Inteligencia

Psicología. Inteligencia fluida, cristalizada. Cambios cognitivos. Vejez

  • Enviado por: Txusky
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad

'Inteligencia'

ÍNDICE

  • Introducción teórica

  • Actividades

  • Conclusiones

  • Introducción

  • Horn y Cattell en el año 1967 estudiaron el patrón de envejecimiento, diseñando la Tª bifactorial de la inteligencia.

    Esta teoría dice que la capacidad intelectual consta de 2 factores distintos:

    Inteligencia fluida: es la habilidad para enfrentarse a problemas nuevos y adaptarse a situaciones nuevas. Está más relacionada con las capacidades cognitivas visuoespaciales, visoperceptivas y visoconstructivas, que demandan la capacidad de razonamiento y de adquisición de nueva información.

    Constituye el componente biológico o genético de la inteligencia, siendo relativamente independiente de la educación y estimulación ambiental. Es la inteligencia que pretende evaluar los subtests manipulativos del WAIS.

    Inteligencia cristalizada: capacidades intelectuales aprendidas. Es la habilidad para aplicar aprendizajes previos, teniendo su fundamento en aquellas habilidades que han sido aprendidas y adquiridas de forma acumulativa a través de la experiencia. Implica las capacidades intelectuales verbales, haciendo uso del conocimiento establecido, la cultura y del mundo.

    Se observa que la inteligencia fluida declina con la edad, mientras que la cristalizada tiene un patrón más estable.

    Atendiendo a lo que ocurre en el envejecimiento con la inteligencia, Botwinick en 1967 descubrió el “patrón clásico del envejecimiento”. Examinó las diferencias en el WAIS debidas a la edad, encontró que apenas existían declives en las subpruebas verbales (información, vocabulario, comprensión, semejanzas y aritmética). Éstas se consideran preservadas hasta los 80 años.

    Por otra parte se daban grandes descensos en las pruebas manipulativas (claves, figuras incompletas, cubos, historietas, dígitos y rompecabezas).

    Una posible explicación es que este descenso podría ser debido a que, en estas pruebas, se valora de forma importante el tiempo o la rapidez de resolución y esto es algo que perjudica a los ancianos de forma notable, no sólo por los problemas físicos que puedan tener, sino también porque el hecho de valorar el tiempo conlleva a un aumento de la ansiedad, ejerciendo una presión negativa sobre ellos.

    Estudios más recientes (Denney, Willis y Schaie) hablan de un tercer tipo de inteligencia, la inteligencia práctica, es decir, la encargada de las ejecuciones que implican además de la experiencia, tener cierta habilidad. Produciría una compensación en las tareas y problemas que surgen en la vida cotidiana, haciendo que la inteligencia fluida y cristalizada alcancen mayor rendimiento del que se obtendría en tareas evaluativas (sin aplicabilidad a la vida diaria). Es la responsable de que las personas mayores no tengan problemas en la ejecución en las tareas de la vida diaria como las de cuidado personas, económicas, de mantenimiento, etc., a pesar de que en las tareas de evaluación se evidencie descenso. Así, solo se esperarán descensos en este tipo de inteligencia en situaciones de demencia o a edades muy avanzadas.

  • Actividades

    • Requerimientos cognitivos de los ítems de los fragmentos de varios tests.

      • Prueba 1: Inteligencia cristalizada. Se requiere capacidad intelectual verbal- fluidez verbal.

      • Prueba 2: Inteligencia fluida. Se requiere razonamiento perceptivo

      • Prueba 3: I. Fluida. Se requiere atención dividida y razonamiento perceptivo

      • Prueba 4: I. Cristalizada. Test verbal. Se requiere comprensión.

      • Prueba 5: I. Fluida. Se requiere razonamiento abstracto (visuoespacial, visuoperceptivo).

      • Prueba 6: I. Cristalizada. Se requiere conocimiento del juego y también destrezas manipulativas.

      • Prueba 7: I. Fluida. Consiste en encontrar la regla de las matrices, reconocerla. Se requiere razonamiento abstracto, es decir visuoespacial, visuoperceptivo, además de atención selectiva.

      • Prueba 8: I. Cristalizada. Razonamiento motor. Será I. fluida para las personas que no hayan estudiado.

      • Prueba 9: I. fluida. Visuoespacial

      • Prueba 10: I.fluida. Se trata de un problema de razonamiento manipulativo y deductivo, en el que habría una parte de I. cristalizada que consistiría en saber sumar.

      • Prueba 11: I. cristalizada. Se trata de razonamiento verbal.

      • Prueba 12: I. fluida. Se precisa de atención selectiva, ya que es una tarea visuoperceptiva.

      • Prueba 13: I. cristalizada

      • Prueba 14: I. cristalizada

      • Prueba 15: I. cristalizada. Se requiere fluidez verbal, ya que se trata de un test verbal.

    • Clasificar los que sean semejantes y explicar las razones.

    Inteligencia fluida: pruebas 2, 3, 5, 7, 10, 12. Son pruebas donde se requieren habilidades manipulativas de tipo espacial, perceptivo y atencional.

    Inteligencia cristalizada: pruebas 1, 4, 6, 8, 11, 13, 14, 15. Son pruebas que requieren capacidades intelectuales ya aprendidas.

    • Hipotetizar cuales serán peor contestados por los ancianos

    Las pruebas en las que se necesita resolver los ítems mediante la inteligencia fluida (razonamiento abstracto, capacidades cognitivas visuoespaciales, visoperceptivas,…) serán más difíciles de contestar, ya que con la edad declina porque este tipo de inteligencia constituye el componente biológico. En cambio, las pruebas en las que interviene la inteligencia cristalizada, serán mejor contestadas ya que se necesitan conocimientos ya aprendidos anteriormente y que permanecen estables.

    • Comparación de los ítems de las pruebas con los del Mini-Mental

    El mini-Mental consta de 5 apartados en los cuales se rastrea la orientación, fijación, concentración y cálculo, memoria, lenguaje. Todos evalúan Inteligencia fluida, menos el apartado III (Gc).

    Las pruebas 2, 3, 5, 7 9 y 12 medirían razonamiento visuoespacial, visoperceptivo como la tarea de copia del Mini-Mental. En cambio, la prueba 14 sería equiparable al apartado de concentración y cálculo, Inteligencia cristalizada.

    • Mini-Mental

    Sujeto de 79 años, sin finalizar estudios EGB, viuda, diabética y sin ningún problema de salud físico.

    La puntuación obtenida en el test es de 24, estando en el límite. Presenta una orientación normal, con buena memoria y lenguaje, razonamiento visuoespacial no deteriorado. Sólo presenta deterioro en el apartado tercero de concentración y cálculo.

  • Conclusiones

  • En las pruebas en las que se explora la Gf, es decir, en las que se requiere velocidad de respuesta y no están ligadas a la experiencia sino a problemas nuevos, habrá un declive con la edad. Aunque hay que apuntar que hay grandes diferencias interindividuales, ya que depende de características sociodemográficas, culturales y personales.

    En cuanto a la Gc, ésta está muy relacionada con la cultura y la educación, ligada a la experiencia, reflejando el aprendizaje del anciano a lo largo de los años. Normalmente aumenta con la edad. Esto ocurre porque las personas mayores desarrollan habilidades sustitutivas de las que declinan y optimizan sus recursos mediante la selección, la comprensión y la optimización.