Inmunidad y cáncer

Salud. Sistema inmunitario. Linfocitos T. Linfocitos NK. Macrófagos. Epiteliomas. Sarcomas. Melanomas

  • Enviado por: Natalia Gaitán Romano
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 10 páginas
publicidad
publicidad

Escuela: Padre Claret

Disciplina de estudio: Introducción a la salud comunitaria II

Tema investigado: Inmunidad y cáncer

División: Ciencias Naturales

Fecha de entrega: 31/03/09

Índice

introducción

En este trabajo trataremos la inmunidad del organismo humano, sus características y clasificación. También hablaremos sobre el cáncer y su clasificación. Pero como tema principal conoceremos el mecanismo inmunitario para hacer frente a las células del cáncer que se presentan en el organismo, y los mecanismos de éstas para escapar del reconocimiento inmunitario.

El tema del trabajo fue indicado por la docente, ya que los contenidos que se están viendo en la materia abarcan Inmunidad, y se relacionan con Inmunidad y Cáncer.

Hemos realizado una investigación sobre el tema, buscando información en libros, enciclopedias y en Internet y, a causa de la gran diversidad y cantidad de material, decidimos seleccionar solo lo esencial y lo que realmente nos interesa abarcar.

inmunidad y cáncer

La inmunidad es la resistencia natural o adquirida de un organismo vivo a un agente infeccioso, como los microbios, o tóxico, como los venenos, o sustancias tóxicas.

El concepto de inmunidad de un organismo vivo se refiere a todas las reacciones de este frente de la introducción de una sustancia extraña o antígena. Sirve para la protección contra determinadas enfermedades infecciosas. El organismo se libera de los efectos que ocasiona un agente patógeno, por poseer en su sangre sustancias (anticuerpos) que pueden ser producidas naturalmente u obtenerse por medio de sueros y vacunas.

En el ser humano existen tres categorías de barreras defensivas para introducirse en el organismo:

  • Barreras Primarias: detienen o minimizan la acción de cualquier agente patógeno. Son la piel y las mucosas en general (grasa, saliva, lágrimas, jugos gástricos, entre otros).

  • Barreras Secundarias: Los Glóbulos Blancos se ponen en acción cuando las barreras primarias no logran frenar la entrada de los microorganismos patógenos. Por ende, estos antígenos penetran en un tejido subcutáneo, se adhieren a él y comienza a desarrollarse para colonizarlo. Se desencadena una infección.

Los Glóbulos Blancos llevan a cabo distintos procesos para la defensa: la quimiotaxia (capacidad de responder a distintos tipos de estímulos de origen químico), la diapédesis (capacidad de atravesar las paredes de los vasos sanguíneos), movimientos ameboides (capacidad de desplazarse como ameba) y fagocitosis (capacidad de englobar agentes patógenos para digerirlo mediante la producción de enzimas).

Esta barrera junto con las primarias, constituyen una defensa no específica, lo cual significa que el mecanismo se hace de la misma manera sea cual sea el antígeno presente.

  • Barreras Terciarias: Elaboran una respuesta determinada para cada agente patógeno, es decir, que son defensas específicas. Su acción es duradera y efectiva. Las estructuras que constituyen a las respuesta inmunológica son: los Linfocitos T (actúan directamente sobre el agente patógeno para destruirlo y es fabricado por el quimo), los Linfocitos B (al detectar la presencia de un antígeno, elaboran un tipo especial de proteínas, los anticuerpos, y es fabricado por el bazo).

A su vez, esta respuesta inmunológica tiene tres características fundamentales: es específica, tiene memoria (fabrican anticuerpos con mayor rapidez y en mayor cantidad contra antígenos que ya conoce); es moderada y sostenida (mecanismos capaces de regular la producción, concentración y persistencia de los anticuerpos en el organismo).

En condiciones normales, la respuesta inmune permite distinguir entre lo propio y lo extraño. Dentro de este último se encuentran los virus, bacterias y toxinas. También hay células cuya multiplicación desordenada en un tejido u órgano dan origen a tumores cancerígenos [fig. 1].

El cáncer es el conjunto de enfermedades en la cual el organismo produce un exceso de células malignas. La proliferación del cáncer (mitosis incontrolada) tiene tendencia a destruir los tejidos, a difundirse por el organismo en forma de metástasis.

Se diferencian varios tipos de cánceres:

  • Epiteliomas o carcinomas: afectan a la piel, mucosas, cuello del útero, glándulas mamarias e hígado.

  • Sarcomas: cáncer de los tejidos conjuntivos.

  • Hematosarcomas: afectan al bazo, médula ósea, ganglios linfáticos y originan leucemias.

  • Melanomas malignos: son tumores del tejido pigmentario.

  • Cánceres del SNC: sólo tienen extensión local y no originan metástasis.

Los factores cancerígenos pueden ser químicos, físicos (radiaciones ionizantes), víricos, genéticos o inmunitarios.

Si una célula normal se convierte en una célula cancerosa, desprende fragmentos de proteínas de su superficie, donde se ubican los antígenos, al torrente sanguíneo.

Estos antígenos hacen reaccionar a los Linfocitos T citotóxicos, los Linfocitos NK (natural killers, en inglés) y los Macrófagos. Según una teoría, hay células patrulladoras en el sistema inmunológico que vigilan de manera continua el cuerpo atrapando y eliminando a las células que experimentan una transformación maligna. Los tumores se desarrollan cuando este sistema de vigilancia inmune se estropea o está demasiado ocupado.

Mecanismo de acción del Linfocito T: cuando un Linfocito T reconoce y se une a una célula infectada por un virus [fig, 2-A], programa su muerte provocando la fragmentación del ADN [B]. Luego, el Linfocito, migra hacia una nueva célula infectada [C], la cual muere [D].

Mecanismo de acción de los Linfocitos NK [fig. 4]: el anticuerpo se une a los antígenos que se encuentran en la superficie de la célula afectada [fig. 3-A]. Los Linfocitos NK poseen receptores que reconocen al anticuerpo unido los antígenos [B]. El entrecruzamiento de los receptores indica al Linfocito que mate a la célula maligna [C], la que finalmente muere por apoptosis (muerte celular, implicada en el control del desarrollo y el crecimiento) o por daño a la membrana [D].

Mecanismo de acción de los Macrófagos: durante la fagocitosis la célula encierra progresivamente al agente patógeno; finalmente éste queda incluido en el interior de la célula y es digerido por enzimas.

De todas maneras, puede ocurrir que los tumores desarrollen mecanismos para escapar al reconocimiento inmunitario:

  • Inmunodeficiencia o baja inmunogenicidad.

  • Modulación antígena: pérdida de la antigenicidad o un cambio de los marcadores antigénicos, por lo que las células tumorales pueden evitar la destrucción inmunológica.

  • Supresión inmunitaria provocada por el tumor: los factores secretados por las células tumorales inhiben directamente a los Linfocitos T.

Los mecanismos inmunológicos solo actúan cuando el tumor es pequeño, es decir, al inicio del proceso de crecimiento o multiplicación anormal de las células de un tejido (proceso neoplásico) o al final, en el proceso de destrucción de las últimas células malignas.

Conclusión

Gracias a la realización de este trabajo, podemos apreciar la importancia de la inmunidad en nuestros organismos, que sus mecanismos nos permiten tener una calidad de vida adecuada. También conocimos sobre la complejidad de este sistema y sus acciones en profundidad.

En relación al cáncer, aprendimos sobre asuntos que, prácticamente, desconocíamos. La gravedad de ésta enfermedad en las personas nos llamó mucho la atención así como la debilidad del organismo contra ella. Asimismo, lo peligroso que resulta contraer el cáncer, y lo importante de controlar el cuerpo periódicamente para tomar a tiempo la enfermedad en caso de que la persona padezca de ella.

No fue muy complicado realizar el trabajo, aunque la diversidad del tema nos hizo dudar sobre qué ámbito debíamos tratar puntualmente. Por esta razón, nos basamos en la relación entre los ítems inmunidad y cáncer.

Para finalizar con la idea, queremos comentar que ésta investigación nos hizo preocuparnos por nuestra salud y la de nuestra familia, procurando promover a realizarse estudios médicos a nuestros seres queridos y a nosotros mismos, a causa de que conocemos lo peligroso que puede ser contraer cáncer, o no tener en buen funcionamiento nuestro sistema inmunitario.

apartados

'Inmunidad y cncer'

Figura 1: Estructuras generales de la inmunidad en relación con el cáncer.

'Inmunidad y cncer'

Figura 2: Mecanismo de defensa del Linfocito T.

'Inmunidad y cncer'

Figura 3: Mecanismo de defensa del Linfocito NK.

'Inmunidad y cncer'

Figura 4: Imagen de Linfocitos T.

bibliografía consultada

  • AAVV, Ciencias Naturales 9, Ed. Santillana, Buenos Aires, Argentina, 1º edición, 1998.

  • AAVV, Gran Enciclopedia Salvat, Ed. Salvat, España.

  • CREASMAN, William T., DISAIA, Philip J., Oncología ginecológica clínica, Ed. Elsevier, España, 6º edición, 2002.

  • http://es.wikipedia.org/wiki/C%C3%A1ncer

  • http://www.blog-medico.com.ar/noticias-medicina/inmunidad-y-cancer.htm

  • http://www.cancer.gov/espanol/cancer/entendiendo/sistema-inmunologico/Slide32

  • http://www.med.uva.es/pingo/Inmunonutricion/archivos/33-Cancer.pdf

  • LUCENA, Núria, El Pequeño Larousse Ilustrado, Ed. Larousse, DF, México, 8º edición, 2001.

Instituto Padre Claret Inmunidad y Cáncer 5to C.N.