Investigación sobre el conocimiento humano; David Hume

Filosofía moderna. Empirismo. Escepticismo. Percepción. Moralidad

  • Enviado por: {hylia}
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas

publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información


-COMENTARIO DE TEXTO-

1.- AUTOR Y OBRA:

  • Autor:

    • Nombre: David HUME

    - Datos Biográficos: Hume fue un filósofo e historiador británico, que nació en Edimburgo en 1711 y murió en la misma ciudad sesenta y cinco años después (1776). Se inició en los negocios mercantiles para luego viajar hasta Francia donde escribió “Tratado sobre la naturaleza humana” (1739-1740). Posteriormente publicó “Ensayos morales y políticos” (1741-1742) y la “Investigación sobre los principios de la moral” (1751). Como historiador escribió también diversos ensayos e investigaciones. Debido a sus escritos contra la religión y la moral de la Iglesia Anglicana, se le excomulga de la misma, y la Iglesia Católica incluye sus obras en la lista de libros prohibidos. Sus obligaciones diplomáticas lo embarcaron de nuevo en un viaje hacia Francia, donde conoció de cerca de los grandes pensadores de la Ilustración, especialmente a Rousseau.

    • Contexto histórico: Hume forma parte del conjunto de empiristas que iban contra la corriente continental (empirismo de las islas frente al racionalismo de Europa). El siglo XVIII, es el siglo de las luces, el siglo de la Ilustración y del gran avance científico, industrial y filosófico. Posiblemente esta corriente intelectual es la causante de la gran diversidad de pensamientos de la época: empirismo, racionalismo, idealismo...

    A estas alturas de la historia, se desarrollan las ideologías de renombrados filósofos y científicos como Rousseau, Voltaire, Newton, Descartes... se produjo un avance intelectual bastante productivo.

    En el ámbito mundial, cabe destacar la revolución americana, la revolución francesa, el imperio napoleónico y los principios de la restauración.

    • Corriente filosófica e ideas centrales: Hume es empirista (basa toda fuente de conocimiento en la experiencia). Además cae en el escepticismo (no cree si quiera en la existencia del mundo exterior).

    Hume explica que todo lo que conocemos no es más que el resultado de las experiencias que hemos tenido. Llama PERCEPCIÓN a este resultado, diferenciando entre impresiones (dato inmediato de la experiencia, vivaz e instantáneo) e ideas (copias de las impresiones; es el archivo que guarda nuestra mente de la impresión y en consecuencia, posterior. Es menos vivaz pero con el mismo nivel de significado). De este modo, afirma que toda idea tiene su origen en una impresión y no existen ideas de las que no se hayan tenido anteriormente una impresión (experiencia). Así que podemos saber si una idea es verdadera si conocemos la impresión correspondiente. Pero con esto, Hume no quiere decir que no exista la imaginación ni la fantasía. Las ideas complejas (que son aquellas que proceden de las ideas simples) no son más que asociaciones que hace nuestra mente (ayudada de la imaginación por supuesto) a partir de principios de asociación tales como el de semejanza (conectamos dos o más ideas porque son parecidas), el de contigüidad (conectamos las ideas por una relación de espacio-tiempo) y el de causalidad (conectamos las ideas porque pensamos que una causa la otra).

    A partir de estas afirmaciones Hume estudia las ciencias, la metafísica (afirmando su invalidez) y la ética.

    Para el comentario de este texto, nos interesa su epistemología (explicada grosso modo anteriormente.)

  • Obra:

    • Título y fecha de redacción: “Investigación sobre el conocimiento humano” (1748)

    2.- TÍTULO:

    Clasificación de los enunciados de nuestra mente: conocimiento a través de la experiencia.

    3.- RESUMEN:

    El conocimiento de nuestra mente se deriva de las experiencias, internas o externas, que vivamos. A estos enunciados que nuestra mente guarda los llamamos percepciones. Bien podemos diferenciar en percepciones vivaces y momentáneas y otras más sublimes y perennes en nuestra mente. A las primeras percepciones las llamamos (por iniciativa propia) impresiones, que son datos inmediatos que percibimos a través de los sentidos; y a las segundas las llamamos ideas, que son los pensamientos, la concepción mental de las experiencias vividas. Las impresiones son más vivaces y con mayor intensidad, y las ideas no son tan nítidas pero conllevan el significado o la connotación propia de la impresión de la que deriva.

    Así, las ideas son posteriores a las impresiones, y derivan de éstas. Afirma Hume que sólo aquellas ideas de las que conocemos sus correspondientes impresiones son reales. Pero además, nuestro pensamiento es tan complejo que podemos concebir elementos de los que no hemos tenido impresiones. Estas ideas las clasificamos como complejas, un ejemplo es una montaña de oro: tenemos la noción de oro y la de montaña, lo único que hace nuestra mente es mezclar, disminuir o aumentar estas ideas simples. Por tanto, concluye: las impresiones dan lugar a las ideas simples, y éstas a su vez a las ideas complejas.

    4.- ESTRUCTURA LÓGICA:

    Sentidos Mente/Memoria

    No proviene,

    pero guarda relación con Imaginación

    (Mezcla, aumento, disminución)

    5.- CONCEPTOS FUNDAMENTALES:

  • Percepción: experiencia instantánea a través de los sentidos o duradera en nuestra mente.

  • Impresión: dato inmediato que recibimos a través de los sentidos de una percepción. Es vivaz, intensa y es el origen de las ideas simples.

  • Idea: percepción menos intensa que la impresión, pero que permanece en nuestra mente como un recuerdo o referencia de la experiencia de la que proviene. Es la copia que hace nuestra mente de una vivencia a través de los sentidos experimentada con anterioridad. La clasificamos de idea simple si proviene directamente de una impresión.

  • Idea compleja: proviene de la idea simple. Se trata del efecto que produce nuestra mente cuando mezcla, traspone, disminuye o aumenta las ideas simples para crear otras ideas de las que no hemos tenido percepción, de ahí que el poder imaginativo de nuestra mente no tenga límites (el conocimiento real está limitado por la propia experiencia).

  • 6.- ANÁLISIS PROBLEMÁTICO:

    Hume supone la contraposición por excelencia del racionalismo, tendencia filosófica contemporánea con el empirismo inglés. Mientras el racionalismo aboga por la supremacía de la mente para obtener la verdad absoluta, el empirismo utiliza los sentidos como único medio de conocimiento. A partir de esta diferencia tan significativa, estas dos tendencias se diferencian en casi todo: el racionalismo apoya la metafísica (ya que versa sobre entes pensados) diciendo que existe la idea de dios, mundo exterior y “yo” como identidad individual; y el empirismo critica esta “ciencia” diciendo que ninguna de estas tres entidades existen, o al menos, no podemos probar su existencia. También discrepan la una de la otra en la noción de ideas innatas: Descartes como racionalista afirma la existencia de unas ideas innatas, anterior a cualquier experiencia, y Hume como empirista declara que en nuestra mente no puede haber ideas innatas, ya que las ideas provienen de la experiencia. Ambas buscan un método exacto de estudio de la filosofía, uno opta por un proceso mental (racionalismo), y el otro opta por un proceso experimental o empírico a través de los sentidos consecuentemente (empirismo).

    Además guarda relación con la filosofía aristotélica en su proceso inductivo y en la importancia de los sentidos como fuente de conocimiento, igualmente se diferencia de Platón, ya que éste es idealista (no sentidos) y sigue un proceso deductivo, al igual que los racionalistas.

    7.- COMENTARIO CRÍTICO PERSONAL:

    Cuando se estudia Hume, se nota el avance como consecuencia de la evolución humana. Los enunciados son más precisos, más cercanos a la realidad tal como la conocemos y menos confusos. Comparto la concepción empirista de Hume, ya que no creo que haya una verdad más allá que la que los sentidos nos puedan mostrar. Además, explica de forma precisa y clara el origen de nuestro conocimiento. Y su explicación no deja lugar a dudas ni refutaciones. En cuanto a su visión crítica de la metafísica, no comparto casi nada. Niega la existencia del “yo” como entidad personal, algo que claramente carece de sentido. Descartes, por el contrario, me convenció con su frase “pienso luego existo”, pues es una afirmación que no deja lugar a dudas: tengo la capacidad de pensar, por tanto existo como ser. Una vez más el escepticismo de Hume no me convence al afirmar que el mundo exterior no existe. Puedo entender su “fenomenismo”, diciendo que existe el mundo pero no es tal como lo conocemos, sólo podemos concebir una realidad que está limitada a nuestras capacidades sensoriales, pero al decir que no existe, tendríamos que afirmar, pues, que los sentidos nos engañan, y esto sería una contradicción por su parte. En cuanto a la idea de dios sí estoy de acuerdo con él. Es una clara evidencia de la capacidad de nuestra mente de mezclar ideas simples para concebir una idea compleja. Dios es algo perfecto, bondadoso, eterno, omnipotente... sólo tenemos que adjuntar algunas ideas simples a un mismo ente, así componemos la idea de dios. No obstante, su epistemología la comparto casi completamente.

    Hume es sencillo, más llevadero e interesante que otros autores, tal vez se deba a que ya ha superado los primeros tapujos de la historia de la filosofía y el conocimiento (no como ocurría con Aristóteles o Platón, que comenzaban a “SABER” sobre el mundo).

    Experiencia

    • Interna

    • Externa

    (PERCEPCIÓN)

    Impresiones

    Ideas Simples

    Ideas Complejas