Italia

Historia italiana. Sistema político. Población. UE (Unión Europea). Economía. Industria. Producción

  • Enviado por: Angelo Corleone
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 9 páginas

publicidad

ITALIA

Reseña Histórica

Si bien como estado unitario, Italia tiene una historia reciente, ha sido por más de tres mil años sede de grandes civilizaciones que marcaron profundamente la evolución de la cultura occidental. Cuna de la civilización etrusca y sede de importantes centros históricos y culturales de la civilización griega (Magna Grecia), fue luego centro del Imperio Romano, que por muchos siglos dominó el mundo occidental.

La caída del Imperio Romano (476 d. C.) significa el fin de una organización política, pero no de una civilización. Italia fue invadida por pueblos de origen germánico que una vez asentados en la península, asimilaron los elementos de una cultura romana superior.
Sucesivamente, Italia se incorporó al Sacro Imperio Romano fundado por Carlomagno (800 d. C.), que le dio a Europa una nueva estructura política y social (el feudalismo). Además mantuvo durante toda la Edad Media una posición de privilegio como sede del Papado y centro de la cristiandad.
A fines del del siglo XI se verificó en Europa una renovación económica, cultural y social que determinó en Italia la civilización de las “Comunas”. Muchas ciudades italianas se organizaron democráticamente y se tornaron autónomas con respecto al Imperio. La civilización de las Comunas fue notablemente fecunda, ya fuera en el plano económico y social, o en el plano cultural. Tómese como ejemplo la ciudad de Florencia, que en el siglo XIV dio a la literatura los nombres de Dante, Boccaccio y Petrarca.
Más tarde, el gobierno de las Comunas se centralizó en manos de un “señor” que, una vez conseguido el poder, solicitaba al Papa o al Emperador un reconocimiento legal para gobernar, y que para lograr que su poder fuera hereditario, conseguía un título de tradición feudal (duque o príncipe). Y así las “Señorías” se transformaron en estados autónomos. Las más importantes fueron, entre otras, las de los Visconti y los Sforza en Milán, la de los Medici en Florencia, de los Gonzaga en Mántua, de los Montefeltro en Urbino, y la de los Este en Ferrara.
Durante los siglos XIV y XV Italia se destacó una vez más en el plano cultural, dando origen al RENACIMIENTO, que abrazó todos los aspectos de la vida: la política, la literatura, el arte, las ciencias, las costumbres. Leonardo, Rafael, Miguel Angel, Galileo, Maquiavelo, Ariosto, son algunos de los nombres representativos de la época.
Políticamente Italia estuvo sujeta a los acontecimientos derivados de las luchas por la supremacía de las potencias europeas y fue frecuentemente invadida por ejércitos extranjeros.
Esta situación se prolongó hasta la Revolución Francesa. Entonces las ideas de libertad y de igualdad fueron difundidas por los ejércitos franceses de Napoleón que invadieron Italia y modificaron su estructura política.
En esa época se definió, a nivel de conciencias individuales y ante la diplomacia europea el “problema nacional italiano”.
Comienza en 1800 el “Risorgimento” italiano, movimiento que apuntaba a la creación de una Italia unida y libre de la dominación extranjera.
Este proceso abarcó un período de cincuenta años, conducido por un lado por las fuerzas políticas y militares del Rey de Cerdeña y por el otro por las Sociedades Secretas como la “Carbonería” y la “Joven Italia”, que difundían la idea de libertad y promovían insurrecciones tendientes a realizar la unificación.
Protagonistas de la política italiana en ese periodo fueron Giuseppe Mazzini y Giuseppe Garibaldi, animados por ideales republicanos, y los Saboya (reyes de Cerdeña primero, y luego de Italia) que tuvieron en el Ministro Camillo Benso di Cavour, a uno de los mayores artífices de la unificación de Italia.

Luego de rebeliones y guerras, Vittorio Emanuele II de Saboya reunió los diversos pequeños estados italianos, fundando en 1861 el Reino de Italia, del cual, en 1870, fue proclamada capital Roma.

Finalmente, con la primera guerra mundial, y una vez anexadas las regiones del Trentino y del Friuli y la ciudad de Trieste, el territorio nacional se completó; y acabó por fijarse, luego de los acuerdos internacionales sucesivos a la segunda guerra mundial en las actuales fronteras.

Datos Generales

El territorio de la República Italiana tiene una superficie de 301.504 km2, una longitud máxima de 1.300 Km. y un ancho de 600 Km. La capital es Roma (2.656.000 hab.) y otras ciudades importantes son Milán, Turín, Nápoles, Palermo, Génova, Bolonia, Florencia y Venecia.

Penetra en el centro del Mar Mediterráneo y tiene dos grandes islas: al sur Sicilia y al oeste Cerdeña.

El país está limitado al norte por los Alpes, que se extienden en amplio semicírculo por casi 1.300 km; y comprenden las montañas más altas de Europa: el Monte Blanco (4.810 m). En el extremo occidental del arco alpino nacen los Apeninos, que se extienden a lo largo de la península por casi 1.200 km., y que alcanzan su altura máxima en el Gran Sasso de Italia (2.914 m).

La llanura del Po, delimitada por el arco alpino en el norte y por la parte septentrional de los Apeninos en el sur, se extiende por 46.000 km2, la más grande de Europa meridional. Su nombre se debe al mayor río italiano, el Po (652 Km.), que la recorre en toda su extensión.

Otros ríos importantes son el Adigio (410 Km.), el Tiber (405 Km.) y el Arno (244 Km.).

También son numerosos los lagos: entre ellos se encuentran, el de Garda (370 km2), el Mayor (212 km2), el de Como (148 km2) y el Trasimeno (128 km2).

Idiomas: Italiano (oficial), Sardo, Ladino, Alemán, Francés, Griego y Esloveno

Sistema Político

Italia es una República de tipo parlamentario. El jefe de Estado es el Presidente de la República, elegido por el Parlamento cada siete años.

Este se articula en dos Asambleas, que son la Cámara de Diputados (630 miembros) y el Senado de la República (315 miembros). El mandato de diputado y senador dura 5 años.

El Gobierno, formado por el Presidente del Consejo y por los Ministros, ejerce el poder ejecutivo. El poder judicial es ejercido por la Magistratura, cuyo órgano máximo es el Consejo Superior de la Magistratura.

Elemento esencial de la vida política italiana son los partidos políticos que reúnen al electorado conforme a las diversas tendencias ideológicas.

Población

Italia ocupa el cuarto lugar en Europa por su número de habitantes: cerca de 57.998.353.

La densidad media de la población es de 187 (Istat 2001) habitantes por km2. Algunas regiones alcanzan valores de densidad más elevados: Campania 426 habitantes, Lazio 305, Liguria 301, Lombardia 378.

En los últimos años se ha verificado en Italia un fuerte proceso de urbanización, estrechamente ligado al desenvolvimiento industrial del país. Actualmente, la población urbana representa cerca del 80% de la población total.

-Población: 57.998.353 (Julio 2003 est.)

-Religión: 98% católicos, 2% otros

-Distribución población:

*0-14 años: 14% (hombres 4.193.412; mujeres 3.947.679)
*15-64 años: 67,2% (hombres 19.625.428; mujeres 19.337.861)
*65 años y más: 18,8% (hombres 4.516.995; mujeres 6.376.978) (2003 est.)


Datos Demográficos

Población en Millones

%

Población Activa en Millones

%

Densidad Habitantes por Km.

Tasa de Natalidad

E. vida años

%

Alemania

81,877

22

39,267

23,7

229

1,3

79,7

Austria

8,06

2,1

3,957

2,4

96

1,4

80,1

Bélgica

10,127

2,7

4,148

2,5

333

1,6

80,2

Dinamarca

5,262

1,4

2,759

1,7

122

1,8

77,8

España

39,27

10,5

15,488

9,3

78

1,2

81,5

Finlandia

5,125

1,4

2,512

1,5

15

1,8

80,2

Francia

58,38

15,6

24,869

15

106

1,7

81,8

Grecia

10,465

2,8

4,154

2,5

79

1,3

80,3

Holanda

15,494

4,2

7,224

4,4

380

1,5

80,4

Irlanda

3,621

1

1,368

0,8

52

1,9