros, en cambio, son bastante decentes sino se le pide demasiado.

Pese a que los enanos están caracterizados individualmente, es decir, tienen nombre y apellido: Dwalin, Balin, Kili, Fili, Dori, Nori, Thorin, etc., y cada uno está descrito con distintas peculiaridades: barba azul, blanca, amarilla; capuchón verde oscuro, escarlata, azul, púrpura, gris, castaño, blanco, amarillo, verde pálido, celeste con borla de plata; cinturón dorado, de plata, de oro y plata; todos tienen un denominador común que es "el amor de los enanos que le tenían al oro".

Todos los detalles proporcionados por el autor nos sirven para clarificar que los enanos son una antigua raza orgullosa y luchadora que se mueven por propio interés y no dudan en utilizar a quien sea para obtener su beneficio.   

Los Elfos

Este pueblo recibe un gran numero de nombres: elfos, eldar, primeros nacidos, primer linaje, etc.

Los elfos son un gran pueblo de la antigüedad. Son sin duda la raza más espiritual y mística de la tierra media. Además son bondadosos por naturaleza, sabios, nobles, inmortales y hermosos. El hecho de ser inmortal no impide que puedan morir por heridas.

  La palabra elfos significa gente hermosa. Ellos tienen un aspecto similar al de un hombre solo que mucho más bellos, miden entre 1,8 y 2,0 metros. Son delgados y esbeltos y no tienen barba. El color de pelo y los ojos varían según la estirpe. Son muy alegres y muy sabios. Es asombroso como están enterados de lo que ocurre entre las otras gentes de la tierra. Los elfos no son malos, pero desconfían de los desconocidos: esto puede ser un defecto. Aunque dominan la magia, andan siempre con cuidado.

Les encanta hacer fiestas por las noches. Prendían grandes hogueras; algunos tocan el arpa mientras los demás cantan. Se adornan con flores, gemas, cinturones y collares.

Los Hombres

Los humanos en la Tierra Media reciben distintos nombres como Atani, Edain, Hildor, los Temerosos de la Noche, Hijos del Sol y otros nombres algo más crueles como los Enfermizos, los de Mano Torpe, los Mortales, los Malditos, los Temerarios, los Forasteros o los Usurpadores.

Para describir a los humanos tan sólo hemos de observarnos a nosotros mismos. En la Tierra Media existen multitud de tipos de humanos. Es importante destacar que también son mortales y los hay en el lado del bien y del mal.

El rol del hombre en la Tierra Media no es exactamente el mismo que tiene en nuestra sociedad, es decir, el autor degrada al hombre situándolo en el último lugar de la escala de la creación. Tolkien, como menciona en la obra, destaca una civilización gloriosa pero que ya es historia. Los hombres, a pesar de ocupar un papel secundario, también actúan como salvadores "in extremis" de los protagonistas a lo largo de sus correrías.

La cuidad más grande de los hombres era Esgaroth, en el lago largo, construida sobre puentes, rodeada por una gran muralla.
Otra ciudad importante es la ciudad flotante, que se encuentra en las orillas del Río Grande.

Las Águilas

Las águilas tienen ojos penetrantes y pueden ver cosas pequeñas desde una gran distancia. El Señor de las Águilas de las Montañas Nubladas tenía ojos capaces de mirar al sol sin un parpadeo y de ver un conejo que se movía allá abajo a una milla a la luz pálida de la luna.

  Las águilas no son aves bondadosas. Algunas son cobardes y crueles. Pero la raza ancestral de las montañas del norte era la más grande entre todas. Altivas y fuertes, y de noble corazón.

Pese a ser un pequeño grupo dentro de la Tierra Media, las águilas actúan como el "deux ex machina" de las grandes tragedias griegas, puesto que aparecen en el momento más oportuno para salvar a los protagonistas de una muerte segura.

Los Trolls

Los trolls son grandes criaturas, con unas grandes caras toscas. Tienen un lenguaje ininteligible. Son cortos de entendimiento, y bastante suspicaces con cualquier cosa que les parezca una novedad. Tienen que estar bajo tierra antes del alba, o vuelven a la materia montañosa de la que están hechos, y nunca mas se mueven.

J.R.R. Tolkien define a los trolls como seres despreciables y tontos, seres de gran talla pero de corto entendimiento. Con esto, me quiero referir a la gran distinción que hace el autor de que es más fuerte la inteligencia, seas como seas físicamente, que la fuerza física, ya que tres grandes trolls son derrotados por un pequeño mago simplemente usando su inteligencia.


Los Lobos

Los lobos se encuentran cerca de las montañas. Viven en manadas, y siempre con un líder. Tienen un olfato finísimo. No necesitan verte para encontrarte. Son comunes colaboradores de los trasgos en sus correrías y están preparados para la guerra. Tienen un aullido largo y estremecedor.

Los Wargos son lobos que viven cerca de las montañas nubladas en los deslindes del bosque negro.   

Los Trasgos

Son grandes, de cara fea. Los trasgos son muy brutos, pellizcan sin compasión, y ríen entre dientes o carcajadas con voces horribles. Son crueles malvados y de mal corazón. Los trasgos comen caballos, poneys y burros y siempre tienen hambre. Viven en grietas; sitios profundos y oscuros porque no soportan la luz, llenos de pasadizos que se cruzan y confunden en todas direcciones.

No hacen nada bonito, pero sí muchas cosas ingeniosas, aunque comúnmente son desaseados y sucios. Inventaron muchas maquinas terribles, en especial ingeniosos aparatos que matan enormes cantidades de gente de una vez. No odian especialmente a los enanos, no más de lo que odian a todos y a todo.

De esta forma son definidos los trasgos en el libro por J.R.R. Tolkien, queriendo dar a entender que son personajes reales y que, por culpa de ellos, han ocurrido muchas guerras y masacres humanas. O, simplemente, ha personificado a ciertos personajes de nuestra sociedad.

Las Arañas

Las arañas son peludas y grandes, con grandes colmillos llenos de veneno. Viven en el Bosque Negro, donde tejen telarañas para atrapar a la gente desprevenida. Telarañas espesas y oscuras, con hilos extraordinariamente gruesos; tendidas casi siempre de árbol a árbol, o enmarañadas en las ramas más bajas, a los lados.

Las arañas no tienen un papel primordial en la historia de la Tierra Media, pero tienen una simbología muy importante no sólo en el relato sino en la vida en general. Las arañas aparecen como el resultado fatal si te desvías del camino, es decir, son las redes que te atrapan y no te dejan salir hasta que ya no les sirves de nada.

Conclusión

Luego de leer varios libros de J.R.R Tolkien (“El Señor de los Anillos”, “El Hobbit”, “El Silmarillion”, “Egidio, el granjero de Ham”, entre otros) pudimos hacernos una idea más completa de lo que significa su obra. Nos dimos cuenta lo difícil que puede ser encontrar en nuestra imaginación un mundo como este, con todos sus personajes y sus respectivas historias.

Los libros de Tolkien nos recuerdan, en cierta forma, a las “Crónicas de Narnia”, de C.S. Lewis, ya que poseen una especie de magia que hace que el lector se sienta protagonista de la historia y no pueda dejar de leer. Los dos describen muy bien sus paisajes, lo que ayuda aún más al lector a sentirse parte de la historia.

Bibliografía

Tolkien, John. El Señor de los Anillos, La Comunidad del Anillo

Santiago, Chile. Edit. Antártica

1994.

Tolkien, John. El Silmarillion

Barcelona, España. Edit. Minotauro

1998.

Tolkien, John. El Hobbit

Santiago, Chile. Edit. Antártica

1997.

Tolkien, John El Señor de los Anillos, Apéndices

Barcelona, España. Edit. Minotauro

1995. pp. 89, 141, 150 a 151, 154 a 164

www.rincondelvago.com

espanol.yahoo.com

www.altavista.com

www.geocities.com/elhobbitylatierramedia

1