Jesús de Nazareth

Cristianismo. Iglesia Cristiana. Mesías. Vida. Pasión y calvario. Mensaje mesíanico. Evangelios cristianos

  • Enviado por: Zahira
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 13 páginas

publicidad

JESÚS Y SU MENSAJE:

Jesús es el personaje más importante de la historia de la humanidad; Jesús aún sigue vivo y presente en la vida diaria de millones de personas, a pesar de que haya pasado dos mil años de su existencia, las personas buscan y encuentran en Él el sentido de su existencia y fijan su vida en torno a la vida de Jesús y lo celebran y confiesan como Hijo de Dios.

Ya que los evangelios no dicen nada acerca del aspecto físico de Jesús, los artistas han intentado a lo largo de éstos dos mil años elaborar imágenes sobre como es Jesús físicamente para ellos, aunque eso no quiere decir que sea así, por ello cada uno tenemos una imagen diferente de Jesús en nuestro interior, ésta imagen es fruto de lecturas, pinturas…

La imagen que yo personalmente tengo de Jesús es una imagen bastante parecida a la que aparecen en los cuadros o esculturas de los muchos artistas que lo han representado, yo me lo imagino como un hombre normal y corriente de su época, un hombre joven, con barba y el pelo largo, los ojos verdes, su mirada sería sincera, cariñosa y tierna, tal y como el era y con la piel morena y de constitución delgada. Seguramente esta no sea la imagen real de Jesús, pero es la imagen que nos han ido inculcando poco a poco desde pequeños, es la imagen que sale en los cuadros y en las películas de televisión sobre su vida.

Los textos del Antiguo Testamento, los evangelios, nos dan a conocer a Jesús en un aspecto personal, y nos relatan toda su vida y vivencias con los apóstoles y la gente de su pueblo.

Algunos hechos concretos de los evangelios obstaculizan la creencia en Jesús para muchas personas, como por ejemplo:

_Que fuera de Nazaret: esto no ayudaba a creer que Jesús fuera el mesías. Natanael le preguntó a Felipe: “¿de Nazaret puede salir cosa buena?”, y Felipe contestó: “ven y verás”.

Jesús se fue a vivir a Cafarnaún para que se cumpliese lo que había anunciado el profeta Isaías:

Tierra de Zabulón y de Neftalí,

Camino del mar,

Al otro lado del Jordán,

Galilea de los paganos;

El pueblo que yace en las tinieblas

ha visto gran luz,

y para los que yacen

en la religión tenebrosa de la muerte

ha brillado una luz.

Desde entonces comenzó Jesús a predicar y decir: “Convertíos, porque el reino de Dios está cerca”, pero el mesías no podía venir de un lugar al que llamaran despectivamente”Galilea de los paganos”.

_Que bautizara a Jesús: El que bautizaba era más importante que el bautizado. Jesús fue a Galilea para que Juan lo bautizara, pero Juan dijo: “Soy yo el que necesito ser bautizado por ti, ¿y tu vienes a mi?”. Jesús le contestó: “¡Déjame ahora, pues conviene que se cumpla así toda justicia!”. Entonces Juan accedió a ser bautizado por Jesús, y una vez que Jesús terminó de bautizar a Juan y salió del agua, los cielos se abrieron y vio al Espíritu de Dios descender en forma de paloma y posarse sobre él. Y se oyó una voz del cielo que dijo: “Éste es mi hijo amado, mi predilecto”.

_Que muriera en la cruz: Dios prefirió salvar a los creyentes por medio de una doctrina que parece una locura. Nosotros anunciamos a Cristo crucificado, escándalo para los judíos y locura para los paganos. Dios dejo a Jesús morir en la cruz a pesar de que fuese una muerte vergonzosa en aquella época, propia de ladrones y asesinos, porque quiso darle una lección al mundo entero, pues la locura de Dios es más sabia que los hombres; y la debilidad de Dios es más fuerte que los hombres. Gracias a Dios nosotros estamos en Cristo Jesús, el cual de parte de Dios se ha hecho para nosotros sabiduría, justicia, santificación y redención, para que, como dice la Escritura: “el que quiera presumir de algo, que presuma de los que ha hecho el Señor”

_El fracaso aparente de su obra: mucha gente seguía a Jesús, pero este acabó solo, abandonado por todos:

-Uno le traicionó: estando Jesús una noche en el huerto hablando con sus apóstoles, llegó Juan uno de los doce, acompañado de de un gran tropel de gente con espadas y palos, enviados por los sumos sacerdotes y los ancianos del pueblo, a los cuales Juan iba a entregar a Jesús, Juan les dio la siguiente señal: “Al que yo bese, ese es; prendedle”, y se acercó a Jesús lo saludó y lo besó, y Jesús le dijo: “ ¿con un beso entregas a tu maestro?” .

-Otro le negó: Pedro estaba sentado en el atrio, cuando una criada le dijo:” tu también estabas con Jesús, el galileo”. Pero él lo negó delante de todos, diciendo: “No sé lo que dices”. Al salir hacia el portal, lo vio otra criada, y dijo: “Éste estaba con Jesús el Nazareno”, y él de nuevo lo negó con juramento: “Yo no conozco a ese hombre”. Al poco tiempo se acercan a Pedro unos hombres que estaban allí y le dijeron: “Seguro que tú también eres de ello, pues tu misma habla te descubre”, entonces el comenzó a jurar y perjurar: “No conozco a ese hombre”. Y en aquel instante cantó el gallo, entonces Pedro recordó que Jesús le había dicho: “Antes de que cante el gallo me negarás tres veces”. Y se salió fuera echándose a llorar amargamente.

-Todos le huyeron: todos sus discípulos lo abandonaron y huyeron después de que fuesen a buscarlo con espadas y palos y lo prendiesen y juzgaran como a un ladrón.

EL PAÍS DE JESÚS:

Israel es el país de Jesús, que ha sido nombrado de muchas formas en el transcurso del tiempo: Tierra de Canaán, Israel, Tierra de los hebreos, Tierra prometida, Palestina, y para los cristianos, Tierra Santa.

Belén:

En éste pequeño pueblo de Israel nació Jesús.

Justiniano hizo edificar la basílica actual, la más antigua de Palestina. En su interior se encuentra:

_La gruta de la Natividad, donde una estrella con la inscripción: aquí nació Jesús de la Virgen María, indica el lugar del nacimiento de Jesús.

_El pesebre, lugar donde colocaron a Jesús al nacer.

Galilea:

Galilea es la región más bella y fértil del país. En ella, Jesús vivió gran parte de su vida, y sus costumbres y tradiciones influyeron en Él.

_En Nazaret vivió y creció, y no se diferenciaba de los demás niños o jóvenes.

_Volvió varias veces a su pueblo y no siempre fue bien recibido.

_Predicó entre la gente humilde y sencilla la Buena Nueva del Reino de Dios.

_Jesús para explicar muchos de sus mensajes utilizaba imágenes de la agricultura, ya que era lo que vivía y respiraba.

_Los apóstoles después de la resurrección iniciaron la expansión universal del Reino de Dios.

_La tradición sitúa en éstos parajes muchos discursos y milagros de Jesús.

Jerusalén:

Está situada en un monte, en cuya cima hay un Templo, el cual es el orgullo del pueblo.

Aquí se encuentran los lugares santos para los cristianos: el Cenáculo, el Calvario y el Santo Sepulcro.

_El Cenáculo es donde:

  • Jesús celebró la última cena e instituyó la Eucaristía.

  • Jesús resucitado se apareció a sus discípulos.

  • María y los apóstoles recibieron el Espíritu Santo.

_El Calvario y el Santo Sepulcro son los lugares más venerados de Tierra Santa. Actualmente una gran Basílica cubre el Sepulcro y el Calvario. Aquí Jesús:

  • murió por nuestros pecados.

  • resucitó al tercer día y se apareció a los apóstoles.

_En la cuidad antigua, existe la llamada Vía Dolorosa, que recuerda el camino seguido por Jesús desde el Pretorio, donde fue condenado a muerte, hasta el Calvario donde fue crucificado. Muchos peregrinos lo recorren a diario con gran devoción.

El monte de los olivos:

A un kilómetro y medio de Jerusalén se encuentra el monte de los Olivos, lugar que frecuentaba Jesús para orar.

Después de instituir la eucaristía Jesús fue por última vez al monte de los Olivos, en el huerto de Getsemaní, para orar con sus discípulos; allí fue entregado por Judas a sus enemigos.

Jesús de Nazaret:

Jesús nació en Belén durante el reinado de Herodes, hacia el año e antes de nuestra era, pero vivió gran parte de su visa en Nazaret, por ello es conocido como Jesús de Nazaret. Su infancia y juventud fueron como las de cualquier chico de su edad, fue educado en la tradición religiosa de su pueblo, conocía el Antiguo Testamento y participaba en los actos religiosos como un buen judío.

Jesucristo es verdadero Dios y verdadero hombre: Jesucristo no es en parte Dios y en parte hombre, ni el resultado de una mezcla confusa entre lo divino y humano, si no que Él se hizo verdaderamente hombre sin dejar de ser verdaderamente Dios.

Los cuatro evangelios nos explican que Jesús inició la actividad de predicar la Buena noticia de la Salvación de Dios en su región, sobre todo en Cafarnaum, a orillas del mar Galilea; tenía unos treinta años.

Los historiadores a partir del estudio de los evangelios han deducido los principales acontecimientos de Jesús que aparecen a continuación:

  • -Jesús nació en Belén de Judea, en tiempos del rey Herodes, seguramente en el año 6 a.C., es decir, seis años antes de lo calculado tradicionalmente.

-Se crió en Nazaret como un judío devoto y cumplidor de la ley. Los sábados iba a la sinagoga como de costumbre y se levantaba a leer.

  • Alrededor del año 28 fue bautizado por Juan en el río Jordán.

  • Su vida pública duró de uno a tres años, y en esta le acompañaron sus discípulos, a los cuales los escogió Él mismo; Simón, Andrés, Juan y Santiago eran pescadores y Jesús los llamó mientras pescaban y ellos lo siguieron, les dijo: “Venid conmigo y os haré pescadores de hombres”

  • Predicó la buena noticia y ayudó a la gente, especialmente a los pobres y enfermos. Jesús recorría toda Galilea enseñando en sus sinagogas, predicando el evangelio del reino y curando todas las enfermedades y dolencias del pueblo, perdonó sus pecados y denunció las injusticias.

Lo siguieron grandes muchedumbres de Galilea, Decápolis, Jerusalén y de la Transjordania.

  • Provocó la oposición de las autoridades religiosas judías. Los sumos sacerdotes convocaron a los fariseos y decían: “¿Qué hacemos? Este hombre hace muchos milagros. Si lo dejamos, creerán en él todos y vendrán los romanos y destruirán nuestro templo y nuestra nación.”

  • Lo detuvieron, lo condenaron y lo entregaron a los romanos para ejecutarlo. Murió crucificado, probablemente el 7 de abril del año 30.

Lo crucificaron entre otros dos más, Jesús estaba en medio. Pilato escribió y puso sobre la cruz éste rótulo: “Jesús Nazareno, rey de los judíos”

  • Sus discípulos fueron testigos de su resurrección.

Además de éstos datos cabe preguntarse quién eres y es Jesús de Nazaret para los cristianos:

La fe cristiana a luz del evangelio cree que…:

  • Jesús eres consciente de poseer una misión:

_Anunciar el Reino de Dios y ofrecer la posibilidad de poder acceder a él por la conversión.

_Le movía el amor del Padre y lo transmitía a la humanidad.

  • En Jesús hay un profundo misterio:

_Es un hombre como los demás, pero en Él reside la plenitud de la divinidad.

_Sin dejar de ser hombre es verdadero Dios(es verdadero Dios y verdadero hombre).

  • Murió clavado en la cruz, pero su muerte no fue definitiva, triunfó sobre la muerte y vive glorificado.

_Con su resurrección la muerte ha sido vencida y, si Él ha resucitado, también nosotros resucitaremos.

_Los discípulos, y ahora los cristianos, son tus testigos.

El nacimiento de Jesús fue un acontecimiento tan importante que ha marcado y transformado la historia, uno de estos cambios importantes fue el hecho de que en el mundo occidental computamos los años a partir del nacimiento de Jesús; otro hecho fue la utilización de unas siglas para distinguir dos periodos, el de antes de que naciera Jesús (a.C.), y la de después del nacimiento de Jesús (d.C.).

El mensaje de Jesús:

La actividad de Jesús consistía en proclamar la llegada del Reino de Dios, el cual Él empezó a construir con sus obras y sus palabras.

Jesús empezó a construir el Reino de Dios con sus obras y sus palabras.

Las obras:

Los evangelios nos explican que las acciones de Jesús consistían en sanar a las personas enfermas, es decir, liberar del mal a las personas que lo padecían. Destacan su actitud hacia los pobres y hacia la gente sencilla.

También explican cómo Jesús obraba milagros de personas poseídas; e incluso devolvió la vida a algunas personas que habían muerto.

Dos milagros de Jesús fueron cuando curó a una mujer con continuas hemorragias, y a la niña que estaba muerta, a la cual devolvió la vida; el padre de esta niña era Jairo, uno de los jefes de la sinagoga, el cual acudió un día corriendo a Jesús cuando éste estaba reunido con mucha gente junto al lago. Jairo se acercó a Jesús corriendo y le dijo rogándole: “mi hijita se está muriendo; ven a poner tus manos sobre ella para que se cure y viva”, y Jesús se fue con él, por el camino todo el mundo los seguía empujando, entre toda esta gente había una mujer que padecía hemorragias desde hace doce años y había gastado toda su fortuna en médicos, los cuales habían empeorado su salud en lugar de mejorarla. Ella oyó hablar de Jesús, y de que con sólo tocar su manto te curabas; entonces se acercó a Él por detrás entre la gente y lo tocó, inmediatamente sintió que se estaba curando por completo, y Jesús notó como salía de Él aquella fuerza y preguntó: “¿Quién me ha tocado?”, sus discípulos contestaron: “Ves que la multitud te apretuja, ¿y dices que quién te ha tocado?”, entonces la mujer se postró ante Jesús y se lo dijo todo. Él le dijo a la mujer: “hija tu fe te ha curado; vete en paz, libre ya de tu enfermedad”. En ese momento llegaron algunos de la casa del jefe de la sinagoga diciendo: “tu hija ha muerto. No molestes ya al maestro.” Pero Jesús sin hacerles caso de ellos de dijo al jefe de la sinagoga: “No tengas miedo, tu ten fe y basta”. Jesús fue a la casa con Pedro, Santiago y Juan, en la casa todo el mundo lloraba y gritaba. Jesús entró a la casa y dijo: “¿Por qué lloráis y alborotáis así?. La niña no está muerta, está dormida”, Y se reían de él. Jesús entró en la habitación con los padres de la niña y los que habían ido con él, la agarró de la mano y dijo: “Levántate y anda” y la niña se levantó y echó a andar”.

Jesús después de curar a alguien en lugar de decirle “ yo te he curado”, les decía “Tu fe te ha salvado”, con esto quería decir que si no hay fe no hay milagro, si el enfermo o sus acompañantes no creen en Jesús no es posible que se produzca un milagro.

En éstos dos milagros Jesús nos muestra que él no utilizaba los milagros que hacía en beneficio propio, ni para llamar la atención o ofrecer un espectáculo a los curiosos; como por ejemplo en el milagro de la curación del hijo de un oficial, en el cual Jesús cura al niño sin necesidad de verlo, y le dijo al padre: “Si no veis mis milagros y portentos no creéis”. El oficial dijo: “Señor anda antes de que muera mi hijito”. Jesús le respondió: “Vete tu hijo vive”. El hombre creyó a Jesús y se fue.

Jesús tampoco usó milagros para salvarse de la cruz, aunque a la gente le costara trabajo asimilarlo Jesús no usó un milagro para salvarse a pesar de lo que dijo la gente cuando lo estaban crucificando: “ ha salvado a otros y no puede salvarse a sí mismo. ¡Es el rey de Israel!¡Que baje de la cruz y creeremos en él!”, y en cambio Jesús no se bajó de la cruz para que creyesen en él, pues él sólo realizaba milagros para manifestar su misión y gloria.

En la Biblia la palabra milagro designa siempre una acción salvadora de Dios a favor de las personas. Por lo tanto los milagros de Jesús son como signos de la presencia salvadora de Dios, es decir, señales de que el Reino de Dios ya ha empezado.

El término milagro en el lenguaje popular se entiende como algo ocurrido lo cual es totalmente imposible de suceder.

Las obras de Jesús testimonian que es Hijo de Dios, Jesús comenzó sus señales en Caná de Galilea donde manifestó su gloria y sus discípulos creyeron en Él.

Los signos que lleva a cabo Jesús testimonian que el Padre le ha enviado. Jesús concede todo lo que le piden si el que se lo pide tiene fe en Él.

Cuando Jesús comenzó a predicar el Reino de Dios se unen a Él doce discípulos a los cuales Él sólo les pidió que le siguieran pero enseguida forman un grupo compacto, los cuales siempre iban con Jesús siendo testigos de sus gestos, palabras y de se resurrección. Los apóstoles hicieron lo mismo que Él hizo: anunciar la Buen Noticia de Reino de Dios.

Las palabras:

Los evangelios presentaron a Jesús como un predicador que pronunció muchas palabras, algunas se han conservado en los evangelios en forma de discurso o de sentencias. En la predicación de Jesús se dan las siguientes constantes:

  • Contacto con la gente: siempre está donde hay personas; en el Templo, con multitudes, en casa de amigos… En ocasiones se retira sólo o con sus discípulos y les enseña a orar y a confiar en su Padre.

  • La autoridad y la libertad con que habla: el hecho que más impresiona a todo el mundo es su autoridad y su libertad. Hablaba en público acerca de Dios y con plena libertad. Precisamente en boca de sus adversarios encontramos uno de los mayores elogios que se han dicho de Jesús:

“Maestro nos consta que eres veraz, que enseñas sinceramente el camino de Dios y que no te importa nadie porque no eres partidista”

  • Lenguaje sencillo y llano: la gente del pueblo entendía lo que decía y explicaba, porque utilizaba un lenguaje sencillo y concreto, con imágenes sacadas de la vida diaria y, con frecuencia, con una cierta ironía.

En su predicación, utilizaba parábolas, para que la gente que lo escuchaba pudiera comprenderlo mejor. Una parábola es una comparación desarrollada en forma de relato, en la parábola hay un único mensaje que pretende llegar al corazón de los oyentes para que reaccionen y tomen una decisión.

Jesús nos da a conocer al Padre:

Jesús se dirige siempre a Dios como Padre, la gente y sus discípulos descubren a través de sus gestos y sus palabras que su relación con su Padre-Dios es diferente a la de cualquier otro hombre, ya que Jesús se dirige a Dios llamándole Abbá (papá), expresión aramea que nunca antes nadie había usado para referirse a Dios. Con ésta expresión Jesús muestra su relación íntima y especial con su Padre-Dios. Es para los cristianos la manifestación más perfecta de Dios, un Padre que ama incondicionalmente.

Parábola del Hijo pródigo:

_ Actitudes de arrepentimiento y conversión del Hijo: Se da cuenta de su error, de haber fallado a Dios y a su padre y decide resignarse a volver a su casa y pedir perdón.

_ Actitudes de perdón y acogida del padre: El padre incluso antes de que el hijo le pidiese perdón, le dio de comer, ropa,… Perdonó a su hijo y celebró un banquete.

_ Resumen: Padre e hijo no hacían más que discutir, día tras día, hora tras hora se tiraban los trastos a la cabeza. El padre siempre le había dado todo lo que le había pedido y aún más, pero el hijo nunca se dio cuenta. Un día tras una gran pelea el hijo se fue de casa y no regresó hasta una semana más tarde, vino pidiéndole perdón, diciéndole que admiraba lo que siempre había hecho por él y el padre lo perdonó.

El cumplimiento de la misión de Jesús:

A lo largo de la historia ha habido muchas personas que han dedicado su vida y esfuerzos a ayudar a los demás, y después de su muerte han dejado huella. Sus obras y su mensaje dejan una enorme huella en nuestros corazones, ya que admiramos la coherencia en su vida: vivieron y actuaron según lo que creían, pensaban y decían.

No es fácil dedicar tu vida y esfuerzo a los demás. Si tenemos cerca de una persona de éstas características, ésta persona deja huella en nosotros y es también para nosotros un estímulo y una ayuda.

Jesús era una persona coherente. Él siempre hizo lo que predicó y su vida era una entrega hacia los demás, una entrega de compromiso y de amor a los demás.

El mensaje de Jesús fue acogido por todo el mundo e incluso acudían a Él para poder solucionar todos sus males y admiraban todas sus palabras y sus milagros.

Pero hay algunas personas que reaccionaban de manera diferente ante este mensaje de Jesús:

_Las personas sencillas y necesitadas: todas las personas que se sentían esclavizadas por algo: enfermedad, pobreza, marginación... Éstas personas veían en Jesús al Mesías prometido.

_Los pecadores: no vivían de acuerdo con la voluntad de Dios, se sentían mal por culpa de Jesús y decidían cambiar su vida.

_Los poderosos: estos interpretaron el mensaje de Jesús como una provocación y lo cesaron hasta condenarlo a muerte:

  • Predica el perón y la no-violencia

  • Contrapone Dios y el dinero.

  • Frecuenta a pecadores y come con ellos.

  • No respeta la ley sobre el sábado.

  • Reprocha a los poderosos su hipocresía.

  • Dice que la auténtica autoridad consiste en servir.

  • Se opone a la ejecución de una pena de muerte.

  • Es crítico con los poderosos y las autoridades.

  • Expulsa a los mercantes del Templo.

Teresa de Calcuta:

El día 5 de septiembre de 1997, murió en Calcuta. Era una persona enamorada de Jesús y dedicó toda su vida a los más pobres de entre los pobres.

Su amor demostrado hacia los más pobres y débiles permanecerá en el recuerdo como un estímulo eficaz. Ella fue un ejemplo de bondad para todo el mundo, los cuales se han empobrecido con su muerte. Su vida estaba consagrada a aportar amor, paz y alegría a aquellos que el mundo margina.

Los últimos días de Jesús: celebración de la Pascua.

En los últimos días de Jesús ya existía un complot para matarle:

“Entonces se reunieron los sumos sacerdotes y senadores del pueblo en casa del sumo sacerdote Caifás, y se pusieron de acuerdo para apoderarse de Jesús con una estratagema y darle muerte”

Se acercaba la fiesta de la Pascua, y Jesús como buen judío la quiso celebrar con sus discípulos, a pesar del peligro que le acechaba.

“Jesús envió a Pedro y a Juan encargándoles:

-Id a prepararnos la cena de Pascua.[...]

Cuando llegó la hora, se puso a la mesa con los apóstoles y les dijo:

-Cuánto he deseado comer con vosotros esta víctima pascual antes de mi pasión”.

La Última Cena fue una cena de despedida, en la cual Jesús sabe que su muerte está próxima:

_Anuncia la traición de un discípulo, Judas Iscariote.

_Consuela a sus discípulos y les pide que continúen su obra.

_Les promete el Espíritu Santo “que os guiará hasta la verdad completa”

_Les recuerda lo que tantas veces había enseñado, el mandamiento del amor “que os améis los unos a los otros como yo os he amado”

_Culmina la celebración de la Pascua con la institución de la Eucarístia, la entrega de su Cuerpo y Sangre como salvación de la humanidad. Y lo hizo a través de los signos del pan y el vino.

“Mientras cenaban, Jesús tomó el pan, pronunció la bendición, lo partió y se lo dio a sus discípulos diciendo:

_Tomad, comed, esto es mi cuerpo.

Tomando la copa, pronunció la acción de gracias y se la dio diciendo:

_Bebed todos de ella, porque esta es mi sangre de alianza, que se derrama por todos para el perdón de los pecados.”

Terminada la cena, se fue con sus apóstoles al monte de los Olivos. En su oración pidió al Padre que lo liberara de la pasión y la muerte, pero aceptó libremente su voluntad.

Cuando estaba rezando, fue arrestado por sus enemigos, dirigidos hasta Él por Judas, el discípulo traidor que Jesús dijo en la cena que lo iba a traicionar, Jesús fue conducido por las autoridades religiosas, que lo interrogaron duramente.

Jesús condenado a muerte:

Jesús fue conducido desde el monte de los Olivos hasta el Sanedrín, donde lo esperaba el sumo Sacerdote.

El poder romano había recortado los poderes del Sanedrín, el cual no podía condenar a un reo a pena de muerte sin antes la aprobación de los romanos. Así que los responsables del Sanedrín se vieron obligados a presentar a Jesús antes Pilato, y transformar la acusación religiosa ante Jesús por una acusación política.

En el proceso al cual fue sometido Jesús existen 2 juicios: el religioso y el político:

_Juicio religioso: El Sanedrín piensa que Jesús es un blasfemo, discuten con Jesús durante un rato e intentan hacer decir a Jesús que Él no es quien dice ser, pero Jesús no les hace caso y sigue diciendo que es el Hijo de Dios, por lo tanto los Sacerdotes del Sanedrín se enfadan y deciden condenarlo a muerte.

_Juicio político: El Sanedrín acusa a Jesús de líder y agitador ante Pilato, pero Pilato no vio nada malo en ésta acusación, y al enterarse de que era de la jurisdicción de Herodes, es decir, Galileo, se lo envió a Herodes que estaba en Jerusalén por aquellos días.

Pilato intentó salvar a Jesús ya que él no encontraba culpa alguna en la acusación que hacían sobre Jesús los Sacerdotes del Sanedrín, pero éstos siguieron insistiéndole a Pilato hasta que Pilato se lavó las manos y le mandó a Jesús a Herodes.

Pero el pueblo presionado por las autoridades judías insistieron al gobernador romano para que crucificara a Jesús y salvara a Barrabás. Entonces fue cuando realmente Pilato se lavó las manos ante la gente, como signo de que no encontraba sobre Jesús culpa alguna, diciendo: “No soy responsable de la muerte de éste inocente” y lo entregó a los judíos para que lo crucificaran.

Muerte y sepultura de Jesús:

Jesús, después de ser azotado, cargó con la cruz y fue obligado a caminar hacia un lugar fuera de las murallas de Jerusalén, un montículo llamado Gólgota, donde crucificaban a los malhechores.

Jesús después de tantas torturas desfalleció por el camino bajo el peso de la cruz y necesito ayuda.

“Encontraron un hombre de Cirene, llamado Simón, y lo forzaron a cargar con la cruz”

Una vez en la Gólgota crucificaron a Jesús en medio de dos ladrones. En la cruz Pilato mandó a poner un rótulo con el motivo de la condena: “Jesús de Nazaret, Rey de los Judíos”(INRI)

La agonía duró apenas unas horas. Jesús llegó ya muy débil al suplicio, en la cruz tuvo que soportar burlas y desprecios, a éstas personas las perdonó y e el momento de expirar exclamó: “Padre, a tus manos encomiendo mi espíritu

Los apóstoles se escondieron y abandonaron a su maestro, excepto Juan que siguió a Jesús hasta el lugar de la crucifixión, al igual que María, a la cual acompañaban otras mujeres.

La sepultura:

Lo normal era que los cuerpos crucificados permanecieran unos días en la cruz, pero a Jesús por ser vigilia permitieron retirar el cadáver para su sepultura, era el atardecer del ciernes, la víspera de la Pascua.

Actitud de Jesús , de los discípulos, del pueblo y de María ante la muerte de Jesús:

  • Jesús: acepta y sabe que debe morir, hasta sus últimos momentos es él quien le da ánimos a sus seguidores.

  • Discípulos: algunos, por miedo, cayeron en la tentación de negar conocerlo.

  • Pueblo: piden que suelten a Barrabás y que suelten a Jesús, excepto una minoría.

  • María: muy dolorida

Valores positivos y negativos que nos muestran:

  • Positivos: la entereza del señor, su valía y honestidad, su capacidad para perdonar.

  • Negativo: la gente no le dio un juicio justo y lo abandonaron, y los discípulos también lo abandonaron por miedo.

La resurrección de Jesús:

Los apóstoles permanecieron escondidos por miedo de los judíos, aparecen al tercer día de la muerte de Jesús porque vieron a Jesús vivo.

La explicación del cambio de actitud de los apóstoles la encontramos en el discurso de Pedro a los judíos. Pedro le dijo al pueblo con total seguridad que Jesús al que todos habían traicionado y crucificado ciegos por manos de gente sin ley, había resucitado por medio de Dios, pues la muerte no podía retenerlo.

Los evangelios no dicen que alguien vio cómo Jesús resucitaba, pero fundamentan la fe en la resurrección de Jesús en el testimonio de la experiencia vivida por los apóstoles inmediatamente de la pasión y muerte de Jesús.

La fracción del pan de Jesús ante los apóstoles:

Los apóstoles no se dan cuenta de que se trata de Jesús de Nazaret hasta que Jesús lleva a cabo la fracción del pan. Tras desaparecer Jesús volvieron a Jerusalén a contar la resurrección del Señor Jesús.

Una experiencia difícil de contar:

La experiencia de la resurrección de Jesús es una experiencia vivida por los apóstoles, la cual la encuentran muy difícil de contar y comunicar a los demás por medio del lenguaje. Así lo contaron:

_Hablando de apariciones, dicen que Jesús se hizo ver, Jesús se presenta cuando y donde quiere, como un viviente, de una manera nueva, más allá de la muerte.

_También usaban las palabras: exaltación, glorificación o elevación a la diestra de Dios. Con estas pretenden expresar que Jesús participa de la vida de Dios, esa vida que no puede morir nunca.

El sentido de la muerte y resurrección de Jesús:

La crucifixión y muerte de Jesús supuso un duro golpe para sus apóstoles, los cuales lo interpretaron como un fracaso, pero a la luz de la resurrección comprendieron el significado de su pasión y muerte.

El sentido de la muerte de Jesús:

Los apóstoles con la ayuda del Espíritu Santo descubrieron que su muerte no era un fracaso, que Dios ha estado siempre en Él y ahora le ha glorificado.

Los discípulos comprendieron en aquel momento que la causa de la muerte de Jesús eran nuestros pecados