Islam en la Península Ibérica

Historia de España. Conquista de Hispania. Al Andalus. Población hispanovisigoda. Desarrollo del comercio. Clase media. Poder omeya. Reinos taifas

  • Enviado por: Enrique Domingo Pueyo
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 12 páginas
publicidad

EL ISLAM

INTRODUCCIÓN

En el estado hispanovisigodo se van a dar contradicciones importantes porque había que conciliar un poder real que fuera el sucesor del antiguo estado visigodo y que al mismo tiempo distinguiese los intereses de los señores feudales.

Hubo numerosos grupos que no consiguieron integrarse en el estado Visigodo y esta no integración facilitó el debilitamiento de éste. Este debilitamiento al final se zanjó con el enfrentamiento entre los grupos de nobles ya que no existía el sentido de unidad. Esta guerra civil animó a uno de estos grupos a solicitar ayuda de los bereberes del N de África, que en el s. VII habían sido islamizados. Estos bereberes miraban con buenos ojos las costas de la P. y es por eso que aceptan la invitación del grupo que defendía los derechos de Aquila, hijo de Bitiza, por eso en el 711 cruzan el Estrecho de Gibraltar.

Desde el punto de vista peninsular para aclarar la entrada de los musulmanes en la P. se reduce a una conjura de judíos y vitizanos o la venganza de D. Julián.

Para los musulmanes la entrada en la P. es una etapa más de un largo proceso de expansión que habían comenzado 80 años antes. La presencia de los musulmanes en la P. del 711 iba a prolongarse hasta 1492. Toda esto fue posible porque los musulmanes estuvieron siempre en contacto con el mundo islámico.

Entre el 711 y el 1492 la presencia de los musulmanes adopta distintas formas políticas y culturales pero siempre se mantiene fiel a unos mismos criterios económicos y sociales.

Los musulmanes nunca conseguirán en la P. un concenso político y siempre estará presente una tendencia a huir del poder central. Siempre existirá una fuerza dispuesta a independizarse del poder del Kalifa, y eso es lo que sucederá a la muerte de Abd-Al-Malic, hijo y sucesor de Almonzor en el 1008. Desde esta época la superioridad será sustituida por la del mundo cristiano.

LA CREACIÓN DE LA ESPAÑA ISLÁMICA:

EL NACIMIENTO DE AL-ÀNDALUS.

La invasión de la P. por los musulmanes aparece íntimamente relacionada con la ampliación de su poder en el N de África.

Conquistan Egipto entre el 640 y 642. Así pues, debemos entender la Conquista de España como una fase más dentro de la expansión árabe. Hacia el 670 fundan en Túnez la ciudad de Cairnan. Tras un breve periodo logran dominar la zona de Cartago y conquistan Túnez y convierten al Islam a un gran número de bereberes.

En el 698 los bizantinos son expulsados de Cartago y en el 700 penetran en Marruecos llegando hasta la costa Atlántica. A su paso los árabes eliminan cualquier resistencia y someten a todos los pueblos a su soberanía. La obra de esta conquista del N de África fue realizada por Muza-Ben-Muza, gobernador de Ifritilla y responsable directo ante el Kalifa de Damaso.

Tarik, lugar teniente de Muza cruzará el Estrecho en abril del 711. Durante dos meses se dedicará a establecer una cabeza de puente donde estará Algeciras. Después empieza a avanzar hacia el interior y derrotará a D. Rodrigo en la Batalla de Guadalete.

La batalla acabó con la victoria de Tarik.

La derrota de D. Rodrigo significa el inicio de un proceso que durará unos 40 años y que tendrá como resultado el dominio de los musulmanes de la P.

Este proceso consta de cuatro etapas:

  • El control militar.

  • Es el paso previo para la Conquista musulmana de la P. Parece ser que la entrada de los musulmanes en la P comenzó como una acción aislada. Tarik vino como aliado de los vitizanos, cuando los musulmanes llegan a la P. se dan cuenta de la posibilidad del asentamiento.

    El primer asentamiento (711-714) es por parte de Tarik y Muza.

    Las primeras expediciones serían de 10.000 bereberes que llegan con Tarik y no encuentran mucha resistencia y avanzan con una gran rapidez por las tierras pertenecientes a los vitizanos. El primer objetivo es Toledo, consiguieron un gran botín y Tarik empieza a plantearse la posibilidad de plantear sus campañas.

    Tarik deja de tomar parte del bando de los vitizanos y se convierte en conquistador.

    En esa decisión está el controlar la submeseta N. Hará un recorrido por Guadalajara, Buitrago, Clunia y desde allí llega a Amaya hasta León.

    Regresa a Toledo y llama a MuzaBM que estaba en Túnez ya que no se atrevía a penetrar en el valle del Ebro.

    En julio de 712 cruza el Estrecho Muza con 18.000 árabes y se dirige a Sevilla y no encuentra resistencia. Divide su ejército, el grueso va con él hacia Mérida, sitia la ciudad 3 meses y consigue derrotarla. La otra parte la conducirá Ab-Al-Aciz (su hijo) haica Orihuela, donde firma el primer pacto con Teodomiro (Tutmir). De este modo en el 713 han entrado en contacto con las 2 mesetas.

    El valle del Ebro se convierte en el objetivo del 714.

    Todos los ejércitos se unen en el 714, entran en el valle del Ebro y las zonas de Tarragona, Lérida y Huesca.

    Muza para asegurar su situación va a remontar el Ebro, va de Zaragoza a Astorga y luego se interna hasta Lugo. Regresa a Damasco (Muza) porque el Kalifa le exigía cuentas de todo lo que pasa. Ad-Al-Aciz es quien queda al mando ahora y tiene que tratar de convertir la P. en provincia musulmana (valiato).

    En el 716 muere Ad-AA y en 718 llega un nuevo valí, es Al-Hurr. Este se dedica a recorrer la zona catalana. En el 720 llega un nuevo valí, llamado Al-Samh y es quien inicia las campañas al N de los Pirineos y llega hasta el Ródano. En el 732 los musulmanes son derrotados en Poitiers por el caudillo francés Carlos Martel que al derrotarles hace que estos decidan no volver a adentrarse en Europa.

    Los musulmanes autolimitan los territorios a dominar.

  • Contacto con la población establecida.

  • Al mismo tiempo que árabes y bereberes realizaban su expedición por Cataluña, más allá de los Pirineos, iban tomando posiciones y fortaleciéndose en la P. I.

    El procedimiento que usaban era:

    • Control de las principales vías de comunicación.

    • Se establecen guarniciones en lugares estratégicos (Sevilla, Córdoba, Toledo, Calatayud y Zaragoza).

    • Trasladaron la capital de Sevilla a Córdoba.

    • Unos 17.000 bereberes que llegan con Tarik.

    • Unos 18.000 árabes que vienen con Muza.

    • Unos 7.000 sirios con Balch.

    • Un goteo constante de población que cruzan el estrecho y vendrán a asentarse (árabes y bereberes) en la P.

    En total serán unos 60.000 hombres.

    El contacto de los musulmanes con la población se establece de tres formas:

    • Enfrentamiento militar.

    • Capitulación.

    • Pacto (que tiene como resultado la muerte o el sometimiento de los hispanovisigodos frente a los musulmanes).

    En la P. se da por primera vez que los musulmanes no matan a los hispanovisigodos porque son gente del “libro” y respetan las religiones que aparecen en él (judía y cristiana). Se les permite tener un estatus y religión bajo el sometimiento de la autoridad del Islam.

    Una parte de los nobles hispanovisigodos habían huido dejando sus tierras que se las quedaban los musulmanes.

    Los jefes árabes y bereberes se adueñan de las tierras y se convierten en una especie de terratenientes.

  • La instalación de los invasores.

  • Los soldados se transforman en gente que se queda a vivir. Se quedan en las tierras abandonadas del Estado.

    Se convierten en ciudadanos.

    Esta transformación se realiza sobre todo durante la presencia de los valíes Ab-Al-Acic y Ab-Hurr.

    Los árabes se asentaron en los valles del Ebro y Guadalquivir y son urbanos; se asentarán en las ciudades más importantes Sevilla, Córdoba y Zaragoza.

    Los bereberes se van a la Sierra, a las tierras altas de la Meseta, en Extremadura, en la Sierra de Guadarrama y en los Montes Bético y Penibético.

    Tanto árabes como bereberes se agruparán en torno al centro de poder político. Los árabes se dedicarán a explotar tierras y los bereberes al pastoreo.

    Nunca se fusionarán árabes y bereberes sino que estarán enfrentados. Los árabes no estarán unidos entre sí y los bereberes tampoco.

    El asentamiento de árabes y bereberes transformará la propiedad agraria, mientras que los bereberes se dedican al pastoreo, los árabes se convertirán en latifundistas rentistas y absentistas que explotarán las tierras en régimen de aparcería.

    El establecimiento en estos territorios significa la existencia de problemas entre los grupos invasores. Llegará Ab-Sam (nuevo valí) realizará un inventario de territorio. No viene sólo sino con su ejército (nuevo grupo musulmán) y quieren la tierra que les pertenece pero no queda para este nuevo grupo que viene de tierras francesas y que no les gusta.

    Como hay que darles alguna tierra les dan la del Estado Islámica pero en régimen de Iqta (cuando mueren devuelven las tierras).

    La llegada de Al-Sam significa el fortalecimiento árabe. Los árabes dominarán a los hispanogodos, judíos y bereberes.

    Los bereberes se sienten discriminados y como consecuencia los bereberes del N de África se revelarán contra los árabes. Los de la P. harán lo mismo y tendrá lugar una guerra civil. Para solucionar esta situación los árabes recurren a 8.000 sirios dirigidos por Balch que cruzarán el Estrecho y derrotarán a los bereberes. Esto significa que los árabes volverán a tener el poder, pero los sirios eran sirios chundis, guerreros que luchan a cambio de tierras, como los árabes no les daban mucha tierra el jefe sirio da un golpe de Estado y se queda con el poder en Córdoba. Los árabes deberán marcharse en el 756, año en el que llega Ab-Erraman I.

  • La toma de conciencia del nuevo territorio.

  • Para los musulmanes que llegan a la P. I. este territorio aparece como un lugar en que se encuentran riquezas con las que compensar a los soldados árabes y bereberes.

    En ningún momento aparece en los musulmanes la idea de unidad política como lo habián hecho los visigodos.

    Sin embargo, desde muy pronto (717) empieza a denominarse a este nuevo territorio como Al-Andalus, pero ¿qué es?, Al-Andalus será como dice Levi Provençal (arabista francés) el espacio peninsular sometido al poder musulmán. AA no será un espacio geográfico definido, es cambiante porque a medida que los cristianos reconquistan se va haciendo más pequeño.

    LA EVOLUCIÓN DE LA POBLACIÓN HISPANOVISIGODA:

    LA ALTERACIÓN DE LA VIEJA RELACIÓN CAMPO-CIUDAD A FAVOR DE LA CIUDAD.

    Desde el punto de vista demográfico la población peninsular (+ 4.000.000 en territorio musulmán) y se calcula que unos 500.000 en zonas no dominadas por los musulmanes.

    Desde el s. VIII la población hispanomusulmana ya tendrá las características que perdurarán mucho tiempo: árabes, bereberes, judíos e hispanogodos. Cada uno tendrá una determinada connotación socioeconómica:

    • Árabes: ciudad.

    • Bereberes: sierra.

    • Judíos: negocios.

    • ...

    la conversión al Islam distingue dos grupos:

    • Muladís: los que dicen no al cristianismo y se convierten.

    • Mozárabes: se mantienen fieles a su antigua religión.

    La población se concentrará en las áreas de los grandes ríos (valle del Ebro y del Guadalquivir). La forma de habitat dejará de ser rural, para convertirse en urbana.

    A partir de estas características de AA observamos un triple fenómeno:

    1º Diversificación de la base étnica.

    Además se observa la venida de negros sudaneses que eran importados como esclavos de los aristócratas árabes, que se traían para vigilar los palacios de los Kalifas.

    Los cristianos de los Pirineos, y los de la Coordillera Cantábrica, volvían por diversas razones.

    Hay una gran masa de esclavos en AA, donde se identifica la palabra esclavo con eslavo debido a la gran cantidad que fueron capturados en centroeuropa.

    El número de estos eslavos comenzó a ser muy importante en el s. X que fueron importados masivamente para que formasen parte del ejército y de la guardia del Kalifa.

    2º Migraciones de la España musulmana.

    Migraciones exteriores”.

    Los bereberes llegarán masivamente a finales del s.X cuando Al- Manzor decidió basar su ejército en bereberes y no en árabes. En los s. XI y XII se producirá una entrada masiva de población africana con la llegada de los almorávides (bereberes nómadas del Sahara) en el s. XI y en el XII con los almohades (bereberes de las montañas del Atlas marroquí).

    El otro grupo que emigrará de la Hispania musulmana serán los mozárabes que cada vez más ven con buenos ojos “lo” islámico y habrá gentes que se integrarán en ella.

    En un primer momento estaban diseminados por todo AA pero aislados no son nada, así que por eso hay un acercamiento a las ciudades por lo que el problema de los mozárabes será un problema urbano. Las ciudades a las que migran son Toledo, Córdoba, Sevilla, Málaga.

    Cuando los mozárabes empiezan a pedir cosas a los Emires, estos dijeron que no, les sentó muy mal y en el 818 hay un levantamiento en Córdoba (motín de la Rabal) y el Emir de Córdoba acabó con los mozárabes y les deportó al Norte de África.

    Entre los mozárabes hay una tendencia a querer irse al mundo cristiano y habrá un goteo hacia el mundo cristiano que será más constante y masivo a medida que avance la Reconquista.

    En los momentos de más intransigencia religiosa los mozárabes estarán en una situación muy difícil y complicada sobre todo cuando lleguen los almorávides a la P. Los mozárabes acabarán por desaparecer.

    Los reyes cristianos cuando reconquistan y no hay gente que viva en las tierras reconquistadas llevarán a los mozárabes en campañas hacia una ciudad para repoblarla.

    “Migraciones interiores”.

    Estas migraciones interiores son consecuencia de los ajustes de población lógicos después de la invasión y por la nueva estructuración económica que los árabes introdujeron.

    El resultado más inmediato va a ser el abandono del cuadrante noroccidental de la P.

    El fortalecimiento de los árabes frente a los bereberes hará que los árabes dominen la P.

    Esto favorecerá el desarrollo de la ciudad frente al campo. Estas nuevas ciudades serán ampliadas, por tanto las ciudades árabes se irán ampliando hasta el punto de que tendrán una población de 100.000 hab. en Córdoba y el resto: Toledo 37.000; Granada 26.000; Zaragoza, Málaga y Valencia casi 20.000; Sevilla casi 40.000...). Fundaron ciudades nuevas (por razones estratégicas) como: Calatayud, Calatrava y Medinaceli.

    Otra causa son motivos estratégicos de zonas (Murcia y Tudela). Después la ciudad se desarrollará en función de su entorno.

    Fundan Lérida, Badajoz y Almería. Almería será un lugar donde se desarrollarán la Marina y servirá de puerto de exportación de maderas...

    Este desarrollo urbano se da entre el s. IX y XI y las ciudades que van a alcanzar con Córdoba un desarrollo importante son Toledo, Valencia y Sevilla.

    Esto se produce porque ha cambiado el sistema económico, hemos adoptado un sistema monetario basado en el monopolio del oro del Sudán, que llegaba todo a AA.

    Tener oro significa que todos te quieren vender porque pagas con oro. Se produce un aumento de los productos agrícolas y entramos dentro de una economía comercial transcontinental (sedas de China...) porque tenemos las mejores monedas.

    En AA comprarán productos de fuera, el gran comprador será el Estado, con gran cantidad de empleados, será el gran consumidor de estos productos: está cambiando la economía.

    La gente que trabaja para el Estado vivirá en la ciudad. Los comerciantes venderán en la ciudad,... todo se vende a la ciudad y todo el mundo vive en la ciudad.

    3º Predominio de la ciudad sobre el campo.

    En las ciudades musulmanas no existe organización municipal, lo que explica el paisaje característico de las ciudades islámicas; hay un grupo de personas dedicadas al comercio pero lo que hay es un poder político ajeno a esto. El poder político irá a buscar su poder y riqueza.

    Lo importante es conservar el orden público.

    El único funcionario municipal es “El señor del Mercado” porque en la ciudad musulmana se quiere garantizar la transacción económica.

    La casa para los musulmanes es el núcleo fundamental de ese paisaje urbano. La casa islámica es una casa que mira hacia dentro (patio central en donde se realizan las actividades) ya que no tienen ventanas y si las hay son muy pequeñas.

    La ciudad musulmana es un revortijo de casas, calles angostas, pasadizos, muros....que facilitan el aislamiento.

    Las calles no son iguales, están habitadas siempre por el mismo tipo de gente, barrios de la misma religión, raza, oficio... Dentro de una ciudad hay varias ciudades.

    En una ciudad islámica hay espacios comunes: la mezquita y el mercado o foco.

    En el mercado hay calles de herreros, carpinteros...

    La ciudad se convierte en una diversidad de celdas autónomas en las que se vive horrorizado.

    Las ciudades musulmanes englobarán gran población y en torno a las cuales se desarrollará la historia de AA.

    Se desarrollará la población.

    Existirán momentos de bajón demográfico (epidemia, hambre)... En el siglo VIII la población de AA aumenta de forma importantísima, pasa de 4.000.000 a casi 5.000.000.

    EL FORTALECIMIENTO DE LA ACTIVIDAD ECONÓMICA:

    EL DESARROLLO DEL COMERCIO.

    Estas dos características marcan la evolución económica de AA desde el 711, desde la llegada de los musulmanes, hasta 1492. Esto supone un cambio respecto a la época visigoda, sigue siendo importante la actividad rural pero al lado de ésta va desarrollándose de manera cada vez más importante la artesanía y el comercio.

    Este desarrollo de la industria y el comercio serán los que marcarán la pauta económica de AA, porque hay que abastecer ciudades con poder adquisitivo.

    Todo esto es posible porque AA pasa a formar parte de un círculo económico transcontinental y rompe la tendencia a autoabastecerse de los visigodos, sustituida por una tendencia económica-comercial para las ciudades.

    Esta situación económica da lugar al desarrollo de varias etapas:

    1ª Predominio de una economía comercial de tendencia autárquica.

    Se da entre el 711 y el 830. La posesión de la tierra cambia poco. Siguen existiendo grandes latifundios dedicados al cultivo del cereal de secano. Estos latifundios proporcionan una renta a los árabes, provocando el sistema de aparcería.

    Comienza la explotación del olivo y la vid y las explotaciones ganaderas que se desarrollarán serán gracias al trabajo de los bereberes (ganadería lanar).

    Los primeros invasores musulmanes trajeron unas monedas propias que eran los dinares de oro, los dirremes de plata y los feluses de bronce. Un dinar de oro pesaba 3´892 gramos que era equivalente a 10 dirremes de plata de 2´725 gramos. Carlo Magno (rey de Francia) copió sus monedas y su moneda de plata pesaba exactamente la mitad de los dirremes de plata de Ab-Erraman.

    Todo esto facilitará la circulación monetaria. Esta situación va alterándose y se cruza el área de Córdoba. Se van consolidando las monedas, la sociedad urbana y Córdoba se convierte en una gran ciudad: centro político, atractivo para mucha población, y queda reflejado en el hecho de la construcción de una mezquita de nueva planta (785) por Ab-Erraman I.

    2ª El nacimiento de una economía comercial de base monetaria.

    Se da entre el 813 y el 925, entre los reinados de Ab-Erraman II y Ab-Erraman III.

    En esta etapa vemos desarrollarse el proceso de urbanización, se amplía el mercado, las ciudades cada vez son más grandes, y a estas ciudades hay que suministrar vivienda, alimentación y vestido.

    La vivienda: se necesita fundamentalmente madera que pasa a convertirse en producto de primera necesidad. Se usa para la construcción de casas, mobiliarios y desarrollo industrial y para la construcción de navíos.

    Se construirán barcos más grandes, técnicamente mejores, de madera que se usarán para el comercio marítimo. Esto actuará de forma degradante en los bosques. En AA se exporta la madera hacia el resto del mundo islámico.

    La alimentación: en AA se producirá bastante para alimentarse. Si sobraba se vendía y si faltaba se le pegaba un repaso a los cristianos. Esto se verá mejorado por nuevos sistemas de regadío, etc...

    Se generaliza en AA distintos tipos de riegos, se desarrollarán también leyes sobre el agua (algunas vigentes en nuestros días)...

    Mejor regadío significa un aumento del rendimiento y esto significa diversificación de la dieta.

    El vestido: la industria textil favorece el desarrollo de 2 sectores: una industria textil poco especializada que trabajará la lana y el lino, donde trabajarán un número importante de artesanos y otra industria textil de lujo, representada por las sederías de Córdoba que hará que los productos de lujo se compren en AA y sean apreciados en todo el mundo islámico. Todo esto se traduce en un aumento importante de intercambios. Esto será posible por un sistema monetario estable y seguro, Ab-Erraman II será el primer gobernador de AA que instaurará el monopolio de la acuñación de monedas, por lo tanto sólo el Estado podrá acuñar.

    Todo esto hará que aumente la cantidad de monedas por AA. La base del comercio es el comercio interior, la relación entre la ciudad y el campo que la rodea.

    Este comercio es posible gracias a que aprovecha las antiguas calzadas romanas, los itinerarios establecidos y los productos se trasladan en caravanas de mercaderes con bestias de carga que serán alquiladas a empresas especializadas en etapas de 30 km.

    En el siglo X AA tiene una intensa relación comercial que se hará por caravanas del N de África.

    El transporte terrestre no sirve, y es por eso que se potenciará la marina, con barcos cada vez más grandes, dotadas de los últimos adelantos técnicos... gracias a esto ganan en rapidez y en capacidad. Serán un instrumento fundamental para el comercio y muy importante militarmente.

    De todas las fuerzas que pueden ser peligro importante la única destacable son los Normandos (vikingos). Gentes del N de Europa, su supervivencia consistía en realizar campañas de castigo, saqueos, etc...

    En el 844 hicieron una incursión (Sevilla) fructífera en AA.

    En el 854 cuando vuelven a Sevilla, entran por el Guadalquivir y las naves de Ab-Erraman II rechazan el ataque y les dan un gran repaso.

    Establecen una serie de atarazanes en Sevilla y el Pechina. En el s. X AA controlaba un área económica importante formada por la P.I. y el S de Francia. Toda la actividad económica de esta zona está orientada desde AA que comprará materias primas y se convertirá en exportadora de productos manufacturados y se los venderán a los ricos.

    A finales del s. IX y principios del X entra en una crisis económica favorecida por la sequía que dará lugar a una mala cosecha, que provocará hambre y ésta provocará insatisfacción que se representará en alzamientos de muladíes y árabes.

    Si las cosas no van bien el Estado no recauda la misma cantidad de dinero, por lo que disminuye la moneda y se entra en una depresión económica.

    Esta crisis marcará el comienzo del reinado de Ab-Erraman III.

    3º El fortalecimiento del comercio abastecedor de centros urbanos.

    Se localiza entre el 925 y el 1008 que coincide con los reinados de Ab-Erraman III, Ikse, Al-Manzor y Ab-Al-Malic.

    En este periodo asistimos a la recuperación de AA en esta área. Los omeyas van a dominar el N de África, controlarán la Plaza de Sigimalsa (donde estaba la llave del oro del Sudán) y desviarán el oro del Sudán. Hacia la P.I. de nuevo.

    Época donde la fuerza del kalifa pacifica el país y significa que los impuestos se recaudarán con normalidad y que los cristianos del N pagan sus tributos otra vez, lo que permitirá al Estado recaudar mucho y todos los años acuñará monedas de oro y plata de mucha calidad, unos 4.000.000 de dinares anuales y algunos años hasta 10.000.000.

    Esta cantidad de dinero en circulación será del esplendor de AA, todo lo que se haga será pagado en oro y cobrado en oro.

    Será AA en el s. X un lugar de gran cantidad de habitantes y de calidad de vida.

    La madera: elemento fundamental (casas, muebles, barcos). Se crearán nuevos atarazanes en Sevilla y Pechina, Almería, Tortosa y Alcacer-Do-Sal.

    La alimentación: el abastecimiento exige producciones importantes de grano y agrícolas de todo tipo.

    La población urbana quiere una dieta diversificada que se ve favorecido porque se cultiva al lado de las ciudades. El Estado es fundamental, es el primer consumidor de AA y el primer creador de empleo. Cobra los impuestos y bien:

    • Impuestos legales: los que ordena el Corán.

    • Impuestos ilegales: la Kabala (impuesto como el IVA actual)son los que no manda el Corán.

    De este modo el Estado recauda una cantidad importante, a principios del X unos 600.000 dinares y a mediados de siglo 6.000.000, gracias a estos ingresos el Estado sostenía la burocracia, el ejército, las obras públicas...

    Esta sociedad necesitaba una continua actividad económica pero empieza a decaer en el 985 hasta el 1008 en que desaparecerá el kalifato de Córdoba. La crisis se da porque en el N de África ha surgido un nuevo kalifato en el Cairo. Los Kalifas intentarán luchar pero la crisis será presente. Si no pueden controlar el N de África no controlan el oro del Sudán que significa tener que pagar al ejército. Les pagarán con objetos de lujo que robarán a los cristianos a través de las campañas que llevará a cabo Al-Manzor y recaudará dinero para pagar al ejército.

    Esto no generará la misma riqueza de hasta el momento y provocará una devaluación en las monedas, subirá la inflación que no desaparecerá hasta la desaparición del kalifato de Córdoba.

    LA DIVERSIFICACIÓN DE LA ESTRUCTURA SOCIAL: LA APARICIÓN DE UNA CLASE MEDIA.

    La evolución de la sociedad de AA entre la mitad del s. VIII y comienzos del XI (1008) permite comprobar como en AA va apareciendo una clase media y se va produciendo una sustitución lenta pero continua de la nobleza de sangre árabe a la nobleza de servicios de bereberes y eslavos.

    Este doble proceso se inicia desde que empieza a crearse la sociedad hispanomusulmana. Estos cristianos conocidos como mozárabes acabarán convirtiéndose pronto. Serán los musalima (cristianos convertidos al islam y sus descendientes serán muladíes). Muchos empiezan a identificarse con los invasores (adoptan sus costumbres, vestimenta, nombres...) y surge un proceso de fusión de las razas sobre todo mediante soldados árabes, bereberes y sirios son varones que con el tiempo se unirán con las habitantes de la zona.

    En un primer momento los musulmanes siguen manteniendo como base los grandes latifundios visigodos. Este mantenimiento de esos latifundios visigodos produce una bipolaridad social (pocos ricos, muchos pobres). En las ciudades aparecen una serie de necesidades y servicios y quién los realiza pasará a formar parte de un grupo social nuevo: la clase media. Formada por médicos, funcionarios, comerciantes, etc...

    Este fenómeno se da en la ciudad. Frente al latifundio del principio, la ciudad necesita productos perecederos que produce el campo circundante a la ciudad.

    La sustitución de la nobleza de sangre por la de servicios aparece al principio de AA. Entre los árabes habrá luchas (poder, riqueza). Los árabes nunca estarán a gusto sometidos al kalifa. La tensión entre árabes y muladíes se producirá por dinero, los árabes quieren no pagar y tienen que pagarlo los demás. Esto provocará problemas al kalifa y sólo cuando AA sea rico y tenga el control de la ruta del oro del Sudán, que acuñe buenas monedas, AA se mantendrá, porque Córdoba se mantendrá apoyada en un ejército de mercenarios.

    En el momento de debilidad todas las fuerzas saldrán a la luz.

    Para evitarlo Ab-Erraman III y Al-Manzor vieron la posibilidad de debilitar esa cohesión interna de los árabes introduciendo bereberes en los ejércitos de mayor prestigio.

    Van a asegurarse su supervivencia favoreciendo el desarrollo de la nobleza de servicios. Frente a las familias árabes el kalifa favorecerá como pueda la nobleza de servicios, con eso se asegurará el poder.

    EL PERMANENTE Y FRACASADO ESFUERZO DEL PODER OMEYA POR CONSTRUIR UN ESTADO DOMINADOR DE LOS INNUMERABLES PODERES LOCALES.

    La evolución política de AA entre el 756 (Ab-Erraman I se procalama emir independiente en al mezquita de Córdoba) y el 1008 (muere Al-Malic) se caracteriza por el esfuerzo de los kalifas por mantener por la fuerza del dominio de las tierras y los hombres conquistados, cosa que no conseguirán porque los musulmanes son grupos de una gran cohesión interna que actúan por criterios materiales que les sirven para alcanzar los objetivos.

    Los momentos de tranquilidad de AA se dan porque el emir y el kalifa se han impuesto a esa realidad (tienen suficiente dinero para pagar un buen ejército).

    Eta tensión por la supervivencia obligará a los jefes locales a aliarse con quien le interese. La evolución política de AA se divide en tres etapas:

    1ª etapa: Creación del Estado Hispano-Musulmán y de sus instrumentos de gobierno y administración.

    Esta primera etapa se localiza entre el 756 (Ab-Erraman I se convierte en emir independiente) y el 850 (Ab-Erraman II concluía la organización del Estado).

    Esta empresa incluía dos aspectos: la legitimación del poder y la consolidación del país. Por lo que se refiere al primero eso quedaba resuelto claramente por los libros sagrados del islam (Corán y Sunna) ponían en primer plano la legitimidad divina. Los musulmanes piensan que cualquier poder organizado es mejor que la anarquía.

    El emir es el jefe político, el centro de la estructura del Estado, y en él residía el poder económico, político, administrativo y del ejército. Surgen los defensores de la legalidad islámica: los shiitas (defensores del corán). Los bereberes se apoyan en el corán, en los shiitas y este apoyo es lo que obligará a los musulmanes de AA a crear su propia doctrina (la Malequí de Malic) y se basa en el corán, la palabra del profeta y el no lo sé.

    Ab-Erraman I buscó sus apoyos en su familia, en su linaje y en los sometidos a sus familiares y un ejército de mercenarios pagados que serán el que le permitirá organizar el nuevo territorio que quedó dividido en 22 provincias. A éstas las denominó Coras y estuvieron gobernadas por los jeques de cada familia. De entre estas coras las más importantes fueron las marcas (provincias fronterizas) donde el Marqués es el señor de la frontera. Había tres:

    • La superior (valle del Ebro y capital en Zaragoza).

    • La media (sist. Central, alto Duero y provincia en Toledo).

    • La inferior (desde la Sierra de Gata hasta el Atlántico y capital en Mérida).

    Al frente de éstas coras había un gobernador que era el jefe del grupo de esa zona. En cada provincia había unos pequeños ejércitos, que lógicamente eran más importantes en las marcas; sin embargo el grueso del ejército se encontraba en Córdoba y se desplaza a la zona necesitada para solucionar los problemas.

    El nuevo Estado cordobés se asentará sobre estas bases: prosperidad económico y un fuerte ejército de mercenarios. Los problemas se solucionarán con una represión intensa con el empleo de la fuerza descarnada.

    Esta situación generará un periodo de relativa tranquilidad. En esta época la hacienda recaudará dinero, los impuestos legales y los ilegales. El resultado será que la hacienda estatal ingresará mucho dinero y Ab-Erraman I recaudará más de 1.000.000 de dinares anuales. Esta prosperidad permitirá a Ab-Erraman II sustituir el sistema administrativo que había en el kalifato de Damasco por el sistema administrativo que habían adoptado los Abasíes de Bagdad que consiste en la tradición autocrática y centralizadora de las monarquías orientales (el emir ya no es el jefe de las tribus, sino monarca absoluto).

    La administración del palacio gira en torno a la cancillería (organización política) y el tesoro (impuestos). Al frente coloca a dos visires y al frente del gobierno un primer ministro llamado Hachib.

    Sin embargo, esta prosperidad no conseguirá oscurecer los problemas de un sistema o gobierno. El régimen se apoyaba en la fuerza del ejército (todo va bien= dinero, riqueza, mercenarios; mal= problemas).

    2ª etapa: Aparición de las contradicciones del emirato a través de los movimientos nacionalistas de mozárabes y muladíes.

    Esta etapa se localiza entre el 850 (Ab-Erraman II) y 912 (Ab-Erraman III).

    Solidez, prosperidad, fuerza del estado omeya, todo se esfuma debido a:

    • Los árabes mandaban sobre los demás, tienen privilegios, y eso no gusta.

    • La orientalización de la cultura de AA y esto sirve de rechazo a lo hispanovisigodo.

    • Dificultad de conciliar los intereses de un Estado con monarca absoluto con nobleza árabe.

    Esto incrementa la crisis económica, debida también a malas cosechas, hambre, peste, todo esto producirá la crisis del Emirato de Córdoba que tiene los siguientes problemas:

    • Mozárabes. En el 850 los mozárabes se revelan contra la intransparencia islámica. Elaboran la teoría el martirio voluntario (al que le toca le dice al kadí(oficial de justicia) blasfemas de Mahoma). Es un periodo de represiones y martirios y el problema mozárabe deja de ser un problema religioso para convertirse en político.

    • Los muladíes se revelan en levantamientos contra el emir en las fronteras primero porque la frontera es una zona de tradición hispanovisigoda y ésta alejada de Córdoba. Destaca el de Musa-Ben-Musa que llegó a gobernar la región e Tudela y Arnedo, dominó la frontera superior y llegó a ser denominado el tercer rey de españa. Hubo levantamientos en la frontera media (“Ordoño I”) y en la inferior (“Ab-Erraman-Ib-Maruan”).

    Junto a estos movimientos de independencia lógicos de las fronteras hay enfrentamientos de árabes y muladíes en Sevilla y Granada. Casi siempre ganan los árabes y crean un Estado semiindependiente.

    Esta fragmentación del poder significa que el emir había fracasado. El levantamiento más importante es el de Umar-Ben-Hafsum, que comienzan como actos de bandoleros en Sevilla y Granada que hacen atraerse a muladíes y cercan Córdoba, sitúan ejércitos omeyas. El poder de Umar-Ben-Hafsum se extiende por Sevilla y Granada.

    Se estropea porque éste se convierte al cristianismo lo que le priva de la colaboración de muchos muladíes, aunque gana el apoyo de los mozárabes.

    La independencia de estos territorios durará diez años desde la muerte de éste (hasta el 927), acabando ya el periodo de crisis.

    3ª etapa: La fortaleza del Estado cordobés gracias al oscurecimiento de las contradicciones internas por obra de la prosperidad económica y a la militarización progresiva del régimen.

    Se localiza entre el 912 (reina Ab-Erraman III) y el 1008 (muere Al-Malic). Es la época de máximo apogeo de AA debida a la recuperación económica porque Ab-Erraman III canaliza el oro del Sudán desde el N. de África.

    Aparece la clase media y esta es la etapa en la que se sustituye la nobleza de sangre por la de servicios (eslavos y bereberes). El poder se apoya en el ejército más fuerte de todos los habidos en AA, formado por mercenarios que es posible gracias a los ingresos estatales. Esto permite al emir de Córdoba dominar a todos los que se habían revelado contra él.

    Esto se ve favorecido porque el régimen se populariza ya que se asiste a un periodo de tolerancia y porque el palacio del emir estará dirigido por esclavos palatinos que se acabarán convirtiendo en jefes del ejército.

    En el N de África había aparecido el califato fatimí de Cairuán. Los fatimíes eran los descendientes de Fátima (hija de Mahoma) y Alí y consideraban que los fieles al Islam no podían elegir su jefe sino que era designado por Alah y debía ser de la familia de Mahoma: a este elegido se le llama imán. Por lo tanto el resto de los gobernantes debían ser eliminados y sustituidos por una administración dirigida por el imán.

    En el 929 Ab-Erraman III asume el título de califa (poder político del emir + poder religioso). Ya no hay nadie que pueda proclamarse por encima de él.

    Sin embargo sea emir, califa o lo que sea, el estado musulmán será el mismo, y se apoyará en una prosperidad general y en un ejército fuerte. Si algo falla, fallará el estado musulmán.

    Entre el 930 y el 980 AA alcanza la cima de su riqueza, poder y prestigio. Tendrá que competir con los fatimíes y para ello se preparará. Tendrá que competir con los cristianos y reforzarán las atarazanas.

    Sin embargo, poco a poco, el interés de los fatimíes por el N de África disminuirá porque se retirarán hacia el Cairo donde formarán una gran ciudad que superará a Córdoba. A raíz de esto el califa de Córdoba dominará con mayor facilidad AA.

    Con los cristianos no hay problema, los musulmanes son incontestablemente superiores.

    Los califas de Córdoba les cobrarán fuertes tributos y se convertirán en jueces de los problemas entre los cristianos. Para esto necesitará un ejército adicto al califa y para ello se importan masivamente esclavos europeos que servirán bien a quien bien les paga.

    Los musulmanes se replantean el sistema de fronteras y trasladan la capital de la marca media de Toledo a Medinaceli.

    Los cristianos construirán edificaciones defensivas de madera o tapial. Hacia el final del s. X ya lo harán al estilo árabe.

    Al-Manzor consigue pasar de ser un administrador de tierras de Hixen II a ser el dueño de AA. Se convertirá en el dictador indiscutible. Sucede entre el 976 y el 981 que Al-Manzor después de asesinar al general Galib (jefe del ejército musulmán) se convierte en Hachib, no en califa. Coge al califa Hixem II y lo mete en el palacio y a base de engañarlo actúa él como el auténtico dueño.

    Cualquiera que se oponga a Al-Manzor es eliminado.

    Disminuye el oro del Sudán y Al-Manzor quiere reformar el ejército con bereberes para descomponer la fuerza de las tribus árabes. Este ejército se apoya en lo que cobran y

    Al-Manzor saca el dinero de los cristianos y realiza campañas de castigo contra los cristianos (más de 2 o 3 por año).

    Saqueaban y obtenían dinero. Se crea una situación difícil. Se devalúa el valor de la moneda y aparece la inflación. Necesitan más dinero por lo tanto se cobran más impuestos, no sólo a judíos y bereberes sino también a árabes. Ha aparecido la crisis.

    La gente se alía con su tribu, las marcas tratan de independizarse...

    Este sistema mientras hay oro y plata funciona, pero cuando no tiene los días contados.

    Al-Manzor muere en el 1002 y lo deja todo a su hijo Ab-Al-Malic, que conservó la situación seis años más y murió en el 1008. A su muerte le sucede su hermano Ab-Erraman-Sanchuelo que no fue capaz de mantener la situación y le dijo al califa que cuando muriese le nombrase califa a él.

    Se produce la descomposición de AA, la desaparición del califato de Córdoba y la aparición de pequeños estados independientes conocidos como los reinos de taifas.

    LOS REINOS DE TAIFAS Y LOS IMPERIOS BEREBERES

    Se localiza entre el 1008 (Al-Malic) y el 1264 (espacio musulman de la P.I. queda limitado a Granada).

    Este proceso se divide en tres etapas:

    1ºCreación y vigencia de los reinos de taifas

    Se da entre el 1009 y el 1090. Es el resultado del fracaso del califato de Córdoba. Los reinos más grandes serán las marcas. Estos reinos no son iguales, pero en todos se reproducirá el mismo esquema del califato de Córdoba. Las taifas se dividen en tres grandes grupos:

    1º Taifas bereberes: controlan la costa meridional desde Barbate hasta Adra y hasta la Serranía de Ronda y S. Nevada.

    2º Taifas eslavas: dominadas por antiguos oficiales del ejército del califa. Estas se localizarían entre Almería y Tarragona.

    3º Taifas Andalusíes: son de árabes y muladíes. Son reinos extensos y poderosos que ocupan el interior de la hispania islámica y su fachada atlántica.

    Cada taifa es una familia que quiere dominar la zona para conservar sus privilegios. De las 30 iniciales se quedan en poco más de 15 y las más importantes son: Zaragoza, Toledo, Badajoz, Sevilla y Granada.

    Estos pequeños estados tendrán que enfrentarse a sus vecinos, a los cristianos del N de la P y a los africanos del N de África.

    Estos reinos reproducen a escala reducida los mismos problemas del estado califal: se sostienen por un ejército pagado. Esto significa una militarización del territorio.

    La gente vive mal porque tiene que pagar muchos impuestos, sobre todo en las fronteras.

    Ahora serán los cristianos quienes pondrán las bases. Ahora los musulmanes piden ayuda a los reyes cristianos. Todo esto desemboca en el “régimen de parias”: los reinos de taifas saben que no son poderosos y que no pueden estar siempre en guerra y compran la paz, bien pactando con los cristianos, castillos o bien con ciudades... Del mismo modo que habían hecho los musulmanes con anterioridad.

    Un rey musulmán paga a un monarca cristiano la paz. Esto creará el régimen de paz. Los reyes cristianos querrán firmar pactos con los más ricos y se pelearán con ellos por pactar con los más ricos y con los musulmanes ocurre tres tantos de lo mismo.

    Los principes cristianos exigirán frecuentes pagos de parias, los musulmanes tendrán que devaluar la moneda y se entra en una nueva inflacción.

    Sin embargo, estos reinos de taifas con sus problemas desarrollan una cultura muy refinada y se apoyan en la cultura que se desarrolla en el periodo de Ab-E III y Alaken II.

    Habrá una libertad intelectual casi total, se desarrolla la literatura, la filosofía y la poesía.

    Van a realizar muchas obras de arte que no serán grandiosas sino que estarán condicionadas por la pobreza de los reinos. Tienen unos materiales de construcción muy pobres pero estará todo muy decorado, para que parezca bueno y bonito.

    En estos reinos cada grupo gobierna en provecho suyo y en perjuicio de la población. Esta situación beneficia a los cristianos en el 1085 y conquistan Toledo. A partir de aquí toda la submeseta norte será siempre cristiana, nunca más volverá a caer en manos de los musulmanes.

    Esto asustará al rey de la taifa de Sevilla, y ante el cambio de situación pide ayuda a un Imperio Bereber del N de África: los almorávides.

    LOS ALMORÁVIDES

    Representan la vinculación política de AA a un poder de fuera de la P. con capital en Marraquech. Los imperios crecen con gran rapidez y con esa rapidez que apareció desaparecerá. Esta etapa se localiza entre el 1090 y el 1145. Los orígenes de los almorávides se hayan en las predicaciones religiosas que algunos bereberes del N de A prestaron a el malequí Ibn-Yasin. Este se había retirado a un Ribat (monasterio fortaleza) y a sus seguidores se les denominó Al- Moravitum, y eran una especie de monjes guerreros. Los AM respetan total e íntegramente los textos coránicos y eso significa resucitar el ideal de guerra santa y enfrentarse contra toda desviación moral o teológica. La sencillez de estas normas la harán fácilmente accesible a los musulmanes.

    La estructura política del Magreb facilitó la creación del Imperio AM por

    Yusuf-Ben-Tasifin.

    En el 1086 cruzó el Est. de Gibr. para ayudar al rey de la taifa de Sevilla que estaba amenazado por el rey Alfonso VI y le exigía fuertes parias.

    Este desembarco le proporcionaría la victoria aplastante en Zalaca. Después los AM regresan al N de África.

    Sin embargo en el 1090 los AM regresan a la P.I. porque los cristianos seguían reconquistando y se instalan. Todo esto se da entre el 1090 y el 1094(zona del Guadalquivir) y el 1114(valle del Ebro). Alfonso VI se enfrenta y es dos veces más derrotado en Consuegra y Uclés. Sin embargo, estos triunfos AM no permiten reconquistar todo porque no tienen suficiente población. AA se convierte en una provincia de los AM. Esto fue beneficioso porque vuelve el oro del Sudán, no se pagan parias a los cristianos. Los AM sólo cobrarán los impuestos legales. La moneda tiene 4,20 gramos de oro que es el mayor peso y mejor ley que la de la época califal. Se imponía el sostén de una economía por y para el ejército. Se construyen Ribats. Los cristianos realizan racias. Esto crea un clima de inseguridad. Se fortifican las ciudades y el gasto se cubre con impuestos ilegales. La moneda se devalúa una vez más.

    Las cortes se vuelven lujosas, pero la cultura será pobrísima. La filosofía de Al-Gazalí irá en contra y se le considerará hereje.

    En el N de África aparece un nuevo imperio que acaba con los AM y significa la debilidad de los AM en la P.I. y se descompone y aparecen las segundas taifas.

    LOS ALMOHADES

    Esta etapa se localiza entre el 1145 y el 1267. Aparecen las segundas taifas. La crisis AM favorece la aparición de un estado en el N de Áf. y frente a la rigidez coránica aparecen los contrariados. Todo esto se aglutina por Ibn-Tu-Mart, que predica la lucha contra los AM. Se apoya en la obra de Al-Gazalí y predicó un islam diferente.

    Los AM fueron derrotados en el 1130 y cuando cae Marraquech desaparecen. Los AH vieron que habían AM en la P y cruzan el estrecho con una doble intención (acabar con los AM y ayudar a las taifas). Hasta el 1170 las segundas taifas siguieron funcionando, pero el avance de los reinos cristianos les obliga a atravesar definitivamente el Estr. En el 1195 los AH derrotan a Alfonso VIII en Alarcos. Fue una derrota no muy grande en consecuencias como podría haber sido porque los AH eran un ejército que se imponía a una realidad social. Sevilla se convierte en la capital de los AH. Vuelve otra vez el oro del Sudán. Surge la dobla de oro de 4,60 gr. La mejor moneda de toda la España musulmana.

    Sevilla es una ciudad comercial. Los nobles cristianos irán a Sevilla a negociar, hay cultura. Sin embargo, los AH no cuentan con apoyo popular. Los mozárabes no existen ya prácticamente. Los judíos son perseguidos. Sólo los musulmanes podían vivir en AA.

    Asistimos a una época de desarrollo de la filosofía. Todo lo que Europa conoce de la roma y grecia clásicas es por los musulmanes. Se distinguen tres grandes pensadores:

    • Abentofail y Aberroes (musulmanes) y,

    • Maimonides (judío).

    Estos estudiaron la filosofía griega y la adaptan a esa situación. En esta época de militarización no se observan refinamientos y la cultura es bastante pobre. Cada vez los AH son más pobres y la presión cristiana mayor.

    En 1212 con la batalla de las Navas de Tolosa los reyes cristianos derrotan a los AH, desde aquí los musulmanes nunca más serán más poderosos que los cristianos.

    En el N de Áf. aparece el imperio de los benimerines. Finalmente aparecen unas terceras taifas y los reyes cristianos las repoblarán. Hacia el 1238 la reconquista había acabado y sólo quedaba en manos musulmanas el reino Nazarí de Granada porque era un fiel vasallo de Castilla y a ésta le interesaba el oro del Sudán que llegaba a Granada. En 1492 el oro del Sudán deja de llegar a Granada y Castilla la conquista sin pensárselo dos veces.