Jesucristo

Cristianismo. História de la religión. Catastrofe. Profecia. Praxis. Pobres y oprimidos. Curaciones. Perdón. Reino de Dios. Soidaridad. San Juan. Confrontación. Política. Judaismo. Violencia. Sufrimiento. Muerte. Fe

  • Enviado por: BVB
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 9 páginas
publicidad

JESUS ANTES DEL CRISTIANISMO

PRIMERA PARTE: LA CATASTROFE

  • UNA NUEVA PERSPECTIVA.

  • A Jesús se le ha honrado y dado culto mas frecuentemente por lo que no significaba, que por lo que si y muchas de sus enseñanzas han sido tergiversadas. El no solo fue el creador del cristianismo; fue mucho mas que eso, no solo para los cristianos sino para toda la humanidad pero para analizar este libro vamos a desechar aquellas imágenes que tenemos de El, simplemente lo vamos a mirar con una perspectiva de nuestro tiempo y una mentalidad muy abierta, claro esta; sin hacer de el algo relevante.

    Con aparición de la bomba atómica, el mundo entero se dio cuenta de que corría peligro de sufrir de las propias obras del hombre y aunque en ese momento se escandalizó toda la sociedad, después le dio menos importancia a este hecho. Hoy en día el mundo entero se preocupa por otro tipo de situaciones que también pueden traerle su destrucción como lo son la erosión, la escasez de recursos, la superoblación etc. y a pesar de que todos somos concientes y estamos advertidos de esto realmente no hacemos nada pues implicaría mas gastos y hasta incomodidad. Claro que no se puede negar que si hay grupos de personas que lucha por esto pero contra una gran mayoría es difícil, mejor dicho; es imposible puesto que “no se pede luchar contra el sistema”. Un sistema creado por nosotros y el cual seguramente arrasará con nosotros pues mas que un sistema es un circulo vicioso en el que los ricos cada vez son mas rico y los pobres cada vez mas pobres pues es un sistema capaza de producir riqueza; pero incapaz de garantizar la equidad para al menos cubrir las necesidades vitales de muchas personas en todo el mundo. Es por esto que los que quieren combatir el sistema lo hacen de una forma violenta, lo que por consiguiente nos trae un “infierno a la tierra”.

    El único aspecto positivo que nos trae la autodestrucción que vivimos los hombres; seria el hecho de que al vernos al borde de un vacío dejamos salir de las entrañas toda la sinceridad y pureza que tenemos. Esto en cierto modo fue lo que le ocurrió a Jesús de Nazareth en su época, pues el vivió en un momento donde miles de judíos veían como se aproximaba una catástrofe apocalíptica, y se puso en función de esto; manifestándose en su misión al ver una salida que todos podían utilizar pero que no todos podían ver.

  • LA PROFECIA SEGÚN SAN JUAN.

  • Los evangelios según san Juan pretendían mostrarle a una o dos generaciones después de la muerte de Jesús la relevancia que el podía tener en ellos. Esto es lo que nosotros necesitamos pues los evangelios no son una biografía sino mas bien una ayuda para ver por nuestros medio que era lo que Jesús tenía que ofrecer a las personas de su época y lo que esto puede significar para nosotros. Por esto es importante conocer estos evangelios, no para conocer todo lo que Jesús hacia o decía; sino para conocer sus intenciones y tener algunas pautas de sus decisiones para conocer que era lo que realmente pensaba.

    Con la colonización Palestina en el año 63 a.c. y la muerte de su gobernante Herodes unos años mas tarde, vino la división de las tierras entre sus tres hijos lo que algunas décadas después traería la destrucción total de estos reinos y fue en esta época del tiempo en la que nació y murió Jesús.

    Jesús tenía doce años cuando comenzó una revolución religiosa, debido a uno impuestos y fue en ese momento donde nacieron los zelotes y sicarios pasando de ser grupos esporádicos a uno movimientos fuertes de guerrillas. Durante este fervor religioso, y lo llamo así pues eran muchísimos grupos convencidos y puramente creyentes los que peleaban unos con otros, contra Roma y las dictaduras del Cesar, que aparecieron las escrituras proféticas de san Juan en las que se habla de un Dios ardido y en la espera o de un cambio para traer la salvación o en el caso de que el pueblo de Israel siguiera con sus actos tomar tanto inocentes como culpables de aquellos terribles delitos.

    Como sabemos por algunos pasajes de la Biblia Jesús estaba de acuerdo con Juan y lo expreso en mas de una ocasión y esto se cumplió pues en el año 66 a.c. los zelotes se tomaron Israel y después de 4 años los romanos mandaron a sus ejércitos destruyendo totalmente la ciudad; 30 años después de la muerte de Jesús sus predicciones se cumplieron.

    2DA PARTE: LA PRAXIS

  • LOS POBRES Y LOS OPRIMIDOS

  • Jesús no se sentía llamado a salvar Israel, el se sentía llamado a salvar a los pobres y oprimidos de los cuales en aquella época había en cantidades, puesto que pobre era aquel que dependiera de otro; pero no solo para comer, sino aquel que tenia necesidad de prestigio y estima publica; pues en el oriente es mas importante mantener eso que alimentarse. Además a causa de este desprestigio y rechazo por parte de la sociedad también eran pobres de espíritu, aferrándose fervientemente a la misericordia de Jesús. Esta pobreza y desprestigio podía también ser la causa de muchas de las enfermedades que se regaban entre aquellas personas con gran facilidad pues era mas bien algo psicológico pero como era una sociedad tan creyente le atribuían todos sus malestares a los espíritus pues era un momento en el que había mucho oscurismo sobre la espiritualidad. Incluso a las enfermedades de la piel le llegaban a ensañar algún espíritu.

    Jesús por su parte pertenecía a la clase media de esta época, la cual no era nada especial; eran todos aquellos que no dependían de nadie y tampoco habían infringido la ley. ¿Pero por que el siendo una persona de clase media se rodeaba todo el tiempo de los pobres y oprimidos? El sentía una gran compasión por todos aquellos que sufrían, que no llevan una vida digna etc. Pero más que un simple sentimiento de compasión era algo que sentía de las entrañas y el corazón lo que lo hizo actuar siempre en concordancia con su interior.

    3. LAS CURACIONES

    En aquella época si había médicos pero eran inalcanzables para los oprimidos y además no había mucha consciencia de las enfermedades o sus curas. Pero como ya lo habíamos mencionado sobraban los curanderos, exorcistas, hechiceros, etc. Jesús no pertenecía a estos, el mas bien hizo uso de la oración espontánea y su medicina era el poder de la fe, pues según el esto era lo que curaba; la fe lo podía todo, pero no la fe en sus poderes sino en dios y lo que el podía llegar a hacer.

    Hablar de los milagros debe ser dependiendo de cómo se vean pues para la Biblia, un milagro es una acto inesperado de dios por lo que esto le llegó a ocurrir muchas veces a Jesús, aunque Jesús no veía esto como milagros sino como expresiones de el gran poder de Dios el cual salía de la fe interna de estas personas; Marcos y Juan si lo veían así y le exageraban un poco mas para quesos escritos fueran mas conocidos y leídos.

  • EL PERDÓN.

  • Como ya sabemos Jesús gustaba de mantenerse rodeado de los pobres, oprimidos o pecadores y aun que ellos eran reprimidos por la sociedad Jesús los veía como a cualquier persona.

    Esta situación en aquella época era duramente criticada porque el convidar a la mesa a alguien de menor status no se debía y aun mas había personas de status altos era algo imposible. Pero esto no era de importancia para Jesús, armando así grandes festines con los pobres invitándolos a su casa a compartir la comida y para alegrarles el momento. Así como Jesús los invitaba a ellos, estos le correspondían sus invitaciones con lo que tuvieran en sus casas así fuera un simple pedazo de pan. Fue por esto que Jesús tuvo aun mayor aceptación puesto que el traía alegría, fe y esperanza donde no la había.

    Al aceptarlos como amigos, Jesús les había liberado de su vergüenza, humillación y sentido de culpa al demostrarles que ellos le importaban como personas les dio una sensación de dignidad liberándolos de su cautividad y como el era un profeta enviado por Dios, (para ellos) significaba que Dios había perdonado sus pecados. Por esto en conmemoración de Jesús se festejaba con grandes cenas llenas de alegría y regocijo, tal y como el lo había pedido.

  • EL REINO DE DIOS.

  • Cuando Jesús hablaba del reino de dios, les hablaba a los pobres y oprimidos; dándoles una luz de esperanza pues allí todos podían entrar y ser bienvenidos. Hablaban de este reino como refiriéndose al cielo pues en aquellos tiempos todo lo relacionado con los cielos era inmediatamente relacionado con Dios. “La creencia cristiana en el cielo se originó tras la muerte de Jesús, con la idea con la idea de que este había sido exaltado o llevado a la derecha de dios”

    Pero también existía un paralelo entre reino y templo pues como decía Marcos: “Jesús construirá un templo en tres días” y templo en este caso es visto como una comunidad, una comunidad unida y creyente; pero con gente buena, donde nadie atente en ningún sentido contra los demás.

  • EL REINO Y EL DINERO.

  • Tanto Dios como el dinero son dos fuerzas que pueden poseer al hombre, por este motivo; están diametralmente opuestas pues aquel que ame el dinero no se entregará plenamente a Dios. Es por esto que Jesús decía que el reino de dios era solo para los pobres o los ricos que se desprendieran sin angustia de sus bienes materiales.

    Esta idea de desprenderse de los bienes no era mas que para darle una mayor relevancia al compartir pues cada vez que se comparte nunca va a faltar nada y nos hablan aquí de el milagro de los peces el cuál no fue un milagro sino un momento en el que aquellos que tenían comida le dieron a unos que no y así otros que estaban allí y vieron eso; compartieron tamben lo que tenían.

  • EL REINO Y EL PRESTIGIO

  • En el mundo oriental de aquella época e incluso en el de ahora, el prestigio era el valor más importante que una persona podía tener y era más importante aun que el dinero. Para Jesús no era así el pensaba que esto de las diferencias de status era un absurdo. Por esto el siempre decía que el reino de dios era de los pequeños (los cuales eran los pobres, oprimidos, y aquellos que carecían de “status”) e insignificantes en la sociedad pero claro insistía en que todos podían alcanzar el reino de dios si estaban dispuestos a cambiar y a hacerse tan humilde como esos pequeños; por que en el reino de dios no habrá diferencias de status o superioridades puesto que allí todos serán amados y respetados por igual.

  • EL REINO Y LA SOLIDARIDAD

  • Después de el prestigio y el dinero sigue la solidaridad de grupo familiar y universal; este es un requisito fundamental para entrar en el reino de Dios y a diferencia del reino de Satanás donde solo se puede encontrar el individualismo o solidaridad exclusivista; ser solidario era algo que Jesús predicaba con todos sus actos y no lo decía también: “amaras a tu prójimo como a ti mismo”.

    El pretende con esto que se altere el fundamento del amor, dando amor a todas las personas puesto que se deja la habitual solidaridad familiar al objeto de que los que nos rodeen se conviertan en sus “hermanos, hermanas y madres”. A causa de esto varias veces ha sido cuestionado el hecho de si Jesús amaba a todos, incluso a sus enemigos; para demostrar que si vemos que los amaba tanto que le dolía e indignaba que ellos causaran daño a otras personas e incluso a ellos mismos (como es el caso de los fariseos) parece que lo demostró mas con los oprimidos pero lo único que el pretendía era un cambio de actitud de aquellos que se fijaban mas en otras cosas que en lo que Dios les podía ofrecer.

  • EL REINO Y EL PODER

  • Sociedad y poder son inseparables, pero el poder en esa época era de la realeza y Jesús decía que en el reino de Dios era al contrario: “los ricos y poderosos serán humillados hasta el fondo, mientras los pobres serán exaltados hasta lo mas alto”, pero en el reino de Dios el poder será totalmente diferente pues este será un poder de servicio espontáneo y amoroso que las personas prestaran unas a otras.

    Para Jesús el poder también podía ser tomado por cualquiera que oprimiera a los otros y aquí esta incluida la ley cuando es utilizada sobre una forma negativa sobre el pueblo pues la ley debería desempeñar el papel que Dios le había asignado por que en el reino de Dios el poder, la ley y la autoridad serán puramente funcionales.

  • UN TIEMPO NUEVO

  • En aquella época el tiempo era visto de una forma muy diferente a la que tenemos hoy en día pues para nosotros el tiempo esta organizado de una forma cronológica, es un espacio vacío, medido y numerado, es un “tiempo cuantitativo” a diferencia de nosotros en aquella el tiempo era una cualidad, en la que todos los acontecimientos tenían su propio tiempo y se tenia una sensación de que la naturaleza del tiempo presente era determinada por los actos salvificos de dios. Es por esto que los profetas tenían la tarea de hacer saber al pueblo el significado del tiempo concreto en que vivía dicho pueblo, en función de un nuevo acto divino que estaba a punto de producirse. Esto es lo que permite al profeta prever el futuro en el presente.

    En tiempos de Jesús el reino de Dios estaba cerca pues el así lo profetizaba: “el tiempo se ha cumplido y el reino de Dios esta cerca”… “si por el dedo de Dios expulso yo a los demonios, es que ha llegado a vosotros el reino de Dios”.

    Es así como todo lo que Jesús profetizaba era un tiempo de esperanza para todas personas buenas que tuvieran su fe puesta en Dios.

  • LA VENIDA DEL REINO

  • Aunque Jesús concebía el reino como una especie de ciudad o de casa, el opinaba que nadie en el mundo seria capaz de construirla puesto que este reino vendría solo si todos los hombres transformaran su pensamiento y corazón depositando toda su fe en este hecho. La fe, para Jesús, es una decisión; así que si hay vacilación o indecisión nada de lo que se haga sirve puesto que el poder de la fe se deriva de la verdad de lo que se espera y se cree.

    Solo con una fe ilusionada y una compasión sincera el reino de Dios vendría a nosotros. Sin embargo no hay ninguna garantía que el reino haya de venir, pues seria un milagro que todos los hombres se llenaran de esa fe, es convicción y esa compasión; por esto mismo esta venida puede tardar muchísimo más de lo imaginado y a pesar de todo eso Jesús esperaba la llegada inminente y en tiempo de sus contemporáneos.

    En lugar de la tan anunciada llegada del reino de Israel, llego fue la catástrofe; pues esta era una ciudad que tiempo atrás venia encaminada a ese suceso, ya que los intereses de la mayoría de las personas eran el status, el dinero y el poder, lo que por consiguiente traía opresión, violencia, avaricia, etc. Y esto dentro del reino de Dios no era permitido, así que si este reino hubiera venido todas estas personas que se regían por la posición social y todo eso antes que la compasión, solidaridad y humildad serian expuesto a una catástrofe interna e individual.

    CUARTA PARTE: LA CONFRONTACION.

  • POLITICA Y RELIGION.

  • El hecho más seguro y probado acerca de Jesús es que fue sentenciado y ejecutado por órdenes de Poncio Pilato. Es por esto que pensamos si Jesús era un violento revolucionario o un revolucionario pacifista; Jesús deseaba que Israel se viera libre del imperialismo romano tanto como los Celotes o Fariseos pero el nunca llego a verlo con tanto fanatismo, no político, sino religioso como lo hacían estos grupos el cual los llevaba a asesinar a aquellos que no pensaran de la forma que ellos deseaban. Jesús se propuso a liberar a Israel de Roma tratando de persuadir a Israel de que cambiara su actitud de resentimiento y amargura el cual en la mayoría de los casos era suicida. Por lo que Jesús decía que el único modo de derrocar a os romanos era cambiando y llegando a hacer las paces con ese pueblo.

    Jesús también percibió que había mas opresión para los judíos desde adentro que externo, puesto que el fanatismo anteriormente mencionado traía mucha mas violencia, avaricia y deseos de poder lo que afectaba a mucha parte de la población que no estaba entre estos grupos fanático-religiosos; y fue por esto que Jesús comenzó a decir que mas fácilmente entraba en el reino de dios una persona pecadora y mundana que aquellos religiosos que veían a Dios con tanto fanatismo y que se revelaban al cesar de una forma hipócrita puesto que luchaban por una supuesta liberación, pero lo hacían por superioridad. Sabiendo que para Jesús la liberación era asumir la causa del hombre en cuanto a tal. Podemos ver como la revolución de Jesús fue radical pues el cuestionaba las ideas de lo correcto y justos porque carecían de amor el cual era el componente indispensable y contraria la voluntad de Dios.

  • EL INCIDENTE DEL TEMPLO.

  • La oposición a Jesús por parte de los dirigentes del judaísmo alcanzo un punto culminante, en el cual Jesús se retiro a un lugar solitario con sus discípulos a pasar tiempo con estos y prepararse para ir a morir a Jerusalén.

    Varios estudiosos del tema han podido demostrar que el incidente del templo no fue durante la última semana de la vida de Jesús, sino durante sus primeras visita a galilea y que posiblemente estas fueron las causas que lo hicieron una figura pública y conocida en toda la nación. ¿Pero que fue lo que realmente allí ocurrió? Cuando llegó allí y observo esa gran cantidad de mercaderes y vendedores que intentaban sacar hasta el último centavo a los necesitados y a todos los compradores que se acercaban, este entró en cólera pues no se le estaba haciendo culto a Dios sino más bien al dinero en toda su cabalidad. Así que el analizó muy bien la situación y al día siguiente volvió con algunos de sus seguidores a expulsar a todos esos mercaderes y cambistas y dio además la orden de no volverlos a dejar pasar por allí con sus mercancías para que se pudiera respetar el templo. Luego el también fue sacado por los sacerdotes y escribanos.

    Esto hizo que Jesús siguiera con su misma forma de ver y decir las cosas ya que comenzó pidiendo una actitud de cambio inmediato, luego haciendo una advertencia en caso de que no se presentar tal cambio o la llegada de un nuevo templo en caso de que se diera el tan deseado cambio. Y hasta para el y sus discípulos vino un cambio porque desde ese momento eran perseguidos y no podían confiarse de nadie, además huían constantemente de un lado para otro y mientras esto Jesús instruía a sus discípulos de cómo debían comportarse acerca del ministerio del reino.

    15. LA TENTACION DE LA VIOLENCIA.

    Jesús prohibió a la gente que le llamara Mesías posiblemente porque consideraba su mesianismo como una tentación de Satanás que debía ser rechazada. Hubo una situación donde unos cinco mil hombres galileos fueron a verlo para pedirle que fuera su líder y el los rechazaba por el hecho de no querer hacer parte de una situación donde se viera tentado por el poder, el dinero o la fuerza. Jesús decidió que el empleo de la fuerza para alcanzar el poder para si mismo o para cualquier otro hombre sería perjudicial y contrario a la voluntad de Dios.

    Otra vez que se le presentó esta tentación fue por parte de Pedro cuando este le reclamo por no dejarse proclamar como Mesías y al parecer tuvieron una gran discusión en la que Jesús reprende a Pedro, por tener un pensamiento que no era de Dios sino puramente hombre. Por esto el no quería ser un líder que se tomara el estado por medio de la violencia y los combates, porque este era el poder pero de Satanás.

    16. LA FUNCION DEL SUFRIMIENTO Y LA MUERTE.

    En teoría, el hombre recto siempre había sufrido por culpa de su rectitud y todo fiel judío estaba dispuesto a morir antes que desobedecer la ley, por su parte; los profetas habían sido perseguidos por los dirigentes de Jerusalén a causa de sus criticas a Israel, aquel que fuera profeta prácticamente era mártir a su vez.

    Pero como ya lo hemos dicho para entrar en el reino de dios había que negarse a si mismo y estar dispuesto a sufrir, Jesús y sus discípulos ya hacían parte de los rechazados y oprimidos por el hecho de tener contacto constante con estos. Y Jesús estaba decidido a destruir este sufrimiento renunciando a todos los valores mundanos aceptando con esto todas las consecuencias. Jesús estaba dispuesto a sufrir con y en nombre de los que sufrían y no le temía a la muerte puesto que perder su vida por una causa justa era salvarla para el futuro, y su causa no era una causa simplemente era un sacrificio por los demás. No había otro modo de salvar a los hombres por los que el siempre había luchado y no había otro modo de hacer posible la venida del reino en lugar de la catástrofe. Por lo que el fue a la muerte conciente y voluntariamente.

  • “¿QUIEN ES ESTE HOMBRE?”

  • Jesús es un hombre de extraordinaria independencia, inmenso valor, y autenticidad sin precedentes; una hombre cuya profanidad resiste toda explicación. El privar de su humanidad a este hombre es privarle de su grandeza.

    Para él ninguna tradición, ninguna ley, ningún supuesto era tan grande o fundamental que no podía ser contradicho, cuestionado o cambiado. Era un hombre que no le temía a nada, no buscaba la aprobación de nadie, era sincero al enseñarle el camino de Dios sin mirar quien fuera o que tuviera, la identidad de Jesús es la humanidad, no gustaba de tener títulos, su único interés radicaba en que la gente fuera liberada; es decir, lo que el pretendía era hacer que los hombres tuvieran una actitud y conciencia de cambio, que todos se liberaran de los males que los desviaban del camino de Dios, no pretendía ser redimido ni idolatrado, lo único que quería era cumplir con la misión que Dios le había asignado y que otros le ayudaran a cumplirla. Jesús deseaba

    que los demás creyeran lo que el creía y que vieran lo que el veía.

  • EL PROCESO.

  • Los acontecimientos que llevaron a Jesús a la muerte y los motivos que actuaron para ello son un tanto confusos. Se dieron tantas versiones que uno no sabría cual tomar, pero la verdadera razón por la que fue acusado, procesado y sentenciado fue por haber pretendido ser el Mesías o rey de los judíos; en cierto modo su actividad y enseñanza resultaban ciertamente subversivas del status quo: Jesús deseaba transformar la sociedad de arriba abajo.

    Pilato que era el gobernante era despiadado y buscaba casi cualquier excusa para aniquilar a los judíos revelados, a los que formaran multitudes y a los profetas; pero con Jesús era diferente pues el realmente no conocía las intenciones de Jesús de mostrar la llegada de Dios el posiblemente solo estaba enterado de el incidente del templo pero este no era un motivo justo para mandarlo a arrestar. Pero los que si conocían las intenciones de Jesús eran los altos sacerdotes judíos, los cuales también estaban enterados de la fuerza y credibilidad que tenía Jesús entre las multitudes; y fue posiblemente por esto que lo delataron ante Pilato para que sacrificara a una sola persona en lugar de toda una población. Se trataba de una conveniencia política y por las razones que fueran las autoridades decidieron dar con Jesús y ponerlo en manos de Pilato y Jesús no se defendió durante ese proceso, ni siquiera pronuncio palabra. No era su estilo.

    La muerte de Jesús constituyó masón juicio contra todos aquellos que lo rechazaban a sabiendas de lo que el era e incluso en contra de los que lo habían enjuiciado pues como el no pronunciaba palabra ellos mismo se enredaban y delataban al contradecirse en medio de sus alegatos.

  • LA FE EN JESUS.

  • “La historia del cristianismo es la historia de quienes han llegado a creer en Jesús y han sido movidos a aceptar el desafió de su muerte”

    Jesús inspiro un movimiento tan fuerte y tan grande que no necesitó sucesor ni siquiera después de su muerte por lo que podríamos afirmar que Jesús no murió pues siguió presente entre todos nosotros conduciéndonos, guiándonos e inspirándonos con su espíritu y el espíritu de Dios. El además produjo tal impacto entre sus seguidores que no creyeron encontrar alguien igual o mayor que el, la admiración y veneración que por el sentían no conocía limites pues el era todo lo que los judíos habían estado esperando, por lo que rezaban diariamente y cuando apareció, les demostró que el era único y un definitivo criterio del bien y el mal.

    Creer en Jesús hoy es compartir esta opinión sobre el. O se acepta el reino tal y como el lo concibe, o no se acepta, porque con sus palabras transformo el contenido de la palabra “Dios”es por esto que Jesús es la palabra de Dios. Y aceptar a Jesús como nuestro Dios es aceptar como dios nuestro a aquel a quien Jesús llamaba Padre.