Inseminación artificial

Reproducción asistida. Clínicas esterilidad. Tratamiento

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
cursos destacados
Problemas resueltos: Recta tangente a una curva
Problemas resueltos: Recta tangente a una curva
En este curso se resuelve una serie de problemas muy interesantes relacionados con la recta tangente a una curva. Ver más información

PREICFES SABER 11 ¡Completo! Version 2014
PREICFES SABER 11 ¡Completo! Version 2014
NO TE PIERDAS EL MUNDIAL YENDO A UN PREICFES VACACIONAL TRADICIONAL, MEJOR ESTUDIA DESDE TU CELULAR...
Ver más información

publicidad

LA INSEMINACIÓN ARTIFICIAL

INTRODUCCIÓN

Desde épocas muy tempranas, las personas se dieron cuenta de que no todos los individuos eran iguales.

La primera intervención debió de limitarse a seleccionar a los individuos reproductores. Resultado de ello es la diversidad de razas que utilizamos en nuestro provecho. Los cruces de animales entrañan una serie de problemas inherentes al acoplamiento: es necesaria la presencia del macho y la hembra, lo que supone un gasto económico importante para los ganaderos.

El control de la reproducción animal a gran escala estuvo muy dificultado hasta el presente siglo. Durante la primera mitad del siglo XX, los investigadores desarrollaron un conjunto de técnicas que han permitido la transferencia rápida de semen y embriones. Dos son las técnicas que se han utilizado con más asiduidad y mejores resultados: la inseminación artificial y la transferencia de embriones. Este trabajo se va a centrar en la inseminación artificial.

LA INSEMINACIÓN ARTIFICIAL EN HUMANOS

La inseminación artificial puede parecer una solución muy radical ante un problema de infertilidad, pero, es simplemente una técnica médica que ha facilitado a muchas parejas el tener hijos.

Se llama inseminación artificial a aquel proceso por el cual se introduce esperma en el aparato reproductor de la mujer por medios artificiales en vez de a través del acto sexual. Normalmente se coloca el esperma cerca del cuello del útero de la mujer, empleando una jeringa a la que se a unido una cánula de plástico.

Inicialmente se empleó en hombres que presentaban eyaculación retrógrada. En estos casos, el semen se obtenía mediante un proceso de centrifugación del contenido de la vejiga.

Otros hombres que se han beneficiado son las que presentan impotencia como resultado de paraplegias o tetraplejias. Bajo estas circunstancias, el material seminal puede conseguirse mediante una eyaculación producida por suaves estímulos electricos o electroeyaculación; también se emplea la técnica de punción del epidídimo.

Existen dos tipos de inseminación artificial: inseminación artificial con semen del marido e inseminación artificial con semen de un donante.

Inseminación artificial con semen del marido

Se emplea este método cuando se produce algún fallo en la forma en la que el esperma se deposita en la vagina mediante el coito normal. Tambien se emplea en ocasiones, para superar ciertos problemas de reproducción de la mujer.

Otra indicación es cuando el hombre presenta un recuento espermático bajo.

Inseminación artificial con semen de otro donante

Se emplea en aquella mujer que no presenta problemas de reproducción pero cuyo hombre es estéril o la propia mujer es alérgica al esperma del compañero. En ese caso el esperma se obtiene de otro hombre, no identificado, y se introduce en la mujer de la misma forma que se hace en el otro tipo de inseminación artificial.

La inseminación artificial con semen de otro donante representa una excelente alternativa, dado que permite a la mujer tener la experiencia de tener un hijo, que al menos, hereda sus características.

Se debe tener cuidado en equiparar aproximadamente las características físicas del donante, tales como la altura y la complexión, con las del marido., de forma que el niño pueda tener más posibilidades de parecerse a ambos padres. Algunos doctores mezclan parte del semen del marido con el del donante.

El tratamiento

Se lleva a cabo en clínicas de esterilidad, normalmente ligadas a departamentos ginecológicos en grandes hospitales.

La primera sesión consiste en una entrevista con ambos cónyuges. Se obtiene una historia completa médica y quirúrgica, tanto del hombre como de la mujer. Tras esa primera consulta se examina por separado a ambos miembros de la pareja. A lo largo de sucesivas consultas los médicos establecen la posible causa de esterilidad: al hombre habrá que practicarle un recuento de espermatozoides y a la mujer se le solicitará que monitorice su temperatura basal corporal, dado que esto proporciona claves sobre el momento en el cual es más probable que tenga lugar la ovulación.

La inseminación artificial se lleva a cabo durante tres días consecutivos, alrededor del periodo de ovulación, puede continuarse de 6 a 12 meses. La muestra del esperma se deposita en el canal cervical. Cuando existe una anomalía cervical o un problema con el moco cervical, la muestra se sitúa pasado el cuello uterino, dentro del propio útero.

No se precisa el empleo de esperma fresco, siempre que el esperma se halla congelado rápidamente tras la eyaculación. De hecho, muchos hombres a los que se les a practicado vasectomía, depositan previamente muestras de esperma en los bancos de esperma y estas muestras han dado lugar a niños sanos por medio de inseminación artificial.

LA INSEMINACIÓN ARTIFICIAL EN ANIMALES

La inseminación artificial ha tenido una gran importancia en el mejoramiento genético de los animales, especialmente en el ganado bovino donde su práctica es un requisito indispensable para acceder a animales de altas producciones en un corto periodo de tiempo y así poder ser competitivo en un mercado tan estrecho.

Los primeros esperimentos realizados en 1750 se llevaron a cabo con perros y los realizaron Milovanov e Ivanov, los dos científicos rusos.

Tendríamos que localizar un macho en el que podamos depositar todo nuestra confianza. Que sea fértil, que haya demostrado sus dotes fertilizadoras. También nos tenemos que asegurar que su descendencia esté totalmente sana, no vaya a ser que sea transportados de una enfermedad de transmisión genética.

La fertilidad puede depender de varios factores medio- ambientales, sanitarios, alimenticios, etc.., la capacidad fertilizadora del semen depende de la morfología, cantidad y movilidad de los espermatozoides.

En los peces, la base de la producción en completo cautiverio es la inseminación artificial, siendo una práctica obligada para obtener óvulos fecundados.

Sus principales ventajas son:

  • Mejor aprovechamiento del macho

  • Mejoramiento genético más rápido

  • En general es más económico que tener un macho de monta libre.

  • Evita la transmisión de enfermedades venéreas

  • Aumenta la fertilidad del rebaño por ser más controlada que la monta natural.

  • Permite usar machos con excelentes características pero con algún problema físico no hereditario.

  • Uso de machos a grandes distancias mediante semen congelado.

Para realizar una inseminación artificial lo primero que hay que hacer es recolectar el semen del macho. Se puede realizar mediante:

  • Electroeyaculación: aplicable a toros y carneros.

  • Manual: utilizado en cerdos, aves y peces.

  • Vagina artificial: Consiste en un tubo rígido con una manga de goma que se llena con agua tibia a fin de simular la temperatura corporal.

El semen colectado es sometido a un examen completo de viabilidad.

La inseminación se puede realizar con semen fresco, utilizado inmediatamente después de la extración o congelado, lo cual permite usarlo mucho tiempo después de obtenido y ser transportado a largas distancias.

Generalmente el semen es comprado por el productor a empresas especialistas en su venta, estas lo comercializan por medio de catálogos mostrando las características del toro.

En vacas, para utilizar el semen congelado, este debe ser descongelado en agua a 35ºC por 20 a 30 segundos, para llevarlo a temperatura corporal. Este proceso debe realizarse rápidamente a fin de evitar la reorganización de cristales de agua en el interior de los espermios, lo que provocaría la ruptura de membranas y la muerte de estos. Una vez descongelado el semen, la pajuela que lo contiene debe introducirse en la vagina de la hembra en un tiempo máximo de dos minutos.

PREGUNTAS :

Llevo varios años casada y no me quedo embarazada, tras realizarnos pruebas, tanto mi marido como yo, nuestro médico ha sugerido que llevemos a cabo la inseminación artificial, pero estoy preocupada de que esto pueda afectar a nuestro matrimonio.

Normalmente la inseminación artificial con semen del marido no crea tensión en el matrimonio, aunque algunos hombres pueden sentir una sensación de fracaso. Sin embargo, tanto usted como su marido tienen que darse cuanta de que él realmente será el padre del niño y, de este modo, pueden tener el bebé que tanto esperan. Ahora bien, si ya tienen ciertas tensiones en su matrimonio, no deben llevar a cabo la inseminación artificial con semen de otro donante. En ocasiones, el desagrado de un marido por no ser él realmente el padre del niño, o el resentimiento de una mujer por no ser capaz de tener un hijo por la vía natural, pueden ser causa suficiente para destrozar un matrimonio.

¿Si tengo un hijo por inseminación, será legítimo?

Un niño concebido a través de la inseminación artificial con semen del marido es legítimo. Las posiciones legales sobre los hijos concebidos a través de la inseminación artificial con semen de otro donante, varían de país a pais. En ocasiones, el hijo no es considerado legítimo hasta que los padres lo adoptan.

Hemos decidido tener un hijo por inseminación artificial con semen de mi marido, pero estamos preocupados de que fracase. ¿Cuál es la tasa de éxitos en la inseminación artificial?

La tasa de éxitos es variable, generalmente dependiendo de la fertilidad de la mujer, pero, hablando en términos generales, se produce el éxito entre el 50 y el 70% de los casos.