Inserción laboral de la etnia gitana

Ciencias sociales. Juventud. Formación profesional. Empleo. Escolarización. Mujer

  • Enviado por: Darkbagheera
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 29 páginas
publicidad
publicidad

INTRODUCCIÓN

La exclusión social es un fenómeno multidimensional que se refiere no solo a la mera pobreza sino, especialmente, a la situación en la cual las personas no tienen las condiciones económicas y sociales básicas que les permitan aportar a la sociedad sus capacidades, lo que lleva consigo la pérdida de reconocimiento social y, lo que es peor, la de su dignidad como persona.

Pero además, no se insiste suficientemente en el hecho de que la exclusión implica fracturas en el tejido social que se traducen en la ruptura de derechos y coordenadas básicas vitales, como la propia libertad (porque impide a quienes padecen la exclusión tomar decisiones personales y optar libremente), la justicia (porque quien está excluido padece discriminación directa o indirectamente) o la ciudadanía (porque quien se encuentra en esta situación no es ciudadano pleno sino de segunda categoría).

En este sentido, tener un trabajo digno es un derecho de cualquier ciudadano o ciudadana, y una garantía básica para su promoción personal e integración social. Desafortunadamente la situación de muchas personas gitans con respecto al empleo es bastante mala por el momento y no parece mejorar de cara al futuro, contatándose todavía algunas situaciones claramente excluyentes y discriminatorias:

  • La población gitana no tiene la misma posibilidad de acceder a la oferta de formación profesional ocupacional que el resto de los ciudadanos. En este caso no se trata de que se les discrimine o prohiba su acceso, sino que esta oferta formativa no se adapta, no es suficientemente accesible, de acuerdo a las condiciones y necesidades de la población gitana.

  • Muchos empresarios discriminan a la población gitana cuando intenta acceder a un empleo. Debido a los prejuicios y estereotipos existentes, en muchas ocasiones no se da a los gitanos iguales oportunidades que al resto de los ciudadanos; en ocasiones esto se hace explícito (hay empresarios que lo afirman directamente) y en otras ocasiones son comportamientos reales aunque luego no se defienden públicamente.

  • La legislación con respecto a la venta ambulante, que es uno de los empleos más desarrollados por los gitanos, es claramente discriminatoria y restrictiva si se compara con otras modalidades comerciales; y esta situación está perjudicando claramente a la población gitana.

Por otra parte, en el tereno educativo, son numerosos los centros escolares que ponen impedimentos a que las niñas y los niños gitanos acudan a clase en compañía de niños que no son gitanos. Temen que los padres de estos alumnos se movilicen y se opongan a que sus hijos vayan a clase con gitanos. Pero, de igual forma, la escuela convencional no recoge entre sus planes de estudio elementos de cultura o de la estructura social del pueblo gitano. Por ambos motivos, no todas las escuelas se encuentran en disposición de acoger a escolares gitanos ni todos los padres y los niños gitanos ven en la escuela algo útil para su futuro. La consecuencia es evidente: entre los escolares gitanos se regitra una amplia tasa de absentismo escolar.

Algo parecido puede decirse en el terreno laboral. Atrás quedaron los tiempos en que los gitanos eran reconocidos por su trabajo en la forja o por sus conocimientos en caballerías. La mayoría de gitanos vive en la actualidad de la venta ambulante, pero la práctica de esta actividad laboral se ve dificultada por las reticencias de las autoridades locales a facilitar permisos de veta. El resto de actividades en las que trabajan los gitanos, a mucha distancia de las anteriores, son las actividades agrícolas, la recogida de papel o chatara, las antigüedades o el mundo artístico. En otras actividades los gitanos se encuentran frecuentemente con problemas, principalmente derivados de la falta de cualificación profesional y de la carga de prejuicios que conlleva trabajar con un gitano. Pocos empresarios se atreven a contratar y, aún menos a darles trabajos de responsabilidad. Como consecuencia, a falta de datos precisos, el índice de paro entre la comunidad gitana es muy alto.

Para ser capaces de contestar a este fenómeno deberíamos poder responder a las necesidades e intereses de los y las gitanas. Para ello es absolutamente necesario el tratamiento cercano y personalizado, lo que implica un modelo de itinerario personal de inserción laboral, el cual partirá de un diagnóstico inicial de las condiciones de empleabilidad de cada persona desde el que proponer a cada una de ellas las medidas y pasos necesarios que le ayuden a mejorar sus condiciones de acceso a un empleo.

Una de las principales dificultades con las que nos pdremos encontrar seránlas resistencias de sectores sociales que conservan actitudes racistas y discriminatorias y de manera especial aquellas relacionadas con el empleo.

DOSSIER

Análisis de la juventud gitana de alta promoción sociocultural

Iniciamos este primer Dossier dedicado a la Juventud Gitana con un artículo elaborado por José Angel Paniego, Psicólogo Social, que resume los principales aspectos abordados en un estudio de mayor extensión realizado en el marco del Convenio suscrito entre la Asociación Secretariado General Gitano y el Instituto de la Juventud, estudio basado en numerosas entrevistas personales y observaciones de jóvenes gitanos de ambos sexos.

En la juventud gitana actual existe un grupo de personas con mayor nivel formativo. Esta juventud, se caracteriza por una toma de conciencia muy fuerte de su identidad gitana y un deseo de promoción del pueblo gitano, deseo de promoción que va unido a la creencia en la necesidad de una serie de cambios y, entre ellos, la importancia de una mayor formación académica para todos como forma de acceder a una situación mejor.

Conscientes del potencial que llevan estas/os jóvenes, por su compromiso con el pueblo gitano y por sus conocimientos específicos, se realizó, desde el convenio entre el INJUVE y la Asociación Secretariado General Gitano, un estudio para conocer las opiniones, necesidades e intereses de estas personas. El presente trabajo es una síntesis del citado estudio.

La dinámica del cambio

Si toda sociedad requiere siempre evolucionar, hay momentos de especial necesidad de adaptación a nuevas realidades. La sociedad gitana en el momento actual se encuentra enfrentada a una serie de fuerzas que la han llevado a una importante dinámica de cambio. Así tenemos:

  • El cambio en el mercado laboral que afecta a los oficios desempeñados tradicionalmente por el pueblo gitano. Temporeo agrícola, mercadillos o recogida de chatarra entre otros, son oficios que cada vez pueden acoger a menos gitanas/os y aportan menor rendimiento económico. Es preciso entrar en un nuevo modelo productivo que, como señalan las personas entrevistadas, implica mayor formación —"Ya no sirve en los trabajos empezar por la escoba"— o la incorporación de la mujer al trabajo —"Es necesario que tanto el hombre como la mujer trabajen y tengan un sueldo."—

  • El segundo elemento lo constituye la sociedad postmoderna donde, por un lado, fluye constantemente información —"Cada vez que pones la T.V. dejas entrar un payo en tu casa"— y donde procesos de globalización suponen una mayor interacción: —"Antes, ser gitano suponía que casi no tenías contacto con payos. Pero ha cambiado. Ahora se respeta mucho a la gente que sabemos movernos dentro de la administración."—

Fruto de esta situación, la comunidad gitana-española, desde hace ya varias décadas, ha entrado en un importante proceso de cambios. Estos cambios se originaron ya en generaciones anteriores. Uno de ellos fue preocuparse por un mayor nivel formativo de sus hijas/os y el surgimiento de una generación de jóvenes gitanas/os con alta promoción sociocultural.

No sólo tienen un nivel más elevado de formación académica, sino que apuestan por una adquisición de conocimientos relativos a todos los ámbitos humanísticos y muy especialmente sobre la cultura gitana. Entienden la formación como elemento de promoción personal (a más formación más posibilidades laborales o de desarrollar una vida satisfactoria en todos los ámbitos) y también de promoción social gitana (consideran que el saber es uno de los puntales de la mejora del pueblo gitano).

Ellas y ellos, por sus saberes específicos, se saben una riqueza muy importante y un elemento potencial que puede ayudar al desarrollo de la sociedad gitana. —"Los jóvenes han sido, en todas las épocas, los que han marcado el cambio y yo creo que a nosotros nos toca hacer los cambios."—

Estas/os jóvenes, aportan ideas y costumbres novedosas para muchas personas. Por ello, son una minoría que es vista con recelo por la sociedad gitana, en general más conservadora. Ésta, con frecuencia no conoce más que su entorno gitano y la sociedad paya que la rodea más directamente. Todo lo nuevo, al no poder identificarlo con sus costumbres gitanas, lo identifica automáticamente como payo y a las personas que quieren cambiar las descalifican como apayadas. Las/os jóvenes sufren con frecuencia esta presión —"¿Cómo nos ven los gitanos que no estudian a los que estudiamos? ¡Ah, mira! Se parece a un payo. Ja, si es que habla como un payo; y ya empiezan a apartarte."—

Una idea a tener en cuenta es que cambiar no implica automáticamente asumir ideas payas. Cierto que la sociedad paya puede enriquecer a la sociedad gitana y que algunos de los procesos que está sufriendo la sociedad gitana son procesos por los que pasó la sociedad paya (por ejemplo, más nivel formativo o mejoras en el cuidado de la salud tales como acudir a un ginecólogo); pero no sólo se trata de asumir valores payos-españoles, sino también otros modelos payos-no españoles (más en el momento actual de aumento de la inmigración desde países empobrecidos), modelos nuevos que construya la propia sociedad gitana o incluso modelos gitanos tomados de otras partes: —"Hay muchas maneras de ser gitano; en el resto del mundo hay otras maneras de ser gitano, otras formas de ser. Aunque lo cuentas y no te creen."—

Sería un error ser colonizados por la cultura paya, cultura que tiene sus virtudes pero también sus evidentes defectos. Más aún, una adecuada interacción implica no sólo que la cultura gitana aprenda de la paya sino también que la paya aprenda de la gitana.

Los jóvenes gitanos entrevistados lejos de apayarse, están teniendo una serie de procesos importantísimos:

  • En primer lugar, el tener un nivel formativo superior les ha llevado a repensar el hecho gitano: —"Yo he cambiado mucho en el concepto de gitano. Me sonaba un poco lejano. Sabía lo que era, pero no lo sabía bien, bien como lo sé ahora."— Y a concienciarse: —"Yo cada vez me estoy volviendo más reivindicativo. Con estas jornadas [Encuentro de jóvenes realizado en Málaga], esta semanita, me ayuda a concienciarme más."—

  • Desde esa mayor formación y sensibilización tienden a preocuparse por la promoción del pueblo gitano mostrándoles formas nuevas de ser gitano más exitosas: —"Yo voy a aportar mi granito de arena, yo no voy a obligar a nadie, yo sé que mi función sobre todo, sobre todo, sobre todo, es que la gente pueda observar."—

  • Por otro lado, existe una preocupación por mostrar que no se deja de ser gitano desde un respeto más escrupuloso a las tradiciones gitanas: —"Yo, por ejemplo, he estudiado, y dentro del propio gitano eso es extraño. Estas un poco apayado. Y yo le pregunto a uno, ¿en qué eres tu más gitano que yo? Había una persona enferma y yo he ido a visitarla, una costumbre gitana; tú no. Ha habido un entierro, yo he ido al entierro y no te he visto. Si acaso, soy yo más gitano que tú. A ti sólo te veo en las bodas; para lo bueno. Hay que estar a lo bueno y lo malo."—

  • Más aún, su mayor formación y su sensibilización por el hecho gitano les lleva con frecuencia a conocer con más profundidad la realidad de la cultura gitana y de su historia. Los cambios que proponen, suelen señalar, no implican pérdida de identidad gitana, son aspectos negativos que, aunque en algún momento se asociaran al gitano, no se deben a su esencia gitana. Muchos de ellos señalan que estos aspectos "no son gitanos sino marginales". Aspectos como la baja formación o el chabolismo no son componentes de la identidad gitana sino fruto de una situación de marginación en que viven ciertas personas gitanas.

    Cambios impulsados por la juventud gitana

    Como se señala, se está buscando una forma nueva de ser y de sentir gitano. Algunos de esos nuevos rasgos parecen claros para la mayoría de las/os jóvenes gitanos de alta promoción sociocultural. Otros rasgos se encuentran en una situación de definición y debate. Al tratarse de aspectos que tienen que ver con valores y creencias centrales, muchos generan fuerte polémica. En estos debates no sólo interviene la racionalidad de las ideas, sino también la emocionalidad.

    Coincidiendo con diversos estudios, encontramos que lo más frecuente es que la población mayoritaria, que defiende la tradición, se fundamente más para sus análisis en las características que la legitiman como mayoría: el consenso, la credibilidad, la amplitud… En nuestro estudio aparecerá esta actitud cuando en defensa de las tradiciones se hable de si algo es o no gitano, y si renunciar a ello sería renunciar o no a algo que constituye la esencia gitana; es decir, se prime la comparación social. Por su parte, la minoría que defiende el cambio está más centrada en las características del contenido a transmitir: porque es buena o mala tal idea, es decir, se prime el análisis racional. Veamos algunas de las ideas centrales de esta nueva juventud:

    1. El primer elemento es el orgullo de ser gitana/o. —"Yo soy gitana, a mí quien me acepte debe aceptarme como soy."— Este ser y sentir gitano es difícil de operativizar: —"Es el compartir con otros gitanos que piensan como tú. Ser gitano no tiene expresión, es algo que llevas por dentro. Ese sentido de la libertad."—

    Es difícil de operativizar, pero también porque no era necesario operativizarlo. Tradicionalmente, nacer en una familia gitana implicaba ser gitano y tener poco contacto con el payo. En la actualidad el mayor contacto con el payo, la existencia de algunos matrimonios mixtos y el replanteamiento de algunas costumbres tradicionalmente asociadas al gitano, nos llevan a la necesidad de clarificar el concepto de gitaneidad. Así encontramos una serie de conductas y actitudes adquiridas: —"Es algo que desde chiquitita, es algo que tengo arraigado. Tengo arraigadas ciertas actitudes."—

    Se señala la necesidad de no perder el grueso de las costumbres y elementos diferenciales gitanos: —"Lo que no se debe perder, pues hay costumbres muy bonitas que han estado muy arraigadas a lo largo de todos los tiempos. A lo largo de estos días he oído opiniones, propias de gitanos, pero yo creo que suponen una pérdida de identidad. Porque si se degradan esos valores llegará un momento en que un gitano ¿en qué se diferencia de un no gitano, si no tiene nada que lo diferencie?"—

    Asumir el grueso de estas tradiciones no significa no querer cambiar ciertos aspectos: —"Papá, yo sé que tú eres así pero yo soy así y quiero que mis hijos piensen de esta manera, les voy a dar esta educación, yo quiero trabajar, no quiero casarme a los 15 años. Es como rechazar lo que me han enseñado. He cambiado cosas y quiero seguir cambiando."— Es decir, que la primera problemática es la necesidad de una nueva definición de gitano.

    2. Otra idea ya comentada, y aceptada unánimemente, es la necesidad de un mayor nivel formativo para acceder a cualquier puesto laboral. No sólo es una formación universitaria, sino también una formación profesional.

    3. También es unánime la necesidad de una mayor interacción con la sociedad paya. Las administraciones, los servicios educativos o de salud o los responsables de contratación de empresas son mayoritariamente payos. Un adecuado contacto con ellos puede aportar importantes beneficios. Esto implica, por un lado, no tener miedo de acercarse a ellas y tener las habilidades adecuadas de interacción y, por otro, implica que las personas payas adquieran una noción más ajustada de la sociedad gitana, de forma que las personas gitanas tengan menos barreras.

    Existe sin embargo un problema no resuelto: ¿hasta qué punto se debe dar un trato igualitario (del payo al gitano y viceversa) y hasta qué punto es legítima una diversidad de costumbres y trato? Se señala que: —"Criticamos que la sociedad es racista con nosotros, pero nosotros, entre gitano y payo, el gitano también es distinto, por qué no decirlo". "Porque hablamos de diferencias, hablamos de culturas distintas. Una cultura es una forma de vivir, si tú estás con una persona que tiene otra forma de vivir, chocáis."—

    4. Otro de los aspectos ampliamente debatido es el rol de la familia gitana. Uno de los pilares en que se fundamenta el sentir gitano es en la concepción de "un sentido de familia". Éste, tradicionalmente, incluye unos lazos muy fuertes y una división sexual de roles muy marcada. Existe una crítica a las familias payas por su falta de apego: —"Lo que más me gusta, la unión familiar. Yo veo a los payos muy independientes. Enseguida, quiero independizarme. ¡Ah hija! Pues lo entiendo."— Sin embargo esta misma persona no muestra demasiada coherencia pues, paralelamente, señala que: —"El que no dependa de mis padres les choca; porque es algo de generaciones… mi independencia, más que el que no les guste, es que les asusta."—

    Y les lleva a quejarse: —"Esta niña… es que tiene su vida, tiene su trabajo… es que no cuenta con nosotros para nada. Qué pasa, se está volviendo una paya."— Es decir, que aunque criticando la independencia de la sociedad paya, en este caso como en otros, las/os jóvenes gitanas/os de alta promoción sociocultural tienen mayor independencia económica: —"Yo quiero tener mi trabajo"— y psicológica —"Yo no quiero casarme a los 14 años."—

    Muchas personas también empiezan a encontrar fallos en muchos matrimonios: —"Tengo una visión del matrimonio un poco mala."— ¿Por qué? —"¡Ay! Porque sí, porque hay muchos casos que están llegándome, que estoy viendo. Si el amor se limita a lo que veo… ¿Por qué? ¿Por qué está fallando? No sé… No es sólo los gitanos, es en el mundo entero, las estadísticas de divorcios; se divorcian no sé cuántos matrimonios a lo largo del día. La gente se enamora y se desenamora, ¿el amor significa eso? Y es una gran mayoría, no es sólo un grupo de personas, te hace sentirte como… como si pudieras ser una de ellas. Yo soy muy reacia actualmente [a casarme]."—

    Finalmente, otro aspecto debatido es el rol de las personas de más edad. Los mayores han sido y siguen siendo personas que reciben un respeto y deferencia muy especial, por ello al varón cabeza de familia se le tiene un respeto y obediencia muy alto y una preocupación por servirle y por su bienestar: —"Para el gitano son muy importantes los mayores, nunca los llevarías a una residencia."— Existe, pese a ello, alguna crítica a la presión ejercida por el cabeza de familia: —"Mi abuelo no me respetaba; con mis hermanos, nos quería tener muy controlados."— Y una reivindicación de la igualación de poder y comprensión por parte de la persona de edad: —"Que se nos comprenda; que un joven es igual que un viejo."— Por todo ello parece que tiende a debilitarse la dependencia existente entre padres e hijos.

    Señalemos que esta tendencia al replanteamiento de la estructura familiar está llevando a debilitar la dependencia (especialmente de los padres). Que se debilite la dependencia no implica necesariamente debilitarse ni los lazos afectivos ni el apoyo que brinda la familia gitana a sus miembros. De hecho, no depender puede generar en vez de una relación vertical, una relación horizontal, en la que se produzca un trato más franco y abierto.

    Si se superan los resquemores mutuos (de las personas de edad a ver que pierden poder y que cambian algunas de sus costumbres; y de los jóvenes a sentirse controlados y juzgados por las personas mayores), se puede conseguir una sociedad donde el joven aporte sus conocimientos específicos, fruto de su formación, y el anciano su madurez, fruto de la experiencia. Esta síntesis sólo se logrará si se pone el suficiente empeño en lograrla y no se cae ni en una gerontocracia (donde no se dé espacio a los jóvenes), ni en una copia de la sociedad paya donde los viejos a veces estorban. Pero si se logra, conseguiremos la situación familiar más exitosa para la satisfacción de las necesidades de todos sus miembros.

    5. Uno de los aspectos vinculados a la idea de familia es el rol asignado a la mujer. Tradicionalmente ha existido una preeminencia del varón sobre la mujer: —"O sea, después de mi padre van mis hermanos y luego mi madre…Yo, esa escala… me gustaría cambiarla, pero no la veo mal. Está adaptada a sus tiempos; mis tiempos son otros."— Una de las consecuencias de este conflicto es un esfuerzo por hacer patente y resaltar los aspectos, valorados positivamente, del rol tradicional de la mujer gitana:

    • Su papel dentro de casa: —"Sin mi madre no se hubieran hecho las cosas. Mi padre es el que llevaba y lleva la voz cantante, pero mi madre es la que se encarga de que eso se lleve a cabo, lo cual es un papel importante." "La mujer es la que transmite la cultura." "Dentro de la familia vivimos en un matriarcado."—

    • La deferencia habida hacia la mujer: —"Con las mujeres se tiene más ¡umh!, no se cómo decirlo, más protección que a la mujer paya. La mujer gitana siempre depende de un hombre, de un padre, de un hermano, de un marido, de unos hijos..."—

    No obstante, muchas jóvenes gitanas (secundadas por algunos hombres) se rebelan contra este papel tradicional de dependencia. En algún caso sólo es una rebelión contra determinadas situaciones de sumisión de la mujer: —"Una mujer gitana, nunca en la vida puede dejar que su marido la pegue. Yo no espero estar en esa situación. Yo me caso, y a mí, simplemente porque me levante la mano, le dejo ya `pa' toda la vida."— Pero en muchos otros casos, contra una situación más general en la que no se siente cómoda: —"Yo, desde luego, no quiero ser la criada de nadie. No quiero ser la criada de mi marido. Ni siquiera siento la necesidad de casarme."— E incluso lanzan críticas contra algunos de sus compañeros varones que, pese a un elevado nivel de formación, caen en posturas sexistas: —"Es triste que gitanos de un cierto nivel tengan la idea, aunque termines la carrera, de seguir pensando: la mujer haciendo la paella."—

    Existen, no obstante, ciertos puntos de coincidencia. Uno es la valoración de una relación más abierta entre personas de distinto sexo: —"Es una cosa sana, muchos gitanos jóvenes, juntos, haciendo, debatiendo; es una cosa sana."— Aunque confiesan que el primer problema está en los miedos que sienten: —"Lo que pasa es que a veces me da vergüenza a mí. En [mi pueblo] están las niñas y no me paro a hablar con ellas pero porque me da a mí vergüenza ponerme a hablar con ellas". "El primer día nos sentamos los chicos a un lado, las chicas a otro. Yo no pensé que iba a hablar con ella, o con ella o con ella. Yo venía muerto, sentarse con chicas mozas, luego ves... y he disfrutado un montón."—

    Este proceso de acercamiento entre personas de distintos sexos es valorado como positivo de forma unánime por las/os jóvenes entrevistados y es un proceso que casi con seguridad se extenderá a todas las capas de la comunidad gitana en no demasiado tiempo. Pese a ello, en la actualidad, sigue encontrándose con fuertes reticencias y obstáculos por parte de la comunidad gitana, donde la separación entre hombres y mujeres ha sido tradicionalmente muy marcada: —"Yo, si me vieran en [mi ciudad] el trato que tenemos los chicos con las chicas… en [mi ciudad] no podemos. A la hora de tomarnos un café, no podemos. O hablar por la calle."— Llegándose a situaciones tan absurdas como la testimoniada por una joven que señala: —"Estaba con una lluvia impresionante, y me vio un amigo de mi hermano cruzando el puente [en su coche] y no me cogió. Y luego me lo dijo. No te cogí por los comentarios."—

    6. Un tema ligado al anterior es el relacionado con el sexo y la virginidad. Como es de esperar en una sociedad heredera de la tradición cultural judeocristiana y donde se ha producido una drástica separación entre los sexos, la sexualidad es un tema tabú, del que no se suele hablar y sobre el cual existe un fuerte control. Destaca el control sobre la virginidad de la moza, que tradicionalmente se muestra en la boda, mediante el rito del pañuelo.

    Sin embargo es un tema en el que se empiezan a notar algunos cambios en toda la comunidad gitana. Por ejemplo, ya no existe tanto tabú sexual en situaciones relacionadas con la salud: —"Simplemente, que una gitana vaya a un ginecólogo… es una tontería, tampoco se trata de un milagro, pero para mí sí lo es. Pues he conseguido que una gitana me diga: Anda, vente conmigo, que mañana voy. Porque son muy reacias a eso".— Y esto lleva a aceptar conductas como: —"Por ejemplo, a mí, me operaron de la matriz y yo era virgen. Pero yo tenía que entrar al quirófano y tu físicamente ya no eres virgen... En otro tiempo, me hubieran tachado de yo que sé qué. O hubieran dicho, pues mira ésta, ahora hará lo que le dé la gana."—

    Existe, no obstante, un debate muy acalorado sobre la propia idea de virginidad. Muchas personas defienden la virginidad desde dos argumentos:

    • El primero es la habitual respuesta de la mayoría, señalar que es un aspecto constitutivo de la identidad gitana: —"Hablaba con las chicas gitanas que eso de la virginidad… Es que si perdemos esto ¿Qué nos queda para ser gitano? Y lo mismo digo para los chicos, eh, no sólo las chicas. Son cosas tan gitanas... "—

    • El segundo es un conjunto de explicaciones del estilo: —"El blanco, y más en una novia, significa la pureza. Si tú te has dejado toquetear ese color blanco, no te pega" — Y ¿si alguien quiere casarse y no está virgen? —"Entonces ya no se casa."— Fijémonos en que para casarse hay que ir virgen y la virginidad es un orgullo porque permite casarse. Normalmente, incluyendo algún paso intermedio más, se forma un conjunto de postulados circularmente autosustentados.

    Pero existen también personas críticas. Algunas críticas surgen ante el rito de sacar el pañuelo en la boda: —"Una tradición como la del pañuelo, para mí, quitar una parte del cuerpo de forma no natural, para mí es algo negativo."— Otras críticas, aunque minoritarias, se dirigen a los problemas asociados al desconocimiento sexual: —"¿Por qué no se habla de sexo? Además les vendría fenomenal, porque la mayoría de matrimonios no fracasarían. Fracasan por eso. ¿Por qué hay tanto gitano que es infiel? Es que es una realidad, es que yo lo veo y lo vivo… Hay mucha gente que se casa y no son vírgenes las mujeres… Es lo que un primo mío me dijo hace poco y eso que es gitano: si se casara otra vez no lo haría sin convivir con esa persona."—

    Diversos estudios confirman que la ignorancia del sexo, la inmadurez de los novios y el desconocimiento de la persona con la que se piensa convivir son factores de insatisfacción y fracaso de las parejas.

    7. El último aspecto a resaltar es la religiosidad. Como buena parte del pueblo gitano, las/os jóvenes entrevistadas/os suelen pertenecer a la Iglesia Evangélica Filadelfia, El Culto. Para muchas personas es el centro de su vida: —"Es lo más importante de mi vida. Es la base de mi vida, la fuerza que recibo para vivir."—

    Dos ideas son especialmente valoradas:

    • Los mensajes de solidaridad lanzados desde el culto: —"Sobre todo aquellos mensajes que hablan del sacrificio de la persona. El amor a los demás". "El enseñarme a ver las cosas bien, el enseñarme a ayudar a quien lo necesita, el enseñarme a estar donde se necesita."—

    • El apoyo emocional: —"Es tener a Dios cerca y tener una relación con Dios tipo amigo, tipo fuerza que está ahí contigo siempre, que te da fuerzas para salir adelante, que te da ilusión por las cosas, ánimo cuando lo necesitas, consuelo cuando estás triste; todo eso." "Yo en Selectividad me acuerdo que en matemáticas tenía dos partes que me sabía bien y dos partes a medias. Y voy a hacer las partes que me sabía bien y que no me salían, que no me salían. Veo las dos partes que no tenía bien y de repente ¡fum! sé hacerlas. Dicen, no, es mérito tuyo, sí, soy yo el que escribo el examen pero..."— Encontramos aquí el clásico esquema teológico en que los bienes son procedencia de Dios, mientras que los males proceden del hombre que desde su libre albedrío realiza acciones contrarias a la voluntad divina.

    Pero también El Culto es criticado no sólo por personas contrarias a él, sino también por algunas/os jóvenes devotas/os, entendiéndose esta crítica como elemento de mejora, no de descalificación. Entre los aspectos destacados de las críticas están:

    - Mensajes calificados de reaccionarios, especialmente de tipo sexista: —"No me interesa [El Culto] por lo que hablan contra las mujeres, por la forma de vivir su vida: la mujer al servicio del hombre, el marido tiene que ser fuerte. ¡Que yo he estudiado! y que a mí me han enseñado que la vida es para vivirla y no para servir a nadie, ni el hombre tiene que demostrar siempre que es el más fuerte."— O de oposición a instituciones que pueden promocionar al gitano: —"Que la Universidad… [gesto de desprecio] ésta es la verdadera Universidad; el destino ya está marcado. No sé, paranoias de ese tipo. Que el destino ya esta marcado y que la única Universidad es la del cielo, porque lo terrenal no es para ellos."—

    - Visión maniqueista (estás conmigo o estás contra mí): —"Estar tranquilamente sentada y acabar diciendo ¡Dios mío! que este hombre quite el demonio… Y oír comentarios del tipo: estos recién llegados, tenemos que abrirles las puertas del cielo y que conozcan ésto, porque no están todavía dentro y conocen al demonio. El demonio estaba en nosotros por no asistir al Culto y ellos nos iban a enseñar."— Las/os jóvenes de alta promoción sociocultural suelen preferir un concepto de religiosidad menos exclusivista: —"Yo me considero ante todo cristiano. Hay quien dice: la iglesia verdadera es la Anglicana. Pues el que haya nacido en China y no ha conocido a los anglicanos se va al infierno. Pues no es justo y Dios es justo."—

    Dado su carácter prevalente frente a otros planteamientos: —"Las leyes del hombre tienden a desaparecer. Yo soy cristiano y lo pone en la Biblia y lo creo"—, éste es otro tema polémico. Cualquier cambio social debe tener en cuenta la dimensión de religiosidad del pueblo gitano y el poder de la iglesia evangélica Filadelfia, considerada por buena parte del pueblo gitano legítima canalización de la voluntad divina. Ésta será, por tanto, un poderoso motor para cualquier cambio social que coincida con sus planteamientos y un obstáculo para cambios a los que se oponga.

    Movimiento asociativo

    La juventud gitana propugna una acción social para la promoción de su comunidad. Esto pasa en muchos casos por la organización de esta labor mediante movimientos asociativos. El movimiento asociativo es visto como una importante herramienta que, desde la unión, permite considerar a las/os jóvenes gitanos:

    1. En primer lugar un grupo de iguales (jóvenes, con una preocupación por el pueblo gitano, con ideas nuevas y un elevado grado formativo). Estos jóvenes se ven como un grupo de iguales con los que intercambiar experiencias y constituir un refuerzo en la constitución de la nueva identidad gitana, especialmente ante la incomprensión de gran parte de su entorno gitano: —"Yo me siento diferente. Llegas aquí [Encuentro de jóvenes gitanos] y te das cuenta de que no soy la única." "Lo importante es… encuentros, a nivel de intercambiar experiencias: yo he tenido esta experiencia, ¿tú que opinas? ¡Ah! Esto. Comentarios, debates... "—

    2. Otra función del movimiento asociativo es el apoyo a las salidas laborales. Muchos de ellos, desde su sensibilidad por la población gitana, optaron por estudiar carreras relacionadas con la intervención social, como Educación social, Magisterio… carreras con un altísimo nivel de paro. Si después de apostar por la formación y sufrir un cierto rechazo por algunos miembros de la sociedad gitana que les tildan de apayados, este esfuerzo no da sus frutos, supondrá una grave frustración en las/os jóvenes, y reafirmará a las personas gitanas más reticentes a la formación que piensan que ésta no sirve para nada. Por ello, desde el movimiento asociativo tiene que potenciarse:

    • Información sobre salidas profesionales. Una asociación bien organizada puede tener más capacidad de recabar información que una persona individual.

    • Posibilitar la formación. Muchas veces el nivel de formación de las/os jóvenes gitanos, aunque alto, no es competitivo en el mercado laboral. Se puede posibilitar la formación complementaria, desde con becas hasta con una información de qué cursos pueden ser los más útiles. En algunos casos la propia asociación puede organizar algún tipo de curso necesario para muchas/os jóvenes gitanas/os.

    • Apoyar las salidas profesionales: ofreciendo apoyo no sólo económico sino también de asesoría o de cobertura asociativa. Puede ser muy importante abrir vías de contacto con empresas o asociaciones que permitan una salida laboral a la población gitana.

    3. Por otra parte, el asociacionismo se ve como un arma para luchar por la promoción tanto de la comunidad gitana en general: —"Estoy sensibilizada por mi pueblo. Para intervenir tienes que estar sensibilizado… me preocupa ver que realmente me necesitan"— como de la juventud en particular: —"Analizar la problemática de los jóvenes gitanos y decidir qué información necesita un joven gitano para mejorar su situación. Y ofrecerle alternativas y darle información."—

    Muy especialmente consideran que una asociación puede hacer llegar a la comunidad gitana imágenes nuevas pues: —"El gitano tiene un poder de convocatoria. Los pocos ejemplos que salen sirven de referencia, están ahí." "Entre gitanos lo de los primos funciona". "En nuestra situación, que salgan uno o dos es, un poco, el espejo de otras formas de hacer las cosas, no es un obstáculo para hacer las cosas."—

    No sólo habría que mostrarlo a la sociedad gitana. La sociedad paya-española disminuiría sus prejuicios si viese modelos gitanos de alta promoción sociocultural.

    4. También se señalan nuevos rumbos asociativos:

    • El servir como presión política: —"Nosotros, los gitanos, nunca hemos hecho política. Nos hemos dedicado a lo social. Pero nos hemos dado cuenta de que hay que jugar. Se había elegido un alcalde (en los sitios pequeños se vota a la persona, no al partido) que parecía majo, pero la verdad, nos ha salido rana. Decía unas cosas y ha hecho todo lo contrario. Le dijimos: mira, nosotros te hemos votado porque decías esto y lo otro, pero si sigues jodiéndonos, no te votamos; nosotros somos el 5% de los votos y un 5% de votos decide."—

    • La necesidad de ir más allá del mero asociacionismo como estrategia para salir de la marginalidad. Un asociacionismo donde: —"Todos los gitanos estuvieran integrados en la sociedad de forma igualitaria. Que las asociaciones gitanas se pudieran dedicar al arte, la cultura y no [solo] a procurar que los niños vayan al colegio."—

    No obstante, se suele ser muy crítico con las asociaciones existentes que, en muchos casos, son percibidas como estructuras que luchan por las subvenciones y por los intereses de sus dirigentes: —"Sale una subvención del Estado y ¡a por las subvenciones! Y esas subvenciones se supone que se dedican a un fin social, pero sabes qué parte va a servir para un fin personal. Yo me compro un coche, o tal, o cual."— Formando determinadas camarillas: —"El que no tiene padrino no se bautiza. Hay un curso de tal, pues meto a primos, amigos, hermanos."—

    Esta crítica es realizada por personas que están vinculadas a movimientos asociativos, por lo que debe ser entendida más que como un intento de deslegitimar el asociacionismo, como una necesidad de crítica constructiva que mejore el funcionamiento asociativo. Se suele señalar que la primera generación de dirigentes asociativos poco formados debe ir dejando paso a personas con más formación y capacidad de trabajo.

    José Ángel Paniego García, Psicólogo Social.

    Publicado en Gitanos, Pensamiento y Cultura. Nº 9, abril 2001, pp. 24-30.

     

    Formación profesional y empleo en la comunidad gitana.

    El acceso al mundo del trabajo, en su sentido amplio, es un elemento fundamental de socialización e inserción. Algunos gitanos viven una situación de marginación y están desfavorecidos, en buena medida debido a su exclusión del mundo de trabajo, por lo que es preciso garantizar la igualdad en el acceso a la oferta de recursos de educación y empleo y al mercado de trabajo normalizado. Por ello, es necesario desarrollar una oferta formativa específica y especializada para la población gitana, as„ como acciones de orientación profesional individualizadas, dado que hay todavía muchos gitanos y gitanas que, por diferentes motivos, no acceden todavía a los recursos normalizados.

    EDUCACIÓN

    Es prioritario aumentar el nivel educativo de la Comunidad Gitana para lograr su pleno desarrollo y promoción social. Y al mismo tiempo, es preciso introducir en los espacios educativos elementos y propuestas de trabajo que tiendan a educar en el respeto a la diferencia y en la aceptación del otro. Un mayor nivel educativo potencia y defiende niveles de igualdad con respecto a la población mayoritaria y mantiene e impulsa la cultura gitana. En esta línea, tres han sido las principales actuaciones desarrolladas hasta ahora:

    Normalización educativa.

    Planteada a través de acciones de apoyo y seguimiento escolar, promoción educativa, sensibilización hacia la necesidad de la educación, acercamiento de la comunidad gitana a los recursos educativos reglados, etc. Se ha trabajado con alumnado de educación infantil, primaria y secundaria, con sus familias y sus profesores, facilitando la escolarización temprana, la normalización educativa a todos los niveles (hábitos escolares, relaciones constructivas entre los compañeros, aprendizaje curricular...), buscando reducir el absentismo y favoreciendo la relación entre los centros educativos y las familias.

    Apoyo a la continuación y permanencia en los estudios y el acceso a la Universidad.

    Actuaciones dirigidas a alumnado gitano de niveles superiores de educación, en todo el ámbito del Estado. El apoyo se ejerce, por una parte, mediante asignaciones económicas a aquellas personas con dificultades para seguir estudiando y por otra, mediante un apoyo psicosocial y educativo a través de tutor„as individualizadas o en pequeños grupos, en las que los tutores trabajan con estudiantes, familias y centros de enseñanza.

    Apoyo educativo a través de actividades extraescolares.

    Mediante la creación de espacios socio-educativos para niños y niñas gitanos que posibiliten trabajar de manera indirecta determinados objetivos que refuerzan su permanencia y competencia en el sistema educativo y promueven su educado desarrollo psicosocial y cultural, compensando algunas de las dificultades o situaciones de desventaja en la que se puedan encontrar

    Formación profesional y empleo

    No es necesario insistir en el hecho de que venimos asistiendo a una época de grandes cambios que están provocando transformaciones en los sistemas de producción y la consiguiente necesidad de adaptación de los trabajadores a las mismas.

    Desde muchos frentes se intenta responder a este desafío y, en este sentido, los esfuerzos de cohesión realizados por la Unión Europea han permitido, en los últimos años, avanzar en la reducción de las disparidades en la renta per cápita de los Estados miembros en términos globales, si bien el problema del desempleo no parece encontrar una fácil solución y las diferencias económicas entre regiones continúan aumentando. Lo mismo ocurre con determinados grupos y colectivos de ciudadanos; la desigualdad no solamente es territorial sino también sectorial, en la medida en que afecta m€s a unos grupos que a otros.

    En este contexto, comienzan a ponerse de moda los que se han venido en llamar cuatro grandes pilares de las políticas de empleo:

    - Empleabilidad,

    - Capacidad empresarial,

    - Adaptabilidad

    - Igualdad de oportunidades

    Empleabilidad

    La mejora de la empleabilidad como estrategia para la inserción laboral de la población gitana.

    De estos cuatro pilares, la empleabilidad resulta ser el más cercano a la realidad de la población gitana y su acceso a la formación y el empleo.

    La empleabilidad constituye uno de los cuatro principios de la Reforma de los Fondos Estructurales de la U.E. y esto es as„ porque, dados los cambios permanentes en los sistemas de producción y de trabajo, para acceder hoy y en el futuro al empleo, además del aprendizaje de una serie de técnicas y destrezas propias del oficio, cada vez será más importante el desarrollo de habilidades, la formación global, la capacidad de iniciativa y autonomía, las destrezas lingüísticas, la capacidad para comprender e integrarse en los objetivos de la empresa, la predisposición a generarse el propio empleo, etc.

    Este planteamiento, desde el punto de vista de las políticas dirigidas a la comunidad gitana, exige revisar en buena medida la manera en que tradicionalmente

    se venía planteando la formación. Por una parte, es necesario que las experiencias formativas no sean exclusivamente cursos de formación, sino que se permitan múltiples modelos de formación a la carta, adaptados a las necesidades de los distintos colectivos o situaciones personales. Por otra parte, es necesario que la formación no sólo dé prioridad al aprendizaje de una profesión, sino que se trabaje sobre un itinerario completo.

    Garantizar la igualdad de oportunidades

    Estas propuestas vendrán a reforzar el principio de igualdad de oportunidades, que parece adquirir mayor relevancia en el futuro de las políticas de empleo.

    La opinión mayoritaria empieza a ser que la igualdad de oportunidades no debe ser entendida solamente en cuanto a la igualdad de sexos, sino también de condición social, cultura, etnia, etc. Para ello es necesario extender las políticas de discriminación positiva que se han llevado a cabo con la mujer, los minusválidos o más recientemente con los emigrantes ilegales, a otros grupos desfavorecidos como el de los gitanos.

    En este sentido, sería también necesario desarrollar un plan de medidas de sensibilización para mejorar la situación de los gitanos en relación al empleo que estuviera dirigido tanto a los gitanos y las asociaciones gitanas.

    Favorecer la participación en la toma de decisiones

    Una de las estrategias que se plantean para avanzar en esta dirección, tendente a lograr la igualdad de oportunidades de modo más efectivo, es la de otorgar mayor protagonismo en las políticas de empleo a los propios grupos de afectados y sus entidades representativas.

    Esto supone hacer un esfuerzo especial para que a los grupos más vulnerables les llegue la información, tengan posibilidad de tomar decisiones, de participar en la gestión de los recursos y, en definitiva, de desarrollar sus propias capacidades y potencialidades.

    Resulta evidente, por tanto, que las actuaciones que se emprendan tienen que conseguir implicar a la propia comunidad gitana, fortalecer su capacidad de participación y darle pleno protagonismo

    Incrementar las medidas específicas y adaptadas

    Si la población gitana tiene una situación especial de desigualdad y desventaja, es necesario establecer medidas también especiales, de carácter compensador, que se concentren en este grupo; y deben ser medidas que conduzcan siempre a la normalización. En caso contrario se corre el riesgo de que, a medio plazo, estos ciudadanos queden excluidos del mercado de trabajo y dependan exclusivamente de prestaciones sociales y asistenciales.

    LA ACTIVIDAD ECONÓMICA Y EL EMPLEO

    ESTRUCTURA PROFESIONAL.

    En este apartado se incluye el status ocupacional y profesional de los gitanos,los lugares preferentes en donde ejercen sus ocupaciones y la duración y modalidades de sus horarios laborales.

    Se trata de un sugestivo análisis de la situación laboral gitana en comparación con variables del resto de la población.

    *OCUPACIÓN HABITUAL:

    En análisis de la estructura ocupacional de los gitanos españoles,a juzgar por los resultados de una amplia muestra representativa,presenta los siguientes índices porcentuales clasificados de mayor a menor:

    -En ninguna,34%,que aparece con el índice máximo se incluyen los gitanos en paro,jubilados,enfermos y sobre todo sobre el que no consta su ocupación.

    -Escolares y estudiantes integran el 21% de la población de los menores de edad,que supone un alto índice de la población gitana.

    -En labores caseras,19%,están comprendidas las gitanas que se ocupan preferentemente del hogar,sin tener otros trabajos retribuidos.

    -La rúbrica de obreros,6%del colectivo e incluye los obreros con cualificación profesional de peones,excepto los dedicados a la construcción,que aparecen como albañiles,2%.

    -Vendedores ambulantes,5%,se entiende que corresponde a los dedicados a la compra-venta de objetos,excepto a la chatarra,que ocupa el 4%.

    -Los temporeros en labores agrícolas ocupan el 5% e incluye tanto a hombres como mujeres de edades diversas,ya que todos los miembros de la familia trabajan en estas faenas.

    -En servicios domésticos se incluyen mujeres gitanas que trabajan como asistentas por las casas payas.

    -En otras ocupaciones,2%,se incluye el resto de profesiones.

    La población activa comprende la totalidad de los gitanos en situación laboral activa,según las situaciones profesionales más frecuentes.

    La población dependiente económicamente incluye los estudiantes y escolares,los menores de 14 años.

    La población inactiva económicamente la compone el resto de la población gitana:las amas de casa,ancianos,enfermos habituales,jubilados,los dedicados a la mendicidad,en el servicio militar y en paro.

    El siguiente cuadro resumen expone las agrupaciones desde el ángulo de lo económico:

    -población activa:26%

    -población dependiente:21%

    -población inactiva:53%

    *ESTRUCTURA PROFESIONAL:

    Las profesiones más comunes de los gitanos son aquellas que los consideran obreros manuales:obreros,a excepción de los albañiles,en su inmensa mayoría sin cualificación profesional.

    El segundo lugar lo ocupa el grupo de temporeros,20´3%,ligados a la tarea de recolección agrícola,representa un elevado índice en relación con otras actividades.

    Destacan los chatarreros,con un 14´8%.Tienen índices bajos los dependientes y los camareros,2´2%,y los tapiceros,1´3%.

    Las profesiones liberales,1´7%,que desempeñan los gitanos son:representantes,pequeños propietarios de comercios varios;profesores de guitarra y otras docencias;algún pastor,etc.

    El análisis de los datos expuestos sobre la estructura profesional gitana indica que el 95% desempeña actividades de bajo nivel profesional y económico.

    En cuanto a la estructura profesional de la mujer gitana,según la importancia cuantitativa,ocupan las siguientes profesiones:

    -Vendedoras ambulantes.

    -Servicio doméstico.

    -Temporeras.

    -Chatarreras.

    El análisis de los datos de la estructura profesional gitana ha permitido obtener las siguientes tendencias sociológicas:

    *Según sexo:los varones gitanos tienen un índice muy superior de actividad profesional (77´4%) que la mujer gitana que trabaja (22´6%).

    *Según las edades:

    -Los temporeros de uno u otro sexo están diseminados desde más

    de 15 años hasta más de 65 años,aunque el 45% está entre los 25 a 44 años.

    -El 55% de los obreros y de albañiles se encuentra entre los 25 y los 44 años.

    -El 47% de los chatarreros tiene de 25 a 44 años y la misma edad el 44% de los gitanos que desempeñan profesiones liberales.

    *Según ubicación de la vivienda:

    -Los gitanos que trabajan en actividades más bajas se ubican en sectores infradotados (dedicados a la mendicidad,servicio doméstico,temporeros,ilustradores,albañiles,etc).

    -Los profesionales de más status o prestigio social viven en zonas consideradas como dignas.

    *Según zonas geográficas de residencia:

    -En la zona Noreste las profesiones más numerosas son albañiles,administrativos y de profesiones liberales.Aparece como la zona de más alto nivel de status profesional.

    -En la zona de Levante los temporeros son el 22% de esta profesión a nivel nacional.

    -En la zona Sur reside el 88 % de los lustradores,el 64% de administrativos y el 48% de las profesiones liberales.Se trata de una zona de contrastes profesionales.

    -En la zona centro la mayor proporción es de anticuarios,57%, y chatarreros,55%,siguiendo en importancia los obreros y temporeros.

    -La zona Noroeste se destaca por ofrecer el 26% de la mendicidad de los gitanos.

    -La zona Norte presenta una cuarta parte de obreros;los vendedores ambulantes y lustradores de calzado cubren otro 25% de los profesionales gitanos.

    *LUGAR DE TRABAJO:

    En el propio domicilio está el 19% de los ocupados,preferentemente mujeres,y de personas de todas las edades.Por el contrario,en entidades públicas u oficiales el 14%.Pero se trata aquí del 79% de escolares y estudiantes,menores de 15 años,los cuales asisten a centros docentes públicos.Ello hace comprensible el alto índice de ocupación en lugares oficiales.

    En empresa,establecimiento o entidades privadas está ocupado el 9% comprendido entre los 16 y los 44 años.

    El establecimiento propio es lugar de ocupación de un grupo muy minoritario de gitanos,sin apenas significación,lo que muestra incapacidades de situación económica.

    Por la calle trabaja el 11% de los gitanos,lo que corresponde con la ocupación de vendedores ambulantes,chatarreros y los dedicados a la mendicidad.

    *DURACIÓN DE LA JORNADA LABORAL:

    Casi la mitad de los gitanos sólo trabaja diariamente de 4 a 6 horas.Un 48% de los gitanos tiene una jornada entre 7 y 12 horas.

    PROFESIONALISMO GITANO.

    El ritmo de los cambios sociales y de formas de vida han hecho más amplio el abanico de ocupaciones gitanas.

    Para concluir,unas líneas en torno al tema de la laboriosidad gitana,donde se muestra lo injusto del estereotipo negativo acerca del gitano ante el trabajo.

    *PROFESIONES TÍPICAS:

    Hoy,el pueblo gitano español es prevalentemente sedentario.Ello implica cierta estabilidad laboral y profesional que,dadas las características del psiquismo gitano y sus elementos culturales,incide en la multiplicidad de actividades ocupacionales,aunque aquí se preste atención a las más típicas.

    La documentación hasta aquí aducida ha servido para confirmarnos que aún siguen teniendo vigencia alguna de las profesiones típicas gitanas;pero que a causa de las transformaciones sociales,el nuevo standard de vida y el desarrollo industrial y técnico,han incidido en las antañas ocupaciones de los gitanos.Atenuando en gran medida su índice de ejercicio.Los asentamientos de los gitanos en las periferias de las grandes ciuades han contribuido a variaciones importantes en el elenco ocupacional.No obstante,parece oportuno que aquí se describa,según orden cronológico de aparición de la fuente documental,las profesiones típicas gitanas:

    -esquilador.

    -herrero.

    -calderero.

    -afilador y soldador.

    -chatarrero.

    -trabajador agrícola.

    -artesano.

    Por otra parte,el índice de la incorporación de la mujer gitana al trabajo activo remunerado,es cada vez mayor.Se observa un acercamiento lento,pero continuo,a la estructura ocupacional española,sobre todo en las mujeres más jóvenes.

    Aún siendo sedentario,hoy día la mayoría del pueblo gitano,sale de sus hogares en ciertas estaciones para trabajar eventualmente.Sus diferentes salidas,según la época del año,son siempre para volver al mismo lugar,a su chabola o casa que dejaron única y exclusivamente para acudir a una u otra recolección agrícola.

    Todos o casi todos los miembros de la familia trabajan en estas recolecciones,ganando sueldos que les permiten vivir luego parte del año.Generalmente,es en el mes de mayo cuando empiezan a ir al campo y se integran a sus hogares en los alrededores de Navidad.

    En los meses en que no hay campaña agrícola,la mujer gitana suele vender mantillas,mantelerías,sábanas,etc.Algunas hacen flores de papel,cestos,arreglan cacharros o se dedican a buscar chatarra(todo ello para vender) y sacar así,según expresión de ellas,para calzado para sus hijos;otras trabajan como asistentas en las casas de los payos.Los varones gitanos,cuando no están en la faena agrícola,suelen trabajar en la construcción o se dedican a la venta ambulante.

    *PROFESIÓN Y PRESTIGIO SOCIAL:

    Las diferencias de prestigio social entre payos y gitanos son abrumadores.El 94% de las actividades de los gitanos está considerada como bajas;y un escaso 3% en la consideración de medio-bajo.

    En consecuencia:el gitano tiene una consideración social muy baja en la escala de prestigio.

    Es preocupante que el gitano se encuentre en el último peldaño de esta escala social.Ello muestra las dificultades inherentes a todo afán de promoción legítima que desatienda la realidad de la situación profesional de los roles sociales gitanos en contraste con los de los payos.

    Que existan menos diferencias entre ambos grupos poblacionales se debe a que en los gitanos se incluyen los temporeros agrícolas.Pero también se corrobora la tendencia sociológica antedicha sobre la división del trabajo.En esta ocasión es mucho

    más rica la división del trabajo en los gitanos que entre los profesionales payos.

    *ÍNDICE DE ACTIVIDAD LABORAL:

    El índice de actividad laboral gitana es de un 26% superior al de la comunidad paya,si se tiene en cuenta que sólo la población gitana de menores de 15 años representa el 52%.

    Los gitanos alternan varias ocupaciones a lo largo del año,a causa de la insuficiencia de beneficios de algunas profesiones principales como medio exclusivo de vida.

    El porcentaje de activos en la población gitana es idéntico al de la población no gitana.Pero,quizá sea mayor que el de la periferia madrileña,dada la juventud de la población gitana.

    La población activa gitana está formada por un porcentaje algo superior de trabajadores manuales sobre los no-manuales.

    El porcentaje de trabajadores no-manuales entre los gitanos,no es sólo muy superior al de la periferia de Madrid,en la que están enclavadas,sino que es también superior al del conjunto de la capital.

    No tiene nada que ver el elevado porcentaje de trabajadores no-manuales con el nivel de instrucción de los gitanos.

    Una gran parte de la población gitana tiene más de una ocupación,y dentro de la misma ocupación puede haber grandes variaciones de actividades.

    Lunes, 22 de octubre de 2001


      LA ESCOLARIZACIÓN DE LOS GITANOS

    Un instituto quiere crear una empresa para dar trabajo a sus estudiantes


      CARMEN MORÁN | Madrid

    El instituto de educación secundaria Rodanas, en el pueblo zaragozano de Épila (alrededor de 4.200 habitantes), es un ejemplo de cómo buscar la escolarización permanente del alumnado gitano y cómo integrarlo socialmente una vez concluidos los estudios. El 25% de los alumnos del segundo ciclo son gitanos, unos 50 chicos. Han diseñado un programa educativo que incluye asignaturas optativas que permiten a estos chicos 'acercarse a su mundo'. 'Son guiños encaminados a la integración, con optativas abiertas a todo el alumnado', explica el director del centro, Fernando Pablo.

    ¿Cuáles son estas materias? Cestería, por ejemplo, taller de huerto, botánica, artesanía. 'Los gitanos adultos vienen a enseñarles cestería y así todos ven cómo parte de su mundo está también en la escuela'. Se conseguiría con eso el primer objetivo: que los gitanos no abandonen los estudios antes de terminar la secundaria. Se abre el 'camino de éxito' para estos alumnos. El absentismo entre los gitanos y el abandono de los estudios, es grande, más aún entre las mujeres. 'Sólo una gitana hasta ahora, desde hace seis años, ha obtenido el título de secundaria', lamenta el director.

    Las asignaturas más dificultosas para ellos se agrupan en áreas en tercero y cuarto curso (segundo ciclo) para ofrecerles unos conocimientos generales que les faciliten la conclusión de la secundaria.

    Es importante que lleguen a esa meta académica porque entonces podrán acceder a talleres y programas de garantía social, destinados a aquellos alumnos que, sin intención de continuar sus estudios, necesitan una formación para conseguir un oficio. Trabajo es la palabra clave, porque muchos tienen que abandonar la escuela para llevar un sueldo a casa.

    El instituto Rodanas trata ahora de montar una empresa de jardinería para garantizar a los padres de estos chicos, en la medida de lo posible, que si finalizan su formación tendrán un trabajo acorde. Pero el instituto 'no puede contratar ni pagar sueldos' y esos problemas legales están retrasando el proyecto, que tenía que arrancar en octubre. 'En este pueblo no hay casi paro, salvo para la población gitana'. Con esta solución se colocarían 'unos cuatro alumnos cada año', dice Pablo.

    El otro gran reto es frenar el absentismo. Hay una comisión integrada por miembros de la administración educativa, trabajadores sociales del Ayuntamiento y del instituto y asociaciones de gitanos, que establecen estrategias para luchar contra el absentismo. 'Tenemos que acercarnos familia a familia porque están muy fragmentados y sin interlocutor global la comunicación se hace más complicada', afirma el director.


    Mujer

    En el marco de los objetivos generales de la Asociación de promoción integral del pueblo gitano, desde el Area de Mujer entendemos que un punto de partida para lograrlo es el de la igualdad de derechos y de oportunidades de todas las personas que forman parte de la comunidad gitana.

    Los problemas que tienen las mujeres en el acceso y la permanencia en la educación, a los espacios de participación social del propio grupo y fuera de éste, a la expresión y satisfacción de sus necesidades, son situaciones que, a los ojos de un observador externo, pueden ser interpretadas como ejemplos de desigualdad. Sin embargo, como punto de partida para la definición de los objetivos y actuaciones de este área, entendemos que es necesario contrastar estas situaciones con la visión que de ellas tienen las propias mujeres.

    Algunos de los principios que guían nuestras líneas de trabajo son:

    • Las mujeres gitanas tienen recursos personales para conseguir los objetivos que se planteen.

    • Son actores de su propia promoción y la de su pueblo.

    • La mujer gitana educándose, formándose y participando no deja de ser gitana.

    • Las personas que participemos en este proceso somos meros guías de apoyo.

     

    Programas

    • Programa de Promoción y apoyo al desarrollo de la mujer gitana

    • Curso de gastronomía

    • Programa de formación para el empleo de la mujer gitana en servicios varios de ayuda a domicilio y en sector de la limpieza.

    • Programa para facilitar el acceso a la enseñanza superior de la mujer gitana. Programa de apoyo al acceso de la mujer gitana a las enseñanzas medias y superiores (actualmente estos programas se coordinan desde el Area de Educación)

    Intervención social
    en Madrid

     

    La constitución de un Departamento de Intervención Social en Madrid es uno de los cambios más significativos surgidos tras la reciente reestructuración organizativa. Su principal objetivo es poner en marcha un programa que permita articular, de una manera integral, el trabajo de intervención social con la población gitana de Madrid.

    Los objetivos o metas a tres años de este plan de actuaciones en Madrid son:

    • Consolidar a la ASGG como un referente en Madrid para las cuestiones relacionadas con los gitanos en terrenos como la intervención social, la incorporación laboral, los procesos educativos y la participación social.

    • Constatar la consecución de los objetivos previstos en los grandes programas que se desarrollan desde este Departamento, valorando el impacto de la intervención integral prevista.

    • Consolidar un modelo de actuación con gitanos, basado en dos grandes áreas de intervención prioritaria: la Socioeducativa y la orientada al Empleo, así como otras actuaciones encaminadas hacia la promoción cultural y la participación social.

    • Consolidar y progresar en el mecanismo de Convenio con el Ayuntamiento de Madrid, como medio de garantizar la estabilidad y continuidad de las actuaciones, incorporando otras áreas y necesidades de intervención (prevención de drogas, vivienda, promoción cultural… ) y generalizar este instrumento a otras administraciones con las que se trabaja.

     

    Programas

    • Educación (apoyo y seguimiento).

    • Promoción de la mujer gitana.

    • Atención básica y normalización.

    • Apoyo y seguimiento de realojos.

    • Participación social de los gitanos.

    • Espacios socioeducativos.

    • Empleo.

    • Otros programas: Programas IRPF (venta ambulante, seguimiento escolar, mujer), Programas IMI (Villaverde, Hortaleza), Programa cárceles (C.P. de Soto del Real), Programa Avillela Acobá (prevención de drogodependencias)

    Monografías - Libros (bibliografía)

    GUÍA PARA LA PUESTA EN MARCHA Y DESARROLLO DE UN DISPOSITIVO DE FORMACIÓN OCUPACIONAL E INSERCIÓN LABORAL

    EMILIO CONEJO.1999. 45 p. Nº 13

    Presenta un modelo de formación e inserción laboral para personas de escasa cualificación.

    ¿CONOCES A LOS GITANOS? HISTORIA, CULTURA Y COSTUMBRES DEL PUEBLO GITANO

    Asociación Provincial de Romanies Sastipen Ta Li Plan
    Nacional Gitano. Ministerio de Asuntos Sociales, 1994

    Libro que intenta desmitificar la imagen típica, folklorista y delictiva que del gitano tiene parte de la sociedad paya. Una aproximación a su historia: Los orígenes, cultura, costumbres y lengua, el romaní. Para un mayor acercamiento y mejor conocimiento a esta etnia. Se complementa con una colección de fotografías.

    ¿ESPAÑA RACISTA?: voces payas sobre los gitanos

    Calvo Buezas, Tomás
    Barcelona: Anthropos, 1990 Autores, textos y temas.
    Antropologia; 22)

    Desde una visión antropológica y junto con otras ciencias sociales, T. Calvo Buezas recoge en este libro los testimonios de un millar de niños y adolescentes españoles, y nos comunican sus actitudes, estereotipos, prejuicios, fobias y valores frente a la minoría étnica gitana.

    ACERCAMIENTO AL PUEBLO GITANO Cuaderno de Análisis n° 4

    Ibarra, Esteban
    Madrid: Jóvenes contra la Intolerancia, 1995

    Análisis del proceso histórico cultural y social del pueblo gitano en España. Su llegada, la represión y exclusión y finalmente su desarrollo e integración en la etapa actual donde las asociaciones gitanas juegan un papel importante.

    CARITAS Y EL COLECTIVO GITANO: Proyectos y líneas de intervención

    Madrid: Cáritas Española, 1995 (Dossier; 36)

    Recopilación de documentación realizada por el Servicio de Documentación y el programa de la Comunidad Gitana de Cáritas. Facilita el trabajo y ofrece información a los agentes sociales.

    CARTAS DEL PUEBLO GITANO

    Recopiladas por Juan de Dios Ramirez-Heredia
    Barcelona: Instituto Romano de Servicios Sociales
    y Culturales, 1994

    Se trata de un conjunto de cartas originales. Son los testimonios de algunos gitanos y gitanas que se muestran preocupados por la defensa de su cultura y por el desarrollo de programas que favorezcan la desaparición de marginalidad en la que viven. Es una defensa de la propia identidad cultural, junto a unas reivindicaciones sociales.

    DE LA INDIA AL MEDITERRANEO ¡La migración de los Gitanos

    Kenrich, Donald
    Madrid: Presencia Gitana, 1995 (Interface; 3)

    Esta obra constituye el primer capítulo de la historia del pueblo gitano. El origen de los gitanos siempre ha sido muy controvertido. A finales del siglo XVIII, estudiosos europeos se dieron cuenta de que la lengua de los Gitanos era de origen indio. Otros indagaron en los préstamos lingüísticos por las rutas seguidas, a través del norte de la India, de Irán, Armenia, hasta llegar a Bizancio. Después comprobar si historiadores y geógrafos árabes y persas dieron testimonio de estas migraciones en sus crónicas. El orientalista holandés De Goeje halló referencias relativas a los inmigrantes de la India en la literatura, no obstante hay diversos autores que tienen dudas del origen indio de los Gitanos.

    DIFERENCIA INQUIETANT, LA velles i noves estratégies culturals dels gitanos

    San Roman, Teresa
    Barcelona: Fundació Serveis de Cultura Popular: Alta
    Fulla, 1994 (Cultura Popular; 14)

    Este libro aporta elementos para el conocimiento y la comprensión del pueblo gitano. Dividido en tres partes. La primera, una interpretación de los datos históricos y de la lectura historiográfica que han realizado otros autores, y que abarca desde la llegada de los gitanos a la península, hasta el final de la Guerra Civil. La segunda comprende los últimos cuarenta años, dividido en dos períodos: La época de expansión económica, de las migraciones y las consecuencias que las crisis económicas van a tener para los gitanos. El último capítulo, el balance final que ayuda a entender la situación actual de los gitanos caló españoles que viven oon nosotros.

    Indicada para todas las personas que tienen interés en conocer la identidad, las costumbres, las creencias de los gitanos y para todos aquellos que por su actividad profesional o trabajo voluntario con los gitanos tienen que tener un mejor conocimiento.

    DONDE LA POBREZA ES MARGINACION: un análisis entre gitanos

    Anta Felez, José Luis
    Barcelona: Humanidades, 1994

    Este libro analiza, desde el campo de la antropología y en una barriada gitana de Málaga, cómo es su forma actual de vida. Se trata de observar que papel juega la cultura gitana en la sociedad de hoy.

    EN DEFENSA DE LOS MIOS:¿qué sabe vd. de los gitanos?

    Ramírez Heredia, Juan de Dios
    Barcelona: Ediciones 29 (Un celemín de vida)

    El autor expone y defiende que el cambio para el pueblo gitano, no será un cambio impuesto, sino el que quieran ellos, los gitanos. Obra que quiere dar respuestas a tantos interrogantes sobre el pueblo gitano.

    Contiene dos apéndices, uno con una bibliografía general y obras de referencia y un segundo con nombres de instituciones y asociaciones.

    ENTRE LA MARGINACION Y EL RACISMO: reflexiones sobre la vida de los gitanos

    San Roman, Teresa (comp.)
    Madrid: Alianza Editorial 1986

    Se trata de un trabajo interdisciplinar (antropología, sociología, pedagogía, arquitectura e historia). Expresa algunas reflexiones sobre la vida de los gitanos y trata de dar respuestas a las cuestiones de sus problemas. El libro se divide en tres partes, en la primera trata la cultura e historia de los gitanos. En la segunda las condiciones de vida. (la experiencia del barrio de La Perona en Barcelona); educación, salud, alojamiento y trabajo social. La tercera parte son reflexiones sobre marginación y racismo.

    GITANOS

    Acton, Thomas
    Madrid: Espasa Calpe, 1983
    (Pueblos Supervivientes)

    De forma breve describe la historia, costumbres y cultura del pueblo gitano desde sus orígenes en la India. Libro de consulta y divulgación.

    GITANOS E ITINERANTES

    Liegeois, Jean-Pierre
    Madrid: Presencia Gitana, 1987

    Obra para comprender mejor a los Gitanos e Itinerantes, en su riqueza cultural y estilo de vida. El libro aporta información, análisis de la situación comparada en Europa y en cada Estado miembro del Consejo, ref exiones y líneas de programa para una acción concertada de intervención social y política que el problema gitano demanda de los poderes públicos. Indicada a educadores, funcionarios comunitarios y a todos los que tienen responsabilidades locales, regionales o nacionales con el tema.

    GITANOS ANTE LA LEY Y LA ADMINISTRACION, LOS

    Presencia Gitana
    Madrid: Presencia Gitana, 1991
    (Cuadernos para Información y Debate; 2)

    La gran documentación que sobre los gitanos se conserva en los archivos españoles permite conocer, no propiamente su historia, sino la historia de sus relaciones con los poderes públicos, secularmente decididos a aniquilar su diferencia. Las acusaciones que apoyaban esta política aniquiladora nos sitúan, sin embargo, ante una realidad gitana que apenas sufrió variaciones históricas hasta que, en época muy reciente, la mecanización del transporte y de la agricultura obligó a la búsqueda afanosa de nuevas fórmulas de subsistencia.

    GITANOS DE ESPAÑA, LOS
    El precio y el valor de la diferencia

    Leblond, Bernard
    Barcelona: Gedisa, 1993

    En esta obra el autor da una descripción bien documentada de los cinco siglos de permanencia en el Estado Español y de su supervivencia a las múltiples represiones que han sufrido.Una historia antropológica y etnográfica, con numerosa documentación de archivo.

    GRAN REDADA DE GITANOS, LA España: la prisión general de gitanos en 1749

    Gómez Alfaro, Antonio
    |Parisl: Centro de Investigaciones Gitanas; Madrid:
    Presencia Gitana, 1993 (Interface; 1)

    Libro con documentación histórica e iconográfica en el que se reconstruye un episodio importante sufrido por los gitanos de España: la redada general ejecutada en el reinado de Fernando Vl, el año 1749. En un sólo día entre diez o doce mil mujeres, hombres, ancianos y niños fueron encarcelados por ser Gitanos: tal es el supuesto delito colectivo que se menciona en informes oficiales de la época para justificarlo. Esta investigación es una gran aportación porque las razones y teorías resultan similares a las actitudes y los procedimientos actuales de racismo.

    INFORME SOBRE LA CUESTION GITANA

    Equipo de Estudios de Presencia Gitana
    Madrid: Presencia Gitana, 1991
    (Cuadernos para Información y Debate; I)

    Es el resultado de la reflexión, análisis y debate que en torno a la comunidad gitana, su historia y problemática desarrollaron el Equipo de Estudios de la Asociación Nacional Presencia Gitana. Las orientaciones para un plan estatal de acciones prioritarias.

    MARGINALIDAD DE LA POBLACION GITANA ESPAÑOLA

    Cebrián Abellán, Aurelio
    Murcia: Universidad, Secretariado de Publicaciones,
    1992 (Maior; 58)

    Un estudio basado en informes y documentación diversa de los Ministerios de Interior, Educación, el libro Blanco de los Gitanos Españoles y la Dirección Nacional de Apostolado de los Nómadas. Estas fuentes son dispersas, contradictorias, parciales y por tanto subjetivas. Concluye diciendo que la comunidad gitana no está integrada en la sociedad española lo que plantea muchos problemas entre ellos, el racismo inconsciente que se percibe en muchas regiones españolas.

    MUJERES GITANAS ANTE EL FUTURO

    Wang Kirsten; Díaz Bretones, Mª Teresa; EngeL María
    Madrid: Presencia Gitana, 1990 (Mestepé Ta Machiria; 2)

    La Asociación Nacional Presencia Gitana hace un recorrido cordial, respetuoso y sin prejuicios por su mundo femenino, relacionándose con más de un centenar de mujeres de todas las edades, situaciones y status, para conocer sus ideas y creencias, prestando especial atención al cambio del papel-valor de la mujer que se está operando en el pueblo gitano. Este libro recoge testimonios de su historia y su cultura vivas, producto y resumen de su identidad de pueblo diferente.

    NOSOTROS LOS GITANOS

    Ramírez Heredia, Juan de Dios
    Barcelona: Ediciones 29, 1983 (Un celemin de vida)

    Libro testimonio, es el primer ensayo escrito en toda la historia de un pueblo cuyas tradiciones se transmiten oralmente. Con un estilo sencillo, podemos descubrir al gitano en su mundo, trabajando en sus of icios típicos; las costumbres transmitidas de generación en generación, leyes que rigen su conducta con tanto rigor como las de los payos, un idioma común, el romaní, hablado por más de diez millones de gitanos.

    VIVENCIAS GITANAS

    Torres Fernández, Antonio
    Barcelona: Instituto Romani de Servicios Sociales y
    Culturales, 1994

    Libro que analiza los aspectos esenciales de la organización social de los Gitanos, considera que su conocimiento es primordial para valorar y analizar la existencia de los grupos de sexo y edad dentro de este pueblo; los derechos y obligaciones; los papeles de cada grupo; los valores morales. El autor dice que estos grupos están formalmente institucionalizados entre el pueblo gitano, tienen un status y se valen de los ritos de paso para la transición de un status a otro. Estos ritos comunitarios son muy importantes y de gran interés para este colectivo.