Influencias en la logoterapia

Psicosociología. Freud. Predominantes. Adler. Consciente y responsable. Inconsciente espiritual. Paradigma. Terapia

  • Enviado por: Hector Aranguiz
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 23 páginas
publicidad
publicidad

Índice

Introducción.............................................................................. 2

Influencias teóricas predominantes en la logoterapia....... 3

La búsqueda de sentido en Freud................................ 3

La búsqueda de sentido en Adler................................. 3

lo consciente y lo responsable...................................... 4

El Inconsciente Espiritual.......................................................... 6

Paradigma................................................................................. 7

¿Qué es la Logoterapia?......................................................... 9

¿Cuál es la aplicación práctica de esta logoterapia?...... 16

Resumen.................................................................................... 19

Conclusiones finales................................................................ 23

Bibliografía............................................................................... 24

Introducción

La logoterapia conocida como “terapia desde el logos” o “terapia desde la búsqueda de sentido” es lo que se tratará en el presente trabajo.

La logoterapia es un constructo teórico que está interlazado con otras teorías de las grandes escuelas psicológicas de comienzo de siglo; entre éstas se encuentra el Psicoanálisis freudiano y la Psicología Individual de Adler.

Limitar a Viktor Frankl en una epistemología analítico-existencial sería cometer un grave error, ya que como el dice, los aportes de la Psicología y sus enfoques trabajan de manera complementaria y no excluyentes, que convergen en su trabajo de la Psicología (Logoterapia).

“El hombre está siempre orientado y ordenado a algo que no es él mismo; ya sea un sentido que ha de cumplir ya sea otro ser humano con el que se encuentra”.

La pérdida de fe en los valores, nos conlleva a la noción poco clara de un sentido. Entendemos el sentido desde el Psicoanálisis, como la dirección, magnitud e intensidad depositadas en el otro.

“Sin duda vivimos en una época de pérdida de fe en los valores que es, en consecuencia, una época de desesperación y de creencia en el absurdo de la vida”.

Entonces, la logoterapia y su técnica intentará restablecer y reajustar los valores, que al parecer han perdido consistencia en el sujeto, en la constante lucha por construir un camino a seguir.

Influencias Teóricas predominantes en la Logoterapia

“La Búsqueda de Sentido” en Freud:

Desde el Psicoanálisis freudiano la teoría Psicoanalítica está en un esfuerzo por ir rescatando las vivencias inconscientes para terminar dando mayor poder a la esfera del Yo.

El fin del Psicoanálisis es ir desenmascarando al Yo, debilitándolo hasta que caiga la última de las fantasías creadas en la esfera del Yo, no un fortalecimiento del Yo, que cree más represiones que no permitan encontrar una forma del trabajo a los contenidos inconscientes del sujeto, llegando así a dar cabida dentro del sujeto, dar escucha a su verdadera demanda. De la teoría Psicoanalítica se desprende como fin la búsqueda de hacer consciente al sujeto de sus propios impulsos.

En resumen la búsqueda de “sentido” en Freud, estaría asentado en la activación consciente de lo inconsciente del sujeto en la cual se desprende la solución y pseudo sentido (En el sentido de una constante de hacer consciente lo inconsciente, para la futura búsqueda de un camino).

“La Búsqueda de Sentido” en Adler:

Un concepto destacado en la psicología individual de Adler es el énfasis en la importancia de la cultura y las sociedades humanas. Esto es crucial para el desarrollo de la personalidad y para la orientación de las conductas y emociones en la vida de la persona.

Este moldeamiento de la expresión en el individuo en términos de la actitud propia hacia el ambiente sugiere que subyacente a todos los demás instintos y necesidades está la característica innata del interés social.

El interés social se expresa de manera subjetiva en la consciencia de un individuo de tener algo en común con otras personas y de ser uno de ellos.

Uno de los conceptos importantes en la psicología individual de Adler es el Finalismo, que surge a partir de que “la personalidad y características de un individuo son desarrolladas por las actitudes que adopta hacia el ambiente social en la infancia temprana”.

En este punto podemos tomar este constructo teórico para referirnos a la Logoterapia de Viktor Frankl. Para Adler el individuo debía además de sus instintos y necesidades, tener un interés social, este punto es crucial en la Logoterapia de Frankl, ya que este individuo pierde justamente el interés social porque pierde el sentido de su vida.

En resumen el “sentido” estaría subordinado a un interés social y este a su vez tendría íntima relación con los parámetros generales que te entrega la cultura y la sociedad.

Lo “Consciente” y lo “Responsable”:

Viktor Frankl cree que ambas teorías están dentro del reduccionismo psicológico, por una parte el Psicoanálisis reduce al hombre a ser controlado por una serie de impulsos sexuales con una energía determinada como la libido, y por el lado de la Psicología Individual de Adler postula que es reducido el hombre a un juego de complejos de inferioridad.

Frankl une lo que reduce en términos del poder desprender los fines de las anteriores teorías, para así dar una coherencia individual a su teoría de hombre desde los dos aspectos antes planteados. De la teoría Psicoanalítica se desprende como fin la búsqueda de hacer consciente al sujeto de sus propios impulsos, y de la teoría individual se desprende en el fin de buscar un ser responsable. Frankl intenta unir las teorías que parten desde postulados distintos pero que según él pueden ser unidas en una concepción unitaria de hombre como un ser consciente-responsable, por consiguiente también existencial.

Frankl admite que ambas teorías están obligadas en sí por sus constructos a estudiar sólo una parte de la existencia del hombre. Él partiendo ahora de esta unidad, que sólo acepta desde un plano ontológico, interviene con las teorías del existencialismo con influencias de Buber, Ebner y Moreno comprendiendo la existencia, como ser en cuanto otro, como la existencia en términos de coexistencia, en donde todo lenguaje está siempre comunicando a sí mismo, comunicando hacia un objeto, y siempre es sobre algo lo cual se comunica. Ahora bien, desde Brentano y husserl, Frankl toma el concepto de intencionalidad, entonces, podemos entender la correlación desde el lenguaje hacia la coexistencia, ya que dos sujetos que hablan sobre algo y hacia alguien están haciendo un todo estructurado, están haciendo un mundo de sentido, y este mundo en la existencia de sentidos es lo que podríamos llamar “Logos”. En este Logos se prueba la razón de una existencia donde el sujeto pueda trascender hacia objetos, “la Psicología que no pone en su seno los sentidos referentes a otros se castra a sí misma”.

El inconsciente espiritual

El inconsciente de Frankl difiere en muchos aspectos del inconsciente freudiano, hasta el punto de afirmar que la cualidad inserta en las dos concepciones hace su división netamente clara, pero debemos señalar que Frankl no postula otro espacio fuera del inconsciente , sino que , postula otra forma del inconsciente, en el sentido de inconsciente espiritual en tanto existencia .

La diferencia más elemental de los dos inconscientes, es la de sus caracteres cualitativos en cuanto contenido de lo inconsciente. Si pensamos en la cualidad del Freudiano éste es el recervorio de impulsos sexuales producto de vivencias en la infancia reprimidas, ahora, el inconsciente espiritual es lo que permite al sujeto ser en cuanto trascendencia. El inconsciente espiritual en cuanto posibilitador de la existencia nos permite no dejar solo al hombre frente a los impulsos o complejos de inferioridad , ya que según Frankl siguiendo a M. Boss, los impulsos y lo espiritual poseen la cualidad de ser inconmensurables. Por tanto, la pregunta de lo realmente humano se plantea ya no en la diferencia de lo consciente y lo inconsciente, la condición humana es ahora complementada con la invención por parte de Frankl como lo espiritual contenido en el inconsciente, es decir, la diferencia de lo realmente humano se plantea desde los aspectos cualitativos del inconsciente, lo espiritual y los impulsos , ya no desde un plano de la diferencia entre lo consciente y lo inconsciente, dado que sus líneas divisorias resultan ser demasiado poco claras y difusas , invirtiéndose los papeles en muchas ocasiones. Siempre siguiendo al autor en la necesidad de plantear un inconsciente espiritual está en la condición suficiente que trata de explicar de la trascendencia elemental en la existencia del hombre , dadas las influencias de Jaspers, Heidegger y Binswagner, de ser en el ahí y ser que decide, poniéndole el énfasis Analítico - Experiencial como un ser que es consciente y responsable , un ser espiritual desde lo inconsciente espiritual .

Paradigma

La logoterapia esta orientada al contrario del psicoanálisis , no hacer conscientes contenidos del inconscientes , sino que , el análisis existencial esta orientado a tornar consciente lo espiritual , concebido así el análisis está orientado a que el sujeto se vuelva consciente de su responsabilidad , conduce a una potencia de la existencia humana , a ser-consciente-responsable, es una terapia orientada a arrancar del espíritu de la consciencia de responsabilidad.

Ahora bien, el sujeto en su existencia es en si histórico , vive en un todo estructurado, es decir , un todo que el va construyendo en el diario vivir , en el convivir , en el coexistir , que lo plantea desde sus propios actos comunicativos e interrelacionados , sujeto a las tendencias de su propia existencia , dependiente de lo que plantea desde el inconsciente espiritual .

Este vivir encuentra un sentido en la interacción propia de la existencia del sujeto , este modo de trascender estructurado esta atravesado siempre por lo que llamamos sentido , ésta forma sistemática de relacionarse con los objetos es lo que Frankl llama sentido , es éste carácter esencial en el hombre determinado por su condición propia de ser humano , la que lo lleva a una constante preocupación de cual es el sentido de su propia existencia . Dependiendo de ésta condición necesaria de lo que llamamos humano , es donde el sujeto construye su imagen del mundo , con un sentido en toda forma de interacción con los objetos de ella, el sujeto esta construyendo su mundo dependiendo del sentido que les da a las experiencias de su existir . Da la impresión de que si antes el sujeto estaba siendo preso de sus impulsos , ahora lo es de su visión de mundo, expuesto por las condiciones de su existencia, a perderlo, por tanto es ahí donde la logoterapia busca su inserción dentro de la psicopatologia en su intento de complementar al sujeto en la formulación de neurosis noógenas. Pero la visión de sentido propuesto por Frankl esta determinada por el existir, pero ¿que significa esto ? . Se plantea , aunque no tan explícitamente , la siguiente frase del autor ... “ el hombre occidental , por lo menos , vive siempre en rigor y en última instancia bajo el imperio de valores que debe realizar , que se siente obligado a realizar creadoramente “... ( Psicoanálisis y Existencialismo , 1963 , pag 42) .

Entonces, éstos sentidos que se pierden y dan origen a formulaciones neuróticas noógenas son en si formas valorativas del sujeto en su existir , que se pierden producto también de la propia existencia . Frankl sobre esto postula , en la mayor parte de sus libros, grandes extensiones de ejemplos clínicos , donde el sujeto , pierde en su existencia el valor trascendental de su propia existencia. Cosa paradojal dentro de la teoría , pero es precisamente eso lo que pretende dar cura , es encontrar en el sujeto formas de visión del mundo , que le resultan ser carentes de sentido , por otras que pudiendo ser las mismas , contengan desde el sujeto , el sentido que se predio en el devenir de las experiencias del sujeto.

A modo de ejemplo , de las condiciones donde se da una perdida de sentido de la existencia , presentamos este caso , tratando de seguir a Frankl , de un burgués que se planteo como finalidad de su vida la condición de estabilidad en lo económico , pero ésta finalidad en sí , era la estabilidad familiar. Este burgués en el transito de su vida predio el fin en el medio para lograr la obra , es decir , perdió el fin último , los valores que lo llevaron a tratar de conseguir la condición planteada , lo que le producía llegado a una condición de estabilidad económica sentirse totalmente sin sentido , ahora , por lo mismo lo llevaba a seguir trabajando en éste sentido equivocado , equivocando el sentido de su vida , que le hacia sentir las consecuencias en los momentos que no trabajaba , en una sensación de vacío atormentante.

¿Qué es la logoterapia?

Es preciso indicar primeramente lo que no es la logoterapia. Esta no es una panacea. La determinación del método de la elección , en un caso determinado , viene a ser una ecuación con dos incógnitas: Y=x+y, donde x representa la singularidad y unicidad de la personalidad del paciente , e y la no menos singular y única personalidad del terapeuta. Para decirlo con otras palabras : ni cualquier método se puede aplicar en todos los casos con las mismas perspectivas de éxito , ni cualquier terapeuta puede poner en practica con la misma eficacia cualquier método. Y lo que hay que afirmar en general acerca de la psicoterapia , hay que afirmarlo también en particular acerca de la logoterapia. Para decirlo brevemente , nuestra ecuación puede completarse expresándola de la siguiente manera: y = x+ y= * . Y , sin embargo , Paul E . Johnson se atrevió una vez a decir : “ La logoterapia no es una terapia rival frente a otras , sino que pudiera constituir para las mismas un reto gracias a su factor plus “. Lo que constituye ese factor plus ( o factor de complemento ) , nos lo describe N. Petrilowitsch al afirmar que la logoterapia , por contraste con todas las demás psicoterapias , no permanece en el plano de las neurosis , sino que va más allá de ella y penetra en la dimensión de los fenómenos específicamente humanos. De hecho , el psicoanálisis considera la neurosis como el resultado de procesos psicodinamicos , e intenta por tanto tratar la neurosis poniendo en juego nuevos procesos psicodinamicos. En contraste con ello , la logoterapia asciende a la dimensión humana , y de esta manera llega a ser capaz de acoger en su instrumental los fenómenos específicamente humanos que encuentra en esa dimensión. Se trata de las dos características antropológicas fundamentales de la existencia humana, que se dan en esa dimensión : su autotrascendencia , en primer lugar , y , en segundo lugar , la capacidad para distanciarse de sí mismo , una capacidad que caracteriza no menos como humano al existir del hombre como tal .

La autotrascendencia señala el hecho antropológico fundamental de que el existir humano siempre hace referencia a algo que no es ese mismo existir , a algo o a alguien , a un sentido que hay que cumplir o a la existencia de un ser humano solidario con el que se efectúa un encuentro . Por tanto , el hombre no llega a ser realmente hombre y no llega a ser plenamente él mismo sino cuando se entrega a una tarea , cuando no hace caso de sí mismo o se olvida de sí mismo al ponerse al servicio de una causa o al entregarse al amor de otra persona. Ocurre lo mismo que con el ojo , que no es capaz de ejercer su misión de ver el mundo sino en la medida en que no se ve a sí mismo . ¿ cuando ve el ojo algo de sí mismo ? únicamente cuando esta enfermo : cuando padezco de catarata y veo una nube , o cuando padezco de glaucoma y veo alrededor una fuente de luz con los colores del arco iris , entonces mi ojo ve algo de sí mismo , entonces mi ojo percibe su propia enfermedad. Pero en esa misma medida se ha trastornado mi capacidad de visión.

Si no integramos la autotrascendencia en la imagen que nos formamos del hombre, no lograremos comprender la neurosis de masas ante la que nos hallamos hoy día. El hombre, en general, no se encuentra ya frustrado sexualmente , sino existencialmente. Hoy día , el hombre no padece tanto por sentimientos de inferioridad cuanto por el sentimiento del absurdo . Y ese sentimiento del absurdo suele ir acompañado de un sentimiento de vacío , de un vacío exsistencial . Y se puede probar que ese sentimiento de que la vida no tiene ya sentido , va cundiendo .

Ahora , si nos preguntamos que es lo que produce y puede originar el vacío existencial , ofreceremos la siguiente explicación : por contraste con el animal , al hombre no le dicen los instintos ni las pulsiones lo que tiene que hacer. Y por contraste con épocas anteriores , hoy día no hay ya tradiciones que le digan lo que debe hacer. Al no saber lo que tiene que hacer y al no saber lo que debe hacer , el hombre no sabe ya tampoco a ciencia cierta qué es lo que el quiere . ¿ La consecuencia ? una de dos : o el hombre quiere únicamente lo que los demás hacen , y eso se llama conformismo . O bien ocurre lo inverso : él hace únicamente lo que los demás quieren , en cuyo caso tenemos el totalitarismo. Hay, además, otro fenómeno que es consecuencia del vacío existencial ; se trata de un neuroticismo especifico , a saber la neurosis noógena , la cual se deriva etiológicamente del sentimiento del absurdo , de la duda de q que la vida tenga un sentido , de la desesperación de que exista en absoluto tal sentido.

Esto no quiere decir que esa desesperación sea ya en sí patológica. Preguntar por el sentido de la existencia , más aún , cuestionar en general ese sentido , es un acto humano más bien que un padecimiento neurótico ; por lo menos , se manifiesta en él madurez intelectual : no se acepta ya sin criticas y sin preguntas la oferta de un sentido , sin reflexionar sobre él , tomándolo sencillamente de las manos de la tradición . No , sino que el sentido debe descubrirse y hallarse de manera independiente y por sí mismo . Por tanto , el modelo médico no se puede aplicar sin más a la frustración existencial . Si ésta es una neurosis , entonces se trata de una neurosis sociógena .Por que es un hecho sociológico - a saber , la perdida de tradición - , lo que hace que el hombre de hoy se sienta existencialmente tan inseguro.

Hay también formas larvadas de frustración existencial . Mencionaremos aquí los casos frecuentes sobre todo entre la juventud universitaria , de suicidio ( que en el caso de los universitarios norteamericanos es la segunda causa más frecuente de muerte , después de los accidentes de transito , como ha averiguado J .N Knott del Rhode Island College . ) , la drogodependencia , el alcoholismo tan difundido y la creciente delincuencia juvenil. Con respecto a los suicidios , la Idaho State University examino atentamente a los casos de sesenta estudiantes universitarios que habían intentado suicidarse , y en el ochenta y cinco porciento de los casos el resultado fue que “ la vida no significaba ya nada para ellos “ . Se comprobó que el noventa y tres porciento de esos universitarios que padecían el sentimiento de absurdo se hallaban en excelente estado de salud física , participaban activamente en la vida social , habían obtenido excelentes calificaciones en sus estudios , y vivían en buena armonía con sus respectivas familia.

Con lo respecta a la drogodependencia , William J . Chalstrom , director de un centro de la Marina para la rehabilitación de drogadictos , no vacila en afirmar . “ más del 60 % de nuestros pacientes se quejan de que su vida carece de sentido. “Betty Lou Padelfdord ( tesis doctoral , United States International University, 1973 ) pudo comprobar estadísticamente que la razón de fondo de la drogodependencia no es, ni mucho menos , la “débil imagen del padre, “ como acusan a menudo los psicoanalistas , sino que la investigadora , basándose en los 416 estudiantes universitarios por ella examinados , pudo mostrar que el grado de frustración existencial se halla en correlación significativa con el índice de adición de las drogas : dicho índice,, en los casos de personas no frustradas existencialmente , alcanzaba un promedio de 4.25 , mientras que en los casos de personas frustradas existencialmente el promedio era de 8.90, es decir, más del doble.

Algo análogo se puede decir con respecto al alcoholismo , entre los casos graves de este problema se observo que el noventa porciento padecían de un inmenso sentimiento del absurdo de su propia vida. James C . Crumbaugh , basándose en tests , comprobó objetivamente en los casos de alcoholismo que la logoterapia fue todo un éxito ( a nivel de grupo ) y comparándolo con otros métodos de tratamiento , pudo afirmar “ tan solo la logoterapia mostró una mejora estadísticamente significativa “. Ahora con respecto a la delincuencia W. A. M Black y R. A. M Gregson , de una universidad de Nueva Zelandia , averiguaron que la delincuencia y el sentido de las vida se hallan mutuamente en proporción inversa . Los reclusos que habían ingresado repetidas veces en prisión en las cárceles del país , al aplicárseles el tests de Crumbaugh , se diferenciaban del promedio de la población en una proporción de 85 a 115 .

Habiendo hecho un breve viaje por algunas de los problemas que se dan en la sociedad , nos hallamos ante la posibilidad de una intervención logoterapeutica y a poner en marcha procesos para hallar un sentido. Sin embargo , después de examinar las múltiples y variadas manifestaciones y expresiones de la frustración existencial , debemos preguntarnos ahora cual será la condición del existir humano : cual es el presupuesto ontológico de que , por ejemplo, los sesenta universitarios examinados por la Idaho State University intentaran cometer suicidio , sin que existieran previamente razones psicofísicas o socioeconómicas . Para decirlo con una sola palabra: hay que estudiar cómo esta constituida la existencia humana para que sea posible , en general , la frustración existencial . Con otras palabras : empleando la expresión misma de Kant , estudiaremos cual es la “condición de posibilidad “ de la frustración existencial. Y no andaremos muy descaminados , si suponemos que el hombre esta estructurado de tal manera que su condición es tal que sencillamente no puede prescindir de tener un sentido en su vida. Para decirlo brevemente , no entenderemos la frustración de una persona si primero no entendemos su motivación . Y la presencia en todas partes del sentimiento del absurdo ( del sentimiento de que la propia existencia no tiene sentido ) , nos servirá de indicador cuando tratemos de saber cual es la motivación primaria , que es lo que el hombre quiere supremamente.

La logoterapia enseña que el hombre , en el fondo está penetrado de una voluntad de sentido . Ahora bien , esta teoría suya ( Frankl) de la motivación puede definirse operacionalmente , aún antes de su verificación y validación empíricas . Y puede hacerse dando la siguiente explicación : llamamos sencillamente voluntad de sentido a aquello que se frustra en el hombre siempre que éste cae en el sentimiento del absurdo y del vacío.

Dediquémonos ahora a la cuestión acerca de lo que pudiéramos emprender frente a la frustración existencial , es decir, la frustración de la voluntad de sentido , y frente a la neurosis noógena . Ahora bien , propiamente no se puede dar sentido , y menos el terapeuta. Este no puede dar sentido a la vida del propio paciente , o entregar ese sentido al paciente para que se ponga en camino . El sentido debe hallarse . Y en cada caso no puede hallarlo sino uno mismo . Y este asunto lo lleva a cabo la propia consciencia moral . En este sentido hemos designado la consciencia moral como el órgano de sentido. Por tanto , el sentido no puede darse como quien da una prescripción médica . Pero lo que si podríamos hacer es describir lo que pasa en el interior del hombre, siempre que él se pone a buscar un sentido. En efecto , se ha visto que el hallar un sentido termina en la percepción de una forma , tal y como lo entienden Max Wertheimer y Kurt Lewin , que hablan ya del carácter de exigencia que es inherente a determinadas situaciones.

Solo que en forma de sentido no se trata de una figura que nos salte a la vista desde un trasfondo , sino que lo que se percibe siempre al hallar el sentido es , sobre el trasfondo de la realidad , una posibilidad : la posibilidad de transformar de una u de otra manera a realidad.

Ahora se ve que el hombre llano y sencillo , es decir, el hombre que durante años no se ha visto expuesto a la indoctrinación , sea como estudiante universitario en el terreno académico , sea como paciente en el sofá del analista , sabe desde siempre por que caminos puede hallarse sentido y llenar de sentido la propia vida . A saber , primordialmente realizando una acción o creando una obra , es decir , creativamente . Pero también por medio de una experiencia , esto es , cuando experimentamos algo o alguien , y experimentar a alguien en toda su singularidad y unicidad significa amarle. La vida se muestra como incondicionalmente significativa , permanece llena de sentido - tiene sentido y lo conserva- en todas las condiciones y circunstancias. Porque , en virtud de una autocomprensión ontológica prerreflexiva , de la que destila toda una axiología , sabe también no menos el hombre de la calle que, aun en el caso - o, mejor , precisamente en el caso - de que se vea confrontado con un hecho inmutable , es capaz de demostrar su humanidad precisamente en el dominio de esa situación : es capaz de dar testimonio de lo que el hombre pueda hacer. Por tanto , lo que entonces cuenta es la actitud y la postura con lo que el hombre encaje los ineludibles golpes del destino en la vida. Por consiguiente , al hombre le ha sido dado y permitido arrancarle y ganarle a la vida un sentido. Y eso hasta su último aliento.

Desarrollada originalmente de manera intuitiva esta Logoteoria dentro del marco de la Logoterapia , o doctrina acerca de los denominados originalmente “ valores creativos, valores de vivencia y de actitud “, ha sido entre tanto verificada y validada empiricamente. Es así como diversos científicos ( Brown, Casciani, Dansart y otros..) han podido comprobar que el hallar el sentido y colmar de sentido son cosas independientes de la edad y grado de formación , del sexo masculino o femenino , y del hecho de que uno sea persona religiosa o irreligiosa y, si profesa una religión , del credo religioso que profese.

¿Cuál es la Aplicación práctica de esta logoterapia?

Nos gustaría citar aquí el caso de una enfermera que fue presentada en el seminario que dio Viktor Frankl para el departamento de Psiquiatría de la Stanford University.

Esta paciente sufría un cáncer no operable , y ella lo sabía. Entro llorando en la habitación en la que estaban reunidos los psiquiatras de Stanford University, y con voz ahogada por las lagrimas hablo de su vida y de lo difícil que sería para ella despedirse de todo lo vivido. Hasta ese momento , Frankl, no había tenido ocasión para introducir en las conversaciones ideas sobre la Logoterapia. . Pero esto se convirtió en algo positivo , se pudo comprender e interpretar como cosa llena de sentido aquello que a los ojos de esa mujer había sido lo más negativo : el tener que abandonar lo más preciado que había para ella en el mundo . ( con las propias palabras de Frankl) , no necesite más que preguntarle que diría una mujer que no tuviese hijos. Yo estaba convencido de que , incluso la vida de una mujer que no hubiera tenido hijos , no tenía por que ser absurda. Pero me imaginaba perfectamente que esa mujer estuviera desesperada porque no había nada ni nadie “ que ella tuviera que dejar en el mundo “, cuando llegase la hora de partir de este mundo. En ese instante brilló el rostro de la paciente . De repente había llegado a ser consciente de que lo que le interesa no es que tengamos que decir adiós a todo, porque antes o después todos tendremos que hacerlo , sino que lo que interesa es que haya algo a lo que tengamos que decir adios. Algo que podamos dejar en el mundo : algo con lo que podamos cumplir un sentido y que nos llene en el día en que se cumpla nuestro tiempo .Sería difícil describir lo aliviada que se sintió la paciente , después que el dialogo socrático que habíamos mantenido entre nosotros tomó un giro copernicano. Ahora desearía establecer un contraste entre el estilo logoterapeutico de una intervención y el estilo psicoanalítico , tal como puede verse por un trabajo de Edith Weisskopf- Joelson : “ el efecto desmoralizador de la negación del sentido de la vida , principalmente del sentido profundo que potencialmente es inherente al sufrimiento , puede ilustrarse con ayuda de la psicoterapia que un freudiano aplicó a una mujer que padecía de cáncer incurable “ y Weisskopf- Joelson hace que K. Eissler tome la `palabra : “ esta mujer comparaba la plenitud de sentido de su vida anterior con el absurdo de su fase actual : pero aún ahora , cuando esta mujer no podía ya ejercer su profesión y tenía que permanecer echada durante muchas horas del día , su vida seguía siendo significativa , pensaba ella , y lo seguía siendo porque su vida seguía siendo importante para sus hijos , y ella de esta manera tenía que cumplir una tarea. Pero una vez que la trasladaron al hospital , sin perspectiva de volver jamás a casa , y cuando ya no fue capaz de abandonar la cama, esta mujer se convertiría en un amasijo de carne inútil y perezosa y su vida perdería todo sentido. Es verdad que esta mujer estaba dispuesta a soportar todos los dolores , mientras ello siguiera teniendo algún sentido. Pero ¿ para que quería yo condenarla a soportar sus padecimientos en un momento en que la vida había dejado ya hacía mucho tiempo de tener sentido ? Yo replique que esa mujer había cometido un burdo error; por que toda su vida había carecido de sentido , y desde siempre había vivido sin sentido , aun antes de que estuviera enferma . Hallar un sentido a la vida , dije yo, es algo que los filósofos habían intentado siempre inútilmente . Y , por tanto, la única y exclusiva diferencia que había entre su vida anterior y su vida actual era que , en la fase anterior de su vida , ella había sido capaz todavía de creer que la vida tuviese un sentido , mientras que en la fase actual no era capaz de creerlo . En realidad , le dije encarecidamente , las dos fases de su vida habían carecido absolutamente de sentido . Ante esta revelación , la paciente se llenó de perplejidad , me dijo que apenas comprendía lo que yo quería decirle y prorrumpió en lagrimas”. Eissler no sólo inspiro a la paciente la fe en que incluso el sufrimiento puede tener un sentido , sino que además , llego a quitarle la fe en que toda su vida hubiera podido tener incluso el más mínimo sentido.

Habrá quedado claro que nosotros ( los logoterapeutas ) , para diagnosticar tan solo la frustración existencial o incluso una neurosis noógena , necesitamos ver en el hombre un ser que , en virtud de su propia autotrascendencia , se halla constantemente a la búsqueda de su propio sentido. Pero , en lo que se refiere no ya al diagnostico , sino a la terapia - y no a la terapia de neurosis noógena, sino a la terapia de la neurosis sociógena -, para agotar todas las posibilidades debemos recurrir a la capacidad , no menos distintiva del hombre , de distanciarse con respecto a sí mismo . Y esta capacidad la encontramos no en último lugar en forma de la capacidad humana para el humor.

Precisamente , el objetivo de la técnica logoterapeutica de la intención paradójica consiste en movilizar la capacidad para el autodistanciamiento en el marco del tratamiento de la neurosis psicógena , mientras que el fundamento de otra técnica logoterapeutica , la de derreflexión , es el otro hecho antropológico fundamental , a saber , la autotrascendencia .

Resumen

En una ocasión se le preguntó a Viktor Frankl, ¿Puede definirme en una frase lo que quiere decir Logoterapia?, a lo que Frankl respondió ¿Puede definirme Ud. en una frase la esencia del Psicoanálisis?, la respuesta que esta persona le dio fue: "En el psicoanálisis, el paciente se tiende en un diván y le dice a usted cosas que, a veces, son muy desagradables de decir". De inmediato Frankl replicó: "Pues bien, en la logoterapia, el paciente permanece sentado, bien derecho, pero tiene que oír cosas que, a veces, son muy desagradables de escuchar".

Con lo anterior quiso decir que la logoterapia es un método menos retrospectivo y menos introspectivo. La logoterapia mira hacia el futuro, es decir, a las acciones que va realizar el sujeto en el futuro. La logoterapia se desentiende de todos los mecanismos de retroacción que tan importante papel juegan en el desarrollo de las neurosis.

La logoterapia se centra en el significado de la existencia humana, así como en la búsqueda de dicho sentido por parte del hombre. Es por esto que Frankl, habla de la voluntad de sentido, en contraposición a la voluntad de placer en que se centra el Psicoanálisis freudiano, y en contraste con la voluntad de poder que enfatiza la psicología de Adler.

Voluntad de Sentido:

La búsqueda del sentido de la vida constituye una fuerza primaria de los impulsos instintivos del hombre. Este sentido es único y específico en cuanto es uno mismo y uno solo quien tiene que encontrarlo; únicamente así logra alcanzar el hombre un significado que satisfaga su propia voluntad de sentido.

Logos o "sentido" no es sólo algo que nace de la propia existencia, sino algo que hace frente a la existencia. Esto se considera verdadero no sólo por lo que ser refiere a la sublimación de los impulsos instintivos, sino también por lo que toca a lo que Jung denomina arquetipos del "inconsciente colectivo", en cuanto estos últimos serían también las expresiones propias de la humanidad, como un todo. Según Sartre, el hombre se inventa a sí mismo, concibe su propia "esencia", es decir, lo que él es esencialmente, incluso lo que debería o tendría que ser.

Frustración existencial:

La voluntad de sentido del hombre puede también frustrarse, en cuyo caso la logoterapia habla de la frustración existencial.

La frustración existencial se puede resolver en neurosis. Para este tipo de neurosis, Frankl las llamó neurosis noógenas, en contraste con las neurosis en sentido estricto, es decir las neurosis psicógenas.

Las neurosis noógenas no tienen su origen en lo psicológico, sino más bien en la dimensión noológica, de la existencia humana. Este término logoterapéutico denota algo que pertenece al núcleo "espiritual" de la personalidad humana. No obstante hay que recordar que para Frankl el término espiritual no tiene una connotación religiosa, sino que hace referencia a la dimensión específicamente humana.

Neurosis noógena:

Las neurosis noógenas no nacen de los conflictos entre impulsos e instintos, sino más bien de los conflictos entre principios morales distintos de los conflictos morales o, expresándonos en términos más generales, de los problemas espirituales, entre los que la frustración existencial suele desempeñar una función importante.

La logoterapia considera en términos espirituales temas asimismo espirituales, como pueden ser la aspiración humana por una existencia siginificativa y la frustración de ese anhelo. Dichos temas se tratan con sinceridad y desde el momento que se inician, en vez de rastrearlos hasta sus raíces y orígenes inconscientes, es decir, en vez de tratarlos como instintivos.

No todos los conflictos son necesariamente neuróticos y, a veces, es normal y saludable cierta dosis de conflictividad.

Viktor Frankl se refiere a la logoterapia: "La logoterapia considera que es su cometido ayudar al paciente a encontrar el sentido a su vida. La logoterapia difiere del Psicoanálisis en cuanto considera al hombre como un ser cuyo principal interés consiste en cumplir un sentido y realizar sus principios morales, y no en la mera gratificación y satisfacción de sus impulsos e instintos ni en poco más que la conciliación de las conflictivas exigencias del ello, del yo y del superyo, o en la simple adaptación y ajuste a la sociedad y al entorno".

El vacío Existencial:

En el vacío existencial el hombre carece de un instinto que le diga lo que ha de hacer; en ocasiones no sabe ni siquiera lo que le gustaría hacer. En su lugar, desea hacer lo que otras personas hacen (conformismo) o hace lo que otras personas quieren que haga (totalitarismo).

El vacío existencial se manifiesta sobre todo en un estado de tedio. El hastío es causa de más problemas que la tensión y, desde luego, lleva más casos a la consulta del psiquiatra.

La frustración existencial suele manifestarse en forma de compensación sexual y así, en los casos de vacío existencial, podemos observar que la libido sexual se vuelve agresiva.

El sentido de la Vida:

Lo que importa no es el sentido de la vida en términos generales, sino el significado concreto de la vida de cada individuo en un momento dado.

A cada hombre se le pregunta por la vida y únicamente puede responder a la vida respondiendo por su propia vida; sólo siendo responsable puede contestar a la vida. De modo que la logoterapia considera que la esencia íntima de la existencia humana está en su capacidad de ser responsable.

La logoterapia como técnica:

La logoterapia basa su técnica denominada de la “intención paradójica” en la dualidad que, por una parte el miedo hace que se produzca lo que se teme y, por otra, la hiperintención estorba lo que se desea. Por intención paradójica, se invita al paciente fóbico, por ejemplo, a que intente hacer precisamente aquello que teme, aunque sea sólo por un momento.

La logoterapia consiste en darle la vuelta a la actitud del paciente en la medida en que su temor se ve reemplazado por un deseo paradójico.

“El neurótico que aprende a reírse a sí mismo puede estar en el camino de gobernarse a sí mismo, tal vez de curarse”. La intención paradójica es la constatación empírica y la aplicación clínica de la afirmación de Allport.

La intención paradójica no es una panacea, pero sí un instrumento útil en le tratamiento de las situaciones obsesivas, compulsivas y fóbicas, especialmente en los casos en que subyace la ansiedad anticipatoria.

La ansiedad anticipatoria debe contraatacarse con la intención paradójica, la hiperintención, al igual que la hiperrreflexión deben comnbatirse con la “de-reflexión”; esta no es posible, finalmente, si no es mediante un cambio en la orientación del paciente hacia su vocación específica y su misión en la vida.

No es el ensimismamiento del neurótico, ya sea de conmiseración o de desprecio, lo que puede romper la formación del círculo; la clave para curarse está en la trascendencia de uno mismo.

Conclusiones Finales

Creemos que lo que se ha descrito en este trabajo es la base teórica más importante de la logoterapia de Viktor Frankl.

A través del acercamiento con este constructo teórico nos hemos dado cuenta de la importancia de la búsqueda de sentido para el hombre. Esta búsqueda de sentido sin duda que marca el desarrollo personal de cada persona. A partir de esta teoría nos preguntamos muchas veces ¿cuál es el sentido de la vida?, ¿Mi vida tendrá realmente un curso lógico?, estas interrogantes pueden ser respondidas a través de la logoterapia, siempre y cuando el individuo se haga responsable de sus propias acciones.

El que el individuo se haga responsable de sus acciones es fundamental en la logoterapia, porque es en base a esto en lo que el logoterapeuta centra la terapia.

Creemos también que la logoterapia ha sido un gran aporte para la psicología actual, porque nos permite acercarnos al hombre en uno de los temas más conflictivos y complicados en el mundo actual, este mundo actual que esta lleno de presiones, que vive rápidamente y que muchas veces con este estilo de vida se llega a perder el sentido de la vida.

Finalmente queremos destacar que este trabajo está orientado para conocer los principales aportes de Viktor Frankl a la Psicología a través de su teoría de la Logoterapia, sin duda, que sus aportes son mayores que los descritos en este trabajo, pero al menos logramos interiorizar al lector con la terapia de Viktor Frankl.

Bibliografía

  • Viktor Frankl, El Hombre en busca de sentido, 17ª edición 1995.

  • Viktor Frankl, El Hombre Doliente, 1992.

  • Viktor Frankl, Psicoterapia al alcance de todos, 1995.

  • Viktor Frankl, Introducción a la teoría de las neurosis, 1994.

Viktor Frankl, El Hombre Doliente, tercera edición 1994.

Alexander Pfänder, Schriften aus dem Nachlass zur Phänomenologie und Ethik.

Existencialismo: corriente filosófica, nacida a comienzos del siglo XX, que antepone lo vital a lo teórico y concede gran importancia a la decisión personal, con tendencia a vivir el presente de forma angustiosa, ya que el futuro es inasequible.

Viktor Frankl, Psicoterapia y Humanismo, 1984, página 73.

El Hombre en busca de Sentido, Viktor Frankl, 17º edición, 1995.

Del griego noos, que significa mente.

Viktor Frankl, El hombre en Busca de Sentido, 17º edición, 1995.

Cordon W. Allport, The individual and his religion, The Macmillan Company, Nueva York, 1956, página 2.

Viktor Frankl, El hombre en busca de sentido, 17ª edición, 1995, pagina 124.

23