Jamaica

Centroamérica. Antillas. Territorio. Recursos. Población. Religión. Economía. Gobierno. Historia. Colonización. Expansión colonial inglesa

  • Enviado por: 8a
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 22 páginas
publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

publicidad

Jamaica

Jamaica (nombre oficial, Jamaica), país formado por una isla, que es la tercera más grande de las Antillas, situada 90 millas al sur de Cuba y 100 millas de Haití, dividida por el canal de Jamaica. Jamaica tiene una longitud máxima, de este a oeste, de unos 235 km; La longitud máxima de norte a sur es aproximadamente de 80 km. La superficie total del país es de 10.991 km². Kingston es la capital y la ciudad más grande, y también un gran puerto comercial.

Jamaica
Kingston

TERRITORIO Y RECURSOS

El terreno es montañoso excepto en varias zonas de tierras bajas en la costa meridional. La principal cordillera, situada en la zona oriental de la isla, son las montañas Azules, donde se encuentra la montaña Azul (2.256m), la cima más alta de las Antillas. Una serie de montañas más pequeñas, con muchas estribaciones transversales, se extienden por la costa occidental superando una extensa meseta.

Jamaica
Montañas Azules.

La costa, de 1.020 Km de longitud, es irregular, sobre todo en el sur, por lo que la isla tiene un gran número de excelentes puertos naturales, entre los que destacan los de Kingston, Saint Ann's Bay, Montego Bay y Port María.

Jamaica
Bahía de Montego

En diferentes áreas de la isla se encuentran fuentes termales. No se manifiesta ningún otro fenómeno volcánico, pero la isla está sometida a fuertes terremotos. Muchos ríos pequeños atraviesan la isla pero no son aptos para la navegación.

Clima Prevalecen las condiciones climáticas tropicales en las tierras bajas de la costa de Jamaica. La temperatura anual en esta región es de unos 26,7ºC de promedio, pero los vientos alisios del noreste moderan a menudo el calor y la humedad extremas. Las temperaturas anuales en la meseta y las áreas montañosas (en alturas de 900m) alcanzan los 22,2ºC y son mucho menores a mayor altitud. La precipitación anual se caracteriza por amplias variaciones regionales. Se recogen más de 5.080 mm al año en las montañas del noreste, mientras que en las proximidades de Kingston el promedio anual es de 813 mm. Los meses de precipitación máxima son mayo, junio, octubre y noviembre. La isla está sometida a huracanes a finales del verano y comienzos del otoño.

Recursos naturales Los depósitos minerales en Jamaica engloban el yeso, el plomo y la sal. Los depósitos de bauxita, en la parte central de la isla, son los terceros más ricos del mundo. Los suelos fértiles se encuentran en las llanuras costeras.

Flora y fauna La vegetación exuberante y extraordinariamente diversificada caracteriza la flora de Jamaica. Se han clasificado más de 200 especies de plantas con flores. Entre los árboles autóctonos están el cedro, la majagua, la caoba, el campeche, el palo de rosa, el ébano, la palmera sabal, la palmera de coco y el pimentero (pimienta de Jamaica). También florecen y son muy cultivadas las variedades introducidas, como el mango, el árbol del pan, el bananero y el llantén.

La fauna jamaicana, como la de todas las Antillas, comprende pájaros muy diversificados. Son sobre todo abundantes los papagayos, los colibríes, los cucos y los green todies. No existen grandes mamíferos autóctonos ni reptiles venenosos.

POBLACIÓN

La población de Jamaica es ante todo de origen africano o mestiza (con europeos), descendiente de los esclavos traídos a la isla entre los siglos XVII y XVIII. Entre las minorías estables se encuentran ciudadanos del Sureste asiático, europeos y chinos. Cerca de un 45% de la población vive en áreas rurales.

Jamaica

Características de la población Jamaica tiene una población (según estimaciones para 1998) de 2.634.678 habitantes, lo que supone una densidad de población de 239,71 hab/km². La esperanza de vida es de 73 años para los hombres y de 78 años para las mujeres (según estimaciones de Naciones Unidas para el periodo 1998). La tasa anual de crecimiento de la población, antes bastante elevada, descendió hasta 0,70% en 1998. La emigración ha sido importante, sobre todo, hacia Estados Unidos, Gran Bretaña y Latinoamérica.

Divisiones administrativas y ciudades principales

Jamaica se divide en 14 municipios, de los que 12 se administran mediante consejos elegidos por la mayoría de la población, mientras que los dos restantes lo son por gobiernos municipales electos.

La población de Kingston (1991) es de 587.798 habitantes. Otras ciudades importantes son Montego Bay (83.446 habitantes) y Spanish Town (92.383 habitantes).

Jamaica

Lengua y religión

El inglés es la lengua oficial, aunque muchos jamaicanos hablan un dialecto local del inglés que incorpora palabras africanas, españolas y francesas. La familia tradicional está constituida por influencias africanas. Entre las diversas formas de estructura doméstica pueden distinguirse: la familia matrilineal (donde la mujer vive con sus hijos en casa de su madre), el matrimonio consuetudinario (que prescinde de los contratos o sanciones de un culto reconocido) y la unión provisional de un hombre y una mujer. La población es mayoritariamente protestante, predominan los miembros de la Iglesia de Dios, los baptistas, los anglicanos, los adventistas del Séptimo Día, los pentecostalistas y los católicos. Existen varias comunidades bien arraigadas de judíos, musulmanes e hindúes. Algunas sectas populares, entre las que destaca el movimiento rastafari, son una característica significativa de la vida religiosa nacional.

Jamaica

Los dias de esclavitud son un recuerdo popular reciente en la isla. Han penetrado en la esencia de la cultura de Jamaica, desde las plantaciones a mediados del siglo XIX hasta la música popular de nuestro tiempo. Aunque la esclavitud se abolió en 1834, los africanos y sus descendientes desarrollaron su propia cultura con pocos recuerdos de las tradiciones africanas mezcladas con las costumbres de los británicos.
Esta cultura híbrida tuvo similitudes con el surgimiento de la sociedad negra en América. A principios del siglo XX esa cultura africana se dio como expresión política por Marcus Garvey (Anexo 1), un astuto predicador jamaiquino y empresario que fundo la Universal Negro Improvement Association (UNIA).
La asociación abogaba por la creación de un nuevo estado negro en Africa, libre de la dominación blanca. Como primer paso en este sueño, Garvey fundo la línea Estrella Negra, una compañía naviera que llevaba a la población negra de América y el Caribe de regreso a su tierra natal en Africa.
Años mas tarde, en 1930, Ras Tafari Makonnen fue coronado emperador de Etiopía y tomo un nuevo nombre, Haile Selassie.

Los seguidores de Marcus Garvey en Jamaica, conciliaron sus nuevos testamentos para buscar la señal, creían que Haile Selassie era el rey negro que Garvey había precedido liberaría a la raza negra. Fue el principio de una nueva religión llamada RASTAFARI.
La Biblia es su libro de instrucción y fuente de principal inspiración. Los rastafaris creen en Africa como la madre de la vida, y no creen en la muerte ya que afirman que los humanos son almas, la gente es espíritu y los cuerpos son únicamente sus depósitos temporales. Los rastafaris presentan un movimiento y una forma de vida, además de un fenómeno cultural y social.

Con la emancipación del pueblo negro como fin último, los rastafaris integran de forma sincrética en su pensamiento desde conceptos procedentes de las religiones africanas hasta narraciones del Antiguo Testamento. Así, piensan que son reencarnaciones de las tribus perdidas de Israel y que su redención sólo se producirá cuando tenga lugar su propio éxodo hacia África, en el que serán guiados por Dios (Jah). Una vez allí, los negros tendrán plena superioridad sobre los blancos, que habrán de servirles.

Un buen número de rastafaris son vegetarianos, mientras que otros limitan sus restricciones alimenticias a no comer carne de cerdo ni beber alcohol. Son muy característicos su aspecto y atuendo exterior, resaltando especialmente los mechones entretejidos que forman con su pelo, y que cubren con gorros (tams) tejidos con los colores de las banderas de Etiopía y Jamaica (rojo, amarillo, verde y negro), que para ellos tienen un gran valor simbólico e incluso mágico. Muchos rastafaris fuman gran cantidad de GANJA (marihuana) para ayudarse en la meditación y la relajación, hecho que ha contribuido a crearles cierta reputación negativa.

En la actualidad, se está convirtiendo de forma progresiva en un movimiento plenamente aceptado por las instituciones, que recomiendan que sea considerado como una doctrina religiosa consolidada y coherente.

Educación

En 1997 casi todos los niños entre los 6 y los 12 años asistían a la escuela primaria. La inscripción en las escuelas primarias era de 293.863 alumnos. La tasa de escolarización en instituciones de enseñanza secundaria y preparatoria era del 70,9%.

La principal institución de enseñanza superior es la Universidad de las Antillas (1948), localizada en Kingston; tiene una biblioteca con más de 450.000 volúmenes. Jamaica también tiene diversas escuelas de formación profesional y técnicas, escuelas de formación de maestros y facultades de letras, ciencias y tecnología.

Cultura

La situación de dependencia con respecto a Gran Bretaña durante más de 300 años se refleja en la lengua y las costumbres, que se combinan a la vez con influencias africanas. El reggae, un distintivo estilo de música jamaicana popularizado por Bob Marley y otros intérpretes, tuvo una influencia muy importante en la música rock de la década de 1980, en especial, en Gran Bretaña.

Música

Gran parte del tiempo de acompañamiento rítmico hipnótico y profundo que arrastra la música reggae de Jamaica, procede de una forma musical afrojamaicana llamada mentó, una mezcla del folclore africano con el jazz, el gospel y el calipso (rima y los esquemas rítmicos de trinidad), que apareció en Jamaica durante la década de 1940. Esta música completamente acústica fue popular a comienzos del siglo XX aunque raramente fue grabada; de este modo quedó aislada en la oscuridad de la cultura tradicional local de Jamaica. Interpretado por la guitarra acústica, el banjo, la rumba-box (una caja de resonancias) y bongos, la música mento es puntuada por una letra penetrante de doble sentido y se canta en forma de balada.

ECONOMÍA

La economía de Jamaica es principalmente agrícola, pero los ingresos de la minería, la industria y el turismo han diversificado su actividad económica. En 1997 el producto interior bruto (PIB) alcanzaba los 4.135 millones de dólares que suponía un ingreso per cápita de 1.620 dólares (según cifras del Banco Mundial). En 1997 la producción anual de electricidad era de 5.864 millones de KWh.

Agricultura

Más del 25% de la población activa jamaicana está vinculada a la producción agrícola. El cultivo principal es la caña de azúcar, con una producción anual en 1998 de 2.413.380 t. Alrededor de un tercio de los campos de cultivo.

Jamaica

Otros productos agrícolas importantes son plátanos, cítricos, tabaco, cacao, café, coco, maíz, heno, pimienta, jengibre, mango, patata (papa). La isla acapara casi la totalidad de la producción mundial de pimienta. En 1998 la cabaña ganadera estaba formada por 420.000 cabezas de ganado vacuno, 440.000 de caprino y 180.000 cabezas de ganado porcino.

Minería e industria Las industrias de bauxita y alúmina (mineral de bauxita enriquecido) son la base de la economía jamaicana y suponen una gran parte de las exportaciones anuales. En 1997 la producción anual de bauxita alcanzó los 11,9 millones de toneladas.

La industria es cada vez más importante para la economía jamaicana; en 1990 este sector daba empleo al 23% de la población activa. La adopción por parte del gobierno de una serie de medidas, como favorecer las importaciones libres de impuestos y el establecimiento de programas de desgravación fiscal, fomentó la industrialización. Junto con las industrias establecidas de alimentación y bebidas, se han establecido plantas industriales para productos como tejidos estampados, ropas, zapatos, pinturas, maquinaria agrícola, cemento, transistores de radio y fertilizantes. Una refinería de petróleo en Kingston produce suficiente combustible para satisfacer la mitad de la demanda energética nacional.

Banca y comercio exterior

La unidad monetaria es el dólar jamaicano (.02198 dólares jamaicanos equivalen a 1 dólar estadounidense el 8 de Marzo de 2001). Existen monedas de 1, 5, 10, 20, 25 y 50 centavos y de 1 dólar. Billetes de 1, 2, 5, 10, 20, 50 y 100 dólares jamaicanos. Se utiliza el dólar jamaiquino que está asociado al dólar norteamericano. El Banco de Jamaica, fundado en 1960, es el banco central y el emisor de la moneda.

Jamaica

También hay varios bancos comerciales.

El comercio exterior tiene como principales clientes a Estados Unidos, Gran Bretaña, Venezuela y Canadá. Los principales productos exportados eran alúmina, bauxita, azúcar, ron, ropa y café. Las exportaciones ascendieron a 1.379 millones de dólares en 1996. Los productos alimenticios, la ganadería, los productos químicos, tejidos, maquinaria y petróleo son las principales importaciones; su valor global ascendía a 2.927 millones de dólares en el mismo año.

El turismo es vital para la economía y proporciona gran parte de los ingresos en divisas. En 1997 visitaron la isla 1.192.000 personas que proporcionaron unos ingresos de 181 millones de dólares, pero también ha exagerado los conflictos sociales al señalar el abismo existente entre ricos y pobres.

Transporte y comunicaciones

Jamaica tiene 340 km de ferrocarriles. En 1996 había 19.000 km de carreteras, de los que un 71% estaban pavimentadas. Numerosas compañías aéreas internacionales y la estatal Air Jamaica prestan servicio en la isla, mientras que los vuelos internos son proporcionados por las Líneas Aéreas Transjamaicanas.

El país tiene dos compañías de radiodifusión, una pública y otra privada. En el año 1996 había 1.200.000 aparatos de radio, 450.000 receptores de televisión y 140 teléfonos por cada 1.000 habitantes.

Trabajo

En 1997 la población activa era de 1.328.080 trabajadores. Los principales sindicatos son la Unión Nacional de Trabajadores de Jamaica (NWU) y la Unión de Comercio Industrial Bustamante (BITU). La NWU tiene 102.000 afiliados mientras que la BITU supera los 100.000. Cada sindicato se relaciona con uno de los dos principales partidos políticos; la NWU, con el Partido Nacional del Pueblo y la BITU con el Partido Laborista Jamaicano.

GOBIERNO

La Constitución jamaicana, promulgada en 1962, establece un sistema de gobierno parlamentario, según el modelo de Gran Bretaña. El primer ministro es el jefe del gobierno. El monarca británico es el jefe del Estado y está representado por un gobernador general, que se nombra según el consejo del primer ministro.

Jamaica

Ejecutivo El poder ejecutivo en Jamaica recae en un gabinete formado por 20 ministros y encabezado por un primer ministro, que es el dirigente del partido mayoritario y está elegido por la Cámara de Diputados con la aprobación del gobernador general. El primer ministro elige a los miembros del gabinete.

Partidos políticos Jamaica tiene un sistema bipartidista. El Partido Nacional del Pueblo (PNP) es de orientación socialista y el Partido Laborista de Jamaica (JLP) respalda la libre empresa en una economía mixta. Los partidos minoritarios son el Partido de los Trabajadores de Jamaica (de carácter marxista) y el Partido Americano de Jamaica, que desea la incorporación de Jamaica a Estados Unidos.

Legislativo Un Parlamento bicameral ostenta la potestad legislativa. Los 60 miembros de la Cámara de Diputados se eligen por sufragio universal para un periodo de cinco años. Los 21 miembros del Senado los elige el gobernador general, 13 de acuerdo con las sugerencias del primer ministro y los ocho restantes por recomendación del dirigente del partido minoritario.

Poder judicial El sistema legal y judicial también se basa en el sistema británico. El poder judicial consta del Tribunal Supremo, un tribunal de apelación, los juzgados de paz permanentes, los juzgados de delitos menores y otros.

HISTORIA

Los miembros de las tribus arawak (Anexo 2), fueron los habitantes autóctonos de Jamaica (la palabra arawakan Xaymaca, significa tierra de bosques y aguas o isla de los manantiales), Los arawaks vivían en poblados constituidos por viviendas hechas de palmas; eran de naturaleza pacífica y practicaban una agricultura de autosuficiencia. Eran buenos marinos y pescadores, además de excelentes artesanos en el tallado y pulido de conchas marinas. El canto y la danza eran elementos importantes en sus vidas. Adoraban ídolos (cemíes), pero creían en un solo dios, creador de toda la naturaleza.

Cristóbal Colón descubrió la isla durante su segundo viaje el 3 de mayo de 1494 y la llamo Santiago (1), por lo que se convirtió en colonia española en 1509, Don Juan Esquivel fue nombrado gobernador de la isla por Diego Colon (2). Santiago de la Vega (hoy Spanish Town), el primer asentamiento y la capital durante los siguientes 350 años, se fundó en 1523. La conquista fue lenta bajo el dominio español. Los arawak desaparecieron rápidamente víctimas de enfermedades y luchas internas, por lo que comenzó la importación de esclavos africanos para superar la escasez de mano de obra.

En 1537, la isla fue cedida a la familia Colón junto con el marquesado de Jamaica. Desilusionados por la ausencia de oro en la isla, el español usó Jamaica como una base para sostener la conquista de las Américas, particularmente México con sus tesoros de oro y plata. La población del arreglo español, inclusive sus esclavos, no era grande. Mucha de la arquitectura de los edificios originales es el hoy todavía evidente en el centro del pueblo. La actividad económica consistió principalmente de producción para el consumo doméstico, y a una menos extensión el suministro de barcos españoles.

Jamaica fue conquistada por una flota inglesa a las órdenes de sir William Penn en 1655, desembarcaron 5.000 soldados y marineros en el puerto de Kingston y se enfrentaron durante tres años a las fuerzas de España, había 3000 habitantes la mayoría esclavos huidos a las montañas que se mantuvieron en pie de lucha a fin de mantenerse libres (3). Por este tiempo, la isla era del significado pequeño a la corona española, y por consiguiente, muy pequeño fue hecho para defender los estilos de arquitectura, y los nombres coloniales españoles de lugares, hay la evidencia muy poco visible de la ocupación española.

La isla fue transferida de hecho a Inglaterra en 1670, según las disposiciones del Tratado de Madrid. Durante las últimas décadas del siglo XVII creció el número de inmigrantes ingleses; se desarrolló de un modo muy rápido la producción de azúcar, cacao y otras especies agrícolas y forestales; la consiguiente demanda de trabajadores para las plantaciones originó la importación de esclavos negros a gran escala, y servia como base para el contrabando de esclavos negros hacia las colonias españolas, fue notoria guarida de piratas y bucaneros (4).

Jamaica pronto se convirtió en uno de los principales centros de comercio de esclavos del mundo (los ingleses acudieron a la importación a gran escala de Africanos para ser usados como esclavos en las plantaciones de azúcar), En esos dias, Jamaica era uno de "las joyas en la corona inglesa" a causa de la prosperidad fabulosa que lo trajo a los dueños ingleses de la plantación directamente, e indirectamente a esas ciudades, tal como Liverpool y Bristol, que atendieron al comercio con Jamaica y el resto del Caribe Ingles. La esclavitud en la plantación se basó en el comercio Triangular entre Inglaterra (los bienes fabricados), Africa (esclavos), y el Caribe(Azúcar), que él mismo era la base para lo que posteriormente surgió como la economía internacional. El comercio internacional era tan importante a la economía de Jamaica que cuando la guerra americana de la independencia interrumpió el comercio entre lo qué era entonces las "colonias norteamericanas" y el Caribe, 15,000 esclavos murieron de hambre en Jamaica.

En 1692, Port Royal, el principal mercado de esclavos, quedó destruido por un terremoto.

En 1760 estalló una insurrección general en la colonia, que fue aplastada a sangre y fuego.

En 1795 un nuevo brote revolucionario sacudió la isla.

Kingston se estableció en las cercanías al poco tiempo. La Trata quedó abolida el 1 de agosto de 1838. La ley promulgada en tal sentido puso a disposición de los propietarios 30 millones de dólares en concepto de indemnización por la liberación de casi 310.000 esclavos. Se importaron hindúes y en menor numero chinos, sirios y libaneses (5).

Gran parte de la población negra manumitida abandonó las plantaciones después de la emancipación y tomó posesión de terrenos deshabitados del interior, lo que alteró gravemente la economía. La escasez de mano de obra arruinó las plantaciones y provocó el declive del comercio generando una crisis económica prolongada. El excesivamente gravoso régimen impositivo, los actos discriminatorios ejercidos desde los tribunales, las medidas de exclusión de terrenos y, especialmente, la supresión de la tarifa protectora en 1846, que provocó el hundimiento de los precios, causaron finalmente el malestar general entre la población negra.

En octubre de 1865 tuvo lugar una insurrección en Morant Bay. Al establecer la ley marcial, las autoridades británicas rápidamente reprimieron el levantamiento y aplicaron una brutal represión. Jamaica pasó a ser oficialmente una colonia británica, por lo que perdió el alto grado de autogobierno que había disfrutado desde finales del siglo XVII. En 1884 se restableció un gobierno representativo.

En 1938 se fundo el primer partido llamado “Partido nacional del pueblo” que abogo por la independencia (6).

1946 Se fundo en Mona, cerca de Kingston, la universidad de las Antillas occidentales (7).

En 1952 tenían una exportación de bauxita a gran escala (8).

Jamaica fue una de las colonias británicas que el 3 de enero de 1958 se unió en la Federación de las Indias Occidentales. El desacuerdo sobre el papel que desempeñaría Jamaica en su seno llevó al desmembramiento de la Federación, y el 6 de agosto de 1962, la isla obtuvo la independencia en el marco de la Commonwealth.

El JLP ganó las elecciones en abril de 1962, y su dirigente, Alexander Bustamante, se convirtió en primer ministro.

En 1967 se retiró sucediéndole en el cargo Hugh Lawson Shearer.

En 1968, Jamaica fue miembro fundador de la Asociación de Libre Comercio del Caribe (CARIFTA).

Las elecciones en 1972 dieron el poder al PNP y su máximo dirigente, Michael Manley (Anexo 3), prometió un régimen de crecimiento económico. Como obtuvo éxito (CARIFTA), se convirtió en Mercado Común del Caribe (CARICOM) en 1973 (9).

Al mismo tiempo el gobierno del PNP dio un vigoroso impulso al proceso de integración caribeña: creó con Venezuela una empresa binacional de comercialización de bauxita y se integró a la Flota Mercante Multinacional del Caribe. En ella Jamaica, junto con Cuba y Costa Rica, idearon fórmulas que evitaran la penetración del capital norteamericano.

En 1976 se dijo que era un estado de emergencia, pues se descubrió una fabrica ilegal de armas y aparente preparación para un golpe de estado (10).

En las elecciones de diciembre de 1976, el PNP obtuvo una aplastante victoria que consolidó su mayoría parlamentaria. La política de Manley, definida como "socialismo democrático", y su abierta amistad con el presidente cubano Fidel Castro, sin embargo, polarizó a la población de forma extrema.

En 1979 Manley se ve obligado a negociar con el FMI, pero en febrero de 1980 anunció la suspensión de las negociaciones debido a las severas condiciones que impondrían una drástica caída del nivel de vida.

En 1980 convoca a elecciones anticipadas, caracterizadas por un clima de desestabilización generado por la oposición derechista, que finalmente obtiene un abrumador triunfo. El nuevo gobierno laborista encabezado por Seaga expulsa al embajador de Cuba e impone una política neoliberal de total apertura a las inversiones extranjeras, afirmando incluso que podría solicitar la incorporación de Jamaica a los Estados Unidos. Los resultados fueron contraproducentes.

Entre 1981 y 1983 aumentó el desempleo, cayó aún más la producción de bauxita, creció la inflación, se devalúo la moneda y se duplicó la deuda externa.

En noviembre de 1983 Jamaica se sumó al pequeño grupo de países caribeños que dieron respaldo diplomático y cooperación militar simbólica a la invasión norteamericana de Granada. Un mes después, aprovechando el clima político favorable, Seaga anticipó las elecciones parlamentarias. El PNP boicoteó los comicios y acusó al gobierno de incumplir un compromiso previo de renovar los registros electorales y el sistema de identificación de los votantes, para evitar fraudes. El partido de gobierno fue el único que presentó candidatos y se quedó con las 60 bancas.

En 1984 la crisis se agudizó: hubo nuevos acuerdos con el FMI, y las consiguientes restricciones del gasto público, que llevaron la inflación del 4,7% en 1981, al 32% en 1984. A esto se sumó, en 1985, la reducción de los ingresos por la bauxita y el turismo. En ese año los sindicatos denunciaron un deterioro intencional del nivel de vida de los trabajadores como forma de atraer inversiones extranjeras a la "Zona Libre" de Kingston, donde no se respetan los derechos laborales.

El 96% de la fuerza de trabajo en la "Zona Libre" son mujeres, quienes soportan extensas jornadas, realizadas en un ambiente insalubre, sin seguridad y con bajas retribuciones. Esto repercutió en forma secundaria en los niños de Kingston ya que el 52% de los cabeza de familia son madres.

En junio de 1986, en medio del descontento popular a raíz del aumento de tarifas y la liberación de precios, Seaga convocó a elecciones municipales en las que el Partido Nacional Popular de Michael Manley derrotó al Partido Laborista, con el 57% de los votos y conquistó 140 de los 187 escaños en disputa.

Entre 1985 y 1987 el gobierno laborista, en acuerdo con Estados Unidos, adoptó un programa de lucha contra el narcotráfico. Se calcula que llegó a los 750 millones de dólares por año el tráfico de la marihuana que desde Jamaica se introduce en EEUU.

En septiembre de 1988, el huracán Gilbert causó daños en las propiedades estimados en 8.000 millones de dólares y dejó a medio millón de jamaicanos sin hogar.

En 1989 el PNP, de Michael Manley, llegó nuevamente al gobierno con un programa muy distinto al de 1976, sobre la base de la libre empresa y buenas relaciones con Estados Unidos. Manley reanudó relaciones con Cuba y anunció el respeto a los acuerdos con el FMI, aunque aclaró que no aceptaría condiciones que agravaran la situación de los jamaicanos, tratando de mantener el crecimiento económico pero con una mejor distribución de la riqueza.

En abril de 1992, Percival J. Patterson fue designado primer ministro en lugar de Manley, quien presentó renuncia al cargo así como a la presidencia del PNP después de un largo período de enfermedad. Conocido político, ex senador y ex ministro de varios gobiernos del PNP, Patterson fue elegido también presidente del partido.

Prometiendo garantías laborales, el gobierno puso en marcha durante 1992 el proceso de privatización de cerca de 300 empresas estatales y servicios públicos calificados de improductivos en un paquete que incluyó la totalidad de la industria de caña de azúcar.

En marzo de 1993, el PNP obtuvo más del 60% de los votos y 52 bancas parlamentarias sobre 60, lo que llevó a la confirmación de Patterson en el cargo de primer ministro. Los laboristas --dirigidos por un cada vez más cuestionado Edward Seaga-- se negaron a participar en los comicios parciales realizados en 1994 para manifestar su desacuerdo con el sistema electoral y solicitar que se modifique antes de las elecciones generales de 1998.

En octubre de 1995 un grupo de opositores a Seaga dentro del Partido Laborista abandonó este grupo político y fundó el Movimiento Nacional Democrático. El primer ministro Patterson prosiguió la liberalización de la economía y las finanzas que, entre otras cosas, transformó al sector financiero de Jamaica en uno de los más prósperos del país.

Jamaica
Percival J. Patterson

Citas Bibliográficas:

(1) Lexix 22, Diccionario enciclopédico VOX, pág. 3139

(2), (3), (4), (5) Enciclopedia Barsa, pág. 127

(6) Lexix 22, Diccionario enciclopédico VOX, pág. 3139

(7), (8) Enciclopedia Barsa, pág. 129

(9) Nueva Geografía Universal (América), pág. 18

(10) Lexix 22, Diccionario enciclopédico VOX, pág. 3139

EL DIARIO DE COLON A SU LLEGADA

Su diario fue revelador. Describió a la gente que le dio la bienvenida cuando llegó a las Bahamas. Eran indios Arawak, algunas veces llamados Taínos - y contó como se tiraron al agua para darle la bienvenida a él y a sus hombres, que debían parecer y sonar como gente de otro mundo, llevándoles regalos de varias clases. Los describió como apacibles, amables y dijo: "No llevan armas ni las conocen, porque les mostré una espada, la tomaron por el filo y se cortaron".

A través de su diario, durante los meses siguientes, Colón habló de los nativos americanos con lo que parecía temerosa admiración: "Son la mejor gente del mundo y sobre todo la mas amable, no conocen el mal - nunca matan ni roban....aman a sus vecinos como a ellos mismos y tienen la manera mas dulce de hablar del mundo....siempre riendo".

Y en una carta que escribió a uno de sus patrocinadores españoles, Colón dijo. "Son muy simples y honestos, y extremadamente liberales con sus posesiones." En su diario, Colón escribe. "Serían buenos sirvientes..... Con cincuenta hombres podríamos subyugarlos y que hicieran lo que quisiéramos".

Sí, así es como Colón veía a los indios - no como anfitriones hospitalarios, sino como "sirvientes" para hacer "lo que queramos que hagan".

¿Y qué es lo que quería Colón?. Esto no es difícil de determinar, en las dos primeras semanas de anotaciones en el diario, hay una palabra que se repite setenta y cinco veces: ORO.

En los argumentos habituales sobre Colón, en lo que se hace hincapié una y otra vez es en su sentimiento religioso, su deseo de convertir a los nativos a la Cristiandad, su reverencia hacia la Biblia. Sí, estaba interesado por Dios. Pero mucho más por el Oro. Solo una letra menos, el suyo era un alfabeto limitado. Sí, tanto él como sus hermanos, sus hombres, erigieron cruces a lo largo de las islas de la Española, donde pasaban la mayoría del tiempo. Pero también erigieron horcas - en el año 1500, había 340.

Cruces y horcas, esa mortal yuxtaposición histórica.

En su búsqueda de oro, Colón, viendo que los indios llevaban pedacitos de oro, concluyó que habría grandes cantidades de él. Ordenó a los nativos que encontraran una cierta cantidad de oro, en un cierto periodo de tiempo, y si no cumplían con su cupo, les cortaban los brazos. El resto aprendía la lección y traía el oro.

......aquellos que huyeron a las montañas fueron cazados con perros, y de los que escaparon se ocuparon el hambre y la enfermedad, mientras miles de pobres criaturas, en su desesperación tomaron veneno de mandioca para acabar con su miseria".

Morison continúa: "Así que la política y los actos de Colón, de los cuales solo él fue responsable, comenzaron la despoblación del paraíso terrenal que fue "La Española" en 1492. De los nativos oriundos, estimados por etnólogos modernos en 300.000, entre 1494 y 1496 un tercio había muerto. En 1508 el censo mostraba sólo 60.000 vivos....en 1548 Oviedo (Morison se refiere a Fernández de Oviedo, el historiador Español oficial de la Conquista) dudaba sobre si quedaban 500 indios.

Pero Colón no obtuvo oro suficiente para mandarlo a casa e impresionar al Rey y la Reina, y a sus financieros españoles, así que decidió mandar a España otra clase de partida. Esclavos. Rodearon a cerca de 1200 nativos, seleccionaron a 500, y a esos los mandaron, encadenados unos junto a otros, en el viaje a través del Atlántico. En el camino murieron doscientos, de frío y enfermedad.

En la anotación de Septiembre de 1498 del diario de Colón se lee: " Desde aquí uno puede mandar, en el nombre de la Santísima Trinidad, tantos esclavos como se puedan vender..".

Lo que los españoles hicieron a los indios se cuenta en horrible detalle por Bartolomé de las Casas, cuya escritura da la cuenta más completa del encuentro hispano-indio. Las Casas era un sacerdote Dominico que llegó al Nuevo Mundo unos años después de Colón, pasó cuarenta años en "La Española" e islas adyacentes, y se convirtió en el valedor principal en España de los derechos de los nativos. Las Casas, en su libro "Brevisima Relación De La Destrucción De Las Indias", escribe de los Arawaks: ".... de todo el infinito universo de la humanidad, esta gente es la más inocente, la más desprovista de maldad y doblez...... y a este redil de ovejas...vinieron algunos españoles que inmediatamente se comportaron como bestias furiosas.... Su razón para matar y destruir ... es que los cristianos tenían un único propósito que era el de adquirir oro".

Los indios que tomaban cosas pertenecientes a los españoles - no estaban acostumbrados al concepto de la propiedad privada, y entregaban libremente sus posesiones - eran decapitados o se les quemaba en la pira.

La mayor mortandad fue causada por enfermedades, ya que los Europeos trajeron consigo enfermedades para los que los nativos no estaban inmunizados, fiebres tifoideas, tifus, difteria, viruela.

LA EXPANSIÓN COLONIAL INGLESA


El Imperio Británico no se había constituido aún cuando Isabel I ascendió al trono en 1558. Las bases de este Imperio se sentaron durante su reinado, gracias al desarrollo de la Marina inglesa (Francis Drake dio la vuelta al mundo entre 1577 y 1580), el inicio de una ofensiva comercial en ultramar (la Compañía de las Indias Orientales se fundó en 1600) y la rivalidad con la Monarquía Hispánica.

El foco del crecimiento colonial se encontraba en el este del Caribe, alejado de la zona central del dominio español en América.

Aunque pueda resultar sorprendente, la Guerra Civil inglesa, que tuvo lugar en la década de 1640, y el subsiguiente régimen del Protectorado, alentaron este proceso en lugar de refrenarlo. El Parlamento se benefició del apoyo de la Marina, cuyos recursos se habían mejorado y desarrollado. Oliver Cromwell llevó a cabo una política exterior antiespañola, y Jamaica fue conquistada en 1655, convirtiéndose en la primera colonia inglesa tomada por la fuerza. El apogeo del comercio de tabaco de las Indias Occidentales estaba tocando a su fin y fue reemplazado por la producción de azúcar, que requería una mayor mano de obra, proporcionada por los esclavos de África. De este modo, las islas comenzaron a transformarse en colonias cuya economía se basaba en la mano de obra esclava. La República inglesa también aprobó el Acta de Navegación de 1651, en la que se establecía que las importaciones en puertos nacionales o colonias sólo podían transportarse en naves inglesas o de los países productores. El naciente Imperio inglés fue gobernado con más firmeza y coherencia durante la restauración de los Estuardo (1660).

La política colonial aplicada desde 1660 transcurrió por los mismos derroteros. Se produjeron nuevos asaltos en el Caribe, donde los corsarios ingleses atacaban los negocios y asentamientos españoles; esta situación llevó a la firma del Tratado de Madrid en 1670, por el que España accedió finalmente a reconocer las posesiones inglesas. Pese a este acuerdo, los siguientes 50 años fueron la edad dorada de la piratería en las Indias Occidentales inglesas. La economía del azúcar se fue expandiendo, y la Royal Africa Company (constituida en 1672) organizó el denominado `pasaje medio', en el que numerosos africanos fueron transportados al Caribe para trabajar como esclavos. De este modo, los dueños de las plantaciones consiguieron mano de obra, aunque a costa de una gran preocupación por su propia seguridad (en la década de 1670, los esclavos eran la comunidad más numerosa de las colonias inglesas.

El azúcar pasó a ser la importación principal de Gran Bretaña, favoreciendo así la economía de plantación de las Indias Occidentales y, con ello, el flujo anual de 70.000 esclavos a través del Atlántico.

La guerra de los Siete Años, a la cual habían puesto fin los acuerdos de París, logró despertar el entusiasmo popular por el Imperio en Gran Bretaña y fue la primera ocasión en que los británicos sometieron a numerosas poblaciones indígenas.

La campaña en contra de la esclavitud en las Indias Occidentales perdió fuerza después de 1815, pero el resurgimiento de la política reformista en Gran Bretaña a partir de 1830 y la rebelión de esclavos que tuvo lugar en Jamaica en 1831 llevaron a la abolición de esta institución en 1834 (la emancipación se llevó a cabo en 1838). No se produjeron más tensiones en esta zona posteriormente. El fin de la esclavitud fue seguido mucho después de la desaparición del antiguo sistema colonial, superado por el ascenso del librecambio; así, el Acta de Navegación fue revocada en 1849.

Jamaica