Johann Sebastian Bach

Música clásica. Música barroca. Compositores clásicos. Música religiosa. Vida y obra

  • Enviado por: Beatriz
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 11 páginas
publicidad
publicidad

1º VIDA DE BACH:

Johann Sebastian Bach, (1685-1750) músico alemán, nacido el 21 de marzo en Eisenach y miembro de una familia de músicos originaria de Turingia. Huérfano desde los Díez años, se trasladó a Ohrdruf, donde fue acogido por su hermano mayor, Johann Christoph, quien le dio las primeras lecciones de música. Entre 1685 y 1702 estudió en las ciudades de Ohrdruf y Lüneburg. A los 17 años tocaba el órgano, el clavecín, el violín, la viola, cantaba en el coro y era asistente del kantor. Entre 1703 y 1707 fue organista en Arnstadt, y en 1707 -08, en Mühlhausen. En 1708 pasó a Weimar, donde ejerció el mismo cargo y el de maestro de música de cámara. En 1717 fue maestro de capilla en la corte de Köthen. En 1723 sucedió a Kuhnau como maestro de capilla en la iglesia de Santo Tomás de Leipzig y como director musical de la Universidad de dicha ciudad, cargos que ocupó hasta su muerte. En 1747 fue invitado a la corte de Federico el Grande de Prusia; esta visita tuvo como resultado la composición de Ofrenda musical, obra basada en un tema, propuesto por el rey, sobre el cual Bach compuso varias piezas de carácter polifónico.

Estuvo casado dos veces: primero con su prima María Barbara (1707), que murió en 1720, y después con Anna Magdalena Wülcken (1721. Tuvo once hijos y nueve hijas, algunos de ellos compositores, como Carl Philipp Emanuel , Wilhelm Friedemann y Johann Christian. En sus últimos años Bach padeció una enfermedad ocular que le produjo una ceguera completa.

Ligado, como todos los músicos de su tiempo a los príncipes de las pequeñas cortes alemanas, Bach no pudo imponerse como compositor; se le consideraba un virtuoso del órgano, y en sus años de Leipzig se vio obligado a enfrentarse con un mundo de rivalidades y con un trabajo excesivo como maestro de coro, profesor universitario y organista. Los desengaños de Bach se reflejan en una famosa carta a su amigo G. Erdman (1730).

La obra de Bach puede ser considerada como el punto culminante de la música polifónica cuya forma más importante, la fuga, fue llevada por Bach a su más alto grado de perfección en su última obra El arte de la fuga.

Los géneros musicales existentes antes de Bach adquieren en la obra del compositor alemán una personalidad nueva. Johann Sebastián Bach había conocido en su juventud las obras de los compositores franceses del barroco, y de los barrocos italianos sobre todo Vivaldi. La música de Bach constituye, pues, un fenómeno único y fundamental que influye sobre el desarrollo de la música en Occidente. Las condiciones político-sociales de la alemania del siglo XVIII, dividida en pequeñas cortes que sometían el arte a su mecenazgo y a su tiranía, impidieron que la música de Bach fuera valorada en su tiempo. Fue Mendelssohn quien en el siglo XIX le dio a conocer por su Pasión según San Mateo, en 1829. En 1850, R. Schumann, O. Jahn, Franz Liszt, L. Spohr y otros músicos fundaron la Bach-Gesellschaft, que recogió y editó las obras de Bach.

2º OBRAS:

Escribió más de 200 cantatas, la Misa en sí menor, tres Magníficats, motetes, preludios, fugas, etc. Se conservan dos de sus cinco Pasiones (Según San Mateo y Según San Juan ). Entre sus obras más divulgadas cabe mencionar los conciertos de Brandemburgo, los Oratorios de Navidad, de Pascua y de la Ascensión, los dos libros de El clave bien temperado, conciertos, suites y sonatas para diversos instrumentos, La ofrenda musical y El arte de la fuga.

a) ORATORIO DE NAVIDAD (1):

Johann Sebastian Bach compuso el Oratorio de Navidad en el año 1734. Si lo comparamos con la Misa en Si menor o La Pasión según San Mateo, el Oratorio puede considerarse como una obra “menor” dentro de su producción musical. Lo que no es excusa para infravalorar esta partitura, pues sus singularidades nos obligan a juzgarla según parámetros distintos. La música contenida en el Oratorio de Navidad, es una de las creaciones más apreciadas por el público; su belleza, su inspiración y su grandeza, la hacen merecedora de un lugar privilegiado en el repertorio sacro barroco.

Bach termino de componer El Oratorio en el mes de octubre; fue estrenado tal y como recuerda la primera edición del libreto publicada también en 1734, en las dos iglesias principales de Leipzig en la Navidad de ese mismo año. El Oratorio no se interpretó nunca como una sola obra.

b) ORATORIO DE NAVIDAD (2):

Bach concibió el Oratorio de Navidad en plena madurez, época prodiga en hallazgos en la carrera creativa del músico. A este período de plenitud le corresponden obras como, La Pasión según San Juan, según San Mateo y según San Marcos, hoy perdida; también el Kyrie y el gloria de la Misa en Si menor.

El Oratorio de Navidad posee unas singularidades muy definidas.

En las seis partes en las que se divide la partitura, el compositor se sirvió de tonalidades mayores; Re, Sol, Re, Fa, La y Re, respectivamente. Aunque algunos exegetas de la obra bachiana han querido ver en esta articulación de los compases una falta de unidad en el discurso general, existen evidencias estructurales y musicales que nos hacen pensar en que el compositor deseaba construir una obra unitaria y sólida.

El libreto de El Oratorio de Navidad se basa en los evangelios de san Lucas y san Mateo, completándose con versos originales firmados por Picander. Tan notable fue la intervención de Bach en la redacción del texto, que Picander incluyó en la antología de sus obras completas.

c) LA PASIÓN SEGÚN SAN MATEO (1):

Pocas veces se han alcanzado cotas tan altas en el arte de todos los tiempos, la Pasión según san Mateo es a la música lo que El Quijote a la literatura. Lo que quiere decir que estamos ante una de las partituras más profundas, geniales y hermosas de toda la historia de la música. Tal es la grandeza, la elevación de la música contenida en La Pasión según San Mateo, que su efecto en la sensibilidad del hombre contemporáneo, dos siglos y medio largos después de su concepción, sigue siendo abrumador. Sólo obras como la Misa en si Menor o la Gran Pasión pueden, en su sobrenatural y atemporal inspiración, en su desgarradora y sincera humildad y ello pese, o gracias, a los ambiciosos dispositivos vocales, corales y orquestales de los que se sirve, apelar de un modo tan intenso a los más recónditos resortes emocionales del ser humano. La milagrosa música del coloso bachiano, con su serena y perturbadora belleza, nos hace sentir mezquinos e insignificantes. El arte, cuando es auténticamente grande, sobrepasa los límites de la razón y esto es lo que ocurre con la Pasión según San Mateo.

d) LA PASIÓN SEGÚN SAN MATEO (2):

Bach escribió la Pasión según San Mateo en un momento en el que su experiencia y creatividad habían alcanzado la cima. Sus largos y disciplinados años de estudio y trabajo le permitieron experimentar con los más variados géneros musicales de su tiempo, y pusieron en sus manos las herramientas necesarias para poder construir uno de los mayores monumentos a la inspiración humana. Con la Gran Pasión , nuestro hombre no sólo alcanza la cumbre de toda su producción religiosa inmersa en la tradición luterana, sino que rozó la perfección como muy pocos artistas lo habían hecho antes.

La pasión es un género que hunde sus raíces en los dramas litúrgicos medievales conocidos como Autos Sacramentales: representaciones dramatizadas que. Mediante recitados y música, trataban de aproximar al vulgo los pasajes más significativos de la Biblia. Por su asombrosa evolución, resulta increíble que las Pasiones de Telemann, Keiser, Graun o las del mismísimo Bach tengan su origen en unas manifestaciones tan arcaicas.

Mientras fue cantor de la iglesia de Santo Tomás de Leipzig, Johann Sebastian Bach dirigió un total de 26 pasiones. Entre ellas, el padre de la música moderna interpretó las dos de Telemann y las de Graun, Keiser o Andel.

e) LA PASIÓN SEGÚN SAN MATEO (3):

Cubierta por capas y capas de polvo, la Pasión según San Mateo, permaneció dormida hasta el 11 de Marzo de 1829, fecha en la que Félix Mendelssohn la descubrió y recuperó para sus contemporáneos, reestrenándola en una mítica interpretación en Berlín. El compositor hamburgués fue el mayor defensor de la música de Bach, aunque practicó un buen número de cortes a la partitura y modificó su orquestación para hacerla más próxima al público romántico. Pese a que la Pasión según san Mateo posee una unidad absolutamente inquebrantable y su escritura es un ejemplo tan grandioso de ingenio especulativo, que toda suerte de modificación o resumen no es sino un atentado contra la integridad e ideario de una de las mayores obras maestras de la historia de la música, hay que agradecer a Mendelssohn su imprescindible intervención a favor de la resurrección del kantor.

f) LA PASIÓN SEGÚN SAN JUAN (1):

Johann Sebastian Bach, a pesar de sus cinco soberbias series de cantatas, de su magnifica Misa en Si menor, del Oratorio de Navidad o del Magnificat en Re mayor, es, ante todo, el autor de la Pasión según san Mateo. Ninguna de sus otras composiciones sacras puede compararse con ella. Sin embargo, con el paso del tiempo, la sombra de esta obra colosal se ha ido difuminando lo suficiente para dejar ver que cinco años antes de su estreno Bach ya había alumbrado otra pasión de calidad semejante, injustamente ensombrecida: La Pasión según san Juan.

La Pasión según san Juan fue compuesta por Bach durante su primer año como kantor de la Iglesia de Santo Tomás de Leipzig, y su estreno tuvo lugar el Viernes Santo del año siguiente, 7 de Abril de 1724, en la vecina iglesia de San Nicolás.

g) LA PASIÓN SEGÚN SAN JUAN (2):

Como sucederá después con la Pasión según san Mateo, el nudo argumental de La Pasión según san Juan, que comprende el arresto, el proceso, la crucifixión y el entierro de Cristo, se desarrolla en cuatro niveles distintos pero claramente interrelacionados: el narrativo, el lírico, el devoto y el monumental.

La Pasión según san Juan es una obra dominada por los aspectos narrativos y los sentimientos dramáticos del texto en que se basa. El relato del Evangelio es su objetivo fundamental, y las arias y los corales, muy escasos si los comparamos con los que aparecen en la Pasión según san Mateo, están esencialmente subordinados al desarrollo de la acción. Aún así, es en estas arias donde encontramos la música más impresionante y meditativa de toda la obra: llenas de veracidad y de espontánea sinceridad, desbordan una belleza severa, casi austera y filosófica que para sí quisieran los recitativos que las preceden. Los coros, llenos de furia, urgencia y premura, retratan con un realismo incomparable el bramido salvaje de las masas humanas desenfrenadas, el grito delirante del pueblo judío clamando justicia.

h) GRAN MISA EN SI MENOR (1):

Aunque el genero autobiográfico es ante todo una creación literaria de nuestro tiempo, se puede afirmar que las mejores memorias jamás publicadas están contenidas en la Misa en si menor. Obra compleja donde las haya, encierra en sus pentagramas no sólo el saber de toda una vida dedicada a la música, sino también la cultura y la forma de pensar de una época que agonizaba rápidamente. Bach volcó en ella todos sus conocimientos y, con una infatigable vocación de amanuense, fue compilando a lo largo de 25 años los mejores momentos de su carrera, para legarlos a la posteridad dentro de un envoltorio nuevo y definitivo. Integrando, además, en una sola partitura todas las corrientes compositivas históricamente disponibles, desde la más estricta polifonía renacentista hasta los más modernos estilos galantes. A pesar de su longitud y de la increíble variedad de fuentes y estilos que resume, la Misa en Si menor es un prodigio de unidad estructural y esconde bajo la superficie un trabajo ciclópeo de adaptación y recreación musicales.

3º SU IMPORTANCIA EN EL CONTRAPUNTO:

La trascendencia de la música de Bach se debe, en gran parte, al alcance de su intelecto. Es conocido como el maestro supremo del contrapunto. Era 1)capaz de entender y usar cualquier tipo de recurso musical existente en el barroco. Si quería, 2) podía combinar en una misma composición los esquemas rítmicos de las danzas francesas, la dulzura de las melodías italianas y el rebuscado estilo contrapuntístico alemán. Al mismo tiempo, 3) podía escribir para voz y para diversos instrumentos sacando el máximo partido de las propiedades de construcción y afinación de cada uno de ellos.

4) Su capacidad para explotar y valorar los recursos, estilos y géneros musicales le permitió introducir importantes cambios de lenguaje instrumental. Así por ejemplo, 5) podía tomar una composición italiana para varios instrumentos, como un concierto para violín, y transformarla en una obra para cémbalo solo. Mediante el estudio de intrincadas líneas melódicas, 6) era capaz de reducir la compleja estructura de una fuga a varias voces y adaptarla para un instrumento como el violín o el violonchelo.7 ) Los juegos de preguntas y respuestas, y las dispersas texturas de los recitativos operísticos, se pueden encontrar en algunas de sus obras para tecla.

La grandeza de Bach no se debió, por supuesto, sólo a su facilidad técnica. Es la expresividad de su música, presente sobre todo en sus trabajos vocales, lo que transporta y transmite su humanidad, y conmueve a quienes la escuchan.

4º COMENTARIO PERSONAL:

Pienso que Bach fue una persona muy trabajadora y a la vez muy luchador. Se quedó huérfano desde su niñez, lo que le obligó a vivir con su hermano mayor que le introdujo en la música, aunque ya de por si en su familia era tradicionalmente de músicos importantes.

Tuvo veinte hijos lo cual le obligó a trabajar muy duro durante toda su vida incluso cuando se quedó ciego.

Inculcó a sus hijos y a su mujer las enseñanzas musicales y el arte del teclado, escribió varios libros como: el Clave bien temperado, las Invenciones y el Pequeño libro para órgano.

El estilo de música de Bach, barroco, era común en su época y les parecía novedoso, pero ahora ese estilo a mí no me gusta por que es música lenta y la mayoría religiosa Y monótona. Ahora se escuchan más otros estilos de música de acuerdo a la época en que vivimos aunque también hay gente que escucha esta música normalmente

por que le gusta. Pero escucho este estilo de música para relajarme. Valoro en él lo mucho que viajaba y su hiperactividad a la hora de querer abarcar los géneros musicales y sobre todo para crecer como compositor, aunque como todos los músicos haya sido más valorado muerto que en vida.

5º BIBLIOGRAFÍA:

  • Enciclopedia Encarta 2004.

  • Enciclopedia Salvat.

  • Colección de libros de música sacra.

  • Enciclopedia Larousse.

  • Diccionario de la RAE.

11