Investigación sobre el conocimiento humano; David Hume

Filosofía moderna. Percepción. Asociacionismo. Escepticismo

  • Enviado por: Rafael Mirallas
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad

Investigación Sobre el

Conocimiento

Humano

DAVID HUME

Indice:

El autor y su obra Pag. 3

Comentario filosófico

-Sobre el origen de la ideas Pag. 4

-De la asociación de ideas Pag. 5

-Dudas excépticas acerca de las

operaciones de entendimiento Pag. 6

Bibliografía Pag. 8

El autor y su obra

David Hume fue un célebre filósofo escocés que nació y murió en Edimburgo y vivió desde el año 1711 al 1776. Se dedicó en un principio a los estudios de jurisprudencia , que abandonó pronto por los de filosofía.

Ocupó cargos diplomáticos viajando por Francia, Alemania, Holanda, Austria e Italia y desempeñó la subsecretaría de estado (1767-68).

Su filosofía representa el momento más culminante y agudo del empirismo ingles en el siglo XVIII. Reduce todo el conocimiento a impresiones sensibles e ideas, es decir, reproducciones de los mismos, que adquieren validez son tales. Calen, no obstante, asociaciones de ideas que carecen de validez por no reproducir impresiones originarias. Tales considera las ideas de espacio, tiempo, substancia y casualidad, aunque no válidas, da en el hombre la creencia en su validez que toda teoría es incapaz de destruir.

La moral descansa en los sentimientos desinteresados, si bien esta ética, por negar la libertad, adquiere un carácter determinista.

Sus obras más importantes son:

  • “Tratado de la naturaleza humana”.

  • “Ensayos morales y políticos”.

  • “Investigación sobre el entendimiento humano”.

  • “Historia natural de la religión”.

Comentario filosófico:

La ideología que Hume nos muestra en este texto la podemos clasificar como él, en varios puntos.

  • Sobre el origen de las ideas:

Hume distingue claramente las ideas principales y una gran diferencia entre las percepciones de la mente y la evolución en la mente de esta sensación, también distingue cuando la anticipa en su inauguración.

Según Hume la mayoría de estas facultades podrán imitar las impresiones de los sentidos, pero nunca podrían alcanzar la fuerza de la experiencia.

Las facultades representan el objeto de una forma tan viva que podríamos decir que la sentimos o vemos.

Si nuestra mente está transtornada jamás llegarán a ser nuestras percepciones absolutamente indiscernibles de las asensaciones.

Cuando nuestra mente piensa sobre los sentimientos pasados los refleja de forma similar al nacimiento en el que lo hemos percibido, reproduciendo verdaderamente, siendo los colores utilizados tenues comparados con los originales.

Así se pueden distinguir todos las percepciones en dos clases, las cuales se diferencian por la fuerza o vivacidad, las nuevas son llamadas pensamiento o ideas y los demás son llamados impresiones, Estas últimas tienen únicamente fines filosóficos. La impresión la podemos denotar como la percepción, así como las impresiones se distinguen de la idea cuando reflexionamos sobre las sensaciones.

Nada parece más limitado que el pensamiento del hombre dentro de los límites de la naturaleza y de la realidad. Nuestro cuerpo está detinado a un mundo con dolor y dificultad.

El pensamiento puede transformarse más allá del universo donde se cree que la naturaleza se halla en un estado de confusión absoluta. Nada está más allá del poder del pensamiento menos la contradicción total.

De esta forma, nuestro pensamiento aparenta poseer esa libertad ilimitada pero en realidad está reducida a límites muy estrechos, todo el poder creativo de la mente viene a ser la facultad de la mezcla. La mezcla corresponde a nuestra mente y voluntad. Todas nuestras ideas son espías de nuestras intenciones más intensas.

  • De la asociación de las ideas:

Es evidente, que existe un principio de conexión entre los distintos pensamientos y que el presentarse en la memoria introducen a otros con un cierto grado de orden y regularidad.

Si reflexionamos, encontraremos hasta en nuestras más locas fantasías que aún se mantiene una conexión entre las ideas que se recuerdan. Hume nos aclara que en un tema de gran ansiedad como la asociación de ideas, todavía no he encontrado a ningún filósofo que las haya intentado enumerar.

Según la filosofía de Hume existen tres tipos de conexión entre ideas: semejanza, contigüidad (en el tiempo o en el espacio), y causa y efecto. Sirven para conectar, las ideas, pero a veces pueden resultar diferentes, lo que podemos hacer en tales casos es examinar el principio que une los distintos pensamientos entre sí, cuanto más elementos examinemos, mayor seguridad adquiriremos.

  • Dudas escépticas acerca de las operaciones de entendimiento:

Podemos dividir en dos grupos los objetivos de la razón humana:

  • Relaciones de ideas a la que pertenecen la geometría, el algebra y la aritmética y en las que toda afirmación es cierta. Por ejemplo 2+2=4. Las proporciones de este tipo se pueden resolver por una simple operación.

  • Cuestión de hecho, lo contrario de cualquier cuestión de hecho posible, porque jamás puede implicar una contradicción, y es concebido por la mente con la misma facilidad que si fuera totalmente ajustado a la realidad. Si fuera de una manera que podamos demostrar que es falso, jamás podría ser concebida, de tal forma que las diferenciara por la mente. Un tema interesante, en cuanto a su estudio, puede ser que es la evidencia por ña mente. Un tema interesante, en cuanto a su estudio, puede ser que es la evidencia y que nos asegura, una cuestión de hecho de existencia real más allá del testimonio actual y de nuestra memoria. Hasta nos puede llegar a ser útil por despertar la curiosidad, que es la ruina de todo nuestro razonamiento parece fundarse en la relación de causa y efecto ya que sólo por medio de esta relación podremos ir más allá de la evidencia por ejemplo: un hombre que encontrase un reloj en una isla desierta sacaría la conclusión de que alguien estuvo allí antes que él, de este modo todos lo razonamientos que nosotros hacemos sobre los hechos son de la misma naturaleza.

  • Según la filosofía de Hume si queremos llegar a una conclusión que nos asegure las condiciones de hecho, debemos cómo llegamos al conocimiento de las cosas y del efecto, asegura que el conocimiento de estas cosas no se alcanzan por razonamientos a priori sino que surgen de la experiencia.

    De ete modo opina que debemos hacernos la siguiente preposición: Las causas y efectos no pueden descubrirse por la razón, sino quwe la experiencia.

    Ya que por ejemplo, nadie se imagina que la atracción de in imán o la explosión de la polvora puede hacerse descubrir por medio de argumentos a priori.

    El ser humano siempre tiende a imaginar que se pueden descubrir estos efectos a través de la razón, sin necesidad de acudir a la experiencia.

    Hume opina que para convencernos se que toda la naturaleza está concebida por la experiencia quizás deberíamos reflexionar. Si nos presentan cualquier objeto y tuviera que explicar su efecto sin poder consultar ninguna información previa. ¿Cómo procedería nuestra mente? Sin duda se tendría que inventar o imaginar siendo totalmente arbitrario.

    En conclusión, Hume asegura que cuando razonamos a priori y consideremos un objeto o causa, tal y como aparece en la mente, nunca puede regirnos la idea de un objeto distinto.

    Bibliografía:

    • César tejedor Campomanes: “Historia de la filosofía en su marco cultural” Editorial S.M Madrid.

    • Enciclopedia Labor: “Tomo 4. Ed. Labor S.A.”

    1

    8