Investigación criminal

Criminalística. Hechos delictivos. Fijación del lugar del suceso. Planimetría. Huellas digitales. Identidad. Manipulación de evidencias. Rastreo. Interpretación y reconstrucción del hecho delictivo. Cadena de custodia

  • Enviado por: Santiago Avalos
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 44 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

publicidad

APUNTES DE CRIMINALISTICA

I.- INTRODUCCION

En nuestro país, la creciente sensación subjetiva de inseguridad ciudadana y el sitial de privilegio que ésta ocupa en las prioridades nacionales, han impulsado la planificación y el desarrollo de una serie de modificaciones en las articulaciones de los órganos del Estado, orientadas a la obtención de un clima objetivo y subjetivo de seguridad ciudadana como fin último del bien común.

Los futuros cambios en el funcionamiento de los órganos del Estado encargados de la reacción social frente al delito, involucran diversos sistemas férreamente interrelacionados como son los propios tribunales de justicia, la policía, el orden penitenciario, la comunidad, etc., todos los cuales son organismos sociales vivos, susceptible al cambio, al igual como ha ocurrido no sólo en Chile sino que en general en todos los países en vías de desarrollo y en especial en Latinoamérica donde particularmente a partir de la revalorización del predominio de la democracia y de los derechos humanos, como entes reguladores de las interacciones, sus leyes procedimientos y actuaciones, se han visto en la necesidad de ser modificados y perfeccionados.

Comenzar un proceso modernizador de todo el conglomerado encargado de la reacción social frente al delito, se consigna como el primer paso dentro de la transformación del sistema de Justicia, el cual busca instaurar las bases procedimentales para abandonar el sistema inquisitivo por uno acusatorio, público, activo, con funciones diferenciadas y eficientes, lo que involucra dividir funciones tan disímiles y trascendentes como investigar, acusar y dictar sentencia, que hasta hoy eran realizadas por una misma persona con los asumidos costos de ecuanimidad y objetividad.

Tal redefinición de roles involucra la creación de un Fiscal Instructor y un juez de garantía encargado de supervisar la labor del primero. El Fiscal será el encargado de instruir todas las diligencias relativas a la acción procedimental previas al inicio del proceso, el cual tendrá el control absoluto de la instrucción y de la supervisión de los demás entes participantes en el proceso entre los cuales se encuentra Carabineros de Chile.

Otro aspecto de importancia se relaciona directamente con los medios de prueba, ya que en nuestro país en la actualidad la valoración de la prueba se rige por el sistema llamado legalista que enumera taxativamente los medios de prueba que se utilizan en el proceso y junto a ello su apreciación o el valor probatorio que se le puede asignar a cada una, mediante un verdadero sistema de tarifa legal. A partir de las modificaciones del procedimiento penal, dicho sistema será reemplazado por el Principio de Libertad de valoración de la prueba, lo que va a originar que los actores letrados de este proceso, es decir, los tres jueces de derecho que van a formar el tribunal encargado únicamente de dictar sentencia, el Fiscal en la implementación del procedimiento abreviado o en la ejecución de sistemas alternativos de solución de conflictos, así como los descargos del futuro defensor público, van a verse en la obligación de evaluar las pruebas del delito bajo entera libertad, basados sólo en los principios de la sana crítica, siendo valorados a partir de tres aspectos básicos (destrezas que deberá presentar todo carabinero investigador):

* Adecuación lógica de lo expresado o explicado, por cada uno de los Carabineros involucrados sin excepción.

* La validez, confiabilidad y solidez de los conocimientos vertidos en el ejercicio de la función policial.

*El nivel de experiencia y reconocimiento de la eficiencia demostrada en hechos anteriores en el ejercicio de su trabajo.

Todo esto, será realizado sin acumular fojas durante años en un proceso con letra muerta, sino en un Juicio activo y público, a través del cual se busca aumentar la credibilidad y efectividad de la justicia, donde los jueces que decidirán lo harán ante la supervisión del fiscal, del defensor público, de los jueces de garantía, de los abogados de parte y de la comunidad, basados en la protección de los derechos individuales y elementos probatorios concretos, siendo ahí donde Carabineros de Chile jugará un relevante y trascendental papel, a través de su actuación verbal directa en el nuevo juicio.

ADMINISTRACIÓN DE PROCEDIMIENTOS DONDE SE APLIQUEN TÉCNICAS DE CRIMINALÍSTICA

II.- METODOLOGÍA DE TRABAJO EN EL SITIO DEL SUCESO

1.- ANTECEDENTES PREVIOS

1.1.- IMPORTANCIA:

La investigación del delito, desde un punto de vista criminalístico o policial propiamente tal, tiene sus complejidades en especial frente al nuevo proceso penal, donde los agentes de policía serán auxiliares del Ministerio Público, para llevar a cabo las diligencias de la instrucción, debiendo, por orden del Ministerio Público, investigar los hechos punibles de acción pública y aquellos que dependan de instancia privada cuando corresponda.

En este contexto, el éxito de la investigación, tiene sus cimientos en el adecuado trabajo que se realice en el sitio del suceso, aplicando una correcta metodología, lo que permitirá obtener información fidedigna respecto al delito que se cometió y de sus autores, antecedentes que permitirán, en la investigación policial propiamente tal, lograr la detención de los antisociales.

1.2.- CONCEPTOS BÁSICOS:

1.2.1.- METODO: Significa modo de decir o hacer con orden una cosa, modo de obrar o de proceder de cada uno, manera razonada de conducir el pensamiento con el objeto de llegar a un resultado determinado y al descubrimiento de la verdad.

1.2.2.- SITIO DEL SUCESO: Se define como el lugar material donde ha ocurrido un hecho que se hace necesario investigar, ya sea desde el punto de vista policial o judicial. Se deben considerar, además, las inmediaciones del lugar, en la medida que existan evidencias físicas asociadas al delito investigado.

1.3.- CLASIFICACIÓN DEL SITIO DEL SUCESO:

El sitio del suceso, según sus características se puede clasificar en:

1.3.1.- SITIO DE SUCESO ABIERTO: Es aquel cuyos límites no están claramente delimitados, por ejemplo, la montaña, la vía pública, etc.

1.3.2.- SITIO DE SUCESO CERRADO: Es aquel que tiene sus límites demarcados, por ejemplo, una casa, una habitación, una oficina, etc.

1.3.3.- SITIO DE SUCESO MIXTO: Es aquel en que se combinan, sitios del suceso abiertos y cerrados en un mismo hecho, por ejemplo una casa y la vía pública.

1.4.- TÉCNICAS DE TRABAJO DEL SITIO DEL SUCESO:

1.4.1.- SITIO DE SUCESO ABIERTO: El trabajo se debe efectuar desde el foco hacia la periferia, estableciendo círculos concéntricos equidistantes, de dimensión variada, de acuerdo a las características del lugar y al hallazgo de evidencias asociadas al hecho investigado.

1.4.2.- SITIO DE SUCESO CERRADO: Su trabajo deberá efectuarse desde la periferia al centro.

1.4.3.- SITIO DE SUCESO MIXTO: La metodología a utilizar puede ser la correspondiente al trabajo de sitio del suceso abierto o cerrado, dependiendo de los que defina el propio investigador en el lugar.

2.- PASOS QUE COMPRENDE LA METODOLOGIA DE TRABAJO EN EL SITIO DEL SUCESO:

La Criminalística posee una metodología propia para el desarrollo científico de sus actividades, así, para el trabajo en el sitio del suceso, se han estructurado una serie de pasos metódicos, sistemáticos y cronológicos en su aplicación, para realizar investigaciones en el lugar de los hechos, y que de no cumplirlos, se causaría un desorden y confusión para policías, especialistas y jueces.

Dicha metodología, que se denomina “METODOLOGIA DE TRABAJO EN EL SITIO DEL SUCESO”, se circunscribe como mínimo a los siguientes pasos:

A.- Protección del Sitio del Suceso.

B.- Inspección Ocular.

C.- Fijación del Sitio del Suceso.

D.- Levantamiento y embalaje de evidencias.

E.- Rastreo.

F.- Examen de Cadáveres.

G.- Interpretación y Formulación de Hipótesis.

2.1.- DESCRIPCIÓN DE LOS PASOS DE LA METODOLOGÍA DE TRABAJO EN EL SITIO DEL SUCESO:

2.1.1.- PROTECCIÓN DEL SITIO DEL SUCESO:

Esta operación de resguardo del Sitio del suceso, es de vital importancia y debe ser efectuada por el primer Carabinero que se constituye en el lugar.

A.- OBJETIVO: Conservar en forma primitiva el sitio del suceso después de ocurrido el hecho, permitiendo con ello, que las operaciones y diligencias posteriores, sean oportunas y verídicas, sobre evidencias originales.

Con la protección se debe impedir la alteración, manipulación, contaminación y sustracción de las evidencias existentes en el lugar, como también el acceso de curiosos y de personas no autorizadas.

B.- REGLAS DE PROTECCIÓN:

Para una adecuada protección del sitio del suceso, se han de cumplir las siguientes reglas fundamentales:

a) Llegar con rapidez al sitio del suceso, desalojar a los curiosos y establecer un cordón de protección.

b) No mover ni tocar nada ni permitirlo, hasta que no haya sido examinado y fijado el lugar por quien corresponda.

c) Seleccionar las áreas por donde se va a caminar, con el objeto de no alterar o borrar indicios.

d) La protección debe mantenerse sin interrupción, hasta el tiempo que sea necesario, que por lo general coincide con la fijación y el levantamiento de las evidencias.

e) No olvidar que la primera obligación del Carabinero es salvar una vida, por lo tanto, ante la presencia de un lesionado en el lugar, lo primero es prestar los primeros auxilios y realizar las gestiones tendientes al desplazamiento oportuno del mismo, a un centro asistencial. Solucionada la emergencia, se proseguirá con el trabajo en el lugar.

C.- TÉCNICAS DE PROTECCIÓN:

C.1.- Sitio de Suceso Abierto: Su protección se debe efectuar aislando el lugar, empleando para ello cordeles, cintas, vehículos, el propio personal o cualquier medio existente al alcance.

C.2.- Sitio de Suceso Cerrado: Su protección consiste básicamente, en clausurar los accesos, ya sean ubicando personal frente a puertas, ventanas o sellando dichos sectores, sin que ello signifique modificar su posición original.

C.3.- Sitio de Suceso Mixto: Su protección se efectuará utilizando los medios y técnicas señaladas tanto para lugares abiertos como para cerrados.

2.1.2.- INSPECCIÓN OCULAR:

Una vez protegido el sitio del suceso, se procederá a su inspección ocular en forma deliberada y reiterada, de tal manera que pueda captarse toda la información indiciaria y asociativa al hecho que se investiga.

A.- OBJETIVOS:

a) Reconocer si el sitio del suceso es el original o si existen otros sitios asociados que se deben investigar.

b) Localizar evidencias físicas asociadas al hecho (identificadoras y reconstructoras).

c) Hacer las reflexiones inductivas y deductivas in situ, con el objeto de formar un juicio sobre el acontecimiento y poder emitir opiniones al respecto.

B.- RECOMENDACIONES:

Para la eficiente inspección ocular del sitio del suceso y el cumplimiento de los objetivos del mismo, se recomienda aplicar los siguientes métodos:

a) Determinar el tipo de sitio del suceso del que se trata, su ubicación geográfica, sus características generales, sus vías de acceso y las condiciones de iluminación y visibilidad.

b) Desde la entrada principal o acceso al Sitio del suceso, primeramente se dirige la vista al interior de éste, abanicando con la mirada de derecha a izquierda y viceversa, cuantas veces sea necesario, recepcionando la información indiciaria general de las características del lugar.

c) De acuerdo con la información preliminar que se va recibiendo, habrá que acercarse al centro del lugar de los hechos, seleccionando áreas por donde se realizarán los desplazamientos.

d) A continuación, a partir del centro del lugar se iniciará el riguroso examen de los indicios principales, que pueden ser un cadáver, una caja fuerte violentada, un aparador fracturado, un escritorio o muebles violentados, desorden atribuible a registro, forado o fracturas para acceder al lugar, etc.

e) Después, deben observarse todas las áreas cercanas y distantes alrededor del indicio principal, efectuando el desplazamiento con sumo cuidado, sin que quede inadvertida una pulgada del piso o soporte y sus muebles, hasta llegar a la periferia y repetir la operación desde la periferia al centro.

f) Finalmente, se examinarán de manera minuciosa los muros, las puertas, las ventanas y el techo, dirigiendo la vista de arriba hacia abajo y viceversa, sin que quede nada por revisar.

g) Conforme se vayan descubriendo los indicios asociativos, se darán las indicaciones para su posterior fijación y descripción.

h) En relación aparte, también se anotará la ausencia de las evidencias, que de acuerdo a las características del hecho, se supone que deberían encontrarse en el lugar y que no fueron halladas, así como todos aquellos indicios sospechosos que se localicen en el sitio del suceso.

i) Cuando sea necesario, habrá que auxiliarse con instrumentos de aumento para una mejor observación de las evidencias.

j) Recordar siempre que la inspección ocular corresponde a una fijación mental del Sitio del suceso y de ella depende la planificación para el trabajo posterior.

2.1.3.- FIJACIÓN DEL SITIO DEL SUCESO:

Una vez detectada la presencia de evidencias físicas asociadas al hecho investigado, mediante la inspección ocular, se procederá a fijar cada una de ellas, para hacerlas constar y favorecer una reconstitución de escena posterior.

A.- ¿QUIÉN EFECTÚA LA FIJACIÓN?:

La fijación debe ser realizada por aquellos Carabineros responsables de las indagaciones y pesquisas, los cuales ya cuentan con la autorización del Fiscal para efectuar la investigación, o bien con el respaldo legal que hoy los obliga a efectuar ciertas diligencias tendientes a la conservación de las huellas del delito y hacerlas notar, recoger los instrumentos usados para la perpetración del hecho, hacer notar el estado de las personas, cosas o lugares.

B.- MÉTODOS DE FIJACIÓN

B.1.- LA DESCRIPCIÓN ESCRITA:

Es el más simple de los métodos de fijación del sitio del suceso, se halla al alcance de cualquier Carabinero, toda vez que no requiere de conocimientos especiales, ni siquiera instrumental difícil de obtener. En ella se detalla general y particularmente el sitio del suceso y sus evidencias, por medio de registros manuscritos.

Consiste básicamente en narrar por escrito lo que en el sitio del suceso se halla, sus características, ubicación geográfica, su orientación, sus dimensiones y formas, los elementos o muebles que en él existen, la distribución en que se hallen y por supuesto, todo lo atingente con el delito investigado, incluyendo descripción y ubicación precisa de cada indicio que se observe.

Como recomendación para efectuar la descripción escrita, se aconseja ceñirse al mismo orden que se mencionó para el desarrollo de la inspección ocular, vale decir, hacerlo de lo general a lo particular, de lo particular al detalle y del detalle al más mínimo detalle.

Es importante destacar, que la descripción escrita debe ser tan clara y detallada, que cualquier persona que lea esta descripción, sin haber concurrido previamente al lugar del hecho, pueda formarse una idea clara de lo sucedido y de las evidencias detectadas.

A modo de ejemplo, el cadáver de sexo masculino se encuentra orientado hacia el oriente, con sus extremidades superiores semiflectadas sobre el tronco y las inferiores extendidas. Dista el cadáver a 0,20 mts., de la pared norte, a 050 mts., de la pared oriente del inmueble, ambas medidas consideradas desde la cabeza y a 0,55 mts, del primer punto de referencia, medita tomada desde los pies. (luego mostrar una fotografía general de ubicación y posición del cadáver).

B.2.- LA FIJACIÓN PLANIMETRICA:

La planimetría consiste en dibujar el sitio del suceso, mediante un plano o croquis, consignando las evidencias físicas asociadas al hecho investigado, permitiendo tener una visión esquemática, de conjunto, en forma gráfica, de lo hallado en el lugar. Complementa la descripción escrita y fotográfica.

La importancia de la planimetría radica fundamentalmente, en que permite efectuar una adecuada reconstitución de escena del crimen, pasado un gran lapso, ya que a través de ella, es posible ubicar cada una de las evidencias físicas, en el lugar exacto en que fueron hallados el día que el equipo pericial se constituyó, para practicar las pericias correspondientes.

Para los efectos del trabajo en terreno, debemos considerar que cuando se está efectuando la investigación, se debe levantar, en el sitio del suceso, un croquis, el que constituye un antecedente previo para confeccionar posteriormente el plano respectivo.

B.2.1.- CROQUIS: Es un dibujo a mano alzada del sitio del suceso, esquemático, orientado, con leyenda explicativa, con medidas reales y sin usar una escala determinada.

a.- REGLAS GENERALES RELATIVAS AL CROQUIS.

a.1.- Determine la dirección del norte e indíquelo en el croquis. De ser posible, el norte siempre debe estar señalado hacia la parte superior del dibujo.

La orientación se puede determinar por medio de brújula, por el sistema solar y por las estrellas; polar y cruz del sur.

a.2.- El funcionario que efectúe el levantamiento planimétrico, croquis, debe consignar todas las cotas de trazado geométrico y de informe, para que el dibujante pueda efectuar el plano posteriormente.

a.2.1.- COTA: Es el nombre que se le da a la cifra que acompaña a las líneas de cota y que se describe dadas en milímetros. Las formas de acotar son tres:

- Cotas en cadena: En este caso, va una cota ligada a la otra, sirviendo de base de medida, una con otra.

- Cotas paralelas: Son aquellas que van en forma escalonada, acumuladas de menor a mayor.

- Cotas axiales: Son aquellas cotas que se usan en curvas, sólo de trazado.

- Cotas de trazado geométrico: Son únicamente las destinadas al diseño de la construcción del plano.

- Cotas de proyecto e informe: Son aquellas que necesariamente deben ir consignadas en el plano.

a.3.- Antes de fijar, hay que tener presente lo siguiente, respecto a las bases de medida:

a.3.1.- Debemos tener dos ejes naturales o artificiales ortogonales (“X”, “Y”, los que corresponden a puntos fijos que van a perdurar en el tiempo, paredes, línea de edificación o de solera, rivera de un río, línea férrea, hitos, etc.).

a.3.2.- Estos dos ejes deben ser invariables y accesibles, es decir, con el tiempo debemos poder recurrir a ellos.

a.3.3.- Todas las medidas deben ser tomas en ángulo recto a los ejes.

a.4.- Para fijar un cuerpo (cadáver, vehículos, mesa, etc.) se necesitan tres medidas (cotas), dos de ubicación y una de posición. Las cotas de ubicación van las dos a un mismo vértice y la de posición va en el vértice opuesto del mismo costado.

a.5.- Para fijar un punto (vaina, proyectil, armamento, etc.) en el terreno se necesitan dos medidas (cotas), en ángulo recto a los ejes “X”, “Y”.

a.6.- Para fijar un automóvil, ambas cotas de ubicación van a un mismo vértice y la de posición, va en el vértice opuesto del mismo costado.

a.7.- Para fijar una mancha de sangre, evidencias orgánicas, un conjunto de vainas o proyectiles, etc., tales evidencias se pueden agrupar y fijar el área comprendida por ellas, por ejemplo, un cuadro que abarque toda el área, evitando de esta manera acotar cada una de las evidencias separadamente.

a.8.- De igual manera para fijar un grupo de evidencias en una zona cuyas medidas resulten rectangulares, se fijarán de la siguiente forma:

a.9.- Para fijar una zona circular se procederá de la siguiente forma.

a.10.- Por otra parte, además de anotar todas las medidas, se deben registrar todas las leyendas explicativas. No se debe confiar en la memoria.

a.11.- No se deben incluir objetos sin importancia en el dibujo. El croquis debe contener sólo las evidencias asociadas al hecho que se investiga.

a.12.- Al señalar las puertas, asegúrese de indicar la dirección hacia la cual se abre. De igual manera, al indicar las ventanas, bastará con dibujar una interrupción en la pared.

a.13.- Para estos efectos, el personal que efectúa la fijación planimétrica en el sitio del suceso, tendrá presente los siguientes métodos de dibujo:

a.13.1.- Plano en planta: Tanto el croquis como el plano definitivo, se pueden realizar en esta perspectiva, donde se debe imaginar como se vería el sitio del suceso y sus elementos mirado desde arriba.

a.13.2.- Plano en elevación: Tanto en croquis como el plano definitivo, se pueden realizar en esta perspectiva, donde se debe imaginar como se vería el elemento a fijar mirado desde el frente.

B.2.2.- EL PLANO: Es un dibujo esquemático, orientado, a escala y con una leyenda explicativa. El plano se confecciona en base a:

a.- Esquematicidad: El dibujo debe contener únicamente lo que se considera esencial para la investigación, es decir la evidencia física que da cuenta del hecho sucedido y la identidad de sus participantes.

b.- Orientación: Como se señaló, el planimetrista deberá tomar como referencia el Norte Magnético.

c.- La escala: Todo plano se debe dibujar a escala, entendiéndose por esta, la reducción proporcional que se hace del sitio del suceso, es decir, el número de veces que se pueden reducir las dimensiones del lugar, para la confección del plano.

En primer término, debemos determinar cual es la escala conveniente, para ello, es necesario tener presente dos aspectos; las dimensiones reales del sitio del suceso y el tamaño del plano a realizar. A modo de ejemplo, podemos citar las siguientes escalas:

1:100 = Un centímetro equivale a 1 metro en el plano.

1:50 = Dos centímetros equivalen a 1 metro en el plano.

1:40 = Dos y medio centímetros equivalen a 1 metro en el plano.

1:25 = Cuatro centímetros equivalen a 1 metro en el plano.

1:20 = Cinco centímetros equivalen a 1 metro en el plano.

Una vez que se ha obtenido la escala conveniente, se procede a confeccionar el plano, para lo cual será preciso medir todo lo que hay en el Sitio del suceso y dividir estas medidas por la escala correspondiente. Los cuocientes así obtenidos, se dibujan en la hoja de papel dispuesta para confeccionar el plano.

Si se trata de un sitio del suceso cerrado, es conveniente dibujar previamente la periferia, las paredes y sus vías de acceso, lo que nos da el espacio completo del piso de la habitación. Luego se ubican los muebles y seguidamente todos los detalles e indicios que interesa consignar.

Si el sitio del suceso es cerrado, se dibujarán primeramente los elementos de mayor tamaño, caminos, calles, cruces de vías, etc., para consignar posteriormente las evidencias asociadas.

d.- Las leyendas explicativas: Tienen por objeto señalar la naturaleza de determinados objetos o indicios en el sitio del suceso, cuando el dibujo se presta a interpretaciones que pueden llevar a error, así por ejemplo, un rectángulo puede representar una mesa, dos círculos concéntricos pueden representar una botella, un punto puede representar una mancha de sangre, etc.

B.3.- FIJACIÓN FOTOGRÁFICA

La fotografía cumple el objeto de la identificación, información y registro del sitio del suceso y de sus evidencias, como también su presentación como testimonio ante los Tribunales y otras autoridades. Sus características, determinan una porcentual selección de detalle que podrían escapar de la vista y memoria de los investigadores, policías, peritos, jueces, etc.

Permitirá tener una visión de conjunto y una visión de los detalles del sitio del suceso. La visión de conjunto, abarcará los puntos referenciales, lo cual ayudará a situar los objetos, cadáveres, vehículos, en el lugar. La visión de detalle, abarcará específicamente el punto que es necesario resaltar para lo cual la toma se efectuará con aproximación y circunscrita al detalle mismo, siempre tratando de anexar un elemento de referencia.

El procedimiento que seguirá el fotógrafo, debe ajustarse a la metodología de lo general a lo particular, de lo particular al detalle y del detalle al mínimo detalle. Es decir, se trata de obtener la primera reconstitución ideal, adecuada del hecho delictivo investigado.

a.- La vista general se debe enfocar de los cuatro ángulos diferentes del lugar, de manera tal que se pueda tener una visión de conjunto de los aspectos generales del lugar, lo que ayuda a la exactitud en la descripción y ubicación de objetos, cadáveres y vehículos.

b.- La vista media, va en directa relación a los objetos, evidencias, lesiones corporales, es decir, abarca específicamente el punto que es necesario resaltar, tratando siempre de anexar un elemento de referencia.

c.- La vista de detalle, se refiere a tomas de aproximación y que deben realizarse con testigo métrico y usando aparatos de macro y micro fotografías.

El fotógrafo debe tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

a.- Efectuar el registro y toma de fotografías del sitio del suceso, conforme a la metodología señalada.

b.- Documentar todas las etapas que habría cubierto el delincuente.

c.- Fotografiar en forma relacionada, la posición de la víctima con otras evidencias u objetos asociados al hecho.

d.- Fotografiar las evidencias de detalle, con testigo métrico para tener una referencia de su tamaño.

e.- Presentar las fotografías en forma nítida, sin alteraciones que puedan ocasionar dudas.

f.- Complementar la información fotográfica señalando, fecha, lugar y persona que realizó las fotografías; clase de cámara utilizada; distancia de la cámara hasta el objeto fotografiado; película utilizada; y ángulo desde el cual se efectuaron las tomas.

g.- Realizar el análisis del trabajo considerando el aporte de la fotografía.

B.4.- OTROS MEDIOS DE FIJACIÓN

El proyecto de reforma del Código de Procedimiento Penal, contempla además una serie de medios de prueba no regulados expresamente, que permiten dar cuenta de lo sucedido en el lugar del hecho, tales como las películas cinematográficas, fotografías, fonografías, videograbaciones y otros sistemas de reproducción de la imagen y del sonido, versiones taquigráficas y, en general, cualquier medio apto para producir fe. El tribunal determinará la forma de su incorporación al procedimiento, adecuándola en lo posible al medio de prueba más análogo.

2.1.4.- LEVANTAMIENTO, EMBALAJE Y ROTULADO DE EVIDENCIAS.

Mientras se realiza la fijación de las evidencias físicas detectadas en el sitio de suceso, es importante que éstas se vayan levantando, embalando y rotulando de inmediato, a fin de diferenciarlas entre sí, y preservarlas, durante toda la cadena de custodia hasta la remisión al Tribunal respectivo.

A.- LA MANIPULACIÓN DE EVIDENCIAS EN GENERAL:

Con el objeto de preservar en óptimas condiciones la evidencia que ha sido recogida en el Sitio del suceso, es importante que el personal de Carabineros que realiza esta función, adopte las medidas básicas y necesarias para lograr tal objetivo, de acuerdo a como se detalla:

a.- Las evidencias deben manipularse lo menos posible, para evitar la alteración, contaminación o destrucción de las mismas.

b.- Tratándose de objetos susceptible de contener huellas dactilares, éstos se deben manipular, tomándolos de aquellos lugares, que por su naturaleza, no permiten soportar huellas papilares en condiciones de ser estudiadas con fines identificativos.

En el caso de un vaso por ejemplo; ha de tomarse del borde superior e inferior, utilizando los dedos pulgar e índice de la mano previamente enguantada, o bien desde sus paredes internas, introduciendo los dedos en el vaso.

En el caso de un trozo de vidrio, se tomará de los bordes y nunca de las caras planas.

En una botella, se asirá del extremo del gollete o se colocará extremo y base entre las manos.

c.- Cuando se deban recoger indicios pequeños, como proyectiles, pelos, fibras textiles, etc., en lo posible deberán emplearse los dedos de la mano, en atención a que la utilización de otros objetos (pinzas) pueden dañarlos por la presión que ejercen en el indicio.

d.- Los indicios recogidos se guardarán separadamente en frascos limpios o en sobres de papel, colocándole de inmediato el rotulado sobre el embalaje, indicándose el lugar donde se encontró y demás antecedentes que tiendan a su perfecta individualización.

e.- Se debe recolectar una cantidad generosa como muestra de cada una de las evidencias, pues parte de ellas se consumen en el análisis de laboratorio.

f.- En ocasiones se recolectan evidencias que requieren un parámetro conocido para su comparación y examen, como por ejemplo, la recolección de cabellos, que requiere muestras testigos de la víctima o del o los sospechosos.

g.- La evidencia debe ser tratada y embalada aisladamente, con el objeto de evitar contaminación, transmisión de material u otra alteración en la misma, que dificulte su análisis posterior.

h.- Lo más importante a considerar en la manipulación de evidencias, es la salud e integridad física del individuo, por lo que, para trabajar, deben considerarse aspectos tales como: peligros o riesgos, elementos de seguridad, condiciones del lugar de trabajo (demoliciones, incendios, derrames, fosas) y elementos con el que se esta trabajando (cadáveres, sustancias químicas, biológicas, etc.).

i.- Se debe tener presente que los riesgos de infección por agentes microbiológicos, se produce por inhalación, ingestión, contacto directo a través de la piel o mucosas erosionadas y/o sanas y a través de la conjuntiva.

j.- El riesgo de infección por animales se produce por inhalación de polvo contaminado con desechos de los animales o pelos, mordeduras, rasgaduras, etc.

k.- El riesgo de infección por agentes químicos se produce por ingestión, inhalación y/o contacto con la piel, tejidos, mucosas u ojos, de sustancias tóxicas, irritantes, corrosivas y/o nocivas.

l.- Por lo tanto, según sea la naturaleza del trabajo, se emplearán elementos protectores tales como anteojos protectores, mascarillas, máscaras antiputrefacción, guantes desechables, vestimentas y calzado adecuado, casco de seguridad.

B.- MANIPULACIÓN DE EVIDENCIAS EN PARTICULAR

B.1.- EVIDENCIAS DACTILOSCÓPICAS.

B.1.1.- CONCEPTOS PREVIOS:

a.- DACTILOGRAMA: Se denomina así, a la porción de la capa córnea del tejido epidérmico, obrante en la cara interna de la 3ª falange de los dígitos de la mano. Este puede ser clasificado en; “natural”, conjunto de crestas papilares y surcos interpapilares, obrantes en las yemas digitales, o en “artificial”, impresión, calco o estampado del dactilograma natural en un soporte.

A su vez, el dactilograma artificial se divide en tres grupos de crestas papilares, que en conjunto, permite discriminar entre una impresión apta con fines identificativos, de otro que no lo es. Estas regiones son:

a.1.- REGIÓN BASILAR: Esta comprendida por todo el sistema de líneas obrantes bajo el apéndice o cola descendente y prolongación de la misma.

a.2.- REGIÓN MARGINAL: Esta comprendida por todo el sistema de líneas existentes sobre el apéndice o cola y la rama ascendente o su prolongación.

a.3.- REGIÓN NUCLEAR: Esta comprendida por todas las líneas encerradas entre la rama ascendente y su prolongación imaginaria y de la rama descendente y su prolongación imaginaria.

Además, podemos encontrar, lo que se denomina DELTA, que es una figura triangular o en forma de trípode que puede asemejarse a la forma de la letra griega Delta. Esta se encuentra conformada por una rama ascendente, una rama descendente y un apéndice o cola, permitiendo, dichas líneas, dividir el dactilográma en las tres regiones ya citadas.

Ahora bien, las impresiones dactilares deberán ser encuadradas en base a un sistema dactiloscópico, basado en las siguientes normas “se tendrá en cuenta la presencia o no de delta; en caso afirmativo hay que averiguar en qué cantidad y en qué posición se encuentran, con relación al observador” y atento a ello, se fijó la denominación de los cuatro tipos patrones o tipos fundamentales de clasificación, a saber:

a.4.- ARCO: Todo dactilograma carente de delta.

'Investigación criminal'

a.5.- PRESILLA INTERNA: Todo dactilograma que posee uno, dos o más deltas a la derecha del observador.

'Investigación criminal'

a.6.- PRESILLA EXTERNA: Todo dactilograma que posee uno, dos o más deltas a la izquierda del observador.

'Investigación criminal'

a.7.- VERTICILO: Todo dactilograma que posee uno, dos o más deltas opuestos.

'Investigación criminal'

Por lo tanto, el carabinero enfrentado a una huella dactilar latente revelada, a una impresión dactilar, sea detectada en el sitio del suceso o mediante la toma de ella, deberá cerciorarse, que ésta presente las regiones básicas para su estudio con fines identificativos, es decir, que presente, por sobre todo, como condición indispensable, la región nuclear completa, es decir, toda la zona comprendida por los brazos de los deltas en caso de haberlos o en su defecto, la zona más central de la huella, luego, que presente la región basilar y marginal y por su puesto los deltas.

Confirmada la calidad de la huella, con fines identificativos, se procederá a su levantamiento, embalaje y rotulado, para su estudio comparativo posterior, apoyado por la Sección Laboratorio de Criminalística de Carabineros de Chile o por el Registro Civil e Identificación, de las diferentes localidades donde presten sus servicios.

B.1.2.- HUELLAS DACTILARES LATENTES.

Las huellas dactilares latentes son la reproducción involuntaria que deja la yema de los dedos en los diferentes soportes u objetos que se manipulan o tocan. Son sin duda, las huellas más difíciles de encontrar, por cuanto no se manifiestan al exterior. Las huellas dactilares latentes se hacen visibles con el propósito de ser preservadas, clasificadas y comparadas.

Para revelar una huella latente, se utilizan reactivos de gran adherencia a la humedad (hidroscópicos), como el carbonato de plomo (polvo color blanco)y el negro de humo (polvo color negro), los que se utilizan en contraste con el color del soporte.

En la mecánica de revelado de huellas dactilares latentes, lo primero que debemos considerar es el soporte, por lo tanto el Carabinero deberá, en la inspección ocular, detectar las superficies que son idóneas para contener una huella dactilar, para luego, sólo sobre esas superficies realizar el trabajo de búsqueda y revelado. Al respecto, debemos tener presente lo siguiente:

SOPORTE: Es toda superficie donde se encuentra una huella dactilar latente, el cual, para ser idóneo, debe cumplir con la particularidad de ser liso, impermeable y de un tamaño adecuado para contener un dactilograma (vidrios, maderas lacadas o pulidas, porcelana, etc.). Estos soportes los podemos clasificar en:

SOPORTE MOVIL: Son los objetos fáciles de transportar. (trozos de vidrio, vasos, botellas).

SOPORTES FIJOS: Son todos aquellos que no se pueden transportar, ya sea por su volumen, peso o tratarse de inmuebles. (ventanal, muebles de gran tamaño, etc).

Luego, siguiendo la mecánica anterior, usando un pincel de fibra de vidrio o pelo de camello, se espolvorea, sobre la superficie escogida, pequeñas cantidades de reactivo, deslizándolo suavemente en un solo sentido. Si se revela una huella, se procederá, con el mismo pincel, a eliminar por barrido suave, todo reactivo que se encuentre alrededor del dactilograma, incluso en los surcos interpapilares.

Finalmente, la huella revelada debe ser fijada fotográficamente, de lo general a lo particular (ubicación, del mueble donde fue hallada, en sitio del suceso), de lo particular al detalle (fijación de la superficie del mueble propiamente tal) y del detalle al mínimo detalle (acercamiento de la huella revelada).

a.- LEVANTAMIENTO:

- Levantamiento en soportes fijos

Para su levantamiento, se emplea el sistema del papel adhesivo transparente o con fondo que contraste con el color del polvo utilizado; la operación consiste en cortar un trozo de adhesivo, situándolo sobre la huella ya revelada, haciéndose presión sobre el adhesivo, con el objeto de lograr su completa extracción y evitar la presencia de partículas de aire entre la superficie y el scotch. Posteriormente, se procede a desprenderlo suavemente y finalmente se pega sobre un trozo de vidrio o plástico, con fondo que contraste con el polvo utilizado, quedando en condiciones de ser manipulada.

Una vez revelada la huella dactilar, se fijará por medio de cinta adhesiva adecuada, procediendo de la forma descrita precedentemente.

b.- EMBALAJE:

Una vez que el Carabinero investigador haya revelado y levantado huellas dactilares latentes, las procederá a depositar en un sobre de papel, bolsas de polietileno o cajas de vidrio.

Cuando se trate de soportes móviles, serán depositados con el mayor cuidado posible, a fin de evitar cualquier daño o roce; estos soportes no deberán estar expuestos a fricciones del material envolvente. Es un grave error envolver soportes que probablemente contengan huellas dactilares, tales como vidrios o vasos. El embalaje varía, dependiendo de las características de las evidencias y el ingenio del manipulador.

Así, los vidrios deberán ser depositados en cajas de madera o cartón, en posición vertical y sujetos con tarugos en los cuatro costados o extremos.

Las armas de fuego cortas y armas blancas, se depositarán en una tabla o cartón, fijados con cuerdas, haciéndolas pasar por orificios hechos en el mismo depósito.

Las botellas, jarros y similares, se colocarán con cuidado en una jaula, caja de madera o cartón, evidencias que se fijarán por los extremos, gollete y parte inferior.

c.- ROTULADO:

Se realiza sobre el contenedor de la evidencia, a fin de poder diferenciar una de otra y de evitar confusiones posteriores, debiendo contener los siguientes datos:

1.- Número de documento con que se relaciona.

2.- Lugar, fecha y hora que se recogió.

3.- Cantidad y tipo de evidencia levantada.

4.- Técnica empleada en la recogida.

5.- Rótulo de evidencia, el que deberá conservar desde este instante, hasta ser entregada al Tribunal respectivo.

6.- Grado y nombre de quien recogió la evidencia.

7.- Cualquier otro dato de interés.

d.- TRASLADO:

Los objetos que sea necesario trasladar para su estudio en laboratorio, a la Unidad Policial, o al Tribunal, serán trasladados lo más pronto posible y en condiciones de máxima seguridad, garantizando la integridad del embalaje y conservación de la evidencia. Los objetos serán transportados en condiciones de baja temperatura, evitando exponerlos al polvo, sol y lluvia.

B.1.3.- IMPRESIONES DACTILARES

Las huellas dactilares visibles, coloreadas, son aquellas que deja una persona cuando sus dedos se encuentran impregnados con sustancias de color (pintura, betún, tiza, sangre, etc.), al tocar o manipular objetos.

De igual manera, las huellas digitales visibles en relieve, son las que quedan al tomar objetos semi-blandos, como la cera, masilla, plasticina, etc. En estos casos se produce un verdadero molde de la huella dactilar.

a.- LEVANTAMIENTO:

En primer término, estas huellas deben ser fijadas fotográficamente, colocando una huincha milimétrica en la parte inferior de la huella.

Frente a este tipo de indicios, no se debe aplicar polvos reveladores de huellas dactilares latentes, debido a que la sustancia que hace visible la huella, absorbe completamente el polvo revelador, quedando un gran manchón del polvo aplicado.

- Levantamiento en soportes móviles:

Vidrios, herramientas, vasos etc. En estos casos el lavantamiento del soporte se debe realizar con cuidado, tomándolo de los costados y bordes, a fin de no destruir la huella dactilar.

- Levantamiento en soportes fijos:

Pared, caja fuerte, etc. En estos casos sólo se deberá fijar fotográficamente la huella en su tamaño real y posteriormente describirla, indicando su posición, ubicación, cantidad y características generales.

c.- EMBALAJE:

La evidencia se depositará en una caja, donde deberá quedar estático, sin roces ni fricciones, evitando de esta forma dañar o contaminar la huella.

d.- ROTULADO:

Debe contener la misma información ya vista anteriormente.

B.1.4.- HUELLAS DE HERRAMIENTA:

Este tipo de huellas suele encontrarse en los sitios del suceso donde el delincuente, con el objeto de forzar o descerrajar puertas, ventanas, etc., utiliza herramientas para hacer palanca, ejerciendo la presión necesaria hasta lograr ingresar a su interior y sustraer especies.

Las herramientas más utilizadas para estos fines son: el llamado diablito, formón, destornillador, lima y en fin todo tipo de fierros o herramientas.

Estos objetos al ser introducidos en los intersticios, dejan huellas o moldes con la forma o figura de las herramientas empleadas. Los soportes donde quedan con más frecuencia son: madera, pintura, plástico etc.

Se debe tener presente, que los lugares en donde se encuentren este tipo de huellas, son las vías de acceso.

a.- LEVANTAMIENTO:

- Levantamiento en soportes móviles:

Se procederá en primer término a fijar fotográficamente la huella. Luego, se debe levantar el soporte desde sus extremos. En este tipo de soportes no se deben utilizar pinzas, ya que podrían dejar marcas o señales similares a las de la herramienta empleada en el hecho.

- Levantamiento en soportes fijos:

En este tipo de soportes, el levantamiento se realiza por medio del modelado, empleando cualquier sustancia semi-blanda, como la plasticina, masilla, etc.

Con la plasticina se debe ejercer presión sobre la huella, hasta lograr introducirla en todos los detalle de la misma, la que será retirada posteriormente. Para evitar que la plasticina se pegue, se aplica agua o se pulveriza con cuarzo en polvo fino aplicado con atomizador.

b.- EMBALAJE:

El molde levantado, será depositado en una caja de cartón o madera, rodeada de algodón, a fin de evitar su destrucción con los movimientos o roces.

c.- ROTULADO:

Debe contener la misma información indicada anteriormente.

B.1.5.- HUELLAS DE PISADAS

Este tipo de huellas, suele encontrarse en lugares abiertos y en superficies como lodo, arena húmeda, nieve, pisos encerados, etc.

a.- LEVANTAMIENTO:

- Levantamiento en soportes móviles:

Se deben aplicar las técnicas ya indicadas.

- Levantamiento en soportes fijos:

El método mas utilizado es el molde de yeso. El procedimiento consiste en limpiar la huella, para luego, endurecer la superficie a fijar, esparciendo laca en spray, luego para evitar que el yeso se pegue, con un pincel fino, se aplica aceite de linaza o silicona.

A continuación, se enmarca el área donde se ubica la huella, por medio de estructuras metálicas o de madera, introduciéndola unos centímetros en la superficie fija. Seguidamente, se prepara la lechada de yeso, de tal firma que quede relativamente espesa y que pueda escurrirse con facilidad. Al aplicarse esta lechada sobre la huella, se tendrá la precaución de dejarla escurrir lentamente a muy baja altura, asegurándose que la huella quede cubierta en toda su magnitud.

Es recomendable que entre las capas de yeso, se pongan pequeñas rejillas metálicas o astillas de madera, para reforzar el molde, dejando transcurrir el tiempo necesario para su endurecimiento antes de ser retirado. Una vez formado el molde de yeso, se procede a desprenderlo de la superficie fija.

B.1.6.- HUELLAS DE VEHÍCULOS:

Son las encontradas en el sitio del suceso o en las proximidades, en los casos en que para cometer el delito, se haya usado como medio de transporte un vehículo.

Este estudio nos permite establecer la dirección del vehículo, tipo de neumáticos y condiciones de desgaste, diseño, si transitaba con o sin carga, siendo aptas para ello superficies tales como lodo, nieve, arena etc.

a.- LEVANTAMIENTO:

Para el levantamiento y embalaje de estas huellas, se procederá con la misma técnica utilizada en los moldes de pisada.

B.1.7.- TOMA DE IMPRESIONES DACTILARES EN PERSONAS VIVAS Y MUERTAS.

Este tema reviste gran importancia en el sistema dactiloscópico. De la nitidez con que se obtengan las impresiones dactilares, dependerá la correcta aplicación de la clasificación y subdivisión correspondiente y con ella la identidad del sujeto sospechoso de ser el autor del hecho. Es importante recordar, que por razones de seguridad personal, el funcionario que realice tal operación, debe hacerlo sin portar armamento.

Los elementos necesarios para la toma de impresiones digitales son los siguientes:

a) Una planchuela de metal bien pulida.

b) Un rodillo de caucho.

c) Tinta litográfica (de imprenta).

d) Una tablilla para apoyar las fichas en el acto de la toma de impresión.

e) Una ficha decadactilar.

En presencia de una persona que ha de ser identificada dactiloscópicamente, el Carabinero debe empezar por observar las manos. De esta primera operación deriva el procedimiento a seguir y las medidas a adoptar, para que las impresiones digitales que se obtengan sean nítidas. Son cuatro los casos que pueden presentarse luego de esta observación:

a.- Los dactilogramas en condiciones normales

En este caso, dactilográmas normales, sólo basta indicar al sujeto que se lave las manos antes de empezar a entintar los dedos. El lavado de las manos, tiene por objeto eliminar todo vestigio de transpiración que incida sobre la uniforme impresión y adhesión de la tinta.

b.- Los dactilogramas con callosidades

Este agente extraño conspira contra la nitidez de la impresión a tomar. Bastará pasar suavemente una piedra pómez con jabón sobre las durezas, hasta eliminarlas, para que previo lavado, sus dedos estén en condiciones de ser entintados.

c.- Los dactilogramas están afectados por estigmas profesionales

Hay que proceder en diversa forma: si se trata de obreros de la construcción, bastará frotar suavemente su epidermis con una piedra pómez, para que desaparezcan de sus dedos los desprendimientos de su piel; si son obreros industriales que trabajan con ácidos por ejemplo, su epidermis aparecerá tan gastada que sólo habrá que indicarles que laven sus manos evitando el uso de la piedra pómez o cepillo, porque terminarían por hacer desaparecer el escaso relieve que presentan sus crestas papilares. Acto seguido, se procede al entintamiento.

d.- Los dactilogramas presentan alteraciones de origen patológico

Es estos casos, hay que proceder de acuerdo con las características de la alteración, ya que no se puede eliminar, por medio de procedimientos manuales, lo que ha resistido al tratamiento terapéutico.

Así tenemos el caso de manos que exteriorizan afecciones hepáticas, con desprendimientos escamosos de la piel y abundante acuosidad; otras afectadas del mal de meleda, ostentando toda su superficie cubierta de cavernas que destruyen el dibujo papilar; otras muy raras por cierto, que traduciendo un mal desconocido se presentan enteramente cubiertas por una callosidad que elimina los detalles papilares y la sensibilidad táctil. En todos estos casos los resultados obtenidos dependen pura y exclusivamente, de la experiencia y habilidad del operador.

Seguidamente, continuando con el proceso de toma de impresiones digitales, el operador debe depositar una pequeña porción de tinta de imprenta sobre la planchuela de metal; luego, sujetando la planchuela con una mano y el rodillo con la otra, se procederá a esparcir uniformemente la tinta por toda la superficie de la primera, para lo cual, siempre se mantendrá la planchuela rodando sobre su eje, y el rodillo esparciendo la tinta en una sola dirección, de arriba hacia abajo.

Acto seguido, con la planchuela, se procede a entintar la tercera falange de los dedos de la persona a identificar, para lo cual, tomando primero su mano derecha y luego la izquierda, se empezará a entintar el dedo pulgar para continuar con los demás, uno a uno, tomándolos suavemente, pero dominándolos, para situarlos bajo la planchuela, a la que se le dará ligeros movimientos giratorios, que tendrán por finalidad teñir completamente y en forma pareja la yema del dedo, desde el pliegue interfalángico, hasta la proximidad de la uña por un lado, y desde el borde lateral izquierdo hasta el derecho, de la tercera falange, comprometiendo todo el dactilograma.

Posteriormente, el Carabinero procederá a doblar la ficha decadactilar por su parte media y sin mancharla, la apoyará sobre la tablilla, que sostiene en su mano izquierda, dejando a la vista los casilleros correspondientes a la mano de la persona a identificar.

A continuación, dando la espalda a la persona a identificar, con sus dedos pulgar y medio, el Carabinero procede a tomar el dedo pulgar de la mano derecha del primero, a la altura del segundo pliegue interfalángico, obteniendo de esta forma, el control de la movilidad de su mano. Acto seguido, procederá a tomar la impresión en el casillero correspondiente a la ficha, apoyando el dedo del sujeto, lateralmente, haciéndolo rodar hasta alcanzar el lado opuesto del mismo, teniendo el Carabinero, la precaución de presionar suavemente con su dedo índice, sobre la uña del individuo, asegurando de esta manera que en el proceso de rodado se impriman todas las líneas dactilares de la parte superior del dactilograma. Posteriormente, para efectuar la toma de la mano izquierda, el Carabinero se situará junto a la persona a identificar.

Para que la ficha decadactilar obtenida no se borronee, porque la tinta de impresión se halla fresca, sólo es esos casos, se le aplicará talco.

Cada vez que se confeccione una ficha decadactilar, es importante consignar, en una relación aparte, en especial cuando se trate de cadáveres o personas vivas sin portar su cédula de identidad, los siguientes datos: fecha y lugar en que se efectuó el levantamiento, sexo, edad aproximada, nombre número de cédula de identidad, fecha de nacimiento y nombre de los padres cuando corresponda, Nº de Parte con que la Unidad Policial informó al Tribunal, Nº de Oficio con que la Unidad Policial remitió el cadáver al Servicio Médico Legal.

B.1.8.- PROCEDIMIENTOS DIRECTOS PARA LA TOMA DE IMPRESIONES DIGITALES A CADÁVERES.

Son todas aquellas acciones que debería practicar el Carabinero, directamente sobre aquellos cuerpos de personas que murieron por causas naturales, por vejez, ataque cardíaco, accidentes, etc., y hasta cierto tiempo prudencial después de que ocurrió el deceso.

Este procedimiento consiste en la limpieza e higiene de los pulpejos digitales, entintado específico de ellos y la toma de las impresiones. En esta oportunidad se rodará la tablilla con la ficha decadactilar y no el dedo del occiso.

Cuando el cadáver por ciertas circunstancias especiales ha adquirido cierta rigidez, se practicará masajes en las zonas a estampar, lográndose así devolver la elasticidad normal de las mismas.

B.1.9.- PROCEDIMIENTOS INDIRECTOS PARA LA

TOMA DE IMPRESIONES DIGITALES A CADÁVERES

Son todas aquellas acciones de carácter mecánico, físico o químico que se aplican sobre cualquier cadáver, con la finalidad de identificarlos.

Mayormente se efectúa en cadáveres de ahogados, quemados parcialmente y cuerpos putrefactos.

Cuando la muerte es por inmersión o ahogamiento, se verá que los dígitos de manos y pues presentarán grandes rugosidades que dificultan la obtención normal de las impresiones digitales, para subsanar estos hechos se procederá a inyectar parafina líquida o aire, por medio de una aguja hipotérmica, en la zona afectada y por debajo de las uñas.

Si los dígitos del ahogado estuvieran muy dañados por la acción del choque sobre rocas o mordeduras de peces, es decir, que se observe una destrucción total del tejido epidérmico de los dígitos, se procederá a tomar las impresiones directamente desde el tejido dérmico, ya que su conformación es igual al anterior, pero con la precaución de efectuar un tenue secado de la zona, previo al minucioso entintamiento, a fin de evitar el empastamiento y la falta de nitidez, ya que la dermis presenta muy poco relieve.

Por otra parte, si el cadáver presentara los dígitos con desgaste mayor al normal, sea por razones de trabajo, producto de agentes corrosivos p momificación, se procederá al procedimiento especial de extracción de dedales.

B.2.- EVIDENCIAS DE ORIGEN BALÍSTICO.

Las armas y sus municiones constituyen un indicio físico que puede conducir al esclarecimiento de un hecho criminal, que por sus consecuencias suelen ser graves y por tanto, concitar el interés público.

B.2.1.- CONCEPTOS BASICOS:

Balística: Es la ciencia que estudia el movimiento de los proyectiles disparados por las armas de fuego, sus trayectorias y los efectos que producen.

Arma de fuego: Es toda máquina o instrumento que utiliza para la proyección de una cuerpo (proyectil) al espacio, la presión de los gases resultantes de la combustión de la pólvora contenida en el cartucho o vaina.

Proyectil: Todo objeto que se proyecta o arroja al espacio.

Vaina: Cápsula en la cual va superpuesto el proyectil, y en cuyo interior va contenida la carga de proyección y el fulminante.

Impacto: Choque de un proyectil contra una determinada superficie.

B.2.2.- TRABAJO EN EL SITIO DEL SUCESO BALÍSTICO:

Recordemos que en este momento ya hemos fijado las evidencias detectadas en la inspección ocular, conforme a las técnicas ya revisadas, por lo tanto ahora cabe levantarlas, embalarlas y rotularlas. Estas evidencias podrán ser:

ð Armas.

ð Vainas y proyectiles.

ð Impactos de proyectil.

ð Rebotes de proyectil.

ð Residuos nitrados en las ropas o zona de impacto.

a.- ARMAS DE FUEGO:

a.1- LEVANTAMIENTO:

Para proceder al levantamiento del arma de fuego, es necesario tomarla por las tapas de la empuñadura o del arco guardamonte a fin de evitar dañar los indicios que en ella pudiesen existir. Recordemos que un soporte puede contener huellas dactilares cuando es apto en calidad (liso) como en tamaño.

En este momento se debe verificar, si el arma de fuego presenta cartuchos en su recámara o en los respectivos alveolos del cilindro, de existir éstos, deben ser retirados haciéndolo presente en el Informe Pericial.

a.2.- EMBALAJE:

Levantada el arma se debe embalar cuidando de colocarla en una caja u otro envase donde quede inmovilizada para evitar dañar o contaminar las evidencias que pudiesen existir. El arma deberá quedar sujeta por aquellas partes que no sean apropiadas para contener impresiones dactilares, u otras evidencias como manchas de sangre, semen, etc.

a.3.- ROTULADO:

Terminado el embalaje deberá colocarse en forma clara y en lugar visible, una etiqueta que contenga datos tales como:

1.- Número de documento con que se relaciona.

2.- Lugar, fecha y hora que se recogió.

3.- Cantidad y tipo de evidencia levantada.

4.- Técnica empleada en la recogida.

5.- Rótulo de evidencia, el que deberá conservar desde este instante, hasta ser entregada al Tribunal respectivo.

6.- Grado y nombre de quien recogió la evidencia.

7.- Cualquier otro dato de interés.

b.- VAINAS:

b.1.- LEVANTAMIENTO:

Deben ser levantadas utilizando para ello la yema de los dedos previamente enguantados, pinzas de madera o metálicas con sus puntas recubiertas con algodón o bien con algún tipo de cinta adhesiva.

La sujeción de las vainas debe hacerse por su cuerpo, protegiendo la zonas del culote de la misma, donde podemos encontrar las señales dejadas por la aguja percutora del arma de fuego que la percutió, lo que nos permitirá identificar dicha arma.

Por tratarse de un cilindro, de un tamaño reducido, normalmente no es factible encontrar en ellas, huellas dactilares útiles con fines de identificación. Sin embargo, se deben conservar otros rastros, como manchas de sangre por ejemplo.

b.2.- EMBALAGE:

Las vainas deben ser colocadas en cajas, frascos u otros envases limpios, rellenos con algodón, espuma, lana u otra sustancia similar, con el fin de evitar deformaciones, alteraciones o contaminaciones.

b.3.- ROTULADO:

Los envases que contengan las evidencias deberán ser rotulados, instalándoles en un lugar visible una etiqueta que contenga la información ya señalada para las armas.

c) LOS PROYECTILES:

c.1.- LEVANTAMIENTO:

Con los proyectiles que se encuentren entre las vestimentas del occiso o sobre el piso del lugar, se procederá conforme al levantamiento de vainas, teniendo presente que debemos proteger su cuerpo, ya que es en esa zona del proyectil, donde encontraremos las microestriaciones (campos y macizos), dejadas por el cañón del arma de fuego que los disparó y que nos permiten establecer identidad de armas.

De igual manera, podemos encontrar los proyectiles incrustados en una superficie (pared, muebles) para lo cual se procederá a extraer el proyectil rompiendo los alrededores del soporte, sin tocar el proyectil para evitar cualquier daño. De igual manera, los restos adheridos al proyectil, deben ser retirados procurando no dañar la evidencia.

c.2.- EMBALAGE:

Los proyectiles se deben embalar de igual forma que las vainas.

c.3.- ROTULADO:

Se procede al igual que con las vainas.

d) IMPACTOS Y REBOTES DE PROYECTIL

Serán localizados en paredes, vehículos, muebles u otros objetos. En cada uno de ellos el Carabineros deberá rotularlos (tiza, papel, plumón) para fijarlos fotográficamente y planimétricamente.

Del estudio de ambos, es posible establecer las trayectorias descritas por los proyectiles, para lo cual, es conveniente utilizar una lienza, la que proyectada en el espacio, permitirá reproducir la trayectoria seguida por el proyectil.

e.- RESIDUOS NITRADOS EN ROPAS

El estudio de las prendas de vestir que portaba la víctima, puede ser de gran interés, ya que puede indicar mediante análisis químicos, la distancia de disparo, la trayectoria y el tipo de proyectil.

e.1.- LEVANTAMIENTO:

Se debe realizar utilizando guantes, a fin de evitar contaminaciones; tanto de la evidencia, como del operador.

Si se hace necesario rasgar la prenda, se hará de manera tal, que no se dañen los orificios o huellas útiles de estudiar (rasgaduras, cortes).

En caso que las prendas se encuentren húmedas, (sangre, orina, etc.), se dejarán secar al aire libre, sin exponerlas directamente al sol ni aplicar temperatura (calefactor, secador de pelo, etc.). Una vez seca la ropa podrá ser embalada.

e.2.- EMBALAJE:

Se realizará colocando cada prenda, por separado, en una bolsa de papel.

e.3.- ROTULADO:

De la misma forma que los casos anteriores.

B.3.- EVIDENCIAS DEL TIPO DOCUMENTAL:

B.3.1.- CONCEPTOS BÁSICOS:

Documentología: Es el estudio o investigación técnico-científico del orden físico, tendiente a establecer, la autenticidad sobre las falsificaciones y adulteraciones de documentación manuscrita, mecanografiada e impresa.

Grafística: Es el conjunto de estudios y conocimientos que se refieren a la escritura y documentos, incluidos sus soportes.

Manuscritos: Todo lo realizado manualmente por una persona mediante la utilización de un útil de escritura (textos, firmas, guarismos).

Impresos: Todo lo que se realiza por medio de procedimientos mecánicos, (máquina de escribir, imprenta, etc.).

Análisis Grafonómico: Es el que se dedica al estudio de los grafismos o caracteres, es decir, considera exclusivamente los elementos constitutivos de la escritura.

Análisis Grafocrítico: Es aquel que se dedica al estudio de todo lo referente a falsificaciones y alteraciones de documentos.

Análisis Grafológico: Es aquel que se dedica al estudio del carácter y temperamento de las personas, a través de un examen psicológico de su escritura.

B.3.2.- PRINCIPIO RELATIVO A LA DOCUMENTACIÓN DUBITADA:

a.- La documentación dubitada debe ser original, es decir, no es posible concluir en forma taxativa sobre el análisis realizado a fotocopias o fotografías del documento en estudio, por el contrario sólo será posible evacuar un informe orientativo de lo que observa, ya que una fotografía puede ser retocada y una fotocopia es una reproducción que puede presentar múltiples alteraciones en relación al documento original.

B.3.3.- PRINCIPIOS RELATIVOS A LA DOCUMENTACIÓN INDUBITADA:

a.- Debe ser anterior y contemporánea a la documentación dubitada.

b.- Los cuerpos de escritura deben estar realizados fuera del juicio o investigación que se practica.

c.- Los cuerpos de escritura realizados con motivo de la investigación, como único elemento de comparación, no son completamente idóneos, por cuanto el nerviosismo que la investigación origina en quien escribe, puede crear una intención premeditada por desfigurar su grafismo, lo cual puede llevar al perito a cometer errores de apreciación.

B.3.4.- PRINCIPIOS RELATIVOS AL ESTUDIO Y DEMOSTRACIÓN:

a.- No se puede comparar textos manuscritos con firmas y viceversa, salvo casos de excepción, en los cuales, ambos presenten un mismo formato.

b.- No se puede afirmar nada que no sea susceptible de ser demostrado, como por ejemplo por medio de una fotografía.

B.3.5.- PRINCIPALES FUNCIONES

a.- Comparación o cotejo de dos o más manuscritos con el fin de establecer las características gráficas de una persona determinada.

b.- Determinar la autenticidad o falsedad de firmas y rúbricas.

c.- Determinar si los sellos, timbres y/o firmas que garantizan un escrito, son auténticos o falsos.

d.- Analizar el origen de textos mecanografiados, a fin de establecer si han sido elaborados en una misma máquina.

e.- Determinar la autenticidad del papel moneda nacional o extranjero.

f.- Comprobar alteraciones de cheques y otros documentos afines, estableciendo su origen y naturaleza.

g.- Verificar autenticidad, falsedad o adulteración de documentos de identificación tales como, Cédulas de Identidad, Pasaportes, Licencias de Conducir, Registro de Vehículos, etc.

h.- Determinación de rasgos generales de la personalidad, a partir del análisis grafológico del trazado de manuscritos.

3.3.6.- PROCEDIMIENTO A ADOPTAR EN EL SITIO DEL SUCESO:

Todo funcionario que actúe en el Sitio del suceso como Investigador, deberá ceñirse a las siguientes normas:

A.- DOCUMENTOS MANUSCRITOS

Frente a cualquier tipo de papel encontrado en el sitio del suceso que presente señas, nombres, firmas, números de teléfono, texto con amenazas, anónimos, confidencias, instructivos o que se le adjudique alguna participación fraudulenta, realizados por una persona mediante la utilización de un útil de escritura sobre un soporte base, el Carabinero Investigador deberá proteger el documento, es decir, evitar todo tipo de manipulación, fijándolo mediante la fotografía general y particular, y/o la descripción escrita y croquis del lugar, si estuviese a su alcance.

a.1.- LEVANTAMIENTO:

Se debe tener presente que el levantamiento es parte del embalaje, es decir, que de ser posible, una vez retirada la evidencia del Sitio del suceso, se debe proceder directamente a su embalaje, sin que existan contenedores temporales.

a.2.- EMBALAJE:

Para el embalaje, el o los trozos de papel dubitados, deben ser tomado por uno de sus extremos mediante la utilización de pinzas de madera, pinzas metálicas normales de depilar con sus puntas cubiertas con una tela adhesiva o en último caso un par de lápices dispuestos en forma de pinzas, evitando así que desaparezcan las posibles huellas dactilares, rastros o indicios existentes en el soporte a estudiar.

Los documentos remitidos deberán ser los originales, debiendo realizarse el embalaje en un sobre sin uso, del tamaño del documento, con el fin de que no se produzcan dobleces ni otras alteraciones de tipo mecánico, procurando que el traslado se haga, en lo posible, en forma personal, evitando así todo deterioro de las evidencias.

En el caso de existir posibles huellas dactilares latentes en el soporte que se desea estudiar, la remisión deberá ser realizada en una caja de cartón limpia, de mayor tamaño que el documento (tanto de ancho, como de largo y alto), con el fin de que la superficie a analizar no sea tocada por las tapas de dicho contenedor, evitando así el deterioro de ésta.

a.3.- ROTULADO:

El rotulado se efectúa sobre el contenedor de las evidencias del indicio en cuestión. Dicho rotulado deber realizarse, en todos los casos, separando un indicio de otro, es decir individualizándolos y adjuntándoles una etiqueta en la que se mencione lo siguiente:

1.- Número de documento con que se relaciona.

2.- Lugar, fecha y hora que se recogió.

3.- Cantidad y tipo de evidencia levantada.

4.- Técnica empleada en la recogida.

5.- Rótulo de evidencia, el que deberá conservar desde este instante, hasta ser entregada al Tribunal respectivo.

6.- Grado y nombre de quien recogió la evidencia.

7.- Cualquier otro dato de interés.

a.5.- TOMA DE MUESTRAS CALIGRÁFICAS:

Debemos recordar que el estudio documental es eminentemente comparativo, por lo que, resulta indispensable contar con muestras testigo de posibles sospechosos de ser el o los autores de un texto manuscrito o firma dubitada.

El lugar donde se efectúe la muestra caligráfica podrá ser en la Unidad Policial, u otro que ofrezca las comodidades necesaria ( silla y mesa).

El papel y el útil de escritura, en lo posible deben ser de la misma clase que aquellos con los que se confeccionó el documento dudoso.

Las muestras caligráficas deben ser abundantes, diez o más hojas de oficio, procurando confeccionar párrafos, donde las palabras del texto dudoso, aparezcan intercaladas.

Para la confección de la muestra caligráfica bastará con las instrucciones impartidas al ejecutante, en ningún caso se ha de mostrar el texto dubitado.

La prueba se hará sentado. El dictado será reproducido por el ejecutante en forma espontánea con su forma normal de escribir. Luego, conforme sea necesario, se modificaran esos caracteres, es decir, si el texto dudoso esta escrito con letra imprenta mayúscula, o mediante combinaciones de mayúscula con minúsculas, etc., la prueba deberá contemplar esa forma de escribir.

Tratándose de firmas dubitadas, además de las muestras caligráficas, se recomienda obtener fotocopia de la Cédula de Identidad del sospechoso, a fin de verificar la autenticidad de las firmas diagramadas en las muestras. Se procederá de la forma indicada en el párrafo anterior, cuando el diagramado de la firma presente caracteres (nombres o apellidos).

B.- DOCUMENTOS MECANOGRAFIADOS

La identidad de escrituras mecanográficas se obtiene a base de un cúmulo de coincidencias, en la imagen gráfica que reproducen los tipos impresores respectivos.

En las máquinas de impulso mecánico, los tipos van sujetos a una palanca, cuyo conjunto consta de numerosas piezas de un mismo formato y paso mecánico. Así cualquier defecto de fabricación o de uso; montaje, torsión, desgaste, fracturas, desplazamiento, contragolpes, etc., van a intervenir en la grafía del carácter, que el dactilógrafo impulsa. Por lo que podemos afirmar, que cuando dos escritos obtenidos en una máquina de escribir, son próximos en el tiempo, y la máquina no ha sufrido golpes, deterioros o reparaciones, los caracteres aparecen en cada uno de los documentos en forma idéntica.

b.1.- LEVANTAMIENTO, EMBALAJE Y ROTULADO:

Se procede de la misma forma ya indicada, para los documentos manuscritos.

b.3.- MUESTRAS TESTIGO:

Se deben localizar las máquinas sospechosas de haber sido la utilizadas para confeccionar el documento dubitado.

Para confeccionar las muestras indubitadas, se debe emplear un papel similar al dubitado e incluso se deben obtener muestras mediante calco si los dudosos son así. El texto dubitado deberá ser reproducido íntegramente, procurando mantener la misma sangría, interlineado, distribución de párrafos, es decir, una reproducción idéntica.

C) DOCUMENTOS IMPRESOS:

Son todos aquellos cuya emisión está reservada al Estado, a través de sus organismos especializados. Estos documentos son todos los oficiales, de comercio, de identidad, papel moneda y cualquier otro de uso público.

Cabe hacer presente que para el estudio de estos documentos, es indispensable obtener muestras originales, con los cuales efectuar las comparaciones.

c.1.- MEDIDAS DE SEGURIDAD PRESENTES EN EL PAPEL MONEDA NACIONAL

c.1.1.- Contrastes de seguridad comunes a todos los billetes.

a.- EN EL PAPEL:

a.1.- Características Físicas: Deben reúnen las características mínimas en cuanto al acabado y resistencia a la tracción, desgarramiento, reventado y plegado, lo que permite que a la simple manipulación prolongada no se deteriore.

a.2.- Blanqueante óptico: Los documentos originales se encuentran exentos de éste elemento.

La mayoría de los papeles de uso comercial, llevan incorporado a su estructura blanqueante óptico, lo que provoca que éstos al ser sometidos a iluminación diascópica o episcópica, dentro del campo de la luz ultravioleta (U.V.), modifican su tonalidad cambiando del opaco al blanco brillante, lo cual no sucede con el papel moneda auténtico, permaneciendo éstos siempre opacos.

a.3.- Fibras fluorescentes: Los billetes originales presentan una serie de fibras de material sintético incoloras a simple vista, las cuales al ser sometidas a irradiaciones con iluminación ultravioleta U.V., adquieren un color amarillo o azul brillante.

a.4.- Disco luminiscente: En el reverso del billete, existe un dispositivo de seguridad del tipo reactivo, el cual consiste en un disco luminiscente de un diámetro aproximado de 20 mm., realizado con una tinta simpática, es decir, sólo es visible al ser irradiado en una longitud de onda en el espectro del ultravioleta.

a.5.- Marca al agua: Contraste de seguridad más conocido, éste consiste en grabar una figura en la masa del papel por medio de variaciones de grosor efectuadas durante su fase de fabricación y que es visible al trasluz por los claroscuros que se producen. Cabe destacar que la figura de la filigrana coincide con el personaje que se muestra en el anverso del billete, salvo tratándose del billete de quinientos pesos en que la primera corresponde a Diego Portales y la segunda a Pedro De Valdivia.

En los billetes dubitados, es frecuente ver un dibujo, realizado con tinta blanca, con lo que se pretende simular la filigrana. Dicho dibujo por haber sido realizado con tinta blanca sobre un fondo blanco, dificulta su percepción a simple vista, pero al ser puesto el billete a trasluz aparenta los claroscuros de una filigrana, aunque de menor calidad formal.

b.- EN LOS SISTEMAS DE IMPRESION:

Los billetes nacionales originales presentan como base tres sistemas de impresión diferentes:

b.1.- TIPOGRAFICO: Para la estampación de todos los caracteres y guarismos correspondientes al número de serie. Se caracteriza por la nitidez de sus contornos, acumulación de tinta en sus bordes y en ocasiones un ligero hundimiento del papel.

b.2.- CALCOGRÁFICO: Para toda la diagramación de figuras, caracteres y guarismos del billete. Se caracteriza por el relieve existente sobre la superficie del papel receptor, perceptible al tacto.

b.3.- OFF-SET: Para toda la diagramación del fondo del billete. La impresión resultante no ofrece ninguna clase de relieve y el dibujo aparece

c.- HILO DE SEGURIDAD MICROIMPRESO:

El papel moneneda original presenta en el área central una fibra transparente inserta verticalmente en la estructura del papel, visible solamente a trasluz. Dicha fibra correspondía a una cinta plástica transparente la cual presenta la inscripción "BANCO CENTRAL DE CHILE" microimpresa. En la actualidad este hilo de seguridad corresponde a una cinta metálica de aluminio que se hace visible a simple vista en forma intermitente en la estructura del papel y que contiene microcaracteres que determinan la inscripción “DIEZ MIL”, por ejemplo, que se repite en forma continua a lo largo de toda ella.

c.1. 2.- Contrastes de seguridad específicos de algunos billetes:

a.- Motivo de coincidencia: En los billetes de $ 1.000, $ 2.000, $ 10.000 y $ 20.000, se aprecia este motivo, que representa una figura distinta en cada uno de ellos, pero cuya característica primordial en todos, es apreciar a trasluz un calce anverso reverso perfecto, complementándose ambas caras, para observar la figura completa.

b.- Franja iridiscente: Corresponde a una banda ubicada a la izquierda del eje central del anverso del billete de $ 20.000, desplegando una tonalidad ligeramente azulada de reflexión selecta, que provoca visos cambiantes al modificar la presión del billete y repite "20000" en toda su extensión.

c.- Marca para no videntes: Elemento ubicado en el anverso, en el costado izquierdo de la franja no impresa de la marca de agua, tanto en el billete de $ 20.000 como de $ 2.000. Consiste un una circunferencia y un rombo respectivamente, con suficiente grosor y profundidad para ser detectada al tacto.

d.- Microimpresión: Presente en los billetes de $2.000 y $ 20.000, correspondiente a una zona de textos de una altura máxima de 0,35 mm, con leyendas "Banco Central de Chile" en positivo y el monto del billete en franja oscura con texto negativo.

e.- Efecto óptico variable: Situado al costado derecho superior del billete de $ 20.000, en donde la cifra "20" despliega un efecto de color ópticamente variable, de manera que su tonalidad se modifica al variar la posición del billete.

f.- Imagen latente: Elemento ubicado en el anverso inferior derecho y superior del mismo costado, en los billetes de $ 20.000 y $ 2.000 respectivamente, al interior de un rosetón. Conformada por un juego de líneas formando las letras B y C, visibles según el ángulo del observador.

g.- Caracteres impresos con tinta magnética: Las firmas en el billete de $ 20.000 están impresas con esta tinta.

h.- Serie y Número: Ambos despliegan luminiscencia bajo luz ultravioleta en el billete de $ 20.000.

C.2.- CEDULA NACIONAL DE IDENTIDAD

C.2.1.- Características de seguridad de la Cédula Nacional de Identidad.

a.- La Cédula de Identidad chilena está confeccionada en un papel de seguridad cuyo fondo, a modo de filigranas continuas, cambia gradualmente de colores para dificultar su reproducción.

b.- La información impresa en él (fotografía, Nº de R.U.T., nombres e inscripción) está dispuesta de forma que no cubre esta filigrana.

c.- Al observar la Cédula bajo luz ultravioleta, aparecerá la imagen lineal de la bandera chilena sobre la fotografía.

d.- Las impresiones de las viñetas están realizadas en tinta fugitiva la cual, en caso de abrir la Cédula, reacciona ante borradores químicos manchándola con un color violáceo.

e.- La Cédula tiene una cubierta de plástico transparente con un sello en sobre relieve que se ubica sobre la foto como medallón.

f.- Al exponer el anverso del documento ante un filtro de color rojo, en la zona de los copihues rosados, situados en la parte inferior derecha del mismo, se debe leer la palabra "CHILE", y en su costado opuesto (inferior costado izquierdo), debe desaparecer tal leyenda.

C.2.2.- Adulteraciones más comunes.

a.- Abrir la Cédula y cambiar parte o toda la información pegando partes de otras cédulas, lo que no es perceptible a primera vista, pero si es posible observarlo a trasluz.

b.- cambiar la foto de la Cédula de Identidad usando la misma técnica de cortado y pegado, plastificandola nuevamente.

c.- Imprimir o dibujar textos sobre la Cédula usando la misma tipografía, lo que se percibe claramente ya que, este nuevo texto tapa la filigrana de seguridad.

d.- Adulterar la firma con otras tintas, borrando parte o la totalidad de ella.

c.3.- LEVANTAMIENTO, EMBALAJE Y ROTULADO:

Se debe efectuar en los mismos términos señalados para los documentos manuscritos.

Cabe hacer presente que para el estudio de estos documentos, es indispensable obtener muestras originales, con los cuales efectuar las comparaciones.

B.4.- EVIDENCIAS DE ORIGEN QUIMICO

Ocurrido un delito, suelen quedar en el sitio del suceso, una cantidad variable de evidencias (manchas de sangre, de semen, pelos, drogas, partículas de pólvora, etc.) que analizadas químicamente, pueden otorgar una valiosa información para el esclarecimiento de una hecho delictivo.

Particularmente en el trabajo con estas evidencias, por razones de protección personal, es fundamental que el operador, cumpla con una serie de normas de bioseguridad, tales como trabajar con guantes, guardapolvos, uso de mascarillas y lentes de protección, etc.

B.4.1..- MANCHAS DE SANGRE.

Las manchas pueden hallarse en la víctima, en sus ropas, en el piso, sobre alfombras o cortinajes, en muebles, en armas, etc.

En ocasiones las manchas se encuentran fácilmente, por su color rojo brillante propio de sangre fresca, y su forma, salpicadura, charcos, regueros por escurrimiento, por contacto, impregnadas en tejidos. Otras veces se dificulta su detección, especialmente, cuando se ha intentado removerlas mediante lavado o debido a la naturaleza y color de la superficie en la cual se hallan: por ejemplo, manchas sobre paredes empapeladas o pintadas con colores oscuros.

Tan pronto se ubica una posible mancha de sangre, debe efectuarse una descripción de su color, forma, posición, dirección de las salpicaduras, altura estimada de la caída, cantidad encontrada, etc., la que será complementa con fijaciones fotográficas de detalle.

a.- LEVANTAMIENTO Y EMBALAJE:

a.1.- Sangre líquida.

La sangre líquida, no coagulada, se levantará con una jeringa desechable sin aguja o con gotario, mediante una manipulación suave, tanto para levantarla desde el sitio del suceso, como para embalarla en un tubo de ensayo, procurando, en este último caso, que la sangre se deslice por las paredes del tubo. Finalmente el tubo se debe sellar convenientemente para evitar derrames del contenido y la contaminación del mismo.

Otra forma de levantar la sangre líquida, es colocando sobre la mancha, un trozo de tela limpia, preferentemente de algodón, sujeto mediante una pinza. Una vez saturado el género, se deposita en una cápsula de petri, sin tapar para permitir que el género se seque. Luego de lo cual, se debe sellar adecuadamente.

Todo objeto transportable que presente manchas sospechosas de sangre, deberán ser levantadas tal cual. Sin duda este es el mejor método de levantar la evidencia, ya que sufre el mínimo de manipulación. Los objetos, una vez secos, serán depositados en sobres de papel, por separado.

Si las manchas están secas, sobre los objetos que no pueden ser trasladados, la sangre será raspada con una hoja de afeitar, escarpelo o bisturí, sobre un trozo de papel filtro limpio. El papel se pliega en forma de minimizar la pérdida de sangre. El papel plegado se marca y se coloca en un sobre adecuadamente rotulado.

En otros casos, si el material es parcialmente absorbente y la mancha no puede rasparse, se debe recoger aplicando sobre la misma, un trozo de papel filtro humedecido con solución fisiológica, comprimiéndolo sobre la zona manchada. Una vez recogida la muestra, se coloca con una pinza en un tubo de ensayo limpio y seco o en una cápsula de petri, dejandolo secar antes de embalar. Cabe hacer presente, que para obtener resultados adecuados, la muestra levantada debe ser concentrada, es decir, se debe lograr una coloración rojiza intensa, bastando sólo un pequeño sector del papel filtro a utilizar.

En otros casos, cuando el soporte no pueda ser transportado, y su naturaleza lo permita (telón, tapiz), se podrá recortar la zona manchada, procurando que el corte abarque un área mayor que la propia mancha, para evitar contaminaciones.

Se debe levantar en toda circunstancia, una muestra testigo del soporte en que fue hallada la macha, aplicando el mismo procedimiento de recolección, sobre una zona no manchada y distante del soporte.

Debe tenerse en cuenta que, cuando se recolectan varias muestras de sangre, pudiendo corresponder a diferentes orígenes, como es el caso de una riña, éstas deberán colocarse en distintos contenedores debidamente rotulados.

En aquellos casos en que la sangre se encuentre sobre la tierra o suelo, para su levantamiento y traslado se debe extraer el trozo cuadrado en el cual se encuentra, para ser posteriormente procesado y estudiado en el laboratorio.

b.- ROTULADO:

Este deberá contener la siguiente información:

1.- Número de documento con que se relaciona.

2.- Lugar, fecha y hora que se recogió.

3.- Cantidad y tipo de evidencia levantada.

4.- Técnica empleada en la recogida.

5.- Rótulo de evidencia, el que deberá conservar desde este instante, hasta ser entregada al Tribunal respectivo.

6.- Grado y nombre de quien recogió la evidencia.

7.- Cualquier otro dato de interés.

B.4.2.- RESIDUOS PROVENIENTES DE LA DEFLAGRACIÓN DE LA PÓLVORA:

El análisis químico se efectúa sobre las partículas finamente divididas que han quedado depositadas en el interior de un arma, en las ropas o en la superficie corporal. Estas partículas son fácilmente desprendibles por manipulación excesiva o inadecuada de las muestras (golpes, caídas, cortes, introducción de objetos en los orificios, etc.).

a.- LEVANTAMIENTO Y EMBALAJE:

Las armas de fuego serán recogidas cuidadosamente y puestas en el interior de una caja especial para el transporte, o bien dentro de bolsas de polietileno o de papel, en forma separada. No se deben introducir elementos tales como papel o lápices, en el cañón o recámaras pues pueden arrastrar partículas necesarias para el análisis.

Los objetos transportables que presenten zonas de impacto de proyectiles, serán depositados cuidadosamente en bolsas de polietileno o sobres de papel, en forma separada.

Las zonas de impacto de proyectiles en soportes no transportables (paredes, muebles, etc.), serán cuidadosamente extraídas y colocadas en bolsas de papel. Se tendrá precaución de extraer también, una zona totalmente alejada del impacto, como muestra testigo, para ser analizadas con el instrumental especializado.

Las prendas de vestir que presenten zonas de impacto de proyectil, deberán ser cuidadosamente retiradas del cuerpo. Si las prendas están húmedas, deben ser secadas a temperatura ambiente, evitando manipulaciones excesivas. Una vez secas, serán colocadas en bolsas de papel y en forma separada, con toda la precaución de manera tal que los impactos queden protegidos ya sea de los pliegues al doblar la prenda, como de zonas de roce.

b.- ROTULADO:

Se debe consignar la misma información señalada anteriormente.

B.4.3.- MANCHAS DE SEMEN:

Las manchas de semen o sospechosas de contener este fluido, se presentan en los más diversos soportes, entre los cuales destacan las prendas de vestir tanto de la víctima como del victimario, en la cama, alfombras, tapiz de vehículos, elementos de limpieza posterior, como también, las prendas usadas inmediatamente después de la violación, pues a veces la víctima se cambia de ropa y pueden perderse fluidos propios del ataque sexual.

Sobre materiales absorventes las manchas de semen presentan un color grisáceo que se hace amarillento con el tiempo. Si a su vez, el material es flexible (telas), el semen adquiere una consistencia apergaminada al tacto. Sobre soportes no absorbente en cambio, el semen al secarse deja un depósito característico, constituido por una película o escamas brillosas.

Bajo la acción de la luz ultravioleta, las manchas de semen presentan una fluorescencia amarilla, que si bien no es específica, constituye un recurso útil para localizarlas en el sitio del suceso.

a.- LEVANTAMIENTO Y EMBALAJE:

Las prendas deben colocarse en bolsas de papel, en forma separada. Si se encuentran húmedas, deben secarse a la temperatura ambiente; en ningún caso usar calor.

En otras oportunidades, se solicita el análisis de exudados vaginales o rectales de la víctima y de tórulas con esos mismos materiales extraídos por médicos legistas o forenses. Estas muestras deben ser colocadas en tubos de ensayo convenientemente sellados y estériles (para evitar putrefacción y contaminación bacteriana).

Si las machas se encuentran sobre soportes no transportables (colchones, tapices, etc.), se procederá a recortar muy cuidadosamente la mancha, ya que al secarse toma una consistencia apergaminada fácilmente desprendible. Este problema se agudiza sobre soportes no absorbentes donde forma una película o escamas brillosas, desprendibles al tacto.

b.- ROTULADO:

Se debe consignar la misma información anterior.

B.4.4.- PELOS Y FIBRAS:

a.- LEVANTAMIENTO:

Los pelos deben ser levantados cuidadosamente con la mano, o bien con pinzas con sus puntas protegidas con algodón, evitando fracturarlos y/o contaminarlos. El pelo o conjunto de ellos, encontrados en una determinada zona o superficie, serán puestos en un tubo de ensayo limpio y sellado. El mismo procedimiento se utiliza para las fibras textiles o de otro tipo.

Si el pelo o fibra se encuentra adherido a costras orgánicas (sangre o piel), mediante una espátula se levantará la costra, depositándola en una cápsula de petri o tubo de ensayo.

Toda vez que sea posible, se deben obtener pelos testigo, provenientes de la víctima y de los sospechosos, para lo cual, se procederá a peinar la cabeza, retirando a lo menos diez pelos de cada zona de la cabeza, teniendo cuidado que sólo serán útiles los que queden en la peineta, por lo que en ningún caso se debern arrancar ni cortar, ya que, es necesario contar con raíz y pelos sin fracturar.

b.- ROTULADO:

Se debe consignar la misma información anterior.

B.4.5.- ALCOHOLES, HIDROCARBUROS Y SOLVENTES:

Estos elementos, poseen la propiedad de volatilizarse, por lo cual su traslado se debe efectuar en envases herméticamente sellados.

Las botellas, bidones o envases diversos sospechosos de contener estos elementos, deberán ser sellados herméticamente con tapones, cintas adhesivas u otros y ser transportados en condiciones de bajas temperaturas.

Si se deben recoger líquidos, se emplearán pipetas o jeringas, dependiendo del volumen encontrado y se colocarán en frascos adecuados que eviten dejar cámaras de aire que faciliten su volatilización. En éste contexto es importante nunca mezclar los líquidos pues pueden ser de distintas fuentes.

Los tarros o bolsas con neoprén, deberán ser sellados y colocados dentro de otro envase si es necesario.

B.4.6.- DROGAS DE ABUSO, DECOMISOS Y FÁRMACOS EN GENERAL:

En el narcotráfico suelen usarse los más diversos soportes para realizar el paso de la droga a través de los controles policiales.

Estos soportes incluyen entre otros: formas farmacéuticas (comprimidos, tabletas, óvulos vaginales, supositorios, jarabes, etc.); estampillas donde el material adhesivo incluye la droga ej. el LSD; bebidas alcohólicas; forros de vestimentas “almidonadas", etc.

En estos casos se deben enviar para su análisis, dentro de lo posible, la totalidad de las evidencias decomisadas.

Cuando se trata de cantidades grandes de polvos o muestras (ej. cocaína, marihuana), se procede a realizar un muestreo del total.

B.4.7.- SUSTANCIAS TÓXICAS:

Es frecuente que en un sitio del suceso donde ha ocurrido una intoxicación, se encuentren tarros o envases con sustancias rotuladas como venenos: ácido, soda cáustica, pesticidas, raticidas, etc.

Estos envases conteniendo la sustancia sospechosa, serán sellados y puestos en bolsas de polietileno.

También es frecuente encontrar envases de fármacos (barbitúricos), jeringas con restos de líquidos o botellas con líquidos sospechosos, los cuales serán envasados y rotulados.

2.1.5.- RASTREO DEL SITIO DEL SUCESO

Esta etapa de la Metodología de Trabajo en el Sitio del Suceso, consiste en buscar huellas, rastros o indicios que por diferentes razones, no fueron detectados en los pasos anteriores.

Debe realizarse una búsqueda sistemática en todos los rincones del lugar, no debe olvidarse que una evidencia puede haber rodado bajo un mueble o ser ocultada deliberadamente por el delincuente, en el interior de cajones, armarios u otras zonas del lugar.

El cómo se realice la búsqueda, dependerá de las características del lugar, de la cantidad de personal que se disponga y del tipo de hecho.

Así por ejemplo, si se trata de una habitación, es posible que una sola persona sea suficiente para realizar el rastreo completo. En cambio, si tenemos como escenario un lugar abierto, el ideal es contar con varios funcionarios que dispuestos en una línea, procedan a peinar en toda su extensión el lugar.

El rastreo deberá repetirse cuantas veces se estime necesario, recomendándose cambiar al personal que lo efectúe, a fin de contar con diferentes opiniones y consideraciones.

Las huellas, rastros o indicios que se encuentren en esta etapa, deberán ser tratadas adecuadamente, para lo cual se debe retroceder en la metodología hasta el punto de la Fijación del sitio del suceso.

2.1.6.- EXAMEN EXTERNO DE CADÁVERES

En los casos en que el hecho investigado involucre muerte o lesiones de una persona, el Equipo Investigador, se deberá asesorar por un médico, ya sea de la Institución o del Hospital Público calidad. El examen involucra los siguientes pasos:

a.- IDENTIFICACIÓN:

Aun cuando al registrar el cadáver se encuentre la cédula de identidad, es necesario tomar las impresiones dactilares en una ficha decadactilar, previamente rotulada con características de occiso, para evitar confusiones, en especial cuando se trate de varios cadáveres. La referida ficha, una vez clasificada y subclasificada por personal especializado, permitirá identificar al occiso, en el Archivo Nacional del Registro Civil e Identificación.

b.- ORIENTACIÓN:

Seguidamente, se procederá a ubicar el cadáver, con respecto a los puntos cardinales. En los cuerpos tendidos (posición decúbito dorsal o ventral) será la cabeza quien nos orientará la ubicación y la cara, en los cadáveres suspendidos (por ejemplo los ahorcados).

c.- POSICIÓN:

Las posiciones más comunes en que podemos encontrar un cadáver son: decúbito dorsal (tendido de espalda), decúbito ventral (tendido sobre el estómago), decúbito lateral derecho o izquierdo; describiendo separadamente la posición de la cabeza (inclinación que presenta) y de las extremidades.

Así por ejemplo, puede encontrarse un cadáver en posición decúbito dorsal, con su cabeza orientada al sur, su cara levemente al poniente, con sus extremidades superiores extendidas junto al tronco y sus extremidades inferiores ligeramente separadas, formando un ángulo de treinta grados aproximadamente.

d.- EXAMEN DE VESTIMENTAS:

Las vestimentas deben describirse desde arriba hacia abajo y desde afuera hacia adentro, considerando además joyas, relojes, adornos, etc. Dicha descripción, involucra la calidad de cada prenda, estado de conservación, desgaste, daños, manchas, marca, etc.

Por ejemplo, el cadáver vestía una camisa color blanco, con franjas azules, marca National, en regular estado de conservación y sucia. En la parte anterior, del costado lateral izquierdo, a 10 cms. del borde inferior de la prenda y a 5 cms. de la costura lateral de ese costado, se advierte la presencia de un orificio de forma circular, rodeado de una mancha color café rojizo.

e.- EXAMEN DEL CADÁVER DESNUDO:

Debe iniciarse una vez cumplidas todas las anteriores etapas. En caso de contarse con un Médico legista, será él quien ayudado por otro integrante del equipo, desvista el cadáver y proceda a su examen. En caso de no contar con dicho facultativo, el funcionario de mayor experiencia procederá a desvestir el cadáver.

Se procederá a ubicar cada una de las lesiones, de acuerdo a la región anatómica correspondiente, determinando distancia a puntos de referencia. (talón desnudo, línea media, pabellón auricular, etc.).

De igual manera, se procederá a describir las lesiones. Indicando forma, dimensiones, direcciones, bordes, ángulos, tipo de sangramiento, etc.

Además de lo anterior, es importante establecer la data de muerte, es decir, que tiempo hace que falleció. La manera más simple de determinarla, es por la temperatura que presenta el cuerpo al momento del examen, estimándose que en condiciones normales, un cadáver disminuye su temperatura a razón de un grado por hora. La temperatura puede conocerse empleando un termómetro común. De igual forma, se puede considerar las livideses cadavéricas, la rigidez, la putrefacción, fauna cadavérica y fenómenos de conservación cadavérica (momificación, adipocira, maceración).

Igualmente es importante establecer la posible causa de muerte (la causa exacta sólo se obtiene de la autopsia médico legal), correspondiendo a una orientación basada en el examen externo del cadáver y evidencias encontradas en el Sitio del Suceso.

De lo anterior, a modo de ejemplo, se puede describir un cadáver que presenta un orificio circular, de 9 mm. de diámetro, situado en la región lumbar izquierda, a 7 cms. de la línea media posterior y a 140 cms. del talón desnudo izquierdo. Si se establece que el cuerpo tiene 34 grados de temperatura al momento del examen, se habla de una data de muerte de entre 2 y 3 horas. Finalmente, considerando que presenta únicamente esa herida, cuyas características son propias a la entrada de un proyectil balístico, se puede considerar como causa probable de muerte una herida a bala torácica, sin salida de proyectil.

No debe olvidarse, que con los datos recogidos del examen del cadáver desnudo, más el apoyo de fotografías que se tomen de cada lesión, se podrá consultar a un médico para que complemente las observaciones realizadas.

2.1.7.- INTERPRETACIÓN DEL HECHO:

Esta etapa corresponde a la formulación de hipótesis respecto al desarrollo del hecho investigado, y a la identidad del autor. Se realiza una vez concluido el trabajo en el Sitio del Suceso, con la participación de todo el personal que trabajó en el procedimiento.

IV.- CADENA DE CUSTODIA

1.- CONCEPTO:

Se entiende por cadena de custodia el "testimonio que queda evidente en las muestra o instrumentos de prueba de las personas que han manipulado ese elemento", nace en el sitio del suceso con la primera persona que levanta la evidencia, luego sigue con la rotulación, levantamiento y embalaje, continuando con quien la recibe en el Laboratorio para efectuar las pericias necesarias, debiendo dejar testimonio escrito de todas y cada una de las personas por las que ha pasado la evidencia, así como del tipo y características de la intervención realizada.

La cadena de custodia es una herramienta que garantiza la seguridad, preservación e integridad de los elementos probatorios recolectados en virtud de una investigación, siendo su principio básico el de mantener, asegurar y constatar la responsabilidad de todos y cada uno de los involucrados en el manejo de dichos elementos.

Su finalidad es poder demostrar que la evidencia presentada ante el Tribunal de justicia, es la misma que se obtuvo originalmente en el sitio del suceso o la que fue aportada por un testigo, víctima, sospechoso, o profesional y se encuentra en tales o cuales condiciones, producto de cómo quedó en el lugar o bien por efecto de las pericias realizadas.

Para cumplir con este objetivo es necesario que cada Carabinero que intervenga en una investigación, ya sea en forma activa (actuar en el sitio del suceso como agente pericial resguardando, fijando, levantando y embalando la evidencia) o pasiva (sólo resguardando el sitio del suceso), mantenga un registro de posesión cuidadoso de las evidencias físicas, valiéndose para tal fin, de formularios, en que se registre la entrega y el recibo de las evidencias, asegurando así la continuidad y responsabilidad en el manejo de los elementos probatorios.

Dicho registro debe contener como mínimo los siguientes datos: Fecha, hora, descripción completa de la evidencia física, identificación del funcionario que la levantó, nombre y firma de quien recibe y quien entrega.

La cadena de custodia también hace referencia al mantenimiento y preservación adecuada de los elementos de prueba, es decir, que estos deben guardarse en un lugar seguro, en donde se de especial atención a las condiciones ambientales (temperatura, humedad, luz, etc.) según sea la naturaleza de cada elemento, protegiéndola así de posibles deterioros biológicos, físicos, humanos, naturales, etc.

Es importante recalcar que cada una de las personas que intervengan en la manipulación de la evidencia física, se convierte automáticamente en un eslabón de dicha cadena, siendo su obligación velar por la preservación, protección y custodia adecuada de los mismos, tomando para ello las medidas de seguridad necesarias de acuerdo a su naturaleza o requerimiento.

El Carabinero involucrado en la investigación, deberá concientizarse de la importancia de mantener una estricta y documentada cadena de custodia, sobre cada uno de los elementos probatorios que sustenta dicha investigación, por cuanto no sólo le brinda un soporte de seguridad a nivel personal, sino lo que es más importante, proporciona certeza sobre la no adulteración, suplantación o sustracción de las mismas.

2.- REGLAS BÁSICAS DE LA CADENA DE CUSTODIA

2.1.- La cadena de custodia se inicia con el levantamiento de la evidencia física, en el sitio del suceso.

2.2.- Fijar mediante fotografía, plano y descripción escrita clara y completa, el lugar exacto desde dónde se levantó cada evidencia física.

2.3.- Describir cada uno de los elementos de prueba, su naturaleza, cantidad, características, así como su rótulo diferenciador y la identificación del funcionario policial encargado de su custodia inicial en el sitio del suceso y luego del levantamiento.

2.4.- Evitar la manipulación excesiva de las evidencias.

2.5.- Al embalar, recordar que lo primordial es la conservación de la evidencia, ya que se debe evitar toda alteración o intervención externa no controlada, hasta el momento mismo en que deberá ser presentada en el juicio oral de acuerdo a las modificaciones al Código de Procedimiento Penal.

2.6.- Tomar las medidas de seguridad necesarias para proteger la evidencia de posibles adulteraciones (producidas por acción de la humedad, calor, el peso de otras muestras, etc.) o sustracciones.

2.7.- Utilizar y llenar todos los datos existentes los formulario de la cadena de custodia, para la entrega y recepción de las evidencias, así se segura el control y el registro de su actuación dentro de la cadena.

1.- LA CADENA DE CUSTODIA:

1.1.- Concepto: La cadena de custodia es un procedimiento establecido por la normativa jurídica, que tiene el propósito de garantizar la integridad, conservación e inalterabilidad de elementos materiales de prueba como documentos, armas de fuego, muestras orgánicas e inorgánicas, proyectiles, vainas, armas blancas, etc., desde el momento que son encontrados en el sitio del suceso, hasta que son entregados en los laboratorios criminalísticos o forenses a fin de que sean analizados y así obtener por parte de los expertos, técnicos o científicos, los resultados periciales correspondientes.

Su importancia radica en que garantiza el adecuado e idóneo manejo de los elementos materiales de prueba desde su identificación en el sitio del suceso, pasando por su tratamiento, análisis en los diferentes laboratorios, hasta el envío del resultado pericial correspondiente a la autoridad judicial competente.

1.2.- CARACTERISTICAS DE LA CADENA DE CUSTODIA:

Es un mecanismo que permite registras de manera cierta y detallada cada paso que se da, con las evidencias encontradas en el sitio del suceso, de tal suerte mantener un control del flujograma que esta desarrolla o experimenta a través de los diferentes sistemas (Policial, laboratorio) hasta llegar a las instancias judiciales.

Este procedimiento, conforme a su finalidad permite conocer en cualquier etapa de la tramitación del proceso, dónde se encuentra el elemento de prueba, quien lo tiene, nombre del perito a cargo, etc., lo cual lógicamente garantiza la seriedad o transparencia del dictamen emitido por los peritos o expertos de los diferentes laboratorios de Criminalística, ajustado a la rigurosidad y calidad exigida en la investigación científica.

Esta cadena se manifiesta mediante un formulario de registro de información que debe ser iniciado por el personal especializado o experto que se hace presente en la escena del crimen para realizar las diligencias periciales propias de una investigación criminal.

3.-PARTICIPANTES EN LA CADENA DE CUSTODIA:

La cadena de custodia como mecanismo o procedimiento que garantiza la autenticidad de los elementos materiales de prueba examinados, asegurando que pertenecen al caso investigado, sin confusión, adulteración o sustracción, es desplegado inicialmente por el personal policial uniformado que realiza labores de vigilancia y que llega primero a conocer del caso, sumándose a esta tarea los funcionarios y personas bajo cuya responsabilidad se encuentran los elementos de prueba respectivos durante las diferentes etapas del proceso penal. Por tal motivo, todo funcionario que reciba, genere o analice muestras o elementos de prueba, forma parte automáticamente de este procedimiento, de obligatorio cumplimiento en el desarrollo investigativo.

Por esta razón, es responsabilidad de todo funcionario que participa en el proceso de la cadena de custodia, conocer los procedimientos generales y específicos que se utilizan para tal fin, con el pleno convencimiento de la responsabilidad que le compete en el control y registro de los elementos de prueba. Es decir, el desconocimiento de la cadena de custodia no exime de responsabilidad al miembro de cualquier institución que los omita u olvide en un determinado momento.

El funcionario de Carabineros que esté inmerso en la cadena de custodia, al momento de recolectar los elementos de prueba, debe dejar expresa constancia en el acta correspondiente de las diligencias realizadas sobre la cadena de custodia, haciendo la descripción completa de la naturaleza del elemento o sustancia encontrada, ubicación exacta donde fue hallada, técnica empleada para manipular y levantar dicha elemento, funcionario encargado de realizar dicha maniobra, contenedor utilizado y persona bajo cuya responsabilidad queda, además de incorporarle al registro de la cadena de custodia el formulario que debe acompañar a cada uno de los elementos de prueba durante su curso judicial, quedando como instancia de registro, de todas las transferencias de custodia que se produzcan con indicación de la fecha, hora, nombre, firma de quien recibe y de quien entrega.

4.- FUNDAMENTOS LEGALES DE LA CADENA DE CUSTODIA:

•Artículo N°181, del C.Procesal P.

•Artículo N°187, del C.Procesal P.

•Artículo N°188, del C.Procesal P.

Además el Código Penal que en su Art. 269 bis establece, “el que reusare a proporcionar a los tribunales de justicia antecedentes que conozca o que obren en su poder y que permitan establecer la existencia de un delito o la participación punible en él, o que , con posterioridad a su descubrimiento, destruya, oculte o inutilice el cuerpo, los efectos o instrumentos de un crimen o simple delito.

5.- PRINCIPÍOS BASICOS QUE RIGEN LA CADENA DE CUSTODIA:

5.1.- La cadena de custodia es el mecanismo que garantiza la autenticidad de los elementos de prueba recolectados y examinados, esto es, que las pruebas correspondan al caso investigado, sin que dé lugar a confusión, adulteración, ni sustracción alguna. Por tanto, todo funcionario que participe en el proceso de cadena de custodia, deberá velar por la seguridad, integridad y preservación de dichos elementos.

5.2.- En la cadena de custodia participan los funcionarios policiales y personas bajo cuya responsabilidad se encuentren los elementos de prueba respectivos, durante las diferentes etapas del proceso penal. En tal sentido, todo Carabinero que reciba, genere o analice muestras o elementos de prueba, forma parte de la cadena de custodia.

5.3.- La cadena de custodia se inicia o se pone en funcionamiento en el mismo lugar de los hechos con el Carabinero o autoridad judicial que se constituye primero en el sitio del suceso, continuando con los expertos que recolectan los elementos de prueba, luego los que participan activamente en su traslado y trabajo pericial y finaliza con el juez de la causa que la recibe.

5.4.- Los procedimientos de custodia deben aplicarse a todo elemento probatorio, sea un texto manuscrito, arma de fuego, cadáver o cualquier elemento físico. Esta misma protección y vigilancia debe extenderse de manera idéntica sobre las actas, formato de registro de cadena y oficios que acompañan el elemento.

5.5.- Es responsabilidad de todo funcionario de Carabineros que participa en el proceso de cadena de custodia, conocer los procedimientos generales y específicos establecidos para tal fin.

5.6.- Cada funcionario de Carabinero que participa en la cadena de custodia es responsable del control y registro de su actuación directa en el proceso.

5.7.- Al momento de recolectar los elementos físicos de prueba, se debe dejar expresa constancia en el formato o acta de cadena de custodia, haciendo su descripción completa, registro de su naturaleza, sitio exacto donde fue encontrada, técnica empleada para manipularla y levantarla, y la identificación del funcionario que realizó estas últimas acciones de recolección.

5.8.- Todo elemento físico probatorio tendrá el registro de cadena de custodia, el cual debe acompañar a cada uno de los elementos de prueba a través de su curso judicial. Por tanto toda transferencia de custodia quedará registrada en el formato, indicando; fecha, hora, nombre y firma de quien recibe y de quien entrega.

5.9.- Toda muestra o elemento probatorio y contramuestra o remanente de ésta, deben llegar debidamente embalados y rotulados, de acuerdo con los procedimientos establecidos en los manuales respectivos, de acuerdo a la naturaleza del elemento o sustancia.

5.10.- Todo funcionario de Carabineros que manipula, levanta y embala elementos de prueba, deberá dejar constancia escrita en el dictamen pericial o informe respectivo, de la descripción de los mismos, técnica y procedimiento utilizado, así como también de las modificaciones realizadas sobres los elementos de prueba, mencionado si éstos se agotaron en los análisis o si quedaron remanentes, especialmente si se trata de sustancias estupefacientes u orgánicas.

5.11.- La cadena de custodia es pieza fundamental en el desarrollo investigativo y probatorio para el control y/o vigilancia de los elementos físicos de prueba encontrados en el lugar de los hechos, cualquiera que sean estos.

5.12.- La cadena de custodia implica que tanto los elementos de prueba como los documentos que los acompañan, se deben mantener siempre en lugar seguro.

5.13.- En los formularios de cadena de custodia deberán aparecer en forma legible el nombre y apellidos, además del grado, dotación y firma del Carabinero o perito que recibe y entrega, tanto en el original como en la copia.

5.14.- En el formulario de cadena de custodia no se admiten borrones, enmendaduras, espacios y líneas en blanco, tintas de diferentes color o interlineaciones (palabras o signos entre líneas), como tampoco adiciones en la copia.

6.- RESPONSABILIDAD EN LA CADENA DE CUSTODIA:

Es primordial la buena protección del sitio del suceso y con ello la correcta conservación de las evidencias físicas que en él existan, para permitir que el Tribunal reciba los elementos con los cuales tipifica el delito e identifica al delincuente sin alteraciones que hagan obtener

resultados equívocos, causando con esto alteraciones u obstrucciones en la eficiente administración de justicia. Por lo que, cualquier alteración producida por alguna persona que destruya, oculte o inutilice el cuerpo, los efectos o instrumentos de un crimen o simple delito, será sancionado penalmente con la pena señalada para el respectivo crimen o simple delito, rebajada en dos grados según lo estipulado en el Art. 269 bis del Código Penal "Obstrucción a la Justicia".

Es en este contexto, que son responsables directos en el procedimiento de cadena de custodia, cada uno de los funcionarios de Carabineros sean estos especializados o no, que tengan una participación activa en el manejo y tratamiento de los elementos físicos de prueba.

7.- FORMATO DE REGISTRO DE CADENA DE CUSTODIA:

El formulario de registro de cadena de custodia, es un documento oficial preestablecido y normado que tiene por objeto mantener adecuadamente y de manera continuada el registro del tratamiento al cual es sometido un elemento de prueba desde el momento que es encontrado en el sitio del suceso hasta que es puesto a disposición de las autoridades judiciales competentes.

Considerando el fin de este documento, es importante tener en consideración los siguientes planteamientos generales respecto a su aplicación:

- El registro de antecedentes debe ser efectuado por todos y cada uno de los funcionarios por cuyas manos pase el elemento de prueba y los documentos que lo acompañan.

- En el formulario deberá incorporarse de manera clara y legible información relativa a: Nombre de la institución u organismo encargado de la custodia; referencia de la autoridad judicial que dispuso el trabajo en el sitio del suceso; fecha; hora; lugar; procedimiento; identidad del funcionario que participa en el trabajo investigativo en la escena del crimen; sus datos personales y firma; descripción; estado; condición y ubicación del elemento de prueba y técnica empleada en su manipulación y levantamiento; los datos personales (nombre, apellidos y firma) del Carabinero, experto o perito que entrega y recibe la evidencia.

- En caso que se requiera mayor espacio para escribir del preestablecido en el formato, se deberá hacer mención de la continuidad con la indicación “continúa al respaldo” y reiniciar con la palabra “continuación”.

- Si existen o quedan espacios en blanco se deberán anular en cada renglón a continuación de la última palabra del texto con una raya.

- Cuando exista referencia a cantidades, valores o cifras, se expresarán en letras seguidas con el número correspondiente entre paréntesis.

- El formulario de registro de cadena de custodia deberá ser guardado, garantizando su seguridad y conservación.

8.- PROCEDIMIENTO FRENTE A LA CADENA DE CUSTODIA:

Con el propósito de que la cadena de custodia cumpla con su finalidad de manera efectiva en el resguardo de los elementos o medios materiales de prueba, es preciso tener en consideración las siguientes formulaciones:

8.1.- En el ámbito funcional:

8.1.1.- Los jefes de cada área o encargado de practicar diligencias investigativas de manera integral, debe conocer y actualizar los procedimientos de cadena de custodia de acuerdo con la función que cumple.

8.1.2.- El perito de laboratorio y médicos forenses al analizar muestras o elementos de prueba, dejarán constancia escrita de la descripción detallada de ellas, de las técnicas y procedimientos de análisis utilizados, así como de las modificaciones realizadas sobre los elementos periciados, indicando si éstos se agotaron en los análisis o si quedaron remanentes.

8.1.3.-Los jefes de laboratorios y de unidades asociadas a la investigación criminal que cuenten con respaldo para el trabajo de tratamiento de evidencias, deberán establecer indicadores de control para garantizar la efectividad de la cadena de custodia.

8.1.4.- Se deberán crear mecanismos de coordinación y de comunicación, a fin de realizar el seguimiento de los elementos de prueba que requieren en su tratamiento de la participación de dos o más laboratorios, a fin de propender a la respuesta integral y oportuna del caso.

8.1.5.- Evaluar permanentemente el servicio, creando para tal efecto indicadores de efectividad por área o sección, lo cual permitirá desarrollar e introducir mejoras en los procesos con cadena de custodia en busca de la calidad total.

8.2.- En el ámbito del Control:

8.2.1.- Considerando que la cadena de custodia es una herramienta que esta dirigida a garantizar la idoneidad, inviolabilidad e inalterabilidad de los elementos materiales de prueba, por su esencia, es un sistema que nos permite establecer mecanismos de control sobre los procesos en:

- La ruta seguida por la muestra, documento, elemento sujeto a la cadena.

- Precisar respecto a las personas responsables que intervienen en la cadena de custodia.

- Los procedimientos de transferencia y cambio de custodia.

- Tiempos de permanencia y sistemas de seguridad de cada eslabón.

8.2.2.- Toda muestra o elemento probatorio, sea cual fuere este, enviados por la autoridad o que se genere al aplicar los procedimientos periciales en el sitio del suceso, debe poseer el registro de cadena de custodia debidamente diligenciado.

8.2.3.- En el registro de cadena de custodia SE consignara con toda claridad: nombre y firma de quien recibe y entrega, fecha, hora y las observaciones sobre las condiciones y estado de la muestra.

8.2.4.- Toda muestra en tramite de devolución como remanente o para ser enviada a otro laboratorio, deberá ser embalada y rotulada de acuerdo a los procedimientos de embalaje, protección y manejo estandarizado.

8.2.5.- El jefe de unidad, de Sección o de equipo realizara auditorias periódicas sobre los procesos con cadena de custodia.

8.3.- En el ámbito de la Verificación

En el marco de la cadena de custodia para el investigador es indispensable el autoformularse las siguientes preguntas:

8.3.1.- ¿Se encuentra el material identificado y/o marcado adecuadamente?

8.3.2.- ¿Los funcionarios han preservado adecuadamente las muestras para evitar destrucción contaminación o destrucción?

8.3.3.- ¿Se han descrito los cambios hechos en el formulario para cada custodia?.

8.3.4.- ¿Esta avalada la cadena de custodia mediante recibos intercambiados en cada cambio de custodia. Y

8.3.5.- ¿Si tales recibos describen adecuadamente el material, las personas comprometidas y el momento de cambio de la custodia?

Actualmente la experiencia obtenida en países que cuentan con un sistema procesal de corte acusatorio, ha permitido dejar grandes enseñanzas de cómo en determinados casos, muchos de ellos de gran interés, se han perdido pruebas, o lo que es más preocupante, han terminado en sendas acusaciones en contra de los responsables, por no cumplir o desconocer los procedimientos que se deben seguir con la cadena de custodia.

Por esta razón es imprescindible que los organismos policiales definan y den pautas necesarias para el procedimiento que deben seguir los investigadores criminalística y funcionarios policiales en relación al tema de la cadena de custodia.

La investigación del delito, desde un punto de vista criminalístico o policial propiamente tal, tiene sus complejidades en especial frente al nuevo proceso penal, donde los agentes de policía serán auxiliares del Ministerio Público, para llevar a cabo las diligencias de la instrucción, debiendo investigar los hechos punibles de acción pública y aquellos que dependan de instancia privada cuando corresponda, a partir de la dirección de un fiscal instructor.

En este contexto, el éxito de la investigación, tiene sus cimientos en el adecuado trabajo que se realice en el sitio del suceso, aplicando una correcta metodología, lo que permitirá obtener información fidedigna respecto al delito que se cometió y de sus autores, antecedentes que permitirán, en la investigación policial propiamente tal, lograr la detención de los antisociales.

1.- LA CIENCIA CRIMINALÍSTICA

En el área de la investigación criminal, la ciencia multidisciplinaria denominada criminalística ha emergido como una importante fuerza que tiene impacto en prácticamente todos los elementos del sistema judicial criminal. La misma ha sido definida como la profesión y disciplina científica dirigida al reconocimiento, individualización y evaluación de la evidencia física, mediante la aplicación de variadas ciencias a cuestiones legales.

Las raíces de esta área investigativa se remontan al siglo XIX, pero sólo en los últimos tiempos ha atraído la atención de científicos e investigadores del derecho procesal penal. En el pasado, el interés mayor sobre tales técnicas científicas usualmente lo generaban acontecimientos que conmovían al público y a la prensa, y que los técnicos o especialistas eran incapaces de resolver. En la actualidad, el alto grado de profesionalismo y el desarrollo de cada vez más refinados métodos y técnicas, han estimulado la acrecencia y el interés vinculados con la materia.

Esta ciencia única ha sido retratada en la literatura como una entidad que puede suministrar información objetiva, de otra manera inalcanzable para el investigador y para el sistema judicial, a través del examen de la evidencia física.

Sus objetivos son similares a los de las ciencias naturales y sociales, vale decir, entre otros, dedicarse a la búsqueda de la verdad a través de la aplicación del método científico, a diferencia de la subjetividad del testimonio que está abierto a la especulación.

Ahora en la Criminalística no basta saber, proteger, observar y fijar el Sitio del Suceso, tampoco basta conocer las técnicas para la recolección de evidencias, ni tampoco es suficiente saber suministrarlas a las diversas especialidades del Laboratorio. La Criminalística no concreta sus actividades en las fases de investigación citadas; el experto que la practica debe aplicar otros conocimientos vastos y vigentes que ofrecen las otras disciplinas científicas que constituyen la Criminalística general, con objeto de contar con bases técnicas y científicas para aplicar la metodología específica y razonar científicamente el valor de las evidencias y las circunstancias que rodean al hecho.

En sus actividades profesionales, los expertos en Criminalística, necesitan conocimientos técnicos y científicos concienzudamente adquiridos, idóneamente estudiados y sistemáticamente organizados, a efecto de satisfacer y dilucidar todo lo que se refiere a la investigación de diferentes situaciones y darle validez y respeto a sus tareas profesionales. El estudio acucioso, la observación deliberada y la experimentación provocada, son instrumentos de valiosa importancia para el investigador criminalístico.

El especialista que investiga criminalísticamente debe observar, describir, plantear el problema, hipotetizar, experimentar y obtener un resultado convertido en teoría o principio general o en un elemento útil para el área en que trabaja, éste es alguien que aporta cultura y ciencia en beneficio de la Criminalística

El estudio y análisis de los indicios facilitan el conocimiento para establecer la forma y mecanismos de los hechos con todos sus fenómenos, desde el inicio de la primera maniobra hasta el último movimiento que se puso en juego para realizar el acto investigado; aquí se incluyen las formas de uso de los instrumentos u objetos de ejecución y el registro de sus manifestaciones, así como las posiciones y situaciones de los participantes, movimientos, manipulación y desplazamientos de cuerpos y objetos efectuados durante la comisión del hecho. Además, se puede utilizar una extensa variedad de agentes mecánicos, químicos, físicos y biológicos, y pueden surgir también gran variedad de evidencias materiales. Su análisis identificativo, cuantitativo, cualitativo y comparativo, necesitará de metodología, tecnología y conocimientos universales de las disciplinas científicas que constituyen la Criminalística general, como son; balística forense, química y biología forense, antropología, psicología, documentología, dactiloscopia, fotografía, planimetría, etc.

El Policía que concurre hasta el lugar de los hecho se le considera ya como un experto colector de evidencias, dado que su función es de vital importancia y va más allá de lo que comúnmente se cree, ya que de su actividad científica, observadora y creadora en el escenario del suceso, depende en gran parte el funcionamiento de casi todas las secciones del laboratorio de Criminalística.

De esta forma las responsabilidades de todo Carabinero, no sólo de los especialistas o peritos en criminalística, son en extremo delicadas y casi determinantes en las investigaciones criminales. Dentro de sus múltiples actividades, deben saber solicitar con propiedad los estudios y análisis de las evidencias físicas, de acuerdo con las circunstancias del hecho que se investiga; asimismo deben conocer las técnicas forenses que aplican al laboratorio, a fin de coordinar las investigaciones que realizan al interior de los laboratorios forenses y dentro de estos requisitos destaca con especial significación, el conocimiento necesario para el resguardo, la custodia y el almacenaje que posibilite la conservación de la evidencia hasta su análisis en los respectivos laboratorios.

Es de sumo interés en la investigación criminal, que todas las acciones realizadas se encuentren basadas en un serio fundamento teórico respaldado con un verdadero sentido científico. Frente a tal necesidad en el presente trabajo se exponen metodologías, técnicas y conceptos de importancia para la eficiente aplicación de la rama principal de nuestra ciencia en estudio, la Criminalística de campo, observadora y alimentadora de evidencias y conocimientos para la conclusión ideal de las investigaciones criminales.

Asimismo, se exponen elementos útiles para orientar a los carabineros que cumplen funciones operativas directamente en la población, a través de la descripción del método científico y su relación y aplicación en la Criminalística, así como la aplicación del método inductivo y sus pasos para establecer teorías, leyes o principios generales, como también se recurre a la instrumentalización práctica del método deductivo con sus pasos para razonar lo más exacto posible.

Los conocimientos que proporcione este trabajo van a enriquecer el acervo de todos aquellos profesionales cuyas actividades están relacionadas con la investigación científica de hechos delictivos.

2.- EL METODO CIENTÍFICO Y LA CRIMINALISTICA

La criminalística es por definición un Área jurídica, científica y forense que se constituye en una disciplina auxiliar del derecho y del proceso penal, ocupándose del descubrimiento y verificación científica del delito y del delincuente, para lo que se vale de los recursos que las ciencias físicas, biológicas, humanas, etc. ponen a su disposición, a través de hechos demostrables, verificables y reproducibles, circunscritos al cumplimiento de los requisitos teóricos de las más variadas áreas del conocimiento y a la ejecución de procedimientos metodológicamente establecidos.

Esto a diferencia de la CRIMINOLOGÍA, que es una ciencia empírica e interdisciplinaria que se ocupa del estudio del crimen, la persona del infractor, la víctima y el control social del comportamiento delictivo, tratando de suministrar una información válida, contratada sobre la génesis, dinámica y variables principales del delito, como problema individual y social, así como sobre los programas de prevención eficaz y las técnicas de intervención requeridas para rehabilitar al hombre delincuente.

Ambas son ciencias que se relacionan con el delito, la criminalística con los elementos físicos e indiciarios y la criminología con las conductas humanas sus patrones predictivos y explicativos, por lo que pese a sus similitudes sintácticas, su semántica y objetos son muy diferentes, pese a los múltiples errores que sus aplicaciones sinonímicas originan en el mundo judicial, policial o popular.

La finalidad de contextualizar a la criminalística en el método científico aplicado a un área particular de las ciencias sociales, es con el fin de recordar y reestructurar conocimientos para que se empleen mejor y más eficazmente en los objetivos particulares y específicos que tiene trazados la Criminalística general. Asimismo, su propósito es despertar la inquietud en todos aquellos que se vinculan directa o indirectamente con el tema, de tal modo que profundicen aún más en sus investigaciones sobre su aplicación como verdadera ciencia penal auxiliar en la investigación criminal.

La experiencia de años de trabajo, del estudio especializado y de la práctica en la investigación de hechos violentos, hacen comprender que uno de los factores de importancia que originan errores de juicio o razonamiento de los elementos de prueba que técnicamente se aportan en el desarrollo del procedimiento penal, es precisamente la carencia de conocimientos científicos y tecnológicos que acuciosamente brinda la Criminalística con todas sus disciplinas científicas, a fin de reconocer, comprender y evaluar aspectos técnicos que se presentan en la comisión de determinados hechos.

La Criminalística, cuyo objetivo material, es el estudio técnico de las evidencias materiales que se producen en la comisión de hechos presuntamente delictuosos, auxilia a cualquier rama del Derecho general y a cualquier institución del Estado, donde esta ciencia con sus conocimientos viene a dilucidar interrogantes que se presentaran en algún caso concreto, con el objetivo de conocer la forma de realización, los instrumentos u objetos utilizados para su ejecución y lograr la identificación del autor o autores y demás involucrados.

La criminalística como ciencia, cuenta con objetivos perfectamente definidos, con principios científicamente establecidos y prácticamente comprobados. Asimismo, ha implementado metodología propia de acuerdo a sus actividades, a través del método científico para formular sus teorías, leyes o principios y para razonarlos deductivamente mediante las proposiciones del silogismo universal.

2.1.- DESCRIPCIÓN DEL METODO CIENTÍFICO

El ser humano observa; de la observación se formula juicios, construye hipótesis de posibilidades que somete a un procedimiento inductivo - deductivo, para saber si son válidas. A partir de un conjunto de hipótesis, forma una teoría. Un conjunto de teorías válidas forma una ley. Finalmente, un conjunto de leyes válidas, constituye una ciencia. Para llegar a la ciencia se recurre a la investigación profunda y sistemática. Esta sistematización se obtiene a través de una metodología.

El método científico guía y ayuda a comprender cosas desconocidas por medio de la aplicación sistemática de sus pasos. Método, proviene del griego “métodos”, de meta = con, y odos = vía, y se define como : “Marcha racional del espíritu para llegar al conocimiento de la verdad “.

Asimismo, el término científico, es un adjetivo calificativo relativo a la ciencia y también es un sustantivo que determina a lo que posee una ciencia. Por ello la investigación se puede definir como: una serie de pasos que dan respuesta lógica a una pregunta específica.

En concreto, la Criminalística es una ciencia natural multidisciplinaria, que reúne conocimientos generales sistemáticamente ordenados, verificables y reproducibles.

La criminalística es natural y multidisciplinaria, porque sintetiza para los conocimientos propios de su área, a la Química, la Física y la Biología. Y porque se desglosan de ella, la Criminalística de Campo, la Balística forense, los Sistemas de Identificación, la Documentología, la Química y la Biología forense, la Psicología, la Antopología y en general todas las técnicas forenses de laboratorio que se constituyan en materias útiles para la búsqueda y el descubrimiento de la verdad. Mediante el estudio y aplicación de los conocimientos de estas disciplinas científicas, se han puesto en práctica teorías, leyes o principios generales, aplicables ordenadamente, que se pueden verificar o comprobar y como todo conocimiento de acuerdo con las nuevas formas de producción y descubrimiento de fenómenos, también van a presentar determinados niveles de validez, confiabilidad y certeza, niveles de confiabilidad que en ciencias sociales jamás podrán alcanzar el 100% a diferencia de lo que piensa normalmente el lego a partir de un razonamiento suscrito al sentido común, popular o público.

Por tanto, “ciencia” puede caracterizarse, como: conocimiento racional, sistemático, exacto dependiendo del nivel de medición empleado, verificable, reproducible y demostrable.

El método que sigue la ciencia natural para su investigación se llama científico y en su aplicación se cumplen generalmente con la sucesión de a lo menos cinco pasos fundamentales:

  • La observación.

  • El problema.

  • La hipótesis.

  • La experimentación.

  • La teoría, ley o principio.

a.- En la observación de hechos, fenómenos o cosas, se utilizan los cinco sentidos, a fin de obtener información indiciaria que sea útil para buscar la razón de lo que se inquiere. La acción de observación, se puede considerar como una información deliberada, sistemática y dirigida hacia un objetivo firme y definido, encamina a dar el conocimiento de lo que se busca. La observación se aplica con métodos y apoyada por instrumental científico.

b.- El planteamiento del problema se circunscribe a interrogantes establecidas provenientes de los hechos, fenómenos o cosas observadas. El científico en su empeño por reconocer lo que observa, se formula varias preguntas encaminadas a plantear objetivamente el problema, por ejemplo :

  • ¿Qué...sucedió?

  • ¿Cómo...sucedió el hecho?

  • ¿Dónde...sucedió el hecho?

  • ¿Cuándo...sucedió el hecho?

  • ¿Con qué ...se realizó el hecho?

  • ¿Por qué...sucedió el hecho?

  • ¿Quién ...realizó el hecho?

Las respuestas se pueden encontrar en las hipótesis que se formulen con base en juicios condicionados, de las cuales sólo una será probada por medios experimentales.

c.- La formulación de una hipótesis, corresponde a una explicación condicional que trata de predecir el desarrollo del fenómeno o hecho ocurrido. Se estima que la hipótesis es la respuesta al problema y se pueden establecer tantas hipótesis como sean necesarias, con el fin de implementar los procedimientos adecuados hasta llegar a la correcta explicación del fenómeno o hecho.

La hipótesis seleccionada tendrá que ser probada o reprobada por la experimentación y si no es válida se tendrá que desechar y formular una nueva, pero las hipótesis desechadas marcan el camino y suministran mejores conocimientos para llegar a la verdadera.

d.- La experimentación es el medio de reproducir o provocar deliberadamente los hechos o fenómenos cuantas veces sea necesario, a fin de observarlos, comprenderlos y coordinarlos con las experiencias y con las hipótesis establecidas. Las buenas conclusiones científicas en la experimentación, nos dan el marco de validez y fiabilidad en la comprobación para determinar teorías, leyes o principios.

e.- La teoría, ley o principio, es el resultado final y de probable aplicación universal, producto de experimentaciones repetidas, positivas y generales en el estudio de los hechos, fenómenos o cosas. Las teorías aceptadas como válidas pueden formar una ley o principio general, el cual se aplica en la ciencia en estudio. Además, las leyes o principios nos sirven como base para nuevas investigaciones, aunque no se acepten como completamente infalibles, ya que nuevos fenómenos o hechos y nuevos elementos para producirlos, pueden provocar el bloqueo y cambio de una ley previamente establecida y modificada para dar nacimiento a otra.

Por tal virtud, los pasos del método científico se siguen en el orden sistemático que convenga. Representan un camino por el cual un investigador obtiene nuevos conocimientos o los amplía y de cualquier forma que esté sistemáticamente estructurado, el método científico es el conjunto de normas de la ciencia, que se sigue para encontrar la verdad de las cosas que se inquieren.

2.2.- EL METODO CIENTIFICO EN LA CRIMINALISTICA GENERAL

De esta manera, se puede señalar que el objetivo material u objeto de estudio de la criminalística general es precisamente el estudio de las evidencias físicas que se utilizan y se producen en la comisión de hechos presuntamente delictuosos, aplicando tecnología y metodología científica, con el establecimiento de verdades generales y particulares, donde los indicios producidos y los objetos e instrumentos utilizados, son identificados, estudiados y explicados para conocer su relación y sus manifestaciones, así como para determinar la formas y mecanismos realizados e identificar a las víctimas en su caso y a los presuntos autores y demás involucrados, a fin de conocer finalmente la verdad del hecho o fenómeno investigado.

Sin olvidar que cada una de las disciplinas científicas de la Criminalística general, también con base en el estudio científico de las evidencias materiales, tienen definidos su objetivos particulares y específicos que se satisfacen con conocimientos, metodología y tecnología adecuadas.

Ahora bien, para introducirse más profundamente en la temática de la metodología que aplica la Criminalística, haciendo un resumen, la criminalística como ciencia especulativa, aplica el método inductivo para llegar a la formulación de sus leyes o principios mediante el cual de varias verdades particulares se llega al conocimiento de una verdad general. Asimismo, define que la Criminalística como ciencia aplicada, emplea las leyes y principios formulados como ciencia especulativa, a la solución de casos concretos y particulares que se plantean, mediante el método deductivo, con el cual se llega del conocimiento de una verdad general al conocimiento de una verdad particular, sin embargo, es conveniente aclarar que la experimentación no es posible en todos los casos Criminalísticos que se investigan, por lo que con cierta frecuencia el proceso deberá limitarse a realizar una demostración científica experimental.

De este modo es posible diferenciar a la Criminalística como ciencia especulativa a partir de la Criminalística téorica, y a la Criminalística como ciencia aplicada a partir de la Criminalística práctica, es decir, en resumen la Criminalística aplicada pone en práctica la teoría de la Criminalística especulativa.

Por otra parte, la Criminalística general aplica la metodología conveniente, con el apoyo de siete principios científicamente estructurados, y práctica y realmente comprobados, que son:

a.- Principio de uso.

b.- Principio de producción.

c.- Principio de intercambio.

d.- Principio de correspondencia de características.

e.- Principio de reconstrucción de hechos o fenómenos.

f.- Principio de probabilidad.

g.- Principio de certeza.

Estos principios acuciosamente establecidos se explican de la siguiente forma:

Principio de uso: En los hechos que se cometen o realizan, siempre se utilizan agentes mecánicos, químicos, físicos o biológicos.

Principio de producción: En la utilización de agentes mecánicos, químicos, físicos o biológicos, para la comisión de los hechos presuntamente delictuosos, siempre se producen indicios o evidencias materiales en gran variedad morfológica y estructural y representan elementos reconstructores e identificadores.

Principio de intercambio: Al consumarse el hecho y de acuerdo con las características de su mecanismo, se origina un intercambio de indicios entre el autor, la víctima y el lugar de los hechos o en su caso entre el autor y el lugar de los hechos.

Principio de correspondencia de características: Basado en un principio universal establecido criminalísticamente: la acción dinámica de los agentes mecánicos vulnerantes sobre determinados cuerpos dejan impresas sus características, reproduciendo la figura de su cara que impacta. Este fenómeno da la base científica para realizar estudios micro y macrocomparativos de elementos problema y elementos testigo, con objeto de identificar al agente de producción.

Principio de reconstrucción de hechos o fenómenos: El estudio de todas las evidencias materiales asociadas al hecho, darán las bases y los elementos para conocer el desarrollo de los fenómenos de un caso concreto y reconstruir el mecanismo del hecho o fenómeno, para acercarse a conocer la verdad del hecho investigado.

Principio de probabilidad: La reconstrucción de los fenómenos y de ciertos hechos que nos acerquen al conocimiento de la verdad, pueden ser con un bajo, mediano o alto grado de probabilidad o simplemente sin ninguna probabilidad. Pero nunca se podrá decir: “estos sucedió exactamente así”, dado que los niveles de confiabilidad y certeza de las ciencias sociales y humanas, presentan una validez restringida a los niveles de medición utilizados, que en criminalística se encuentran supeditados en su gran mayoría a la intervención de un observador externo.

Principio de certeza: Las identificaciones cualitativas, cuantitativas y comparativas de la mayoría de los agentes vulnerantes que se utilizan e indicios que se producen en la comisión de hechos, se logran con el empleo de metodología, tecnología y procedimientos adecuados, que dan la certeza de su existencia y de su procedencia, considerando el tipo de análisis (orientación, certeza, medición o identificación).

Cuando la experimentación no es posible en todos los casos Criminalísticos, se debe aclarar que en la reconstrucción de algunos fenómenos del caso concreto y particular que se investiga, no se puede experimentar para reproducirlos o provocarlos, pero para el estudio de otros fenómenos del mismo caso, sí se puede experimentar satisfactoriamente, lo primero se presenta por ejemplo, en las investigaciones que realiza la Criminalística de campo, donde de acuerdo con la imposibilidad de poder repetir un homicidio con todos sus fenómenos, se realizan investigaciones cuasi experimentales, pero que tienen validez científica si se les sabe relacionar eficientemente con otros conocimientos técnicos, bibliografía y experiencias análogas, a fin de verificar y decidir sobre los citados fenómenos desarrollados en el caso concreto. Es decir, algunos casos que son investigados por estas dos disciplinas como ejemplo, se recurre al estudio de algunos de sus fenómenos, a la experimentación y para el estudio de otros, se recurre a la cuasi-experimentación. Recordando que un caso concreto consta de una variedad de fenómenos que se deben estudiar y ordenar cronológica y sistemáticamente.

En relación con los principios que se mencionan, se considera que aparte de hacer válido el método que aplica la Criminalística, coadyuvan para sustentarla como ciencia. Es decir, la Criminalística se apoya en estos siete principios con objeto de realizar su aplicación con metodología científica en la investigación de hechos presuntamente delictuosos, contando con metodología propia para el desarrollo técnico de sus actividades y también con conocimientos generales sistemáticamente ordenados.

Pero faltan más preceptos científicos que exponer, ya que lo que se ha explicado tan sólo es el inicio de una cantidad casi interminable de elementos de importancia que se deben conocer para que los estudiosos e investigadores salgan de la vaguedad e incertidumbre sobre la situación de la ciencia criminalística.

En relación con los siete principios que se tratan, y que sólo cuatro de ellos han sido explicados por los estudiosos, surge una valiosa interrogante referente al sexto principio, ¿realmente todos los resultados de la aplicación científica de la Criminalística son completamente de probabilidad? Se ha comprobado que también se dan resultados de acierto exacto en el estudio de las evidencias materiales y en tal caso, el sexto principio se consideraría alternativamente como de probabilidad o certeza, pero las normas de filosofía de la ciencia, no permitirían esta alternativa y en tal virtud, también manejamos el séptimo principio: el de certeza, la cual por ejemplo en los análisis de ADN mitocondrial alcanza un nivel de certeza identificativo del 99,98%.

La INDIVIDUALIDAD DE CARACTERÍSTICAS de algunos agentes vulnerantes, principalmente mecánicos y de algunas partes del cuerpo humano, que se utilizan en la comisión de hechos, específicamente poseen particularidades de forma que los hacen únicos y diferentes a sus similares, constatándose esto con el estudio de los efectos que producen sobre determinados soportes. Por tal virtud, se ha llegado a teorizar acertadamente que en Criminalística, cuando se utilizan algunos objetos e instrumentos o algunas partes del cuerpo humano para realizar hechos, imprimen y reproducen la forma o figura de su superficie que tiene contacto contra otro cuerpo, manifestándose objetivamente su individualidad de características, que va a ser de invaluable utilidad para realizar estudios científicos comparativos e identificar a los agentes de producción.

En último término el método científico, independiente del objeto, cosa, hecho o fenómeno al que se aplique, tiene como finalidad fundamental señalar caminos para la solución de problemas mediante la aplicación de pasos sistemáticos, de acuerdo con el problema planteado que se va a investiga, a través de los siguientes pasos:

Observación.

Problema.

Hipótesis.

Experimentación.

Teoría, ley o principio.

OTROS PRINCIPIOS:

RAREZA: No sólo la presencia de evidencias es de importancia pericial, sino que su ausencia también se constituye en un indicativo de anormalidad.

CARACTERÍSTICAS DE CLASE: Particularidades que definen las categorías en las que se pueden clasificar las personas o cosas objeto de análisis.

COMPARACIONES: Identificación de la existencia o ausencia de igualdad y proporciones de los objetos comparados

INDIVIDUALIDAD: Propiedad de los elementos que los hace únicos y diferentes a otros, reconocibles a partir de tales características individualizadoras.

TIPOS DE PERICIAS QUE SE PUEDEN SOLICITAR:

HUELLAS e.- INTERROGANTES PERICIALES (:

1.- Establecer la existencia de huellas dactilares latentes en los objetos o soportes remitidos.

2.- Clasificación de las huellas dactilares reveladas en los diferentes soportes.

3.- Estudio de cotejo y comparación con las fichas dactilares de los sospechosos.

4.- Establecer la identidad de él o los autores del delito, por medio de las huellas encontradas.

SEÑALES ESPECIALES

b.- INTERROGANTES PERICIALES:

1.- Clasificación y estudio del molde levantado.

2.- Estudio comparativo del molde con los sospechosos.

3.- Tipo de calzado.

4.- Tamaño y características.

BALÍSTICA:

a.4.- INTERROGANTES PERICIALES:

ARMAS

1.- Si el arma ha sido disparada después de su último aseo.

2.- Estado de conservación y funcionamiento mecánico del arma.

3.- Restauración de marcas y números de serie.

4.- Si las vainas encontradas en el cilindro, fueron percutidas por el respectivo revolver.

5.- Si las vainas encontradas en el Sitio del suceso, fueron percutidas por el arma.

6.- Si el arma registra antecedentes de participación en hechos anteriores.

7.- Si el arma se encuentra inscrita en el registro de la Dirección de Movilización Nacional.

8.- Determinación de sustancias adheridas al arma.

9.- Revelado de huellas digitales.

VAINAS

1.- Calibre, en caso de no salir expresado en el culote.

2.- Marca.

3.- Tipo de arma que la disparó.

4.- Naturaleza de los elementos adheridos e ella.

5.- Si fue dispara por un arma determinada (comparación de vainas).

PROYECTILES

1.- Calibre.

2.- Elementos que lo componen.

3.- Tipo de arma que lo disparó.

4.- Si fue disparado por un arma en particular (comparación de proyectiles).

5.- Naturaleza de las sustancias adheridas a él.

IMPACTOS BALÍSTICOS

1.- Si el disparo fue a corta distancia (menos de 80 cms.).

2.- Trayectoria del proyectil en el cuerpo.

3.- Tipo de proyectil empleado (plomo desnudo o encamisado9.

4.- Identificación de sustancias adheridas a la prenda.

5.- Determinar si el disparo es de tipo homicida, suicida o accidental.

DOCUMENTOLOGÍA:

a.4.- INTERROGANTES PERICIALES:

MANUSCRITOS:

1.- Búsqueda de huellas dactilares.

2.- Autenticidad o falsedad de manuscritos o de firmas.

3.- Análisis comparativo de manuscritos y firmas.

4.- Análisis grafológico.

5.- Determinar si existen borraduras, enmendaduras o raspaduras, mecánicas o químicas.

6.- Determinas si han sido confeccionadas por más de una persona.

7.- Análisis de tintas y papel.

MECANOGRAFIADOS

1.- Buscar huellas dactilares.

2.- Orientación sobre la posible máquina, marca y modelo, en que se realizó el documento.

3.- Identificación de la cabeza impresora.

4.- Análisis comparativo.

5.- Determinar la presencia de borraduras mecánicas o químicas.

6.- Determinas cuantos tipos de máquina intervinieron en un escrito.

IMPRESOS:

1.- Búsqueda de huellas dactilares.

2.- Verificar su autenticidad o falsedad.

QUÍMICA Y BIOLOGÍA:

c.- INTERROGANTES PERICIALES:

SANGRE:

1.- Determinar si la mancha es sangre u otra sustancia.

2.- Si la mancha es sangre, establecer si es de origen humano o animal.

3.- Si la sangre es humana, establecer su grupo sanguíneo.

4.- Determinar identidad a través de exámen ADN

RESIDUOS BALÍSTICOS

1.- Establecer si el arma de fuego fue o no disparada después de su último aseo.

2.- Establecer la distancia del disparo (larga o corta distancia).

3.- Determinar trayectoria de proyectiles.

4.- Establecer si se trata de un proyectil de plomo desnudo o encamisado.

SEMEN

1.- Determinar si la mancha corresponde o no a semen.

2.- Determinar la presencia de espermatozoides.

PELOS Y FIBRAS:

1.- Determinar si el pelo es de origen humano o animal.

2.- De que zona del cuerpo humano procede.

3.- Realizar un estudio comparativo con pelos testigo.

4.- Determinar si el pelo ha sido teñido o no.

5.- Establecer si el pelo fue cortado, arrancado o se cayó

solo.

6.- Determinar si la fibra textil es de origen natural o sintética.

7.- Realizar un estudio comparativo con fibras textiles testigo.