Islam

Religiones. Religión islámica. Musulmanes. Comunidad musulmana. Islamismo. Doctrinas. Mahoma. Dios. Sunna. Corán. Ética. Fe. Peregrinación

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad
publicidad

ISLAM

ISLAM, importante religión a escala mundial, originaria de la península de

Arabia y basada en las enseñanzas de Mahoma (570-632), llamado el

Profeta. La palabra árabe islam significa “entregarse” en la aceptación

literal, pero el Corán establece su sentido religioso, “someterse a la

voluntad o a la ley de Dios”.

Aunque no hay estadísticas exactas disponibles, la población musulmana se

estima en más de 935 millones. El islam ha florecido en muy diversas

regiones climáticas, culturales o étnicas. Los principales grupos étnicos que

componen la comunidad musulmana engloban a los árabes, pueblos turcos

y otomanos, iraníes, afganos, indo-musulmanes, comunidades del Sureste

Asiático y un pequeño porcentaje de chinos. En Europa el islam es la

segunda religión más importante después del cristianismo.

1.Doctrina islámica

Las dos fuentes fundamentales de la doctrina y la práctica islámica son el

Corán y la Sunna así como la conducta ejemplar del profeta Mahoma.

2.El Corán

Los musulmanes consideran el Corán como la palabra “increada” de Dios

revelada a Mahoma por medio del el arcángel Gabriel; creen que el mismo

Dios, no el profeta, es el autor y por lo tanto que el Corán es infalible.

Recoge los diferentes pasajes revelados por Mahoma durante los casi 22

años de su vida profética.

Esta dividido en 114 capítulos de desigual extensión.

3.La Sunna

La segunda fuente esencial del islam, la Sunna o ejemplo del Profeta, es

conocido a través del hadit, la recopilación de tradiciones en lo que dijo o

hizo el Profeta con respecto a diversos asuntos.

A diferencia del Corán, el hadit no es considerado infalible.

4.Dios

El monoteísmo es una materia central del islam, una creencia en un solo

Dios (Alá), unitario y omnipotente.

Dios creó la naturaleza a través de un primordial acto de misericordia, de lo

contrario existiría la nada. Además dotó a cada elemento de su creación de

su propia naturaleza, o de leyes que gobiernan su conducta para que sugan

una pauta característica. El resultado es un conjunto armónico, bien

ordenado, un cosmos en el que cada cosa tiene su propio lugar y sus

limitaciones, por lo que en la naturaleza no aparecen desequilibrios,

trastornos o rupturas. Dios preside y gobierna el universo, que con su

ordenado funcionamiento es el signo y la prueba principal de la existencia

de Dios y de su unidad.

5.Ética

El Corán declara que “reformar la Tierra” es el ideal que debe guiar todo

esfuerzo humano.

El Corán insiste por lo tanto en que los individuos trasciendan su egoísmo y

evolucionen. Al hacerlo desarrollarán su carácter moral interior, que el

Corán llama taqwa ( que suele traducirse como “temor a Dios”, pero

significa “proteger del peligro”). Gracias a este don, los humanos pueden

discernir el bien del mal y sobre todo pueden evaluar sus propias acciones

con objetividad, evitando engañarse, peligro al que siempre están expuestos

los hombres.

El valor real de las obras de una persona sólo se puede juzgar a través del

taqwa, y la intención de los individuos debería ser el beneficio último de la

humanidad, no los placeres inmediatos ni las ambiciones personales.

6.La profesión de fe

De acuerdo con el absoluto compromiso del islam con el monoteísmo, la

primera obligación es la profesión de fe o testimonio. “No hay más dios

que Dios y Mahoma es su enviado”. Esta profesión debe ser hecha pública

por cada musulmán al menos una vez en su vida “de forma verbal y con

total asentimiento de corazón”, y señala el ingreso de un individuo en la

comunidad islámica.

7.La oración

La segunda obligación es la de las cinco oraciones diarias. La primera

oración tiene lugar antes de la salida del sol; la segunda, al mediodía; la

tercera, entre las tres y las cinco de la tarde; la cuarta después de la puesta

del sol y la quinta antes de acostarse y antes de la medianoche.

8.La limosna

La tercera obligación fundamental de un musulmán es entregar el zakat

(limosna). Este fue en un principio el impuesto exigido por Mahoma (y

después por los Estados musulmanes) a los miembros acomodados de la

comunidad, sobre todo para ayudar a los pobres.

9.El ayuno

La cuarta obligación es el ayuno del mes del Ramadan. Puesto que el

calendario islámico es lunar, las festividades islámicas no se limitan a una

única estación. Incluso durante los cálidos veranos la mayoría de los

musulmanes observa con rigor el ayuno. Durante el mes de ayuno las

personas deben abstenerse de comer, beber, fumar, y mantener relaciones

sexuales desde el amanecer hasta la puesta del sol y evitar todo

pensamiento o acto pecaminosos.

10.La peregrinación

La quinta obligación es la peregrinación a la Kaaba, en la Meca. Todo

musulmán adulto capacitado físicamente y dotado de bienes suficientes

debe realizar esta peregrinación por lo menos una vez en su vida.

11.Mahoma

Mahoma inició su ministerio a los 40 años cuando, según afirma, se le

apareció el arcángel Gabriel en una visión. Mahoma confío a su familia,

rama de los quarisíes, tribu que disfrutaba del poder político en la Meca, y

amigos íntimos el contenido de ésta y de sucesivas visiones. Después de

cuatro años había convertido a unas 40 personas y luego comenzó a

predicar en público en su cuidad natal de La Meca, núcleo mercantil de

primer orden en Arabia. Ridiculizado por los habitantes de esta ciudad,

marchó a Medina. Mahoma adquirió muy pronto autoridad y llego a ser

reconocido como legislador y profeta. La oposición árabe y judía que

encontró en Medina fue eliminada y emprendió entonces una guerra contra

La Meca. Poco a poco los pueblos árabes le declararon su lealtad y La

Meca se rindió en el año 630. A su muerte en el 632, Mahoma era el

máximo dirigente de un Estado árabe que acrecentaba su poder con una

gran rapidez.

Las enseñanzas principales de Mahoma eran la bondad, omnipotencia y

unidad de Dios y la necesidad de que la generosidad y la justicia rigieran en

las relaciones humanas. A esta emergente religión se incorporaron

importantes elementos del cristianismo y el judaísmo, y otros elementos

arraigados en la tradición árabe preislámica: instituciones tan importantes

como la peregrinación y el santuario de la Kaaba fueron absorbidas en

forma modificada del paganismo árabe. Mahoma, al reformar la tradición

árabe preislámica, también la confirmó.