Intuición, Imaginación e Introspección

Psicología. Sociología. Conocimiento. Madurez. Desarrollo mental. Pensamiento

  • Enviado por: Joyce Jankelevich
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 6 páginas
publicidad
publicidad

Algunos dicen que la INTUICIÓN, la IMAGINACIÓN y la INTROSPECCIÓN son importantes maneras que tenemos para conocer. Explica cómo nos pueden ayudar a conocer el mundo y a nosotros mismos; también cómo nos pueden inhibir o hacer difícil llegar al conocimiento.

A lo largo del tiempo, el hombre ha ido desarrollando distintas habilidades para hacer cosas y también ha ido modificando su manera de razonar y pensar según el período de tiempo en el que vive, pero lo que nunca ha dejado de existir en un ser humano es la imaginación, la intuición y la introspección. Si cualquiera de estos tres modos de conocer, dejasen de existir, la raza humana y el mundo no serían igual, el conocer propiamente tal cambiaría y todo sería distinto a como lo es hoy en día y como lo fue ayer en cualquier rincón del universo. Pero ¿sabemos nosotros realmente lo que significa cada una de estas palabras?, ¿sabemos nosotros como nos ayuda cada uno de estos modos para saber más sobre el mundo y sobre nosotros mismos?, ¿sabemos que la imaginación, la introspección y la intuición pueden ser unidas y ser dependientes la una de la otra? Estas son algunas de las preguntas que me planteo yo al meditar sobre este tema y sobre estos tres distintos modos de conocimiento, y a lo largo de mi ensayo quiero lograr responder cada una de estas preguntas y también saber las facilidades y las dificultades que nos brinda cada uno de estos modos de conocimiento, para así poder saber cada día más sobre mí misma, el mundo, y todo lo que me rodea.

Partamos describiendo y analizando profundamente, intuición. Esta palabra se define como la capacidad de tener la impresión de que va a ocurrir algo o de que algo es de una manera. Es decir es la habilidad que tiene una persona para percibir cuando va a acontecer algo y también por qué ocurre lo que ocurre. Para mucha gente la intuición es algo que todos los seres humanos tienen, pero en cambio según mí modo de ver las cosas, creo que la intuición es una especie de don que tiene cierta gente, el echo de poder decir “Va a pasar...” , “En 5 minutos yo creo que.....”, son frases que no cualquiera puede pronunciar según lo que yo pienso, es una ventaja que algunas personas tienen para saber antes de que ocurra algo, que esto va a ocurrir. Si nos ponemos a pensar en las ventajas de poder intuir algo, podemos darnos cuenta de que la gran ventaja que este modo de conocimiento tiene es el poder saber cuando algo malo va a ocurrir y también por qué va a ocurrir, es el poder anticiparse a algo que quizás no es benefactor para uno mismo o para alguien cercano. Este modo de conocer facilita la conexión con el mundo y nos permite tener una perspectiva más amplia de este gran círculo terrenal, por el solo motivo de que podemos conocer las cosas sin saber que existen aunque también el basarse en la intuición puede ser peligroso y desventajoso ya que no sabemos si lo que estamos pensando es realmente cierto o podemos hacer que nuestra mente se obsesione con algo y se produzca un cierto trastorno mental al pensar que va a pasar algo o que algo es así, sin ni siquiera estar seguros de lo que estamos planteando. La INTUICIÓN, es una manera de poder conocer las distintas cosas que existen en el universo antes de que alguien o algo nos explique y nos enseñe que eso existe, es un modo fascinante de acercarse más a lo imaginario, es una manera de conocer que nos lleva a muchos lugares, objetos y personas que quizás nunca creímos que podían existir cerca de nosotros. Lo que hay que destacar es que siempre hay que tener en mente que el intuir algo no es siempre lo correcto, y que a pesar de ser un don (según mi opinión) o algo que existe en todo humano, puede tener sus desventajas, como el equivocarse y causar terribles daños psicológicos, físicos, materiales o simplemente un error que nos puede llevar a conocer algo sin que realmente exista.

Es ahora precisamente cuando quiero referirme a la imaginación, lo que va más allá de la realidad, cuando deja cada uno de nosotros de ver lo que existe y nos introducimos en un mundo irreal, en un mundo de sueños y fantasías porque sin duda alguna eso es a lo que yo llamo IMAGINACIÓN. Si bien la imaginación es algo a lo que se le llama una manera que facilita el conocimiento del mundo, yo más bien diría que la imaginación es algo que el mundo nos ofrece a nosotros para que tomemos como nuestro y aprendamos a utilizarla de una buena manera. El saber usar la imaginación es establecer los límites de lo real con lo fantasioso, es saber hasta donde podemos decir “Sí, esto es verdad, yo lo veo y existe.” y decir “Yo me imaginé que existía...”, es saber crear cosas dentro de la mente de cada uno teniendo en cuenta que no todo es como uno quiere y que no todo lo que uno cree ver es real, ya que el ir más allá de lo que existe, puede traer como consecuencias la locura, la existencia de lo que a uno lo rodea y hasta la de uno mismo. En pocas palabras el abusar de la imaginación, nos puede llevar hasta dudar hasta de nuestra propia existencia en el lugar en que vivimos. A pesar de llevarnos a problemas como a la locura y a dudar de nuestra propia existencia, la imaginación también tiene su lado bueno, si no, no sería parte del mundo (todo tiene su lado positivo y su lado negativo). Una persona que es capaz de imaginar es capaz de crear, una persona que es capaz de imaginar, es capaz de soñar, una persona que es capaz de imaginar, es una persona capaz de llevar su mente, más allá de lo común, más allá de lo rutinario, en fin el poder imaginar y el poder luchar por lograr las metas y objetivos a través de nuestros sueños, nos conduce a cada uno de nosotros a una puerta diferente, la cual nos dirige hacia un camino único, exclusivo e inigualable. Este camino es más bien conocido por nosotros, como el mundo de nuestra propia imaginación. Es importante resaltar, las palabras “nuestra” y “creación” ya que cada persona que vive en el mundo, lo ve a su manera, con distintos ojos y horizontes. Para poder conocer, no sólo hay que soñar y crear. Es así como de a poco nos damos cuenta que el imaginar nos ayuda de gran manera a aprender sobre lo que nos rodea, porque no basta con vivir lo rutinario y conformarse con lo que existe en el planeta, si no que hay que tratar de llegar al mejor lugar, y ese lugar lo elabora cada ser humano de acuerdo a sus sueños, a sus gustos y a su modo de ver las cosas. La capacidad de imaginar nos permite conocer lo que es bueno y lo que es malo según nuestros parámetros, la imaginación nos permite abstraernos de lo negativo, lo sucio y lo impuro y nos conduce a un mundo interior. Es por esto, que toda persona tiene que crear durante su vida ya que si no lo hace, puedo inferir que no será un persona exitosa por el echo de que viviría día a día sin tener nada nuevo dentro de si mismo, y se conformará con lo que hay sin tratar de mejorar. A pesar de conocer el mundo como cualquier otra persona, un ser sin imaginación, es un ser que se le quita la oportunidad de soñar con el mundo ideal. En pocas palabras, el estar privado de la imaginación, de la creación y del soñar, es no tener la posibilidad de vivir día a día un mundo mejor e ideal. Ese mundo que nuestro interior nos permite crear.

Para poder tener un mundo interior y único, es necesario conocerse a uno mismo y tener bien claro cuales son nuestros defectos, nuestras virtudes y nuestras metas en la vida. Pero conocerse a uno mismo, no se hace de la noche a la mañana ni de un minuto a otro, si no que con el paso del tiempo cada uno va aprendiendo sobre lo que hay en el interior de nuestra mente y organismo. El proceso de conocerse a uno mismo y viajar hacia el interior es también conocido como INTROSPECCIÓN. Este modo de conocimiento nos permite adentrarnos en nuestro propio ser, para descubrir lo que realmente somos y queremos. La introspección es de gran ayuda para conocer al mundo, puesto que al saber como somos nosotros podemos elegir dentro de las posibilidades, lo que nos conviene y lo que nos gusta, al ir conociéndonos nosotros, también aprendemos sobre el mundo ya que según nuestras opiniones y según nuestro ser, nosotros actuamos y reaccionamos hacia el exterior, hacia el mundo y los demás. Es así como de a poco vamos explorando, aprendiendo y obteniendo de este gran pedazo de tierra, lo que nos llama la atención. Si bien puede ser una manera de acercarse al mundo, sin darnos cuenta y al mismo tiempo que creemos estar conociendo y creemos estar más cerca del círculo terrenal, la introspección se contradice en cierta forma puesto que el dedicar mucho tiempo a nosotros mismos en lo que a conocimiento se refiere, nos trae como consecuencia, el aislamiento y la soledad. El estar mucho tiempo inspeccionándose y tratando de descubrir en un 100% como somos, nos hace olvidarnos de lo demás y nos hace cerrarnos en un mundo único, en una palabra nos convertirnos en ermitaños en ves de en ciudadanos. Es aquí donde podemos notar las desventajas que trae esta manera de conocer, que a pesar de sonar como un método de conocimiento extraordinario, también traiciona, ya que sin darnos cuenta, y antes de que alcancemos a cerrar los ojos, el mundo que jamás pensamos que íbamos a tener toca nuestra puerta y nos dice “Conócete, explórate y olvídate de lo demás.”

Después de haber analizado las tres maneras de conocer por separadas y de una manera muy profunda, puedo sacar como conclusión que en la vida todo va acompañado de algo, y que todo depende de otra cosa, ya sea un ser humano de otro, una flor de agua para poder vivir, un perro de cariño para poder sentirse querido y en este caso, una manera de conocer acompañada de otra para poder formar un equilibrio en el vida de todo ser humano, puesto que si son independientes la una de la otra, el hombre no se integra en un 100% y en vez de ser completo y tener todas las posibilidades para conocer el mundo y a si mismo de una manera satisfactoria, se va apartando de a poco y se va descomponiendo solitariamente. Se empiezan a acabar las hojas, los minutos y los fundamentos, de a poco empiezo a darme cuenta que mientras he estado pensando, redactando y escribiendo este ensayo, me ha ayudado a comprender más el concepto de lo que nosotros conocemos como “Conocimiento”, me ha ido ayudando a desarrollar la habilidad de encontrar la concordancia entre las palabras para que adquieran magia y los ojos que lo lean se llenen de energía e iluminación. El haber hecho este ensayo me ha hecho intuir cosas nuevas que pueden estar a mi alrededor, me ha hecho imaginar un mundo que jamás antes había soñado y me ha hecho aprender que por más que lo intente, lo que hay dentro de mí nunca lo terminaré de conocer. En pocas palabras, aprendí a conocer más lo que se llama MUNDO...