Inteligencia espiritual; Ramón Gallegos

Educacion holista. Holismo. Espiritualidad. Hedonismo. Nihilismo. Relativismo moral. Búsqueda de lo sagrado

  • Enviado por: Héctor Velasco
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 5 páginas
publicidad

De los libros publicados por Ramón Gallegos, el libro llamado inteligencia espiritual es el último publicado, y es precisamente con éste con el que empiezo la reflexión de algunas de sus obras publicadas y mis comentarios. Ramón Gallegos es el autor que más ha escrito sobre inteligencia espiritual y educación holista, 25 libros hasta el momento.

Tal vez lo más sensato sería empezar con el primer libro que publicó, pero para mi éste último es el que aborda en forma específica el tema de la espiritualidad, que es el corazón de la educación holista y hasta ahora para mi, la parte más difícil, ya que por un lado la he confundido con cuestiones mentales y de otra naturaleza, además de que algunas partes determinantes de esta materia, la espiritualidad, no termino de asimilarlas.

Las obras del Dr. Ramón Gallegos están todas interrelacionadas, son holones, cada una son una totalidad, pero al mismo tiempo son parte de una totalidad superior.

Por lo anterior, algunos subtemas del holismo se repiten en algunos de sus libros, por ejemplo, en el libro de la Educación del Corazón, que trata de los doce principios para las escuelas holistas, algunos de éstos tienen además, un libro especifico, como ocurres con las Comunidades de Aprendizaje, otros temas como, la compasión y la espiritualidad se mencionan en casi todos los libros. Pero empecemos….

Inteligencia Espiritual

El Dr. Ramón Gallegos Nava nos dice que la Inteligencia Espiritual es la mas nueva porque representa un nuevo paradigma en el entendimiento de la inteligencia y la mas antigua, porque ha existido desde siempre, en tiempos de buda se le llamó visión cabal o vipassana y era para él la “capacidad de visión penetrativa para comprender la realidad profunda de los fenómenos”. Esta comprensión es la base para superar la ignorancia, base del sufrimiento y alcanzar la verdadera felicidad.

Bidet desarrollo un test, a principios de 1900 para medir la inteligencia con lo que el llamó el “Coeficiente Intelectual” (CI), que básicamente mide la capacidad lógico matemática y verbal (racionalidad instrumental) del examinado. Este hecho es considerado como el primer momento en el desarrollo del concepto de Inteligencia.

El segundo momento en este desarrollo es cuando Gardner, como una reacción a la uniformidad de Binet, pluraliza el concepto de inteligencia y señala que no hay sólo una sola forma de inteligencia, sino muchas y que todos los seres humanos somos genios en al menos una y que nuestra educación tradicional solo toma en cuenta una, la lógico matemática y que las demás, se pierden. Define ocho tipos de inteligencia, todo igual de válidos: La lógico-matemática (capacidad científica), la lingüística (escritores, comunicadores), la musical (Mozart), la corporal (atletas y artesanos), la espacial (arquitectos), la interpersonal (trabajo en equipo), la intrapersonal (control de las emociones, programa de vida) y la naturalista (nuestras relaciones con la biosfera). Con esto expande horizontalmente el conocimiento de las capacidades humanas y desarrolla las dimensiones de la inteligencia.

El Dr. Ramón Gallegos Nava nos señala que El tercer momento está representado por el resurgimiento de la Inteligencia Espiritual, que hace lo que Gardner no hizo: darle tres niveles a la inteligencia.

Los Tres Niveles De La Inteligencia

Primer nivel: el subhumano, basado en nuestros instintos, impulsos y sensaciones y opera con el ojo de la carne, necesaria para la supervivencia.

Segundo Nivel: inteligencia intelectual que es nuestra capacidad de razonamiento, en lo cognitivo, en nuestro pensamiento lógico, y opera con el ojo de la mente.

Tercer nivel: es el nivel superior y corresponde a la Inteligencia Espiritual, exclusivamente humana. Es a capacidad de trascendencia, es ir mas allá de lo físico y social, mas allá del cuerpo y las emociones... Opera con el ojo de la contemplación. Es una inteligencia transpersonal y se sitúa mas allá del ego narcisista. Es la capacidad de relacionarnos armónicamente con la totalidad. Es la capacidad de ser felices no a causa de las circunstancias, sino a pesar de ellas. Es la capacidad de superar el sufrimiento. Nos hace honestos, éticos, y la podemos promover desde una educación holista para impulsar también, la evolución de la conciencia.

La educación se ha convertido en el factor más importante para mejorar a la humanidad y a sus sociedades, por lo que urge que tenga una visión centrada en la Inteligencia Espiritual.

La Inteligencia Emocional (IE), basada en gran parte en las inteligencias interpersonal y la intrapersonal, dándole mayor importancia que la inteligencia académica (CI) y es mejor para predecir el éxito social y profesional. La IE es definida como la capacidad de control de los propios sentimientos, de mantener la calma y dominar la impulsividad.

La visión de la Inteligencia Espiritual incluye, pero trasciende las inteligencias múltiples. La verdadera inteligencia es la conciencia de honrar la vida en todas sus manifestaciones, usando el discernimiento holista. Sin esta conciencia no hay inteligencia. Debemos reconocer los niveles de Inteligencia, desde los básicos arraigados en el cuerpo, hasta los superiores arraigados en el ser.

El Dr. Ramón Gallegos nava nos enseña que la espiritualidad, desde el holismo, no es una religión, es laica y entendida como una experiencia directa, inmediata, interna, de expansión de la conciencia y vivencia de la totalidad, donde al reconocernos trae como resultado un sentido de paz, certidumbre, claridad, sabiduría, compasión y amor universal. El cientificismo se basó en la idea de que la ciencia y la espiritualidad eran antagónicas, excluyentes. Hoy sabemos que son diferentes pero complementarias.

La espiritualidad es inmanente y trascendente. Está en todo y más allá de todo lo que existe. Es experimentada como orden interno total, como ausencia de conflicto, como bienestar global. Es la única experiencia que nos cura del sufrimiento.

El Dr. Ramón Gallegos Nava señala que al final del camino de una transformación espiritual está es servicio desinteresado por toda la humanidad. Somos una totalidad, todos y todo somos total y absolutamente interdependientes. Lo que yo haga o deje de hacer afecta el universo. La espiritualidad es transracional. Trasciende la razón, no la reprime ni la rechaza, va más allá de ella. El conocimiento académico no nos hace mejores personas. Si es importante, profesionalmente, pero no suficiente para generar un comportamiento responsable.

La sociedad actual esta basada en una conciencia depredadora, por lo que generar mas conocimiento es contraproducente ya que será usado para nuestra autodestrucción. Es necesario que la educación se realice en un contexto de espiritualidad y amor universal. La educación y el conocimiento fuera de este contexto, son un verdadero peligro. La espiritualidad es también la conciencia de que dañando a otro te dañas a ti mismo, aunque no lo notes. El amor es la esencia de la inteligencia espiritual ya que solo cuando amamos lo cuidamos, lo veneramos, lo respetamos.

La espiritualidad es la base de una vida sana, creativa y feliz. Sirve para vivir responsablemente, para estar de manera creativa y plena en la sociedad. Hace a los seres humanos pacientes, abiertos, accesibles, comprensivos y creativos. Debemos usar la inteligencia espiritual para saber cuando actuar y cuando no hacerlo y cuando no ser cómplice de los que hacen lo que no deben hacer. La inteligencia emocional no otorga dirección moral o ética a la conducta, sólo capacita para el control emocional de equis situación.

Los Problemas A Resolver

Los problemas actuales en los seres humanos son el hedonismo y el nihilismo y viven tan arraigados en los seres humanos que nos han llevado al sufrimiento, la confusión, el colapso moral y la perdida del sentido para vivir.

El hedonismo es la adicción al placer de los sentidos, es poner al placer como filosofía de vida. Es tratar de alcanzar la felicidad a través del placer sensorial, gratificar al ego. Paradójicamente, la persecución del placer trae el sufrimiento. Buscamos el placer para escapar de nosotros mismos. Es un apego al placer. La verdadera felicidad reside en el ser y no en el tener.

Los apetitos adictivos son insaciables y nunca quedan completamente satisfechos y nos llevan, por esto, al sufrimiento. No se hace nada en las escuelas contra el hedonismo ya que está basada en el paradigma materialista que solo busca la calidad de la racionalidad instrumental. Se centran en el éxito escolar de los alumnos y muy poco o nada en el éxito profesional y mucho menos en el éxito de su vida. En las escuelas el tema de la felicidad, la alegría y el bienestar, les son ajenos. La modernidad, al expulsar la espiritualidad como realidad válida, trató de soluciona el problema de pérdida del sentido, de insatisfacción con una filosofía del tener. De esta manera la felicidad queda definida por algo externo a nosotros.

El hedonismo es el camino seguro para las ataduras y la esclavitud. No se trata tampoco de no disfrutar de lo sensorial, el problema es convertir ese placer en filosofía de vida. El propósito fundamental de la existencia humana es el conocimiento de nuestra verdadera naturaleza que nos une al Ser y solo del Ser brota la verdadera felicidad.

El problema del hedonismo es fundamentalmente grave para nuestra juventud porque los está dejando un vacío existencial y espiritual muy grave, que debe ser atendido. En el hedonismo dependemos de circunstancias externas para ser felices: la conquista de una mujer, un buen empleo, dinero, etc., y si no los tenemos nos produce infelicidad.

El segundo gran problema de nuestro tiempo es el nihilismo, definido como un relativismo moral. Nada es bueno y nada es malo, todo es relativo y depende de cómo lo defina el sujeto o comunidad en cuestión. No dispone de ningún principio universal que permita juzgar la opinión o acción como verdadera o falsa.

El apego al placer de los sentidos y el relativismo moral nos han llevado a una indiferencia hacía el bienestar de los demás. Solo a través de la inteligencia espiritual podemos reconocer nuestra naturaleza de seres universales.

El Dr. Ramón Gallegos Nava nos enseña que la Inteligencia Espiritual es un proceso de percatación de nuestra verdadera naturaleza espiritual. La Transmodernidad integra lo moderno y la postmodernidad. Si no educamos espiritualmente no estaremos desarrollando todas las capacidades de los estudiantes, lo cual es un mandato del artículo tercero de la constitución.-

Cuando nuestra necesidad de desarrollo espiritual no se satisface adecuadamente, entonces nos enfermamos, nos sentimos vacíos, nos hacemos hedonistas, nihilistas. Pero cuando desarrollamos nuestra inteligencia espiritual brillan la autentica alegría y la correcta vida compasiva, de amor universal y fraternidad.

En la Educación Holista, la espiritualidad representa el corazón mismo de todo el proceso y práctica educativa cotidiana... La espiritualidad es una experiencia individual, natural y directa de lo sagrado, de lo trascendente, del fundamento último que es la esencia de todo lo que existe y la tratamos ya también en el resumen del libro inteligencia espiritual, del Dr. Ramón Gallegos.

El educador holista nos dice el Dr. Ramón Gallegos Nava debe despertar su autoconciencia, autenticidad, receptividad, aceptación y espiritualidad, son cualidades esenciales de la practica docente holista, la totalidad de su subjetividad, de lo que él es esta implicado en el proceso educativo, por ello los programas de educación holista incluyen la meditación, la visualización, el diálogo, el arte y otros recursos que ayudan al despertar de la sensibilidad. La naturaleza de la conciencia del educador es lo más importante en su formación, esta conciencia la podemos llamar presencia plena. La presencia plena es el estado de que todo lo que somos, la presencia completa del cuerpo, la mente y la conciencia, es un estado de alerta total.

Bibliografía

- Gallegos Nava Ramón (2000) El espíritu de la educación. Integridad y trascendencia en educación holista. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

- Gallegos Nava Ramón (2001) La educación del corazón. Doce principios para las escuelas holistas. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

- Gallegos Nava Ramón (2001) Educación holista. Pedagogía del amor universal. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

- Gallegos Nava Ramón (2001) Una visión integral de la educación. El corazón de la educación holista. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

- Gallegos Nava Ramón (2001) Diálogos holistas. Educación holista y filosofía perenne I. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

- Gallegos Nava Ramón (2003) Aprender a ser. El nacimiento de una nueva conciencia espiritual. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

- Gallegos Nava Ramón (2003) Comunidades de aprendizaje. Transformando las escuelas en comunidades que aprenden. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

- Gallegos Nava Ramón (2003) Pedagogía del amor universal. Una visión holista del mundo. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

- Gallegos Nava Ramón (2004) Sabiduría, amor y compasión. Educación holista y filosofía perenne II. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

- Gallegos Nava Ramón (2004) El Camino de la filosofía perenne. Educación holista y filosofía perenne III. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

- Gallegos Nava Ramón (2005) Educación y espiritualidad. La educación como práctica espiritual. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

- Gallegos Nava Ramón (2007) Inteligencia espiritual. Más allá de las inteligencias múltiples y emocional. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

Inteligencia Espiritual: Los Libros De Ramón Gallegos

Fundación Internacional Para La Educación Holista

Maestría en Educación Holista

Héctor Velasco

Guadalajara, Jal. México 2012