Interrelaciones ecológicas

Biología. Interacción biológica. Inter e intra específica. Positivas. Comensalismo. Protocooperación. Mutualismo. Simbiótico. Simbiósis. Obligado. Facultativo. Polinización. Negativas. Amensalismo. Parasitismo. Competencia. Depredación

  • Enviado por: Jivko
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 18 páginas
publicidad
cursos destacados
Ejercicios resueltos de Química General
Ejercicios resueltos de Química General
Serie de ejercicios resueltos de Química General 

Este curso va ligado al curso actual de...
Ver más información

Combo cursos de matemática y ciencia
Combo cursos de matemática y ciencia
¡Aprovecha esta gran oportunidad!

Ahora es posible, adquirir a manera de Combo, los siguientes...
Ver más información

publicidad

INTERRELACIONES ECOLÓGICAS

INTERRELACIONES INTRA R INTER. ESPECÍFICA

Índice

Tema Número de página

Portada 1

Índice 2

Introducción 3

Interrelaciones intarespecíficas 4

Interrelaciones interespecífica 5

Interrelaciones positivas 5

Comensalismo 5

Protocooperación 6

Mutualismo 7-10

Interrelaciones negativas 11

Amensalismo 11

Parasitismo 11-12

Competencia 12-16

Depredación 16-17

Anexo 17

conclusión 18

bibliografía 19

Introducción

El trabajo tiene dentro de los objetivos fundamentales entregar información acerca de un tema de gran relevancia para nuestro vivir en este sistema tan complejo dicho tema es de las relaciones que se establecen entre los seres de ecosistema en que nos encontramos estas relaciones son llamadas interrelaciones ecológicas y que tras el trabajo de los investigadores fue dividido en dos primordialmente.

Todos los seres vivos tienen una manera de vivir que depende de su estructura y fisiología y también del tipo de ambiente en que viven, de manera que los factores físicos y biológicos se combinan para formar una gran variedad de ambientes en distintas partes de la biosfera. Así, la vida de un ser vivo está estrechamente ajustada a las condiciones físicas de su ambiente y también a las bióticas, es decir a la vida de sus semejantes y de todas las otras clases de organismos que integran la comunidad de la cual forma parte (relación con organismos de distinta especie).

Interrelaciones ecológicas

Podemos distinguir dos tipos de relaciones ecológicas la intra-especifica y la Inter.-específica

1° Interrelaciones Intra-específicas:

Son aquellas que se establecen entre aquellos individuos de la misma especie.

A nivel unicelular, tanto en organismos animales como vegetales, las relaciones entre los distintos individuos presentes en un medio determinado vienen condicionadas principalmente por factores de tipo físico y químico.

  • Tipos de asociación: Según el tipo de organismos pueden ser:

    • Organismos de vida libre: Son aquellos que pueden movilizarse de un lugar a otro.

    • Sedentarios :permanecen en el mismo lugar la mayor parte de su vida En los vegetales superiores, debido a la incapacidad de desplazamiento, surgen formaciones en las que el conjunto crea unas condiciones adecuadas para cada individuo, por lo que se da una cooperación ecológica, al tiempo que se produce competencia por el espacio.

    • Planctónicos: Flotan en el agua y son transportados por la acción del agua y del viento. Al ser su hábitat generalmente el agua, donde suelen formar parte del plancton, la rápida multiplicación de estos organismos puede provocar a veces en ambientes reducidos una cantidad excesiva de residuos metabólicos o un agotamiento total del oxígeno disuelto que provoque su muerte. La relación entre cada organismo unicelular viene mediada por el medio común que comparten, al que vierten sus metabolitos y del que reciben los de otros organismos.

    • Gregarios :Pueden vivir formando grupos.

      • Territorio : Algunas especies ocupan una determinada área, la que es defendida activamente contra la intrusión de otros individuos de la misma especie.

      • Comunicación : Esta interrelación se da en muchas especies, y particularmente entre los insectos, como es el caso de la abeja africana (Apis mellifera ), cuyo mecanismo de comunicación le permite una ventaja adaptativa. Esta facultad de comunicación se realiza a través de ciertas facultades químicas olorosas (feromonas).

2° Interrelaciones Inter-específicas:

En este caso prima el interés por el alimento o el espacio, aunque en muchas ocasiones, para conseguir unos fines se recurra a compromisos que se manifiestan en asociaciones del tipo de una simbiosis.

Dentro de este amplio apartado se incluyen todas aquellas relaciones directas o indirectas entre individuos de especies diferentes y que se estudian en otros apartados. Entre ellas tenemos el parasitismo y la depredación, la necrofagia o el aprovechamiento de otros organismos para conseguir protección, lugar donde vivir, alimento, transporte, etc. La importancia de estas relaciones es que establecen muchas veces los flujos de energía dentro de las redes tróficas y por tanto contribuyen a la estructuración del ecosistema. Las relaciones en las que intervienen organismos vegetales son más estáticas que aquellas propias de los animales, pero estas son el resultado de la evolución del medio, sobre el cual, a su vez las especies actúan, incluso modificándolo, en virtud de las relaciones que mantienen entre ellas.

Todo individuo no sólo se relaciona con individuos de su misma especie, sino, además con seres de otras especies, estas interrelaciones pueden clasificarse como positivas y negativas:

  • Interrelaciones positivas: Ocurre cuando la relación favorece a una o a las dos especies recurrentes:

Comensalismo:

Es una relación interespecífica entre dos organismos vivientes, donde uno de los individuos se beneficia y el otro no se ve perjudicado ni tampoco ayudado. El término comensalismo proviene del latín com mensa, que significa "compartiendo la mesa", originalmente fue usado para describir el uso de comida de desecho por parte de un segundo animal, como los carroñeros que siguen a los animales de caza, pero esperan hasta que el animal termine su plato. Otras formas de comensalismo incluyen:

a)Foresis:

Usado por el segundo organismo para transportarse. Ejemplos: La rémora sobre el tiburón o los ácaros sobre los excrementos de insectos. Éste incluye ambos tanto foresis, temporal y permanente.

'Interrelaciones ecológicas'

En la figura se puede apreciar la relación

Inter.-específica más común de la rémora y el tiburón

b) Inquilinismo:

Cuando el segundo organismo se hospeda dentro del primero. Ejemplos: Flores parásitas que viven sobre los árboles como algunas orquídeas, o pájaros como el pájaro carpintero que vive en hoyos que hace en los árboles.

c) Meta biótico:

Una dependencia más indirecta, en el que el segundo organismo usa algo del primero, sin embargo después de la muerte del mismo. Un ejemplo es el cangrejo ermitaño que usa la concha para proteger su cuerpo.

Protocooperación.

Es una asociación entre dos individuos en que ambos resultan beneficiados. Como en la relación entre algunas especies de aves que limpian de parásitos a los rumiantes y les avisan de los posibles peligros, mientras que ellas obtienen fácilmente su alimento. Ambos se benefician, pero no es una relación obligatoria.

La protocooperación se presenta en la mayoría de los casos de diseminación y en gran parte de los de polinización de los animales; interacción que produce beneficios a los animales, puesto que les proporciona alimento, y también a las plantas, porque permite el cruzamiento, y la dispersión y propagación de las especies. Sin embargo, si la interacción no se produce, los animales tienen otras fuentes de alimento, y las plantas otros agentes de polinización y de diseminación. Existen diferentes grados de adaptación entre plantas y animales en cuanto a diseminación.

En muchos casos chilenos las flores no son muy especializadas y pueden ser polinizadas por diferentes tipos de insectos; a los que se les llama casos de protocooperación. También la diseminación de semillas u otros propágulos de plantas pueden calificarse como casos de protocooperación o interacción positiva facultativa.

'Interrelaciones ecológicas'

En la figura ambos salen beneficiados

Mutualismo:

El mutualismo es una relación reciproca positiva, en el ámbito individual o poblacional, entre dos especies distintas. Ambas especies aumentan su supervivencia, crecimiento o reproducción. El Mutualismo puede ser simbiótico o asimbiótico. En el mutualismo Simbiótico, los individuos interaccionan físicamente y su relación es obligatoria. Al menos un miembro de la pareja llega a ser totalmente dependiente del otro. En el extremo de esta relación los dos organismos en interacción funcionan como uno mismo, como ocurre con las algas y hongos en los líquenes.

En los mutualistas asimbióticos, ya sean obligados o facultativos, la relación puede haber empezado con la explotación. En las relaciones entre las plantas y sus polinizadotes, los pájaros e insectos iban a las plantas a alimentarse de polen.

El Mutualismo Simbiótico Obligado Es Permanente.

Algunas formas de mutualismo son tan permanentes u obligadas que la distinción entre dos poblaciones en interacción se hace a veces confusa. Un buen ejemplo de eso son las Micorrizas, una de las relaciones de mutualismo que se establecen entre las raíces de las plantas y los hongos. El hongo ayuda a la planta en la absorción de nutrientes del suelo. La planta pasa carbono al hongo, una importante fuente de energía para este. El mutualismo es tan importante para el crecimiento de los árboles del bosque y el funcionamiento de los ecosistemas forestales que es actualmente un campo de investigación en expansión.

Las Endomicorrizas son frecuentes en muchos árboles de bosques templados y tropicales. Los Micelios, Masas de finos filamentos fúngicos en el suelo, infectan las raíces. Los micelios actúan como una expansión de las raíces para la planta, pero no modifican la forma y estructura de las raíces. Otras micorrizas, las llamadas ectomicorrizas producen unas raíces cortas y finas en forma de coral.

Las micorrizas son particularmente importantes en suelos pobres en nutrientes, ayudan a la descomposición de la hoja rasca y al transporte de nutrientes, con una acumulación y absorción selectiva de iones. Producen sustancias reguladoras del crecimiento, movilizan los nutrientes en los suelos pobres y facilitan la disponibilidad de ciertos nutrientes ligados a los silicatos, además reducen la susceptibilidad de sus hospedadores a las enfermedades, al contribuir una barrera física y estimular a las raíces a producir sustancias químicas inhibidoras. Sin las ectomicorrizas, ciertos grupos de árboles, especialmente Coníferas, Robles y Abedules no podrían establecerse, crecer y sobrevivir. De hecho muchas micorrizas son específicas para ciertos árboles, tales como los Pinos o el “Abeto de Douglas”.

El Mutualismo Puede Ser Obligado Sin Implicar Simbiosis.

Muchas relaciones de mutualismo son obligadas sin ser simbióticas. Un ejemplo son las Micorrizas, aunque algunas de estas tienen cuerpos fructíferos aéreos, como en el caso de las familiares setas que liberan sus esporas al aire, otras tienen cuerpos fructíferos subterráneos, denominados trufas. Estas micorrizas dependen de pequeños mamíferos especialmente campañoles, para dispersar sus esporas. Estos pequeños mamíferos son capaces de detectar los cuerpos fructíferos subterráneos por el olor. Entonces, se desentierran las trufas, se las comen, y al defecar dispersan las esporas de las micorrizas en partes diferentes del suelo del bosque. Las esporas micorrícicas no pueden germinar hasta que contactan con las raíces de los árboles. Por lo tanto, aquí aparece una relación obligada a tres bandas. El árbol depende de la micorriza para absorber energía, y también de los pequeños mamíferos implicados obtienen una significante proporción de alimento a partir de los cuerpos fructíferos del hongo.

La relación entre las esporas micorrícicas y los pequeños mamíferos constituye un mutualismo asimbiótioco obligado. Así, los mutualistas llevan vidas separadas pero dependen uno del otro, en una relación común. Las aproximadamente 900 especies de higueras tropicales (Ficus) presentan una compleja relación obligada con las avispas aganoideas de las higueras, que las polinizan. Las avispas ponen huevos en las semillas en proceso de desarrollo, de las cuales se alimentan de sus larvas. Las higueras presentan entre un 44 y un 77% de mortalidad de las semillas.

Otras relaciones obligadas de este tipo están relacionadas con obtener cobijo, con la protección contra los depredadores y con la reproducción. Algunas de las relaciones más interesantes son las existentes entre hormigas y plantas, las hormigas del grupo Attini cultivan un hongo de lento crecimiento que no puede sobrevivir sin ellas. Existe una especie de hormiga centroamericana que vive en las espinas hinchadas de las acacias (Acacia spp.) De las cuales obtiene cobijo, y una dieta equilibrada y prácticamente completa para todos sus estados de crecimiento. Por su parte, las hormigas protegen a las plantas de los herbívoros. Al detectar la mínima perturbación, las hormigas salen en tropas de su abrigo, emitiendo olores repulsivos y atacando al intruso hasta que este se aleja. Ni las hormigas ni las acacias pueden sobrevivir en ausencia de otro.

El Mutualismo Facultativo.

La mayoría de las relaciones pueden ser facultativas, al menos en una parte de la relación. Tales relaciones no están confinadas únicamente a dos especies. Una especie puede entablar una relación de mutualismo con un numero de diferente de otras especies. Debido a que los beneficios de estas relaciones de mutualismo, normalmente asociadas con la dispersión de semillas de polinización, se comparten entre muchas plantas, organismos polinizadores y dispersores de semillas distintos, este tipo de mutualismo es llamado Difuso.

Las plantas con semillas de peso considerable dependen de animales tales como andredajos, ardillas y hormigas para transportar las semillas de cierta distancia de la planta que las produjo, y para que sean depositadas en lugares favorables para la germinación. Algunos animales dispersos de semillas, de los que dependen de las plantas, pueden ser depredadoras de semillas, consumiéndolas para nutrirse de ellas. Las plantas que dependen de estos animales deben producir un numero enorme de semillas a lo largo de su vida reproductiva. De este modo, sacrifican la mayoría de ellas para asegurarse que al menos algunas sobreviven, van a parara un sitio adecuado y germinan.

En los desiertos del sudoeste de Estados Unidos, en las áreas de matorral escleorofilo de Australia y en los bosques caducifolios del este de Norteamérica, existe un cierto numero de plantas herbáceas, incluyendo muchas violetas que dependen de las hormigas para la dispersión de sus semillas. Estas plantas, denominadas Mirmecócoras, poseen un cuerpo alimenticio sobre la cubierta de la semilla, que atrae a las hormigas, denominado Eliosoma. El Eliosoma contiene ciertos compuestos químicos esenciales para las hormigas. Las hormigas transportan las semillas hasta sus hormigueros, donde cortan el Eliosoma y se lo comen, o se lo dan a las Larvas para alimentarse.

Las plantas poseen todavía otra manera alternativa para dispersar sus semillas, estas están inmersas dentro de un fruto nutritivo apetecible para los animales que se alimentan de frutos. Estos animales, son denominados Frugívoros, no son depredadores de semillas, se alimentan de tejidos que envuelven a las semillas y no reducen la capacidad de germinación de éstas. La mayoría de los frugívoros no dependen exclusivamente de los frutos, ya que estos son deficitarios en proteínas y solo se encuentran disponibles de forma estacional.

Para poder hacer uso de éstos animales como agente de dispersión, las plantas deben atraerlos en el momento oportuno.

El Mutualismo Es Necesario Para La Polinización.

El objetivo de la dispersión de semillas es el transporte de éstas a lugares alejados de la planta que las produjo, que sean favorables para la germinación.

Las plantas deben transferir el polen de las anteras de una planta hasta el estigma de otra planta de su misma especie.

Algunas plantas dispersan polen con el Viento. Este método funciona fácilmente y tiene un bajo costo, especialmente cuando las plantas crecen en amplias zonas homogéneas de vegetación, como lo hacen los pinos y las hierbas. La dispersión por el viento es poco segura cuando los individuos de la misma especie están distribuidos de forma individual o en pequeños grupos a través del campo o el bosque. La transferencia de polen depende de los insectos, con la ayuda ocasional de algunas aves o murciélagos.

'Interrelaciones ecológicas'

Efectos Poblacionales Del Mutualismo.

Los efectos del mutualismo, se pueden apreciar fácilmente a nivel individual. El mutualismo mejora el crecimiento y reproducción del hongo, del roble y de los depredadores de semillas. Este existe a nivel poblacional solamente si la tasa de crecimiento de la especie A, aumenta con un aumento de la densidad de la especie B, y viceversa.

Para los mutualistas simbióticos obligados, la relación está bastante clara. Eliminamos la especie A y la población de la especie B desaparece. Si las esporas ectomicorrícicas no llegan a infectar las raicillas de los pinos jóvenes, no se desarrollarán. En dichos mutualistas, obligados o facultativos, el efecto poblacional puede estar limitado una parte del ciclo de la vida en el cual aparece la relación de mutualismo.

Para resumir podemos decir que el mutualismo es una relación recíproca positiva entre dos especies, la cual puede haber evolucionado a partir de una relación depredador-presa, hospedador-parásito o de comensalismo. Además se puede concluir que el mutualismo puede ser simbiótico o asimbiótico y obligado o facultativo. Los mutualistas simbióticos dependen físicamente uno del otro en donde uno vive dentro de los tejidos del otro. Los mutualistas asimbióticos obligados dependen uno del otro, pero llevan vidas independientes. Los mutualistas facultativos, incluyen grupos de especies implicadas en la dispersión de semillas y la polinización.

Las consecuencias poblacionales que trae el mutualismo son difíciles de definir, pero sí podemos dejar en claro que los beneficios puede que aparezcan sólo en una fase del ciclo de la vida del mutualismo.

'Interrelaciones ecológicas'

ejemplo de mutualismo

  • Interrelaciones negativas: En esta relación una de las especies se ve perjudicada.

Amensalismo.

El amensalismo es la interacción biológica que se produce cuando un organismo se ve perjudicado en la relación y el otro no experimenta ninguna alteración, es decir, la relación le resulta neutra.

En algunos bosques de la selva amazónica, hay árboles de mayor tamaño que impiden la llegada de luz solar a las hierbas que se encuentran a ras del suelo. Éste es un ejemplo de amensalismo, y se diferencia de la competencia en que las plantas de menor tamaño no afectan en nada la supervivencia de los árboles de mayor tamaño.

El amensalismo se simboliza de la siguiente forma: - / 0

Cabe destacar que la interdependencia de dos organismos de especies diferentes, es decir, la existencia de una asociación estrecha de organismos pertenecientes a especies diferentes se conoce como Simbiosis. Por lo tanto las relaciones poblacionales de mutualismo, comensalismo y parasitismo son consideradas relaciones simbióticas. No así la competencia, depredación y el amensalismo ya que de no existir la relación entre ambas especies igual estas podrían existir y desarrollarse.

Parasitismo:

El parasitismo es una interacción biológica entre dos organismos, en la que uno de los organismos (el parásito) consigue la mayor parte del beneficio de la relación íntima. El parasitismo puede ser considerado depredación. Los parásitos que viven dentro del organismo huésped se llaman endoparásitos y aquellos que viven fuera del organismo huésped reciben el nombre de ectoparásitos. Un parásito que mata al organismo donde se hospeda es llamado parasitoide. Algunos parásitos son parásitos sociales, teniendo ventaja de interacciones entre miembros de una especie social-huésped como son las hormigas o las termitas.

Muchos endoparásitos obtienen beneficio de los organismos huéspedes mediante mecanismos pasivos, como por ejemplo el nematodo, Ascaris lumbricoides, un endoparásito que vive en el intestino de los humanos. Ascaris lumbricoides produce un gran número de huevos, que son transportados desde el tramo digestivo hasta el medio externo, dependiendo de los humanos el ser ingeridos en lugares que no tengan una buena sanidad. Los ectoparásitos, la otra rama, a menudo tienen elaborados mecanismos y estrategias para encontrar organismos huéspedes. Algunas sanguijuelas acuáticas, por ejemplo, localizan organismos con censores de movimiento y confirman su identidad y sustancias químicas antes de pegarse.

Es muy común que los organismos huéspedes también hayan desarrollado mecanismos de defensa. Las plantas a menudo producen toxinas, por ejemplo, que desalientan a los hongos parásitos, bacterias así como también a los herbívoros. El sistema inmunológico de los vertebrados puede ser objetivo de la mayoría de los parásitos a través del contacto con fluidos corporales. Muchos parásitos, particularmente los microorganismos, se han adaptado evolutivamente a especies huéspedes en concreto; en tales interacciones las dos especies han evolucionado independientemente dentro de una relación relativamente estable, que no mata al huésped de manera rápida -lo que también sería perjudicial para el parásito-.

A veces, la taxonomía de los parásitos nos dice cómo son sus huéspedes, si son similares o están relacionados. Por ejemplo, hay una disputa acerca de sí las relaciones de los phoenicopteriformes son más abiertas a Ciconiiformes o a Anseriformes. Ya que comparten parásitos con los patos y los gansos, pero no con las cigüeñas. Uno de esos parásitos es la pulga llamada Anaticola phoenicopteri, que significa "Viven de los patos, pero pertenecen a los flamencos". Por eso, la relación es más íntima con los Anseriformes.

'Interrelaciones ecológicas'

Ejemplo de parásitos más comunes e la vida diaria son la garrapata en el caso del perro por lo general, la pulga en los animales mamíferos.

Competencia:

a)Competencia Interespecifica.

Este tipo de interacción afecta a dos o más especies, la competencia es la relación en la cual dos o más especies se ven afectadas negativamente (--), es competencia interespecifica, en esta así como en la competencia intraespecifica, los individuos desean un recurso escaso, pero en este caso pertenecen a dos o más especies. Asi, pueden darse al mismo tiempo ambos tipos de competencia. Por ejemplo, las ardillas grises compiten entre ellas mismas por las bellotas en aquellos años de escasa producción. Al mismo tiempo, los ratones de pies blancos (Peromyscus Leucopus), los siervos de virginia, los pavos salvajes y las charas salvajes (Cyanocita Cristata) rivalizan por la misma cosecha. Debido a la competencia los individuos dentro de una especie pueden verse obligados a aumentar los esfuerzos dedicados a la búsqueda de alimento. Entonces la competencia intraespecifica produce una selección hacia un ensanchamiento en la base de recursos utilizados, o una generalización, mientras que la competencia interespecifica favorece una reducción en la base de recursos utilizados, o una especialización al igual que la competencia intraespecifica, esta toma dos formas. La competencia por interferencia del mismo modo que la comptencia de torneo, es directa o agresiva. Un competidor interfiere en el acceso a un recurso por parte de otro. La competencia por explotación, similar a la competencia de pelea, reduce la abundancia de los recursos compartidos. Cada especie reduce de manera indirecta la abundancia de la otra especie. El desenlace depende de la eficiencia de cada competidor en el uso de recurso.

El concepto de competencia es una de las piedras angulares de la ecología evolutiva Darwin baso su idea de la selección natural en la competencia y la lucha por la supervivencia. Debido a que de cara a una especie le resulta ventajoso evitarla, la competencia ha sido considerada como la principal fuerza motora oculta detrás de la especialización y divergencia de especies. No obstante, el papel de la competencia interespecifica dentro de la estructura de la comunidad representa un área de controversia dentro de la ecología.

a)La Competencia Interespecifica:

Este tipo de competencia puede dar lugar a cuatro tipos de resultados.

A principios del siglo XX, dos matemáticos, el estadounidense Alfredo Lotka y el italiano Vittora Volterra, desarrollaron de manera independiente una expresiones matemáticas que describen la relación entre dos especies que comparten un mismo recurso. Ambos partieron de la ecuación logística que describe el crecimiento poblacional.

dN/dt = rN (K - N / K)

A partir de aquí cada uno modifico la ecuación logística para cada especie añadiéndole un coeficiente que diese cuenta del efecto competitivo de una especie sobre el crecimiento poblacional de la otra para la especie 1 este coeficiente es:

donde: N2 es el número de individuos de la especie 2 y  es el impacto competitivo por individuo que ejerce la especie 2 sobre la especie 1 y  es el impacto competitivo por individuo que ejerce la especie 1 sobre la especie 2.

Estos coeficientes convierten el número de individuos de una población en individuos de la otra. La incorporación de estos coeficientes genera la ecuación:

 

dN1/dt = r1N1 (K1 - N1 - N2/ K1) especie 1

 

dN2/dt = r2N2 (K2 - N2 -  N1/ K2) especie 2

 

Estos coeficientes aumentan el freno denso dependiente de las poblaciones. A medida que el componente N2 - N1 se aproxima a K2 la tasa de crecimiento de la especie 2 se aproximara a cero. Además mientras mayor sea N1 mayor será su efecto sobre la reducción de la tasa de crecimiento de la especie 2. Lo mismo en relación con el efecto de la especie 2 sobre la tasa de crecimiento de la especie 1.

Sobre la base de las ecuaciones de Lotka-Volterra es fácil reconocer que el resultado de la competencia dependerá de los valores relativos de K1, K2,  y . Por ejemplo sí:

N2 = K1 / , N1 no puede crecer

N1 = K2 / , N2 no puede aumentar nunca

Esto es equivalente a decir que, bajo competencia, la presencia de la especie 1 disminuye la capacidad de carga de la especie 2.

Dependiendo de la combinación de valores para K y para  y  la competencia entre las especies 1 y 2 puede resultar en 4 resultados diferentes:

En dos situaciones una especie gana sobre la otra. En un caso (cuando K1/ > K2 y K1 > K2/) la especie uno 1 inhibe el crecimiento de la especie 2 al mismo tiempo que continua con su propio crecimiento. En este caso la especie 2 es empujada hacia la extinción. En el otro caso (cuando K2 > K1/ y K2/ > K1) la especie 2 inhibe el posterior crecimiento de la especie 1 al mismo tiempo que continua su propio crecimiento y la especie 1 desaparece.

En la tercera situación (cuando K2 > K1/ y K1 > K2/) cada especie, cuando es abundante, inhibe el crecimiento de la otra, y ambas especies resisten en un equilibrio instable hasta que finalmente una gana. El resultado, en este caso, depende de que especie es la más abundante y de cual se adapta mejor a los cambios ambientales.

En el cuarto caso (cuando K1/ > K2 y K2/ > K1) ninguna población puede alcanzar una densidad capaz de eliminar a la otra. Cada especie inhibe su propio crecimiento poblacional más que el crecimiento de la otra especie.

 

Experimentos de laboratorio avalan las ecuaciones de Lotka-Volterra.

Las ecuaciones de Lotka-Volterra estimularon una serie de experimentos de laboratorio. Estos, en su comienzo se basaron en el estudio del devenir de poblaciones de paramecios que se alimentaban de bacterias y sirvieron como una importante validación de las ecuaciones. Posteriormente estas ecuaciones fueron nuevamente validadas sobre la base de experimentos con insectos (gorgojos de la harina). Recientemente los últimos experimentos han validado las ecuaciones sobre la base de análisis del devenir de poblaciones de diatomeas.

En todos estos experimentos se analiza la dinámica poblacional de dos especies que interactúan y se manipula el nivel de recursos disponible y compartidos por ambas.

               La investigación sugiere la idea del principio de exclusión competitiva.

En tres de las cuatro situaciones predichas por las ecuaciones de Lotka-Volterra una especie empuja a la extinción de la otra. Los resultados de los experimentos de laboratorio avalan esta predicción englobando este resultado dentro del concepto de principio de exclusión competitiva. Este principio establece que dos especies que compitan fuertemente por un recurso no pueden coexistir. Para competir fuertemente las dos especies deben utilizar y depender de manera importante de un mismo recurso limitante.

               Resulta difícil realizar experimentos de competencia en el campo

Debido a que en condiciones de campo (de terreno) no es posible manejar una serie de variables ambientales que pueden influir sobre la interacción entre dos especies en competencia, ha sido muy difícil validar las predicciones de las ecuaciones de Lotka-Volterra bajo estas condiciones. En terreno:

  • no se tiene control sobre el ambiente,

  • Es difícil saber si las poblaciones están en su capacidad de carga o por debajo de ésta.

  • se carece de un completo conocimiento de los requerimientos del ciclo de vida o de las pequeñas diferencias entre las especies

  • No se puede controlar por el efecto de la evolución en las interacciones competitivas.

  •                En la exclusión no está implícito solamente la competencia

    Los estudios más completos sobre exclusión competitiva no son experimentales sino observacionales y se dirigen, por ejemplo, hacia el análisis del efecto de especies introducidas sobre la flora y fauna nativas como también hacia el análisis de la segregación espacial y temporal de especies que presentan requerimientos similares de recursos.

                   Un ambiente variable perturba el equilibrio

    La superioridad competitiva de una especie sobre otra puede ser disminuida por efecto de factores ambientales que afecten selectivamente a la especie dominante. De esta forma los resultados de las interacciones competitivas dependen del conjunto de factores ambientales en los cuales se desarrolla la interacción.

                    La coexistencia limita la población de cada especie

    En algunos casos dos especies en competencia pueden coexistir si se comportan como si correspondieran a la misma especie. Incluso si corresponden a especies muy distintas taxonómicamente.

              

    Las especies coexisten a través del reparto de los recursos disponibles

    Muchas especies coexisten en diferentes hábitat sin competir debido a su capacidad para repartirse los recursos disponibles. Los organismos utilizan distintos tipos y tamaños de alimento, se alimentan en diferentes momentos o buscan alimento en áreas diferentes. Cada especie explota una porción de los recursos no aprovechables por los demás. Un grupo de especies explota un recurso de manera similar es un gremio. Muchos estudios muestran ejemplos de repartición de recursos en terreno.

               El nicho está relacionado con la competencia interespecifica

    La mayoría de las interacciones competitivas pueden ser representadas usando los nichos de las especies. Ya que el nicho de un organismo engloba el rango completo de condiciones y recursos dentro de los cuales dicho organismo puede vivir y reproducirse. Este entrará en contacto o afectará a los nichos de otros.

    Un organismo libre de interferencia por parte de otras especies puede usar el rango completo de condiciones y recursos al cual esta adaptado. A este rango se le denomina Nicho Fundamental. La competencia entre especies normalmente restringe el rango de recursos que usan las especies (sus nichos) y por ende las especies sólo usan efectivamente una porción del nicho fundamental. A esta porción se le denomina Nicho Realizado.

    En forma práctica los nichos de las especies son estimados midiendo el rango de uso de uno o dos recursos y no su totalidad (tarea imposible).

    La Sobre posición (o solapamiento) de Nicho se da cuando dos o más organismos utilizan una porción del mismo recurso simultáneamente. Se supone que la magnitud de la sobre posición es un buen indicador del nivel de competencia. Sin embargo, se debe recordar que si no existe Limitación de Recursos no hay competencia y por ende se pueden dar casos de amplia sobre posición de nichos en ausencia de competencia.

    Por otro lado las especies normalmente se pueden sobreponer en uno de sus ejes de nicho y a la vez, segregarse en otro, evitando de esta forma la competencia. Incluso esta diferenciación se puede dar entre individuos de la misma especie.

    La Amplitud del Nicho de una especie (o anchura de nicho) representa la suma total de los diferentes recursos utilizados por un organismo. Nichos estrechos o amplios se corresponden con especies especialistas o generalistas en su uso de recursos, respectivamente.

         Los organismos comprimen, expanden o modifican sus nichos.

    Una competencia intensa puede forzar a las especies a restringir su uso de los recursos compartidos. A este cambio se le denomina Compresión del Nicho. De manera inversa si se reduce la competencia el nicho de la especie se puede Expandir. Este fenómeno se conoce como Liberación Competitiva. En vez de expandir o comprimir su nicho, dos especies pueden redistribuir sus curvas de uso par evitar la competencia. A este proceso se le denomina modificación del nicho.

    Depredación:

      Es la interacción entre dos organismos en la que uno de ellos es favorecido y el otro pierde la vida sirviendo de alimento al primero.

    Esta interacción es una de las más conocidas. En las selvas africanas, la población de impalas (un tipo de venado) es depredada por grupos de leones. Para ello, los leones deben perseguir, cazar y dar muerte al impala. Al primero (el león) se le denomina depredador y al organismo capturado (el impala) se le llama presa.

    El depredador se ve favorecido en esta interacción puesto que de esta forma se alimenta.  La presa, en cambio, se ve perjudicada en esta interacción ya que pierde la vida. Por esta razón, la depredación se representa con los símbolos: + / -.

    Entre animales y plantas se establece un tipo particular de depredación que se denomina herbivoría. Esta consiste en una relación de alimentación, en la que el animal se alimenta de partes del vegetal, pero rara vez le ocasiona la muerte a la presa. Al animal que se alimenta de arbustos, hierbas y otros organismos vegetales se le denomina herbívoro.

    En la figura de abajo se aprecia claros ejemplos de depredación

    'Interrelaciones ecológicas'

    Anexo

    Especie: grupo de seres vivos de características semejantes que son capaces de reproducirse y dar descendencia fértil

    Hábitat: es un determinado lugar que reúne las condiciones para la vida de una especie.

    Población: conjunto de individuos de una misma especie que vive en un área determinada y están ligados a un ambiente.

    Comunidad o biocenosis: son todas las poblaciones de organismos que habitan un ambiente común e interaccionan entre sí.

    Ecosistema: es el conjunto de seres vivos de una comunidad y el espacio físico donde viven y se relacionan recíprocamente.

    Ejemplo: bosques, lago, monte.

    Conclusión

    Podemos concluir dentro de los objetivos fundamentales, que la ecología es la ciencia que estudia a los organismos en su propio hábitat, y de las relaciones que mantienen a los seres vivos con su entorno. La ecología se encarga de preservar la naturaleza y las especies en extinción.

    Un ecosistema es un sistema estable de tipo circular en el cual existe una constante interrelación entre organismos vivos (tanto en los de su misma especie, como con aquellas que pertenecen a especies diferentes) y también inertes.

    La diferencia entre hábitat y nicho ecológico es que el hábitat es el lugar en donde vive un organismo (domicilio), y el nicho ecológico es el papel que desempeña en él (profesión).

    Una población es un conjunto de individuos de la misma especie que ocupan un determinado lugar, y comunidad es un conjunto de individuos de distinta especie que ocupan un determinado territorio.

    Con todos estos hechos hemos llegado a comprender de una forma más significativa el contenido propuesto y también que estamos en condiciones de llegar a afirmar que los objetivos fundamentales de dicho trabajo se han cumplido en forma más eficiente.

    Bibliografía

    Libros

    Autor : Departamento de Investigación y Desarrollo CEPECH

    Titulo : “Biología, centro de estudios CEPECH”. Primera edición

    Año : 1991

    Editorial : Guayaquil Ltda.

    Páginas : 386-387

    Autor :”Las Últimas Noticias”

    Titulo : “El Gran Saber”.Enciclopedia de Las Últimas Noticias

    Año : 2000

    Editorial : Santiago Ltda.

    Páginas : 147-150

    Autor : Robert Leo Smith, Thomas M. Smith

    Titulo : Ecología, cuarta edición

    Año : 1990

    Editorial : Addison Wesley

    Páginas : Cáp.15-16

    Internet

    http://ecoportal.net/articulos/ecología.htm

    http://www.biologia.edu.ar/plantas/ecología