Inteligencia emocional y CI (Coeficiente Intelectual)

Psicología. Inteligencia. Hipocampo. Entrenamiento del cerebro. Emociones y toma de decisiones. Goleman

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 14 páginas
publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

INTRODUCCIÓN

Etimológicamente deriva del latín "intellegere", que significa "recolectar de entre", lo que le atribuye una connotación relacionada al discernimiento o toma de decisiones.

Una revisión histórica puede orientarnos a captar mejor el significado de este concepto:

El "test de inteligencia" más antiguo fue creado por Binet y Simon en 1905, en un primer intento de objetivar esta función.

En 1916, introduce el término "Coeficiente Intelectual" (CI), buscando una correlación con el "éxito" estudiantil y laboral.

Mas tarde en 1944 se ideó el test de inteligencia más usado actualmente, que incluye subtests verbales (verbal, atención y concentración) y subtests manuales (coordinación visuomotora y organización visual).

En 1990 dos psicólogos, propusieron por primera vez el modelo de "Inteligencia Emocional" y describieron los principales aspectos que la conforman:

El conocimiento y manejo de las propias emociones.

El reconocimiento de las emociones de los demás.

De esta forma, podemos deducir que la inteligencia es un concepto muy amplio, que implica la capacidad del individuo para llevar a término exitosamente una empresa, e incluye la Inteligencia Cognitiva (IC) y la Inteligencia Emocional (IE). La IC se compone de facultades como la atención, la memoria, el lenguaje, la abstracción, etc..., mientras que la IE incluye elementos sociales y emocionales.

Ahora navegaremos en el interesante tema de la intelegencia emocional, con los temas dado a conocer el 1º semestre de 3º año medio.

INDICE

CAPÍTULO1: BREVE RESEÑA A LA INTELIGENCIA EMOCIONAL.

1.1 Descripciones de la inteligencia emocional.

1.2 Tan importante como el CI.

1.3 Entre lo emocional y el éxito académico.

1.4 Donde el cerebro también juega.

1.5 Reaprender lo aprendido.

1.6 La infancia ha cambiado.

CAPÍTULO 2: ASALTO EMOCIONAL Y AMÍGDALA.

2.1 El asiento de toda pasion.

2.2 La red de transporte.

2.3 Hipocampo: memoria emocional.

2.4 Cuando las emociones son rapidas y poco precisas.

CAPÍTULO3: CÓMO ENTRENAR EL CEREBRO PARA

EL ÉXITO.

3.1 La aptitud magistral

1. Breve reseña a la inteligencia emocional.

1.1 Descripciones de la inteligencia emocional.

Consiste en en utilizar los sentimientos, emociones e impulsos, de manera inteligente, para así tomar buenas desciones en la vida. Es motivarse y mantenerse esperanzado, además de ser optimista, en un medio lleno de tropiezos y situaciones complicadas.

También es una habilidad social para poder persuadir a las personas o guiar a otros.

1.2 Tan importante como el CI.

Daniel Goleman, ilustre psicólogo, creador del libro “La inteligencia emocional” señala que: “Ambos tipos de inteligencia son importantes... El C.I. contribuye, en el mejor de los casos, al 20% de los factores que determinan al éxito en la vida. Éso deja el 80% para todo lo demás”.

Cabe a señalar, que según los estudios, los niños que son muy impulsivos, que frecunentemente están en problemas, tienen 6 veces mas probobilidades, que los demás niños de ser delincuentes y violentos en su adolescencia. A través de este ejemplo, podemos afirmar que la intelegencia emocional, tiene mas efectos en la vida de las personas que el C.I.

1.3 Entre lo emocional y el éxito académico.

El psicólogo señaló también, que las destrezas emocionales como restringir la impulsividad, o posponer la gratificación en la búsqueda de una meta a largo plazo son de mucha ayuda en el plano académico.

Uno de los estudios mas comentados por es psicólogo es la prueba del bombón, en la cual, se estudió sobre el comportamiento emocional de los niños de 4 años, que se les daban un bombón, pero si eran capaces de esperar 15 minutos más, les daban un bombón adicional. Diez años después, estudios hechos con los mismos niños, comprobaron que de los que esperaron los 15 minutos, eran mas estables emocionalmente, además de ser capaces de posponer su gratificacion para posponer sus metas; mientras que los niños que no fueron capaces de esperar, eran mas irritables, con mas tendencia a involucrase en una pelea, además de incapaces de posoponer su gratificación.

1.4 Donde el cerebro también juega.

Pero no son sólo las emocinones, las que influyen la vida social y académica de las personas, sino que también hay otro factor muy importante que es la fisiología del cerebro y relación entre el cerebro emocional y las áreas ejecutivas del cerebro. La memoria de trabajo, ubicada en los lóbulos prefrontales; le permite al individuo poner atención en un momento dado, también élla es la cupable de todo aquello que nos preocupa. Los centros emocionales que controlan los estados de ánimo, como la ansiedad o la rabia tienen conexiones muy fuertes con las áreas prefrontales.

La memoria, de cierto modo es limitada, por lo que si la persona la tiene ocupada en los pensamientos intrusos, no va a poder desarrollar al máximo su capacidad de memoria.

Un buen ejemplo es el de las personas que se bloquean ante las pruebas y exámenes, por el sólo hecho de pensar que pueden fracasar. Es éste es uno de los casos donde la memoria está divida entre la ansiedad y los conocimientos. Por lo que también hay personas que tienen un éxito en sus calificaciones, es por supuesto, por el autocontrol de sus emociones.

1.5 Reaprender lo aprendido.

Supongamos el caso de un niño que se le ha educado emocionalmente de forma precaria. Este niño va a presentar problemas en su vida social y laboral. Cómo podemos educar a nustros niños, si se presenta este problema.

La respuesta de Goleman fue clara, “es mas dificil, pero mas pronto empcemos a enseñar a los niños estas respuestas, mas pronto pueden pasar a ser parte de su repertorio... Un niño puede haber aprendido qje cuando te da rabia, tú gritas y pegas. Alguien tiene que ayudar a estos niños a aprender respuestas alternativas, que son mejores a la iniciales.”

1.6 La infancia ha cambiado.

Los factores de fin de siglo, han sido determinantes al señalar que la infancia de hace treinta años, ya no es la misma que ahora. Homicidios, suicidios, violaciones, son algunos de los hechos, que aparecen en los titulares de los diarios.

La falta de comunicación entre padres e hijos, por el estado de la economía, los padres tiene que trabajar más. Son muchas las familias que viven en barrios donde las familias temen que sus hijos vayan a salir a la calle, por miedo a que les pase algo, hay mas niños pegados a un televisor o a un computador, este último corta las comunicaciones con las personas.

2. ASALTO EMOCIONAL Y AMÍGDALA.

A todas las personas les ha pasado que, cuando les altera algo se irritan, hasta un extremo de llegar a herir a las demas personas, y además de no recordar nada. Lo que sucede es que el cerebro de nubla de tal manera que hace conducir a la persona al asalto emocional.

Todo ésto tiene efecto en un ógano en especial, llamado amígdala.

2.1 El asiento de toda pasion

En los seres humanos, la amígdala se asienta sobre el tronco cerebral, cerca de la base del anillo limbico, y es la especialista en asuntos emocionales, sí está separada del cerebro se produce una “ceguera emocional”.

La amígdala actúa como deposito de la memoria emocional, y así tiene importancia por si misma. La vida sin amígdala es una vida despojada de asuntos emocionales.

LeDoux, célebre psicólogo, y estudioso sobre la anatomía de la amígadala, fue el primero en descubrir el papel que ejerce la amígdala en el cerebro pensante, y explica que esta ejerce el control sobre el cerebro incluso mientras éste toma una decisión. Es más, si ésta es extirpada, según los estudios del mismo LeDoux, el ser pierde la capacidad de sentir cualquier emoción frente al miedo.

2.2 La red de transporte

La antigua teoría señala que la señal viajaba primero a la neocorteza y que de allí eran enviadas al cerebro límbico, Y que de allí la respuesta apropiada se difunde por el cerebro, y al resto del cuerpo.

Las investigaciones de LeDoux han demostrado que las señales del ojo y oído viajan primero en el cerebro al tálamo luego mediante una única sinapsis a la amígdala; un segunda señal del talamo se dirige a la neocorteza, el cerebro pensante. Esta bifurcación permite a la amígdala empezar a responder primero que la neocorteza, como consecuencia se tiene que estas reacciones nerviosas son mas rápidas que lo racional, lo que la amígdala de señal de ataque o fuga, y el cerebro la ejecuta, sin poder contar con apoyo de la razón.

2.3 Hipocampo: memoria emocional

El hipocampo recuerda los datos, pero la amígdala retiene el clima emocional que acompaña a los datos.

Por ejemplo: Sometidos a una tensión, un nervio secreta hormonas epinefrina y nerepinefrina, que se desplazan por el organismo preparándolo para una emergencia, el vago emite señales, y la amígdala que es uno de los lugares al que van estas señales despierta y parece que grabara en la memoria la mayoría de los momentos del despertar emocional.

El hipocampo registra, de hecho información básica de algo vivido, visto y/o oído, se ha establecido que en el caso de los traumas o los estados de schock, son producto del registro del hipocampo que marca al cerebro racional de forma prolongada o indefinida.

2.4 Cuando las emociones son rapidas y poco precisas

El camino de emergencia desde el ojo o el oído al tálamo, ya la amígdala es crucial; ahorra tiempo en una emergencia, pero este circuito lleva solo una porción de los mensajes sensorios, la mayoría toma la ruta principal hasta la neocorteza.

Así lo que se registra en la amígdala es una señal no elaborada, es solamente como una advertencia. Como señala LeDoux: “No es necesario saber exactamente qué es algo, para saber que puede ser peligroso.

3. CÓMO ENTRENAR EL CEREBRO PARA EL ÉXITO.

3.1 La aptitud magistral

Las emociones son capaces de capacitar al cerebro para desarrollar algunas habilidades propias del individuo.

Las emociones descontroladas pueden convertirse en patologías, algunos ejemplos son: la depresión, la autocompasión y desesperación. Cuando ésto pasa no nos podemos concentrar.

Por otro lado el papel que ejerce la motivación en los logros de una persona que empieza a prepararse a la temprana edad, en algo, tiene mayor esperanza de lograrlo que aquella persona que empezó después.

En la medida que las emociones entorpecen o favorecen nuestra capacidad, además de un adecuado entrenamiento definen el limite de nuestra capacidad para utilizar las habilidades mentales innatas y así determinan nuestro desempeño en la vida. Dependiendo de los sentimientos, éstos conducen al éxito o al fracaso.

Lo que Walter Mischel describe " demora de la gratificación auto impuesta y dirigida a un objetivo" es tal vez la esencia de la autorregulación emocional, la capacidad para rechazar un impulso al servicio de un objetivo.

La ansiedad mina el intelecto, es decir tiene mas posibilidades de fracasar. Las personas preocupadas si se tomaran un tiempo para relajarse desempeñarían mejor las tareas que estando preocupadas.

Existen dos tipos de estudiantes o personas ansiosas, aquellos que son capaces de desempeñarse bien a pesar de la tensión causada de ella, y otras en la cual interfiere en la capacidad de pensar con claridad.

Las personas expertas en aprovechar sus emociones pueden utilizar la ansiedad anticipada para motivarse y prepararse, por ejemplo la euforia, es útil para escritores pero en otras personas se puede transformar en serios problemas. El buen humor favorece la capacidad de pensar con claridad.

La esperanza en lo que hacemos nos motiva a superarnos y así lograr metas mas elevadas, se define la palabra esperanza de esta manera: Creer que uno tiene la voluntad y también los medios para alcanzar sus objetivos sean cuales fueran.

Las personas con esperanzas comparten algunas características, como motivarse ellos mismos, sentirse hábiles para alcanzar objetivos etc.

Ser optimista significa tener grandes expectativas de que las cosas saldrán bien, esta es una actitud que evita que la gente caiga en apatía, desesperanza o depresión. Las personas de este tipo consideran que el fracaso es modificable. El optimismo y la esperanza pueden aprenderse.

La auto eficacia es la creencia de que uno tiene dominio sobre los acontecimientos de su vida y puede aceptar los desafíos y acontecimientos tal como se presenten.

La habilidad no es una propiedad fija; existe una enorme variabilidad en la forma de desempeño.

El flujo es el punto optimo de la inteligencia emocional, en esta las emociones no están solo contenidas y canalizadas, sino que son positivas. El flujo provoca una sensación gratificante.

Cuando una persona esta concentrada en su trabajo totalmente y su conciencia esta fundida con sus actos, está en flujo.

Existen varias formas de alcanzar el estado de flujo, una de ellas es concentrarse intencionalmente en la tarea que realiza, y otra forma es cuando la persona se encuentra en una tarea para la que tiene habilidades y se compromete a ella. El estado de flujo se produce en una zona entre el aburrimiento y la ansiedad. El flujo no es lo mismo que el asalto emocional ya que en este ultimo las emociones se apoderan del cerebro pensante.

Deberíamos utilizar los estados positivos de los niños para incitarlos a aprender en los campos donde ellos pueden desarrollar sus capacidades. Uno aprende algo de forma optima cuando tienen algo que le interesa y obtiene placer ocupándose de ello.

Canalizar las emociones hacia un fin productivo es una aptitud magistral.

Anexos

1.- ANATOMIA DEL APRENDIZAJE EMOCIONAL (BASICO.)

La mayoría del conocimiento con que contamos respecto a la memoria emocional proviene de estudios en animales sometidos al clásico "reflejo condicionado al miedo", el que está presente en todas las especies estudiadas, desde los insectos al hombre. Esto hace pensar que los circuitos neuronales que lo sustentan forman la base sobre la cual se desarrolla toda la vida emocional en especies más evolucionadas.

En estos estudios se ha determinado que cuando el animal se enfrenta a un estímulo sensorial potencialmente dañino, reacciona con una respuesta autonómica, endocrina y somática que lo prepara para enfrentar en mejor forma este peligro.

Luego que el estímulo sensorial impresiona al receptor correspondiente, la señal llega al tálamo y desde allí a la "amígdala", principal núcleo involucrado en la adquisición de la "respuesta emocional básica" (REB) y el almacenaje de la información primitiva. Por estudios de lesión se ha determinado que la corteza cerebral primaria sensorial no es necesaria para la adquisición de esta REB, aunque colabora en el procesamiento de estímulos complejos. De este modo, el aprendizaje emocional es mediado por un sistema que puede operar independientemente de nuestra conciencia.

Este sistema, subcortical, madura precozmente en el desarrollo, antes que el hipocampo, por lo que eventos traumáticos infantiles pueden generar conductas emocionales en la adultez, sin que tengamos conciencia de su origen.

El ahorro de tiempo puede ser la razón por la cual el aprendizaje emocional se genera especialmente a nivel subcortical. Una falla en la respuesta al peligro es más costoso que responder inapropiadamente a un estímulo benigno. Posteriormente la corteza participa en la confirmación o cambio de la respuesta inicial.

Una vez adquirido, el condicionamiento al miedo es relativamente permanente; sin embargo, luego de repetidos estímulos que no se acompañan de daño, la respuesta disminuye, fenómeno denominado "extinción". Las "áreas prefrontales" controlan la expresión de la respuesta emocional evitándola una vez que no es útil (probablemente actuando sobre la amígdala). Variaciones funcionales en la vía prefrontal-amigdalina podrían hacer más difícil para algunas personas cambiar su conducta emocional.

En concordancia con los hallazgos en animales, el daño bilateral de la amígdala en el ser humano provoca un defecto significativo en el control ejecutivo y una conducta social inapropiada (desinhibida). El coeficiente intelectual no se altera mayormente.

Dado que muchas psicopatías humanas -incluyendo la ansiedad, fobias, síndrome de estrés postraumático y crisis de pánico- comprometen la capacidad del cerebro para controlar el miedo, el conocimiento de sus bases neurales puede ayudar a una mejor comprensión y tratamiento de estos trastornos.

2.- CONCIENCIA DE EMOCIONES.

(Agresión).

¿Cuál es el mecanismo que permite a especies más evolucionadas tener conciencia de las emociones?

Por estudios en pacientes con lesiones cerebrales, se ha determinado que la corteza parietal e insular sería clave en la percepción de los estados emocionales, siendo el hemisferio cerebral derecho dominante en este sentido. Estas regiones procesan la información que llega de las diferentes regiones del cuerpo (incluso visceral), completándose el ciclo:

Los pacientes anosognósicos, por lesión parietal derecha, presentan emociones y sentimientos inapropiados sobre su estado de salud, ofreciéndonos el espectáculo de una mente privada de la posibilidad de sentir el estado corporal actual. ¿Qué tipo de emoción de miedo quedaría si estuviera ausente la sensación de pulso acelerado, respiro afanoso, labios trémulos, extremidades débiles, carne de gallina y ruidos intestinales?

¿Cómo puedo imaginar un estado de rabia y no sentir la ebullición del pecho, el enrojecimiento facial, la dilatación de las narices, los dientes trabados?. Aunque los cambios corporales son fundamentales en la percepción de la emoción, en numerosas instancias el cerebro aprende a urdir la imagen difusa de un estado corporal "emocional", sin tener que reactuarla en el cuerpo mismo. Esta representación, que Damasio llama "como si", se gatilla en dispositivos neurales presentes en el tronco cerebral.

La integración de las emociones al ámbito conciencial tiene la ventaja de permitir modular la REB, agregándole elementos cognitivos.

3.- LAS EMOCIONES Y LA TOMA DE DECISIONES.

La adecuada toma de decisiones es un elemento fundamental para la supervivencia.

Existe información experimental y lesional acerca de la influencia que tienen los impulsos emocionales en la toma de decisiones.

Esta pulsión, de proceso subconciente, se genera en regiones que almacenan información acerca de situaciones similares vividas en el pasado.

Pacientes con daño en regiones prefrontales ventromediales evolucionan con una dificultad importante en la toma de decisiones en el ámbito social y personal, siendo los test de inteligencia normales. Por estudios de dermoconducción se ha determinado que presentan una disfunción en la generación de la descarga autonómica previa a la decisión. La evolución social es hacia un deterioro progresivo en la vida laboral y familiar, siendo frecuentemente catalogados como simuladores, dada la normalidad de los test neuropsicológicos corrientes.

Daniel Goleman, el defensor de las emociones.(fragmento)

Ha revolucionado el concepto de talento. Frente a la dictadura del coeficiente intelectual, el autor de La Inteligencia Emocional cree que el secreto del líder está en valorar y gobernar sus emociones.

Serán los que además de ser listos, tengan dominio de sí mismos, automotivación, templanza, perseverancia, capacidad de entusiasmarse y entusiasmar a otros, y encanto.

El éxito depende de la inteligencia emocional. De la capacidad de poner de acuerdo cabeza y corazón, de saber reconocer y gobernar las emociones y darles el papel adecuado en cada situación de la vida. Ahora Goleman vuelve a la carga con La Práctica de la Inteligencia Emocional, su segundo libro. Una especie de manual de cabecera para jefes y empleados, pero también para maridos y esposas, padres e hijos.

Jefes con corazón

El ejecutivo agresivo de los 80 ha muerto. Un verdadero líder inspira, motiva para lograr su objetivo. No despierta miedo ni odio.

Daniel Goleman traza una clara línea divisoria entre los mundos emocionales de hombres y mujeres, dibujada por un variado repertorio de razones biológicas y culturales. La única sutura para esta brecha es el consenso: la clave del éxito de una pareja está en llegar a un acuerdo sobre cómo estar en desacuerdo.

-REVISTA:Usted sostiene que la mujer es, en general, más emocional que el hombre. ¿Esto implica que su inteligencia emocional es mayor?

-GOLEMAN: “En ciertos aspectos sí; en otros, no. La inteligencia emocional no es una sola cosa. Es un perfil: incluye la capacidad de conocerse a sí mismo, de saber lo que se siente; cierto dominio de los sentimientos e impulsos que podrían dificultar lo que se está intentando hacer; empatía, es decir, saber lo que sienten los demás, y aptitudes sociales, la capacidad de moverse en las relaciones humanas. En general, las mujeres suelen poseer más empatía que los hombres, pero éstos controlan mejor los sentimientos conflictivos. Así que, al final, el balance es parecido.”

CONCLUSIONES

Todos tenemos sentimientos y emociones pero nos falta más el poder saber cómo poder enseñarlos y controlarlos. Y debemos tener en claro que el conocimiento de las propias emociones es la piedra angular de la inteligencia emocional.

En resumen la naturaleza de la inteligencia emocional, Góleman lo fundamenta en cinco puntos:

- Que hay que reconocer nuestras propias emociones.

- Que hay que tener capacidad de controlarlas.

- Que hay que tener capacidad de motivarse uno mismo.

- Que hay que tratar de reconocer las emociones ajenas.

- Que hay que tener el control de las reacciones.

Nuestras conclusiones del término inteligencia emocional es saber aplicar y demostrar inteligentemente las emociones y que cuando uno logra tener un dominio completo sobre su inteligencia emocional puede llegar a poder controlar, dirigir y saber demostrar sus emociones en el momento adecuado para poder lograr que estas emociones se reflejen de manera positiva en nosotros y no negativamente como se ha ido dando actualmente en la sociedad.

Este tipo de inteligencia si la sabemos dominar bien nos puede llevar al éxito en todos los ámbitos, porque nos ayuda a tomar la vida desde un punto de vista más positivo que nos lleva a enfocarnos más en nuestras metas y buscar la forma para poder llegar a ella; lo bueno de este tipo de inteligencia también es que la podemos aplicar en cualquier aspecto de nuestra vida como en la familia, con los compañeros de curso, profesores y en la sociedad en general.

Bibliografía.

Adams R.D., Víctor M., “The Neurology of Intelligence, en Principles of Neurology”. N.York. McGraw-Hill, 1993.

Adams R, Víctor M., “The Limbic Lobes and the Neurology of Emotion, en Principles of Neurology”. McGraw Hill, 1993.

Bechara A.,“Failure to respond autonomically in anticipation of future outcomes following damage to human prefrontal cortex”. Society for Neuroscience. 1993; 19: 791.

Capponi R., “Psicología de la inteligencia, en Psicopatología y Semiología Psiquiátrica”. Santiago. Universitaria, 1987.

Damasio A., “El Error de Descartes”. Santiago. Andrés Bello, 1996.

Damasio A.,“The return of Phineas Gage: Clues About the Brain from the Skull of a Famous Patient”. Science. 1994; 264: 1102-5.

Eslinger P, Damasio A., “Severe disturbance of higher cognition after bilateral frontal lobe ablation”. Neurology. 1985; 35:1731-41.

Feinberg T, “Farah M. Emotional Disorders, en Behavioral Neurology and Neuropsychology”. New York. McGraw Hill, 1997.

Goleman D., “La Inteligencia Emocional.” Javier Vergara Editor S.A.,México,1996.

Le Doux J., “Emotion, Memory and the Brain”. Scientific American 1994; June: 50-57.

Le Doux J., “Sensory system and Emotinon”, Integrative Psychiatry, 1986.

Revista de la mujer: El defesnsor de las emociones, Revista de la Mujer, Nª860, Diario La Tercera, Santiago de Chile, 1999,(sitio en internet: http://www.tercera.cl/sitios/mujer/archivo/860-03.04.99/860E.html)

Tranel D, Hyman B. Neuropsychological Correlates of Bilateral Amygdala Damage. Arch Neurol. 1990;47:349-355.

Wolff W., La inteligencia, en Introducción a la Psicología. México. Fondo de Cultura Económica, 1953.