Interculturalismo y educación no formal

Migraciones. Desigualdades. Cultura. Instituciones

  • Enviado por: Armando
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

CAPÍTULO 11

INTERCULTURALISMO Y EDUCACIÓN NO FORMAL

El interculturalismo afecta a toda la educación, sea cual fuere su modalidad: formal, informal o no formal, porque la acción educativa intercultural puede hacerse en la escuela (educación formal), en la familia (educación informal) o fuera de la familia y de la escuela, la que muchos e ilustres pedagogos sociales han calificado de «tercer espacio».

La educación intercultural formal se encomienda a la escuela, y hay abundante bibliografía sobre ella, procedente, principalmente, de países pluriculturales, como son Canadá, Está dos Unidos, Alemania, Reino Unido, Francia... Pero es igualmente cierto que la investigación sobre educación intercultural no formal, área voluntariamente elegida, no ha sido la preferida por los científicos de la educación.

El Consejo de la Cooperación Cultural, del Consejo de Europa, ha insistido en los aspectos sociales de la educación intercultural.

1. Conceptos básicos en la educación intercultural.

  • Migraciones desequilibrios y desigualdades.

  • Las repercusiones en la educación fueron ya estudiadas pOr el Consejo de Europa hace un lustro, en una publicación sobre la educación intercultural (Conseil de 1'Europe, 1989).

    1.2. Cultura, multicultura e intercultura

    1.2.1. El concepto de cultura

    No podría comprenderse la educación intercultural si previamente no se tuviera un concepto de «cultura».

    Todos los elementos de la cultura...

    -La identidad cultural. Se ha dicho que la identidad cultural es el «universo simbólico compartido».

    La identidad cultural, en perspectiva individual, se asemeja a la «personalidad básica» de Kardiner y de la antropología cultural norteamericana, y, por paridad, la identidad cultural más típica o pura se localiza en sociedades simples y pequeñas. Tanto colectiva como individualmente, la identidad cultural es una «pertenencia a», es un producto de». La dificultad surge cuando son varias las culturas presentes en una sociedad, cuando hay multiculturalismo.

    Se detectan varias clases de identidad cultural; 1ª Identidad cultural subjetiva, concebida por CI. 2ª Identidad cultural pragmática, por la que el sujeto pertenece funcionalmente a un grupo.

    -Diversidad cultural. El espacio y el tiempo vuelven a ser criterios fundamentales. Pero ¿cómo delimitar la «diversidad» y la «pluralidad»? No hay duda de que la cultura japonesa es distinta de la occidental y que, donde convivieran, habría «pluralidad cultural». ¿Pero puede decirse lo mismo, si las que conviven son la «cultura cata lana» y la «cultura castellana»? ¿Hay diversidad? y en caso afirmativo, ¿hay pluralidad? ¿O puede hablarse de pluralidad cultural entre los franceses y los emigrantes de naciones, que colonialmente recibieron la cultura de la nación colonizadora? (Conseil de l'Europe, 1989, pp. romances ambas, y además convivan geográficamente? ¿Son diversos los emigrantes magrebíes o son exponentes de culturas plurales? ¿Lo son igualmente los cata lanes y los castellanos? ¿Puede hablarse también de pluralidad cultural? Dejemos estas trascendentales preguntas para los antropólogos y los sociólogos.

    La diversidad cultural admite dos lecturas.

    -Multicultura e Intercultura.

    -Recíproco reconocimiento de las culturas de origen y de acogida. -Eliminación del rango de inferioridad de los educadores del país inmigrante, comparados con los del país de acogida.

    2. La educación intercultural no formal

    2.1. La educación intercultural

    Iniciamos ya el tema principal de esta colaboración; y lo hacemos con el fin de delimitar el concepto y ámbitos de la educación intercultural, como requisito necesario para aplicarla al «tercer espacio» (fuera de la escuela y de la familia); en el presente estudio, ambos conceptos, intercultural y educación no formal son inseparables.

    2.1.1. La educación no formal

    En las palabras introductorias renunciamos a tratar las relaciones entre lo intercultural y la escuela, y elegimos el ámbito de la educación no formal como único objeto de nuestro estudio. Queda justificado, por tanto, que comencemos por el concepto de educación no formal.

    2.1.2. Educación intercultural

    Las investigaciones y las decisiones sociopolíticas acerca de la educación intercultural se iniciaron a finales de la década de 1970, aunque una década antes surgiera la problemática, de la educación escolar de los hijos de los emigrados, pero sin que los objetivos y actividades organizadas tuvieran un carácter auténticamente intercultural.

    La educación intercultural es aquella que cultiva en los alumnos habilidades y competencias s6lidas relacionadas con la propia identidad cultural y con las de las demás personas o comunidades, y la coherencia en la pluralidad de interacciones.

    El principio de toda educación intercultural estriba en que las diferencias culturales, vividas en países multiculturales, no son 6bice para el desarrollo de la personalidad, sino, al contrario, fuente de enriquecimiento.

    2.1.3. La pedagogía intercultural

    Una definición esquemática sería ésta: la pedagogía intercultural es la pedagogía de la diversidad cultural. La resultante será una pedagogía intercultural no formal.

    La pedagogía intercultural puede ser construida desde modelos teóricos diferentes, porque así sucede también en la antropología cultural. Las teorías en cuyo marco puede construirse una pedagogía intercultural son las mismas que se ocupan de explicar la discriminación social y étnica y sus implicaciones pedagógicas:

    Teoría de la identidad étnica y social. Esta teoría explicaría la intolerancia.

    Teoría del grupo de referencia.

    Teoría de la identidad del Yo.

    2.2. Instituciones interesadas en la educación intercultural

    La enumeración exhaustiva de todas las instituciones, públicas y privadas, interesadas en la educación intercultural es tema de una investigación laboriosa; no es éste mi propósito.

    2.2.1. Instituciones nacionales

    Tanto las de ámbito estatal como las de regional:

    -Ministerio de Asuntos Sociales: es la institución española suprema estatal, y que coordina toda la acción social, y, por consiguiente, también la educación intercultural no formal.

    -Ministerio de Educación y Ciencia, en lo que se refiere a la educación de adultos, aunque se ha centrado más en su educación formal que en la no formal. Y, de menor alcance, muchos organismos no gubernamentales, que a través de la educación no formal luchan por la intercultura.

    -Parroquias: en muchas ocasiones, son las instituciones más sensibilizadas en la educación intercultural no formal.

    Con una pequeña corrección puede aplicarse esta definición a la planificación de la educación intercultural no formal.

    ¿Es posible planificar la educación intercultural no formal? La mayor parte de los especialistas responden negativamente porque la educación no formal es más coyuntural, más participativa y espontánea, más flexible, menos previsible y menos sistematizable.

    Las modalidades de la educación intercultural no formal son las mismas que las de toda educación social: preventiva, auxiliante o de apoyo y terapéutica o de reinserción social (Fermoso, 1994, pp.

    Y los ámbitos son también los mismos que en la educación social: animación sociocultural con las familias emigrantes y con sus hijos; educación no formal de adultos; formación ocupacional para adaptar y potenciar sus posibilidades laborales; y acción educativa con marginados, que, en nuestro caso, lo serían por su raza o etnia, por su extranjería, por su semitismo o por su diversidad cultural e ideológica. Este último ámbito es el más necesitado de educación intercultural no formal.

    2.2.2. Programas para emigrantes, por su identidad cultural

    Los programas pueden, a su vez, subdividirse en proyectos, que afectan a una institución, comunidad, centro de coste, etc.

    -Programas para emigrantes del Occidente cristiano:

    * Programas para emigrantes entre países de la UE y del Este (cristianismo ortodoxo). La diversidad cultural es menos intensa que si las migraciones fueran entre países de continentes diferentes, aunque la lengua y las costumbres sean peculiares de cada país.

    * Programas para emigrantes hispanoamericanos.

    -Programas para emigrantes no occidentales/cristianos:

    * Programas para emigrantes africanos. y países colonizadores, que impusieron su lengua y, en parte, su propia cultura.

    * Programas para emigrantes asiáticos.

    -Programas para las familias emigrantes.

    -Programas para gitanos. En España hay experiencia en este sector; y en muchos casos son programas de educación intercultural no formal.

    -Programas de acogida.

    -Programas contra la xenofobia, el racismo, el antisemitismo y la intolerancia. Lógicamente, estos programas tienen como destinatarios los ciudadanos de los países que acogen emigrantes o que son intraestatalmente multiculturales; labor extraordinaria de educación no formal. El Consejo de Europa comenzó a preocuparse de estos programas en 1980 y en 1989 publicó una bibliografía (128 páginas) sobre estas cuestiones, ha de ser el fundamento para edificar sobre él la «cultura de la diversidad, de la no marginación y de la extranjería».

    2.2.3. Preparación de técnicos en educación intercultural no formal

    Es una condición necesaria, aunque no suficiente, para llevar a término la educación intercultural, porque el educador ha de ser el motor de los cambios políticos y culturales, que serían sólo una declaración de buenas intenciones de no ir acompañados de técnicos en educación intercultural formal y no formal; aquí interesa únicamente esta última.

    El currículo de la formación inicial del educador intercultural no formal puede y debe regirse por los mismos principios de la formación inicial de los docentes multiculturales: el principio de integración, el conocimiento de la pedagogía intercultural o de extranjeros, el dominio de la propia lengua/cultura y de alguna de los principales grupos inmigrantes, y un practicum en instituciones de educación intercultural no formal (Fermoso, 1992, pp. Por un lado, favorecer la cohesión y la diversidad cultural del grupo, y por otro, exagerar tanto la diversidad que aísle a sus componentes de la cultura dominante en el país de acogida.

    -País de acogida.

    -Cultivo de las tradiciones y costumbres del país o región de origen, incidiendo en los ciudadanos del país o región de acogida.

    -Uso indiscriminado de la propia lengua y de la del país o región de acogida.

    -Servir de puente entre la cultura del país o región de origen y de.

    -La enseñanza a distancia y por correspondencia: puede considerarse educación no formal, sólo y si no conduce a títulos reglados en el sistema educativo de un país.

    Todos los medios de comunicación se han aplicado tanto a la educación formal como a la no formal; de su aplicación a la educación formal me ocupé en otra publicación (Fermoso, 1980, pp. Las videotecas, cinematecas y archivos de TV abundan en documentales y películas, útiles en actividades de educación no formal.