Ivanhoe; Walter Scott

Literatura universal del siglo XIX. Narrativa y novela inglesa histórica romántica. Ambiente medieval. Personajes. Biografía

  • Enviado por: Chule
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas

publicidad

INTRODUCCIÓN

Novelista, poeta, historiador y biógrafo escocés, su trabajo como traductor, editor y crítico, junto con sus novelas y poemas, hicieron de él una de las más importantes figuras del romanticismo inglés.

Scott empezó su vida literaria como traductor de algunos poetas extranjeros y más adelante como autor de algunos otros que le llevaron al éxito. Más tarde y debido, en parte a la competencia con Lord Byron abandonó esta etapa y concentró su trabajo en sus novelas. Waverley (1814) fue el principio de esta nueva época de éxitos. Con ella obtuvo un gran reconocimiento por parte de la crítica y del público. Escribió entonces más de veinte novelas históricas, entre ellas Rob Roy (1818).

ACERCA DEL AUTOR

Scott fue el novelista más influyente de la literatura mundial. Contando con su capacidad de memoria, su amplio conocimiento de las leyendas y las baladas medievales y renacentistas, sus precursores del siglo XVIII en la novela, su educación, la reacción a las crisis revolucionarias de sus días y su experiencia como el poeta más vendido; Scott puso de moda la novela histórica, como un vehículo de inventar la cultura, historia e identidad nacional, durante una época de rápidos y continuados cambios. Sus obras han sido imitadas por un gran número de autores y adaptadas en numerosas ocasiones para crear dramas populares.

Uno de sus mayores logros literarios fue mostrar la " inevitabilidad " del coste social y cultural del progreso en una época postrevolucionaria. Las obras de Scott están a menudo ambientadas en crisis del pasado, mostrando como eran o podían haber sido prevenidas evitando la clase de revolución que él y sus compatriotas veían en Francia.

WALTER SCOTT

Las antiguas novelas históricas reunían todo lo necesario para enganchar al público: aventuras, traiciones, amores imposibles, nobles sentimientos... ingredientes que nunca pasan de moda. Uno de los maestros de este género literario fue el escocés Walter Scott, de cuya imaginación salieron novelas como “Ivanhoe”, “Rob Roy” o “La dama del lago”, ejemplos perfectos de cómo el apuesto héroe luchador se enfrentaba a todo tipo de adversidades para defender las causas más justas

Luchas entre valerosos caballeros, amores apasionados e imposibles, traiciones protagonizadas por los peores villanos, cruzadas religiosas..., todos ellos elementos imprescindibles para elaborar una buena novela histórica. Walter Scott lo sabía, y por ello ha pasado a la posteridad como uno de los maestros de este género literario.

Las novelas históricas sobrecogían a los lectores de los primeros años del siglo XIX. Herederas de la poesía épica, los romances y las novelas de caballerías, centraban sus tramas en las aventuras medievales, enmarcadas en grandes castillos y frondosos bosques, espacio perfecto para las más trepidantes persecuciones.

Una de las obras más representativas de este género es Ivanhoe. Surgida de la imaginación de sir Walter Scott, caballero escocés nacido en 1771, narra las aventuras y desventuras de sir Wilfred de Ivanhoe, más conocido como el caballero desdichado.

El libro nació en 1820, aunque su acción hace viajar a los lectores varios siglos atrás, a los últimos años del reinado de Ricardo I, Corazón de León.

Scott situó su historia en la convulsa Inglaterra del siglo XII, cuando los duelos entre caballeros estaban a la orden del día y siempre surgía algún alma noble dispuesta a arreglar todos los problemas.

El monarca Ricardo I estaba preso a cargo del archiduque de Austria. Un caballero sajón, antiguo compañero del Rey en las Cruzadas y que se hace apodar el caballero desdichado, hace todo lo posible por reunir el precio que piden por el rescate real.

Como telón de fondo, la lucha encarnizada entre dos pueblos antiguamente hermanados, el sajón y el normando, que confían en la intención de Ricardo I de unirlos para siempre bajo una misma corona. Para ello tendrán que enfrentarse a Juan Sin Tierra, el hermano traidor del Rey, que hará todo lo posible para que su querido Ricardo no salga de su cautiverio.

¿Os suena la historia? Sin duda, muchos pensaréis que es el mismo argumento que el de Robin Hood... y no os faltará razón.

El mítico arquero Robin de Locksley, más conocido como Robin Hood, es otro de los personajes que ayudará al valeroso Ivanhoe en su particular cruzada. Todo con el fin de que Ricardo Corazón de León recupere el trono usurpado.

Para dar un toque romántico y añadir complejidad al personaje de sir Wilfred de Ivanhoe, el apuesto caballero sajón tendrá que decidir entre dos mujeres que se disputan su amor.

Por una parte, la joven hebrea Rebecca de York cae rendida a los pies de Ivanhoe, ya que éste la salva de un malvado templario. Tendrá que competir con la distinguida y aristocrática lady Rowena, que ama en secreto al mismo hombre.

En resumen, todos los ingredientes necesarios para sumergirse de lleno en una completa novela de aventuras, plagada de torneos, raptos, emboscadas, y... ¿final feliz? Habrá que leerlo.

Personajes de la obra

Ivanhoe:(guerrero) Se enamora de Rowena, pero Sir Cedric se niega al amor ya que Ivanhoe no es de sangre real. Defiende a su Rey Ricardo I, impidiendo que el principe Juan sin tierra, se apodere de su trono.

Juan:(sin tierra) Hermano del Rey Ricardo. Hombre malvado y despiadado, es capaz de cualquier cosa para lograr sus objetivos, colaborando en ello los normandos. Simboliza la crueldad y el odio.

De Bois - Guilbert: Caballero seguidor de Juan sin tierra, enamorado de Rebeca, capaz de perdonarla si es cristiana y se casa con él. Ella no lo acepta porque está enamorada de Ivanhoe. Muere por ella por no ser correspondido en duelo con Ivanhoe.

Rowena: Mujer cristiana y de sangre real enamorada de Ivanhoe, con el cual mas tarde acabará casándose con él. Para ella la única persona que le hace olvidarse de todo es su gran caballero Ivanhoe.

Rebeca: Mujer judía enamorada de Ivanhoe, el cual batiendo en duelo en el juicio de Dios, le salvará de la horca.

Sir Cedric: Padre y confidente de ivanhoe. Se opone al amor de Ivanhoe y Rowena ya que pretende casar a Rowena con un joven de sangre real.