Inteligencia emocional; Daniel Goleman

Psicología social. Habilidades sociales. Relaciones humanas. Resistencia al cambio. Emociones primarias. Empatía. Automotivación. Autorregulación. Felicidad. Miedo. Amor. Sorpresa. Disgusto. Tristeza. Ira

  • Enviado por: Lola Pekeña
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 23 páginas
publicidad
publicidad

Parte I: El cerebro emocional.

1-. ¿Para qué sirven las emociones?

Las emociones son las responsables de muchas de nuestras decisiones, aunque para el intelecto parezca irracional. Aunque desde hace mucho tiempo se han intentado encerrar y reprimir con normas morales, como serían los mandamientos, estas superan a la razón en situaciones extremas.

Las emociones son impulsos para la acción, derivan de “e-movere” (moverse hacia). Por eso cada emoción predispone al cuerpo para una acción.

  • Enojo-. Aumenta el riego sanguíneo en las manos, para golpear. Aumentan las hormonas y la adrenalina, proporcionando la energía para golpear.

  • Miedo-. La sangre se dirige hacia la musculatura larga para permitirnos correr o huir.

  • Felicidad-. Provoca la activación de la zona neuronal que inhibe los pensamientos negativos y el malestar.

  • Sorpresa-.provoca el arqueo de las cejas, aumentando el campo visual.

La expresión de las emociones es modelada por nuestra cultura, por la época, el entorno… en la actualidad se ven más moderadas ya que antiguamente un ataque de ira te permitía sobrevivir, y en la actualidad te puede arruinar, dada la facilidad de obtener un arma de fuego.

Todas las personas tenemos dos mentes.

Mente que piensa + Mente que siente

Racional, somos conscientes de ella, Impulsivo y poderoso.

Más activa. Reflexiona

Cuando estamos seguros de algo con el corazón,(mente emocional) es algo más profundo que estarlo con la cabeza.

Estas dos mentes coexisten, reprimiendo la razón a la emoción mientras que esta alimenta y da forma a la razón, existiendo un equilibrio entre ellas.

El cerebro evoluciona en sus funciones desde sus zonas situadas en la parte más baja hacia la más alta. El principio del cerebro es el tallo encefálico, el cuál regula los actos reflejos y automatizados. Es seguido del lóbulo olfatorio, que en principio regulaba los procesos sociales básicos, (comer, reproducirse, peligro...). El sistema límbico (alrededor del tallo encefálico) agrega las emociones, el aprendizaje y la memoria. La parte superior es ocupada por el neocórtex. Es la región que planifica, coordina los movimientos y comprende lo que siente. Esta es la relación que se da entre el neocórtex y el sistema límbico. El número de conexiones neuronales entre estas dos zonas del cerebro, aumenta el abanico de reacciones que podemos experimentar. Sin embargo en momentos críticos, el neocórtex delega en el sistema límbico, dejando la mente emocional al mando.

2-. Anatomía de un secuestro emocional

Llamamos secuestro emocional al momento en el que perdemos el control totalmente sobre de nuestros actos. Este “secuestro” comienza en la amígdala del Sistema Límbico, dando lugar a comportamientos extremos como ataques de ira, risa…etc; sin que el neocróntex llegue a darse cuenta, y mucho menos pueda pensar la respuesta adecuada.

La amígdala está sobre el tallo encefálico. Es la causante tanto de las emociones cómo de las pasiones. Esta interrelaciona con el neocórtex creando la inteligencia emocional, ya que sin este intercambio no tendrían lugar las emociones.

La amígdala viene a ser como un sistema de alerta. Analiza la situación advirtiendo si hay algún tipo de peligro, algo que odie o me haga daño, y ante una respuesta afirmativa, refuerza su relación con el neocórtex y cablea una señal de alerta que pone a su disposición la secreción hormonal, los movimientos musculares incluso la mente racional. Durante una crisis la amígdala controla gran parte del cerebro.

Le Doux por medio de un experimento descubrió una importante función de la amígdala, y es que se percató de la existencia de un sistema de estructuras neuronales que conectaban los órganos de los sentidos como la vista el oído directamente con la amígdala de manera más rápida que su recurrido normal que sería hacia el neocórtex. De este modo la amígdala regiría las primeras reacciones mientras que la información llega al neocórtex, es estudiada, y este recobra el mando.

El atajo que permite a la amígdala percibir información desde el tálamo sin pasar por el neocórtex no es un paso muy fiable, es más rápido (casi la mitad de tiempo se cree) pero es menos eficaz. Nos da una información muy tosca. Esto nos causa las emociones precogitivas que son aquellas que se sienten provocadas por la amígdala antes de esperar la comprobación del neocórtex. Dentro de este son los lóbulos prefrontales los encargados de dar las respuestas emocionales. Son los que tras la repentina reacción de la amígdala, sopesan la información y toman la decisión mas adecuada. Son más lentos, ya que la información tiene que llegar al córtex y de ahí a los lóbulos prefrontales, pero estos dan la respuesta previamente analizada y “pensada”.

Existen dos lóbulos prefrontales con diferentes funciones. El lóbulo derecho es el responsable de los sentimientos negativos como el miedo o la agresividad. El lóbulo izquierdo es el que desconecta las transmisiones controlando estos sentimientos negativos. Se podría decir que el lóbulo izquierdo inhibe al derecho.

Las conexiones entre el sistema límbico, la amígdala, el córtex y los lóbulos prefrontales, son el lugar dónde entra en conflicto el pensar y el sentir.

Las emociones pueden entorpecer el pensamiento. Es el ejemplo de la memoria de trabajo, de la cual también se encarga la corteza prefrontal y se ve disminuida si la persona tiene muchas emociones intensas. Estas emociones se dan en el sistema límbico el cual está conectado a los lóbulos prefrontales.

Sin embargo las emociones también nos permiten tomar decisiones. Se ha demostrado que, en el caso en el que las conexiones entre la parte emocional y la parte racional no existieran, es decir, en el caso de que las emociones no intervengan el la razón, no seríamos capaces de tomar ninguna decisión ya que al no poder consultar nuestra memoria emocional, no podríamos decidir qué nos disgusta o atrae, todo nos sería neutral. Por eso es importante la armonía entre el cerebro racional y el cerebro emocional, no siendo solo importante la inteligencia racional sino también la emocional y conseguir que estas trabajen de la mano.

Parte II: La naturaleza de la inteligencia emocional.

3-. Cuando el listo es tonto

El CI no asegura un éxito en la vida, más bien, el CI aportaría un 20% de ese éxito dejando el 80% restante a la suerte y a otras características como la inteligencia emocional.

La IE no se encuentra tan arraigada en la psicología como la IR. La IE engloba la automotivación, preservar el empeño aunque surjan frustraciones, controlar los impulsos, regular nuestros propios estados de ánimo, evitar que la angustia interfiera en nuestras decisiones racionales, empalizar y confiar en los demás.

El CI no se puede modificar con la educación pero la IE si, y asegura más en la vida. Por eso el listo (de CI alto) no tiene porqué ser feliz, ya que su coeficiente no le garantiza el éxito en el trato con los demás.

Mediante varios experimentos observacionales se ve que los alumnos de universidades lujosas que sobresalen de la media de CI, después no obtienen un puesto tan sobresaliente con respecto a los demás. Los habitantes de un suburbio, los de bajo CI estaban en paro, pero los de alto CI también esto nos demuestra qe el éxito no solo depende del CI, también de la situación social, de las oportunidades que se tengan.

El CI elevado de una persona nos muestra que es bueno en las pruebas de evaluación académica, pero no nos muestra su eficacia al enfrentarse a contratiempos en el trabajo. Sabemos que una persona emocionalmente inteligente va a tener un control sobre sus emociones, lo que le va a dotar de una estabilidad que repercutirá en su éxito en el trabajo, al poder centrarse, mejorar su rendimiento y como no en su vida sentimental.

Se ha demostrado por medio del programa Spectrum (Programa de estudios que se dedica al cultivo de los diferentes tipos de inteligencia), que los alumnos con mayor CI no son necesariamente los mejores.

Durante mucho tiempo, desde la I Guerra Mundial, se ha tenido muy en cuenta el CI para todo. Sobre todo a lo largo de nuestra vida de estudiante. El sistema educativo se dedica a fomentar este tipo de inteligencia, pero se olvida de las demás que son de igual importancia.

Gardner diferencia en su libro Frames Of Mind 7 tips de inteligencias, más adelante el mismo Gardner y sus discípulos subdividen este tipo de inteligencias.

A partir de entonces más psicólogos comenzaron a interesarse por la I “Social” considerándola un eje esencial que permite afrontar los imperativos prácticos de la vida. Cada vez son más los que piensan que el CI solo mide capacidades lingüística y matemática peor no te dice mas que eres bueno en el aula pero no que vayas a ser un buen trabajador.

Salovey reconoce las inteligencias de Gardner y elabora 5 competencias.

1-. Conocimiento de las propias emociones. (Reconocer los sentimientos en el momento que aparecen).

2-. Capacidad de controlar las emociones. (Adecuar nuestros sentimientos al momento).

3-. Capacidad de motivarse a uno mismo

4-. Reconocimiento de las emociones ajenas. (Empatía).

5-. Control de las relaciones. (Relacionarse adecuadamente con las emociones ajenas).

La IE y la IR están levemente ligadas. Jack Block establece una comparación entre dos estereotipos puros:

1º Persona con alto CI y baja IE:

Hombres

Presenta un gran abanico de interese intelectuales, su vida personal es un caos. Suelen ser ambiciosos, productivos y críticos. Tienden a ser inhibidos, sienten incómodos con la sexualidad y las experiencias sensoriales. Fríos, distantes y tranquilos.

Mujeres

Expresan fácilmente sus pensamientos, tienen muchos interesen intelectuales, introspectivas, predispuestas a la ansiedad y a la culpabilidad. No muestran sus sentimientos en público.

2º Persona con bajo CI y alta IE:

Hombres

Extravertidos, vida social plena, fácilmente se comprometen con causas y personas. Alegres. Adoptan responsabilidades.

Mujeres

Conformes consigo mismas. Facilidad de hacer nuevas amistades. No tiene arrebatos emocionales. Expresan lo que sienten en público sin problemas.

4-. Conócete a ti mismo

Es principal para el control de la inteligencia emocional tener conciencia de nuestros propios sentimientos, primeramente se ha se ver desde fuera qué está pasando. Este hecho (diferencia entre estar muy enfadado y desatar tu cólera y ser consciente de que estas muy enfadado) indica que el neocórtex está dirigiendo esta actividad. Segundo, el ser consciente de nuestros sentimientos (si son malos) va acompañado de un intento de cambio, “no debería pensar eso”.

Según Mayer se diferencian los tipos de personas por su forma de tratar sus emociones:

  • Persona conciente de sí misma: Conciente de sus estdos de ánimo. Goza de vida emocional desarrollada. Psicológicamente sana. Sale con rapidez del estado de ánimo negativo. No se obsesionan con él.

  • Personas atrapadas en sus emociones: se sienten desbordados por ellas. Muy volubles. No tratan de escapar de sus estados de ánimo negativos porque se sienten rápidamente abrumados.

  • Personas que se resignan a sus emociones: son plenamente conscientes de lo que sienten pero no intentan cambiarlo, se resignan a su estado negativo. Hay dos tipos, quien lo asume por estar poco motivado al cambio, de este modo estará de buen humor, y quien lo afronta de modo depresivo, siendo proclives a estados de ánimo negativos aceptados.

No todos experimentamos las emociones con la misma intensidad, de esta manera quién no reacciona con apenas intensidad no tendrá apenas desarrollo emocional, pasará sin sentir apenas nada. Mientras que quién las experimente con mucha intensidad, vivirá en un bombardeo continuo de emociones ya sea bueno o malo. (en general las mujeres suelen sentir sus emociones con más intensidad, normalmente son más apasionadas).

Existe una enfermedad llamada alexitímia. La persona alexitímica no reconoce sus sentimientos y es incapaz de describirlos, es más, no los diferencia claramente del malestar físico.

Se estudian estos pacientes ya que acuden al médico en busca de un diagnóstico para un problema psicológico. Estas personas son todo lo contrario a la IE ya que no tiene conciencia de sus emociones y carecen totalmente de cualquier control sobre ellas. Se piensa que esta enfermedad se encuentra ligada, o se debe a una desconexión entre el S.Límbico y el neocórtex, según el doctor Meter Sifneos, psiquiatra de Harvar.

Una persona desligada de sus emociones es incapaz de dar valores a todo lo que le rodea y por tanto incapaz de tomar decisiones. Esta persona carecería de algunos circuitos en los lóbulos prefrontales. Según la lógica científica, la fortaleza o debilidad de esos circuitos limitarán la capacidad de la persona, dándole motivos biológicos.

5-. Esclavos de la pasión

La IE trata de mantener un equilibrio en nuestras emociones, estas se dividen en tres dimensiones dos de las cuales no podemos predecir ni controlar, como son cuándo se daran y qué emoción experimentaremos. Sin embargo si que podemos controlar el tiempo que sentimos una emoción, y esta es la única manera de encontrar el equilibrio.

Podemos decir que el enfado es la más importante y seductora de las emociones negativas. Se diferencian dos tipos de enfado, el primero es momentáneo y es provocado por la amígdala, mientras que el segundo es premeditado, provocado por el neocórtex y es l respuesta por ejemplo a una infidelidad, a una injusticia y principalmente el tipo de enfado que produce la venganza. El monólogo interno que provoca, te hace penar que realmente llevas razón y te anima a incrementar el enfado. El enfado es o más difícil de controlar por esa misma razón. La única manera de librarse esta cadena interminable del enfado es dejar de darle vueltas, ya que si seguimos pensando en la situación, nos seguiremos convenciendo y no conseguiremos ver las cosas desde fuera, debemos pensarlo fríamente y encuadrar de nuevo la situación desde otro punto de vista.

El desarrollo de la rabia comienza con un precedente que produce la agresión y crea a la persona un estado de predisposición al enfado, se encuentra hipersensible, esto hará que la ira irrumpa a la mínima por motivos que antes hubieran pasado inadvertidos. Durante el secuestro emocional que sufre, cada nuevo detalle se va sumando a los ya recibidos creando una gran bola. El enfado o rabia da sensación de poder e invulnerabilidad. Desencadenando la más primitiva de las respuestas, la violencia.

La evolución del enfado sigue con el enfriamiento. Este se puede acelerar alejando a la persona fruto del enfado del foco de este, hacerla pensar en otra cosa, rompiendo la cadena de pensamientos hostiles. La solución no es la que creíamos o más nos apetecía, que es dar rienda suelta a nuestro enfado, (responder aun insulto con más insultos) porque creemos que esto nos aliviará, sin embargo solo provoca más ira y nos entorpece mucho para mitigar el enfado.

Ahora veremos como controlar otra emoción muy frecuente, como es la tristeza. La tristeza es algo positivo, ya que ante la pérdida de algo relevante nos disminuye el apetito y la motivación por llevar acabo un plan divertido y alegre. Sin embargo, la depresión es un estado obsesivo y en ningún caso positivo.

El alivio de esta emoción es muy complejo ya que llorar reduce los niveles de neurotransmisores, pero también puede hacernos obsesivos con la causa de nuestra aflicción.

Según Diane Trice, el aeróbic es una buena solución ya que cambia la respuesta fisiológica de la depresión (inactividad y letargo), por una tonificación muscular. Esto es más efectivo para las personas que no hacen regularmente ejercicio.

El autorregularse o disfrutar de placeres es una salida eficaz y muy difundida al igual que comer y consumir alcohol o drogas que igualmente so eficaces peor tienen sus grandes inconvenientes.

Existen individuos llamados depresores de la emoción o negadores optimistas que reprimen tan automáticamente la emoción negativa que desconocen que la experimentan. Son inconscientes. Parecen tranquilos, pero las pruebas muestran que elevan su tasa cardíacas y que sudan excesivamente, es decir, que tiene lugar sus respuestas fisiológicas, pero aun así ellos siguen considerando que están tranquilos. Se ha comprobado que realmente experimentan esa impasibidad, que no es fingida. Ya que experimentan un déficit de actividad en el lóbulo prefrontal derecho (zona que alberga los pensamientos negativos).

6-. La aptitud maestra

La memoria de trabajo es necesaria para todo, desde pronunciar una frase, hasta para hacer una redacción. Se encuentra en el córtex prefrontal. Igual que las emociones, se encuentran en los sentimientos. Esto condiciona que ante situaciones de elevada tensión emocional nuestra memoria de trabajo falle y quedemos paralizados. Para evitar este tipo de cosas hemos de tener una aptitud maestra ejerciendo nuestra IE. Es autocontrol de los impulsos es algo muy importante.

También es algo a tener en cuenta, el poder del pensamiento positivo. Está demostrado que una persona con un CI determinado, y unas expectativas mayores obtendrá mejores resultados, que una persona de su mismo CI cuyas expectativas sean menos positivas. Las personas con expectativas mayores son más capaces de enfrentarse a los contratiempos. La esperanza nos hace mucho más fuertes ya que no nos desanimamos tan pronto al creer que somos capaces de mucho más y nos ayuda a que las cosas nos vayan siempre bien, como creemos.

La autoeficacia es la idea que tenemos sobre lo que somos o no capaces de conseguir nosotros mismos. Esto interviene directamente en las actividades del individuo, ya que si se cree capaz es más fácil que lo podamos llevar a cabo.

El estado de flujo de Csikszentmihalyi, es un gran ejemplo de IE. Es el control absoluto de las emociones al servicio del rendimiento y el aprendizaje. El estado de flujo se alcanza cuando la demanda exterior que recibe una persona en una tarea es igual a sus posibilidades, de modo que la persona necesita una máxima concentración sin que las demandas lo sobrepasen, causando angustia, o quede insuficiente, causando aburrimiento. Es curioso que durante la realización de una tarea que requiera un esfuerzo, la actividad cortical aumenta, mientras que al alcanzar el estado de flujo esta paradójicamente disminuye.

Este estado es muy beneficioso para el aprendizaje por eso se intenta crear un nuevo modelo educativo basado en ese estado, haciendo así más intrínsecamente motivado el aprendizaje y aumentando la autoeficacia para que el niño tenga más nivel.

7-. Las raíces de la empatía

La empatía está desligada del CI totalmente pero en un experimento se ve que los niños con elevada empatía tienen mayor rendimiento en la escuela. La empatía es proporcional al conocimiento de nuestras propias emociones, ya que si no entendemos las nuestras no vamos a entender las de otro.

En al infancia, sobre el 1º año de edad, los niños experimentan la “imitación motriz” que trata de imitar los sentimientos de los demás para identificarlos mejor.

Cuando pasa ese año los niños dejan esta costumbre y optan por ignorar las emociones ajenas o por consolarlas y comprenderlas sin necesidad de la imitación motriz.

Los niños se sintonizan con la madre al sentirse comprendidos con empatía por parte de ella. Esto lo notan al ver que ella reacciona ante sus emociones en medida a estas.

Los niños no sintonizados con una figura materna pueden aparecer con un gran déficit de empatía, sin embargo también puede que aquellos que han experimentado amenazas, humillaciones o algo parecido, se muestren con una gran volubilidad emocional y muy pendientes de la situación emocional de los demás.

La empatía se encuentra relacionada con la amígdala, sentándose las raíces de la moral sobre esta. Este sentimiento es el que por ejemplo nos lleva a ayudar a las víctimas de un accidente, ya que sentimos empatía con ellas.

Los violadores, maltratadores y sociópatas (psicópatas), carecen de empatía, de este modo no perciben el daño que hacen a sus víctimas. Es más, los psicópatas carecen de cualquier tipo de juicio interno o remordimiento.

8-. Las artes sociales

Existen momentos en los que hay que solapar nuestras emociones con acciones engañosas para satisfacer a los demás.

La movilización emocional es un mecanismo muy útil en las relaciones sociales, que trata de contagiar emoción a quién te escucha hablar. Existe la interrelación de que las expresiones faciales del locutor provocan una pequeña imitación de estas en el receptor que las ejecuta inconscientemente.

Hatch y Gardner identifican las siguientes habilidades como elementos que componen al IE:

  • Organización de grupos

  • Negociar soluciones

  • Conexiones personales; interviene la empatía.

  • Análisis social; capacidad de detectar e intuir los intereses, motivos y sentimientos de una persona. Útil para establecer relaciones y profundizarlas.

Existen personas que cumplen las cuatro normas peor que aún así experimentan unas relaciones vacías y poco duraderas, esto se debe a que muestran una personalidad totalmente diferente a la propia, respondiendo como los demás quieren que lo hagan y no de manera coherente e integra con su personalidad. De este modo existe gran diferencia entre las personas en público y su realidad privada.

La incompetencia social se da cuando una persona no tiene capacidad de expresarse coherentemente a sus emociones ni reconocer las de los otros. De esta manera el niño aprende que la reacción de los demás es independiente a la suya y que no tiene ningún tipo de control sobre lo que pasa a su alrededor. Esto le entorpecerá tanto en el ámbito social como en el escolar.

Es normal que entre los niños exista un gran rechazo de mano de unos grupos a otros, dándose momentos de verdadera crueldad. Estos momentos provocan una gran ansiedad en los niños que son rechazados, igual que también lo hará durante todos los rechazos que se dan lugar a lo largo de la vida. Pero los niños son realmente sinceros haciendo esto más violento.

Parte III: Inteligencia emocional aplicada.

9-. Enemigos íntimos

Desde la infancia los niños y las niñas se diferencian en sus relaciones sociales, moviéndose en los primeros en grupos numerosos dónde es muy abundante la competitividad, mientras que las niñas buscan un grupo reducido y cohesionado en las relaciones personales. Repercute en el matrimonio, de modo que las chicas son más eficaces mostrando sus emociones mientras que ellos muestran dificultades para entenderlas y aliviarlas.

El problema fundamental de los matrimonios se encuentra en que ella demanda más atención a la que él responde con silencio. Esto se debe a que los hombres tienen una visión más positiva de todo y siguen pensando que todo va bien.

En una pareja cuando se muestran numerosas quejas de un cónyuge a otro, el segundo puede acabar sufriendo numerosas enfermedades ya que las repetidas quejas provocan una respuesta fisiológica muy perjudicial. También puede suceder que llegue al estado de desbordamiento, dónde solo quiere que las quejas cesen y donde la visión es muy negativa identificando cualquier comentario de su pareja como una ardua lucha.

Los hombres por miedo al desbordamiento se esconden en si mismos ante una discusión emocional, esta actitud exaspera a la mujer, que irritada responde con más criticas contra las que el hombre asustado se encierra aún más agravando la situación y haciendo de esto un círculo vicioso sin fin. Por eso la solución no es seguir del mismo modo. Se pueden dar los siguientes consejos a tener en cuenta.

Hombres: deben prestar más atención a los sentimientos de su pareja y no zanjar la conversación antes de tiempo ya que ellas quieren sentirse escuchadas.

Mujeres: no criticar directamente a la persona con intención de herirle, si no exponer la queja lo más agradablemente posible.

En una relación es necesario discutir aquellos contratiempos que vayan surgiendo, de modo que se entiendan los sentimientos de la pareja y esta se sienta reconfortada. Durante una discusión el pulso cardíaco se acelera en gran medida, si tomamos un tiempo de descanso cuando nos notemos más cercanos al desbordamiento, el tiempo de relajación nos servirá para evitar que la excitación que tenemos sirva de alimento o base para el enfado.

Cuando nos sentimos heridos y pensamos “no me tiene en cuenta” es conveniente mirar la situación con perspectiva y recordar otras ocasiones, no generalizando, cambiando por la expresión “esta vez no me ha hecho mucho caso pero siempre se ha preocupado por mi” que provoca menos enfado y es igualmente cierta. Enfocar las discusiones de modo en que no se tenga una actitud defensiva ayuda a la comunicación y a disminuir la tensión de la charla.

10-.Ejecutivos con corazón

La industria ha cambiado mucho desde los 80 hacia delante, evolucionando y dándole una mayor importancia a la IE de su personal.

La crítica es el feedback necesario en la empresa. Permite saber al trabajador cómo lo está haciendo, pero hay que saber como formularla.

El mando de la empresa suele ser quien haga las críticas y esa es su mejor arma para el correcto funcionamiento de la empresa. Pero ha de hacerlas de manera adecuada.

  • Siendo concreto

  • Ofreciendo soluciones

  • En privado y cara a cara

  • Con un grado de empatía

De este modo evitará las fatales consecuencias de una mala crítica.

Otro problema que surge en la sociedad actual y desde luego en el mundo industrial es la discriminación racial. Este conflicto hay que atacarlo desde su origen en los prejuicios. Estos vienen de los estereotipos y son difíciles de desterrar de la mente de una persona ya que son sentimientos derivados de su aprendizaje. Pero si los señalamos en la sociedad cuando se den, las personas que los tengan se verán reacias a mostrarlos, impidiendo su propagación y permitiéndonos gozar, en este caso, en el mundo de la empresa de la riqueza de la diversidad.

También es relevante el trabajo en grupo en la industria y la IE es algo crucial para el desarrollo del CI grupal. Un equipo no puede tener un CI grupal mayor a la suma de los CI de sus componentes, pero sin embargo si que puede ser menos, debido a la falta de IE de los mismos, impidiéndoles que trabajen en armonía pudiendo aprovechar los intelectos de todos.

11-.La mente y la medicina

En el sistema sanitario actual se presta poca atención a las reacciones emocionales del paciente, suponiendo que no existe relevante relación entre el cuerpo y la mente, sin embargo, si se afirma que la actitud emocional es crucial y capaz de mitigar importantes dolencias. Esto demuestra la gran controversia que existe con respecto a este tema.

Se presentan algunos descubrimientos que nos pueden aclarar la “relación” entre mente-cuerpo.

Robert Ader demostró que el sistema inmunológico es capaz de aprender, comenzó la investigación para encontrar las muchísimas vías que unen el sistema nervioso con el sistema inmunológico, por medio de un sistema de hormonas.

Estas investigaciones han propiciado que cada ver se descubran más relaciones cerebro-S. cardiovascular-S. inmunológico.

Las emociones intervienen en muchas enfermedades, no provocándolas directamente si no haciéndonos más propensos a padecerlas.

MIEDO- Complicaciones en las operaciones, provoca una recuperación más lenta.

IRA- Es la única emoción que aumenta el riesgo de muerte en personas con problemas cardiovasculares provocando una anomalía en la cual llega menos sangre de la necesaria al corazón.

ESTRÉS- Repercute en el sistema inmunológico exponiéndonos a múltiples enfermedades y fundamentalmente a la ansiedad. Provoca daños en el tracto gastrointestinal.

DEPRESIÓN- Alarga los tiempo de convalecencia e influye en la tasa cardiaca que en caso de tener problemas de corazón puede causar arritmias que provoquen la muerte.

El optimismo es mucho mas beneficioso en enfermos, que el pesimismo, de hecho está demostrado que los pacientes optimistas se curan antes y en caso de enfermedad grave mueren menos que los pesimistas, sin olvidar que la actitud no cuera la enfermedad pero hace que los enfermos colaboren más en los tratamientos.

La sensación de desarraigo es muy propensa a provocar enfermedades o incluso la muerte, por eso es muy importante el valor de las relaciones interpersonales. El hecho de expresar nuestras emociones, digamos desahogarnos, es muy beneficioso, llegando a duplicar la expectativa de vida de un enfermo de cáncer.

Todos estos datos solo nos sirven para movilizarnos en la mejora del trato clínico, dándole su lugar a todos estos matices que al igual que algunas terapias médicas aumentan la calidad y duración de l vida de los enfermos.

  • ayudando a las personas a que gobiernen sus sentimientos perturbadores.

  • añadiendo el tratamiento psicológico al médico.

  • Esto significaría un ahorro económico ya que al prevenir enfermedades y aligerar si recuperación existirían menos gastos médicos.

    Parte IV: Una puerta abierta a la oportunidad.

    12-.El crisol familiar.

    El principio del aprendizaje emocional de un niño se da en el entorno familiar y se lo ofrecen sus padres. Aprende a sentir sus propias emociones y a reaccionar ante sus sentimientos. Si esta etapa se supera favorablemente, con unos padres emocionalmente inteligentes y diestros en la transmisión de sus sentimientos el niño comenzará a manejar cualidades como el autocontrol y obtendrá muchos más éxitos que otro niño con el mismo CI y unos padres menos emocionalmente inteligentes.

    Un estudio clasificó los tres modelos más ineficaces de padres con respecto a transmisión de inteligencia emocional se refiere.

    • Padres que ignoran completamente los sentimientos de sus hijos.

    • Estilo laissez-faire. Padres que reconocen los sentimientos de sus hijos pero no ponen atención en solucionarlos o cuidado en manejarlos.

    • Padres que menosprecian y no respeta los sentimientos de sus hijos.

    Sin embargo si que hay muchos padres que aprovechan los problemas emocionales de sus hijos para hacer de mentores emocionales, enseñándoles así el uso de la IE y dándole grandes ventajas para su futuro.

    Las siente normas clave para mejorar el rendimiento escolar y para aprender a aprender, son las siguientes.

  • Confianza; sensación de control del propio cuerpo, mundo y conducta. Expectativas de éxito en la tarea que emprenda y de que los adultos pueden ayudarle cuando requiera de ellos.

  • Curiosidad; sensación de que descubrir algo es placentero y positivo.

  • Intencionalidad; deseo y capacidad de lograr algo y actuar en consecuencia. Sentirse competente.

  • Autocontrol; capacidad de regular, modular o controlar las acciones propias.

  • Relación; capacidad de interrelacionarse con los demás niños, comprendiéndolos y siendo comprendido por ellos.

  • Capacidad de comunicar; Intercambiar verbalmente sentimientos ideas y conceptos.

  • Cooperación; coordinar las necesidades propias con las de los demás componentes de un grupo durante una actividad.

  • Durante los primeros cuatro años de vida el crecimiento cerebral de un bebe es desmesurado, de modo que nunca volverá a repetirse, siendo este el momento clave para el aprendizaje emocional, teniendo lugar más rápido que nunca. Es por eso que las lesiones durante este período pueden acabar dañando los centros de aprendizaje del cerebro.

    La agresividad, dejando al lado el carácter hereditario, se transmite de generación en generación, de modo que el niño que sufrió furos castigos durante su infancia al ser padre los llevará a cabo, como aprendió en su infancia.

    Si a los niños no se les castiga arbitrariamente, es decir si el castigo depende del humor del padre y no de lo que el chico ha hecho, este aprenderá que el castigo o su intensidad no depende de lo que haga, no tiene manera de predecirla ni de controlarla, creando en el niño una situación de impotencia que desencadenará su agresividad. Además de eliminar su empatía, tratando a los demás como ellos han sido tratados.

    Estos niños suelen presentar problemas cognitivos para el aprendizaje, son poco queridos entre sus compañeros, más propensos a la depresión y suelen acabar delinquiendo.

    13-. Trauma y reeducación emocional

    En la memoria de las personas que sufren trastornos de estrés post traumáticos (TEPT) se haya profundamente grabado el recuerdo obsesivo de la acción violenta. Este síntoma es un indicador de una hiperexcitación de la amígdala que impele a los recuerdos de acontecimientos traumáticos a irrumpir de manera obsesiva en la conciencia. Estos recuerdos hacen saltar la alarma ante el más mínimo indicio de que la situación traumática se pueda repetir.

    El TEPT desciende peligrosamente el umbral de alarma del sistema nervioso, provocando respuestas ante situaciones totalmente inofensiva. El circuito implicado en este secuestro emocional desempeña un papel esencial en la grabación de los recuerdos traumáticos. El fundamento neurológico de estos recuerdos parece asentarse en una alteración drástica de la química cerebral desencadenada por un suceso aislado especialmente alarmante, chocante o impresionante.

    La clave es la sensación de impotencia que siente la persona al saber que no puede controla lo que pasa, ya que si sintiera la posibilidad de controlar reaccionaría emocionalmente mejor a la situación.

    Los síntomas del miedo aprendido se explican con los cambios que tienen lugar en la amígdala y por extensión en el sistema límbico. Algunas de estas alteraciones se dan el locus ceruleus, encargado de la secreción de la adrenalina y la noradrenalina. Encargadas, entre otras cosas, de la regulación de la actuación del cuerpo para hacer frente a una situación de urgencia y el calibre de la intensidad con la que se graban los recuerdos.

    En el caso del TEPT este mecanismo se vuelve muy sensible percibiendo peligro en situaciones cotidianas y totalmente vacías de amenaza ya que le evocan recuerdos de la situación que les causo tal trauma.

    Existen conjeturas y creencias que relacionan los síntomas del TEPT (ansiedad, rapidez en al respuesta de lucha-o-huida, miedo, estado de alerta continua, codificación de los recuerdos emocionales intensos…) con los cambios que se dan en los circuitos que unen el locus ceruleus, la amígdala y otras estructuras límbicas.

    El TEPT también va acompañado de otros cambios en el circuito que conecta el sistema límbico con la pituitaria, que regula la secreción de la hormona corticotrópica, principal hormona segregada por el cuerpo para activar la respuesta inmediata de huida ante la situación de emergencia. Las alteraciones que acompañan al TEPT producen la hipertensión de esta hormona que nos hace reaccionar desproporcionadamente y provoca las mismas sensaciones del incidente traumático.

    Un tercer tipo de alteraciones vuelve hiperreactivo al sistema de opiáceos cerebrales (secreción de las endorfinas que mitigan la sensación de dolor). El circuito neural implicado también afecta a la amígdala y a una región del córtex cerebral. Más o menos esto ocurre también en el TEPT, que se es insensible ante algunos sentimientos, lo cual puede explicar la presencia de síntomas psicológicos como la anhedonia (incapacidad de sentir placer), indiferencia emocional, abulia por la vida y los sentimientos de los demás. También esto puede justificar la incapacidad de recordar los momentos más cruciales del suceso traumático.

    Todas estas alteraciones neurológicas hacen más propensa a la persona a sufrir otros traumas.

    Las respuestas neurológicas que hemos visto son muy beneficiosas a corto plazo ya que permiten a la persona superar y hacer frente a las aterradoras experiencias a las que ha sido sometida, pero a largo plazo son fatales si permanecen, ya que nos colocan en un lugar muy inestable donde la más mínima excitación nos puede provocar un secuestro neural.

    Para subsanar este problema ha de llevarse a cabo un reaprendizaje emocional. Los recuerdos traumáticos constituyen fijaciones del funcionamiento cerebral que interfieren con el aprendizaje posterior y la reestabilización de una respuesta normal ante los acontecimientos.

    Los psicólogos denominan miedo condicionado al proceso por el que la mente asocia algo que no supone amenaza con un suceso aterrador, como ocurre en las fobias. La región cerebral clave donde se da el miedo condicionado es el tálamo, la amígdala y el lóbulo prefrontal, el mismo circuito que se encuentra implicado en el secuestro neural.

    El miedo cortical desaparece con el tiempo fruto del reaprendizaje natural. Sin embargo en el TEPT no desaparece, n se realiza ese aprendizaje.

    Una de las curaciones emocionales espontáneas (se da al menos en niños) es la repetición mediante juegos, en los que se les permite revivir el trauma sin ningún tipo de peligro, abriendo dos opciones de curación.

    La primera implica que el recuerdo se actualice en sus nuevas circunstancias, desensibilizándolo y quitándole la carga de ansiedad que tenía. Eliminando así las respuestas traumáticas.

    La segunda opción permite el logro de un desenlace imaginario más positivo.

    Este hecho no funciona de manera tan eficaz en adultos, ya que estos experimentan una insensibilidad psicológica que bloquea todo recuerdo o sentimiento relativo al hecho.

    También se conoce la curación mediante el arte, a través del cual se expresa el inconsciente y constituye una forma de movilizar los recuerdos estancados en la amígdala.

    Judith Lewis Herman ha desarrollado un método par ale tratamiento de los sujetos afectados por un trauma. Pasa por tres fases:

  • El paciente debe recuperar cierta sensación de seguridad. Eso disminuye el grado de sobreexcitación emocional y permite que el sujeto se tranquilice. Normalmente, este paso se da ayudando a que el paciente comprenda que sus pesadillas y pánico son síntomas del TEPT, lo que proporciona cierto alivio y les hace recuperar La sensación de control. También se puede conseguir esta calma por medio de medicación que nos da una calma fisiológica muy positiva para recuperar el sentido de que todas las cosas no son amenazantes recuperando la seguridad.

  • Recordar los detalles del trauma. Parece ser que el hecho de que la persona sea capaz de contar detalladamente lo que sucedió en la situación traumática, provoca un cambio en el contenido emocional de los recuerdos. La verbalización pone a todos los recuerdos bajo el control del neocórtex para que las reacciones suscitadas puedan comprenderse y dirigirse mejor.

  • Atravesar el duelo por lo que pueda haber perdido. Las quejas que acompañan a la rememoración verbal de los acontecimientos traumáticos constituyen un indicador de la capacidad del paciente para superar el trauma para que pueda comenzar a mirar al futuro erradicando la reactivación del terror traumático por parte del circuito emocional.

  • Estos pasos parecen ilustrar la secuencia del reaprendizaje emocional.

    La psicoterapia se encarga de curar el resto de anomalías emocionales que se encuentran en nuestra mente desde la infancia. Ya que, con ella, el neocórtex prefrontal puede aprender a inhibir el funcionamiento del desencadenante de los arrebatos emocionales, la amígdala, permitiendo al sujeto responder a ciertos estímulos de manera diferente. Hay que tener en cuenta que las emociones que suscita la situación siguen siendo las mismas.

    14-. El temperamento no es el destino

    Todas las personas poseemos un temperamento innato que diferencia la prontitud con la que respondemos a un estímulo, la duración y la intensidad de las emociones que sentimos. Existen muchos patrones de temperamentos, diferenciados por la constitución de la actividad neuronal de cada persona.

    Los niños tímidos son muy reactivos ante las más leves tensiones y sus corazones laten más deprisa que los de los demás en situaciones extrañas o insólitas. Parece que lo que subyace a su timidez es este tipo de respuestas que les hacen considerar cada enfrentamiento con algo desconocido, ya sea persona o situación como una gran amenaza.

    Esta diferencia temperamental se deben a la excitabilidad de un circuito nerviosos centrado en al amígdala, de modo que las personas tímidas tienen una predisposición innata a la hiperexcitabilidad de este circuito, padeciendo en un gran porcentaje de los casos trastornos de ansiedad.

    Hay personas que son muy optimistas igual que las hay muy pesimistas. Richard Davison, descubrió que este hecho aparece ligado a las áreas prefrontales derecha e izquierda, los polos superiores del cerebro emocional. También se dio cuenta de que a deferencia de las que nunca ha estado deprimidas, las personas que tiene un historias de depresión clínica presentan un menos nivel de actividad cerebral en el lóbulo frontal izquierdo y mayor en el derecho. Davidson formuló una hipótesis que decía que la persona que había superado una depresión aprende a aumentar la actividad de su lóbulo prefrontal izquierdo.

    Kagan descubrió que las madres que protegen excesivamente a sus hijos los privan de la capacidad de aprender a calmarse a si mismos cuando se encuentran ante una situación desconocida aprendiendo así también a calmar sus miedos. Los circuitos prefrontales pierden la oportunidad de aprender respuestas alternativas ante el miedo reflejo y la timidez. Sin embargo Kagan también nos dice que los niños que son más sociables es porque sus padres ejercen una presión para que lo hagan, denotando que no hay ninguna cualidad humana que sea inmutable.

    También se puede dar el caso de que los niños cambien su actitud por medio de la experiencia que va modelando su sistema nervioso. La presencia de un alto nivel de competencia social constituye uno de los predoctores de que un niño terminará superando esa inhibición. El motivo por e cual los niños emocionalmente más competentes tienden a superar espontáneamente su timidez es que su destreza social les proporciona experiencias positivas con los demás. Se descubren a si mismos siendo brillantes en las relaciones personales una vez superada la barrera del primer contacto, esto con los años los convierte en personas muy sociables.

    El cerebro del ser humano nace con más conexiones interneuronales de las que tendrá en su madurez, ya que tras el paso de esta etapa las conexiones que no sean apenas utilizadas se perderán fortaleciendo los circuitos sinápticos más útiles. El proceso de “podado” como se llama a este hecho tiene uno de sus momentos clave al comienzo de la pubertad que es cuando tiene lugar la maduración de las regiones que intervienen en la vida emocional, como el sistema límbico y los lóbulos prefrontales. Sin embargo, la mayoría de la maduración se lleva a cabo durante los primeros meses y la niñez, como la conexión limbico-orbifrontal, que nos dota de la capacidad de auto consolarnos y el nervio vago que nos controla las señales que llegan a la amígdala de las glándulas suprarrenales, además de controlar la actividad cardíaca.

    Parte V: La alfabetización emocional

    15-. El coste del analfabetismo emocional

    En los centros escolares se están dando cuenta de que no solo es un problema que los alumnos no tengan el rendimiento esperado en la escuela, si no también lo es que la analfabetización emocional. Este hecho se demuestra miando las estadísticas que aseguran que en las dos últimas décadas tuvieron lugar más arrestos juveniles relacionados con delitos violentos. El índice de arrestos juveniles por violación se duplicó y la proporción de adolescentes acusados de homicidio por arma de fuego se multiplicó por cuatro. El número de niños menores de catorce años violentamente asesinados y la tasa de suicidios entre adolescentes se triplicaron.

    También incrementan cada día el número de adolescentes que se quedan embarazadas al igual que el contagio de enfermedades venéreas, dadas las despreocupadas relaciones sexuales que tienen.

    Las enfermedades mentales incrementan increíblemente, y las más destacadas son la depresión y los trastornos alimenticios en ambos sexos.

    Una investigación entre niños y adolescentes demostró la existencia de un claro descenso en el grado de competencia emocional entre mediados de los setenta y finales de los ochenta. Éstos son los ámbitos en los que ha habido el mayor empeoramiento:

    -Marginación y problemas sociales.

    -Ansiedad y depresión.

    -Problemas de atención o de razonamiento.

    -Delincuencia o agresividad.

    Los niños agresivos se comportan de esta manera ya que su percepción es errónea, entendiendo todo lo que ocurre a su alrededor como una ofensa a la cual solamente pueden responder con golpes. Suelen ser niños solitarios, muy sensibles a las injusticias, vulnerables y suelen considerarse víctimas inocentes. Presentan un bajo umbral de tolerancia respondiendo con ataques de cólera. La propensión al delito se manifiesta de forma temprana en estos niños, al igual que las niñas tienden a quedarse embarazadas de manera prematura.

    La agresividad y las pocas habilidades sociales no son las únicas variantes a tener en cuanta para hacer el perfil de un delincuente. Hay que tener en cuenta otros aspectos como el lugar donde vivas, las cualidades de la familia, el nivel económico.

    Aunque todos estos factores provoque únicamente la propensión del niño, no tiene por que desencadenarse y dar lugar a un delincuente. Existen programas experimentales que han conseguido que niños agresivos aprendan a dominar sus tendencias antisociales antes de desembocar en problemas más serios. Los jóvenes con este problema se prestan fácilmente a solucionarlo ya que se sienten descontentos con la facilidad que pierden la cordura.

    Los problemas relacionales son el primer motivo de depresión adolescente. Los sujetos se muestran reacios a mostrar sus sentimientos y presentan comportamientos irascibles y malhumorados. Estos comportamientos se incrementan con sus padres entorpeciéndoles la tarea de guía que deben llevar a cabo.

    Parece ser que se está dando una epidemia de depresión, la cual tiene su primera aparición cada vez a edades más tempranas. Esta epidemia se encuentra ligada al nuevo tren de vida moderno.

    El doctor Frederick Goodwin opina que esto de debe a la erosión que ha sufrido el núcleo familiar en esta nueva era.

    Martin Seligman por otra parte opina que esto se debe al grave aumento del individualismo y al declive paralelo de las creencias religiosas y la estabilidad de la comunidad o familia que ayudaban a afrontar los reveses de la vida.

    La depresión infantil no es un tema poco importante pese a que los niños superen naturalmente sus propias depresiones por lo general. Sin embargo esto no ocurre con los chicos que tienen una depresión grave. Esta puede llegar a alargarse años y si con terapia se supera, no es extraña la recaída. Estos niños deprimidos van engordando las filas de niños marginados ya que pueden dar una impresión de desprecio al no mirar a la cara a la gente. El hecho de que sean marginados les impedirá conseguir muchas habilidades sociales que han de aprender junto con otros niños de su edad. Se está trabajando con programas que ayuden a los niños a aprender a hacer frente a los estados de ánimo como la ansiedad, el abatimiento o el enfado, y que la transformación de nuestros pensamientos nos permite, en cierto modo, transformar también nuestros sentimientos.

    Uno de los problemas psicológicos que han surgido relativamente nuevos son los problemas alimenticios, bien sea la anorexia, la bulimia o la ingesta compulsiva de alimentos. Existen multitud de teorías que intentan explicar sus causas, como la necesidad de mantenerse eternamente jóvenes y alcanzar un modelo de delgadez y de belleza, madres posesivas que terminan enredando a sus hijas en una trama autoritaria de culpabilidad y vergüenza, el miedo a la sexualidad, el inicio precoz de la pubertad y la baja autoestima. Sin embargo ninguna de estas son ciertas.

    Las chicas victimas de anorexia y bulimia son muy negativas, haciendo un verdadero trauma de todos los contratiempos, dificultades y problemas que la vida les presenta. También son muy poco conscientes de sus sentimientos.

    Igualmente las personas obesas que comen obsesivamente parecen no poder expresar la diferencia entre el miedo, el hambre y el enfado respondiendo a todas ellas con la ingesta de alimento.

    Todas presentan una consciencia muy pobre de sus sentimientos y de los mensajes de su cuerpo, lo cual constituye un predictor claro de que, en el futuro desarrollarán alguno de estos desórdenes.

    De esta manera se explica que las personas que engullen alimento compulsivamente lo hacen porque se sienten mal y no saben que es lo que sienten, encontrando la solución en la comida. Si esta persona tras comer se siente culpable porque no podrá mantener su línea o por que sabe que comer tanto es malo, acabará provocándose en vómito, explicando la bulimia.

    Sin embargo la anorexia puede ser un intento de mantener algo de control sobre su vida, evitando la sensación angustiosa que la llevaba a comer.

    En opinión de Gloria León, psicóloga de la universidad de Minnesota, las terapias serían más eficaces para hacer desaparecer el trastorno si reeducaran a las chicas en el control y reconocimiento de sus emociones.

    Esta reeducación también ayudaría a los niños marginados, los cuales no controlan las señales emotivas haciéndose incómodos para los demás.

    Stven Asher, psicólogo de la universidad de Illinois, ha creado un programa para hacer que los niños socialmente marginados dejen de serlo adiestrándolos con las reglas básicas de la cortesía. Proporcionándoles destrezas para ser un compañero de juegos más agradable, simpático, divertido y amistoso. Además de practicar otras salidas a las disputas diferentes a la agresividad, aprendiendo a reconocer los sentimientos de los demás niños mediante la observación y a transmitirles su aliento a los que lo necesiten.

    Otro desorden del control emocional provoca el alcoholismo ya que las personas que dependen del alcohol o de las drogas están utilizándolas como medicación para apaciguar su ansiedad, enojo o enfado, encontrando en el alcohol el estabilizador psicológico.

    Encontramos dos tipos de personas propensas al alcoholismo o drogadicción.

    La primera ha tenido unos progenitores alcohólicos, probablemente, que le han proporcionado una infancia llena de tensiones y ansiedad y descubre en el alcohol la forma de mitigar este estado. La relación es química; los niveles de GABA de las personas que sufren ansiedad son muy bajos, el consumo de alcohol los eleva y normaliza proporcionando a estas personas unos niveles normales, y con lo cuál un momento de alivio de la ansiedad.

    La segunda tipología del alcohólico pertenece a una persona muy inquieta. Durante su infancia fue impulsivo y se aburría mucho tiempo, evolucionando estos síntomas a hiperactividad, nerviosismo y búsquedas de problemas. Esto le puede ayudar a tener unos amigos problemáticos. La huída del aburrimiento le lleva a probar cualquier tipo de experiencia arriesgada llegando a descubrir que el alcohol mitiga su actividad excesiva y su sensación de inquietud dándole una momentánea tranquilidad.

    De todos modos ninguna persona esta irremediablemente destinada al alcoholismo, y como durante mucho tiempo, alcohólicos anónimos nos ha demostrado, las redisposiciones biológicas no son suficientes para evitar que la persona aprenda a controlar sus impulsos y a normalizar su vida sin recurrir a ningún tipo de sustancia.

    En estos momentos hay desplegada una gran variedad de cursos informativos, y preventivos sobre todos estos problemas que hemos nombrado como pueden ser los trastornos alimenticios, los embarazos no deseados, la delincuencia, la drogadicción, la marginación. Además de otros que no hemos nombrado como los abusos ya sena sexuales o no. Pero estos cursos informativos no consiguen prevenir estas situaciones, ya que la información de cual es la diferencia entre una caricia y un abuso no es suficiente para crear la idea a los niños de que deben denunciar estos hechos, de que ellos no son culpables y no tienen porqué permitirlo. El éxito es mucho mayor, de esta manera en los cursos que incluyen un adiestramiento de las habilidades emocionales y sociales fundamentales, permitiéndole a la persona víctima del abuso detectar que se siente mal en esa situación incluso antes de que el hecho se lleve a cabo. Por eso es importante el adiestramiento y fomento de la inteligencia emocional en estas situaciones. A raíz de los resultados no es casualidad que los programas de prevención se asemejen cada vez más a los de IE.

    16-. La escolarización de las emociones

    Existe una escuela llamada Nueva Learning Center, dentro del programa Self Science, cuyo objetivo es elevar el nivel de competencia emocional y social del niño, es decir fomentar su inteligencia personal. Este estudio está sirviendo de eferencia par los proyectos de prevención ya que, como hemos dicho anteriormente, la mayoría de los problemas sociales actuales se deben en una gran proporción a la falta de esta inteligencia.

    Los alumnos de esta escuela reciben lecciones de aprendizaje emocional de manera regular a lo largo de muchos años haciendo que así penetre en sus mentes fortaleciendo ciertas vías cerebrales provocando así una serie de respuestas que les serán muy útiles y beneficiosas cuando se encuentren en situaciones difíciles.

    El progreso de estos niños en su inteligencia personal se denota en los episodios que se suceden en la clase, como la gran cooperación que practican y la manera en la que durante una discusión intentan no atacar directamente a la otra persona y exponer sus argumentos de modo que nadie se sienta ofendido, pudiendo así concluir esta discusión de un modo relajado y sin albergar remordimiento hacia la otra persona.

    Es fácil pensar que los alumnos de esta escuela privada sean personas de un alto nivel económico con lo que no representarían una muestra real de la sociedad y desde luego en absoluto de los sectores más problemáticos, es por esto que se aplicó este método en Troup, un centro educativo de New Haven, dónde asistían alumnos con unas precarias condiciones de vida, afectados por la drogadicción, el sida, si no en su familias, si en sus alrededores. Este centro se encuentra en un barrio obrero muy humilde dónde la mayoría de los alumnos son de color o latinoamericanos.

    En este caso se siguieron dos tipos de enseñanza, el primero similar a utilizado en Nueva Learning Center, con asignaturas centradas en la inteligencia emocional, que tuvo resultados similares, y un segundo tipo de enseñanza incubierta que añadía aprendizaje emocional a las primitivas asignaturas como pueden ser las matemáticas o la historia. Este tipo de enseñanza pertenece al Chile Developer Proyect.

    En este tipo de proyectos es muy importante controlar el ritmo de aprendizaje de los alumnos, por supuesto no hay exámenes que puedan evaluar esto mejor que las propias circunstancias que se den en clase a raíz de la interacción con los demás alumnos, sin embargo si que se controlan muy bien qué tipo de lecciones se les da a los niños dependiendo de su edad y de sus inquietudes propias de la etapa que atraviesan. De este modo, en 1º curso reciben lecciones fundamentales de autoconciencia, relaciones y toma de decisiones, para poder completar con ejercicios que les ayudan a relacionar los sentimientos con las palabras y comenzar a desatollar la empatía, aunque este concepto se trabaja más profundamente en cuarto y quinto curso además de la mejora de las relaciones interpersonales, el dominio de los impulsos y el manejo de la angustia. En sexo curso las lecciones se centran más con la realidad del alumno tratando temas como las tentaciones y presiones ligadas al sexo, las drogas y el alcohol.

    Dada la erosión que este nuevo rol de vida ejerce sobre el núcleo familiar, la enseñanza emocional que debía de tener lugar en este ámbito se ve muy perjudicada, por lo que ha de buscarse otro lugar dónde impartirla. Partiendo de que prácticamente la totalidad de los niños se encuentran escolarizados resulta la escuela, el lugar idóneo para llevar a cabo este aprendizaje.

    Esto implica que los profesores han de recibir más formación y que ha de crearse un vínculo más fuerte entre la escuela el núcleo familiar y la sociedad en general, para eliminar así la idea que pueda surgir de que la inteligencia emocional es algo solo de la escuela.

    Existe un método muy efectivo que permite este vínculo, es la introducción de un acompañante regular a un alumno que se encuentre cercano al desbordamiento para que este acompañante actúe como mediador. Para estrechar el vínculo es necesario que este acompañante sea un adulto de su entorno, familiar o no, que se encuentre bien instruido en la inteligencia emocional.

    Estos métodos encuentran muchas críticas por parte del profesorado que se muestra reacio a dedicar gran parte de su tiempo libre a instruirse en aspectos que no se encuentran relacionados con la materia que imparten. Por parte de los padres que consideran que esa es una de sus competencias y quieren educar a sus hijos bajo sus criterios (aunque en la mayoría de los casos eludan esa responsabilidad) y por tanto de los alumnos que ven violada su intimidad con esta clase de métodos.

    Pese a las críticas investigaciones que comparan las cualidades de los niños antes y después de someterse a estos programas muestran:

    AUTOCONCIENCIA EMOCIONAL

    • Mejor reconocimiento y designación de las emociones.

    • Mayor comprensión de las causas de los sentimientos

    • Reconocimiento de las diferencias existentes entre los sentimientos y las acciones.

    CONTROL DE LAS EMOCIONES

    • Mayor tolerancia a la frustración y mejor manejo de la ira.

    • Menos agresiones verbales, menos peleas y menos irrupciones en clase.

    • Mayor capacidad de expresar el enfado de una manera adecuada, sin necesidad de llegar a las manos.

    • Menos índice de suspensiones y expulsiones.

    • Conducta menos agresiva y menos autodestructiva.

    • Sentimientos más positivos respecto a uno mismo, la escuela y la familia.

    • Mejor control de estrés.

    • Menor sensación de aislamiento y de ansiedad social.

    APROBECHAMIENTO PRODUCTIVO DE LAS EMOCIONES

    • Mayor responsabilidad

    • Capacidad de concentración y de prestar atención a la tarea que se lleva a cabo.

    • Menor impulsividad y mayor autocontrol.

    • Mejora de las puntuaciones obtenidas en los test de rendimiento.

    EMPATÍA: LA COMPRENSIÓ DE LAS EMOCIONES.

    • Capaz de asumir el punto de vista de otra persona.

    • Mayor sensibilidad hacia los sentimientos de los demás.

    • Mayor capacidad de escuchar al otro.

    DIRIGIR LAS RELACIONES

    • Mayor capacidad de analizar y comprender las relaciones.

    • Mejora en la capacidad de resolver conflictos y negociar desacuerdos.

    • Mejora en la solución de los problemas de relación.

    • Mayor afirmatividad y destreza en la comunicación.

    • Mayor popularidad y sociabilidad. Amistad y compromiso con los compañeros.

    • Mayor atractivo social.

    • Más preocupación y consideración hacia los demás.

    • Más sociables y armoniosos en los grupos.

    • Más participativos, cooperadores y solidarios.

    • Más democráticos en el trato con los demás.

    Llama la atención que estos niños muestren una mejora en los intereses por la educación siendo más responsables y contribuyendo a la eliminación de la crisis escolar que nos entretiene actualmente.

    Según Armitai Etzioni, teórico social de la universidad de George Washington, el carácter es el músculo psicológico que requiere la conducta moral, constituyendo uno de los fundamentos de las sociedades democráticas.

    La IE forma una importante parte del carácter teniendo sus puntos más fuertes en el autocontrol, la automotivación o voluntad, la empatía, que conduce al respeto, al altruismo y a la compasión.

    La alfabetización emocional contribuye a la educación del carácter, el desarrollo moral y el civismo.

    Síntesis

    Leer el libro es una forma de darnos cuenta de cómo actuamos a diario y de explicarnos por que a veces las cosas nos no salen bien, sin darnos cuenta de que no estamos actuando con inteligencia emocional.

    El nuevo concepto que da respuesta a ésta y otras interrogantes es la IE, una parte a menudo negada y desdeñada, desplazada por la importancia que se le da al CI más fácil de definir y medir. La IE es una destreza que nos permite conocer y manejar nuestros propios sentimientos, interpretar o enfrentar los sentimientos de los demás, sentirnos satisfechos y ser eficaces en la vida a la vez que crear hábitos mentales que favorezcan nuestra propia productividad.

    La Inteligencia emocional es una forma de interactuar con el mundo que tiene muy en cuenta los sentimientos, y engloba habilidades tales como el control de los impulsos, la autoconciencia, la motivación, el entusiasmo, la perseverancia, la empatía, la agilidad mental, etc. Estas habilidades nos permiten llevar a cabo disciplinas como la compasión o el altruismo, que resultan indispensables para una buena y creativa adaptación social.

    Esta cualidad humana hemos de desarrollarla ya que nos resultará esencial en prácticamente todos los aspectos de nuestra vida, en las relaciones conyugales, en el trabajo o incluso en nuestra salud. Sin olvidar que nuestro déficit de IE repercutirá en nuestros hijos, haciéndolos niños resintonizados con problemas de interacción con los demás, ya que gran parte de este aprendizaje tiene lugar en casa.

    Aprovechar la inteligencia emocional no implica estar siempre contento o evitar las perturbaciones, sino mantener el equilibrio: saber atravesar los malos momentos que nos depara la vida, reconocer y aceptar los propios sentimientos y salir airoso de esas situaciones sin dañarse ni dañar a los demás. La difusión de este "alfabetismo emocional", daría lugar a una sociedad más agradable, menos agresiva y más estimulante. No se trata de borrar las pasiones, sino de administrarlas con inteligencia.

    Palabras clave

    Inteligencia emocional.

    Se considera una forma distinta de ser inteligente, está demostrado que dos de cada tres aptitudes que se demandan y valoran en una empresa forman parte de la IE. Es la capacidad par interpretar y controlar adecuadamente las emociones, tanto propias como ajenas y utilizar esta información para guiar nuestro pensamiento y nuestras acciones:

    -Sentir

    -Entender

    -Controlar

    -Modificar

    Estados de ánimo

    -Propios

    -Ajenos

    Esto la convierte en al capacidad humana que más contribuye a la excelencia en el mundo laboral y al funcionamiento óptimo tanto de los individuos, como de los equipos y las organizaciones más eficaces y productivas, disminuyendo elevados costes, en términos de tiempo, energía y dinero.

    Existen 5 aspectos dentro de la inteligencia emocional:

    1.Autoconciencia

    Capacidad para saber qué esta pasando en nuestro cuerpo y qué estamos sintiendo, reconocer la emoción y el grado en el cual la estamos experimentando, además de conocer la fuente de este sentimiento.

    2.Autocontrol

    Disposición para manejar los propios sentimientos y su exteriorización. Trata de poner freno a las conductas automáticas y establecer alternativas a estas.

    El autocontrol depende de gran manera del marco de valores y normas de cada persona y está muy influenciado por el aprendizaje más temprano en el núcleo familiar. Los padres deben favorecer que las emociones tengan salida, no sean reprimidas, peor ayudando a su hijo a ajustar el grado y la duración de las mismas.

    El autocontrol que los padres tengan de sus emociones, servirá de guía y modelo a los hijos. Teniendo presente que aprenderán más de aquello que ven “que se hace” que de aquello “que se les dice”.

    3.Motivación

    Capacidad para superar las dificultades, saber permanecer en la tarea, no abandonar cuando algo sale mal. Valorando las diferentes opciones a elegir. Es importante evaluar las posibles consecuencias y los resultados de la acción, entrenando cada uno de los pasos a seguir.

    Evaluar los pequeños logros y perseverar en la tarea aumentará nuestra motivación. Otra manera de incrementar esta es importancia del apoyo y reforzamiento externo, ya que si nos crean el sentimiento de competencia con los refuerzos sociales, nuestra motivación aumentará.

    4.Empatía

    Conciencia de los sentimientos, necesidades y preocupaciones ajenas.

    Es una capacidad innata. En el primer año de vida el bebé mirará a otro cuando llora y llorará también él. En el 2º año cuando otro llora intenta consolarlo. A partir de 6 años puede ponerse en el lugar de otro e Imaginar cómo se sentiría si le estuviera sucediendo a él. Desde los 10 - 12 años. Puede entender sentimientos ante situaciones que él no ha experimentado directamente.

    La empatía es indispensable para el desarrollo de la IE y de la personalidad. Crea un clima favorable para al comunicación mejorando las relaciones sociales y aumentando la probabilidad de éxito.

    Para actuar empáticamente debemos de observar como se siente el interlocutor, por medio del lenguaje no verbal (gestos de la cara y el cuerpo además de determinadas conductas) y el lenguaje paraverbal (tono de voz, balbuceo…) y mostrarle a este que le estamos entendiendo, adoptando comportamientos no verbales semejantes a los suyos y manteniendo el control visual.

    5.Habilidades sociales

    Significa orientarse hacia las personas, no mirar la vida como un observador sino en hacer algo común con ellas.

    CI

    A principios del siglo XX el Ministerio de Educación de Francia preocupado por la pedagogía de aquel entonces nombró en 1905 a Alfred Binet para encontrar un método para detectar lo más prematuramente posible a aquellos alumnos que no pudieran responder a las exigencias normales del colegio con la idea de que ellos pudieran recibir atenciones especiales.

    Bienet definió la inteligencia en relación con poder ir más o menos bien en la escuela, olvidaron muchos otros aspectos de la vida.

    El psicólogo alemán William Stern aplicó una sencilla fórmula al modelo propuesto por Bienet, por lo que Stern ha sido considerado el “inventor” del cociente de inteligencia CI que es la edad mental dividida por la edad cronológica multiplicada por cien.

    Opinión personal

    Inteligencia Emocional es un libro que aporta mucho a la forma de ser de cada persona, creo que nadie somos lo suficientemente inteligentes emocionalmente como para no aprender nada de él. Personalmente considero que a mi me ha hecho replantearme muchos comportamientos y aprender a valorar otros que tienen conmigo sin que les diera importancia. El arte de las relaciones sociales es un seguro bastante fiable de éxito y felicidad.

    Quizás el capítulo que más cosas nuevas me ha descubierto sea el número 10 “Ejecutivos Con Corazón”, ya que desconocía la aplicación de la IE en ese ámbito, sorprendiéndome la importancia de cómo formular una crítica y el poder destructivo, por un lado y motivacional, por el otro, que puede llegar a tener.

    El capítulo que menos interés me ha despertado ha sido el último, quizás por el hecho de ser el último me pareció mucho más pesado de leer repitiendo demasiadas veces los mismos conceptos. Me parece importante la existencia de estos colegios, los avances de los niños y las cruciales aportaciones que hacen a campañas contra la drogadicción y otros problemas sociales, pero es demasiado largo para exponer tan pocas ideas.

    Como he dicho antes no creo que el libro vaya dirigido a ningún público en especial ya que a nadie le vendría mal leerlo y aprender un poquito más sobre él mismo. Obviamente no es un libro recomendado para niños, por al complejidad del lenguaje, además de algunos conceptos, estableciendo una edad mínima de 15 ó 16 años.

    Realmente el concepto de IE tiene muchísimas aplicaciones en nuestras futuras áreas laborales (sin contar las personales).

    En la psicología clínica nos será crucial a la hora de empalizar con el paciente, de acelerar su recuperación con el uso del optimismo y los estudios que existen sobre depresión, anorexia, bulimia…

    En la psicología de la educación, estos conceptos son muy necesarios que inculcar a los alumnos problemáticos, al igual que en las sesiones de escuela de padres.

    Y creo que en la que mayor repercusión tiene es en la psicología del trabajo u organizacional, ya que su tarea es la de adecuación de empleados a su puesto de trabajo y selección de estos. Ambas tareas han de realizarse teniendo en un importante lugar la evaluación de la IE, permitiendo así que cada empleado case con su puesto y que de su máximo rendimiento en él sin sentirse sometido.

    17

    Inteligencias de Gardner

    Académica

    Espacial

    kinestésica

    Lógico-

    matemáticas

    Liderazgo

    Corporal

    Intrapsíquicas

    Interpersonales

    Personales

    Verbal

    Establec.relac.y Mantener amistades.

    Solucionar conflictos

    Análisis Social