Interacción en el colegio

Integración. Educación. Profesores. Alumnos. Aprendizaje. Influencias escolares. Satisfacción. Frustación. Metodos de enseñanza. Evaluación sociométrica

  • Enviado por: Mar Gómez
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 12 páginas
publicidad
publicidad

LA INTERACCION EL LA ETAPA ESCOLAR

Introducción

Muchos consideramos familia, escuela, amigos, comunidad, compañeros…como unidades de socialización muy fuertes ya que cada el nivel de influencia que ejercen sobre nosotros es muy fuerte y va cambiando conforme el niño crece.

En este caso, podemos decir que el papel de la familia y la influencia que de recibimos poco a poco se va perdiendo, ya que cuando vamos creciendo centramos nuestra atención en otras unidades socializadoras como son, los amigos, compañeros, la escuela…

Hay un autor llamado Edmon que dice: “el medio escolar puede ser tan potente en algunos casos que podría restar importancia a otros factores familiares o socioeconómicos.”

En el contexto escolar podemos ver que hay multitud de problemas y conflictos en el caso de los amigos. No tener amigos en la escuela puede supone un desajuste muy importante en el niño, provocar sentimiento de marginación y fracaso en este y que deje prematuramente la escuela. En este caso también puede influir la pobre comunicación con el profesor, trato diferencial por parte de este o de rechazo de los compañeros…

Mas adelante podremos ver que son múltiples las contribuciones teóricas que resaltan el importante papel que desempeña la interacción entre iguales en el desarrollo cognitivo del niño y en su éxito académico.

Taxonomia de las influencias escolares

Hay muchas formas de describir el entorno escolar en el que se desenvuelve el niño, y como afecta al desarrollo de este.

El punto de vista ecológico destaca la influencia del escenario sobre la conducta del sujeto. Esto supone un giro hacia las “teorías interaccionistas del aprendizaje” desde las que este se entiende como una actividad dependiente del medio escolar, métodos de enseñanza del profesor de la capacidad e interés del alumno… y se empieza a analizar entre la interacción compleja entre alumnos, profesores, contenidos…

Hay muchos factores que intervienen en el desarrollo de la escuela, así como a su entorno… Uno de los factores seria el medio físico del colegio, incluyendo sus muebles, edificio, iluminación, equipamiento… ya que son factores que determinan también mucho el comportamiento y motivación del niño a la hora del estudio.

Pueden darse dos casos; El primero se situaría en un colegio dentro de un barrio marginado, con mobiliario viejo y muy estropeado, aseos muy sucios, poca iluminación por no decir ninguna, sin material de trabajo para la estimulación de los niños… y profesores poco competentes.

El segundo caso se situaría en un colegio de un barrio normal de un pueblo o ciudad, con multitud de profesores para cada materia, buenos y múltiples materiales de trabajo, mobiliario bien cuidado, buena iluminación, armonía entre los compañeros y profesores…

Si se diera el caso de estudiar estos dos contextos de aula, podríamos decir muy claramente cual se encuentra en buena situación para la interacción y en cual resultaría mas difícil, ya que en el primer colegio la convivencia, el rendimiento por parte de los alumnos y profesores… se haría muy difícil, en cambio en el segundo caso podemos observar que el clima que nos presentan es agradable y se presta a una buena convivencia de aula, así como de interacción entre compañeros, profesores…

Ecología física y social del aula

Las interacciones que se producen en el contexto físico en el que tienen lugar las satisfacciones y frustraciones y en el que se alimentan sentimientos de competencia o incompetencia deben se aspectos destacados de la experiencia individual de los acontecimientos vitales.

Se ha podido observar que la ecología física de la clase puede tener un impacto importante, pero además, se ha comenzado a tener muy en cuenta la interacción entre la ecología física y la humana.

La organización de la clase, así como la postura del profesor influye mucho en el aprendizaje del niño. Hay muchos formatos, uno de ellos puede ser el tradicional, en el que el profesor expone los contenidos y exige de los alumnos un papel de atención y recepción pasiva y otro en el que implican los alumnos de forma mas activa y participan.

En este formato, las normas pueden ser establecidas por el profesor y ser el único responsable, o puede ser algo tratado con el grupo de alumnos.

Cuando mas comunicación haya entre el profesor y los alumnos, mejor llegara la información a estos y no surgirá ningún tipo de duda ni problema.

“Pienso que esta forma de enseñar es la mas adecuada al siglo que nos encontramos, ya que se van sucediendo una serie de avances que son imparables por la sociedad, y cuanta mas comunicación haya, mejor será la interacción entre profesor-alumno”

Para llevar a cabo esta estructura tendríamos que tener en cuenta otros factores como pueden ser:

- eficacia del profesor

a) el profesor para se eficaz debe tener una serie de características deseables como la buena apariencia personal, magnetismo personal, prudencia y liderazgo…

b) el profesor debe hacer uso de métodos eficaces.

c) debe ser un buen creador de clima de aula.

d) debe manejar un conjunto de competencias

e) debe utilizar adecuadamente competencias en situación educativa

En otro caso podemos observar las aportaciones de Brophy y Good sobre la “eficacia del profesor”.

  • cantidad de aprendizaje y ritmo de instrucción, pero en este caso la cantidad de aprendizaje depende mucho de el ritmo que lleve la clase y de la capacidad evolutiva de los estudiantes, de la relación profesor-alumno

  • agrupamiento: clase total y grupo pequeño.

  • Los grupos pequeños se requieren en situaciones muy concretas y demandan más planificación y control

  • suministrar información

  • preguntar a los alumnos: nivel de dificultad y nivel cognitivo de las preguntas, claridad de las preguntas, tiempo de espera…

  • En este caso se pueden producir muchos tipos de conductas por parte del alumno, y pueden ser de rechazo, de alegría, de querer destacar por encima de los demás… y son estas actividades las que nos hacen ver más claramente el perfil de alumno al que nos enfrentamos.

  • Reacción a las respuestas de los alumnos, ya que dependerá mucho de la personalidad de este profesor. Dependiendo de cómo conteste, lo podremos catalogar de una forma o de otra. Aunque un profesor siempre tiene que responder a todas las preguntas del alumno.

  • Trabajo independiente y los “deberes”: tanto el trabajo individual, como el trabajo de realización en casa son actividades que facilitan el aprendizaje a través de la ejercitación y la práctica.

  • Hallazgos específicos del contexto.

  • Estilos de enseñar

    Podemos encontrar dos estilos de enseñanza que son: tradicional-formal y progresista liberal.

    Del estilo de enseñanza tradicional podemos decir que para Bruner, “la pasividad del alumno que almacena información tal cual se presenta es el rasgo característico de la educación tradicional”

    Ausubel critica el estilo de enseñanza tradicional puesto que “provoca una rápida perdida de información aprendida de memoria en colegios y escuelas en un periodo breve de tiempo”

    Skinner “entiende que el fracaso de la enseñanza tradicional o estilo de enseñar tradicional esta en que se usa mucho el control aversivo, ya no se pega al alumno pero se le deja en ridículo, que es casi lo mismo.”

    Y del estilo de enseñanza progresista podemos decir que ha avanzado mucho en cuanto a normas y valores se refiere y también a maneras de enseñar.

    Esta más avanzado y las formas de los profesores se pueden observar claramente. Lo que nos preguntamos, es que si este estilo de enseñanza es el mejor, o aun quedan cosas por retocar.

    Interacción profesor-alumno

    Las relaciones del profesor con sus alumnos han sufrido en la última década un importante cambio, ya que ha pasado del exclusivo interés de la preocupación por identificar las claves de la eficacia docente, hacia el interés por las variables y mecanismos de la interacción educativa.

    - Expectativas del profesor sobre el alumno “efecto pigmalion o el autocumplimiento” .

    La percepción que cada profesor se forma a principio del curso de cada alumno suele ser muy precisa, pero en otras ocasiones también se suele equivocar y conforme transcurre el curse se lleva bastantes sorpresas.

    Las expectativas que los profesores tienen de sus alumnos influyen mucho en las conductas de estos. Por ejemplo, sin las expectativas son positivas, sus efectos serán beneficiosos, pero si las expectativas son negativas lo único que pueden hacer en el niño es comprometer su trayectoria escolar, su autoestima y motivaciones, llevándole en muchas ocasiones al fracaso.

    Los profesores se suelen fijar mucho en las características individuales de cada uno de sus alumnos, como pueden ser los estereotipos sobre determinados aspectos de los alumnos ya sean económicos, familiares, culturales… También la persistencia de las primeras impresiones a pesar de datos contrarios a las mismas, la confianza en fuentes de información poco fiables…

    En este caso las expectativas que estamos nombrando se podría decir que son lo que se ha venido llamando efecto pigmalion o la profecía del autocumplimiento.

    La actitud que los profesores tienen hacia sus alumnos influye en la forma en que actúan con ellos. Podemos observar continuamente que unos alumnos tienen mas contacto que otros con los profesores, ya que hay alumnos que la relación que mantienen con sus profesores además de ser la de profesor-alumno llega incluso a se la de amistad. Todos estos comportamientos dependen mucho de la personalidad del profesor y también del alumno, ya que esta claro que un profesor siempre prefiere al alumno simpático, buena persona, estudioso… que al maganto, rebelde, que siempre se mete en líos y no tiene respeto por nadie.

    La obra de Rosenthal y Jacobson “Pigmalion in the classroom”, ha demostrado claramente la información citada anteriormente, ya que se pudo ver que los niños sobre los que profesores esperaban mayores rendimientos intelectuales, respondían con mayores resultados académicos y al contrario para el caso negativo.

    Podríamos decir, que muchos profesores dentro de la clase realizan un etiquetado dentro de la clase: el bueno y el malo, el que viste de este modo y el que viste de otro. El niño hace que hagamos un perjuicio sobre el, lo marginamos y hacemos comentarios sobre el. El caso es que cuando se califica a alguien de torpe, puede generar que ocurra en realidad, y entonces se da el conformismo por parte de este alumno.

    En la profecía del autocumplimiento, se dice que algo ocurre y no solo en el aspectos sociológico, sino en el psicológico (si digo que no soy capaz de hacer algo no lo hago, y si lo hago me sale mal)

    Influyen también las expectativas familiares, no solo la del profesor.

    Un ejemplo de un estudio basado en eso podría ser el siguiente: Rosenthal estudio de forma científica y hizo un experimento con ratas, enseñaba a la rata a hacer algo y se creaba una situación de aprendizaje como si fuera alumno-profesor. El objetivo era estudiar las expectativas de eficacia o no sobre el aprendizaje, ya que se etiquetaba a una rata de torpe o de lista, y un porcentaje alto de las ratas que fueron etiquetadas como torpes no aprendieron. Tan solo les separaba una variable, la etiqueta. A la rata que era torpe le enseñaban algo y no aprendía, se caía en el conformismo y no se buscaban nuevos métodos, al contrario que con las ratas listas.

    Si un niño tiene un auto concepto positivo llegará donde quiera y aunque se caiga no se hundirá, lo volverá a intentar. Existen buenos y malos alumnos, pero ¿dentro de que contexto nos atrevemos a calificarlos? Los calificamos por su forma de vestir, por las modas pedagógicas. ¿El niño es el problema o es el profesor, la enseñanza, la pedagogía? Alumno distraído, apático, problemático, agresivo.. y muchos más adjetivos que se le atribuyen al niño.

    Nos preguntamos en muchas ocasiones ¿Cómo se formaran las expectativas que los profesores tienen de sus alumnos? Los rasgos que los profesores usan para formar las expectativas sobre sus alumnos son numerosos.

    Recogemos estos aspectos:

    * El atractivo físico

    * El sexo

    * Clase social

    * La conducta del estudiante, ya que los alumnos con conductas no deseadas hacen difícil la conducción de la clase y alimentan las bajas expectativas del profesor hacia ellos. Los alumnos con mala conducta suelen ser objeto de profecías que se cumplen.

    En conclusión, en las aulas podemos encontrarnos a niños de muchas características y con distintos caracteres. Podemos encontrar dos casos claros como son:

  • el perfil del alumno con buenas expectativas por parte del profesor, presenta una buena imagen de si mismo, reflexivo, poco ansioso… Este tipo de alumno seria lo que llamamos “perfil de estudiante ideal”

  • en cuanto a los alumnos con bajas expectativas por parte de sus profesores. Se puede decir que son los alumnos impulsivos, ansiosos y poco populares. Su ambiente familiar no es favorecedor de sus estudios.

  • Interacción entre iguales

    La interacción entre iguales es muy importante ya que se puede llevar a cabo una negociación, solución de conflictos, así como el éxito académico, ya que al relacionarte con otros de tu mismo nivel te puedes enriquecer mucho más que si lo haces con gente de otras edades.

    Para empezar, la mayor parte de ellos han pasado ya previamente por guarderías. Con la entrada a la escuela, el niño comienza un proceso de socialización diferente al anterior. La escuela se convierte en un potente agente socializador común frente al agente socializador particular familiar.

    La vida escolar no es igual que la familiar, ya que en esta los miembros del grupo poseen unos mismos objetos, unos mismos espacios, y a la vez son tratados como personas de un grupo.

    El niño en el contacto con iguales va adquiriendo una serie de habilidades sociales que solo adquirirá en este entorno, ya que como todos se encuentran en el mismo nivel, el niño no tiene que fingir, ni demostrar cosas contrarias a lo que el piensa y como el actúa.

    En nuestra sociedad podemos encontrar niños con caracteres distintos, y todos ellos se encuentran en una determinada sociedad, pero esta claro que siempre tendrá más aceptación un niño simpático, agradable, buen compañero, que otro que presenta una actitud agresiva, ya que a largo plazo lo único que puede provocar es un efecto de rechazo por parte de los compañeros. Los niños agresivos suelen ser niños que necesitan más atención que los demás por cualquier caso especial, también suelen ser niños con menor grado de aceptación por los compañeros.

    Yo pienso que todos hemos podido observar a lo largo de nuestra carrera escolar que siempre ha habido niños con mayor existo entre los compañeros que otros muchos. Los niños populares gozan de mayor éxito y más aceptación y prestigio.

    La falta de popularidad suele generar diferentes aspectos en el comportamiento del niño, y posteriormente reflejarse en el bajo rendimiento académico, el absentismo o el abandono temprano de la escuela.

    En las aulas siempre se han formado grupos de niños y niñas con alguna característica en común, ya sea por vecindad, amigos de infancia, primos…porque ya se conocen y tienes mas confianza ya que muchas veces les da miedo abrirse y ganarse la confianza de niños nuevos, pero una vez pasada esa fase se suelen relacionar generalmente con niños mas semejantes a ellos.

    Dentro de la Interacción entre Iguales también podemos nombrar uno de los aprendizajes más importantes relacionados con este tema, es el aprendizaje cooperativo.

    Este aprendizaje es el que se produce en las situaciones de interacción, pero no todas, sino solamente aquellas en que las metas que cada individuo quiere conseguir, esta en función de las que consigan los demás. De esta forma, cada uno de los individuos no mirara solo por sus intereses, sino que los demás también los consigan, ya que serian también los suyos propios. Se podría decir que esta forma de trabajar es la que hemos llamado toda la vida, “trabajo en grupo”.

    Antes, y aun hoy se produce en algunos colegios podemos ver que la labor del alumno es sentarse en un pupitre y escuchar al profesor o trabajando individualmente sin relacionarse con los compañeros ni con el profesor. Yo pienso que estas situaciones se pueden contar con los dedos de la mano, ya que no hoy en día no se suelen producir situaciones de este tipo.

    El aprendizaje cooperativo conlleva mejores resultados en el rendimiento escolar que la competición y el individualismo, aunque también hay que decir que además de tener ventajas este aprendizaje, también tiene sus inconvenientes, ya que trabajar en grupo supone trabajar con mas personas que posiblemente no compaginen contigo y el trabajo mas que ameno y educativo, resulte un autentico desastre.

    Estoy haciendo este comentario por experiencia, ya que durante todos estos años que llevo de estudiante, he podido observar en la multitud de trabajos que e hecho, que los que realizaba con amigas o con gente que mas o menos me llevaba bien, el resultado final era muy bueno, ya que nos ayudábamos unos a otros… pero cuando he tenido que hacer algún trabajo con gente que apenas tenia relación, o que no me llevaba muy bien, el trabajo resultaba un autentico desastre, ya que siempre todo eran malas caras, quejas, discusiones…

    Por tanto, el trabajo cooperativo puede resultar adecuado dependiendo de la situación en la que nos encontremos.

    Las aplicaciones que se hacen en la enseñanza sobre distintos tipos de formaciones dependen de la estructura del colegio, de los profesores y del estilo de enseñanza. La interacción social entre iguales puede ser aprovechada para la organización de las tareas escolares. A nivel de organización grupal de las actividades escolares, los profesores pueden inducir consciente o inconscientemente en sus alumnos tres tipos de relaciones sociales en el aula: cooperativa, competitiva e individualista.

    La “organización cooperativa”, nombrada anteriormente, es aquella donde los objetivos son comunes a todos los miembros del grupo. Exige que cada miembro del grupo se preocupe no solo de los logros individuales, sino también de los logros de los compañeros, ya que su propio éxito depende del éxito de los demás.

    Por el contrario, una “organización competitiva”, es aquella en la que los objetivos de cada miembro del grupo esta en función de que los demás no logren sus objetivos. La motivación para la realización de las tareas es personal. En muchas escuelas te preparan para este tipo de organización, para un futuro en la vida laboral…

    Y una última organización es la “individualista”, que es aquella en la que los objetivos de cada miembro del grupo no están en función de los objetivos del grupo y el logro de los objetivos depende solamente del esfuerzo del propio individuo. El trabajo se realiza por motivos personales.

    En resumen, podemos decir que la que más se trabajo hoy es la organización cooperativa, y las otras dos se han dejado un poco más de lado, ya que lo que pretenden es crear individuos sociales y que puedan trabajar en relación con los demás.

    Evaluación Sociométrica

    También llamada “evaluación de iguales”, y son las diversas técnicas de evaluación que tienen como elemento la recogida sistemática de información sobre los individuos provenientes de sus iguales o compañeros.

    Utilizan este método para estudiar el ajuste y relaciones sociales en niños.

    De las combinaciones de elecciones positivas y elecciones negativas se derivan los índices de impacto y preferencia social, de los que surge es status sociométricos (popular, rechazado, ignorado, aislado…) que suele ser utilizado con fines clasificatorios para intervenciones de corte social.

    El status sociométrico supone la combinación de las medidas de impacto social y de las preferencias.

    En la actualidad, las distintas técnicas se tienden a usar en combinaciones con otros procedimientos (la observación y los informes de profesores de progenitores, compañeros o el propio niño) así se puede ir más allá de la mera descripción de la dinámica de un grupo y avanzar hacia objetivos de investigación mas vinculados a la explicación.

    Los tipos de status sociométricos se pueden definir de la siguiente forma:

    * Los niños populares son grandes tanto en preferencia como en impacto social.

    * Los niños rechazados tiene un impacto social alto, pero se sitúan bajos en preferencia.

    * Los niños ignorados tienen pocas nominaciones positivas y bastantes negativas

    * Los niños controvertidos reciben bastantes nominaciones positivas y bastantes negativas

    * Los niños promedio serian aquellos que reciben un número moderado de nominaciones positivas y negativas.

    La fase de adquisición de este estatus sociométrico tiene lugar cuando la niña o niño llegan a un grupo. En esta fase de adquisición el grupo es objetivo a la hora de evaluar a sus miembros, basándose en sus características para adjudicarles una posición. Así, los niños que muestran características que facilitan la marcha del grupo y que hacen sentirse bien a sus miembros serán aceptados, mientras que los que la dificultan serán rechazados.

    Me gustaría recalcar que por mucha interacción que se pretenda establece, entre iguales o entre la familia… nunca se conseguirá una integridad del todo verdadera, ya que muchos individuos en momentos de su vida han llevado a cabo la interacción entre compañeros o profesores, y hago referencia a la organización cooperativas, por motivo de intereses, ya que los intereses mueven mucho en la sociedad y cada día el individuo busca lo mejor para el, para ir saliendo del paso y no suele pensar la mayoría de veces en los demás y en lo que seria también bueno para los demás, además de para el.

    Basándome en datos mas antiguos del año 1984, cuando hablaban de la interacción con la familia, decían que la bienintencionada intervención de los padres no hacia mas que agravar el problema, además, tales intervenciones de personas tan próximas suelen poner le dedo en la llaga de las ansiedades de que el adolescente tenia ya conciencia.

    En muchas ocasiones, igual que ocurre en hoy, el hijo muchas de las veces no escuchaba a los padres y se encerraba con sus problemas, ya que no quería que nadie interviniera. Es por eso que, no es de extrañar que surjan actitudes radicales e incluso violentas de aceptación o rechazo de modelos de conducta, manera de vestir, de peinarse o de hablar, que estén en directa correspondencia con las propuestas que realizan los padres.

    En el caso del grupo, lo que nos dicen es que en la adolescencia el joven empieza ya a distanciarse de la familia, a la que en etapas anteriores estaba íntimamente ligado para refugiarse en el grupo de amigos, único lugar donde se siente mas seguro y plenamente a gusto. El grupo se convierte así en medio en el que el adolescente manifiesta y comparte sus temores y preocupaciones.

    Las relaciones, como hemos podido ver, no han cambiado mucho, y tampoco lo harán el un futuro, ya que la sociedad seguirá siendo muy injusta para unos, y demasiado brillante para otros.

    Lo que si diría, es que la relación con la madre o padre, si ha cambiada un poco, ya que antes prácticamente con la madre era muy difícil hablar de temas de sexo, chicos, problemas con las amigas o en la sociedad… y hoy en muchas familiar poco a poco va avanzando el tema de conversación madre-hija o padre-hijo (las mas comunes).

    Esto también depende mucho de la sociedad y de la mentalidad de cada familia y de la época, y pienso que es un avance bastante bueno que poco a poco ira para adelante.

    BIBLIOGRAFIA

    - TRIANES, VICTORIA (1998); Psicología de la educación y del desarrollo.

    - BELTRAN LLERA, J. Y BUENO ALVAREZ, J.A. (1995) Psicología de la educación. Barcelona. Marcombo.

    - PALACIOS, J Y MARCHESI, A Y COLL, C, Alianza (1990). Desarrollo psicológico y educación I psicología evolutiva

    - Programa de Formación de Padres, Ediciones Océano-Éxito, S.A., Barcelona