Investigación periodística

Periodismo. Técnicas. Obstáculos. Latinoamérica

  • Enviado por: Julio Alberto Toledo
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 3 páginas
publicidad
cursos destacados
Título experto en fabricación y almacenes: Almacén y Planificación
Dy learn
En este curso el alumno llegará a comprender mejor la funcionalidad básica del área de almacenes relativa a los...
Solicita InformaciÓn

Vidrieras Artísticas: Historia, Técnicas y Conservación-Restauración.
Instituto Superior De Arte - I/art
El tema de las vidrieras artísticas no se trata con la suficiente extensión en los programas docentes de los...
Solicita InformaciÓn

publicidad

FINAL DE PERIODISMO DE INVESTIGACIÓN

“El periodismo de investigación es simplemente periodismo que ha tenido más tiempo para aplicar técnicas específicas de averiguación respecto a temas o realidades que se resisten a ser revelados”(Gustavo Gorriti- Periodista peruano- Director asociado del diario La Prensa de Panamá)

Todo ejercicio del periodismo debe ser investigativo. No se puede informar de aquello que no se conoce. Y, para conocer, hay que investigar. En consecuencia, la investigación es una exigencia de la naturaleza del periodismo como tal.

Pero, el periodismo de investigación, si bien sigue las reglas del periodismo en general, se distingue de otras formas de periodismo por la aplicación frecuente y relativamente especializada de los instrumentos propios de la investigación científica y social, además de técnicas detectivescas.

Según el periodista Robert Greene, fundador del Investigative Reporters and Editors(IRE), el periodismo de Investigación tiene 3 elementos básicos:

  • La investigación tiene que ser trabajo del reportero y no hecho por otros.

  • El tema debe ser de interés general

  • Siempre hay quienes se empeñan en esconder esos asuntos públicos.

Yo agregaría un cuarto elemento, consecuencia del ultimo anterior:

  • Al caracterizarse por revelar lo oculto que otros quieren mantener silenciado, necesita, por lo tanto, ser radicalmente contracultural, asistemático, disfuncional respecto de lo establecido, e instalarse en la perspectiva de la disidencia.

El periodismo de investigación en Latinoamérica se ha desarrollado en forma paralela y subsecuente al periodismo de investigación estadounidense. La influencia de éste último(visible hasta en el nombre de “unidades investigativas” o “periodismo investigativo”, traducidos literalmente del inglés) es indudable, sobre todo en los periodistas jóvenes.

Sin embargo, la formación de los más logrados periodistas de investigación latinoamericanos, arraiga en la tradición europea de indignación y denuncia, en la que se entremezclan el periodismo y la literatura. Es la tradición del “yo acuso” expresada en le periodismo de hoy. Otra característica común es la del compromiso político superado(p/e, Horacio Verbitsky). Ello explica en parte la vehemencia y a veces la acidez que permea su trabajo. La ideología quedó atrás, pero la indignación ante el abuso del poder y la corrupción quedó intacta.

El campo de acción del periodismo de investigación latinoamericano ha estado focalizado en algunos temas centrales: violaciones a los derechos humanos(atrocidades, matanzas, torturas, maltratos, asesinatos- impunidad-); robo público(los grandes y mediados peculados, sobornos y comisiones- la corrupción en general-); crónicas de mercenarios y de espías(sobre todo, en Colombia) y la memoria que abre tumbas y confiesa(“El vuelo” de Verbitsky).

Los principales obstáculos que debe afrontar el periodismo de investigación son:

  • El alto grado de compromiso de los medios de comunicación con grupos económicos o políticos dificulta el ejercicio del periodismo de investigación.

  • La situación económica de muchos periódicos no les permite darse el lujo de dedicar a un periodista, y menos a un grupo, a la tarea exclusiva de investigar para publicar sólo un artículo una o dos veces al mes.

  • Obtener acceso legalmente a los archivos del gobierno u organizaciones privadas es casi imposible.

  • Algunos periodistas latinoamericanos trabajan para la prensa y al mismo tiempo reciben honorarios o paga de una entidad del gobierno.

  • Las amenazas. Cada año, la Sociedad Interamericana de Prensa(SIP) y el Comité para la Protección de Periodistas publican una larga lista de reporteros asesinados, torturados, golpeados o secuestrados.

Las principales soluciones a esos obstáculos son: amor por la verdad, la justicia, la libertad, la solidaridad; coraje, perseverancia y tenacidad; las técnicas de investigación ya mencionadas y, sobre todo, es necesaria una masa crítica de tejido social e institucional sano.

En estos 12 o 15 años de periodismo de investigación en Latinoamérica, los resultados han sido alentadores. Gracias a logros hazañosos de periodistas de investigación, se han abierto tumbas donde estaban enterradas las víctimas y la verdad(como en el caso de la Cantuta, Perú, donde un grupo de reporteros peruanos llevó casi de la nariz a la justicia para que descorriera el velo que el gobierno de Alberto Fujimori había tendido en torno a la desaparición de 8 estudiantes y un profesor universitario en 1992); han renunciado dos presidentes(Fernando Collor de Mello en Brasil y Carlos Andrés Pérez de Venezuela, debido a los grandes casos de corrupción); se ha revelado con precisión pormenorizada la corrupción en los niveles más altos de gobierno(Yomagate, Caso IBM- Banco Nación, la Mafia del Oro, en la Argentina), se ha descubierto narcodonaciones(Colombia, Panamá).

Pero si se hace un balance de resultados, el cuadro dista de ser halagüeño. En Latinoamérica en general, la corrupción en nada ha disminuido, la impunidad es la regla, y, salvo excepciones, ladrones y a veces asesinos siguen en el poder.

De ahí, la importancia que adquiere la labor de los periodistas de investigación, cuya misión deberá ser revelar todo aquello que personas, grupos, instituciones, el Estado o fuerzas o aparatos en general intentan impedir que se conozca.

Como afirma el periodista Horacio Verbitsky, en su libro “Un mundo sin periodistas”(Buenos Aires, Ed. Planeta, 1997): “Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda”.